BLOGS

Transfobia

Por Flor de Torres Flor de Torres

Ser transfóbico es rechazar a tus iguales. Es un odio que se instala en el estigma al que sometemos a un colectivo: el de los y las transexuales que está cifrado en 1 por 10.000 habitantes y pendientes de tratamiento integral a su disforia de género en un total de 3.000 en  España. La cifra es mucho mayor pues estos son datos oficiales de la comunidad médica. Muchas personas transexuales provienen del fenómeno migratorio y no se acercan a centros médicos oficiales para su tratamiento por estar indocumentados.

La transfobia incluye la intolerancia, el acoso, la agresión, la injuria, la violación, la violencia psicológica, la no aceptación de sus derechos o la negación  de asilo en nuestro país cuando su país de origen persigue a la persona y denigra sus derechos humanos. Su  base real es la negación de la identidad de género, que es tan personal como cualquier otro derecho.

 

Poster de la película Transamerica.

Poster de la película Transamerica.

Apenas han pasado 60 años de leyes tan vergonzosas, tan denigrantes con los derechos humanos como la Ley de vagos y maleantes de 1954 o la Ley de peligrosidad y rehabilitación social de 1970 que castigaba a las personas que no cumplían los estereotipos del binarismo sexual y de género.

Ha sido el movimiento social y la necesidad de transmitir el mensaje que una persona es hombre o mujer porque así se siente para que comencemos a respetar  el derecho a ser y sentirse con la  identidad de género que cada persona decide como propia y que coincidirá o no con su genitalidad.

Y es que la identidad sexual no es lo mismo que la identidad de género. La sexual vendrá después, cuando esa persona transexual  derive en situaciones de afectividad hacia hombres o mujeres en su libertad sexual.

Yo siento y respeto al  ser humano plural, con matices, colores  e identidades diversas. Y esa es hoy una realidad pues se ha superado el binarismo sexual excluyente.

Prueba de ello son los avances legales que los nombran. Andalucía puede llegar a convertirse en la Comunidad que cumpla las recomendaciones de la Unión Europea en su informe de 12/12/12 de no discriminar a los y las transexuales. Navarra y País Vasco ya cuentan sus propias normas autonómicas, pero sería la andaluza la que siga la estela de la ley argentina por apostar con una Ley  Integral  de Transexualidad así como por un tratamiento integral a la persona transexual. Un avance en derechos que espera su convalidación parlamentaria tras ser registrada hace escasos días. Un impulso necesario en discriminación positiva a un colectivo hasta hoy invisible en instituciones y en derechos.

Por ello no discrimines a tus iguales.  Lleva siempre contigo el artículo 14 de la Constitución. No salgas nunca sin él.

 

Flor de Torres Porras. Fiscal Delegada de la Comunidad Autónoma de Andalucía de violencia contra la mujer y contra la discriminación por identidad sexual y de género.

10 comentarios

  1. Dice ser gandara

    Ser transfobo es pader fobia a las grasas trans, aunque también hay otros tipos de transfobias, como la fobia a los ruidos producidos por el tránsito rodado.

    18 febrero 2014 | 09:05

  2. Dice ser Rigorporfavor

    Sólo un comentario.
    La ley de vagos y maleantes era de la II República, el franquismo sólo la modificó.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_vagos_y_maleantes

    18 febrero 2014 | 10:10

  3. Dice ser Patricia

    Comentarios como los anteriores ponen de manifiesto lo muchísimo que falta para concienciar de verdad a la ciudadanía sobre la enorme discriminación que sufren las personas trans en nuestras sociedades supuestamente tan avanzadas. ¿qué importa si el términos transfobia se utilizaba hasta ahora para las grasas o los ruidos? ¿Y qué más da de cuando data la ley de vagos y maleantes, ley que, por cierto, sin duda tiene su punto de referencia histórico activo en el franquismo (sea lo que sea lo que diga wikipedia)?
    Lo importante es el fondo de este comprometido artículo que pretende sacar a la luz un problema gravísimo de discriminación al que nunca hemos dado importancia. La invisibilidad de ciertas personas es un drama social que tenemos que asumir entre todos, todas y todxs!! Gracias Flor por ayudar en esta causa!!

    18 febrero 2014 | 10:50

  4. Dice ser Antonio

    @Patricia,

    Creo que te has colado bastante con tu comentario, y mas con los comentarios que citas y los que se suelen ver por este blog….

    Uno que pone el significado de la RAE de la palabra usada, y otro de aporta un detalle historico que se cita en el blog. Ambos añaden informacion, ni siquiera llegan a dar una opinion a favor o en contra para que pongas esto “Comentarios como los anteriores ponen de manifiesto lo muchísimo que falta para concienciar de verdad a la ciudadanía sobre la enorme discriminación que sufr…..”

    Que ya me diras como muestran su conciencia dos personas que hacen matices sin dar su opinion.

    Un saludo.

    18 febrero 2014 | 12:53

  5. Dice ser gandara

    gravísimo, gravísimo, el más grave de los problemas que padecemos los españoles actualmente, ni paro, ni invasión de inmigrantes africanos, ni recortes en derechos laborales y sociales, la trans-fobia, la trans-fobia, eso es.

    18 febrero 2014 | 13:35

  6. Dice ser viviresfacilconlosojoscerrados

    Si os ocurriera a vosotros, no haríais bromas. Reirse de otro es facil y gratis. mientras le peguen a él, o a ella. y si hubiera igualdad daria igual ser hombre o mujer pero no, no te toca lo mismo y no te sientes igual. a mí me ha gustado el artículo

    18 febrero 2014 | 14:18

  7. Dice ser Almudena

    Rigorporfavor

    La modificó justo para incluir a los homosexuales, que es a lo que se refiere el post. “Ley de vagos y maleantes de 1954 o la Ley de peligrosidad y rehabilitación social de 1970 que castigaba a las personas que no cumplían los estereotipos del binarismo sexual y de género” Lo explica el artíciulo de la wikipedia que tu mismo citas.
    Si pides rigor, se tu riguroso, por favor

    18 febrero 2014 | 14:32

  8. Dice ser albitaguapa2

    muy buenos los comentarios de gandara

    18 febrero 2014 | 15:37

  9. Dice ser Saida

    El articulo está fenomenal, la pena es que se quede en eso… el manifiesto de una buena intención.
    Lástima que cuando se tiene la oportunidad de defender esos derechos, esa visión plural, esa igualdad, uno prefiera bajar la mirada, retirar las denuncias y favorecer que, una vez más, el pez grande se coma al chico, como le ha ocurrido a esa pequeña de Málaga, que algunos conocemos más que otros y que va a tener que cambiar de colegio, de compañer@s, de vida practicamente, porque el artículo 14 vale siempre y cuando los que estén del otro lado de la mesa no sean los intocables, los
    poderosos, la iglesia (esa que no está “del lado de” sino del suyo propio) … menos demagogia, por favor.

    18 febrero 2014 | 22:27

  10. Dice ser Eduardo

    Tenemos mucha suerte de estar en un estado “aconfesional”, porque así no tenemos necesidad de confesarnos para que nos puedan hacer comulgar con ruedas de molino.

    Parece que hemos evolucionado mucho pero en el fondo hemos cambiado de tener un tirano a tener muchos.

    19 febrero 2014 | 13:29

Los comentarios están cerrados.