BLOGS

La mejor defensa

Por Irantzu Varela Irantzu Varela n

Contra la violencia machista, la mejor defensa no es el ataque.

No es cuestión de vengarse de los maltratadores, comprarse una tijera castradora o irnos todas a vivir a un mundo sin hombres.

La violencia machista no es “una lacra”, como les gusta llamarla a los políticos y medios reaccionarios; ni una sucesión casual de hechos aislados, protagonizados por hombres enajenados o problemáticos, que no responden a ningún patrón ni tienen un trasfondo político.

La violencia machista es la manifestación de una ideología, el machismo, que considera que las mujeres somos personas “de segunda”, objetos de deseo, adorno o molestia -según toque- y sólo sujetas de satisfacción. Ajena, por supuesto.

Por eso, contra la violencia machista hay que tomar medidas políticas, culturales, colectivas e individuales.

Guardameta de fútbol. Imagen: (c) Marta Hernández Arriaza

Guardameta de fútbol. Blog la sonrisa del arlequín. Imagen: (c) Marta Hernández

 

Contra la violencia machista, la mejor defensa es la educación. Explicar y demostrar a niñas y niños que no tienen que ser de una manera determinada por ser lo uno o lo otro, ayudarles a cuestionar todo lo que se les presupone -o se les impide- por ser de un sexo, enseñarles a relacionarse con personas, no con miembros de uno u otro sexo. Porque establecer la diferencia como forma de identificación en la personalidad de las criaturas, desde pequeñas, supone obligarlas a crecer entendiéndose como opuestos. Unas son lo que otros no. Y viceversa.

Contra la violencia machista, la mejor defensa es la deslegitimación. No tolerar, en ningún contexto ni con ninguna excusa, el lenguaje sexista, las bromas machistas, el uso de tópicos, la reproducción de estereotipos, los comentarios despectivos o paternalistas. Porque la trivialización del machismo, las risas -pero también los silencios- cómplices, legitiman y alimentan una forma de pensar en las mujeres como seres “distintos”, que es el primer paso para perderles el respeto. Y se acaba encontrando una excusa para la violencia.

Pero hay dos armas infalibles contra la violencia machista. Una, son las mujeres. Mujeres felices, seguras de sí mismas, con conciencia feminista, con la autoestima sana, que se respetan y entienden que tienen un lugar en el mundo. Mujeres que quieren con condiciones y no desean que las quieran mucho, sino que las quieran bien; que disfrutan de su cuerpo tal y como es, que se cuidan para estar mejor, no para gustar; que se miran con ojos generosos, no con reflejos crueles de la mirada ajena. Contra esas mujeres, es difícil ejercer la violencia. Porque no se creen el papel de frágiles satisfactoras de deseos ajenos que les ha asignado el patriarcado.

La otra arma contra la violencia machista son los hombres. Hombres felices, seguros de sí mismos, con conciencia feminista, con la autoestima sana, que se respetan y entienden que tienen un lugar en el mundo. Hombres que quieren relacionarse como iguales, desde la complicidad y la libertad, que se atreven a reconocer sus debilidades y que no tienen nada que demostrar. Esos hombres no ejercen la violencia contra las mujeres. Porque no se creen el papel de duros líderes de las vidas ajenas que les ha asignado el patriarcado.
Irantzu Varela es periodista, feminista, experta en género y comunicación, y (de)formadora en talleres sobre igualdad en Faktoría Lila.

9 comentarios

  1. Dice ser Lico

    Todo muy correcto hasta que has llegado a la conciencia feminista. Ahí has acabado para mi. Hombre o mujer con conciencia feminista? Cuando entenderéis que es igual de malo el feminismo que el machismo? Por que no decir conciencia humana y punto? No retorcer el tema.
    Ntchs cuanto nos falta tanto a unos como a otras para llegar a un acuerdo.

    29 noviembre 2013 | 09:20

  2. Dice ser brisha

    Plas, plas, plas, plas, plas…

    Si señor, un gran aplauso para una mujer que dice las cosas bien dichas.
    Ya era hora que alguien apuntillara este tema sin criminalizarnos a todos los hombres.

    Ahora, si hablas del tema del macho alpha y el porque las adolescentes tienen esa necesidad de arrimarse a el (que no es otra cosa que mas cultura, o falta de ella). Me dare por satisfecho para siempre.

    29 noviembre 2013 | 10:24

  3. Dice ser Antonio

    Pienso lo mismo que el comentario numero 1,

    He empezado con ilusion el texto, pensando que estaba viendo un texto razonado en el que se salia de victimismos y pensamiento radical, pero cuando has empezado con las conciencias, ya has prejuzgado y encasillado por sexos.

    PD: Realmente si se quiere acabar con la violencia, se debe saber porque ocurre, y no diciendindo que es siempre por machismo, mientras se piense que la causa es siempre la misma, por mucho que se actue contra ella sera en vano, ya que no se actua sobre los otros motivos y la violencia sigue en las mismas cifras.

    29 noviembre 2013 | 11:49

  4. Dice ser albitaguapa2

    opino igual que lico en este año, sobre lo de la conciencia feminista, por que no hablar de conciencia igualitarista
    por cierto muchas mujeres no se cuidan solo para verse bien ellas, asi que supongo que segun esos criterios son machistas

    29 noviembre 2013 | 12:20

  5. Dice ser JUEEEEEEE

    Vaya. Es de lo más coherente que he visto en mucho tiempo, y sí yo también opino que patina con lo de “conciencia Feminista”…¿¿conciencia humana o igualitaria no es mejor??

    Y la educación…pues depende del cristal con que se mire…porque siendo yo mujer, me cuesta entender que el tema de la sumisión mujer a hombre se vea como un fenómeno superchachiguay en una novela trilogía (las 50 sombras de Grey) , y que tenga tal éxito que se va a hacer incluso una película….y que un libro de otra mujer (casate y se sumisa) hasta se pida su retirada por considerarlo de todo menos bonito (y seguramente mucha gente ni lo haya leído y se guíe solo por el título).

    La educación que empiece en las casas, no desde las instituciones, que ya por lo que acabo de decir está mas que claro que nos quieren dirigir según les interese…
    Debemos educar a nuestros hijos en igualdad, sí, pero también en ayudarles a pensar por sí mismos y no ser borregos ni del feminismo, ni del machismo, ni de tendencias que según interese están bien (las 50 sombras) o no interesan y son de lo peor (el otro libro)

    29 noviembre 2013 | 13:44

  6. Dice ser Vaya Toalla

    Magnífico lo que dices, estoy totalmente de acuerdo. No nos hagamos pequeños ni pequeñas, seamos capaces de ponernos en el lugar del otro, y solucionar las cosas conversando.
    Buen fin de semana!

    29 noviembre 2013 | 16:47

  7. Dice ser Natalia

    Que duro tiene que ser escribir artículos feministas en internet, pues rara vez no comentan personas ignorantes que dudo que se hayan leído en su vida un libro sobre feminismo o hayan escuchando a una persona que lo sea. Si fuera así Lico y compañía no minusvaloraríais un escrito muy bueno por este hecho, porque sabríais que el feminismo NO es lo opuesto al machismo, sino que es el movimiento social y la teoría crítica que lucha por la igualdad de derechos y de oportunidades entre mujeres y hombres. Es más, no se encasilla por sexos, precisamente porque se habla de “hombre con conciencia feminista”, que aunque sean pocos, afortunadamente los hay. Enhorabuena a la autora y a todas aquellas compañeras que cada dos por tres tienen que enfrentarse a este tipo de cosas, porque su paciencia es infinita.. sigamos resistiendo…

    29 noviembre 2013 | 18:39

  8. Dice ser panchenko

    debemos recordar que fue el gobierno socialista del presidente zapatero quien dio verdadero impulso para combatir la violencia de genero y la igualdad de la mujer, fue el unico que le dio al tema nivel de ministerio.

    zapatero es el guia,
    lenin el salvador.

    30 noviembre 2013 | 16:10

  9. Dice ser Antonio

    @Para Natalia

    Entonces según tu, no pueden existir voces discrepantes, y si las hay, somos ignorantes. Perfecto, pensamiento único, y si te sales de el, eres peor persona y te tachan de “X” dependiendo del tema del que hable la otra persona, asi dependiendo del tema, te pueden llamar fascista, racista, ignorante, estúpido, machista, maltratador…..es decir, hay un comodín siempre.

    PD: Algunos de los que somos voces discrepantes si conocemos a autenticas feministas que buscan la IGUALDAD real, entre ellas mi pareja, pero pobrecilla, como puede estar con alguien como yo que tiene una opinión diferente…..sera que la tengo maltratada….en fin.

    Un saludo.

    02 diciembre 2013 | 12:09

Los comentarios están cerrados.