BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Entradas etiquetadas como ‘nochevieja’

Ideas de maquillaje para despedir el año

Seamos sinceras, el maquillaje de Nochevieja es esa criatura en peligro de extinción que luce perfecta desde que te sientas a cenar a la mesa hasta que llegas al garito de turno en el que vas a empezar incumpliendo tus propósitos de Año Nuevo (aunque todos sabemos que el día 1 de enero no comienza hasta que te despiertas después de la noche toledana por lo menos).

Sudor, las copas en las que vas dejando las marcas de pintalabios, el cansancio… Sales de casa como para presentar la gala de los Óscar y vuelves como un personaje de Tim Burton después de un año en galeras. Pero que te quiten lo bailao y lo mona que sales en las fotos familiares junto a los langostinos y el jamón.

Para inspirarte, aquí tienes algunas ideas para partirlo con tu maquillaje.

Menos es más o el maquillaje para esas que no quieren maquillarse pero tampoco cubrir los canapés con sus ojeras de panda:

Get ready with #BobbiRemedies

A photo posted by Bobbi Brown Cosmetics (@bobbibrown) on

we can't wait for tomorrow 🎅🎄🎁 #essencelove

A photo posted by essence cosmetics (@essence_cosmetics) on

Verde aterciopelado, una tendencia que he visto recientemente y me APASIONA. No tengo pintalabios verde pero sí una sombra que con un poco de vaselina puede hacerme el apaño:

Es una de nuestras Glitter Queens favoritas. @alessaberry con un #lotd 🔝 usando nuestros Face &a Body Glitter 👌 #nyxcosmetics_es

A photo posted by NYX Professional Makeup España (@nyxcosmetics_es) on

Elegante, ojos discretamente ahumados en negro o en marrón acompañados de un pintalabios que se lleve el protagonismo será posiblemente mi elección para esa noche:

Dorados, para las más atrevidas, porque…¡qué narices! Solo se vive una vez:

Line it up with Bobbi's Long-Wear Liquid Liner, available at @Sephora #TrendingAtSephora #Metallic

A photo posted by Bobbi Brown Cosmetics (@bobbibrown) on

La Nochevieja de Studio 54 de Pull&Bear

A mediados de noviembre con los turrones ya colocados en el supermercado y los Todo a Cien cambiando las calabazas por los abetos, da la sensación de que la Nochevieja se acerca a pasos agigantados. Si eres de las que ya tiene la fiesta pensada, la entrada comprada, y la cena planificada, puedes empezar la búsqueda de tu conjunto para la noche del cambio de sufijo del año.

Pull and Bear también adelanta las fiestas con una colección de fiesta de inspiración setentera con brillos, lúrex y terciopelo que bien podríamos haber visto a las puertas de Studio 54 en Nueva York.

PULL&BEAR

PULL&BEAR

Complementos: para brillar de la cabeza a los pies

PULL&BEAR

PULL&BEAR

Zapatos: no aptos para las que padezcan de vértigo

PULL&BEAR

PULL&BEAR

Vestidos: metalizando la pista de baile

PULL&BEAR

PULL&BEAR

Monos: largos o cortos

PULL&BEAR

PULL&BEAR

Bodies: sin miedo a los escotes

PULL&BEAR

PULL&BEAR

Faldas: triunfarán en dorado y plateado

PULL&BEAR

PULL&BEAR

(Sobre)vivir la Nochevieja

“It’s my party and I cry if I want to” pienso cada vez que se acerca Nochevieja. Afortunadamente, nunca son tan desastrosas como para acabarlas entre lágrimas, pero sí hay una serie de cosas que, tras mi primer Fin de Año, empecé a tener en cuenta para sobrevivir con éxito a esa noche.

Nunca dejes para el 31 depilaciones o peelings faciales. Sé de lo que hablo, créeme, no quieres ir por toda la fiesta con los brazos en jarras de lo que te pica el desodorante en las axilas por haberte hecho la cera unas horas antes.

Y es que los experimentos están muy bien, “pero con gaseosa” como diría mi madre. Es una noche de ir a lo seguro. Como te pongas a probar cosas nuevas tanto de pelo como de maquillaje 1) no te van a gustar porque el recogido en la cabeza de Blake Lively no queda igual que en la tuya y 2) te vas a exasperar, despeinar y una vez echada la laca, no hay vuelta atrás. Corres el riesgo de acabar yendo a tu fiesta con un moño de bailarina para ocultar tu hecatombe capilar.

Es una noche en la que, si algo malo tiene que pasar, pasará, y si no, más vale que estés preparada para todo. No me preguntes cómo, pero si tu abuelo, desde la otra punta de la mesa, derrama una salsa, ten por seguro que por mucho que os separen dos metros, alguna gota acabará en tu vestido. O te cubres de servilletas hasta los codos como si fueras una momia (una de verdad, no como Imhotep en La Momia) o eliges para cenar, otro conjunto.

Cenar…qué bonita palabra. Yo antes en Nochevieja cenaba, ahora me limito a comer lo que vaya a darme más energía antes de llenar la escasa cintura de mi vestido. Porque esa es otra. Los conjuntos de Fin de Año son más ceñidos que los cinturones de Bertín Osborne.

Y sino están las medias, que por mucho que te las cojas de diez tallas más, siempre te van a quitar la respiración cuando te las coloques en la cintura. Mi teoría es que, desde el Ministerio de Sanidad, pretenden hacernos adelgazar a las bravas, sin que podamos meternos tranquilas un canapé en el gaznate por miedo a que el vestido nos asfixie.

pack_30

Bailarinas plegables, puedes conseguirlas en tu boda más cercana. BAILARINASPLEGABLES

Una vez pasadas las uvas, enfundada en tu modelo elegido para el festejo y en tus tacones, hay dos cosas que siempre siempre SIEMPRE debes llevar en tu bolso: unas chanclas/bailarinas de repuesto, pueden ser cutres de estas que regalan en las bodas (de hecho, en la última a la que fui me lleve mi talla de pie en los tres colores que ofrecían. Rubén y Elena si leéis esto, sí, fui yo la que dejo a dos invitadas sin bailarinas) y un paquete de kleenex. El paquete de pañuelos es fundamental porque todo garito/pub/bar/discoteca llega a un momento en el que se acaba el papel higiénico y los pañuelos son la salvación.

En ese punto de la noche, suele faltar poco para que la discoteca cierre y es cuando un 1 de enero a las 6 de la mañana tienes que volverte a casa con 5°. Que vale, que 5° no es un frío siberiano, pero cuando llevas unas medias transparentes y un vestido tan largo como un bañador de 1950, haga la temperatura que haga, te parecerá que estás en medio de una colina alpina a punto de escuchar a Elsa cantando el Let it go.

Así que (por una vez en tu vida) haz caso a tu abuela y lleva el plumas o en su defecto, el abrigo más gordo que tengas, porque salir a la calle es la fina línea que existe entre entrar al 2016 con dolor de pies por los tacones y entrar al 2016 con dolor de pies por los tacones y una faringitis que se convertirá en crónica. ¡Feliz entrada al nuevo año!

Purpurina, metalizados y labios rojos para despedir el año

Diciembre…¡argh! Qué mes tan complicado y lleno de preguntas existenciales está siendo. ¿Cuánto bebí en la cena de empresa? ¿Voté al candidato apropiado en las elecciones? ¿Le gustarán a mi suegro los calcetines que le he regalado? Tenemos fiestas para aburrir, comida para sobrevivir a un apocalipsis zombi durante décadas y espumillón hasta en el rollo del papel higiénico.

Para las celebraciones apetece ponerse guapos. Yo soy la primera que, por mucho que no salga ni por Nochebuena ni por Navidad, se arregla para recibir los “Uyyyy pero que guapa está mi nieta” de la abuela (llamadme romántica, pero me gusta ganarme sus piropos cada año en vez de darlos por hechos. Aunque, es una abuela, si me sentara a cenar en chándal me vería preciosa igual. Abuelas <3).

Cuando llegan las fiestas navideñas es como si un tsunami brillante se abalanzara sobre todo lo que nos rodea, desde el envoltorio dorado del turrón de Suchard a los adornos horteras del árbol que venden en los chinos.

Puedes darle un toque festivo a tus conjuntos para las fiestas de dos formas: usando los típicos accesorios del cotillón que llevan en tu familia desde 1986 o utilizando esa paleta que te regalaron hace mil años/te compraste un día que estaba en oferta. Los dorados y plateados se llevan en los ojos ya sea en sombra o en eyeliner. Recuerda la norma del menos es más: si llevas unos ojos impactantes, contrarresta con unos labios discretos.

 

Ojos metalizados. TUMBLR

Eyeliner plateado, sombra dorada y eyeliner dorado. Fino y elegante. TUMBLR

La purpurina está hasta en la sopa. Literalmente. Porque ese es el riesgo que corres si decides incluirla en tus opciones de maquillaje. Pero si eres una aficionada a la brillantina apasionada de las glitter roots, glitter beards y glitter make up, para las fiestas puedes llevarla en los ojos, labios o uñas (o en todo al mismo tiempo bajo tu propia responsabilidad).

pupurina. TUMBLR

Ojos, labios y uñas más brillantes que una camisa de satén de Falete. TUMBLR

Una apuesta segura navideña que nunca pasa de moda son los labios en tonos rojizos, que junto al verde, es de los colores más festivos. Puedes llevarlos en la tonalidad que quieras desde el rojo pasión hasta el granate. Eso sí, si no es un pintalabios ‘bueno’, asegúrate de meterlo en el bolso, ya que cualquier maquillaje que te pongas en la boca, acabarás comiéndotelo.

Labios rojos. TUMBLR

Labios rojos: los 5 primeros minutos bien, las 4 horas siguientes de la noche, mal. TUMBLR

Pero si estas propuestas te parecen demasiado poco arriesgadas y lo tuyo es dejarte llevar por el espíritu navideño (aunque estas chicas más que dejarse llevar, parecen poseídas por él), tienes otras propuestas más frikis alternativas.

raros

El reno salido de una película de Guillermo del Toro, la ayudante de Santa Claus alcohólica y el bastón de caramelo diabólico. TUMBLR

 

Manicuras navideñas para celebrar las fiestas

Yo no soy de ‘hacerme las uñas’. Mi concepto de ‘manicura’ es llevarlas cortadas al máximo para que no me arañen las palmas de las manos cuando hago ejercicio.

Además de que no tengo nada de paciencia para el trabajo de que creo que supone pintártelas con dibujitos (como si no fuera lo bastante complicado tratar de mantener el pulso para dar una pincelada como para ponerte a hacer dibujos de un milímetro de tamaño).

Sin embargo, para todas aquellas (o aquellos) a los que os gusten las manicuras, aquí tenéis una serie de ideas acordes a las fechas. Eso sí, a ver cómo os las apañáis metiéndole mano a la comida. Pelar langostinos con estas uñas es habilidad y lo demás son tonterías.

1. En primer lugar, tenemos la manicura tipo #UglySweater (¿cómo? ¿Que no sabes lo que es un #UglySweater?). A estas uñas en concreto me refería con el trabajo de chinos. De hecho, el trabajo que hicieron los chinos que restauraron la Ciudad Prohibida después de la Revolución Cultural, no tiene ni punto de comparación con el que hizo la autora de esta manicura. Encima si os fijáis, los granos de purpurina están puestos uno a uno. ¿Tú te imaginas cogiendo granos de purpurina UNO A UNO y colocándolos en línea recta? Ríete tú de los artistas puntillistas del postimpresionismo.

http://simplynailogical.tumblr.com/post/135418898036/ugly-but-not-so-ugly-christmas-sweater-nails

2. La manicura rollo luces navideñas tiene menor dificultad que la otra pero es más cantoso si la cagas en el dibujo, porque aquí no queda camuflado con el resto del diseño, noooo. Aquí si la lías TODO el mundo va a darse cuenta de que has cometido un fallo garrafal pintándote las uñas en cuanto le eche un vistazo a tus manos. ¿Quieres arriesgarte a pasar ese mal trago?

http://holidaycheer-ing.tumblr.com/post/34781006010

3. “¡Vamos a poner los calcetines colgados de la chimenea!” dijo ningún español nunca jamás en la historia de la humanidad. Aunque no sea una costumbre que tengamos, es perfectamente válida para aplicar a tus uñas. La versión española de esta manicura sería con diseños del décimo de la Lotería, las míticas capas de Ramonchu para dar las campanadas o de figuritas de mazapán.

http://jauntyjuli.tumblr.com/post/105634970632/christmas-stockings-nail-art

4. Si no tienes mucho tiempo para dedicarle a tus uñas pero quieres apuntarte a las manicuras navideñas, esta es la versión fast food. Como ves solo tienes que pintarte una uña diferente a las demás (siguiendo la temática navideña, claro está) y ‘chimpún’.

http://thenailpolishchallenge.tumblr.com/post/104715899158/christmas-nail-art-on-the-blog-read-about-it

5. (Esta es la versión para las que tampoco tienen mucho tiempo pero prefieren a Papá Noel, que siendo sinceros, Papá Noel es el chollo de las manicuras. Me gustaría ver a mi a las que se inventan estas manicuras haciendo una de los tres Reyes Magos. Ahhhmigo, no es igual un poco de rojo y blanco para Santa Claus que ponerte con una selección de 12 colores para dibujar a Melchor, Gaspar y Baltasar con sus respectivas etnias, ropajes, regalos y camellos incluso. Qué listas…)

http://thenailpolishchallenge.tumblr.com/post/135392720473/tutorial-on-youtube-now-time-for-another

6. Los estampados alpinos siempre me han recordado a las cajas de galletas de mantequilla, no me preguntéis por qué (incluso aunque nunca contuvieran galletas). Lo bueno de esta manicura es que no vas a tener que dejarte el sueldo en colores, pegatinas, purpurinas o complementos. ¿Lo malo? Ponte tú a dibujar un ciervo saltando en una uña de poco más de un centímetro cuadrado, que esto no es un lienzo renacentista.

http://nailpornography.tumblr.com/post/135295877289

7. Si por mucho que sea Navidad no quieres dejar tu lado más friki apartado, la manicura de Star Wars es perfecta. ¿El Darth Vader Noel no os parece enternecedor? Casi me parece ver la escena de unos jóvenes Luke y Leia abriendo sus regalos bajo un árbol que talaron a principios de diciembre del planeta Endor mientras los ewoks les amenazaban con palos haciendo sus ruiditos tan característicos. #Amor.)

http://nailpornography.tumblr.com/post/135403682749

 

8. Teniendo en cuenta la maravillosa temperatura que estamos teniendo en invierno (¡gracias cambio climático! No.), la nieve va a ser algo bastante difícil de ver. Y no sé en vuestras comunidades, pero en Madrid cuando hablamos de ‘nieve’ nos referimos a cuatro copos grisáceos microscópicos que desatan la flota de camiones de sal como si en cuestión de segundos la ciudad fuera a convertirse en Invernalia. Así que, sí, la nieve solo va a estar en tus uñas.

http://all-seasons-happy.tumblr.com/post/37641158706

 

9. Bastones de caramelo, otra cosa que tampoco he visto nunca en ninguna casa española por Navidad. O en mi familia somos muy tradicionales o es algo que, como los calcetines en la chimenea, solo se lleva al otro lado del charco.

http://baroquennails.tumblr.com/post/134997690915/holiday-nails-peppermint-polka-dots-colors

10. Para acabar mis favoritas (y posiblemente también vayan a ser las favoritas de tu abuela), unas uñas realmente navideñas: la escena del nacimiento que parece salido del villancico Los Peces en el Río (con tanto consumismo, se nos olvida que la Navidad es para celebrar el nacimiento de Jesús). Fijaos si la autora ha tenido ojo con los detalles que hasta ha añadido un crismón, el monograma de Cristo (y no, no sabía lo que era un crismón, he tenido que buscarlo).

http://ctfootcare.tumblr.com/post/71064142324/25-days-of-christmas-nails-the-nativity-scene

Aunque aún no sepas qué ponerte en Nochevieja, esto es lo que vas a llevar

Nochevieja y las bodas son dos de mis excusas favoritas para comprarme ropa. Me recorro kilómetros y kilómetros dentro de un centro comercial, me pruebo modelos de varios kilos de peso debido a las lentejuelas y me llevo a casa el elegido pensando en la fiesta que me voy a pegar llevándolo.

Cuando llega la gran noche, ceno con otra ropa (no vaya a ser que un manchurrón de mayonesa traicionero aterrice en el vestido) y pasadas las uvas, tiene lugar LA TRANSFORMACIÓN (que ríete tú de Elsa y su vestido de Reina de las Nieves).

Como me retraso maquillándome en el baño, y en la discoteca hay una cola que flipas, acabo luciendo el vestido unas 3 horas, ya que a las 6 acabo hasta el gorro del año nuevo y lo único que quiero es dormir la mona en mi cama hasta el año siguiente.

En definitiva, me gasto un pastizal en un modelito que no volveré a usar. No nos engañemos, todas sabemos que esos vestidos una vez llegan a la percha pasada la noche del 31, se quedan ahí para siempre, pasando a formar parte del permafrost multicolor y multitendencia que es el fondo de tu armario.

Mi reto este año es comprar algo “reciclable” que pueda ponerme también de día y por lo que he visto, de las primeras colecciones de fiesta que han sacado, no debo ser la única que piensa así. Podemos encontrar dos líneas: la línea a la que se te van los ojos conocida como “vas a ir divina pero no te lo vas a volver a poner nunca en tu vida, como el resto de vestidos de Nochevieja que te has comprado! ¡Derrochadora, que eres una derrochadora!” y la línea “Eh, ¡mírame! ¡Soy una opción perfectamente válida a tener en cuenta! Aunque no sea tan atractivo, podrás combinarme cuando quieras el resto del año”.

O eres de las primeras o eres de las segundas, o eres #TeamEdward o #TeamJacob, o eres Grease o de Dirty Dancing, o eres de Beatles o de los Rolling. No se puede ser de los dos.

Las opciones de Primark, el pichi elegante, la falda de lúrex y el vestido de terciopelo, pegan perfectamente tanto recibiendo el año como en los pasillos de tu colegio/facultad/oficina:

PRIMARKINF

PRIMARK

Respecto a modelitos que no vas a volver a vestir, tenemos el vestido ‘The Carrie Diaries‘ (muy Carrie Bradshaw en los ochenta), el vestido diva ‘hollywoodiense’ y el mono setentero brillante con un escote más peligroso que un barbero con Parkinson.

PRIMARKFORM

PRIMARK

Bershka apuesta por los tops. Terciopelos, hombros al aire y escotes junto a pantalones negros de cintura alta. Si como yo, cenas como una cerda si no hubiera mañana y quieres ir suelta, el vestido plateado (‘camisetilla larga’ para las madres) de lúrex es la mejor opción para ir cómoda.

BERSHKAINF

BERSHKA

En cambio si eres de las que quiere ir deslumbrante aunque sea vestido de una noche, con estas opciones te vas a sentir comprendida: lentejuelas, terciopelo…Lo importante es cegar a tus amigos cuando el foco de la discoteca tenga la suerte de dar con tu vestido.

BERSHKAFORM

BERSHKA

H&M, también se ha tirado en plancha al verde y a las lentejuelas como en su colección de fiesta del año pasado con prendas que podemos combinar con cualquier básico (camisas blancas, pantalones vaqueros…).

HYMINF

H&M

Y los Nunca Máis son monísimos (¿no os recuerdan misteriosamente a la línea que sacó la firma con Balmain?) pero imponibles durante los restantes 364 días del año.

HYMFORM

H&M