BLOGS

De todo corazón

Archivo de Noviembre, 2007

Marichalar, enamorado

La separación de los duques de Lugo parece ya definitiva y completamente irremediable. Y no por las fotos que muestran a Jaime de Marichalar en la revista ¡Hola! llevando a los niños a casa de la infanta tras pasar todo el viernes con ellos. La entrega se produjo en la puerta y sin que doña Elena le invitase a entrar. He consultado a expertos en psicología infantil y de adultos y me han dicho que, sobre todo al principio de una separación, es necesario «dejarles las cosas claras» a los niños . Es preciso establecer unos límites para que acepten la situación y no se creen falsas expectativas. Lo correcto es lo que hicieron, despedirse con un beso en la mejilla. Pero lo que ha dejado claro el ¡Hola!, la revista más monárquica del orbe con semejante titular es que no hay marcha atrás.¿Se está preparando el terreno para importantes noticias relacionadas con la infanta Elena? Me da algo de pena el duque. Me cuentan fuentes bien informadas que él sigue profundamente enamorado de la hija de los Reyes de España.

Cada uno por su lado

Feliciano López y María José Suárez ya no salen juntos. Anteayer, ambos acudieron a dos actos muy distintos. María José participaba como invitada en la inauguración de una peletería. La presentadora confirmó la ruptura de forma esperanzada: «Nos hemos dado un tiempo para reflexionar», dijo. Por su parte, el tenista, en la gala de los Premios Amigo, no mostraba en absoluto el aspecto de un hombre destrozado por problemas sentimentales. Guapísimo, con la melena engominada, traje impecable y corbata, presentó uno de los premios con Natalia Verbeke. El atractivo deportista causó sensación, aunque no le hubiera venido mal que su ex novia le hubiera dado unas clases prácticas para la presentación. Tan nervioso estaba que no paró de rascarse el trasero y colocarse la camisa mientras hablaba, presa de un tic nervioso menos intenso que el de Nadal. Miguel Bosé, a lo suyo, no paraba de hablar con Lamari, de Chambao, tapándose la boca con un diminuto abanico negro. Demostró poco compañerismo al irse en mitad de la actuación de La Quinta Estación.

Bardem, amnésico

Acabo de leer el magnífico libro de Vicente Molina Foix El cine de las sábanas húmedas (Espejo de tinta). Comparto su fascinación por Marilyn Monroe, Montgomery Clift, la voz de Nicole Kidman, las camisetas sudadas de Marlon Brando, etc., pero de piedra me he quedado cuando compara la voz de Javier Bardem con la de Paco Rabal. Es como comparar el rugido de un tigre con el maullido de un gato afónico y capón.En un acto relacionado con el cine, casi montamos una tertulia atacando y defendiendo las facultades de Bardem. No comprendo el secreto de su éxito ni ciertas actitudes suyas.

En El Rastro. Fue el pasado domingo. Un gran fotógrafo que le facilitó gratis fotos para su book allá por el tiempo en que lo representaba José Marzilli le saludó por la calle, en las cercanías de El Rastro madrileño, y le preguntó dónde estaba Casa Vacas. Bardem, con aspecto de no haber dormido en toda la noche –eran las dos de la tarde– no sólo no le informó, sino que le dejó bien claro que él ya no se acordaba de nadie de aquella época. El fotógrafo en cuestión, una de las personas más honestas que conozco, pudo haberse forrado y no lo hizo, con las primeras fotos de Gigi Sarasola y Penélope Cruz, alguien de aquella época de quien Bardem se acuerda muy bien. ¿Por qué le conviene? ¿Cuánto hay de amor en esta relación y cuánto de favor mutuo?

Ricas y con arrugas, una especie en extinción

Son una especie en extinción. Al cierre de estas líneas, Eunice Schriver Kennedy, la suegra de Schwarzenegger, estaba muy malita. Ninguna de las Kennedy fue dotada con un cutis graso, pero sin echar mano de liftings ni rellenos faciales lucieron con orgullo esas caras que parecían el mapa orográfico de Irlanda, la tierra de sus ancestros. Hasta María, la esposa de Arnold, tenía patas de gallo cuando se casó. Pero ahora ya no tiene ni una. Se ha planchado desde la raíz del pelo hasta el canalillo. Ser multimillonaria y tener arrugas es ya algo casi antihigiénico, como no llevar las blusas de seda natural y los pañuelos de Hermes al tinte. Y si no, echad un vistazo a los comentarios que tuvo esta noticia. Eunice simplemente es una señora que ha conseguido superar los ochenta con todos sus dientes.

Alicia Koplowitz, mito económico erótico de uno de mis compañeros, nació guapa, y como las Kennedy, dotada de una buena percha. Lo que sería una cincuentona de buen ver se ha visto condenada a dar de comer a generaciones de cirujanos plásticos. Esperanza Aguirre, al entregarle un premio la semana pasada en Madrid, estaba casi más guapa, o al menos, más fresca que ella.

Emma Cohen: la mujer que se afeó por amor

Tiene 61 años, pero cuando se enamoró de Fernando Fernán-Gómez nadie acabó de entender semejante fascinación entre la jovencita y un hombre que le llevaba la friolera de 24 años. Fernando, que enamoró a muchas de las mujeres más bellas del mundo de la interpretación, como Analía Gadé o María Asquerino, supo mantener en las últimas décadas –las que estuvo con Emma Cohen– una absoluta discreción con respecto a su vida privada. Fernando, espanta reporteros del CQC, era absolutamente exquisito en su trato con la prensa del corazón. Una entrevista para la prensa del corazón en los tiempos dorados en los que se pagaban bien las exclusivas a los reporteros, y no a los famosos, podía sacar de pobre a cualquiera. Yo lo intenté varias veces. Fernando, siempre con mucha educación, rehuía cualquier pregunta privada, y era Emma quien, amablemente, se acercaba después a ti para excusar la actitud de su pareja y hablar contigo de cualquier cosa: filosofía, poesía, música , lo que fuera… pero nunca jamás de sus sentimientos hacia él. Muy pronto se dejó las canas sin teñir esta mujer que fue muy bella y que se afeó a propósito, tal vez por amor, para estar en consonancia con el hombre de su vida. ¿Qué va a ser de ella a partir de ahora? Amigos, como se ha demostrado en el velatorio del Teatro Español, no le van a faltar.

Fotos: KORPA

Juan Carlos cae en gracia en Argentina y Eugenia recae

Le he preguntado a una compañera mía argentina cómo vivieron en su país la polémica relacionada con Hugo Chávez y el Rey Juan Carlos. Pasó completamente desapercibida. Casi por las mismas fechas el Monarca medió en un conflicto de la industria papelera que preocupaba mucho a los argentinos. Lo resolvió y se ha recubierto ante la opinión pública con la aureola de héroe. No es un rey florero, para bien o para mal. Está muy bien relacionado y tiene unas facultades persuasivas muy por encima de lo común. En el Río de la Plata se siguen muy de cerca todas las andanzas de la familia real española. De Máxima Zorreguieta, en cambio, por el pasado de su padre, pasan más que Javier Bardem de la maquinilla de afeitar.

Recaída de Eugenia. Su madre decía que lo suyo estaba muerto y bien muerto, pero Gonzalo y Eugenia prometen muchas más caídas y recaídas. Las fotos del ¡Hola! no mienten. La historia se repite de nuevo.

Fotos:Korpa

Carmen Martínez Bordiú se quitó de en medio en el 20N

Me he quedado de piedra al ver la portada de Diez Minutos. Ana Milán, con perdón de Carolina Cerezuela, la más guapa de Camera Café , besando en la boca a Juan Antonio Corbalán, ex jugador del Real Madrid y del Forum Valladolid. Con su metro y 84 centímetros resulta algo bajito junto a ella con tacones. Corbalán, el mejor base europeo de los ochenta, con 53 años muy bien llevados, siempre fue un calvo con mucho gancho, y ahora que abunda la alopecia y la gente se rapa por coquetería, resulta, si cabe, aún más atractivo.

Carmen, en Chequia. El 20 de noviembre Carmen Martínez Bordiú no estuvo en el Valle de los Caídos. En el año en el que por última vez podía homenajear a su abuelo, decidió quitarse de en medio y viajar a Chequia con José Campos

Foto: Korpa

Separación tras las elecciones

El dicho de “cuando el río suena” agua lleva, no siempre lleva razón. A veces la corriente arrastra chinitas que se convierten en auténticos “cantazos”. Es el caso de un rumor que corrió hace tiempo relacionado con un importante político del partido popular a quien se vinculó con una actriz con nombre de pila muy aristocrático y torero. El nombre coincidía, no así el apellido. Se comenta en los mentideros políticos que después de las elecciones-me voy a poner en plan María Teresa Campos -, se va a anunciar una importante separación. Es rubia, resolutiva, joven y guapa y como él, no es libre. Después de marzo esto va a ser más entretenido que el culebrón de Sarkozy.

Tita Cervera

Como una vestal vestida de negro. ¿Hace pilates? ¿Se ha sometido a alguna liposuccion? El flotador que persigue a las menopaúsicas, incluso a las más ilustres, ricas y desocupadas como María del Carmen Martínez Bordiú , la ha abandonado. Estoy hablando dee Tita Cervera, espectacular con su collar de esmeraldas de emperatriz en la exposición sobre el cincuentenario del toro Osborne que se presentó anteayer en el Museo Thyssen. Un escuadrón de seguratas la escoltaba para evitar las preguntas sobre Borja. Presentaba el acto una escuálida Juncal Rivero, bellísima pero con un aspecto casi preocupante

Los escoltas de Elena

La infanta Elena vive a partir de ahora en un chalé cercano al Pirulí, en la madrileña colonia de Fuente del Berro, donde el alquiler mensual supera los 6.000 euros. La decisión de Doña Elena es extravagante. La casa dispone de tan sólo 200 metros cuadrados y 300 de jardín. Una ridiculez, y no es esnobismo, si tenemos en cuenta la nutrida escolta que la acompaña en sus desplazamientos. Se está habilitando en el jardín una caseta donde podrán estar a sus anchas a partir de ahora. ¿Será mayor que la del perro de Isabel Preysler, en Puerta de Hierro, dotada con calefacción? Yo, francamente, si hubiese formado parte del séquito de seguridad del duque de Lugo preferiría quedarme con él.El duque reside en un triplex de su propiedad, en pleno barrio de Salamanca, valorado en más de 3,5 millones de euros, aunque, a lo sumo, tan sólo dispongan de una habitación para dejar los trastos, con un montón de comercios y algunas cafeterías en las cercanías. Además de esto, el duque de Lugo ha tratado siempre muy bien al personal que trabaja con él.

El número de Álvaro ¿quería demostrar que estaba en forma emprendiendo carreritas y arreando puñetazos a las cámaras. En los momentos duros se demuestra la clase y no en los cócteles naúticos con marquesas.

Foto: Korpa

Famosos en vuelo

No estaba borracho como Melendi, pero organizó un monumental escándalo hace ya algunos años, que aún recuerdan los pasajeros de aquel vuelo. Joan Manuel Serrat, en el puente aéreo Madrid-Barcelona, pretendía llevar dentro del avión un gigantesco paquete que contenía un regalo para su hija pequeña. Le dijeron que tenía que facturarlo, y él, erre que erre. La azafata que tuvo que lidiar con el Noi del Poble Sec se las vió y deseó para hacerle entender la situación. ¿Por qué los famosos españoles, con la guerra que dan, no adoptan la costumbre de los extranjeros, alquilar aviones privados y pilotarlos, como hace John Travola? Y si se pierden en el triángulo de las Bermudas, mejor que mejor.

Trucos en el vestuario. La Infanta Elena está adoptando la costumbre de repetir traje desde que se supo que se separaba de Jaime de Marichalar. El jueves llevó a los niños con el mismo conjunto del miércoles, y acudió a dar clases en su guardería vestida casi exactamente igual los dos días, con el uniforme rojo con el que da clases. Sin abrigo. Está bien asesorada: las imágenes parecen viejas, de archivo, y las televisiones no les dan tanta relevancia en los vídeos de los programas de corazón. Me imagino que tendrá varios modelos repetidos, porque si no, terminará por resultarle demasiado incómodo.