BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘New York Times’

Caen 3 directores. ¿Qué pasa en la prensa?

En apenas dos meses, tres directores (La Vanguardia, El Mundo y El País) han sido destituidos. La coincidencia temporal y la relevancia del triple relevo han desatado las teorias conspiratorias sobre el papel del Poder contra la libertad de expresión.

Antonio Caño, nuevo director de El Pais

Antonio Caño, nuevo director de El Pais

¿Qué está pasando en la Prensa española?

En las últimas semanas, varios colegas y/o amigos de la prensa de los Estados Unidos me han hecho esta misma pregunta.

El artículo de Pedro J. Ramírez en el New York Times, señalando a Rajoy (¡qué más quisiera é!) como el instigador de su despido, ha debido generarles alguna inquietud. La reciente sustitución de Javier Moreno por Antonio Caño al frente de El Pais también ha podido contribuir a consolidar tal preocupación.

¿Qué les digo?

Traduzco, copio y pego, a continuación, párrafos de una de mis respuestas (quitando, claro, las cuestiones personales/familiares que pueden aburrir a cualquiera):

 

Querido amigo:

Disculpa el envío de mi último mensaje en español. Lo envié a todos mis
amigos, de una vez, para anunciarles que había salido del Board de 20
minutos, que iniciaba una nueva vida sin compromisos profesionales
y que tenía nuevas direcciones de mail y un nuevo blog personal:
martinezsoler.com

Pedro J. Ramírez, con su "aliado" Aznar

Pedro J. Ramírez, con su “aliado” Aznar

En cuanto a tu pregunta sobre los cambios de directores de diarios en
España te diré lo siguiente:
Llevamos mas de 6 años de crisis económica durísima que ha puesto
a la prensa de rodillas, cargada de pérdidas y deudas. Entre diciembre
de 2013 y febrero de 2014 -en apenas dos meses- han cambiado a los
directores de La Vanguardia, de El Mundo y de El Pais. La coincidencia
en el tiempo y la importancia de los diarios han desatado rumores sobre
teorías conspiratorias, presiones del Gobierno conservador, de la banca,
del Rey, etc.
Como sabes, las presiones de los poderes políticos y/económicos para
influir en la línea informativa y editorial de los diarios son tan viejas como
el mundo. Siempre hay presiones, unas veces consiguen su objetivo y
otras, no. Otras veces, a medias. Lo tenemos grabado en nuestra piel.
En mi opinión, esos poderes son el “herpes” de la prensa en las
sociedades democráticas. Si la prensa goza de buena salud, es rentable
y sólida, el efecto de las presiones políticas suele resultar insignificante.
La prensa rentable (o sea, independiente) genera anticuerpos eficaces
para no ceder a las presiones. El herpes ni se nota, pero está presente
siempre.
Sin embargo, si la prensa (o un diario en particular) tiene mala salud,
no es rentable, tiene pérdidas, deudas o está al borde de la quiebra,
entonces carece de esos anticuerpos defensivos, falla su sistema
inmunológico y las pupas del herpes brotan a la vista de todos (lectores y
anunciantes).
No suele haber una causa única, sino varias, para explicar el cambio de
tres directores en dos meses. Además, yo no creo mucho en las teorías
conspiratorias. Tienen una ventaja: resultan verosímiles y fáciles de creer
para quienes no quieren molestarse en pensar seriamente sobre asuntos
complejos. Pero tienen un terrible inconveniente: generalmente, esas
teorías son falsas.
Cada diario tiene sus circunstancias particulares pero, desde hace varios
años, en los tres citados (y en casi todos) es notable el efecto de la caída
brutal de los ingresos por publicidad y venta de ejemplares impresos.
Y sus versiones digitales siguen siendo irrentables. Se desmoronan no
solo por la crisis económica sino también porque su modelo actual de
negocio carece de futuro. Si no cambian de modelo serán irrelevantes
y/o morirán. Los viejos lectores se mueren y los jóvenes no compran ni
leen esos diarios anticuados. Los dueños están desesperados, quieren
vender, fusionarse con otros y/o cambiar pero dan palos de ciego. Echar
parte de la culpa al director es muy socorrido. El director es el chivo
expiatorio.
En el caso concreto de El País -cargado de deudas y con poca salud- se
añade el problema de su televisión de pago que está tratando de vender,
entre otros, a Telefónica. Esta es una empresa muy próxima al Gobierno
del PP; su presidente, Cesar Alierta, es amigo del ex presidente Aznar. (…)

Portada de mi libro "Jaque a Polanco", publicado por Temas de Hoy (Planeta) en 1998

Portada de mi libro “Jaque a Polanco”, publicado por Temas de Hoy (Planeta) en 1998

En 1998 publiqué un libro titulado “Jaque a Polanco” donde ya barajaba yo la posibilidad de que Telefónica comprara algún día la televisión de pago de Prisa, editora del El Pais.
El Pais ya no está controlado por la familia Polanco sino por inversores
extranjeros. El Banco de Santander y la Caixa no quieren convertir la deuda
en acciones de El Pais. Y hay rumores sobre la posible compra de una
parte de El País por el mexicano Carlos Slim, que ya tiene acciones del
NYT.
Yo no creo que el Gobierno conservador de Rajoy tenga la fuerza ni la
inteligencia suficiente para provocar el cambio de director de El Pais.
Sin embargo, si Antonio Caño imprime su línea personal (con permiso
del presidente J.L.Cebrián) El Pais se moverá (mientras no mejore
su independencia económica) un poco más hacia el centro político,
acercándose al partido popular y alejándose del partido socialista.
Dejará un hueco muy importante para los lectores huérfanos de centro
izquierda.
Alguien va a llenar ese hueco. Tengo un proyecto –cómo no!- pero aun
no está maduro. En realidad, solo llevo dos semanas fuera del Board
de 20 minutos. Y estoy ocupadísimo con el tenis, la talla de madera, la
pesca, la jardinería, mi nuevo blog y mis paseos con Ana.
Me alegra mucho saber de ti. Te recordamos siempre con mucho cariño
y agradecimiento.
En Madrid sabes que tienes nuestra casa (ya sin niños) a vuestra
disposición. Como decimos en España “mi casa es tu casa”.
Os esperamos.
Un fuerte abrazo
Jose

Y ésta fue la versión original en inglés:

Dear friend,

My apologies for sending my last message in Spanish. I sent it to all my friends, all at once, to tell them that I had left the Board of 20 minutos, that I begin a new life without professional commitments, and to give out my new email addresses and my new personal blog: martinezsoler.com.

As to your question about changes of newspaper directors in Spain, here follow a few thoughts and comments:

We are going on more than 6 years of an especially rough economic crisis that has brought newspapers here -loaded with losses and debts- to their knees. Between December, 2013, and February, 2014, -barely two months- La Vanguardia, El Mundo, and El País have all changed directing editors. The coincidence in time and the importance of these newspapers has unleashed a variety of conspiracy theories, of pressure by the conservative government, by the banks, by the King, etc.

As you know, the pressure of political, financial, and economic powers to influence the news and editorials of newspapers are as old as the world. There are always pressures, sometimes they obtain their goal, sometimes they don’t. We have it engraved on our skin. In my opinion, these powers are the “herpes” of the press in democratic societies. If the press is in good health, with profits and solid readership, the effect of political pressure is usually insignificant. The profitable press (that is to say, the independent press) generates efficient antibodies enabling it to not yield under pressure. The herpes does not break out, but it is always present.

However, if the press (or a particular newspaper) is in bad health, is not profitable, has losses, debts, or is on the verge of bankruptcy, it then lacks these defensive antibodies, its immunological system fails, and the herpes lesions break out for all to see (readers and advertisers).

There usually is not just one cause, but several, to explain the change of three director editors in two months. Besides, I do not believe much in conspiracy theories. But they do have one advantage: they appear plausible and are easy to believe by those who do not want to bother themselves with thinking seriously about complex matters. But they have a terrible inconvenience: generally, these theories are false.

Each newspaper has its particular circumstances but, for several years, in the three papers cited (and in almost all newspapers) the effect of the brutal fall in advertising income and sale of printed copies has been devastating. And their digital versions continue to be unprofitable. The newspapers are floundering not only due to the economic crisis but also because the current business model has no future. If they do not change the model, they will be irrelevant and/or will die. Their faithful readers are dying off and the young ones do not buy nor read these antiquated dailies. The owners are desperate, they want to sell, merge with others and/or change but they are beating around blindly to find their way. To blame the editor is very typical. The director/editor is the sacrificial goat.

In the concrete case of El País –full of debt and in poor health- the problem of its pay TV (Sogecable) that it is trying to sell to Telefonica, among others, is another added problem. Telefónica is a company very close to the PP Government; its president, Cesar Alierta, is a old friend of former Prime Minister Aznar. (…) In 1998 I published a book titled “Checkmate to Polanco” where I then foresaw the possibility that Telefónica might buy someday the pay TV of Prisa, the publisher of El Pais. And today, it looks like Telefónica is about to close the deal within a few days.

El País is no longer controlled by the Polanco family but by foreign investors. Banco de Santander and La Caixa don’t want to convert the debt into shares of El País. There are rumors about a possible purchase of part of El Pais by the Mexican businessman Carlos Slim, who already owns shares of The New York Times.

I do not believe that the conservative Government of Mariano Rajoy has the strength nor wits enough to provoke a change of director/editor of El País. However, if Antonio Caño imposes his personal news bent (with the permission of the president J.L. Cebrian) El Pais (if its economic independence doesn’t improve) will move a little more toward the political center, getting closer to the conservative Popular Party and distance itself a little more from the socialist party. This will leave a very important empty spot for its orphaned readers of the center left.

Someone will fill this vacancy. I have a project –of course!- but it is not yet mature. It has only been two weeks since I left the Board of 20 minutos. And I am very busy working on my tennis, learning to do wood carvings, fishing, gardening, my new blog, and my walks with Ana.

I was very glad to hear from you. We will always remember you with much affection and gratitude.

In Madrid, you know that your have our house (now without kids) at your disposition. As we say in Spain, “Mi casa es tu casa,” My house is your house.

Un fuerte abrazo/A big hug,

Jose

¿Alguna otra sugerencia para mis colegas/amigos del Imperio?

Gane o pierda, Nadal es grande; Djokovic tiene mal perder

Nadal es Nadal en el éxito y en el fracaso: un gran señor del deporte. Da gusto ver su reacción noble tanto en la derrota como en la victoria. Djokovic, en cambio, reacciona mal cuando pierde. Al serbio (de la misma edad que el español) le falta un hervor para ser un gran deportista. Lástima que no podamos verlos de nuevo frente a frente en la próxima final de la Copa Davis.

Rafael Nadal, firma autógrafos, tras su doble victoria frente a Francia, en la Plaza de Toros de Córdoba

Djokovic se retiró hoy (como ya hizo en Cincinatti) cuando iba perdiendo un set y 3 juegos del segundo set frente al argentino del Potro.

El viernes tuve el privilegio de ver la victoria holgada de Nadal frene al francés Gasquet, desde lo más alto (y barato) del Tendido 9 de la Plaza de Toros “Los Califas” de Córdoba. Fue un espectáculo impresionante. Después de la paliza que los franceses dieron ayer a los españoles en el partido de dobles, hoy domingo, España tenía el pase a la final de la Copa Davis en las manos de Nadal. Y nuestro héroe no nos defraudó frente al gran Tsonga.

El francés se fue creciendo hasta perder un tercer set muy reñido por 6-4. En la última parte del partido, cuando Tsonga lo veía todo perdido (6-0 y 6-2), reaccionó con orgullo, contraatacó, y ambos nos dieron un gran nivel de tenis. Tsonga fue valiente y aguantó, con mucha dignidad, hasta el último minuto. Y, al salir de la pista/ruedo, fue vitoreado por el público en su derrota.

Al mismo tiempo, recibíamos noticias de la otra semifinal entre Serbia (actual campeón de la Davis) y Argentina: Djokovic frente a del Potro. Cuando el campeón serbio, nº 1 del mundo, iba perdiendo un set y tres juegos del segundo set, nos anunciaron que tiraba la toalla y la raqueta y se retiraba del partido y de la eventual final de la Copa Davis. El serbio (ausente) fue abucheado en el Coso de los Califas de Córdoba. Es posible que sufriera algún percance físico. No lo pongo en duda. Pero tantas veces va el cántaro a la fuente… Parece que siempre hace lo mismo. Y no siempre le va a funcionar esa actitud tan inmadura en un jugador tan excelente.

Nadal se recupera en "la burbuja" de aire puro, tras su victoria en la Copa Davisen Córdoba.

Djokovic, actual campeón del mundo de tenis (que destronó a Nadal, como Nadal había destronado antes a Federer), ha repetido muchas veces la misma estratagema, casualmente solo cuando va perdiendo o se le tuerce el partido. Cuando gana no le duele nada; cuando pierde, o le perjudica el cambio de rumbo del partido, llama al físioterapeuta, se tumba en su toalla y pide masaje o vendaje. Rompe el ritmo del rival, enfría el partido y, en cuanto vuelve a ganar, de pronto, le desaparece el dolor.

Su actitud quejica en la gran final del US Open no pasó inadvertida para el público del mundo entero que la siguió con pasión. Tampoco para el New York Times y el Internacional Herald Tribune que dedicaron un espléndido editorial a la deportividad y el buen hacer de nuestro Rafael Nadal. Lo copio y lo pego a continuación:



September 13, 2011
Editorial
_________________________________
The Spirit of the Game
Gracious losers, and winners, are, sadly, rare in professional sports. Rafael Nadal <http://topics.nytimes.com/top/reference/timestopics/people/n/rafael_nadal/index.html?inline=nyt-per> ’s performance Monday night, after losing this year’s United States Open <http://www.nytimes.com/2011/09/13/sports/tennis/dominant-victory-in-dominant-year-for-djokovic.html> , was the very essence of graciousness and a reminder of what good sportsmanship really means.

On court, Mr. Nadal plays a relentless, slashing game. Off court, he is nearly always polite and soft-spoken. He had to be deeply tired and frustrated after losing the championship to Novak Djokovic in four grueling sets — his sixth straight loss to his rival. But at the postmatch press conference, Mr. Nadal refused to make excuses or look to blame anyone but himself.

When reporters opened by asking about a medical timeout Mr. Djokovic had taken, Mr. Nadal said, “We are starting the press conference in a bad way, I think. It’s not the right moment to find excuses.” When he was asked whether Mr. Djokovic’s evident back pain gave Mr. Nadal hope during the match, he said, simply, “My hope is always about myself, not about the opponent.” As for any future Nadal-Djokovic matches, he said, “It’s going to be tough to change the situation, but the goal is easy to see.”

It was moving to watch a man who had played with so much heart also speak with so much heart. His praise for Mr. Djokovic, who is having one of the greatest seasons ever, was generous and accurate. But the thing of beauty — and the very ethic behind his game — was the self-recognition in Mr. Nadal’s words, the sense of his personal responsibility for what happens to him on the court. It can be summed up in one of his own phrases, uttered with a terse eloquence: “Accept the challenge, and work.”

Es un orgullo y un placer (aunque el mérito no sea nuestro) compartir y defender los mismos colores que Rafael Nadal, un grande de España. ¿A qué espera el Rey para darle el título que merece?

En cuanto termine al partido de baloncesto España-Francia, inlcuiré la traducción del editorial. Paciencia. Vamos ganado por muy poco, pero el final va a ser apasionante. Noah, el pivot de Francia, es hijo del gran tenista francés, y puede verse influido por la derrota de Francia frente a España enla semifinal de la Davis. De este modo, el gran Nadal también nos puede ayudar a conseguir el oro en baloncesto europeo sin meter ninguna canasta.

 

¡Vamos Rafa!

Gracias, Rafa, por el gran espectáculo y por la alegría de verte jugar en vivo y en directo en la Plaza de Toros de Córdoba. Desde hoy, busco entradas para la final España-Argentina. A ver si tengo suerte.

Vamos ganando en el descando por 13 puntos a Francia;¡Vamos, Pau, Marc, Navarro, Rudy, Calderón…!

Ahí va la traducción del editorial sobre Nadal realizada por Erik Martínez Westley desdeLos Angeles:

El corazón de la competición

(The spirit of the game)

Buenos perdedores –y ganadores- son, lamentablemente, difíciles de encontrar en el mundo del deporte profesional. El género que mostró Rafael Nadal este lunes, tras perder el título del US Open, fue la auténtica esencia de elegancia y un recordatorio a todos de lo que significa la buena deportividad.

En la pista, Nadal ejecuta un juego tenaz y brutal. Fuera de la pista, es casi siempre educado y gentil. Es de suponer que debía estar muy cansado y frustrado tras perder el campeonato a Novak Djokovic en cuatro sets extenuantes– su sexta derrota consecutiva a su rival. Pero en la conferencia de prensa tras el partido, Nadal se negó a dar excusas o buscar culpables.

Cuando los periodistas iniciaron la ronda de preguntas inquiriendo sobre el tiempo muerto médico que tomó Djokovic, Nadal respondió: “Creo que no estamos empezando la rueda de prensa de buena manera. No es el lugar para buscar excusas”. Cuando le preguntaron si la evidente molestia de espalda de Djokovic le dio esperanzas en el partido, simplemente contestó: “mi esperanza la centro en mi (en lo que yo puedo lograr), no en el adversario”. En cuanto a futuros encuentros Nadal-Djokovic, dijo, “va a ser difícil cambiar la situación, pero el objetivo es claro”.

Era conmovedor ver a un hombre que juega con tanto corazón también hablar con tanto corazón. Sus elogios para el señor Djokovic, que está teniendo una de las mejores temporadas de todos los tiempos, fueron generosos y acertados.  Pero lo que es bello –y que es la auténtica ética detrás de su juego –es el reconocimiento propio en las palabras de Nadal, el sentido de responsabilidad personal por lo que le pasa dentro y fuera de la pista. Se puede resumir en una de sus propias frases, pronunciada con elocuencia lacónica: “Aceptar el reto, y trabajar”.

 

Ahí queda eso. ¡Casi na!

¡Enhorabuena Rafa!

Y enhorabuena al equipo español de baloncesto. Doble victoria (tenis y baloncesto) sobre Francia en el mismo día.