BLOGS

Irina y Sergio

Por Flor de Torres Flor de Torres

Hoy les cuento esta historia real. Una historia de violencia de género y desigualdad. De muerte y  de asesinato de derechos. De exterminio  de una imagen: la de la mujer y su derecho a ser ella misma. Mi objetivo es que no se cuestione. Se basa en una Sentencia Firme. Me mueve  transmitir lo que representa la violencia de género a través de dos víctimas reales. Irina y su hijo Sergio. Algo más que dos asesinatos.

I. D. mató a su pareja Irina, de 28 años. Atravesó su cuerpo de ocho puñaladas por la espalda y a su hijo Sergio, de nueve meses, de cuatro más el 28 de mayo de 2004 a las 16.15. Irina estaba amamantando a Sergio. D. cogió previamente dos cuchillos de la cocina para asegurar sus golpes certeros. Sergio fue trasladado en brazos de su madre mortalmente herida al domicilio de una vecina, donde falleció.

I. D. pudo llevar a cabo su plan certero, preciso y cobarde de acabar con las dos vidas. Primero se cercioró de que Irina viera morir a su hijo Sergio en sus brazos. Ocurrió media hora antes de que su madre lo hiciera. Antes de morir, Irina tuvo plena conciencia de que su hijo había sido asesinado por su padre. La Sentencia dice: ‘I. D. mantuvo en todo momento y hasta su detención una actitud de frialdad de ánimo, no socorriendo a sus víctimas y estando apoyado en el quicio de la puerta de la vivienda, sonriendo con una de las armas blancas en la mano’. Sus víctimas tenían heridas previas, signos de la violencia del maltratador en sus constantes agresiones y vejaciones.

Hoy D. cumple condena de 37 años. La sentencia le hizo responsable de todos los actos sin admitir ningún tipo de atenuación.  Se le condenó además de estos dos asesinatos por ser un maltratador habitual. Desde comienzo de la convivencia sometía a ambos  a malos tratos habituales  físicos y psíquicos así como  constantes actos vejatorios. Han pasado ya casi 10 años desde esta escena, y siete años de este juicio al que yo personalmente asistí como Fiscal.

Pienso cómo se puede sobrevivir a la violencia de género y no estar  socialmente implicado contra ella. Cómo es posible cuestionar esta realidad. Cómo se puede simplificar y discutir su existencia ante tantas mujeres que la padecen.

Es la ley la que nos marca el camino de la condena y la absolución. En un proceso intervenimos muchos profesionales que acreditamos la realidad de un hecho. En el juicio de Irina y de Sergio, tuvimos cabida profesionales de la psicología, forenses, trabajadores sociales, policías, abogados, médicos, magistrados y fiscales. Comparecieron testigos y nos apoyamos en pruebas médicas y periciales. Somos todos  los filtros y la garantía de los derechos. Del equilibrio entre los derechos del maltratador y los de las víctimas. Y esa garantía preside todos nuestros actos en los procesos. Es por tanto incuestionable la realidad de la violencia de género para tantos profesionales expertos.

Sergio e Irina representan a todas las familias rotas por los feminicidios. Desde 2003 hasta finales de 2013 han sido 712 en España. Nos faltan Irina y Sergio. Hoy Sergio tendría nueve años e Irina, 37. Y ésta es la realidad de la violencia de género. No la cuestionen.

 

Flor de Torres es Fiscal delegada de Andalucía de violencia a la mujer y contra la discriminación por identidad sexual. Este artículo de opinión está basado en hechos probados en la Sentencia Firme Nº468/2004 de la Audiencia Provincial de Málaga. Sección 1º de 3 de Julio de 2006.

17 comentarios

  1. Dice ser Carla

    Y las miles de mujeres que todos los dias están al borde del abismo viviendo aterrorizadas.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    10 febrero 2014 | 07:34

  2. Dice ser Javi

    Yo sé de una mujer y su hija que las intentaron matar hace poco con el típico pensamiento del “machito” O es conmigo o con nadie… Ahhhh noooo que esto fue una mujer, la que intento matar a la mujer y a la hija del periodista. Sois unas manipuladoras y unas hipócritas.

    10 febrero 2014 | 09:59

  3. Dice ser El.Soberano

    Pobre mujer. Espero que el asesino se pudra en la cárcel.

    Tengo un amigo con una teoría acerca de la violencia “de género”. No debería llamarse de género, porque no se trata de un hombre ejerciendo autoridad sobre una mujer, sino de un humano ejerciendo dominación sobre otro.

    Da igual el sexo o la identidad sexual, es alguien más fuerte abusando de alguien más débil. ¿Qué condena tendrá por matar al bebé? Pues matar a un menor. Y ya.

    Sin embargo, según la teoría de mi amigo, si se juzgara a la gente por la diferencia de fuerza física y no por sexo, a este asesino le caería una condena mucho mayor. ¿90 kilos contra 9? 10 veces más peso, agravante brutal.

    Su idea de ley tendría en cuenta la masa muscular, y el peso, y con ambas (cuantificables) se podrían dar condenas más justas tanto para estos casos de violencia de pareja como para agresiones a menores.

    Precisamente porque existen diversas identidades sexuales… ¿no debería haber una ley que recogiera todas las agresiones en pareja? Tengo entendido que los hombres heteros pueden ser agredidos por sus mujeres, pero también los hombres gays y las lesbianas.

    Y son tres casos que la actual ley no contempla. Quizá minoritarios, pero si atendiéramos a este hecho, los homosexuales no tendrían derechos.

    Usted tiene cierto cargo al ser fiscal. Mire a ver si esta teoría pudiera llevarse a cabo para conseguir igualdad de verdad. La discriminación positiva sigue siendo discriminación.

    Suerte.

    10 febrero 2014 | 10:20

  4. Dice ser Realidad

    Terrible, pero a ver si alguna fiscala pone los datos de niños asesinados por sus madres, que son muchos mas que aquellos asesinados por sus padres, o tambien los hombres asesinados por sus mujeres, que son menos que aquellas asesinadas por sus parejas, pero no tantos menos.

    Gracias

    10 febrero 2014 | 10:39

  5. Dice ser Ana

    Si la sociedad sigue siendo tan poco condundente con estos crímenes da la espalda a las víctimas, mujeres y niños, los deja a merced de malas personas que se cuelan en sus vidas para arrebatárselas. Es terriblemente injusto.

    10 febrero 2014 | 10:54

  6. Dice ser Brisha

    ¿Que no cuestionemos qué?

    ¿Que el asesinato fue perpetrado por un desequilibrado mental?

    Los hechos:

    I.D de origen UCRANIANO tenia amenazada a su compañero Irina desde el 2002 la cual acudió por 12 ocasiones por ayuda a los servicios sociales (es evidente que poco se la ayudo).
    Irina jamás se marchó de la casa de Ihor (se llama así el acusado) pese a las amenazas porque dependía de el económicamente y estaba en situación irregular en España.

    Ihor dijo en el juicio que escuchaba “voces” que le decían que el niño no era suyo.

    Bien, todo esto es incuestionable. Es cierto, hubo un juicio y una sentencia. El acusado admitió su culpa y fue a la cárcel. Que Ihor pegaba a su pareja a su pareja es también un hecho.
    Yo no sé vosotros, pero a mí me parece un hecho aislado; ya sea por una cultura distinta a la nuestra (Ucrania no es el mejor país del mundo en cuestión de derechos sociales e igualdad) como por el hecho de que Ihor no estaba muy bien cuando decidió asesinar a su pareja y a su hijo.. Pero de ahí a que podamos enmarcar el asunto en “violencia machista”.
    Claro, que si cualquier altercado entre hombre y mujer es violencia machista yo cometo ese delito cada vez que discuto con mi señora (que los tiene tan bien puestos como el que más).

    En fin, lo siento por ese bebe que es realmente el gran damnificado del asunto.

    10 febrero 2014 | 10:57

  7. Dice ser Antonio

    No todo es blanco o negro, no se trata de negar la existencia de violencia de genero, no se trata de cuestionar que exista, pero algunos, entre ellos yo, no apoyamos las leyes que se aplican en estos casos, en unos por ser muy suaves con los culpables, en otras por la perdida de presuncion de inocencia, y por ultimo la desigualdad ante un mismo crimen dependiendo del genero de la victima y agresor.

    Mientras se busque generar desigualdad como solucion a un problema, mi apoyo no lo encontraran.

    PD: Yo he sacado del pozo a dos mujeres maltratadas, pero se que eran maltratadas, he conocido/atendido a mujeres que decian serlo, y han acabado reconociendo que no(mientras esposaban a su expareja), se lo que es, lo que sienten y padecen dia a dia, y tambien se las que utilizan el sufrimiento de otras para vengarse de hombres, o tener beneficios.

    10 febrero 2014 | 11:43

  8. Dice ser Miguel

    @el.soberano
    Estoy de acuerdo cntigo en lo que respecta a que toda violencia deberia ser ingualmente condenada, independientemente del genero del agresor o de la victima.
    Pero lo que cuetas de la teoria de tu amigo me parece una autentica tonteria, que nunca se va a llevar a cabo (mas vale!) una persona de 60 kilos puede agreder igualmente a una de 90, que sea mas grande y fuerte no quiere decir que los golpes duelan menos o que una nariz no se rompa.
    Para la proteccion del menor ya existe el agravante si la victima es menor o incapaz.
    Tambien opino que la ley de violencia de genero tal y como esta es totalmente inutil, y solo provoca mas desigualdades. La solucion en mi opinion se es una mayor proteccion solo a la mujer (incluyendo esta proteccion la destruccion de la presuncion de inonecia del hombre) si no una proteccion a todo ser humano, indepndientemente del genero.A caso una mujer que agrede a su marido no merece la misma pena de carcel que si es el marido el que agrede a la mujer? Segun la (discriminatoria) ley de vilencia de genero, no.

    P.D. disculpas por la falta de tildes, pero estoy en el extranjero y el teclado no lo permite.

    10 febrero 2014 | 11:43

  9. Dice ser Antonio

    No apoyare a nadie que busque mi perjuicio en lo que pide

    10 febrero 2014 | 11:49

  10. Dice ser Antognito

    Me parece tan aberrante la negación de la existencia de los malos tratos domésticos como lo es la negación del holocausto nazi. Por supuesto que hay falsas denuncias, por supuesto que habrá mujeres que se aprovechen de la ley para echar de sus casas a maridos no violentos, por supuesto que habrá padres que estarán pasando pensiones a hijos que no son suyos y por supuesto que habrá casos únicos que podemos generalizar. Pero al final del 2013 fueron 48 mujeres asesinadas a manos de sus parejas, más cinco niños, todos asesinados por sus padres. Ahora podéis poner todas las excepciones que que queráis, pero mientras sigan existiendo estas cifras no tenéis ningún derecho a poner en duda la realidad. Que el payaso o payasa que firma como “Realidad” (cobarde pseudónimo) sea capaz de decir que son mayor el número de madres que matan a sus hijos… ¿de dónde sacas esos datos? ¿de tu barrio? ¿de tu bar de la esquina? Ojalá tu madre hubiera decidido la noche que te concibieron hacerse un dedo, así esta sociedad tendría un tarado menos.

    10 febrero 2014 | 12:25

  11. Dice ser Lector

    Buenos días a todos.

    Es triste el tema de la violencia hacia otra persona, sea cual sea el sexo. Es triste lo que está ocurriendo contra las mujeres en este país donde personalmente pienso que hemos perdido todo atisbo de humanidad, sensibilidad y valores sociales.

    El ser humano es el principal escollo para sí mismo, somos de todo menos seres racionales; nuestra memoria es bastante reducida porque cómo se puede explicar que hayamos olvidado los “millones” de victimas que generó la Primera, Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea, Vietnam, Irak, Afganistan, etc, etc. Millones de niños, mujeres, hombres sacrificados en aras de que? La libertad, la democracia, de que? Muerte, destrucción sufrimiento inútil, y digo inútil porque no hemos aprendido “nada”, absolutamente “nada”. Todo lo contrario hemos olvidado y “aquí no ha pasado nada”. Muy bien para todos las personas. Alguien imagina si habríamos llegado a estas “atrocidades” si siguiesemos viviendo en un sistema Matriarcal? Esta conjetura se la dejo a todo aquél que le guste pensar y razonar.

    El ser humano, ooohhh, solo ha creado maneras más eficaces de matar todo bicho viviente; todo vale con tal de ser el “Lider”. Imagino que más de uno se preguntará que tiene que ver esto con el articulo de la Fiscal sobre violencia de genero; muy sencillo.

    Vivimos, aprendemos y intentamos “vivir” dentro de un sistema donde los valores que conforman al ser humano y lo hacen diferenciarse de un “animal salvaje” se han perdido, pero es más triste si cabe que nadie haga un esfuerzo consciente y decir “hasta aquí llego el agua”, “yo soy un ser humano racional y no una bestia salvaje”. No es mucho pedir, pero….. el futuro pinta muy mal.

    Es habitual que durante la comida, en la cena o en la sobremesa, los medios de comunicación nos inunden con escenas de guerra, atrocidades, ejecuciones, niños moribundos, y un largo etc. Si quedaba algo de sensibilidad dentro de la ennegreciada alma humana me temo que se terminó de apagar. Sí, es innegable, el sufrimiento humano se ha transformado en un espectáculo y como tal en un divertimento.

    Estamos criando a unos hijos, sobrinos o nietos con falta de sentimientos y es así porque ni siquiera nosotros mismos los tenemos. Lo podremos aceptar o no, pero es una cruda realidad.

    Es lógico que un padre por que se divorcia, porque intuye que su mujer a sido infiel asesine a esta y a sus propios hijos? No hay nada, ni nadie que sea capaz de tener una argumentación que defienda esta atrocidad; ni siquiera durante las guerras, en esos momentos de tensión, de vida o muerte estaría justificada una aberración tal.

    No se puede argumentar lo inargumentable; que se sienten más tranquilos buscando algo para maquillar sus actos? de acuerdo pero en el fondo sabemos lo que es y lo que son.

    Todos hemos tenido madres, abuelas, tías, hermanas y amigas. Todos sabemos que siempre el hombre ha tenido una posición de hegemonía sobre las mujeres; esta posición fuente del poder del macho sobre la hembra se llamó simplemente “Patriarcado”, esto viene de muy lejos; pero acaso un padre por defender su posición de poder en el grupo tiene derecho a lastimar, sojuzgar y humillar a su hija, madre o esposa? Que haya sido un invento muy positivo para el hombre hace miles de años atrás no significa que las cosas tengan que seguir siendo de la misma manera.

    Nuestro deber como seres pensantes es revelarnos y cambiar todo lo que se ha demostrado que es un lastre para nuestra evolución, desarrollo. Si no cambiamos, antes o después desapareceremos y aunque más de uno dirá “uys eso no me toca” os puedo garantizar que si que os va a tocar y antes de lo que os creeis.

    Todos sabemos lo traumático que es un divorcio para los llamados “adultos” de acuerdo, pero y los críos, esos seres bajitos no cuentan? No tienen derecho a opinar, sentir? Acaso no sienten dolor, alegrías; Acaso no tienen sueños? Parece que olvidaís que son vuestros hijos; lo más grande que puede haber entre un hombre y una mujer; porque el ser humano no es capaz de nada más, sea quien sea.

    Matamos a nuestras esposas, matamos a nuestros hijos. Maltratamos a las mujeres que trabajan para nosotros porque sabemos que “las podemos despedir”, donde está la justicia? No la hay.

    Seguimos permitiendo que una mujer cobre menos que un hombre que desarrolla su mismo trabajo, porque? Y callamos, y seguimos presionando a las mujeres, a los demás porque creemos que tenemos derecho a hacerlo.

    Leer que un hombre es maltratado por su mujer sencillamente es triste, pero es más triste que haya hombres que esgrimen la noticia como una revindicación. Para mí es vergonzoso, donde está la capacidad para pensar? Es que el cloro del agua, el alcohol, o el estress a terminado por minar los pocos pensamientos que teniamos?

    Seamos honestos, justos con los demás y con nosotros mismos; no permitamos ni un sólo caso de violencia contra una mujer, contra unos niños que no pidieron venir a este infierno en el que hemos convertido nuestra vida diaria.

    Antes de despedirme quiero hacer constar que soy un hombre de 47 años, y me da verguenza en muchos momentos serlo. Pura verguenza ver hasta donde estamos llegando y que somos incapaces de decir “alto se acabó”.

    Mis felicitaciones a La Fiscal y hacerle una reflexión. Todos los datos de violencia doméstica o de genero son terribles pero me da muchísimo mas miedo pensar en esos cientos de miles de mujeres que viven con el “ay cada día”, esa violencia silenciosa que no sale en los medios de comunicación y que todos sabemos que existe. Todos somos culpables de tener una sociedad enferma, en las manos de todos está la posibilidad de parar esta lacra vergonzosa y que ya está afectando a nuestros hijos.

    Un saludo.

    10 febrero 2014 | 14:01

  12. Dice ser Antonio

    @Antognito,

    El problema ya es de base, conocemos las estadísticas de unos, pero no de otros casos, ya partiendo de ahi, se menoscaba información de forma totalmente subjetiva.

    PD: 1000 personas no pueden negar ni servir para quitarle derechos o que sufran discriminacion el 50% de 47 millones de españoles.

    10 febrero 2014 | 14:12

  13. Dice ser Salvo

    Antonio: ¿si las estadísticas no me benefician, las estadísticas son mentira?
    Todos los hombres no somos maltratadores. ¿Eso lo reconoces?
    Personalmente, no me siento amenazado por las leyes sobre violencia de género por ser hombre.
    Una ley contra la violencia de género no perjudica a todos los hombres. Sólo a los que maltratan.
    No quita derechos a nadie. Ayuda a que se respeten los de las víctimas.
    No quita derechos a nadie. Incluso los asesinos y maltratadores tienen derechos, y éstos deben ser respetados. Como mínimo tienen derecho a la defensa, derecho a ser juzgados y condenados por tribunales profesionales.
    Un maltratador siempre dirá que la denuncia es falsa.
    Quien se niega a reconocer el problema forma parte de él.

    10 febrero 2014 | 14:52

  14. Dice ser Lola

    Lamentable y triste es la violencia venga de donde venga.

    10 febrero 2014 | 15:12

  15. Dice ser Antonio

    @Salvo

    Este tipo de estadisticas no suelen beneficiar a casi nadie, en todo caso a los que viven de la existencia del problema.

    Si todos los hombres no somos maltratadores, ¿Porque todos perdemos la presuncion de inocencia?
    ¿Una ley que discrimina en contra de un agresor varon, o en favor de una agresor mujer? ¿Es igualdad? ¿No te sientes amenazado con que solamente un testimonio o una llamada pueda meterte en el calabozo? Luego ya veremos si no eres culpable…
    ¿Una ley que ante un intercambio de insultos haga que a ti te metan en el calabozo por un delito, y a ella una falta?
    Estas leyes se aplican a todos los hombres, sean o no maltratadores.
    ¿No quita derechos? Y lo de que todos somos iguales ante la ley, la no discriminacion por sexo…¿Donde lo dejamos? Ayuda a que se respete a las victimas el numero de denuncias usadas en temas de divorcio que aunque se resuelvan como no culpable, no restablece la igualdad en el conflicto de divorcio….

    Un hombre siempre dira que la denuncia es falsa, una mujer dira que la denuncia es verdadera, y lo que diga un juez no importa un pimiento aunque se demuestre tu inocencia(de nuevo temas de divorcio, noches en el calabozo, estigma social…)

    Si no me quieren de aliado sera que me quieren de oposicion.

    10 febrero 2014 | 15:56

  16. Dice ser albitaguapa2

    como si todas las sentencias firmes fueran justas, desde luego repudiable cuarquier violencia y asesinato

    10 febrero 2014 | 16:38

  17. Dice ser Sevillona

    ¿Es que cada vez que se saque un caso de violencia contra las mujeres van a saltar algunos hombres hablando de la violencia de mujeres contra hombres?
    Una cosa no quita la otra, aunque en el caso de agresiones masculinas triplique o cuatriplique o quintuplique ( negarlo es estúpido) la de mujeres contra hombres.
    Todas son condenables, más aún si cabe la que se ejerce contra los niños, en las que también, los hombres superan a las mujeres con muchísima diferencia.
    Y eso es incuestionable.
    Pero todas las agresiones son condenables, incluída,(Javi del segundo comentario) la de alguna presunta amante despechada y más que probable loca contra la señora de un señor.

    NO te alteres tanto y condena cualquier tipo de violencia, que es lo justo.

    11 febrero 2014 | 08:25

Los comentarios están cerrados.