BLOGS

De todo corazón

Archivo de la categoría ‘Columnas en 20 minutos’

Mónica Molina

No sabe el favor que le hizo José Coronado al abandonarla. Mónica Molina ha encontrado un novio de altura, una persona que la comprende y hasta la asesora en sus intereses laborales y económicos. El pasado lunes 28 de enero regresaban de Londres en un vuelo de Iberia, en clase turista, y Mónica no paraba de comerse las uñas todo el tiempo, y no precisamente por miedo a volar. La cantante se pasó todo el trayecto pensando en porcentajes, contratos discográficos y en la inestimable ayuda de su hermano Noel, porque«dos hacen más fuerza que uno». Su maromo, alto, guapo, moreno, cuadrado y bastante más atractivo que el padre de su hija Candela era un dechado de paciencia. De cuando en cuando le daba un tierno besito para que se calmara. Mónica, quien sin maquillar posee la misma mirada profunda y ojerosa de todos los Molina, parecía muy preocupada por sus asuntos profesionales.

Aída Nízar, fallera

Aída Nízar ha sido elegida, junto con Carmen Sevilla, Fallera del trono de la Falla del Portal Valldigna de Valencia. La ex concursante de Gran Hermano, fichada por Canal Nou para trabajar con Cristina Tárrega, se ha convertido en un personaje muy apreciado por los valencianos, me cuenta. El traje de fallera ha sido realizado por Enrique Marzal, considerado por muchos como el mejor indumentarista de toda la Comunidad Valenciana. Aída lucirá sus galas junto a la Virgen de los Desamparados. Le pregunto, con algo de miedín, si, tratándose de un acto con connotaciones religiosas llevará bragas. La vallisoletana tiene correa para contestar a eso y a todo lo que le echen: «Eso forma parte del misterio de Aída Nizar. Tampoco tiene mucha importancia. Nuestro Señor quiso que se nos bautizara desnudos me cuenta. El traje de fallera no favorece a todo el mundo, pero a ella ésto no le preocupa: «Aída tiene un encanto especial y va a estar muy guapa.

La foto me la ha mandado la propia Aída… Muy a lo Lucrecia Borgia, que tenía ancestros valencianos, rodeada de brocados, en el vestidor papal. La persona que la acompaña en la foto es Enrique MArzal, el indumentarista.

Los entresijos de “Aquí hay tomate”

!Qué fácil es hacer leña del árbol caído! Me han pedido que escriba hoy sobre “Aquí hay tomate” y no voy a hacer astillitas, voy a contar lo que pienso. Para muchos siempre será una mierda de programa, pero si era una mierda, fue una mierda muy bien hecha, perfectamente empaquetada, gracias, entre otras cosas a la labor de excelentes guionistas como David Botello, inventor del cebo tomatero, que ahora se dedica a otras cosas. ¿De qué se va a nutrir ahora “Sé lo que hicisteis”? Si “Aquí hay tomate” era una mierda, ellos se han estado alimentando con su zumo. Incluso con maniobras algo arteras, como intentar sacar en pantalla los rostros de personas que nunca dieron la cara, que obedecían órdenes y que cobraban por su trabajo como redactores en el programa.

“Aquí hay tomate” no nació para destrozar ni dar la vuelta al mundo del corazón. Santiago Botello, hermano de David, ideó un programa sobre personajes curiosos, frikies, muy bien realizado que contaba con excelentes periodistas de investigación y una realización y posproducción muy cuidada. Era divertido, ágil, entretenido y tuvo unos desastrosos resultados de audiencias. Lo producía Salta, el departamento de ficción de Atlas, la agencia de noticias filial de Tele5. Como no se comían ni una rosca con la calidad recurrieron a lo que funciona mejor en este país, el mundo del corazón. Ninguno de los periodistas que trabajaban en este programa procedían de este tipo de información y crearon su propio estilo. Willy, reconvertido más tarde en reportero político de “Pecado Original” marcó un antes y un después en el mundo del corazón y en sus repercusiones. Se lo hice notar, recuerdo. Había límites que no se podían traspasar.

Fue cuando le dio un pequeño manotazo en el pelo a la Duquesa de Alba , al comparar los canosos rizos déla aristócrata con sus greñas morenas. Supongo que el gesto de Willy consiguió picos de audiencia terribles. El tiempo me ha dado la razón. Ahora cuando emiten imágenes de la Duquesa de Alba se atreven hasta a poner música fúnebre subliminal. ¿Qué tendrá que ver el culo con las temporas?, reza un dicho castizo. En el Tomate fueron mucho más allá… ¿Quien no se acuerda de aquel espectacular reportaje sobre el desnudo de Jorge Javier para una publicación? Nunca olvidaré aquel terrible zoom sobre el trasero del presentador como si se tratar del escote de Sofía Loren o los ojos de Patrick Dempsey. El problema no era ya la ética, sino la estética.

Me da pena que se acabe “El tomate”. Un gran número de compañeros se han quedado en la puñetera calle. No le faltará el trabajo a los presentadores, de ellos no hay que preocuparse ni un pimiento. Hay quien tiene la teoría de que a los trabajadores televisivos hay que dejarlos descansar durante un tiempo porque suelen estar demasiado quemados. Cómo se las apañaran para comer mientras tanto no es un problema que preocupe nunca a los empresarios.

Cuando entraron estaban fichados por Atlas a con contrato por obra y en los últimos tiempos dependían orgánicamente de La Fábrica de la Tele, una productora en la que tenían intereses el director y subdirector del programa.

Como otras cadenas, la de Fuencarral ha decidido externalizar su producción, aún a costa de ceder sus productos más rentables a empresas que no existirían sin su apoyo. Querían cargarse los restos de Atlas, ya que éstos por convenio tienen los mismos derechos que los empleados fijos de Tele5. La precarización laboral alcanza límites siniestros en el mundo de la tele en estos momentos. Nadie se libra.

Espero que no se quede sin curro una persona muy especial, hacía las mejores piezas, Javi, y nunca salió de noche por las fiestas a cabrear a los famosos. Jamás se le veía la cara. O Mikel, el catalán, a quien los personajes querían mucho. Hasta la Duquesa de Alba le llamaba Tomatito. O Mar Torres.

Y ojo al dato. Que a ningún político del PSOE se le ocurra congratularse con el hundimiento del barco tomatino. Cuando la cadena cambiaba de rumbo político, recibían llamaditas de una mujer muy poderosa y muy delgada para amenazarles con retirar el programa por incumplir las normas dictadas para el horario infantil. ! Cuánta hipocresía!

Como los siete cabritillos

E l sueño de muchos locales es adquirir el privilegio de convertirse en nido de celebridades. Lo tienen difícil. En los últimos tiempos muchos famosos recurren al uso y disfrute de pisos donde se sirven copas. Son locales, por decirlo así, clandestinos, donde pueden comportarse con absoluta naturalidad al abrigo de miradas indiscretas. Para entrar no tienen que enseñar la patita como en el cuento de los siete cabritillo, sino una contraseña que varía de forma cíclica. También comienzan a triunfar algunos restaurantes donde se sirven comidas para tres o cuatro mesas. Ambiente casero y discreto, sin controles sanitarios ni periodistas y frecuentados por personajes del estilo de Javier Bardem.

La novia de Agrelo La novia veinteañera del ex de Terelu Campos prosigue con su embarazo. En Santiago de Coompostela se preguntan si no la conoció en una fiesta universitaria, de esas que tanto le gustaba frecuentar con sus amigos cuarentones. !Ñiaaccc!

Ana no se estiró con Darek

Un año cuidándole, protegiéndole, preocupándose por él, dice Ana Obregón, y cómo se lo ha pagado, se lamentaba Ana en La noria:”No agredeciéndoselo lo suficiente’. Petrificada, cual lápida gris de Quintana de la Serena. Así me he quedado cuando he visto en la televisión unas imágenes de Alessandro Lequio conduciendo el coche de Darek, un modesto Fíat Idea que no supera los 20.000 euros. Semejante arcángel polaco se merecía ya no un Posche 911 o un Audi TT, sino un Ferrari 599 GT o hasta un Bentley de los que gasta David Beckham. Y el agradecimiento se lo debería mostrar ella. No me puedo creer que le haya pedido que le devuelva el somier y los colchones. Aunque Ana siempre ha prestado mucha importancia a esas piezas del ajuar doméstico desde tiempo inmemorial. El ex stripper no va a ir a ningún programa del corazón a mostrar el colchón como Mónica Lewinsky con el famoso vestido. Pero algo de ropita sucia probablemente sí aireará.

KORPA

Aquella pira de cartas en el Pazo de Meirás

Estoy leyendo un apasionante libro escrito por Eva Acosta y editado por Lumen sobre la vida de Emilia Pardo Bazán. Lo que cuenta en ella sí son cotilleos sobre personajes de enjundia: Desde Benito Pérez Galdós, uno de sus amantes, hasta Sisí emperatriz o Víctor Hugo. Magnífico el epílogo: la recreación de lo que pudo ser la llegada a Meirás de Carmen Polo para tomar posesión del pazo. Las cartas personales de Doña Emilia, mujer de costumbrese algo disloutas en la época en la que le tocó vivir, habrían sido quemadas por orden de ‘La Señora’.

Película postnavideña: Maquilladora embarazadísima. A él, una poderosa superestrella, le pilló en principio algo descolocado lo de ser papá. Se considera aún muy joven. Le pone un piso en el Paseo de la Habana. El papel protagonista, muy en la línea de las películas de los 70 lo podría encarnar perfectamente Santiago Segura. Hace unos días huyó con cara de terror cuando unos reporteros televisivos se acercaron a él y a Joaquín Cortés.

Foto:Korpa

Juan Carlos cae en gracia en Argentina y Eugenia recae

Le he preguntado a una compañera mía argentina cómo vivieron en su país la polémica relacionada con Hugo Chávez y el Rey Juan Carlos. Pasó completamente desapercibida. Casi por las mismas fechas el Monarca medió en un conflicto de la industria papelera que preocupaba mucho a los argentinos. Lo resolvió y se ha recubierto ante la opinión pública con la aureola de héroe. No es un rey florero, para bien o para mal. Está muy bien relacionado y tiene unas facultades persuasivas muy por encima de lo común. En el Río de la Plata se siguen muy de cerca todas las andanzas de la familia real española. De Máxima Zorreguieta, en cambio, por el pasado de su padre, pasan más que Javier Bardem de la maquinilla de afeitar.

Recaída de Eugenia. Su madre decía que lo suyo estaba muerto y bien muerto, pero Gonzalo y Eugenia prometen muchas más caídas y recaídas. Las fotos del ¡Hola! no mienten. La historia se repite de nuevo.

Fotos:Korpa

Famosos en vuelo

No estaba borracho como Melendi, pero organizó un monumental escándalo hace ya algunos años, que aún recuerdan los pasajeros de aquel vuelo. Joan Manuel Serrat, en el puente aéreo Madrid-Barcelona, pretendía llevar dentro del avión un gigantesco paquete que contenía un regalo para su hija pequeña. Le dijeron que tenía que facturarlo, y él, erre que erre. La azafata que tuvo que lidiar con el Noi del Poble Sec se las vió y deseó para hacerle entender la situación. ¿Por qué los famosos españoles, con la guerra que dan, no adoptan la costumbre de los extranjeros, alquilar aviones privados y pilotarlos, como hace John Travola? Y si se pierden en el triángulo de las Bermudas, mejor que mejor.

Trucos en el vestuario. La Infanta Elena está adoptando la costumbre de repetir traje desde que se supo que se separaba de Jaime de Marichalar. El jueves llevó a los niños con el mismo conjunto del miércoles, y acudió a dar clases en su guardería vestida casi exactamente igual los dos días, con el uniforme rojo con el que da clases. Sin abrigo. Está bien asesorada: las imágenes parecen viejas, de archivo, y las televisiones no les dan tanta relevancia en los vídeos de los programas de corazón. Me imagino que tendrá varios modelos repetidos, porque si no, terminará por resultarle demasiado incómodo.

¡Ay, Elena! Por eso estabas tan guapa

Ya lo decía 20minutos.es en un titular: “La Infanta Elena rompe la pana”. Que Doña Elena se soltara la trenza y el moño podía resultar relevante y hasta significativo, pero…esas sonrisistas casi complices en sus apariciones públicas. No se la vio tan contenta, dicharachera ni sonriente allá por marzo de 1994, cuando faltaban días para que se anunciara su compromiso. Ahora es libre de verdad para hacer lo que le plazca. El hidalgo castellano, su marido, puede rehacer su vida colaborando en Elle como estilista. Y lo siento por el pobre Froilán y su hermana.

Isabel II de Inglaterra y la Reina Sofía

El ‘glamour’ de Isabel II

Casi me caigo de la butaca del salón cuando vi en el informativo de una cadena nacional que la revista Vogue había elegido a Isabel II como una de las mujeres más glamourosas del mundo. ¿Dónde vamos a ir a parar? Si lo que pretendían era hacer una operación de marketing para que su revista salga en todos los medios de comunicación del mundo lo han conseguido. ¿Se trata de una boutade? ¿De un esnobismo estúpido? Glamour, en todo caso tiene su marido, el duque de Edimburgo, un hombre muy elegante, pese a contar unos chistes machistas y zafios que harían palidecer de envidia a Torrente.

Que le pregunten a los escoceses. La mayor ofensa que pudo hacerles el día de su coronación como reina de Escocia fue acudir vestida con su habitual trajecito color pastel y no desprenderse ni siquiera en el solemne momento de la coronación de ese bolso negro que con mucha más gracia que ella lucía el famoso teletubbie gay. Decir que la reina de Inglaterra es estilosa es la peor ofensa que se le puede hacer, aun ahora, a Lady Di. ¿Cuándo van a dejar a la pobre mujer en paz?

Y nuestra reina, de rosa, en Ceuta

Ha echado el resto. El cutis terso, el pelo impecable, más delgada y hasta, casi, casi, y ya es difíci, más alta. La Reina estaba impresionante con su traje color rosa, luminosa y brillante mientras paseaba por las calles de Ceuta. Si Isabel de Inglaterra, pachuli puro, tiene glamour, la Reina Sofía es un frasco de Calech andante. En ningún lugar puede sentirse más reina que en la ciudad española norteafricana, donde pueden odiarte para toda la vida si se te ocurre preguntarles, por poner un ejemplo: ¿Cuándo vais a venir a España?