BLOGS

Los pechos de Angelina

Por Mayte Mederos Mayte Mederos firma

De todo lo que se ha dicho en estas últimas horas sobre la operación de los pechos de Angelina Jolie, me quedo con su frase de que no le han dejado grandes cicatrices que incomoden a sus hijos. Y ha resonado dentro de mí porque hace tres años, cuando pasé por la misma situación que ella, ese aspecto fue más traumático que el dolor de las operaciones.

Angelina Jolie ha anunciado que se sometió a una doble mastectomía para prevenir el cáncer de mama

El anuncio de Angelina Jolie puede limitar el impacto psicológico de estas operaciones sobre millones de mujeres en todo el mundo.

Un cáncer siempre es un trago amargo, física y psicológicamente. Pero el de mama tiene el problema añadido de que ataca lo que sientes que es la esencia de tu feminidad.

Yo llevé el diagnóstico con entereza. Y la primera mastectomía, con tranquilidad y confianza. Pero cuando me quitaron el vendaje, dos días después, ya no me sentí una simple paciente que luchaba contra el cáncer. Era mucho peor: me había convertido en una mujer mutilada, deforme. Ni mi obstinado optimismo de fábrica pudo evitarme el mar de lágrimas. Sentía que nunca más sería deseada. Y enseguida me preocupé por atrincherarme tras una prótesis temporal para que mis hijos no notaran la diferencia.

Con los días las aguas se calmaron. Mi novia de entonces me decía, llena de cariño cuando empecé a reconstruirme el pecho, que le gustaba casi más con uno solo. Y mi hija mayor, desde la altura de sus siete años, me convenció para que dejara de usar una prótesis que me daba alergia en la piel, dándome una lección de normalidad que dio la vuelta a las cosas.

En su momento me sentí aliviada porque la sanidad pública me dio la opción de recuperar en seguida mi aspecto anterior, tras dos mastectomías (una por tumor y otra por prevención). Pero ahora que he tenido tiempo para reposar las cosas, después de haber hecho voluntariado con la Asociación Española contra el Cáncer en el hospital y haber convivido con muchas mujeres en tratamiento, mi pensamiento ha evolucionado. Porque la vida me ha enseñado que entender los pechos como el centro de la feminidad es un concepto normativo muy limitante. ¿Acaso las mujeres no somos mucho, muchísimo más que eso?

Por eso, la parte que me gusta de la noticia de Angelina Jolie es que una mujer que vive de su imagen haya sido capaz de contar al mundo entero en primera persona, y sin rasgarse las vestiduras, que hay vida más allá de una mastectomía.

Seguro que esto ayudará a disminuir el impacto psicológico de estas operaciones en miles de mujeres de todo el mundo. Y ojalá que las mujeres jóvenes sean capaces de decidir si quieren reconstruirse los pechos sin la presión de normalizar su aspecto. Si yo volviera atrás, ya no lo haría: dibujaría ahora sobre mi antiguo pecho un precioso tatuaje que reivindicara, con orgullo, la estirpe de las amazonas.

 

 

Mayte Mederos, tinerfeña de 45 años, creó su blog en 2010 para radiar a su círculo las distintas etapas del cáncer de mama que estaba viviendo. Con tres operaciones por delante, madre de una niña y dos niños muy pequeños y recién divorciada, esa época se convirtió en un hervidero de emociones profundas y superficiales.

9 comentarios

  1. Dice ser Carla

    Buena lección para todas.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    15 mayo 2013 | 07:05

  2. Dice ser Mariana

    Me ha emocionado esta noticia. Muy valiente Angelina y muy valiente Maite. Gracias por pensar en las demás y compartir vuestra experiencia, y vuestra capacidad de superación.

    15 mayo 2013 | 09:15

  3. Dice ser Simona

    Muy cierto, esta entrada demuestra que tenemos mucho por aprender. Y muchos estereotipos por derribar.

    15 mayo 2013 | 11:00

  4. Dice ser Juan

    Ahí una lección. Sacando mucho bueno del sufrimiento. Sin dejarse hundir. Ayudando a otras. Campeonas.

    15 mayo 2013 | 12:42

  5. Dice ser chris

    Gracias por compartir tus ideas. Ojalá más mujeres cada día entiendan que perder los pechos no las hace menos mujeres ni menos personas.

    Como siempre y en muchos ámbitos, la visibilidad ayuda a normalizar. Angelina y tú sois dos ejemplos para todas nosotras.

    Un abrazo, Mayte!

    15 mayo 2013 | 13:55

  6. Dice ser CRISTINA

    ME PARECE UNA LOCA. no creo que esa solución sea adecuada,sobre todo cuando los métodos de curación están tan avanzados.creo que lo hace por estética, para ponerse unas mejores(tiene bastante pasta) y tercero no creo que sea buena idea vivir angustiada pensando que te va a dar y con ese gesto crees que lo evitas? no es un ejemplo a seguir cuando en muchos países y a muchas mujeres esa opción les está vetada por motivos económicos..una VERGÚENZA. , ES UNA ATREVIDA.

    16 mayo 2013 | 09:25

  7. Dice ser Antonio

    Muy buen articulo, enhorabuena por tu determinación.

    Hace poco fue la carrera contra el cáncer de Mama y muchas personas corrieron para dar fuerza a las que las que lo sufren y hacer un llamamiento a una mayor investigación contra el cáncer.

    Los peores cáncer que puede haber a nivel psicologico con el de mama y el de próstata porque ambos llevan socialmente la relación de masculinidad y feminidad con esas partes.

    Un saludo.

    16 mayo 2013 | 11:45

  8. Dice ser mari mar

    Muy valiente Angelina por la decisión, por que la decisión preventiva , aunque es un privilegio, es mucho más difícil de tomar.

    Ahora bien, creo que incomparable con la valentía de muchísimas mujeres que pasan por esta situación.
    No todo el mundo dispones de la infinidad de medios y recursos del que te atribuye el dinero y el poder.
    No todas tenemos a nuestra disposición el mejor equipo médico y asesor a nuestros pies. NO todas contamos con los mejores avances en medicina y tecnolgía (sin desprestigiar la sanidad pública española). No todas las que tenemos 6 hijos, ó 4, ó 1, disponemos de un arsenal de niñeras y servicio doméstico ,para poder dedicarnos a nosotras mismas. No todas en 2 ó 3 meses salimos de quirófano con los senos reconstruídos….No todas podemos permitirnos poner en peligro nuestros puestos de trabajo por tomar esta decición. NO, ……..esto no se ajusta a la realidad que vivimos la mayoría de mujeres, por éso, hay mucha valiente como Maite o tantas otras, que pasan por ésto sinque se les publique.

    Para mí el valor, tiene otra connotación.
    Gracias.

    16 mayo 2013 | 13:36

  9. Dice ser María

    Hola, Mayte. He sentido hervir la sangre cuando he leído que los pechos son la esencia de la feminidad y me he alegrado muchísimo al ver la evolución de tu pensamiento: “Porque la vida me ha enseñado que entender los pechos como el centro de la feminidad es un concepto normativo muy limitante”. Enhorabuena por tu blog y, sobre todo, por ser una luchadora, por tu energía. Abrazos desde Tenerife 🙂

    17 mayo 2013 | 10:34

Los comentarios están cerrados.