BLOGS

De todo corazón

Entradas etiquetadas como ‘preysler’

Tamara Falcó no llega a final de mes

La vida es dura. A los bebés los sueltan en la guardería a las siete dela mañan. Los adultos permanecemos encarcelados en el trabajo y a los «vejetes» los recoge una furgoneta para llevarlos a la residencia asistencial de día. Mejor es no reflexionar demasiado. Corres el peligro de darte cuenta de que todo es una estafa monumental contra la que nadie puede luchar. Y esto me viene al pelo, y si no me viene da igual, para hablar de Tamara Falcó, la hija de Isabel Preysler. _La joven, según publica QMD, reflexiona sobre su existencia en París, donde la pobre no llega a fin de mes. Así lo cuenta: «Te das cuenta de lo caro que es todo, ¿sabes?… Te vas con un presupuesto y enseguida desaparece ese dinero… En casa de mi madre lo tenía todo solucionado». La frase, digna de un libro de citas, sorprende. Como leer a Ana Obregón en la misma revista cuando dice que lo que_hicieron con su hijo en Antena 3 era apología de la pederastia.

Isabel Preysler, como Michael Jackson

Estaba pensando ponerme botox en el en entrecejo, donde se me está fosilizando la única arruga que tengo, pero después de ver esta imagen de Isabel Preysler, capturada de un vídeo que os estoy descargando ahora, se me han quitado las ganas. Ayer, la señora de Boyer presentó una línea de cosméticos elaborados con oro de la marca Astor. Había tres convocatorias a distintas horas y yo estaba invitada a una de ellas. No pude ir por motivos ajenos a mi voluntad. Hacía ya mucho tiempo que no la veía, desde un fiestorro en la Joyería Suárez. Los excesos, incluso de cuidados, nunca son buenos.

Fotograma vídeo Korpa

La Preysler saca a Boyer de su sarcófago; y sobre la ‘novia’ de Bill Kaulitz.

Aún no he tenido tiempo de leer la revista Hola, pero he visto en los kioscos la portada cuando venía de camino al trabajo. Isabel Preysler, muy sonriente junto a su rejuvenecido marido, a quien parece haber estirado como a los papiros egipcios, como dice con acierto un compañero de edición, José Enrique. Es lo más impactante que he visto nunca. Estad atentos a la página de Gente hoy, cuando esté listo el resumen corazonero que se hace todas las semanas. Como ya os dije, Hola está recurriendo a toda la artillería pesada. Conseguir que el marido ex político e intelectual de Isabel Preysler salte a la arena del mundo del cuore y se pringue ya a fondo es toda una hazaña que ha debido de salir carísima a la revista. Ambos han sido fotografiados junto a Tamara y Ana en una isla delCaribe con motivo de sus 20 años de matrimonio.

Las fans de la supuesta novia de Bill Kaulitz están haciendo mucho ruido. Sus comentarios pueden leerse en los foros de Alemania, Francia e Inglaterra. Que si ha sido mencionada en la televisión germana, que si habla alemán, que si ya conoce a los padres de Bill. Una de las voluntariosas fans, a quien ya estoy cogiendo mucho aprecio, me ha enviado fotos nuevas de Mónica Sanz. .Él, en la entrevista vía e-mail que ha concedido a Vanity Fair sólo ha dicho que no le gustan las relaciones de una noche ni el sexo de usar y tirar. También ha dejado claro que no es gay.

Tamara Falcó Preysler “toilettea”

Dicen que Tamara Falcó es la digna heredera de su mamá, que ayer cumplió 57 años. Aún tiene que aprender mucho de ella. Cubierta con una gorra como las que usa su hermano Enrique y vestida de negro de la cabeza a los pies, intentaba pasar inadvertida el pasado sábado en el VIPs de Serrano, donde no alunizó esta vez contra los cristales. Tamara, sin maquillaje, es una niña normal, tirando a mediocre. Y eso que se gasta auténticas fortunas en tratamientos de belleza para prevenir la flacidez de los tejidos y las arrugas mediante pinchazos. El ‘momento Tamara’ de la tarde se produjo a las 20:30, cuando la hija del marqués de Griñón le dijo a su amiga con absoluta naturalidad: “Voy a toilette”(sic), sin artículo, literal. Los allí presente aún no se han recuperado de la impresión.

El conocimiento del francés siempre ha sido una obsesión para mamá Preysler. Hace algún tiempo, cuando grababa un spot para Porcelanosa, Isabel dejó de lado su histórico clasismo para invitar a su roulotte a una costurera de origen francoargelino. Todo vale para ponerse las pilas con el idioma de Baudelaire y poder ir a toilettear con clase.

Foto: Korpa

Letizia e Isabel

Lo de Corbalán y Ana Millán prosigue. La publicación en una revista del corazón de las imágenes de la pareja besándose tiernamente por la calle no ha asustado a la pareja. Ana entra y sale del que fuera hasta hace poco domicilio conyugal del médico y ex baloncestista. Hace tan sólo unos días salieron muy temprano de la casa del deportista para desayunar en una cafetería cercana.

Cena filipina. La revista ¡Hola! publica esta semana las imágenes de la cena oficial ofrecida a la presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal, en el Palacio Real. Impresionante el vestido de Letizia, pero está demasiado delgada; y no hace falta que lo diga Paco Rabanne, el diseñador español que nunca le perdonó que eligiera a Pertegaz para crear su vestido nupcial. Isabel Preysler, impresionante. A la señora de Boyer, con un vestido gris perla, le han sentado divinamente esos kilos que inevitablemente sobrevienen en la menopausia. En las fotos luce mejor cuerpo que Cindy Crawford.

El editorial de Hola

La Revista Hola ha señalado que de momento no va a seguir informando sobre los Duques de Lugo y su separación. Si ha habido indicaciones para que así lo hagan me parece un tremendo eror. Las fotos, reportajes e imágenes relacionadas con el tema saldrán a partir de ahora, a falta de mejor comprador, en el resto de las publicaciones. Y nadie va a tratar con tanto respeto y delicadeza a la monarquía como esta publicación.

No os perdais la fotogalería de Eva Sannum, a quien ahora le ha dado por hablar. Ayer por la tarde me quedé fascinada seleccionando sus fotos. Durante una época fui una absoluta experta en la Noruega. Hasta con los ojos cerrados, si me plantaran en Oslo, podría recorrer el camino que hacía en bicicleta al trabajo. Sentí lástima cuando cortaron. Creo que Eva nunca olvidará al Príncipe Felipe.

Gwyneth, a la toledana; y Tita, a la austriaca

Así da gusto viajar. Gwyneth Paltrow ha estado en Toledo alojada como una reina en el hotel Eugenia de Montijo. No sólo la eacompañaba un séquito de guardaespaldas; con ella estaba Marc Bittman, el crítico gastronómico del diario estadounidense The New York Times, así como Mario Batali, uno de los chefs más prestigiosos del mundo. Gwyneth, hija adoptiva de Talavera de la Reina, tiene un importante papel en la serie Spain… on the road again, uno de cuyos capítulos –subvencionado por el gobierno de Castilla-La Mancha– pretende promocionar la gastronomía y la belleza de la región.

Gonzalo y Bárbara, de Yo soy Bea, liados

Confirmadísimo: Gonzalo y Bárbara en Yo soy Bea,, José Manuel Seda y Norma Ruiz en la vida real, son novios. La pareja se besaba apasionadamente el viernes en el local Casa Maravillas de Madrid. Como dos lapas.

Tita, la hipocresía, la cólera y otras reflexiones

La noticia tiene tanto peso que esta mañana he empezado a bajarme el vídeo en mi casa a las 5:30 de la madrugada y no se ha descargado hasta hace un ratito. Está colgado en la sección de Gente.

Tita, a tortas con su hijo, se presentó en la Fundación Thyssen con su enemiga más odiada, Francesca. Un ex novio de ella, David R.L. Litchfield es el autor de “La historia secreta de los Thyssen” editado por Temas de hoy. En él cuenta cosas tan sabrosas como que, según Tita, el Rey Juan Carlos denominaba a los Habsburgo, la familia política de Francesca, los termitas. Y todo por la cantidad de hijos que tenían.

Contra Francesca y Heini Junior entre otros pleiteó Carmen Cervera en las Bermudas, y sé de buena tinta que estuvo valorando la posibilidad de colgar aquella famosa foto en la que la archiduquesa enseñaba el culo en una diana para practicar el lanzamiento de dardos. Pues eso, tan amigas. Tita, que una señora baronesa no debe descargar su cólera. Yo misma , que siempre he sido muy airada, tenía antes un estómago de amianto que soportaba hasta los pimientos asados cuando cenaba por la noche.

En una ocasión os pedí la receta del cocido. Me enviasteis varias que me vinieron muy bien. Esto del blog hay que explotarlo. No va a ser todo una comunicación unidireccional. Ahora que están de moda las filosofías orientales… ¿Conocéis alguna deidad hindú patrona de los aspirantes a hipócritas? Estoy harta de encomendarme a Isabel Pantoja. La letanía de dientes, dientes no me acaba de funcionar. Se me está fastidiando el esmalte, y no quiero ponerme fundas como Isabel Preysler.

Y otra pregunta, ¿Por qué las mujeres somos unas histéricas y los hombres sólo tienen un temperamento colérico?

La película que más me ha perturbado en mi vida fue Seven. Mi único pecado relevante es la ira. Desde entonces odio a Brad Pitt. ¿Es bueno reprimirla? ¿Cómo se fabrica uno un chubasquero emocional para que todo te resbale?

Abstenerse froidianos. Quiero un consejo conductista, de los del perro de Paulov. Lástima, le tenía que haber preguntado a mi compañero Bosco Palacios, que ayer estuvo entrevistando a Concha Velasco, un tipo de mujer muy distinto a Isabel Pantoja. Tiene la dentadura perfecta.

Cantizano trasnocha y los pinchazos de Isabel Preysler

Hasta las seis y media de la mañana aguantó Jaime Cantizano el pasado sábado en la noche madrileña. El presentador de ¿Dónde estás corazón?, de Antena 3, acababa de cobrar sus emolumentos mensuales y quería celebar la “paliza” que su programa propinó al especial Hormigas blancas de T5 el pasado viernes. El plato fuerte del programa de A3 fue una entrevista a Chelo García Cortés, gran amiga de Isabel Pantoja, quien, llorando, explicó lo compungida que se encontraba tras la detención de su gran amiga.

El pinchazo de Isabel. La revista Hola nunca la hubiera retratado así. Con las cejas casi en la coronilla y un pinchazo en la frente. Las fotos las publica Sorpresa,y en ellas se puede ver a la señora de Boyer abandonando la consulta del dermatólogo Doctor Chams, donde te clavan 1.500 euros y un chute de vitaminas. Isabel está empeñada en que el resto de su familia también se pinche.

El “buga” de Miguel Boyer

A la misma hora, todos los días, sobre las diez de la mañana, Miguel Boyer conduce sin “mecánico” una Audi guarripen que, según, según una amiga mía muy pitiminí, no es digno en absoluto de su categoría. Ya me gustaría pillarlo a mí, pero en esto, como en otras cosas, me remito a los expertos. El parque móvil familiar y el chófer de la familia, me cuenta mi enterada amigo, lo tiene monopolizado Isabel Preysler, como muchas otras cosas.

Cuenta el New York post que Jénnifer López podría ser la última incorporación de relumbrón a las filas de la Iglesia de la Cienciología. No es la única. También Jim Carrey está a punto de ser fichado. Jennifer, una de las invitadas en la boda de Tom Cruise, se enfrenta a un pequeño problema. Su marido, Marc Anthony, ferviente católico, se negaría a ser catequizado. El representanta de Jim Carrey afirma que el actor no está asistiendo a ningún tipo de cursillo, pero mucho más ambiguo se ha mostrado el de Jennifer: “No tengo ningún conocimiento sobre ello, pero si lo tuviera tampoco haría ningún comentario al respecto

Las niñas Preysler

Tamara y Ana ocupan esta semana la portada de la revista ¡Hola! Un nuevo relevo para su mamá, Isabel Preysler, a quien la marca de bombones Ferrero Rocher ha sustituído por Paloma Cuevas. Como ustedes habrán podido comprobar, la mujer de Enrique Ponce ha sido doblada, algo que siempre debió exigir Isabel, cuya fascinación de esfinge se vuelve humo cuando abre la boca.

En la entrevista que han concedido a ¡Hola!, ni a Ana ni a Tamara se les puede oír. Sólo lucen sus larguísimas piernas y un magnífico aspecto físico, herencia genética de mamá.

¿Y Boyer que opina de esto? Tamara ya ha presentado oficialmente en casa a su sufrido novio (el chico conduce con escayola en el pie para evitar que Tamara vuelva a dar la campanada alunizando un día de estos contra el Banco de España). Ana, por su parte, confiesa compatir con Miguel Boyer su pasión por el estudio y la lectura. El ex ministro de Economía y egiptólogo aficionado debe de haber comprendido que quien manda en casa es su mujer. No acabo de explicarme cómo Ana Boyer ha entrado con tantas ganas y con su consentimiento al trapo del las revistas del corazón. Aunque tampoco me explico que Julio José Iglesias, a quien le debe de sobrar el dinero, cobre por las entrevistas.

El ratoncito Pérez

Leo con asombro que Fran Perea ha puesto su voz al Ratoncito Pérez en la película Perez, el ratoncito de tus sueños, una producción con imágenes reales y dibujos animados. Y una se pregunta: ¿Qué necesidad hay de que los ‘actores’ de moda le quiten el pan a los magníficos dobladores que tenemos en nuestro país? Una película infantil recurre al gancho de un ídolo de las jovencitas para atraer público infantil a los cines. No sólo se está obligando a crecer a los niños antes de tiempo con series como Los Serrano. Lo de Fran Perea de Ratoncito Pérez es casi una broma de mal gusto. No pienso dejar nunca una muela más debajo de la almohada.

La compañía de la Preysler

Patidifusos se quedaron los asistentes a la boda de María del Carmen Martínez Bordiú cuando comprobaron que Isabel Preysler, cual Cleopatra filipina se había llevado a su propia maquilladora para salir guapa en el Hola. Fue la atracción de la fiesta.

Anna Kournikova ha perdido casi diez kilos desde que dejó el tenis. A la novia de Enrique Iglesias, ya delgada de por sí, pero con un maravilloso tono muscular gracias al deporte, no le ha sentado nada bien su alejamiento de las pistas. Todo lo contrario que a Arancha Sánchez Vicario. La tenista catalana parece haber florecido desde que puso punto y final a su carrera como tenista profesional. En la Senior Cup celebrada días pasados en Marbella parecía casi una artista de cine. A los 34 años está mucho más joven y guapa que cuando hablaba de ella en tercera persona y se definía a si misma como una niña. No se puede decir lo mismo de Conchita Martínez, que debería exigir a los maquilladores y peluqueros de las televisiones que la cuidaran un poco más cuando va a una tertulia deportiva.