BLOGS

Empresa inteligente busca mujeres directivas

Por María Solanas Cardín María Solanas

Creación colaborativa, innovación, liderazgos colectivos, diálogo, cooperación. Son algunos de los valores que requieren las nuevas organizaciones empresariales en la Sociedad Red. Y también algunas de las fortalezas que describen los perfiles directivos femeninos.

Según numerosos estudios, las empresas dirigidas por mujeres, y aquellas en las que hay una presencia de mujeres en los puestos de responsabilidad, obtienen mejores resultados económicos, en términos de rentabilidad y competitividad.

Homenaje de Eneko a la mujer trabajadora

Homenaje de Eneko a la mujer trabajadora

Y sin embargo, son muy pocas las mujeres que llegan a la dirección empresarial. En España, alrededor del 70% de las empresas españolas no tiene ninguna mujer en puestos directivos. De acuerdo con los últimos datos ofrecidos por el Instituto de la Mujer, la presencia de mujeres en los órganos de dirección de las empresas del Ibex35 es apenas de un 7,24%, y la cifra es similar en los consejos de administración, con un 7,17%. Muy lejos del objetivo establecido por la Ley de Igualdad del 2007 de llegar, en 2015, al 40% en las empresas de más de 250 trabajadores. La crisis ha agravado aún más la situación, provocando un desplome del número de mujeres directivas con respecto a 2008 (de un 20% al actual 10%). A esta brecha de presencia, hay que sumar la vergonzante brecha salarial, que en los puestos directivos puede rondar el 20%, y llegar al 30% en los puestos de máxima responsabilidad.

A pesar de que cantidad no es sinónimo de calidad, la total disponibilidad horaria y presencial -largamente impuesta como estilo directivo, y difícilmente compatible con una vida personal y/o familiar- ha sido extraordinariamente disuasoria. Asumir mayores responsabilidades suele poner a las mujeres ante una elección: renuncias en la vida personal y/o familiar; o mayor esfuerzo personal y profesional, sumando una desventaja más respecto a nuestros colegas masculinos, que generalmente no se encuentran ante esa tesitura. Menos presencia, menor salario, y, casi siempre, más esfuerzo.
Algunas medidas han contribuido a avanzar en la presencia de las mujeres en los puestos directivos. Las cuotas han mostrado su eficacia, y siguen siendo imprescindibles. Las redes (que con tanta eficacia gestionan los hombres) son otro mecanismo efectivo, que contribuye a crear vínculos, complicidades, y visibilidad. Este blog es un buen ejemplo, además de un fantástico altavoz de las narrativas de las mujeres. Pero, sin duda, la clave es la conciliación. No entendida como un asunto de mujeres, sino como aspiración de una sociedad consciente y avanzada. El gran salto se dará cuando hombres y mujeres quieran y reclamen compatibilizar su vida profesional y personal.

Las empresas más inteligentes y abiertas a la innovación practican la conciliación. Son conscientes de que necesitan nuestro talento cooperativo, nuestra habilidad transformadora, nuestra manera de resolver conflictos, nuestra capacidad de generar consensos, de gestionar con un enfoque alejado de la arrogancia, involucrando activamente a los equipos, e inspirando así la creatividad, el entusiasmo y el compromiso. Sin innovación las empresas no podrán sobrevivir, y mucho menos crecer. ¿Aprovecharán las empresas la oportunidad de contar con liderazgos femeninos? Apuesto a que las empresas inteligentes serán capaces de identificar el liderazgo inspirador de las mujeres. ¿Habrá llegado nuestro momento?

 

María Solanas es experta en public affairs y relaciones internacionales. Entusiasta del diálogo hasta la extenuación, y convencida del poder transformador de la política. Privilegiada en los afectos,  feliz madre de una hija feliz.

7 comentarios

  1. Dice ser Carla

    No creo que las mujeres en general tengamos un talento especial. Pero las mujeres que llegan a esos puestos si necesitan un talento especial por encima de la media de hombres y mujeres para romper la barrera que aún existe para llegar a esos puestos. Eso es un factor que puede impulsar a que las empresas que nos incluyen en sus juntas directivas vayan mejor.

    Detras de la conciliación hay un concepto de vida con una perspectiva mucho mas amplia que también contribuirá a que las empresas que la fomenten consigan empleados con criterios y decisiones mas avanzadas.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    07 junio 2013 | 08:36

  2. Dice ser Benji

    No creo que por ser mujer la empresa tenga que ir mejor o peor, me parece muy subjetivo. Ya que hablamos de igualdad… yo creo que da lo mismo que lo dirija un hombre o una mujer, al final siempre pinchan y cortan los/las accionistas mayoritarios

    07 junio 2013 | 09:31

  3. Dice ser Natalia

    Uno de los grandes “problemas” que ven en nosotras es el hecho de tener hijos; aún queda mucho por hacer para que una mujer sea considerada de igual forma que un hombre para ciertos puestos de trabajo. A un hombre enfermero o maestro no se le cuestiona ni su capacidad ni su retribución, en cambio mujeres arquitectas o ingenieras en muchos casos sí son cuestionadas.

    http://nataliamunozrujas.wordpress.com/

    07 junio 2013 | 10:08

  4. Dice ser Bellezor

    Pues eso depende mucho de la empresa, yo hoy he tenido una reunión en la ciudad financiera de un Banco Español importante y éramos cinco hombres y dieciocho mujeres. Sinceramente, creo que cuanto más grande e internacional es una empresa menos trabas hay para estos temas.

    Un saludo.

    07 junio 2013 | 10:45

  5. Dice ser cache

    Que si, que las mujeres sois mucho mejores y hacéis mucho mejor todos los trabajos, porque los hombres somos tontos.
    Lo mejor que hacéis las mujeres es criticar y quejaros, y eso no tiene talento. Si Mandela hubiera sido una mujer, Sudáfrica llevaría sumida en pobreza caos y guerra 30 años.

    07 junio 2013 | 10:59

  6. Dice ser asd

    muy bien dicho carla…y que bien escrito, deberias ser directiva! :p

    De todos modos decidme una cosa…siempre he escuchado y visto como algunas mujeres les resulta imposible llevarse bien con otras, casi como si fuera algo instintivo y animal..es casi un topico en la sociedad que muchas de ellas mismas reconocen (sera por eso de que polos del mismo signo se repelen?). Por tanto ten una mujer directiva y triunfaras, ten 4 y se mataran entre ellas y te hundiran jajajj. que nadie se ofenda vale? es solo curiosidad pero esta dificil enfocar la pregunta…supongo que seria algo asi como: ¿teneis termino medio entre el amor y el odio? ¿o es simplemente que a una parte de vosotras (y subrayo “a una parte” porque no me gusta generalizar) le corroen malos sentimientos como la envidia y esto os lleva a esos comportamientos?

    Si el hombre es un lobo para el hombre la mujer es una zorra para la mujer jjajajaj perdonad si le quito seriedad al tema pero parece que solo me salen tonterias hablando de esto…pero lo cierto es que los hombres entiendo como suelen funcionar (para bien y para mal) pero la mujer..para mi sigue siendo el gran desconocido. Ni siquiera consigo saber que piensa mi novia despues de un monton de años…

    07 junio 2013 | 11:03

  7. Dice ser Alipio

    #cache alucino con la cita de Suráfrica: ¿las que gobernaron el país antes de Mandela fueron mujeres? Ni una, nunca. ¿Entonces? ¿Qué tiene que ver? Desacredita, que algo queda.

    #asd yo también estoy de acuerdo con Carla, pero contigo no tanto -bueno, ya dices tú que no te sientes muy sólido en la postura… La cosa es: ¿Nunca has visto hombres directivos que se hunden los unos a los otros, que tratan de dejar a otros en evidencia, que tienen envidia entre ellos, a los que les corroen los malos sentimientos, el amor y el odio? Igual es que no te has fijado bien. Cuando una mujer está en un puesto directivo, todo el mundo la analiza. Como jefes hombres hay a patadas, nadie los mira con esa luz. Pero que la competitividad, la envidia, el enfrentamiento en los niveles directivos de las empresas no ha empezado cuando llegan las mujeres al poder, es de una evidencia que no habría ni que planteárselo.

    Y ánimo con tu novia. ¿Siempre sabes lo que va a pensar cualquier otro amigo de muchos años, o, tu hermano… ? Yo lo de la novia lo veo hasta positivo: si siempre supieras lo que va a pensar de cada cosa, sería un aburrimiento y la relación estaría fracasada. Mejor, si quieres saber qué piensa, habla mucho con ella, y escúchala, y verás cómo lo vas pillando jajaja….

    07 junio 2013 | 11:44

Los comentarios están cerrados.