BLOGS

Janet Yellen y el liderazgo de la Reserva Federal

Por María Solanas María Solanas

A falta de ratificación por parte del Senado, la prestigiosa economista Janet Yellen presidirá, a partir del 1 de febrero de 2014, la Reserva Federal (FED, Federal Reserve System), una de las instituciones con más capacidad de influencia en los mercados financieros mundiales y, por tanto, con más poder en la toma de decisiones en el planeta.

Janet Yellen, 'la mejor líder posible' para la Reserva Federal, según Barack Obama

Janet Yellen, ‘la mejor líder posible’ para la Reserva Federal, según 500 economistas estadounidenses

Su nombramiento viene precedido de un apoyo firme por parte de un nutrido grupo de economistas de todo el país. En una carta dirigida al Presidente Obama el pasado mes de septiembre, más de 500 economistas le instaron a elegirla en base a tres cualidades principales: su magnífica cualificación; su capacidad de escucha activa de diversos puntos de vista; y su clara comprensión del mercado de trabajo, considerando que en tiempos tan críticos para EEUU, ella es “la mejor líder posible”.

Janet Yellen está excepcionalmente cualificada –como destacó el Presidente Obama– para desempeñar el cargo. Doctora en Economía por la Universidad de Yale, posee una dilatada experiencia como Vicepresidenta de la FED en los tres últimos años; más de una década como Presidenta de la Reserva Federal de San Francisco; presidenta del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca bajo el mandato de Bill Clinton entre 1997 y 1999; y una sólida carrera académica en las más prestigiosas Universidades de EEUU. Pero sobre todo, Janet Yellen acredita competencias directivas clave: capacidad de generar consensos, empatía, criterio, prudencia, y una mirada a los datos económicos, y en particular al desempleo, no sólo como estadísticas, sino como cifras que afectan e impactan en la vida de las personas. Su liderazgo alberga algunas de las fortalezas que se atribuyen a los liderazgos femeninos.

En su respuesta a la nominación, Janet Yellen ha situado la lucha contra el paro como la máxima prioridad que debía atender la Reserva Federal, en particular pensando en las personas más golpeadas por la crisis.

El nombramiento de Janet Yellen es, sin duda, un hito histórico. En 100 años de vida de la FED, será dirigida, por primera vez, por una mujer. Su elección ha puesto de manifiesto la clamorosa ausencia de mujeres al frente de las instituciones económicas, un espacio mayoritariamente masculino, en particular en el caso de lo Bancos Centrales. En la Unión Europea, no hay ni una sola mujer entre los 23 miembros del Consejo de Gobierno del BCE, el órgano rector de la política monetaria de la eurozona. El BCE anunció, el pasado mes de agosto,  su objetivo de duplicar, de aquí a 2019, el porcentaje de mujeres con cargos directivos en la institución (solo un 17% de mujeres ocupan puestos de dirección intermedia, y apenas un 14% responsabilidades de alta dirección). Ninguna mujer preside ninguno de los Bancos Centrales de los 27 países miembros de la UE. Fuera de ella, encontramos que solo 17 de los 177 Bancos Centrales del mundo tuvieron Gobernadoras a lo largo del último año, lo que representa el 9,6% (Sudáfrica, Botswana, o Somalia; Rusia, Bielorrusia, y Kirguistán; Malasia, Seychelles, Samoa; y Argentina, Bahamas u Honduras son algunos ejemplos).

El nombramiento de Janet Yellen tiene un enorme calado. Su visibilidad al frente de una de las instituciones económicas más influyentes del mundo contribuye a la visibilidad de todas las mujeres, y es un referente en un ámbito de decisión en el que apenas estamos presentes. Su liderazgo colaborativo, y su visión de la economía “con rostro humano” pueden tener un impacto positivo en el conjunto de las decisiones financieras. No en vano, fue una de las personas que “hizo sonar las alarmas” sobre la burbuja inmobiliaria antes de que estallara la crisis financiera, en septiembre de 2008.  Ojalá, como subrayan sus colegas economistas, sea la mejor dirigente posible al frente de la FED.

 

María Solanas es experta en public affairs y relaciones internacionales. Entusiasta del diálogo hasta la extenuación, y convencida del poder transformador de la política. Privilegiada en los afectos,  feliz madre de una hija feliz.

4 comentarios

  1. Dice ser Carla

    También hay una mujer al frente del FMI. Poco a poco se van rompiendo tabúes.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    21 octubre 2013 | 07:28

  2. Dice ser albitaguapa2

    si lo hace mal, la podemos criticar sin que se nos acuse de machista? en principio me parece bien, en principio está sobradametne preparada-+

    21 octubre 2013 | 08:51

  3. Dice ser Rafa

    El grave problema de la Reserva Federal no es quien este al frente, sino quienes están detrás.

    21 octubre 2013 | 15:24

  4. Dice ser sss

    Pues la verdad q a ese nivel como q da igual, estas mujeres no se identifican con la mayoría de las mujeres ni les importan sus problemas, juegan en otra división. Ahí tenemos a la Cristine Lagarta ordenando recortes a diestro y siniestro, sobre todo en cuestiones sociales y estado e bienestar, q tanto afectan a las mujeres, porque muchas trabjan allí y pq si nohay políticas sociales las primeras afectadas son ellas.
    Alegrémosnos, al menos ahora las mujeres ya tenemos el mismo derecho a explotar y putear al personal q los hombres.

    21 octubre 2013 | 21:02

Los comentarios están cerrados.