BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘batasuna’

¿”ETA reaparece” o “Batasuna desafía”?

¡Qué poco dura la alegría en la casa del pobre! Pasa lo mismo con las vacaciones. Ya se nota: las calles de Madrid se llenan de coches y de gente bronceada en las playas… y, naturalmente, con jerseys.

Yo he dormido, en algunas noches de este agosto madrileño, cubierto por una manta. Estamos pasando el agosto más frío del siglo. Pero eso no es noticia. Más bien es considerada como “no noticia”, pues contradice la sabiduría convencional sobre los nuevos dogmas de una especie de religión emergente que atribuye el calentamiento global a la acción del hombre sobre la Tierra. También volvemos a la vieja y rabiosa rutina de los asesinos de ETA poniendo bombas, afortunadamente sin víctimas mortales.

Y, con el fin de las vacaciones, los diarios también vuelven por donde solían:

El País le echa una mano al Gobierno y a las Fuerzas de Seguridad del Estado en su gran titular informativo de primera:

ETA reaparece (…) tras cuatro intentos fallidos

El Mundo prefiere a Batasuna como sujeto de su gran titular interpretativo y le atribuye un verbo (“desafiar“) reservado para gente valiente y aguerrida:

Batasuna desafía a Zapatero (…)

El titular editorializante de El Mundo está pidiendo una coletilla implícita de este tipo:

¿Por qué no responde Zapatero a este desafío?

Si alguien te moja la oreja (te desafía) y tu no respondes, puedes quedar, cuando menos, como un cobarde… o prisionero de algo inconfesable.

Hay demasiados juicios de intenciones implícitos en los titulares de ambos diarios, ya sean a favor o en contra del Gobierno.

¿Por qué no separamos un poco mejor los hechos de las opiniones?

Lo mismo ocurre con la “guerra de las banderas“.

Para El Mundo, con la vuelta a las armas, vuelve la “la guerra de los símbolos”.

En su portada destaca este sumario:

El Ayuntamiento de Bilbao iza la bandera española durante 27 minutos y la arría

En su página editorial lleva un comentario con este titular, esta vez, sí, en cursiva:

La pantomima de Bilbao con la bandera española

En página interior, El Mundo le dedica cuatro columnas a “la guerra de los símbolos” con foto de la bandera española, naturalmente arriada.

El País no lleva nada de esta “guerra” en portada y en su interior lleva sólo una foto noticia, naturalmente con la bandera española izada, y con este titular:

Ni rastro de la “guerra de las banderas”

O sea, como la noche y el día.

Unidos contra ETA (en El País) o desunidos (en El Mundo)

¿Quién confunde deseos con realidad? ¿Quién contribuye a unir o a desunir a los demócratas contra ETA? ¿Quién an¡ma o desanima con su contabilidad sesgada al alza o a la baja?

Ya sabemos que no hay noticia gratis ni titular inocuo. Pero, a veces, las diferencias de tratamiento en cada diario son tan clamorosas que escandalizan, con razón, al lector más confiado.

Titular de El País:

Gesto por la Paz aúna a los partidos políticos contra el terrorismo

Titular de El Mundo:

Los partidos vascos evitan dar una imagen de unidad en la marcha de Gesto por la Paz

El País suma Bilbao con Pamplona en este sumario:

Cerca de 5.000 personas marcharon en Bilbao y Pamplona en defensa de la paz y la libertad

Sumario de El Mundo:

Unos 2.000 manifestantes exigen a la banda en Bilbao “que no pongan las manos encima de nadie”

El corte de la foto tampoco resulta inocuo. El País ilustra la información con un plano general, que incluye desde la pancarta completa de la cabecera hasta casi la cola de la manifestación. El Mundo, en cambio, da una foto de plano medio en la que sólo puede leerse media pancarta de cabecera.

El arranque de las dos informaciones no puede ser más clarificador acerca de las habilidades contables de ambos diarios.

El Mundo comienza así:

“Cerca de 2.000 personas se manifestaron ayer en Bilbao convocadas por Gesto por la Paz…”

El País, que debe tener otro aparato de medir, comienza así:

“Más de 3.000 personas convocadas por Gesto por la Paz marcharon ayer en silencio por las calles de Bilbao…”

El País completa la información, que va a a toda página, con una entrevista a Fabián Laespada, portavoz de Gesto por la Paz que lleva este titular:

“No pierdo la esperanza de que Batasuna alce su voz contra ETA”

Por ahora, yo tampoco la pierdo.

Las portadas de ambos diarios (que llevan -¡menos mal!- la palabra “implacable“) tampoco defraudarán a sus lectores habituales. Abren con el mismo sujeto (Zapatero) pero le atribuyen un verbo muy distinto-

Para El País:

Zapatero afirma…

Para El Mundo:

Zapatero cambia…

Ahí una interesante visión del presidente del PNV, Jose Jon Imaz, a quien no debemos perder de vista. La publica El País:

Y un análisis muy acertado de Sol Gallego, también el El País:i

No crean que me olvidé de incluir la información que El País da en su portada sobre el presunto tráfico de influencias del ex presidente Aznar a favor de Centaurus , “uno de los fondos especulativos más activos y agresivos”. Simplemente, la copié y la pegué en un post anterior y me puse a ver por la tele el partidazo de Rafa Nadal. Emocionante.

“Prisión”, en El Mundo; “fulminante detención”, en El País

Ya se que, con frecuencia, confundimos deseos o sueños con realidades. Otras veces, gracias precisamente a la persistente persecución de nuestros deseos, anticipamos realidades de ensueño. Y así algunos sueños se hacen realidad.

Ahora me pasa algo parecido con estos terroristas descerebrados de ETA. Pienso, deseo y sueño con que más de uno de ellos, o de quienes les justifican y/o apoyan, se habrá sentido decepcionado con la vuelta a las sucias armas, al asesinato cobarde, a la extorsión vil, al terror fascista de la minoría que quiere imponer sus ideas (¿ideas?) metiendo el miedo en el cuerpo a los demócratas.

Mis amigos demócratas vascos gozaron de un enorme alivio con la tregua de ETA (“se notaba la alegría por las calles”) hasta que estalló la bomba de Barajas. Tan grande fue su gozo hace un año como ahora lo es su decepción.

Conozco algunos que rozan las posiciones de Batasuna y que creían llegado el momento de integrarse pacíficamente en la vida política. Ahora pueden pensar que ETA les ha traicionado, les ha quebrado una ilusión, les ha cerrado una salida. Josu Jon Imaz, el presidente del PNV más alejado de Sabino Arana, el racista que lo fundó, lo ha explicado muy bien. El el Pais Vasco se conocen todos.

El año pasado se miraban a la cara de una forma y, a partir de ahora, de van a mirar de otra.

¿Quién, en el seno de cada familia vasca, va a pestañear primero?

La policía es importante, fundametnal para detener a los criminales, pero no basta para acabar con ETA. Eso lo sabe hasta el mismísimo José María Aznar. Por lo tanto también lo sabrá Rajoy.

Sólo cuando los terroristas (sector “militar” y sector “político”) empiecen a perder apoyo social -o sea, votos y botas, en las urnas y en las calles- entonces se plantearán seriamente el abandono del terror. Creo que, en esta ocasión, con la ruptura d ela tregua, ETA se ha dejado muchos pelos en la gatera. Ojalá.

Esta tarde, algún terrorista de ETA, de esos eternos adolescentes inmaduros, captados por el poder que les da sentir una “pipa” en la mano, habrá estado pendiente de las noticias para saber si “La Real” baja o no a Segunda División. Serán capaces hasta de echar alguna lágrima de rabia si pierde o de alegría si gana.

Esas bestias, incapaces de defender sus ideas con palabras y sin recurrir el ventajismo tahur de las armas, tienen momentos en los que pueden parecernos seres humanos que tienen madres y padres. Si lloran porque “La Real” baja a Segunda, aún nos queda alguna esperanza.

Más de un etarra o batasuno estará jodido por la ruptura de la tregua. Lo sienten, pero aún no lo dicen. Les puede costar muy caro y no tienen tanto valor como les suponemos, a veces, cuando comenten sus fechorías por la espalda.

¿Quien será el primero de Batasuna que se atreva a robar el polvorín de ETA para rendirlo y entrar pacíficamente en la vida política en igualdad de condiciones que los demás seres humanos?

Otegui no tuvo agallas -siempre se quedó en un cobarde quiero y no puedo- y ya se le ha pasado el arroz.

¿Quien sustituirá a Otegui con capacidad y valentía para entregar el polvorín de ETA?

Atentos.

Las cuatro columnas de ambos diarios van dedicadas a Otegui y a Batasuna. Esta es la tercera noticia de primera página de El Mundo:

Alierta tendrá que sentarse en el banquillo al anular el TS el archivo del caso

Por más que busco la noticia del presidente de la Telefónica, no la veo por ninguna parte en la portada de El País.

¿Se les habrá escapado? No, porque la dieron las agencias. Está en la página 85 de El País, a una columna. El Mundo, en cambio, amplia su noticia de primera a cuatro columnas en la página 43 y con foto.

¿A qué se deberá esta diferencia tan notable en el tratamiento de la misma noticia de Alierta en el banquillo por el diario de Pedro Jota y el de Polanco?

Hoy, en la portada del International Herald Tribune salen dos españoles fotografiados: Nadal y Alonso. Lo nunca visto. Sin caer en el nacionalismo facilón, ¿no es para estar orgullosos de estos paisanos deportistas?

Recuerdo cuando viajábamos al extranjero, en tiempos de la ominosa dictadura franquista, y no sabíamos cómo explicar muy bien por qué el aliado de Hitler y de Mussolini se mantenía tantos años y tan ricamente en el poder oprimiendo a todos los demócratas mediante el terror.

A mi me daba vergüenza ser español, en el extranjero, durante la dictadura. En cambio, el otro día, en París, me noté envidiado por ser español. Hasta por el taxista. Lo nunca visto. Claro que Nadal había ganado esa tarde un partidazo de tenis en el Roland Garros.

Mañana será otro gran día para el tenis español. Gane o pierda, Nadal es el nº 2 del mundo. Y Alonso el número 1 en Fórmula 1.

Con estos embajadores en la portada del Herald Tribune, no es extraño que el siquiatra Rojas Marcos destaque la autoestima española en su articulo de hoy en El País.

Autoestima española

LUIS ROJAS MARCOS en El País

09/06/2007

En un vuelo reciente a España desde Nueva York, me tocó de compañera de asiento una señora muy cordial que antes de abrocharnos los cinturones ya me había interrogado sobre el motivo del viaje. Al mencionarle que iba a dar una conferencia sobre la autoestima, la inquisitiva mujer exclamó: “¡Pues de eso en España andamos fatal!”. Quise indagar en qué basaba tan contundente afirmación y me dijo sin vacilar: “Mire, vivimos rodeados de maltratadores y terroristas”. Sorprendido, le pregunté si conocía a muchos de estos desalmados. La afable señora deliberó unos minutos y respondió con extrañeza: “Ahora que me paro a pensar, la verdad es que a mi alrededor no hay maltratadores, y tampoco conozco a ningún terrorista”. Seguidamente, los dos guardamos silencio.

Mi compañera de viaje había reaccionado con lo que llamamos en psiquiatría pensamientos automáticos. Estos pensamientos se forjan con prejuicios o generalizaciones irreflexivas y suelen derivar en juicios tan negativos como desacertados. Para hacerle justicia a mi interlocutora, explicaré que al despedirnos me comunicó con emoción: “¡La culpa de lo que le dije la tienen los telediarios!”. Deduje que después de razonar se percató de que había confundido la noticia o lo aberrante con la vida normal o lo habitual.

La realidad es que la autoestima de los españoles, hombres y mujeres, mayores y pequeños, se sitúa actualmente entre las más saludables y elevadas del planeta. Ésta es la conclusión a la que llegan, con singular consistencia estadística, estudio tras estudio. Expertos como Michael Argyle y Ruut Veenhoven, de las universidades de Oxford y Erasmus de Rotterdam respectivamente, ya revelaron esta tendencia positiva en los años noventa. En 2000, un sondeo Demoscopia elaborado mediante entrevistas a domicilio señalaba que seis de cada diez españoles decían sentirse bien consigo mismos, además de confiar en un mundo cada vez más sano, libre y feliz. Dos años más tarde, la agencia oficial Eurobarómetro mostraba que la población española, junto con la holandesa, obtenía la cota más alta en bienestar psicológico. En 2006 este mismo organismo documentó que el 84% de los españoles afirmaba estar muy o bastante satisfechos con su vida, cuatro puntos por encima del resto de los europeos. Entre los jóvenes, el termómetro de la autoestima también marca niveles superiores a la mayoría de los países de la UE, como reflejó el informe Juventud en España 2004 y confirmó recientemente Unicef.

Es verdad que todos conocemos paisanos que viven hundidos en el autodesprecio y hasta piensan que no merecen vivir. Pero incluso si usamos la tasa de suicidios como indicador del estado emocional de un pueblo -algo que propuso el respetable sociólogo francés Émile Durkheim-, la proporción de estas trágicas despedidas en España se encuentra entre las más bajas de Occidente (según Eurostat, en 2005 se contabilizaron 6,6 suicidios por cada 100.000 habitantes en este país, mientras que la media en el resto de Europa y Estados Unidos rozaba 11 muertes).

Es cierto también que una alta autovaloración no es siempre un dato beneficioso. Como ocurre con el colesterol, existe una autoestima “buena” o socialmente constructiva y otra “mala”, o narcisista, que se basa en el dominio sobre los demás. ¿Quién no se ha topado con algún déspota de ego inflado que practica el abuso de poder? Estos verdugos prepotentes son minoría, pero mantienen su capital de amor propio a costa de robárselo a otros, y hacen estragos en el ámbito social, laboral, escolar o familiar.

La autoestima, entendida por la valoración que hacemos de la idea de nosotros mismos, es subjetiva. No podemos medirla como el pulso o la temperatura del cuerpo. El único método para estudiarla es preguntar. Además es personal; a la hora de autovalorarnos no distinguimos entre mí y mío, y, de acuerdo con nuestras prioridades, ponemos en la balanza desde la habilidad para relacionarnos hasta nuestras posesiones, pasando por el físico, la aptitud para el trabajo o para desempeñar nuestro papel familiar o social, los talentos, los logros o los fracasos. También sopesamos el grupo social al que pertenecemos y las opiniones que creemos tienen de nosotros los demás. Al autovalorarnos, casi todos nos protegemos excluyendo del cómputo los problemas que consideramos fuera de nuestro control o los infortunios inevitables.

La buena autoestima de los ciudadanos es un dato de gran relevancia que debemos celebrar. Pocas cosas son más determinantes en la vida de las personas que cómo se sienten consigo mismas. Una autoestima sana suele ir de la mano de la participación constructiva en la sociedad, de la capacidad para adaptarnos a los cambios y superar la adversidad y de la satisfacción con la vida en general.

Siempre me ha llamado la atención el hecho de que mientras los estadounidenses tienden a presumir sin reparos de autovalorarse generosamente, mis paisanos españoles no suelen hablar, y mucho menos vanagloriarse, de su probada autoestima. Creo que esta actitud se debe, en parte, a que en España, tradicionalmente, la percepción favorable de uno mismo se ha teñido de ignorancia o de egocentrismo. Otro condicionante es la exaltación de la modestia, bien como virtud espiritual o por aquello de que “la uña que sobresale es la que recibe los golpes”. Finalmente, no puedo evitar volver a la anécdota del principio para expresar mi convencimiento de que los pensamientos automáticos derrotistas, que tanto abundan en este Reino, nos roban continuamente la conciencia de nuestro alto y saludable bienestar emocional.

Luis Rojas Marcos es profesor de psiquiatría de la Universidad de Nueva York.

FIN

ETA y el 11-M, a tope, en plena campaña
Ha muerto Falwell, gran fanático

Me da la impresión de que el Indice de Corrupción Ambiental (ICA) es aceptado por todos los partidos como lubricante necesario, aunque no suficiente, para satisfacer su voracidad tradicional.

Salvo por el caso Marbella, apenas se habla ya de la financiación ilegal de los partidos a través del trueque de licencias y recalificaciones urbanísticas por comisiones dinerarias.

Menos mal que nadie puede poner puertas al humor. El chiste de Forges de hoy en El País -con dirigentes de cualquier partido haciendo “el egipcio“- dice más sobre la campaña electoral en marcha que las portadas de todos los diarios.

El Mundo manda a cuatro columnas con el informe de los peritos sobre los evetuales explosivos del 11-M, naturalmente sembrando las dudas habituales de la teoría conspiratoria en base a varias chapuzas de los Tedax.

El País manda con ETA y Batasuna, pero el sujeto -vaya por Dios- es un valiente Zapatero que “avisa” y “acusa de cobardía a Batasuna“.

La noticia-escándalo del día va con una gran fotografía centrada en la portada El País, con este titular:

“Ya es tarde. Nada me devolverá a mi marido”

El Mundo la lleva a una columnita:

El anestesista Maeso condenado a 1.933 años por contagiar la hepatitis C a 275 pacientes

Hace casi 20 años que ocurrieron los crímenes y han tardado ¡¡¡9 años!!! en juzgar estos delitos y en pronunciar la sentencia.

Pero ¿qué clase de justicia es ésta? Más de uno, que ve como se desarrollan los juicios de otros países en la tele, desearía ser de otro país.

¡Qué buena crónica-resumen ha hecho hoy El Roto del viaje del Papa a Brasil! ¿Para qué leer más sobre este asunto?

También me ha traído algunos malos recuerdos la noticia de la muerte del telepredicador Jerry Falwell, uno de los fanáticos más grandes que he conocido en mi vida.

Existe la costumbre, bastante generalizada, de hablar de los recién muertos sólo a favor, de ensalzar únicamente sus virtudes y de ocultar sus vicios. Una hipocresía más.

Debo reconocer que al ver su foto en la página de necrológicas de El País se me han revuelto los peores recuerdos de los fanáticos telepredicadores de Estados Unidos, a los que seguí de cerca en 1987 y 1988 cuando estuve, por primera vez, de corresponsal en Nueva York. Había de todo: racistas, machistas, ladrones, multimillonarios, pervertidos y algún devoto religioso… , en fin , el cuento de nunca acabar.

Sus homilías circenses, bastante ridículas para cualquier racionalista que se precie, hicieron brotar los peores fanatismos de la nueva derecha norteamiericana -la Mayoría Moral– que llevó al poder a Ronald Reagan y, más tarde, a Bush.

Recibí una muy triste imagen del Imperio a través de estos hipócritas telepredicadores que llenaban los estadios y recaudaban millones a través de la televisión. Decía yo entonces, ingenuamente, que este fenómeno de los “born again” (los “nacidos de nuevo” del Evangelio de San Juan) difícilmente arraigaría en la vieja Europa. Ahora, vista la evolución reciente de la derecha nacional católica española, no pondría la mano en el fuego por defender esa apresurada y prematura afirmación. Ojalá me equivoque.

Super Supremo y mini Supremo, según se mire
Cada cura, con su diario

No busquen al Tribunal Supremo por la portada de El Mundo si no es con lupa. La decisión de Supremo sobre las listas de AS y de ANV para las elecciones del 27 de mayo manda en la portada de El País. El Supremo es el sujeto de ese titular para dos verbos: “anula” y “mantiene“.

En cambio, para El Mundo el sujeto no es el Supremo sino “Un sector de la Sala del 6!” y el verbo es: “planteó proponer…”

Lo dicho: Hay que leer con lupa.

Esta es la página deEl Mundo dedicada a la “megabeatificación de 498 asesinados durante la Guerra Civil”. A los que mataron en el bando republicano El Mundo les llama “asesinados“.

Y ésta que viene ahora es la página de El País dedicada “Otros ´mártires´ de la Guerra Civil”. A los curas que mataron en el bando franquista El País les llama “fusilados” o “ejecutados“.

No se a qué vienen ahora tantos matices… Al cabo de 70 años, hoy vemos que cada cura va con su diario.

Nunca olvidaré esta frase pecaminosa de un obispo español (creo que era el de Cartagena) echando leña al fuego de la Guerra Civil:

“Benditos sean los cañones si en las brechas que ellos abren florece el Evangelio”.

¡Fariseos!.

ETA por arriba y el 11-M por abajo. ¡Vaya Mundo!

Batasuna, etarras, PCTV, un islamista y…el 11-M. Estos los nombres que sobresalen en la portada de El Mundo de hoy. Insisten los portadistas en la vieja técnica de la yuxtaposición de titulares para que el lector menos avisado los relacione por su cuenta.

Este es el titular que El Mundo destaca sobre el juicio del 11-M, a dos columnas:

Un islamista declara que el confidente del CNI apodado “El Pollero” planificó el 11-M

El País dedica al juicio este titular a una columna:

Un testigo detalla cómo se organizó el 11-M y quiénes pusieron las bombas

El País le echa un capote al presidente Zapatero dedicando sus cuatro columnas de portada a las declaraciones del juez Torres que ordenó la detención de la Pantoja:

“Ni conozco a Zapatero ni informé a nadie de la detención de Isabel Pantoja”

La verdad es que a Zapatero se le calentó la boca presumiendo de que en Marbella se perseguirían personas “por muy famosas que sean”. Hay casualidades perversas.

A Pedro Jota se le pasó ayer dar noticia de las desafortunadas declaraciones euforizantes de su antiguo inspirador José María Aznar a favor del alcohol y de que nadie -faltaría más- pretenda conducir por él.

El País las dió naturalmente con esplendor tipográfico. Pero hoy es Forges quien mejor retrata la situación del (ex) líder de la derecha española y coautor de la mentira masiva de ETA en el 11-M. El monumento “Al…” no tiene desperdicio.

Esta es la foto de Aznar con botella (de vino) que publica 20minutos.es.

Está tan mal últimamente el pobre Aznar , tan descuajeringado, que ya hasta da pena meterse con él. Cada vez que abre la boca, el PP gana un converso y pierde dos.

Desde luego, no es bueno hacer leña del árbol caído… al menos, una vez que pasen las elecciones del 27 de mayo. Por si acaso.

Creo que, aunque su jefe Murdoch (que quiere quedarse con el Wall Street Journal) comprara El País, Aznar está quedando inútil para suceder a Polanco como presidente de Prisa. Ni borracho.

Adivinanza:

¿Mantendrá Julián Muñoz, ex alcalde de Marbella y novio de la Pantoja, su huelga de hambre hasta el 27 de mayo?

La fiscalía “impugna” o la Fiscalía “sólo impugnará”

Para El Mundo está claro que la Fiscalía se queda corta. Por eso titula así, a tres columnas, arriba, en su portada:

La Fiscalía sólo impugnará las listas con 3 o más candidatos ligados a ETA

El País también titula a tres columnas, pero abajo, y con el verbo “impugna” en tiempo presente. Sin decirlo expresamente, considera bastante adecuada la medida:

La fiscalía impugna las 244 listas que promueve Batasuna

Lo que no acabo de entender es por qué El Mundo habla de ETA y le da a la “Fiscalía” tratamiento de mayúscula y, en cambio, El País habla de Batasuna y reduce a la fiscalía a minúscula.

La libertad de prensa, en el punto de mira

MARÍA DOLORES MASANA en El País

03/05/2007

Si no hablamos, no existe. Si no se cuenta, no ha pasado. Es casi un axioma, aplicable desde los sucesos más nimios a los acontecimientos más importantes. Y cobra especial relieve en un mundo globalizado, intercomunicado por los más diversos sistemas, desde la incontrolable red de redes hasta los sofisticados satélites y telecomunicaciones inalámbricas.

En el plano internacional, esta extraordinaria facilidad de transmisión de noticias preocupa extraordinariamente a quienes se hallan fuertemente interesados en que algo no se divulgue, no se sepa, no llegue al conocimiento público. Generalmente por motivos espurios. En el mundo de hoy, más que nunca, existen un gran número de causas por las que luchar, de injusticias que eliminar, de crímenes que denunciar. Pero solamente una prensa libre permite a esas causas existir, ser conocidas, situarlas en un primer plano y, consecuentemente, movilizar a la sociedad en su favor.

Es en este contexto que arrecian año tras año las agresiones a la libertad de prensa y a los periodistas en el ejercicio de su trabajo. Desde el 1 de enero, 24 periodistas y cinco colaboradores han perdido la vida por explicar aquello que diversos poderes fácticos quieren ocultar. El año pasado fueron 113 los profesionales de la comunicación abatidos. Actualmente, 125 periodistas, cuatro colaboradores y 67 ciberdisidentes se hallan encarcelados en 21 países.

En Reporteros sin Fronteras causa gran preocupación el secuestro de periodistas. En estos momentos, el corresponsal de la BBC Alan Johnston lleva 55 días desaparecido en Gaza, sin otra noticia que un comunicado de un grupo desconocido, las Brigadas de la Unidad y la Yihad, que asegura haberle ejecutado. Agradecemos a Al-Zayd Ibrahim, director del Centro Cultural Islámico de Madrid así como a Hassan Hal Houl, secretario general del Consejo Islámico de Cataluña, que hayan unido su firma al llamamiento de diversas personalidades del mundo musulmán en Europa para pedir a sus captores que le liberen con vida. Reporteros sin Fronteras condena firmemente esta práctica que precisamente atenta contra el mensaje del Islam basado en valores de tolerancia, humanismo y respeto. Johnston dedicó tres años de su trabajo como corresponsal a interesarse por la suerte de los palestinos y a contar las tremendas condiciones que sufre diariamente este pueblo bajo la ocupación de Israel.

Con la existencia de esta inaceptable realidad se cerró el 2006, un año funesto para la prensa. El 31 de diciembre dimos la señal de alarma con la presentación de nuestro informe anual de agresiones contra la libertad de prensa y contra los periodistas y por primera vez censamos el número de profesionales secuestrados en ese periodo: 56. La cifra habla por sí sola. Además de que cuatro países retienen en sus calabozos a más de la mitad de nuestros 200 colegas encarcelados en juicios sin ninguna garantía: China, Cuba, Eritrea, Etiopía, por este orden.

¿Dónde se oye la voz de la Unión Europea denunciando tales ataques? ¿Ni para pedir una comisión de investigación internacional por el asesinato de Ana Politkovskaïa? La tarea primordial ahora es aprobar leyes, una tras otra, que limitan la libertad de expresión. Todo en aras de la seguridad.

En el caso de Estados Unidos, los reiterados encarcelamientos de periodistas por negarse a revelar sus fuentes, el mantenimiento al margen de toda legalidad del camarógrafo Sami Al-Haj en el gulag de Guantánamo, la negación a que comparezcan ante la justicia española los tres oficiales que comandaban el tanque que disparó contra el hotel Palestina de Bagdad, matando a José Couso y a Taras Protzyuk, no precisan comentario.

Desde Reporteros sin Fronteras apoyamos hoy, XVII Día Internacional de la Libertad de Prensa, a cuantos profesionales sufren intimidaciones a causa del ejercicio de su profesión porque el espacio público debe estar abierto al diálogo y a la polémica. Nunca este derecho fundamental ha sido tan necesario y urgente como cuando los puntos de referencia de la vida económica, social y política se hallan sometidos a una confusión extrema.

Por ello, en nuestro mundo actual, los medios de comunicación tienen una misión urgente e ineludible: derribar las pantallas falsificadoras con las cuales se pretende desviar la atención de la sociedad de las verdaderas causas de un desorden generalizado que las estructuras de poder pretenden esconder. Sin una prensa verdaderamente libre, hablar de democracia, de derechos humanos, no tiene ningún sentido.

María Dolores Masana es presidenta de Reporteros sin Fronteras-España.

Al Qaeda, en El País y -cómo no- ETA, en El Mundo
El ex-comisario de Vallecas, citado por la AVT en el juicio del 11-M

El Mundo manda en primera con ETA y El País manda con Al Qaeda. ¿Cuantas veces habré hecho mención a esta misma sospechosa circunstancia en los casi dos años que llevo comparando estas portadas en el blog? Por raro y mezquino que parezca, después de todo lo que hemos visto y oido en el juicio del 11-M, algunas gentes del PP (cada vez menos), de su filial extremista, la AVT y de algunos medios (El Mundo y la COPE) siguen erre que erre o, como diría Peridis, “raca raca raca” sembrando dudas maliciosas sobre la participación de ETA en la matanza terrorista de Atocha.

A estas alturas, no se si atribuir dicha actitud a enfermedad mental, a pura maldad, a hipocresía o a descomunal sinvergonzonería.

El País dedica hoy un editorial muy oportuno (“Queremos saber“) a este sucio asunto de la teoría conspirativa que, durante tres años agotadores, ha tratado de situar sin éxito a ETA en el atentado terrorista de 11-M con el fin de salvar la cara al mentiroso Aznar y, de paso, recuperar el poder por vía espuria.

La cada vez más derechista Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) de Alcaraz sigue rizando el rizo en sus campañas contra el Gobierno y a favor del PP. Está en su derecho -faltaría más- pero yo también estoy en el mío cuando veo en manos de quién han caído y digo: ¡pobres víctimas, doblemente víctimas!

A estas alturas del juicio del 11-M, la AVT de Alcaraz ha citado a declarar como testigo a Rodolfo Ruiz, comisario de Vallecas cuando apareció la mochila que no llegó a estallar y sirvió de base para localizar a los presuntos autores de la matanza de Atocha.

Como sabemos, el PP y el juez Hidalgo -ex compañero del comisario Ruiz– han tratado por todos los medios de condenar a este policía (la sentencia está recurrida en el Supremo) por el estrafalario “caso Bono”, , acusándole de falsificar un documento sobre la presunta detención ilegal de dos manifestantes del PP que intentaron agredir al ministro Bono en una manifestación.

Lo que el PP y sus compinches de la teoría de la conspiración querían conseguir con la persecución de este comisario de policía, a mi juicio ejemplar, era poner en duda su actuación con respecto a la mochila de Vallecas a través del “caso Bono“.

Así podrían decir, como intentarán hacer el próximo jueves en el juicio del 11-M, que “si ha falsificado una vez lo habrá podido hacer también otras veces”. O sea, “quien hace un cesto, hace un ciento”.

Hasta aquí querían llegar el PP, el juez Hidalgo y la AVT de Alcaraz. El jueves próximo lo veremos.

¡Qué vergüenza!

El centenario nacional de Machado y Soria

MANUEL NÚÑEZ ENCABO en El País

30/04/2007

La magna obra de Antonio Machado se fue elaborando en su itinerario por las siete ciudades españolas donde habitó el poeta a lo largo de una vida que comenzó en Sevilla en el entorno de una familia progresista que formaba parte de la mejor ilustración española enraizada en el krausismo y la Institución Libre de Enseñanza y que se truncó en el exilio y muerte en Collioure a causa de la barbarie franquista. En este itinerario vital machadiano, Soria ocupa el lugar central de su vida y de su obra, porque su influjo fue decisivo en el hombre, el pensador y el poeta universal. Su llegada a Soria en la primavera de 1907 para tomar posesión de su cátedra de francés en el Instituto de Enseñanza Media, fue un encuentro mágico de cinco años hasta 1912 entre una ciudad y un poeta que marcaron el resto de su obra. En Soria encontró Machado los elementos fundamentales que le convirtieron en un poeta universal. En primer lugar, el amor de Leonor del que surgieron versos del máximo esplendor vital que se transformaron en elegía profunda a causa de la temprana muerte de su joven esposa: “Mi corazón está donde ha nacido, no a la vida, al amor, cerca del Duero”. En Soria encontró también otros componentes fundamentales. Por una parte un estilo esencial soriano hecho de la serenidad, profundidad, claridad y sencillez que van a caracterizar su poesía y su pensamiento. Otro componente fundamental en la obra machadiana que se encuentra en Soria es la visión y la mirada del otro, de los otros, de las personas, más allá del yo de Soledades. En Soria, el poeta dio el paso de la poesía intimista de Soledades a la poesía exteriorizada de Campos de Castilla. Es un cambio que comienza a través de la percepción del paisaje. Antonio Machado es el primer paisajista lírico de Castilla, donde la profundidad del páramo soriano, a la vez que la grandiosidad de su cielo claro y diáfano, prestan al poeta una singular precisión, dotándole de una increíble concisión dramatizadora de la realidad. En sus versos se plasma, según Oreste Macrí, “toda una ética humana que se refleja en el relato de La tierra de Alvargonzález”. El reconocimiento unánime del valor poético de Campos de Castilla fue además decisivo para salvar su vida como él mismo reconoce: “Cuando perdí a mi mujer, el éxito del libro me salvó. Pensé pegarme un tiro y no por vanidad, bien lo sabe Dios, sino porque pensé que si hubiera en mí aún algo útil no tenía derecho a aniquilarlo”. En Soria encontró también al otro como persona desde la dignidad de la propia persona. Precisamente fue en Soria donde comprobó que esta “maestra de castellanía” nos invita a ser lo que somos, y nada más. ¿No es esto bastante?… Hay un breve aforismo castellano -yo lo oí en Soria por primera vez- que dice así: “Nadie es más que nadie”. En Soria formuló el poeta y el pensador una concepción humanista de la patria que será base posteriormente de la concepción de la dignidad humana del pueblo, que nadie en la literatura elevó a más alto nivel. La dignidad de la persona, la dignidad del pueblo es la base de su ideología progresista. Precisamente, y esto no se ha señalado en el estudio de su obra, es en Soria donde Machado se reconoce ya como poeta y pensador con esa ideología. Una ideología que más tarde iba a explicitar con el compromiso heroico de sus hechos: “Más de una vez he dicho, y nunca me cansaré de repetirlo, que mi ideario político se ha limitado siempre a aceptar como legítimo solamente el Gobierno que representa la voluntad del pueblo, libremente expresada. Por eso estuve siempre al lado de la República española”. El Machado camino del exilio hacia la muerte junto con su pueblo, miles de españoles expulsados y exterminados por defender la democracia, es el mejor ejemplo de que es posible la unión al mismo tiempo de la estética sublime de su poesía universal con la ética heroica de la dignidad humana.

Machado es ya un clásico con el reconocimiento de su poesía universal y de su pensamiento más allá de modas y modos literarios. Así lo ha testimoniado recientemente en Collioure ante su tumba la presencia de poetas y escritores actuales y tan importantes como Ángel González, Luis García Montero, Almudena Grandes y el cantante Joaquín Sabina, quienes nos emocionaron leyendo diversos poemas machadianos. Así lo ha declarado oficialmente la Unesco con motivo del 50º aniversario de la muerte del poeta en 1989, “recordando el valor universal de su obra, conscientes de que la obra literaria de Antonio Machado continúa siendo hoy una fuente de inspiración para las nuevas generaciones”.

Conocer y recordar la decisiva etapa soriana del poeta es imprescindible para comprender las señas de identidad de Antonio Machado como poeta universal, la filosofía de su pensamiento y su propia ideología. El Gobierno ha acertado constituyendo recientemente una Comisión Nacional del Centenario soriano presidida por la vicepresidenta primera del Gobierno para conmemorar un aniversario de dimensión nacional e internacional que Machado y Soria merecen.

Como escribió en Soria el propio poeta: “No tiene una sociedad valores más altos que sus hombres preclaros”. Machado es el hombre y el poeta preclaro que cualquier país de nuestro entorno europeo convertiría en el símbolo de su mejor historia.

Manuel Núñez Encabo, catedrático, es presidente de la Fundación Antonio Machado.

¿Milagro? Los sindicatos felicitan a la patronal. Y viceversa.

Suena a milagro, pero fue una realidad. Los sindicatos felicitaron públicamente a la patronal y viceversa. Este singular intercambio de parabienes se produjo anoche en un país llamado España y en una cena llamada de la Concordia.

Los agentes sociales (UGT, CC OO y CEOE) recibieron anoche el “IX Premio Fernando Abril Martorell a la Concordia” .

País de contrastes. Mientras los políticos se tiran los trastos a la cabeza por mantenerse en el poder o por recuperarlo, a toda costa y a cualquier precio, los sindicatos y la patronal (“los curritos de la concertación”, como los llamó José María Cuevas) se echaban flores mutuamente en un acto cargado de historia y de emociones.

Marcelino Camacho, Antonio Gutierrez, Nicolas Redondo, José María Zufiaur y José María Cuevas compartieron mesa y mantel junto con Fidalgo y Méndez, con Pedro Solbes y con Ana Pastor. Fue una reunión interesante y tan llena de mensajes tan constructivos que no me pareció que estuvieramos cenando en España sino en otro planeta.

Es un poco tarde, pero mañana, después del trabajo, intentaré recoger en este blog algunas de las ideas que me llenaron de recuerdos y emociones ligados a los tiempos más duros de la transición de la Dictadura a la Democracia y, a la vez, del Tercer Mundo al Primer Mundo. Nos conviene no olvidar algunos hechos claves de nuestra historia reciente. Otros, en cambio, más nos vale olvidarlos lo antes posible.

Hasta mañana.

¡Qué buena y terrible foto publica hoy El País en su primera:

El Conthe de nunca acabar… que se creyó inglés

He tenido tanto lío en estos últimos días que sólo, tras despedir al último de mis consejeros noruegos (un gran gurú de Internet) en el Aeropuerto de Almería, me he percatado de que hoy es una fecha que no puedo ni debo olvidar porque (como diría Ibn Hazm) la llevo grabada en mi corazón:

¡Salud! Hoy es 14 de abril

(Tachín, tachín…”Si los curas y monjas supieran…” tachín, tachín)

Ya he brindado por los ideales de la II República Española que me enseñaron mis pades.

La verdad es que llevo tres días conectado a la cuenta de resultados de 20 minutos España S.A. y no he tenido ni un respiro para conectarme a Internet y pasar un rato por el blog. Mis disculpas. Tengo ausencia justificada (de miércoles a viernes) porque donde hay patrón no manda marinero.

He tenido a todos mis jefes juntos (noruegos y españoles) y nada menos que en mi tierra. Emocionante, para un sentimental como yo.

En cuanto tenga copia del PDF de La Voz de Almería, pegaré aquí el recorte de la prensa local sobre “el Consejo” con foto incluida de mis señoritos con algunos directivos y con La Alcazaba al fondo.

El Consejo de Administración de 20 minutos, celebrado el 12 de abril en Almería, aprobó, entre otras cosas, el lanzamiento de una nueva edición en papel (la número 15) para Asturias (Oviedo, Gijón y Avilés para empezar).

Era una de nuestras asignaturas pendientes y estamos felices de poder responder a la llamada de muchos asturianos que desean tener 20 minutos no sólo en Internet sino también en papel.

(Fin del corte publicitario o de autobombo)

Tampoco he podido leer la prensa de pago, en estos días. Sólo he seguido la actualidad a través de un móvil que me permitió conectar con 20minutos.es… hasta que se me agotó la batería. Por fín, hoy he comprado los diarios en una gasolinera, para leer las noticias de ayer, y he visto que apenas ha cambiado nada.

“¡Qué aburrimiento!”, como dice hoy el maestro Forges.

El Mundo titula a cuatro columnas, arriba, con

“El Gobierno pide a Conthe…”

En cambio, El País prefiere a Conthe como sujeto, a tres columnas, abajo:

“Conthe se atrinchera…”

Si alguien tiene aún dudas acerca del periódico que está a favor de la postura de Manuel Conthe (el aún presidente de la CNMV, o sea, el policía de la Bolsa) y del que está en contra, puede leer el titular de los comentarios editoriales de ambos diarios. No dejan lugar a duda alguna.

Sin matices, uno está completamente en contra y el otro completamente a favor. Tanta rotundidad y tanta seguridad en los planteamientos editorialews me llena de dudas.

Ambos coinciden con su tradicional posición en torno al “caso Endesa“, alienados con el PP o con Gobierno, respectivamente. Cada uno arrima el ascua a su sardina sin ver ninguna pizca de razón en los argumentos del contrario. Terrible choque cuando ambos contendientes creen tener toda la razón de su parte…

Da la impresión de que, en los dos principales diarios de pago, siguen funcionando las viejas correas políticas de trasmisión.

La canciller conservadora Angela Merkel ha apoyado -junto con el PP– la opción de la alemana E.ON que ha fracasado en el mercado, entre otras razones por el extraño ruido de otras ofertas que serían inaceptables en países no católicos (por decirlo de alguna manera) o poco caballerosas…

Por su parte, el primer ministro del Gobierno de centro izquierda, Romano Prodi, ha apoyado -junto con el Gobierno español- a la italiana ENEL y a la española Acciona para comprar Endesa.

El conflicto no es fácil de entender sin conocer a los personajes principales (faltos de modestia) y sin atender a los usos y costumbres de la City de Londres o de la SEC (Security and Exchange Commision) de Wall Street en Nueva York.

Mi impresión personal es que Manuel Conthe , que no tienen ni un pelo de tonto pero sí una gran melena de soberbio, se ha creído su propio discurso de estilo inglés, sin estar en Inglaterra.

Lo que ha ocurrido en la patria de la picaresca (“no vendas, no vendas, a 40 euros que, si esperas un poco, yo te prometo bajo cuerda 41 euros…”) sería impensable entre caballeros británicos, que siguen reglas muy estrictas pero no escritas.

Y la reacción británica del carpetovetónico Manuel Conthe, pese a que entiendo algunas de sus razones de higiene bursátil, me ha parecido una pataleta pueril e indigna de él. Claro que no es la primera vez que sale dando portazos.

Pobre CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores).

Entre todos la mataron y ella sola se murió.

Seguramente tiene algo de razón Conthe cuando dice que, dentro de algún tiempo, nos alegraremos del estallido de esta catarsis. ¡Ojalá!

¿Seremos algún día flemáticos ingleses o seguiremos siendo pícaros mediterráneos?

No olvidemos tampoco que, bajo la apariencia de la ética protestante o la católica, aplicadas a los negocios, hay tantos tramposos en el Reino Unido como en el Reino de España.

En todas partes cuence habas, señor Conthe, y en algunas a calderadas. La diferencia puedes estar en que en la City guardan mejor las apariencias y aquí nadie disimula. Pero todo llegará.

La información privilegiada en la Bolsa (1), las licencias urbanísticas de los ayuntamientos (2) y la financiación más que sospechosa de los partidos políticos (3) son tres asignaturas pendientes (troncales) de nuestra joven democracia.

Como todos sabemos que no hay nada gratis, el trueque pecaminoso que se hace, con demasiada frecuencia, en estos tres campos abonados para la corrupción nos suele producir alarma cuando no decepción y tristeza.

Desde luego, a menos que se explique mejor, pienso que Conthe se ha equivocado de siglo y de país. Y está pagando por ello.

Y quien se ha equivocado, no de siglo sino de milenio, ha sido Angel Acebes. Basta con leer una frase suya sobre el PSOE que El Mundo ha premiado con cuatro columnas:

Angel Acebes:

“Hacen del embuste una estrategia electoral”

¿Acaso se cree el ladrón que todos son de su condición?

Cuando Acebes (el de ETA en el 11-M) habla de mentiras siento que se pasa siete pueblos.

Ese Acebes es un verdadero regalo para el PSOE.

De lo que no habla Acebes (ni Rajoy) es de la sospechosa falsificación de documentos oficiales para el voto por correo, encargada por el gerente de la campaña electoral del PP de Melilla a una imprenta de confianza. El impresor prometió al PP que le podía falsificar “clavados” los impresos oficiales para “que no se note ninguna diferencia”. Afortunadamente, la Guardia Civil les ha pillado con las manos en la masa.

Pero de esa noticia -que manda en la primera de El País a cuatro columnas- no hay ni una línea en la portada de El Mundo.

Quizá veamos algo del “caso Melilla” en su edición de mañana.

¿Criticará Pedro Jota esta conducta pecaminosa del PP o le exculpará?

La solución: mañana.

Sigo en Almería, a la orilla del Mediterráneo. ¡Qué maravilla!