BLOGS

Hablan las mujeres víctimas de la trata

Por Helga FlamtermeskyHelga Flamtermesky

En las noticias de esta semana nos contaban que en España habían desarticulado una red que traficaba con mujeres chinas para la explotación sexual. En resumen, eran esclavas: sometidas, controladas, humilladas, amenazadas.  Mientras veía las noticias imaginaba las cosas que les podían estar pasando por la cabeza a esas mujeres. Ser rescatada también implica afrontar otros miedos y otros problemas. Ojalá las escuchen, ojalá entiendan el porqué de sus silencios, ojalá les respeten el derecho de no denunciar a aquellas que así lo decidan. Lo digo más alto: DECIDAN. Sí, las víctimas de trata deciden sobre sus vidas. Durante la trata tomaron decisiones para sobrevivir, para aguantar, para escapar.

Desafortunadamente para muchas personas las víctimas son solo mujeres rotas e incapaces, como se refirió a ellas un político en Madrid durante un evento sobre la trata.  Verlas así les niega su capacidad de transformación, y deja en el olvido la cantidad de conocimientos que hay en sus experiencias y estrategias sobreviviendo y luego reconstruyéndose.

En el 2007 empecé hacer una investigación sobre la trata de mujeres cuyo objetivo era empoderar a las víctimas situándolas como agentes sociales.  Un trabajo precioso pero muy doloroso. Aún hay recuerdos  e imágenes de la investigación que no cicatrizan.

Autoretratos realizados por mujeres víctima de trata.

Autoretratos realizados por las mujeres víctima de trata que han participado en la elaboración de la Guía sobre Trata de Mujeres.

La investigación se realizó en Filipinas, Estados Unidos, Colombia y España. Participaron más de 22 mujeres de 15 nacionalidades.  Las mujeres que participaron habían vivido diferentes formas de trata: explotación sexual, tráfico de órganos, matrimonio servil y forzado, trabajo en régimen de esclavitud (experiencias que ellas mismas han explicado en forma de cuentos). Algunas hacía más de 10 años que habían conseguido salir de la trata y otras acababan de hacerlo. Algunas habían pedido ayuda, otras habían denunciado, la mayoría habían escapado, muy pocas habían sido rescatadas. Diferentes religiones y diferentes idiomas. Y aun así, logramos conectar entre nosotras y trabajar juntas, sin que nadie nos financiara. Teníamos en común que éramos inmigrantes y que teníamos ganas de hacer visibles las reflexiones y las propuestas de las víctimas.

Las mujeres se situaron como evaluadoras sobre los expertos, analizando sus políticas y sus protocolos de atención. A ellas les costaba ver reflejadas sus vivencias en esos documentos, hasta que después de mucho preguntar descubrimos que la mayoría de los expertos y políticos que trabajan sobre la trata nunca habían tenido contacto con una víctima, o sea, trabajan en base a víctimas imaginadas.

A partir de allí decidimos llevar a cabo diferentes  iniciativas como la construcción de un espacio virtual www.mujerfrontera.org donde las víctimas pudieran hablar, dar ideas y propuestas. Hace tres semanas empezamos a difundir la Guía Sobre la Trata de Mujeres que durante dos años fuimos construyendo (disponible en español, inglés y francés). Es la primera vez que las víctimas de trata hacen recomendaciones a los profesionales, y además dan recomendaciones a otras víctimas para que se cuiden o para que escapen.  Todo basado en sus propias experiencias.

Espero de verdad que estas mujeres sean escuchadas y que la guía tenga mucha difusión. Con ello, estoy segura de que conseguiremos evitar nuevos casos y atender mejor a las víctimas de la trata.

Helga Flamtermesky, coordinadora del proyecto Mujer Frontera (www.mujerfrontera.org)

 

6 comentarios

  1. Dice ser discutiresdeidiotas

    Muchas gracias por este artículo.
    Yo de pronto he aprendido tanto con lo que decís!
    Siento que la sociedad os haya tratado así.
    Bravo por vuestra voluntad de transformación. Seguro que podemos aprender tanto de vosotras.

    04 julio 2013 | 09:54

  2. Dice ser Simona

    Me parece increíble que los profesionales hagan manuales sobre la trata de mujeres sin hablar con las personas que han pasado por esta situación. He estado mirando la guía y es muy interesante porque recoge las experiencias de las propias víctimas. ¡Gracias por tan excelente trabajo!

    04 julio 2013 | 10:56

  3. Gente como vosotros hace que este trabajo redactado que nos llega a los lectores sea increible

    toner

    04 julio 2013 | 12:37

  4. Dice ser Kelvin

    Me parece aberrante, para mi los “esclavistas” por llamar de algún modo a los responsables de este negocio son de la misma calaña que los asesinos (o peor) y merecen recibir lo que dan: esclavitud, trata de órganos, violaciones, prostitución forzada…

    A todas las víctimas les deseo mucha fuerza para poder superar, tanto como sea posible, las terribles cicatrices de sus vivencias. A todos los captores la más terrible de las desgracias.

    Y si tu trabajo Helga consigue evitar, aunque sólo sea a una persona, un infierno así cada letra vale oro.

    04 julio 2013 | 12:48

  5. Dice ser MrAlexdwarf

    Es muy triste pensar que la trata de personas está tan cerca de nosotros y que no nos queramos dar por enterados…violencia y corrupción y un cúmulo de leyes más que tibias dan fuerza a este mal fenómeno…a veces pensamos que una buena educación sería el antídoto, pero en lo personal, creo que la maldad de algunos sobrepasa lo que debería ser algo natural ( el respeto a los demás )… y si además nos amparamos en nuestra fe religiosa, nos damos cuenta de que no hay siquiera para donde acercarnos.Nuestro futuro está en el presente y si no queremos que nos rebase debemos tomar cartas en el asunto y hacernos responsables de nuestros actos y si podemos “atacar a los malos ” y castigarlos,
    actuemos….

    04 julio 2013 | 14:41

  6. Dice ser POSIBLE SOLUCIÓN

    ¿Sabéis como se acabaría con la trata de blancas? En el mismo momento en que se legalizara la prostitución

    08 julio 2013 | 10:42

Los comentarios están cerrados.