BLOGS

De todo corazón

Entradas etiquetadas como ‘infanta’

La Infanta Elena y el jinete casado

La semana pasada decían que le llevaba los huevos, en un pie de foto en el que se les podía ver a ambos comprando en un mercadillo. Esta semana la Infanta Elena y Felipe Zuleta ocupan la portada de la revista Diez Minutos. En Zarzuela hay cierta indignación. Felipe Zuleta, instructor de hípica de la Infanta, es, según fuentes cercanas a la Casa Real, la persona designada para acompañarla en todos los concursos hípicos. “No hay nada de nada”, dicen. Doña Elena, a quien podéis ver en un vídeo en bikini en la página de gente, está centrada en la educación de sus hijos y en su dedicación a la hípica.

Es inevitable, dicen, que se les capte con gestos espontáneos, con una sonrisa, pero eso no significa que haya nada más. Zuleta está casado. Y sobre Queipo de Llano, el jinete abulense más guapo, ya no es el instructor de la Infanta.

A juzgar por semejantes testimonios, Doña Elena no pretende emular a Estefanía de Mónaco ni a su antepasada, María Cristina, la Reina Regente, que encontró el amor en un guardia de Corps con el que tuvo una caterva de hijos. Yo, si fuera ella, haría realidad las fantasías de las revistas del corazón y me buscaría un novio que me pillara a mano. Es lo más seguro, lo más discreto y más cómodo.

Elena, sin problemas de alimentación

La revista Lecturas publica esta semana un interesante reportaje fotográfico en el que se puede ver a la Infanta Elena montada sobre un monopatín en compañía de Victoria Federica, la menor de sus hjos. También se puede ver a la todavía señora de Marichalar en la playa de Valencia, con sus hijos, luciendo un bikini color azul celeste. Desde que no vive con el duque de Lugo, Doña Elena tiene los brazos más fuertes y menos arrugas. Tal vez haya perdido algo de glamour, pero ha ganado unos kilos que le sientan muy bien. Hace tiempo, estaba tan delgada que se llegó a rumorear si padecía problemas de alimentación. Al contraro que la Princesa de Asturias, doña Elena siempre fue una mujer grande de huesos fuertes, como su tía Doña Pilar. En la revista Diez Minutos ha sido fotografiada junto a uno de sus entrenadores, el comandante de la Guardia Real Felipe Zuleta, casado y sin hijos. Según la revista, existe una enorme complicidad entre ambos.

Si la Infanta Elena rehiciera su vida junto a un abulense

No trabajaba ayer por la mañana y quería ir a la piscina, pero decidí sumergirme en las fuentes de secano para intentar averiguar la identidad del jinete abulense con quien se vincula a la Infanta Elena. El hecho de que fuera El país quien lanzó la primera chinita impacta. No es la primera vez que se hace a PRISA un favor real. El único abulense que me gusta es su entrenador, Juan Queipo de LLano y Álvarez de Toledo y con semejante físico no puede estar soltero. Él no puede ser. En Zarzuela, al cierre de estas líneas no sueltan prenda. Si Elena rehace su vida en Avila, ya me imagino al Pocero , a Florentino y a tantos otros, trasladando el atraque de sus yate desde Puerto Portals a la ribera del Adaja.

Cayetano y la asturiana Ni la hija de José Bono , ni la sobrina de Armani. Me cuentan que por quien Cayetano Rivera siente algo es por una asturiana, ex de un futbolista.

Marichalar no se divorcia

Ayer os comenté mi intención de acercarme al hotel Miguel Ángel a ver a Ruiz Gallardón con motivo de la presentación del libro de su prima Mabela Ruiz-Gallardón. Un imprevisto me hizo desviar la atención de fisgar en profundidad a Don Alberto y su extensísima familia. Jaime de Marichalar, Presidente de la Fundación Axa Winterthur, estaba en el acto. Tenía muy buen aspecto. Cojeaba menos y en su engominado pelo, algo más largo, peinado por completo hacia atrás, no había ni una cana. Me acerqué a él y le pregunté por las vacaciones con sus hijos en… ¡Ávila! Un cruce de cables comprensible. Me puse nerviosa ante tan egregia presencia. No me besó la mano como a otras damas pero se mostró muy correcto: “Yo no contesto preguntas, lo siento muchísimo”. Lo de Ávila le debió de hacer bajar la guardia. Ha sido la Infanta quien se ha llevado a los niños a las procesiones, donde se mostraron aburridísimos. No hay nada más triste que las procesiones castellanas. Si hubieran ido a la casa de Granada donde estuve yo se lo habrían pasado muchísimo mejor. El caso es que la segunda pregunta tuvo respuesta: ¿Es cierto que la Infanta Elena y usted, Don Jaime, se están divorciando? Me miró con una mirada muy noble -a 20 centímetros tiene cara de buena persona-, y ahí sí que se soltó: “No me estoy divorciando, yo no me estoy divorciando”. Pues muchísimas gracias, Don Jaime. Si no se bebió unas copas después y soltó la lengua con otros, creo que esto es una exclusiva.

La autora del libro, Mabela Ruiz-Gallardón, se parece a su prima lejana, Cécilia Ciganer, la ex de Sarkozy, aunque no la conoce. Está muy vinculada a Extremadura, la tierra natal de la protagonista de su novela-ensayo histórico, la noble pacense, Juana de León, casada con Harry Smith, un oficial de las tropas que el Duque de Wellington dirigió en apoyo de los españoles.

A Gallardón no le estreché la mano. La da tan fuerte que te la destroza. Aunque en una ocasión la que se la hizo fosfatina fui yo. Llevo una pulsera de plata del año 42, hecha con dos duros de plata. La hizo un republicano en la cárcel y me la regaló mi abuela. Una vez, cuando le hice una entrevista al alcalde lo que apretó no fueron mis débiles muñecas, sino la histórica pulsera, que me protege. Los metacarpianos fastidiados fueron los de Don Alberto, el edil paracaidista y motero.

PD:

Cuando digo triste, me refiero a la solemnidad y a la seriedad y trascendencia que transmiten. No son precisamente un espectáculo para niños muy pequeños. La de Valladolid es impresionante. La imaginería castellana es maravillosa. Perdona Constantine si me he explicado mal.

Sobre el divorcio de la Infanta Elena y fantasías sexuales hollywoodienses.

Esta mañana, tras desayunar café con porras, hemos realizado una curiosa encuesta entre los compañeros de redacción de La Revista. ¿Con qué personaje de Hollywood te lo montarías, era la pregunta. Rafa Vidiella, cinéfilo experto y mitómano, afirma que se acostaría con Joan Collins. Dice que lo hizo en Marbella, pero no me lo creo.

Dani el videojueguista, jugón y también jugoso, tiene mejor gusto y pica muy alto. Quiere que traigamos a un encuentro digital a Nicole Kidman para llevarla al cuarto de baño.

Bosco el televisivo, nuestro George Michael doméstico, piensa en Kevin Bacon /panceta con queso.

Al romántico de la redacción, Chema Martín, musicólogo y entrevistador de estrellas de la canción, le gusta Catherine Zeta Jones.

Hay alguien muy prudente que no quiere dar su nombre y se decanta por la Infanta Cristina. Me ha pedido que no lo escriba por respeto a Urdangarín y a la familia Real.

Y a mí me gustaría tener una aventura con Jackie Chan, por aquello de las Artes Marciales.

¿Y vosotros qué?

Y ahora voy a hablaros de Elena:

Se está hablando mucho estos días en las televisiones sobre la posibilidad de que la Infanta Elena y Jaime de Marichalar decidan poner punto y final a su relación recurriendo al divorcio. Según publicaba la revista Semana en su última edición, durante la pasada Semana Santa, el duque y su esposa, como tantos otros separados, tuvieron ásperas conversaciones telefónicas repletas de reproches y amargura. He dado un amplio repaso a todas las revistas del corazón esta semana y he llegado a una conclusión: aparentemente, los niños se muestran más relajados y distendidos junto a su padre, especialmente Froilán. Al niño se le veía feliz cuando Enrique Ponce le brindó su primer toro en Valencia. Lo mismo se puede decir de Victoria Federica, una niña que carece de la fría belleza rubia de sus primos catalanes, pero que tiene mucho encanto, y a quien no se le presta tanta atención como al resto de sus primos. Ni es Infanta ni tiene cabellos de vikinga, pero despierta ternura.

Fotos Korpa

Los ojos de las princesas y la sonrisa de Cristina

¿Qué haríamos los periodistas del corazón sin los reyes, reinas, jeques, y emires? Yo, que me confieso monárquica por pura necesidad, me he quedado absolutamente patidifusa ante el chute de Photoshop que le han metido en el monárquico diario La Razón a la foto de Mary Donaldson, la esposa de Federico de Dinamarca, vestida de camuflaje durante sus entrenamientos en la milicia Nacional, que también publicamos en nuestra página web. A la princesa guerrera de Tasmania le han metido un chute de Photoshop para dejarle unos ojos verde duralex casi tan aparentes como los de Letizia, a quien algunas publicaciones del corazón están photoshopeando también para darle más tersura a la cara. Yo que Mary tomaba medidas. ¿Qué tendrá de malo tener los ojos castaños? Un fotógrafo amigo mío me comentaba hace unos días que, a este paso, gracias al programa informático, va a dar lo mismo cómo ilumines o maquilles al personaje. La realidad se altera, y nada es lo que parece. Y al hilo de esto, Cristina estaba guapísima en el último acto oficial al que acudió acompañada por Iñaki Urdangarín. La exposición Hilos de Esplendor en el Teatro Real. ¡Qué sonrisa más resplandeciente!

Antonia dell’Atte, monárquica:”La que da el beso al amigo de la Infanta soy yo”

Acabo de solucionar unos cuantos problemas técnicos.Y ahora os cuento todos los cotilleos que he almacenado. Gracias por vuestros consejos fotográficos, Santero y Leonard Zelig. Os cuento lo que me dijo Cayetana Guillén Cuervo sobre aquella historieta para no dormir que la vinculaba a Aznar. Le he preguntado porque no se comportó y lo desmintió de inmediato como hizo ella, dejando que el runrun corriera durante meses. La respuesta ha sido: “Yo sabía muy bien lo que tenía que hacer. Puse el asunto en manos de Cristina Almeida y ella emitió aquel comunicado. Sobre lo que hiciera la otra parte, yo no soy quien para juzgar. Allá ellos”. Cayetana es muy simpática.

Al final he conseguido bajarme de la memoria interna la famosa foto de Nieves Álvarez, guapísima tras haber sido madre por partida doble.

La foto de Nieves. Estaba un poco asustada. Tiene prohibido salir al lado de ningún cartel de cosmética que no sea la suya.

Blanca Portillo saluda a David Delfín. Le prestó el vestido con el que ambos triunfaron en la Gala de los Goya.

Blanca Portillo con el famoso vestido. Foto: REUTERS

La modelo con el vestido. (Foto: Ángel Díaz/EFE)

El tema de conversación en Cibeles ha sido la portada de Lecturas en la que se puede ver a la Infanta Elena saludando a un amigo. En el desfile de Javier Larrainzar me he sentado entre Marta Robles, vieja conocida de hace muchos años, y Antonia dell’Atte, que cada vez se parece más a la mujer de Zapatero pero en guapa. A Antonia le ha salido la vena monárquica cuando le he preguntado en privado por la separación de la Infanta y la foto del beso: “No era la Infanta Elena, era un montaje. La que le da el beso a ese señor era yo. Se ponen dos cascos y ya está”. Ya hablando en serio, Antonia ha confesado que nunca hablará mal de la familia real, que no tiene ninguna queja de como se han comportado con ella. “Ni siquiera hablo ya mal de mi ex”. De Darek, que ha cortado con Ana Obregón, ha reconocido que es un chico muy guapo. Y que si le ha reclamado somieres y coches es hasta cierto punto lógico cuando las relaciones se basan en montajes y en la conveniencia.

Antonia dell Atte

Marta Robles

El desfile de Larrainzar me ha gustado algún traje de noche. Este chico no me cae del todo bien desde que se quiso hacer publicidad a costa de María Zurita. Ha dejado desfilar a Godeliv, la mulata, lo cual no deja de ser un auténtico detalle. Las lituanas rubias, tan inexpresivas como económicas, inundan la pasarela.

Ailanto ha sido mucho más interesante. Magníficas las faldas pantalón, una prenda de muy difícil confección.

Tessa de Baviera

Se ha acercado así mismo por el desfile de Larrainzar Tessa de Baviera, dedicada a obras benéficas. Ya no diseña bolsos como hacía antes. Tuve uno suyo que compré en El Corte Inglés que me dio un resultado estupendo. Ahora se dedica a obras de caridad, algo relacionado con los pañuelos ( no me enteré muy bien porque estaba la música altísima), y también a los temas que llevaba su madre, fallecida. Tessa es hija del Infante Eugenio de Baviera y de una gran mujer, Marisol de Lesseps, a quien Don Juan, padre del Rey apreciaba mucho. Tessa, bisnieta de la Infanta Paz, hermana de Alfonso XII, no mantiene un trato frecuente con la familia real, pese a lo mucho que esta debe a sus antepasados. Por eso puede decir lo que quiera. Le he preguntado por la separación de la Infanta Elena y ha dicho literalmente que estaba cantado”. Más discreto se mostró el diseñador del taje de novia de la Infanta Elena, a quien me he encontrado frente a un stand: “Sus motivos tendría para separarse. No es la primera vez que alguien se separa. ¿Si la he llamado? Es muy pronto. Pero la llamaré para interesarme por ella cuando transcurra algo de tiempo.

Tambien han estado esta mañana en la pasarela las hijas de Bertín, Eugenia y Claudia, guapísimas. Y su madrastra, Fabiola. Su hijo, me ha contado, está mucho mejor y se cría muy guapo:”Se parece mucho a su padre. Es su viva imagen”.

Eugenia y Claudia y Fabiola

He visto también a Laura Pamplona, la famosa modelo de “Aquí no hay quien viva”. Dejó la serie hace dos años y acaba de regresar de un largo viaje por el extranjero. Sobre su relación con José Luis Moreno, ahora que está convaleciente no quiso hablar mucho. “Nunca fue una relación muy buena, por eso, de hecho tuve que abandonar la serie”. Ha estado sentada al lado de las chicas de Dover. Tenía que haberles preguntado a ellas lo del Suck que tanto os intriga. Me ha dado miedo que se pusieran a cantarme algo.

Chicas Dover y Laura Pamplona

Este post se lo dedico a mi padrino y tío abuelo, José Inglés, sastre oriundo del campo de Cartagena y uno de los hombres más elegantes en el vestir que he conocido. Lo fue hasta el último momento. Murió el viernes a los 97 años.

Ahora os cuelgo unas fotos de Antonia dell Atte, de Tessa y de los desfiles.

Y esta foto de Sofía Mazagatos de propina. Me ha dado pereza hablar con ella. Hasta siempre.

La espantá de la Infanta Elena y Fran con su novia

El espíritu de Coco me protege, Por Dior. LLegué tarde al desfile de Ángel Schlesser pero me topé de frente con el torero más pequeño pero mejor hecho de los ruedos españoles. Iba con su inseparable Blanca Martínez de Irujo, de hecho, la tuvo todo el desfile agarrada de una pierna, exactamente la izquierda, para que no se le pudiera escapar. Y cuando ella mira a la cámara, él tuerce el gesto en dirección contrara, como en las fotos de las familias aristócratas de los años 20. He presenciado todo el desfile a su vera. No olía a nada. Fran Rivera es inodoro y algo insípido. No se ha querido mojar sobre la triste aparición de José Ortega Cano en “¿Dónde estás Corazón”?, donde el viudo de Rocío Jurado anunció su retirada, obligado entre otras cosas, por la actitud pasiva de Victoriano Valencia, que prefiere verle alejado de los ruedos para que se cuide el corazón y sus arritmias. Fran no se ha querido mojar por su compañero. Ha tirado por el camino de enmedio y ha dicho que no se ha enterado de nada porque le ha pillado toreando en Venezuela. Su novia, Blanca, le llama “Amore” y él no se mosquea, aunque el ex marido de ella era italiano. Fran a su niña le llama “bichín”, y le ha dado todo tipo de explicaciones sobre dónde estaba, con quien y cuánto tardaría en llegar a casa para encontrarse con ella.

Ana Botella, con al menos tres kilos de metal colgados del cuello, como si fuera una seguidora de David Delfín ha hecho su aparición en la pasarela. A falta de la Infanta Elena, que en el último momento ha anulado su asistencia, los fotógrafos se han abalanzado sobre la concejala. Yo la he visto algo triste y alicaída. ¿Está triste por Ruiz Gallardón? Los zapatos rosas combinados con medias negras compensaban sobradamente el decaímiento gestual y anímico de la ex “primera dama”.Se acerca San Valentín.¿No late su corazón con el ritmo del deseo? Ni falta que hace. !Siempre hay tiempo para quitarse las cadenas y echar a volar!

El desfile de Schlesser ha sido más que correcto. Tops de seda, faldas tubo, vestidos plisados de fiesta a media pierna en azul marino… ahora os cuelgo unas fotos.

La mar de naturales

Ana Botella y Ángel Schlesser

A los pies de Ana Botella

Fran mirando al tendido

Los botos de diseño de Fran

Fotos de las modelos en el desfile de Schlesser: JJGUILLÉN/EFE

La infanta Elena, 44 años al ataque

Tiene 60 años. 16 más que la infanta, que hoy cumple 44. Es varonil, nervudo y magro. QMD ha sido la primera revista que ha publicado su imagen en portada. Se trata de Manoel Malta da Costa. Cuando la infanta Elena estaba soltera, le guardaba sus caballos en Chantilly. En la foto de portada bromea con el jinete y preparador, practicando una defensa/ataque de Kárate. Hace 16 años, Manoel estaba de muy buen ver, cuando salía en Hola con la infanta, pero ahora es ya algo mayor. El jinete portugués de quien tanto se ha hablado no parece una buena opción de futuro. Sólo ha dicho que tiene una magnífica relación de amistad, respeto y consideración con la hija mayor de los Reyes de España, a la que define como “una señora respetable”.

Si yo fuera la infanta Elena, intentaría ser tan lista y discreta como su tatatatatarabuela, la Reina Regente María Cristina , madre de Isabel II y viuda de Fernando VII. La ilustre antepasada, que también era un hacha para las inversiones, se casó en secreto con un guardia de Corps muy resultón con el que tuvo siete hijos.

El caballero susurrado

Atónita observo en un informativo un reportaje sobre hípica en el que hablan de la rehabilitación de un caballo. ¿Habrá conseguido Peñafiel, tras sus comentarios sobre el misterioso jinete amigo de la infanta, poner de moda la hípica en España? No creo que a doña Elena, verdadera apasionada de este deporte, le haya importado lomás mínimo contribuir a la causa. Puede ser que los tiros no vayan por ahí.

El teatro Lope de Vega acogió anteayer la primera gala Más que Magia, organizada por la Fundación Abracadabra y Groupama Seguros. La fundación ofrece alivio moral y psicológico a personas desfavorecidas en hospitales y centros de asistencia a discapacitados. Más de mil prsonas pudieron presenciar la actuación de la bailarina Teresa Nieto, de Pasión Vega y el mago Jorge Blass. Ninguno de los tres percibiío un duro por colaborar en el acto benéfico, Y esto, que puede parecer una tontería, no lo es. Como diría el legandario Papuchí, es algo ‘rraro, rraro, rraro’