BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘el pais’

Caen 3 directores. ¿Qué pasa en la prensa?

En apenas dos meses, tres directores (La Vanguardia, El Mundo y El País) han sido destituidos. La coincidencia temporal y la relevancia del triple relevo han desatado las teorias conspiratorias sobre el papel del Poder contra la libertad de expresión.

Antonio Caño, nuevo director de El Pais

Antonio Caño, nuevo director de El Pais

¿Qué está pasando en la Prensa española?

En las últimas semanas, varios colegas y/o amigos de la prensa de los Estados Unidos me han hecho esta misma pregunta.

El artículo de Pedro J. Ramírez en el New York Times, señalando a Rajoy (¡qué más quisiera é!) como el instigador de su despido, ha debido generarles alguna inquietud. La reciente sustitución de Javier Moreno por Antonio Caño al frente de El Pais también ha podido contribuir a consolidar tal preocupación.

¿Qué les digo?

Traduzco, copio y pego, a continuación, párrafos de una de mis respuestas (quitando, claro, las cuestiones personales/familiares que pueden aburrir a cualquiera):

 

Querido amigo:

Disculpa el envío de mi último mensaje en español. Lo envié a todos mis
amigos, de una vez, para anunciarles que había salido del Board de 20
minutos, que iniciaba una nueva vida sin compromisos profesionales
y que tenía nuevas direcciones de mail y un nuevo blog personal:
martinezsoler.com

Pedro J. Ramírez, con su "aliado" Aznar

Pedro J. Ramírez, con su “aliado” Aznar

En cuanto a tu pregunta sobre los cambios de directores de diarios en
España te diré lo siguiente:
Llevamos mas de 6 años de crisis económica durísima que ha puesto
a la prensa de rodillas, cargada de pérdidas y deudas. Entre diciembre
de 2013 y febrero de 2014 -en apenas dos meses- han cambiado a los
directores de La Vanguardia, de El Mundo y de El Pais. La coincidencia
en el tiempo y la importancia de los diarios han desatado rumores sobre
teorías conspiratorias, presiones del Gobierno conservador, de la banca,
del Rey, etc.
Como sabes, las presiones de los poderes políticos y/económicos para
influir en la línea informativa y editorial de los diarios son tan viejas como
el mundo. Siempre hay presiones, unas veces consiguen su objetivo y
otras, no. Otras veces, a medias. Lo tenemos grabado en nuestra piel.
En mi opinión, esos poderes son el “herpes” de la prensa en las
sociedades democráticas. Si la prensa goza de buena salud, es rentable
y sólida, el efecto de las presiones políticas suele resultar insignificante.
La prensa rentable (o sea, independiente) genera anticuerpos eficaces
para no ceder a las presiones. El herpes ni se nota, pero está presente
siempre.
Sin embargo, si la prensa (o un diario en particular) tiene mala salud,
no es rentable, tiene pérdidas, deudas o está al borde de la quiebra,
entonces carece de esos anticuerpos defensivos, falla su sistema
inmunológico y las pupas del herpes brotan a la vista de todos (lectores y
anunciantes).
No suele haber una causa única, sino varias, para explicar el cambio de
tres directores en dos meses. Además, yo no creo mucho en las teorías
conspiratorias. Tienen una ventaja: resultan verosímiles y fáciles de creer
para quienes no quieren molestarse en pensar seriamente sobre asuntos
complejos. Pero tienen un terrible inconveniente: generalmente, esas
teorías son falsas.
Cada diario tiene sus circunstancias particulares pero, desde hace varios
años, en los tres citados (y en casi todos) es notable el efecto de la caída
brutal de los ingresos por publicidad y venta de ejemplares impresos.
Y sus versiones digitales siguen siendo irrentables. Se desmoronan no
solo por la crisis económica sino también porque su modelo actual de
negocio carece de futuro. Si no cambian de modelo serán irrelevantes
y/o morirán. Los viejos lectores se mueren y los jóvenes no compran ni
leen esos diarios anticuados. Los dueños están desesperados, quieren
vender, fusionarse con otros y/o cambiar pero dan palos de ciego. Echar
parte de la culpa al director es muy socorrido. El director es el chivo
expiatorio.
En el caso concreto de El País -cargado de deudas y con poca salud- se
añade el problema de su televisión de pago que está tratando de vender,
entre otros, a Telefónica. Esta es una empresa muy próxima al Gobierno
del PP; su presidente, Cesar Alierta, es amigo del ex presidente Aznar. (…)

Portada de mi libro "Jaque a Polanco", publicado por Temas de Hoy (Planeta) en 1998

Portada de mi libro “Jaque a Polanco”, publicado por Temas de Hoy (Planeta) en 1998

En 1998 publiqué un libro titulado “Jaque a Polanco” donde ya barajaba yo la posibilidad de que Telefónica comprara algún día la televisión de pago de Prisa, editora del El Pais.
El Pais ya no está controlado por la familia Polanco sino por inversores
extranjeros. El Banco de Santander y la Caixa no quieren convertir la deuda
en acciones de El Pais. Y hay rumores sobre la posible compra de una
parte de El País por el mexicano Carlos Slim, que ya tiene acciones del
NYT.
Yo no creo que el Gobierno conservador de Rajoy tenga la fuerza ni la
inteligencia suficiente para provocar el cambio de director de El Pais.
Sin embargo, si Antonio Caño imprime su línea personal (con permiso
del presidente J.L.Cebrián) El Pais se moverá (mientras no mejore
su independencia económica) un poco más hacia el centro político,
acercándose al partido popular y alejándose del partido socialista.
Dejará un hueco muy importante para los lectores huérfanos de centro
izquierda.
Alguien va a llenar ese hueco. Tengo un proyecto –cómo no!- pero aun
no está maduro. En realidad, solo llevo dos semanas fuera del Board
de 20 minutos. Y estoy ocupadísimo con el tenis, la talla de madera, la
pesca, la jardinería, mi nuevo blog y mis paseos con Ana.
Me alegra mucho saber de ti. Te recordamos siempre con mucho cariño
y agradecimiento.
En Madrid sabes que tienes nuestra casa (ya sin niños) a vuestra
disposición. Como decimos en España “mi casa es tu casa”.
Os esperamos.
Un fuerte abrazo
Jose

Y ésta fue la versión original en inglés:

Dear friend,

My apologies for sending my last message in Spanish. I sent it to all my friends, all at once, to tell them that I had left the Board of 20 minutos, that I begin a new life without professional commitments, and to give out my new email addresses and my new personal blog: martinezsoler.com.

As to your question about changes of newspaper directors in Spain, here follow a few thoughts and comments:

We are going on more than 6 years of an especially rough economic crisis that has brought newspapers here -loaded with losses and debts- to their knees. Between December, 2013, and February, 2014, -barely two months- La Vanguardia, El Mundo, and El País have all changed directing editors. The coincidence in time and the importance of these newspapers has unleashed a variety of conspiracy theories, of pressure by the conservative government, by the banks, by the King, etc.

As you know, the pressure of political, financial, and economic powers to influence the news and editorials of newspapers are as old as the world. There are always pressures, sometimes they obtain their goal, sometimes they don’t. We have it engraved on our skin. In my opinion, these powers are the “herpes” of the press in democratic societies. If the press is in good health, with profits and solid readership, the effect of political pressure is usually insignificant. The profitable press (that is to say, the independent press) generates efficient antibodies enabling it to not yield under pressure. The herpes does not break out, but it is always present.

However, if the press (or a particular newspaper) is in bad health, is not profitable, has losses, debts, or is on the verge of bankruptcy, it then lacks these defensive antibodies, its immunological system fails, and the herpes lesions break out for all to see (readers and advertisers).

There usually is not just one cause, but several, to explain the change of three director editors in two months. Besides, I do not believe much in conspiracy theories. But they do have one advantage: they appear plausible and are easy to believe by those who do not want to bother themselves with thinking seriously about complex matters. But they have a terrible inconvenience: generally, these theories are false.

Each newspaper has its particular circumstances but, for several years, in the three papers cited (and in almost all newspapers) the effect of the brutal fall in advertising income and sale of printed copies has been devastating. And their digital versions continue to be unprofitable. The newspapers are floundering not only due to the economic crisis but also because the current business model has no future. If they do not change the model, they will be irrelevant and/or will die. Their faithful readers are dying off and the young ones do not buy nor read these antiquated dailies. The owners are desperate, they want to sell, merge with others and/or change but they are beating around blindly to find their way. To blame the editor is very typical. The director/editor is the sacrificial goat.

In the concrete case of El País –full of debt and in poor health- the problem of its pay TV (Sogecable) that it is trying to sell to Telefonica, among others, is another added problem. Telefónica is a company very close to the PP Government; its president, Cesar Alierta, is a old friend of former Prime Minister Aznar. (…) In 1998 I published a book titled “Checkmate to Polanco” where I then foresaw the possibility that Telefónica might buy someday the pay TV of Prisa, the publisher of El Pais. And today, it looks like Telefónica is about to close the deal within a few days.

El País is no longer controlled by the Polanco family but by foreign investors. Banco de Santander and La Caixa don’t want to convert the debt into shares of El País. There are rumors about a possible purchase of part of El Pais by the Mexican businessman Carlos Slim, who already owns shares of The New York Times.

I do not believe that the conservative Government of Mariano Rajoy has the strength nor wits enough to provoke a change of director/editor of El País. However, if Antonio Caño imposes his personal news bent (with the permission of the president J.L. Cebrian) El Pais (if its economic independence doesn’t improve) will move a little more toward the political center, getting closer to the conservative Popular Party and distance itself a little more from the socialist party. This will leave a very important empty spot for its orphaned readers of the center left.

Someone will fill this vacancy. I have a project –of course!- but it is not yet mature. It has only been two weeks since I left the Board of 20 minutos. And I am very busy working on my tennis, learning to do wood carvings, fishing, gardening, my new blog, and my walks with Ana.

I was very glad to hear from you. We will always remember you with much affection and gratitude.

In Madrid, you know that your have our house (now without kids) at your disposition. As we say in Spain, “Mi casa es tu casa,” My house is your house.

Un fuerte abrazo/A big hug,

Jose

¿Alguna otra sugerencia para mis colegas/amigos del Imperio?

Mi vida (y milagros) en Periodista Digital. ¡Qué peligro!

Hoy me encontré de sopetón con el grandísimo Vicente del Bosque. Y me sentí tan emocionado como un niño en presencia de Aquiles.

Poster firmado por del Bosque en "La Raqueta"

Poster firmado por del Bosque en “La Raqueta”

 

Ante tamaña provocación, no tuve más remedio que pedirle un autógrafo para presumir, ante mis hijos y mis viejos colegas de 20 minutos,.de que le había visto y tocado, personalmente,

Ni corto ni perezoso, agarré un poster de los campeones del mundo y se lo acerqué.

Lo firmó: “Para 20 minutos, con mucho afecto. Vicente del Bosque. Ahí queda eso. Y tengo documento gráfico.

 

La verdad es que la entrada de nuestro héroe nacional, el hombre que más ha hecho por reconciliarnos con la bandera española actual (sin la gallina de Franco), fue todo un acontecimiento entre los tenistas reunidos en la cafetería de la Ciudad de la Raqueta de Madrid.

JAMS con Vicente del Bosque en La Raqueta

JAMS con Vicente del Bosque en La Raqueta. Al fondo (Dcha), Javier Mtz.,mi profe de tenis.

Su entrada, rodeado de algunos futbolistas, causó un revuelo tremendo. Como si hubiera entrado una top model medio desnuda o George Cloony en calzoncillos.

Recibió el cariño de todos y algunos aplausos. Hoy le ví por primera vez personalmente y la verdad es que las cámaras no engañan: es un tipo simpático y agradable. Una buena persona.

Y, además, humilde. Un campeón del mundo, humilde. No hay más que verle.

¡Bravo por Vicente del Bosque!

—–

Y ayer se me ocurrió aceptar la invitación de los colegas de Periodista Digital para que les contara mi vida y milagros, ahora que, por fin, no soy nadie. O mejor, como dicen los ingleses, soy un “has been”.

Acostumbrado a preguntar durante casi medio siglo, me vi, de pronto, respondiendo a infinidad de preguntas sobre mi vida profesional. El cazador, cazado. Y dije para mi: “¡Qué leches! No tengo ningún compromiso profesional y puedo decir lo que me de la gana”.

Y decidí contar la verdad, tal como yo la recuerdo. ¡Qué peligro! Pasen y vean…
Entrevista con el fundador de ’20minutos’

[VÍDEO] Martínez Soler:
“El PP me echó de TVE y Miguel Ángel Rodríguez llamó a todos los periódicos para que no me contrataran”
“Pedrojota Ramírez es un mal periodista que utiliza a los lectores y los manipula”
Periodista Digital / Entrevista: J.F.Lamata, 25 de febrero de 2014 a las 16:05

José Antonio Martínez Soler acaba de jubilarse tras medio siglo de vida dedicada al periodismo en prensa y televisión. Entre las publicaciones que fundó destacan las revistas Cambio16 y Doblón en la Transición o el primer periódico gratuito 20minutos en el año 2000, obra de la se muestra muy orgulloso.

En su currículum, lamentablemente, también destacará siempre el haber sido co-protagonista de uno de los episodios más oscuros del tardo-franquismo: haber sido secuestrado y torturado por un comando de ‘incontrolados’ de ultraderecha en 1976 que quisieron sonsacarle sus fuentes.

Fragmentos más relevantes de la entrevista con Martínez Soler:

Secuestro y tortura:

Nunca quise saber quiénes eran. Pero formaban parte de los cuerpos de seguridad del Estado, así que se puede hablar de terrorismo de Estado y de que yo fui el primer desaparecido. El artículo que publiqué denunciaba una purga de militares en el Ejército, para poner a otros de la línea más dura. Cuando publicamos eso el director de la Guardia Civil se dio cuenta de que teníamos una fuente dentro, por eso debieron ordenar aquello. Me quemaron la cara, pero sobreviví.

Insisto no quise nunca venganza, ni saber quiénes eran. Ellos estarían a las órdenes de quien fueran, pero me dejaron vivo, igual tengo algo de síndrome de Estocolmo. No tiene sentido la rabia y el odio, esas cosas hay que enterrarlas. No me gusta ir de víctima, hay gente que quiere ser víctima del terrorismo o víctima del franquismo para que sea su profesión en la vida, además lo suelen hacer los que no son directamente víctimas, sino familiares de víctimas. Yo no, por eso nunca hablo de esto, lo escribí una vez por petición de mis hijos. Me quemaron la cara, pero el doctor que me atendió cuando – yo tenía la cara como un monstruo – me dijo ‘qué suerte tiene usted, Martínez Soler, las actrices de Hollywood pagarían millones’, porque las conchas de las pupas se caen y sale piel nueva. Y, en efecto, fijaos que joven estoy.

Fue una problema grave. Cuando te torturan, te ponen una pistola, te hacen un fusilamiento simulado. Cuando llegó ese momento de que iba a disparar y yo pensé que de verdad iba a morir, lo que pensé no fue en mi familia sino ‘mira que morir ahora cuando por fin tengo una parcela’. Estaba ilusionado con la parcela de la que acababa de ser propietario, fíjate, la mente crea refugios.

Despedido de RTVE en 1996:

Cuando yo estaba de corresponsal de TVE en EEUU me dijeron que viniera a Madrid para hacer la entrevista a José María Aznar y Felipe González. Yo no quería hacerlas, estaba en Nueva York, pero los partidos habían dicho que yo era el menos malo.

El PP ganó aquellas elecciones y nada más tomar RTVE con Mónica Ridruejo de directora, la primera decisión fue: Martínez Soler a la calle. Y me despidieron. No me lo podía esperar, dijeron que ‘razones económicas y profesionales’. Y eso que yo producía el doble y a mitad de precio. Ramón Colom se negó a firmar el cese y dimitió para no echarme. Les puse un pleito porque eso iba contra la democracia, porque lo hacían por aquella entrevista.

El director de informativos que me echó era Ernesto Sáenz de Buruaga, que lo llamábamos Ernesto Sáenz de Torquemada por entonces y la Ridruejo, pero a éstos les había dado la orden de Moncloa, Paco Cascos y demás. Salió en toda la prensa. El New York Times sacó un editorial defendiéndome, y aquí en España el ABC me defendió, Anson, como cuando el secuestro de 1976, me defendió. Anson, en eso me quito el sombrero.

Pedrojota no, porque Pedro Jeta en aquel momento estaba con Aznar más que nadie e hizo una campaña feroz.

Pedrojota estaba feliz con mi marcha, pero por otras cosas, en estas rivalidades siempre hay cuestiones personales. Pedrojota creyó que mi mujer fue la que hizo el editorial de New York Times porque trabajó ahí. No, no teníamos ni idea. A lo mejor él si tiene autoridad para cambiar editoriales, pero nosotros no. El Financial Times también salió a mi favor y lo comparó con la tortura: “en España antes un periodista criticaba al Gobierno y lo torturaban, ahora sólo le despiden, hay progresos”.

Se enfadaron tanto que Miguel Ángel Rodríguez se dedicó a llamar a los periódicos a decir que se consideraría un acto hostil contra el Gobierno si un periódico me contrataba. Me lo contaron compañeros que habían recibido esa llamada.

Su enfrentamiento con Mario Conde:

Cuando a mí me nombran director de La Gaceta de los Negocios, inmediatamente se potencian otros diarios económicos. PRISA compró a toda ‘prisa’ Cinco Días; Juan Salas que ya estaba agonizando, montó Economía16.

Iba bien el periódico, era muy bueno, sacamos exclusivas increíbles, como cesiones de créditos, de Botín, de Koplowitz. Pedrojota estaba en ese momento en Diario16 con la ‘Beautifulle’, las exclusivas las sacábamos nosotros, luego se puso en contra, claro.

Mario Conde había presumido que controlaba a La Gaceta de los Negocios. Él estaba en la cumbre, todo el mundo quería ser Mario Conde y todo el mundo le hacía la pelota, Pedrojota y todos le miraban el culo a Mario Conde. Entonces, claro, cuando publicamos que había una rebelión de directivos de La Unión y el Fénix contra Banesto, alguien le debió decir ‘Mario ¿no decías que controlabas a Martínez Soler?’

Se pilló un cabrero de mil demonios. En ese momento era muy soberbio, de mil demonios, ahora lo será menos, porque la cárcel te vuelve humilde digo yo. Llamó al editor le dijo ‘olvídate de ser socio mío’. Esos son los chantajes de la vida, del poder económico contra la prensa. El poder es el herpes de la prensa. Todos los tenemos arriba, pero cuando estás débil el herpes te ataca. En aquel momento él tenía fuerza y atacó.

Luis María Anson:

Anson me dedicó una portada junto a mis compañeros de TVE diciendo que éramos la ‘vergüenza nacional’. Pero le tengo cariño, sus portadas eran graciosas, era cuando lo del ABC auténtico. Eran portadas equivalentes a las de El Mercurio de Pinochet.

Mi madre se preocupó mucho “hijo mío, me han dicho que estás en la portada de ABC”, ¡otro secuestro! Era cuando era director del telediario. Le sigo teniendo cariño a Anson. Él lo hizo para defender su ABC, recuerdo que a Enrique Vázquez le acusó de ser espía del KGB.

Juan Luis Cebrián:

No quiero hacer balance de Juan Luis Cebrián. No me gusta hablar de los colegas. Lo mejor que puedo decir de él, es que ya que me contrató, pues eso demuestra que es inteligente. Lo que hay que tener claro es que Juan Luis Cebrián nunca ha dejado de ser director de El País. Quizá dejó de serlo cuando fue director Estefanía, que es el único que decía algo, porque tenía ‘autoritas’. Los otros son buena gente, pero el trato de Cebrián con ellos es de director (él). Habrá que ver si Antonio Caño quiere ejercer de director o no, pero si quiere ejercer de director, chocará con Cebrián en pocos años.

Con Cebrián aguanté, me fui tres veces y volvía. Y él me decía “si te vas, no vuelves”, pero luego me tenía que volver a contratar.

Pedrojota Ramírez:

Pobre Pedrojota, que mal lo debe estar pasando. Es un tipo muy interesante. Es de Shakespeare, sube a los cielos y baja a los infiernos. Es un gran político, pero un mal periodista. Publica cosas, no es que mienta, pero exagera, utiliza a los lectores y los manipula. Con él de director no aguantaría ni tres días.

Es muy político, puede hacer carrera política y ganar al PP. Podría ser un Mussollini español, que empezó de periodista y acabó político. Pedrojota Ramírez puede perfectamente acabar siendo jefe del Gobierno, el que nos falta para liderar un proyecto populista. ¡Ojo con él! Que tiene más peligro que una caja de bombas.

20minutos:

Desde los años sesenta le estaba dando vueltas a un periódico que viviera sólo de la publicidad y no de las ventas. Internet y todos los avances técnicos me permitieron poner en marcha el proyecto. 20minutos nació realmente en el 2000, aunque fue fundado en 1999 en el sótano de mi casa. Contratamos a Arsenio Escolar y el resto de gente. He estado al frente 14 años. No está mal…

Es el único gratuito que ha sobrevivido. Y es natural, porque los otros tres gratuitos que salieron no hicieron los deberes. Además, no sabían que se enfrentaban conmigo y con Arsenio, ¿a dónde van? Competir con nosotros es ir a la ruina. Se arruinaron los tres: Qué!, ADN y Metro.

Me he ido voluntariamente porque he cumplido 67 años. Vendí el 20minutos a los noruegos voluntariamente. Me he ido feliz y he estado feliz.

 

Papistas y antipapistas: ¿una peli de buenos y malos?

Los periodistas, a la hora de titular, no tenemos perdón de dios. Hace tiempo que no caigo en la tentación de comparar titulares de la prensa de pago.

Para El Mundo no hay duda: los anti Papa son los malos y los católicos, los buenos

Era tan obvio el sesgo de cada diario en favor del gusto de sus lectores o de su cultura corporativa que mi tarea, al inciar este blog, se volvió rutinaria y reiterativa. Y llegó a aburrirme. Si aburría al autor, no digamos a los lectores…

Sin embargo, hay días que los titulares de primera página me hacen dar un respingo en la silla. ¿Acaso mis viejos colegas nos toman por tontos, ingenuos o fanáticos?

Ayer se montó bronca en la Puerta del Sol entre policías, propapistas y antipapistas. ¿Quien empezó primero? ¿Quienes eran los buenos y los malos de esta peli cuyo argumento es tan viejo como el mundo y del que tanto abusa, con un pie cojo, El Mundo?

Para el diario El Mundo no cabía la menor duda: Este es su gran titular de portada:

Los anti Papa agreden a los católicos y la Policía no actúa

La rebuscada foto de primera, elegida por Pedro Jota, tampoco tiene desperdicio: Ni su pie de foto que dice así:

Una joven besa un crucifijo, ayer en la Puerta del Sol, mientras es increpada por un miembro de la manifestación laica.

Por si nos quedaba alguna duda sobre lo acontecido ayer en Sol, El Mundo nos regala este sumario a cuatro columnas:

Los peregrinos fueron expulsados de Sol tras ser insultados y pateados por los manifestantes laicos, desalojados horas después por los antidisturbios.

El Pais no se moja. No sabemos si el detenido (en la foto) es papista o antipapista

El País procura nadar y guardar la ropa.

Por la foto de primera (a tres columnas) no podemos distinguir si la policía está deteniendo a un papista o a un antipapista. Lleva un colgante pero no se distingue bien si es un escapulario o la tarjeta de Europalaica.

El titular tampoco señala buenos ni malos sino que mete a todos en el mismo saco:

Choques entre manifestantes y la policía en Sol tras la marcha laica

El sumario de El País tampoco nos aclara quienes son los buenos ni los malos de la película, tal como hace, con su desparpajo habitual el católico diario El Mundo.

Dice así:

Tensión entre peregrinos y participantes en la protesta

 

Para Público el sujeto del titular no ofrece duda alguna: Los laicos

El diario público, que rezuma laicismo por todas sus páginas, titula con bastante pulcritud. Eso sí, destaca el asunto a toda página. Ni a cuatro columnas. como El Mundo, ni a tres, como El Pais.

Sus titulares son descriptivos, pero de un solo lado.

Antetítulo

PROTESTA ANTE LA LLEGADA DEL PAPA

Título,  a toda máquina:

LOS LAICOS TOMAN SOL

(DURANTE UNAS HORAS)

Tampoco el ABC tiene duda sobre quien es el sujeto de su portada de hoy.

Y lo aclara con este sumario:
15.000 personas se manifiestan contra el uso de dinero público para la visita de Ratzinger//Se produjeron momentos de tensión con grupos de peregrinos que esperaban en la emblemática plaza //La Policía carga contra los manifestantes que pretendían quedarse en Sol y los desaloja.

—-

El diario ABC lo tiene bastante claro. ¿Disturbios entre papistas y antipapistas en su portada? Ni hablar del peluquín. Aquí no ha pasado nada. Ni la Policíaa ni los laicos ni los peregrinos son el sujeto de la noticia ni de la foto de primera. Faltaría más.

Nada como la bendición “urbi et orbe” de quien ellos llaman Santo Padre. Para broncas, busquen en páginas interiores.

Estros son sus titulares de portada junto a foto/estampita del Papa:

JMJ    MADRID 2011
«Espero abundantes frutos de mi viaje
a España»

Benedicto XVI llega hoy a Madrid para presidir la JMJ en su tercera visita a nuestro país desde que fue elegido Papa en 2005 [Editorial y 44 a 55]

«¡BIENVENIDO, SANTO PADRE!»

Tercera de Antonio María Rouco Varela

—-

Ahí queda eso. Son portadas del 18 de agosto de…

No se de qué siglo.

 

 

El País oculta sus vergüenzas; de El Mundo, ni hablamos

Ya no saben qué hacer. Con el EGM, todos los diarios ganan lectores en sus páginas propias y los pierden en las ajenas. Afortunadamente, el lector puede ser técnicamente inculto, y desconocer las reglas y la metodología del Estudio General de Medios (EGM), pero lo que siempre nos acaba demostrando es que de gilipollas no tiene ni un pelo.

Hace tiempo que el lector no acepta el gato por liebre. Y -¡ojo!- no hay nada más fácil que dejar de leer (o sonreir) cuando presumes que te están tomando por tonto.

¿A quien tratan de engañar los diario de pago, con su largo declive de ventas en quiosco y con su ascenso en reparto gratuito?

Al lector, desde luego que no.

¿Al anunciante? ¿A la agencia de medios?

Resulta tan pueril el modo en que los grandes diarios tradicionales, antiguos o de pago tratan la evolución del número de sus lectores y de los lectores de sus competidores que no se qué pensar.

El País de hoy (que ha perdido el 2,8 por ciento de sus lectores, según el EGM publicado ayer), dice en sus segundo titular lo siguiente:

Los diarios de pago pierden el 1,7% y los gratuitos descienden el 6%

Ocultan que El Pais ha perdido el 2,8% de sus lectores, muy cerca del 3% y muy lejos del 1,7 % que atribuye arteramente “a los de pago“. Y, como a río revuelto, ganancia de pescadores y de pecadores, El Pais declinante se compara con el descenso del 6% de los gratuitos, a los que mete a todos en el mismo saco. Claro que el diario gratuito Qué!, del Grupo Vocento, ha perdido un 8% de su8s lectores y el diario ADN, del Grupo Lara, ha perdido una décima más que El Pais (2,9 %).

Más cierto hubiera sido, por ejemplo, poner un titular como éste:

El Pais pierde un 2,8% de sus lectores y 20 minutos pierde el 1%

Ya no hablamos de su pretencioso y engañoso gran titular:

EL PAIS afianza su dominio con 2.022.000 lectores

Dominio… ¿sobre quién?

No será sobre el líder absoluto de los diarios de información general que sigue siendo 20 minutos, por quinto año consecutivo, y que tiene 330.000 lectores diarios más que El Pais

¿Dominio en qué y sobre quién?

—-

To read or not to read, that is the question

Un famoso diario de pago ha convertido en gratuito y ahora los gratuitos on line nos quieren cobrar. ¿Es el mundo al revés?

No hace mucho que la televisión iba por el aire y el teléfono, por cable. En cambio, ahora es al revés. ¿Y qué? La tecnología lo pone todo patas arriba, unas veces para ganar guerras o dinero y otras también para mejorar nuestras condiciones de vida, de trabajo o de ocio.

Los viejos diarios no son inmunes a estos cambios tecnológicos y para sobrevivir no tienen más remedio que adaptarse a ellos.

El próximo 12 de octubre, el diario londinense “The Evening Standard” -con 182 años de historia- se repartirá gratis a todo aquel que lo quiera y que llegue a tiempo, antes de que se agote, al puesto del repartidor.

No es el primer diario de pago que se convierte en gratuito. Ya lo han hecho antes otros diarios norteamericanos, aunque no tan famosos como éste.

Parcialmente, sin apenas hacer ruido, ya lo están haciendo también por aquí, aunque de manera vergonzante, dada su arrogancia, nuestros más leidos diarios de pago. Si ustedes pasan por algunas facultades, u otros lugares públicos, verán montones de diarios de pago que se ofrecen gratis. Al parecer, los universitarios no los quieren ni regalados, tal como muestran, al final del día, los sobrantes de pago (que se ofrecen gratis sin gran éxito).

Por eso, la OJD, que certifica la distribución de pago, gratuita y “mixta” de diarios, controla el número de ejemplares que se venden y que se regalan. El EGM, en cambio, mide el número de lectores, hayan pagado o no por el diario. En realidad, si un ejemplar de pago tiene tres o cuatro lectores, sólo uno de ellos ha pagado por ese ejemplar. Los demás lo han leido gratis. Igual que hacen cada día en quince grandes ciudades con 20 minutos.

El diario El Pais, (pag 39, 3-10-2009) que es uno de los que, desde hace años, se ofrece gratis a los estudiantes, publica hoy la noticia de la conversión del London Evening Standard en gratuito.

Yo trabajo, desde su fundación y a mucha honra, en una empresa que edita el diario de información general más leído de la historia de España y que se reparte gratis y sin complejos desde que nació, con el siglo, el 3 de febrero del año 2000.

Mis colegas de pago se han empeñado, desde el primer día, en demostrar que para un anunciante no es lo mismo el lector que ha pagado por el diario que aquel que lo ha leido de balde. Tiran piedras contra su tejado. Les he dicho una y mil veces, en público y en privado, que lo importante no es pagar o no pagar sino leer o no leer. Lo diré en inglés, como Shakespeare, para que me entiendan:

“To read o not to read; that is the question”.

El lector de 20 minutos ya nos paga -y bastante- con su atención, que es oro puro.

De todas formas, no me conviene que cunda el ejemplo del London Evening Standard en España. Prefiero que mis competidores de pago sigan creyendo erróneamente que lo importante es

“to pay or not to pay”

.

Allá ellos.

Este no es el Arenys de mis sueños

No me lo puedo creer. Arenys de Munt ¡quién te ha visto y quién te ve! En este mi querido pueblo del Maresme, al que me unen tantos recuerdos juveniles, ayer votaron, en plan zarzuerelo (quizás tragicómico), si Cataluña debía ser un Estado separado de España.

El resultado, como era de esperar, ha sido favorable en más del 96,3 % de los votos a la independencia. Claro que sólo fueron a votar, en esta consulta informal, prácticamente los partidarios de la separación de Cataluña como Estado independiente (2.500 de una población de 8.000). El 67% no fue a votar.

No me preocuparían especialmente estas consultas semifestivas de los forofos nacionalistas independentistas si no fuera porque remueven las bajas pasiones del ser humano, los egoismos particulares, el miedo a lo diferente, el tribalismo de ellos y nosotros, las diferencias culturales de manera excluyente, no integradora, y, en el fondo, acarician un puntito de racismo que me remueve la tripas.

En esta página de El Mundo de hoy hay una foto racista que me asusta: es una pintada anónima que dice:

UN XARNEGO UNA BALAA-

Me asusta, entre otras cosas, porque yo creí que lo de “xarnego” era ya una antigualla de cuando yo estudiaba felizmente en la Universidad de Barcelona. Estaba convencido de que ese tinte racista ya se había superado en Cataluña. Me lo ha recordado ahora la segunda lectura de “Últimas tardes con Teresa” de mi admirado Juan Marsé, novela publicada en 1966 cuando yo vivía en una pensión de la calle Balmes de Barcelona.

En aquella época, como inmigrante almeriense, me sentí secretamente identificado, en algunos aspectos, con el xarnego Manolo, el Pijoaparte, el murciano pobre y orgulloso de Marsé. Recomiendo vivmente la lecura de esta novela a los racistas nacionalistas separatistas catalanistas y a los racistas nacionalistas separadores españolistas.

Me asusta la pintada contra los “xarnegos“. Uno de esos “xarnegos” amenazados es precisamente el honorable presidente de la Generalitat de Catalunya, José Montilla, elegido por la mayoría de los catalanes. Pero también me asusta y perturba la exhibición, igualmente amenazadora, de la bandera fascista de la Dictadura de Franco en mi querido Arenys de Munt.

El Mundo, calentando el ambiente, titula así, con carga editorial, su foto central de portada:

Bufonada independentista en Arenys

El País titula fría e infomativamente su foto central de portada:

Arenys vota sí a la independencia

Hace muchos años que no paso por Arenys de Munt. Aún tengo muchos parientes a ambos lados de la riera y en San Celoni (tíos, primos, etc,). En realidad, no voy por allí desde que murieron mis queridísimos chacho Frasco y mi tía Carmen, con quienes pasaba muchos fines de semana en mis tiempos de estudiante.

Con ellos, unas visitas balsámicas llenas de afecto, entroncaba con la historia de mi familia (mayoritariamente emigrantes económicos a Cataluña y Argentina y exiliados políticos a Francia). Allí reponía fuerzas físicas y morales, leía, comía (¡pollo con cava!), ayudaba en el campo (eran los aparceros de una finca), cabalgaba los caballos de los dueños y me sentía bastante feliz, altenando -claro- con los sinsabores y tristezas propios de la edad.

Cuando alguien -incapaz de identificar mi fuerte acento almeriense- me preguntaba en Barcelona de dónde era, yo solía responder que era de Arenys de Munt y soltaba, entre risas, algunas palabras en catalán. Conocía ese puebo como la palma de mi mano. Y me gustaba pasear por sus calles.

Mis recuerdos juveniles de Arenys de Munt, de Arenys de Mar, de San Celoni, de Mataró y de toda la maravillosa naturaleza que rodea el Montseny no pueden ser mejores. Por eso, me entristece tanto que unos fanáticos nacionalistas de ambos lados estropeen la imagen pacífica y alegre que guardo de esa tierra y de sus habitantes, cualquiera que fuera su origen.

En diciembre de 2007, en La Cartuja de Sevilla, me tocó hablar de los andaluces (sobre cómo nos ven y cómo nos gustaría que nos vieran). Copio y pego, a continuación, unos párrafos de aquella charla que escribí pensando en mis paseos por Arenys de Munt, cuando estudiaba en la Universidad de Barcelona allá por los años 1966 y 1967:

“Cuando me llegaban esos rumores racistas sobre el inmigrante andaluz me sublevaba interiormente:

-éramos muy buenos para la música, sabíamos llevar muy bien el ritmo, las palmas, llevábamos el baile en la sangre, aunque éramos perezosos para el trabajo, bastante pícaros, graciosos, con salero, no muy limpios, lentos para el estudio, poco eficientes, falsos, traicioneros, fuleros, éramos juerguistas y borrachines, olíamos a ajo, etc. etc. En ese cuadro siniestro, éramos también abiertos, acogedores, hospitalarios y –cómo no- bastante buenos para el sexo. Algo es algo.

(Por cierto, estas mismas características tergiversadoras y mistificadoras de la realidad se aplicaban también a los gitanos, incluso en Andalucía.)

Pero el senequismo andaluz lleva siglos enseñándonos el arte de la prudencia y la “taqiyya” árabe, el arte del disimulo. Con una beca del franquismo, practicaba yo entonces la “prudencia de los pobres”, que sabiamente cita García Montero.

Y me crecía con el recuerdo del orgullo de aquel jornalero andaluz que, en tiempos de la Restauración, devolvió el duro de plata al cacique, que intentó comprar su voto, y le replicó:

“En mi hambre mando yo”.

O aquel viejo almeriense, arrugado por el sol y la miseria, en un pueblo casi abandonado de la Sierra de los Filabres, que contradijo a un ministro socialista cuando éste le animó a trasladarse a la ciudad para recibir mejores cuidados.

“No tiene dios cojones –le dijo el viejo al ministro- de mandarnos el hambre que somos capaces de aguantar aquí nosotros”.

Sabemos hacer de tripas corazón y nos superamos. Hemos demostrado que tenemos capacidad de sufrimiento, de trabajo y de superación como el que más. Por todo eso, deberíamos poner un cartel en las escuelas andaluzas que dijera:

“No somos diferentes”.

En la Universidad de Harvard volví a oír los mismos rumores y chistes racistas –los mismos, sí- que había oído años atrás en la Universidad de Barcelona. Pero allí eran aplicados a los negros, a los judíos y a los hispanos. También a los polacos.

Alguna vez llegué a leer entonces el poderoso monólogo de “El mercader de Venecia”, de Shakespeare, pero cambiando judío por andaluz: Fijaos cómo suena:

“Soy un andaluz”. ¿Es que un andaluz no tiene ojos? ¿Es que un andaluz no tiene manos, órganos, proporciones, sentidos, afectos, pasiones? ¿Es que no se alimenta de la misma comida, herido por las mismas armas, sujeto a las mismas enfermedades, curado por los mismos medios, calentado y enfriado por el mismo verano y por el mismo invierno que un catalán, un vasco o un inglés? Si nos pincháis, ¿no sangramos? Si nos hacéis cosquillas, ¿no nos reímos?, Si nos envenenáis, ¿no nos morimos? Y si nos ultrajáis, ¿no nos vengaremos?

Si nos parecemos en todo lo demás, nos pareceremos también en eso. Si un andaluz insulta a un catalán, a un vasco o a un inglés, ¿cuál será la humildad de éste? La venganza. Si un catalán, un vasco o un inglés ultraja a un andaluz, ¿qué nombre deberá llevar la paciencia del andaluz, si quiere seguir el ejemplo del catalán, del vasco o del inglés? Pues venganza. La villanía que me enseñáis la pondré en práctica, y malo será que yo no sobrepase la instrucción que me habéis dado.”

Lo dicho: pese a la caricatura que han hecho de nosotros durante décadas, en lo esencial, no somos diferentes. Hay también, en la historia de Andalucía, reacciones aisladas, a veces violentas y bastante desconocidas, contra el fatalismo y la explotación. También sabemos enseñar los dientes.”

Sorprendente (por inusual) titular de portada en El País contra Zapatero.

Interesante (y oportuno) artículo del International Herald Tribune de hoy sobre las relaciones “rotas” entre El País y Zapatero, que nos ofrece algunas claves. (El ITH reparte cada día un suplemento/resumen de El Pais en inglés).

El País in Rare Break With Socialist President

By DOREEN CARVAJAL

Published: September 13, 2009

International Herald Tribune/New York Times

(El Pais

A caricature of President José Luis Rodríguez Zapatero by Fernando Vicente in the Sept. 6 issue of El País.)

PARIS — When loyal readers opened Spain’s leading daily newspaper, El País, last Sunday, some may have spilled their morning café con leche.

The 30-year-old, center-left newspaper — long a reliable supporter of the governing Socialist Party — published a huge, withering caricature portraying Prime Minister José Luis Rodríguez Zapatero at the helm of a sinking map of Spain, encircled by sharks marked unemployment and deficit.

El País says the Captain Zapatero cartoon — and searing critique of the Zapatero government’s economic policies — is simply part of its coverage of “el crisis.”

But others, inside and outside the government, suspect that the newly muscular coverage is a result of a backstage clash between the newspaper’s parent company, Grupo Prisa, and a rival, Mediapro, over digital television rights granted to Mediapro by the Zapatero government.

“Grupo Prisa felt like they were scorned and the other group benefited more,” said Victor Domingo, president of the Asociación de Internautas, an Internet rights group critical of the government dealings on digital television. “Now it’s a battle, and all of the group is more aggressive with the government.”

This contest of media “galácticos” pits rivals based in Spain’s two power centers — Mediapro is in Barcelona, Grupo Prisa in Madrid — against each other. Both have ties to the Socialist party and global aspirations.

Grupo Prisa is one of the largest media groups in the Spanish-speaking world. It owns El País, which has an average daily circulation of a little more than 402,000, and several television and radio stations. Battered by the downturn in advertising that has affected nearly every media company, Grupo Prisa recently negotiated an extension on a bridge loan of €2 billion, or $2.9 billion, and sold a 4.5 percent stake for $56 million to Talos Partners, a New York private equity firm.

Mediapro produces and distributes films and has financed three Woody Allen movies, among them the recent hit “Vicky Cristina Barcelona.” It is also the controlling shareholder in La Sexta, a television channel, and paid more than €1 billion for the coveted broadcast rights to the soccer clubs Real Madrid and Barcelona. It owns the rights to other soccer clubs as well.

In mid-August, Mediapro was the chief beneficiary of a special “royal decree” approved on a fast-track vote by the Spanish cabinet that opened the way for digital over-the-air television available on a subscription basis.

Almost immediately, Mediapro seized the opportunity to introduce a pay digital channel, Gol Televisión, which sells subscriptions for programming dedicated to soccer.

That step, timed for the start in late August of the season for La Liga, the Spanish soccer league, was a direct foray into the territory of Grupo Prisa, which owns the satellite platform Digital Plus through its subsidiary, Sogecable. It has its own soccer channel as part of its premium-pay package, although it pays Mediapro €700 million for the rights to air matches.

Juan Luis Cebrián, Grupo Prisa’s chief and a former editor of El País, bristled at the government’s decision, loudly comparing it to the handiwork of a banana republic and accusing the Zapatero administration of “attempting to subdue the media” through a “war against those who are independent.”

He still does not mince words about how he views the government’s decision.

“This decree is for matters of extreme emergency,” Mr. Cebrián said during an interview from the Grupo Prisa headquarters in Madrid, adding, “I don’t believe that this law should be used to govern to favor friends.”

Mr. Cebrián said he supported the arrival of digital television, but he contended that “what is really grave is the favoritism in the industry.”

For his part, Jaume Roures, the chief executive of Mediapro, has given interviews to the Spanish business media denying that his company had received a gift from the Zapatero administration. In Spain, he said, “we have a tendency to look for political motives behind everything.”

In the aftermath of the dust-up, the Spanish competition regulator, the National Commission of Competition, announced this month that it was starting an antitrust review of Mediapro and Gol Televisión. Prisa lodged a complaint that the Catalan group was not reselling broadcasting rights for the Spanish soccer league in a fair way.

With corporate tensions building, critics are closely watching the coverage of the Zapatero government in El País.

They note, for example, that the newspaper has not only been tough on Mr. Zapatero but also took aim at the Socialist stronghold of Barcelona with stories about desperate immigrant women forced to take hormones to work harder in bordellos allegedly linked to a Barcelona city official.

This is not the paper’s first break with the Socialists. In 1995, El País published a front-page editorial questioning the ability of Felipe González Márquez, the president at the time, to govern amid corruption scandals and political turmoil after his 12 years in office.

Now, Javier Moreno Barber, the editor of El País, contends that the newspaper is taking a harsher look at the Zapatero administration in the face of the country’s greatest economic crisis since its civil war in the 1930s. Unemployment stands at 17.9 percent, and the country has a budget shortfall nearing 10 percent of output.

“We’re getting tougher on our local assessment of how the government is tackling the crisis,” Mr. Moreno said. “There’s no doubt about that. But I would deny it’s because of the problem we had this summer. We’re harsher now because we’re starting to see France and Germany are back on their feet.”

Still, the coverage leaves some longtime readers a little stunned. The critical business cover story that accompanied the Captain Zapatero caricature provoked a furious debate, with more than 600 readers posting comments online. One of the baffled readers was José Antonio Martínez Soler, executive editor of 20 Minutos in Madrid and a former El País journalist.

When his wife opened the newspaper to the caricature, she turned to him and said, “This is not my El País,” he recalled.

But Mr. Martínez Soler said he believed that the issue ran deeper and that the battle between Grupo Prisa and Mediapro over pay digital television was just a tipping point.

“It’s much more complicated,” he said. “El País never had the same relationship with Zapatero that it had with Felipe.”

He added that under the leadership and ownership of Jesús de Polanco, who died in 2007, Grupo Prisa had not had big problems with the Zapatero administration but that that had changed under Mr. Cebrián, who is not the owner and, he said, is not a diplomat.

At a news conference in late August, Mr. Zapatero weighed in with his reasoning for the fast-track television decree. The government, he said, had moved quickly so that Spain would not fall behind other European countries and also so that the industry would be made more diverse with the ability to offer alternative channels.

“The facts are incontestable,” he said, that more diversity would benefit “el país,” which in Spanish means the country. Then, realizing that people might think he was talking about El País, the newspaper, he quickly corrected who would profit: “The nation, of course.”

FIN

Aunque El Mundo se vista de seda, Mundo se queda

Ayer leí el blog de mis vecinos del Departamento de Diseño y Producción de 20 minutos, “Sexta Columna” y no llegué a entender muy bien las razones que movieron a los directivos de El Mundo a cambiar su diseño. Los cambios me parecieron minúsculos. Como santo Tomás:

“Si no lo veo, no lo creo”.

Hoy me he fijado con más atención en las portadas de El Mundo y El País y he comprobado que mis colegas de Diseño y Prducción tienen más razón que un santo.

Ambos diarios abren sus portadas mandando con titular de cuatro líneas, ia dos columnas, de entrada, y con una foto a tres columnas, de salida.

El segundo titular lleva un espacio idéntico: dos líneas a tres columnas, bajo la foto.

El taco de publicidad de portada va colocado en ambos en el mismo sitio.

Y, por fin, coinciden también en el diseño de las noticias que cierras sus portadas: Un dos por dos de salida, abajo. Y todos los grandes tiutalres llevan su correspondiente (tipográficamente idéntico) sumario.

He probado a cambiar el logotipo de uno por otro. El experimento me ha demostrado que aunque El Mundo se vista de seda (antigua, pero seda), Mundo se queda.

Afortunadamente, la forma y el fondo apenas son la misma cosa en la Música, en las Matemáticas, a veces, en el Derecho, etc. y poco más.

En el periodismo, en cambio, el fondo puede ir por un lado y la forma, por otro. Y a kilómetros de distancia. El lector, protegido o subyugado por su posición ideológica, lo acepta de mil amores. Lo mismo creo que ocurre con la religión y con la política.

Es lo que pasa. Por eso, por mucho que El Mundo cambie su apariencia externa, un cambio de diseño, su contenido viene marcado por sus raíces, sus origenes, su historia y sus intereses.

Basta con leer su primer titular de portada de hoy:

Rajoy reúne un grupo asesor par mejorar su imagen pública

¿Acaso podría El País mandar en su portada con un titular como éste?

He buscado explicaciones en las fuentes de los gurús de la prensa. Una de esas fuentes, que suelo consultar para ver tendencias de futuro, es la web del profesor Giner, maestro de periodistas, titulada:

What´s next: Innovations in Newspapers

En ella aparece este titular:

The funny redesign of El Mundo

(El gracioso/raro diseño de El Mundo)

Reproduce la portada del “cambio”, que incluyo más arriba, y sólo escribe lo siguiente:

El Mundo has been redesigned

Why?

(El Mundo ha sido rediseñado

¡Por qué?)

Lo mismo digo, maestro Giner. Lo mismo digo.

El País contra El Mundo. Y viceversa

El País ataca hoy a Unedisa, editora El Mundo, o sea, a su competidor directo. Y lo hace a cuatro columnas. No ha tardado mucho El País en reaccionar a un ataque anterior. Estaba afilando el hacha.

“Donde las dan las toman…”

El Pais contra El Mundo. Y viceversa Los diarios de pago se atacan mutuamente, tirandose las perdidas a la cabeza.

El pasado viernes pudimos leer en las páginas de El Mundo a cinco columnas -no va más- lo mismo, pero al revés. El Mundo atacó al grupo Prisa, editor de El País, o sea, su competidor directo, y con argumentos parecidos.

Nuestros principales diarios de pago (El País, nº 3 y El Mundo nº 7, por su número de lectores) parecen haber olvidado la vieja máxima (creo que de El Corán, más o menos) que dice así:

“Si escupes al cielo, en la cara te cae”

Hoy vengo de traje y corbata porque he comido con nuestros auditores en un sitio fino. Por eso me he puesto mi mejor corbata, acorde con la ocasión. Hemos hablado un buen rato de la crisis … de los demás. Bueno, también de la nuestra.

Y, a los postres, hemos recordado la muerte del dictador, tal día como hoy 20-N de hace 33 años.

¿Donde estábamos cuando murió Franco?

Yo ya lo conté en este blog al cumplirse los 30 años. Basta con hacer click aquí para leerlo.

Este es el cuadro del Ranking de la prensa española ordenado por su número de lectores diarios. (Ahí van los datos oficiales de EGM, para documentar el corte publicitario que me ha salido (casi sin querer) en el video post anterior, a favor del liderazgo indiscutible del diario 20 minutos en el Estudio General de Medios).

Mientras los diarios de pago se tiran sus deudas millonarias a la cabeza, nosotros seguimos avanzando como líderes absolutos en la prensa impresa y ya como nº tres de Noticias en Internet con nuestra web www.20minutos.es. Gracias a nuestros lectores de oro.

El mejor premio de mi vida profesional
(Autobombo, apto sólo para amigos)

La compañía que tengo el gusto y el orgullo de dirigir empresarialmente desde su fundación (la editora del diario 20 minutos, de la web www.20minutos.es y de la revista mensual Calle 20 ) ha sido citada hoy, en letra impresa, nada menos que en El País (suplemento Negocios, pagina 98). No lo puedo remediar: (con perdón) voy a arrimar hoy el ascua a mi sardina.

He pegado aquí, a la izquierda, el recuadro donde aparece nuestra empresa en el puesto número 9 de las que tienen entre 250 y 500 empleados. Estoy bastante feliz por esta noticia que ha sido revelada esta semana: 20 minutos entra en la lista de las 50 mejores empresas españolas para trabajar

La investigación ha sido realizada por el Instituto Great Place to Work a través de más de 100.000 encuestas entre empleados que contestan voluntarialmente a un amplio cuestionario. Como resultado, el Instituto selecciona las 50 mejores empresas para trabajar, según sus propios empleados (Las 50 Best Places to Work en España)

Lo importante para mi de esta distinción -lo que más valoro como responsable de la empresa- es que ha sido otorgada a 20 minutos por el más exigente y valioso de todos los jurados, es decir, por sus propios empleados, por mis compañeros de trabajo (redactores, comerciales, de marketing, administrativos, técnicos, programadores, logísticos, de servicios generales, etc.).

Los 330 empleados están repartidos por las 15 ciudades donde se publica 20 minutos, el diario líder de la prensa española (gratuita y de pago) con más de 2,5 millones de lectores diarios, según el EGM.

Seguramente por mi edad y por mis amigos, más que por mis méritos propios, he formado parte de bastantes jurados periodísticos, literarios, académicos, económicos, etc.

Mi participación sincera en los debates y en las votaciones de casi todos esos jurados me han servido (y mucho) para valorar precisamente a un jurado compuesto no por especialistas sino por los propios empleados. Valoro y agradezco los variados premios y condecoraciones (nunca solicitados) que yo mismo he recibido por el ya largo ejercicio de mi profesión (esculturas, figurillas, cuadros, placas, estatuillas, chirimbolos, medallas, escudos, diplomas, etc.). Los agradezco (ya conoceis mi vanidad), pero valoro mucho más este diploma de “mejor empresa para trabajar”.

Esta foto muestra una vista parcial de la nueva redacción de 20 minutos en Madrid gobernada, desde el primer día, por nuestro director editorial, Arsenio Escolar.

Estoy encantado de que quienes trabajamos en 20 minutos para servir a nuestros lectores un buen producto, que informe y entretenga, y a los anunciantes un soporte eficaz para sus mensajes, hayamos decidido libremente otorgarnos este premio que, por la propia naturaleza del jurado, es el más importante de mi vida profesional.

Como periodista, he fundado y dirigido editorialmente varios diarios, semanarios, mensuales, telediarios, magazines televisivos, programas informativos diarios y semanales de radio y televisión, etc.

Sin embargo, mi experiencia empresarial como director general de una compañía es escasa. Si mal no recuerdo, la editora de 20 minutos es la primera empresa que he fundado y dirigido hasta ahora como máximo ejecutivo (no editorial) .

Como director general, debo responder de ella ante más de 330 empleados y, naturalmente, ante los dueños representados en el Consejo de Administración de 20 minutos España S.A. , filial del Grupo Schibsted.

Si el premio hubiera venido de los dueños no lo hubiera valorado tanto. En ese caso, habría preferido -como la mayoría de mis colegas- un aumento de sueldo. Pero han sido los empleados, el factor trabajo, que ahora llamamos finamente capital humano (como si “capitalismo humano” no fuera un oxímoro), quienes han decidido libremente poner a 20 minutos en el podio de las mejores empresas españolas para trabajar.

¡Gracias a todos los veinteminuteros por esta alegría!

Estoy emocionado y agradecido.

Éste que sigue es el artículo publicado hoy por El País en su página 98 de Negocios.

¡Ahí queda eso!

¡Ah! Quiero felicitar desde aquí a nuestros primos del Grupo Intercom por haber obtenido el puesto número 1 entre las mejores empresas españolas para trabajar de 100 a 250 empleados.

¡Enhorabuena!

El Grupo Intercom participa en Infojobs, empresa controlada por el grupo Schibsted, con sede en Noruega y con filiales en más de 20 países. Tanto Infojobs como 20 minutos compartimos muchos valores comunes de la cultura corporativa del Grupo Schibsted:

He aquí nuestros tres pilares:

1.- Pasarlo bien

2.- Ganar dinero

3.- Con integridad

Cebrián “critica” (en El Pais) pero “arremete” (en El Mundo)