BLOGS

Las chicas del fútbol

Por Marta Hernández marta hernández arriaza

Si alguien me preguntara cuál fue el día más feliz de mi vida le diría que fue aquella tarde de verano en la que estuve cinco horas aprendiendo a parar goles en una portería de fútbol siete. Recuerdo que al principio no sabía tirarme y casi todos los tiros iban a gol pero seguí intentándolo hasta que mi cuerpo no pudo más y caí rendida al suelo. Porque no hay nada más emocionante que hacer lo que te gusta hasta el agotamiento. De todos modos, mi amor por el futbol no es lo que me trae hoy aquí pues estoy segura de que miles de niños españoles compartirán este sentimiento. Bueno, quizás eso mismo sea lo que me diferencia de ellos, que son niños, y yo era… una niña.

Portera de fútbol. Imagen: Marta Hernández Arriaza

Portera de fútbol. Imagen: Marta Hernández 

Por suerte o por desgracia, según a quién preguntes, las cosas en España están cambiando. De todos modos yo pertenezco a la generación de las primeras niñas que jugaban al fútbol en el recreo y no podían apuntarse al equipo del colegio porque solo eran mixtos hasta los once años. Y por supuesto había en mi ciudad dos equipos de fútbol a los que mis padres no podían llevarme. O quizás no quisieron hacer el esfuerzo de llevarme por el estigma que podía suponer convertirme en una “marimacho” futbolera. Menos mal que, al cambiarme a otro colegio un poco más progresista pude formar parte con otras niñas de otros colegios de la primera liga de futbol femenino de colegios católicos. En realidad nunca me han gustado mucho las competiciones pues me daba pena ganar a niñas más pequeñas, pero me lo pasaba muy bien. Además, por eso de ser las primeras y haber tan pocos equipos en la liga, tuve la suerte de ir al Campeonato de España y sentirme como una auténtica ganadora.

Podría parecer que el fútbol femenino está normalizado en nuestra sociedad, y sin embargo, hay algunos detalles que reflejan el sexismo aún presente en las instituciones deportivas. El primer detalle es que no conozco absolutamente el nombre de ninguna jugadora de fútbol femenino excepto el de “la Ronaldiña” y porque salía en la televisión acompañada de su esposo. La verdad es que no sigo mucho el fútbol oficial, supongo que es porque me cansa ver a hombres corriendo, en bares donde casi todos son hombres y donde solo los hombres pueden tener opinión, pero sí que conozco unos cuantos nombres de jugadores de fútbol. Es muy difícil que las niñas tengan modelos de jugadoras femeninas si la prensa no publica noticias sobre el mundo del futbol femenino que no tengan que ver con escándalos amorosos.

El segundo detalle es algo más sutil y tiene que ver con pequeños gestos como que en España a las niñas (y no tan niñas) que van a jugar en un equipo de  fútbol les den ropa de niño. Aún recuerdo mi primera equipación, con esa telita blanca con agujeritos para sujetar una parte de mi cuerpo que obviamente siendo mujer no tenía. Eso dejando de lado el que siempre nos daban tallas enormes que hacían que entre el pantalón redoblado y la camisa cual vestido de dormir pareciéramos lo menos sexy del mundo. Claro, ahora entiendo el por qué en los torneos las gradas de voleibol siempre estaban llenas, ellas con sus camisetas ajustadas y pantaloncitos, jugando en un pabellón cerrado, y nosotras, a dos grados jugando en una pista llena de hojas. Porque claro, la pista buena siempre se la quedan los chicos. La pelota buena, los chicos. Las chicas que jugamos al fútbol somos de piedra y nos merecemos jugar a las ocho de la mañana o a las siete de la tarde, en el mes de Diciembre, para que la pista quede libre cuando hace solecito. No vaya a ser que los futbolistas de verdad se tuerzan un tobillo por el frio. Total, si nos constipamos, solo somos mujeres. Yo intento no enervarme, de verdad, pero estas diferencias sutiles jamás las entenderé.

Por suerte, gracias a mis padres, pude viajar al otro lado del charco a conocer el futbol femenino de verdad. Un lugar en el que cuando decías que jugabas al futbol te miraban súper bien y donde las mujeres tienen equipaciones cómodas con las que no parece que lleven un saco de patatas. Los padres de allí apuntan a sus hijas a este deporte para que aprendan valores de trabajo en equipo y esfuerzo, para que hagan amigas y sean felices. Allí el fútbol es sinónimo de feminidad. ¿Por qué aquí no puede ser igual? ¿Por qué los grandes todopoderosos del futbol español no pueden aceptar y potenciar el fútbol femenino? Quizás el primer paso sería que el club que tanto alardea de tener al mejor jugador del mundo en su plantilla empezara a ofrecer a las niñas la oportunidad de ser la mejor jugadora del mundo. En el deporte, como en la vida en general, los pequeños gestos son los que marcan la diferencia.

Marta Hernández Arriaza es psicóloga, futbolista y autora del blog Ríe sin miedo

11 comentarios

  1. Dice ser Gengibrito

    Excelente texto. Todo lo que describes lo he vivido en mi familia con mi hermana. Ella, como tu, no renuncio a su sueño y tambien cruzo el charco y jugo mientras estudiaba incluso en la Universidad. Despues de eso tuvo ofertas de equipo de Europa del Este y Rusia. Resumiendo, ha jugado en Rusia, Ucrania y Suecia.

    Gran articulo y animo a todas las chicas futboleras a que luchen por su sueño, que se puede conseguir.

    🙂

    28 enero 2014 | 10:02

  2. Dice ser Antonio

    A mi me encanta el fútbol femenino. Llevas razón en lo que expones en tu artículo. Queda mucho camino por andar, pero también es cierto que ha mejorado mucho en los últimos años. Conozco una web que te gustará donde suelen hablar de las chicas del fútbol: http://marbcn2510.blogspot.com.es/2013/06/triplete-del-barca-femenino.html

    28 enero 2014 | 10:35

  3. Dice ser Antonio

    A mi me encanta el fútbol femenino. Llevas razón en lo que expones en el artículo. Queda mucho camino por andar, pero también es cierto que ha mejorado mucho en los últimos años. Conozco una web que te gustará donde suelen hablar de las chicas del fútbol: http://marbcn2510.blogspot.com.es/2013/06/triplete-del-barca-femenino.html

    28 enero 2014 | 10:36

  4. Dice ser Antonio

    A mi me encanta el fútbol femenino. Llevas razón en lo que expones en tu artículo. Queda mucho camino por andar, pero también es cierto que el tema ha mejorado mucho en los últimos años. Conozco una web que te gustará donde suelen hablar de las chicas del fútbol: http://marbcn2510.blogspot.com.es/2013/06/triplete-del-barca-femenino.html

    28 enero 2014 | 10:37

  5. Dice ser carloscapella

    Aunque en España, el fútbol femenino está muy lejos aún de ser equiparado al masculino en espectáculo y presupuesto, he de reconocer que me gusta mucho más. Vale, sí, hay un pelín más de espectáculo en el masculino (por los partidos con tensión, con tanganas y demás), en el femenino, aparte de algún que otro bochornoso ejemplo, las jugadoras son mucho más nobles dentro y fuera del campo, que conozco a más de una. Y en concreto en el Cajasol San Juan, el equipo de Huelva que milita en la Superliga (Lo que sería la 1ª división), hay una enorme cantera de niñas pequeñas, algunas a las que el balón les saca una cabeza, pero que ya están corriendo detrás de la pelota. Este club realiza una labor admirable en cuanto a la formación de las jóvenes y la defensa de la igualdad de género en este deporte.

    28 enero 2014 | 10:46

  6. Dice ser Lico

    La verdad que todo lo que cuentas si es cierto y visto objetivamente y no subjetivamente pues bien esta en quejarte. Bueno si al otro lado del charco te refieres a estados unidos donde el futbol que tanto amas es un deporte de segunda bastante menospreciado por la mayoria de habitantes y considerado deporte unicamente femenino o de algunos universitarios rarillos pues no se que decirte. Eso si son super progresistas en estados unidos no lo niego pero no he visto la liga de futbol americano femenina aun.

    28 enero 2014 | 11:12

  7. Dice ser Brisha

    No me gusta el futbol, lo reconozco, me parece uno de los deportes mas aburridos que he visto. No se quien juega en el equipo X ni quien gano la ultima liga.
    En el colegio fui mal jugador y nunca me seleccionaban, preferia jugar a otras cosas.

    Pero tambien soy padre de dos niñas y esa parte de mi comprende y comparte lo que dices en tu articulo; y animo a todas aquellas mujeres que acaban siendo las primeras, no porque ganen medallas, si no porque comienzan algo que hasta ese dia era “exclusivo” de niños y abren el camino para que otras niñas, como mis hijas, no tengan que pelear para jugar al futbol.

    28 enero 2014 | 11:21

  8. Dice ser Almudena

    A mi hija le encanta el futbol y todo lo relacionado con él. Tiene 8 años y juega en el equipo del colegio de prebenjamines. Hay dos niñas y en toda la liga debe de haber 3 o 4 mas. Ella no tiene problema con la equipación, es la más grande en tamaño,y de hecho casi hubiera necesitado una talla más. El problema lo tiene mi hijo, mellizo de la niña, pero mucho mas menudo y al que le sobra camista por todas partes.

    No puedo hablar de discriminación. Algún comentario de padres al verles entrenar en el patio tipo “pero si hay niñas, no se como se atreven a meterse entre esos brutos”. Curioso cuando menos, ya que, como he dicho . mi hija abulta el doble que la mayoria de sus compañeros… En el recreo hay mas niñas juegan al futbo, pero luego no se apuntan a la extraescolar, bien porque ellas mismas prefieren actividades con mas niñas, bien prorque a los padres no les acaba de gustar la idea.

    Y la discriminación más sutil, de los propios niños. La otra niña juega muy bien, no hay discusión. Mis hijos juegan mal, son los peores entre los mayores del equipo. La niña un poquitin mejor. Pues bien, los demás niños le dicen a mi hija que juega mal y a mi hijo que juega bien. Aunque a lo mejor no es tal discriminación, puede deberse a la guerra de sexos en la que ultimamente estan inmersos y que parece que es propia de la edad…pero… ahí queda.

    28 enero 2014 | 12:06

  9. Dice ser anonimo

    “Un pensaria que el Futbol es el deporte mas popular por escandalo en el Mundo, pero no es asi. Si bien ocupa el primer lugar en casi todos los rankins, el Futbol es seguido de cerca por el Cricket y el Hockey sobre cesped (!).

    Desde nuestro punto de vista Occidental nos puede parecer raro que estos dos deportes sean tan Populares, pero en el otro lado del Mundo nadie se preocupa tanto por Messi o Ronaldo, seguramente estarán pendientes de Sunil Sv o Ignace Tirkey”

    Espero que estas cuatro lineas que he copiado y pegado, tal como esta, con faltas y todo, pueda aclarar a una psicologa que las diferencias las marca la económia, si se vende o no se vende, y no el sexo, pues ya veis que el Cricket es popular y muy visto, pero aqui no vende.

    Abrir el ancho de mira.

    28 enero 2014 | 13:01

  10. Dice ser Laura Álvarez

    esta muy bien el texto pero vamos q si no conoces nombres de chicas de futbol es pq no quieres, pq anda q no se habla de vero boquete o alexia (por lo q sea)
    es dificil q las niñas salgan en los medios, enhorabuena por descubrir el pastel… es dificil q salgan las niñas, es dificil q salga el baloncesto, el voleibol, el balonmano… es dificil q salga cualquier deporte menos futbol y ya si no eres cr9 o messi, vas igual deapañado. como aficionada de osasuna, estoy tan contenta como tu con el trato de losmedios.
    creo q el victimismo de “ay soy mujer” ya hace mucho q no ayuda nada. que no soy las chicas del futbol las unicas marginadas. q la ropa grande lo era pq loschicos tb la llevaban grande y ahora, mas ajustada pq ellos tb la llevan ajustada.
    bonito texto escrito desde un punto sensacionalista

    28 enero 2014 | 20:58

  11. Dice ser Yuliana

    Ami me enkanta el futbol , me enkanta ver los partidos y a las kanchas ! Amo el futbol ..

    29 enero 2014 | 00:43

Los comentarios están cerrados.