BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Entradas etiquetadas como ‘alfombra roja’

El armario de Meryl Streep, la actriz “más sobrevalorada”

Tras la polémica con Karl Lagerfeld y el vestido de los Óscar, el estilismo de Meryl Streep se convirtio el pasado domingo en el centro de todas las miradas sobre la alfombra roja de la gran noche del cine.

Puede que la actriz no se llevara el galardón al que aspiraba con su papel protagonista en Florence Foster Jenkins, pero sigue siendo una de las actrices más admiradas del momento no solo por su carrera cinematográfica sino por su activismo por los derechos LGBT y, por lo general, sus discursos que invitan a la reflexión. La actriz, en palabras de Trump, “más sobrevalorada de Hollywood” ha demostrado que no es casualidad el lugar que ocupa en la industria.

Repasando el armario de la actriz, encontramos que sus favoritos son los bordados y estampados de inspiración natural, con flores, olas, o árboles; y sus colores preferidos para la alfombra roja son predominantemente el negro, azul oscuro y en grandes ocasiones el blanco. Para otras ocasiones opta por el traje de pantalón y largos midi.

Y es que Streep, que no le da mucha importancia a la vestimenta, no se caracteriza por llenar páginas por sus estilismos. Como ella misma afirma “la ropa cara es una pérdida de dinero”.

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

Una oda al cuerpo, el estilismo de Beyoncé

Beyoncé es esa fuerza de la naturaleza que lo mismo cosecha premios como churros que te hace una actuación de nueve minutos en los Grammy´s embarazada de gemelos e incluso se llevo luego, además de dos premios de los nueve a los que estaba nominada, la ovación del público cuando la artista Adele le dedicó unas palabras haciéndole saber que era admirada por todo ser humano viviente (doy fe de ello).

GTRES

Marni Senofonte, millenial italoamericana, es la estilista que se encuentra detrás de cada vestido, body, pantalón y calcetín de la cantante, ya sea para eventos, actuaciones o videoclips. Aunque claro, cuando el armario está compuesto de regalos de Balmain, Cavalli o Gucci, digamos que no te están poniendo muy difícil el trabajo.

En una reciente entrevista que le hicieron a la estilista para SModa, declaró que la cantante: ” Tiene que estar desinhibida y poder usar todas las partes de su cuerpo. La prenda ha de acentuar ciertas cosas y moverse de cierta manera. Aunque al final, no se preocupa por nada y siempre está impecable y sexy. Podría ponerse cualquier cosa y resultaría sexy”.

Y no podría estar más de acuerdo: arriesgadas transparencias, escotes vertiginosos, prendas cortas…en definitiva, unas curvas de las que está más que orgullosa y muestra en cualquier ocasión que se precie.

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

La original alfombra roja de los premios Grammy 2017

Cuando llega la entrega de los premios Grammy, mentiría si no dijera lo que me espero sobre la alfombra roja. De todo, literalmente:

Joy Villa, Girl Crush y Lady Gaga. GTRES

Sin embargo, dentro de tanta, vamos a dejarlo en, transgresión estilística, encontramos vestidos a los que les pondría un pisito en la playa:

Paris Jackson, Jennifer López y Katherin McPhee. GTRES

Lea Michelle, Paulina Rubio y Chrissy Teigen. GTRES

Carrie Underwood, Heidi Klum y Demi Lovato. GTRES

No todas las invitadas brillaron por igual, y es que una mala elección del largo, la talla o directamente el diseño puede resultar poco favorecedor:

Adele, Enya, Laverne Cox, Celine Dion y Laura Pausini. GTRES

Elle King, Charli XCX y Rihanna. GTRES

Y luego están los que directamente patinaron:

George Clinton, Halsey, Katy Perry y Solange Knowles. GTRES

Es por ello, por lo que sin lugar a dudas, Beyoncé y sus estilismos que marcan su incipiente embarazo son mis elecciones estilísticas favortitas de la gala:

GTRES

Los “do” and “don´t” de las invitadas en los Globos de Oro

Ni todas vamos bien vestidas a las bodas ni todo lo que nos recomiendan los estilistas a la hora de pisar una alfombra roja es un acierto.

En la gala de los Globos de Oro encontramos un poco de todo, desde los vestidos por los que daríamos a miembros de nuestra familia (primos lejanos de esos con los que casi no te llevas) hasta invitadas con recogidos de pelo al que solo les falta un rulo para ser idénticos al que se pone tu madre para andar por casa.

En el caso de los escotes, los premios han mostrado algunas de las tendencias que hemos visto en 2016 como el escote alto con aberturas del floreado diseño de Olivia Culpo al escote infinito de Jessica Biel que alcanza las placas tectónicas de lo profundo que es. El asimétrico de Anna Kendrick, que te deja una teta sujeta y la otra suelta, no termina de convencerme.

Olivia Culpo, Anna Kendrick y Jessica Biel. GTRES

Sarah Jessica Parker es otro elemento digno de mención y que en sí misma encarna lo que sí y lo que no debemos escoger a la hora de ir a una entrega de premios. Mientras que su conjunto pasa sin pena ni gloria por los anales de la historia de los Globos de Oro, su recogido viene a ser el Doctor Jekyll y Mister Hyde de la gala. ¿Qué es eso de que solo quede bonito cuando posa de lado?

Sarah Jessica Parker, el dilema. GTRES

Moños altos que suman automáticamente 150 años, una coleta como la del gimnasio o el moño de estudiar fueron otros peinados que debemos evitar.

Maisie Williams, Sienna Miller y Elsa Pataky. GTRES

Y es que no necesitas dejarte una pasta en la peluquería para ir bien peinada a un sitio. Unas ondas medio desechas, la melena totalmente lisa gracias a la plancha o un recogido sencillo son opciones mucho más recomendables.

Priyanka Chopra, Sophie Turner y Emma Stone. GTRES

El amarillo, el color temido por los artistas, fue uno de los más vistos en los premios. Aunque cada invitada lo adaptó a su estilo, algunas lo combinaron con más gracia que otras. Natalie Portman eligió un modelo suelto que le permitiera lucir cómodamente su tripa de embarazada (bebé Portman is coming) mientras que Maisie eligió un corte de cuello recto que le hacía parecer aún más bajita.

Emily Ratajkowski, Natalie Portman, Maisie Williams y Kerry Washington. GTRES

Por supuesto no podían faltar las que, en mi opinión, patinaron con sus conjuntos, como es el caso del vestido-dibujo-animado de Felicity Jones (¿un monstruo vino a verla cuando estaba eligiendo ropa?), la especie de cuello rosa que parece fruto de un obseso por la papiroflexia de Carrie Underwood, el vestido-transparente-plumero-chic de Nicole Kidman (Nicole, queremos que vuelvas), o la especie de museo Guggenheim de Bilbao que lleva Naomi Campbell por vestido

Felicity Jones, Carrie Underwood, Nicole Kidman y Naomi Campbell. GTRES

Una alfombra roja futurista en la Gala Met 2016

(Antes de ser fashion blogger solo me enteraba de los saraos que tenían lugar al otro lado del charco cuando me compraba la revista de prensa rosa de turno. Ahora no, ahora basta que monten un photocall en cualquier parte para que os haga un post sobre lo que llevan las invitadas.)

Este lunes tuvo lugar en el Museo Metropolitano de Arte (Met) la gala con el mismo nombre, organizada por Anna Wintour, que es el pistoletazo de salida a la exposición de primavera de este año: Manus x Machina. La gracia de esta fiesta en particular es que la temática debe ser acorde a la exposición, por lo que suele ser una mezcla entre alta costura y disfraces de carnaval. El tema de este año, o La moda en la era de la tecnología, nos ha dejado una alfombra roja que parece salida de las siete entregas de Star Wars.

Las que mejor representaron el dresscode Manus x Machina fueron Karolina Kurkova con su vestido cognitivo, y es que llevar una prenda que reaccionaba a los tuits le da, sin ninguna duda, el premio de la personificación del espíritu de la gala, al igual que a Claire Danes cuyo vestido se iluminaba; la cantante Lady Gaga que fue vestida de Lady Gaga (no olvidemos que lleva varias alfombras muy elegante pero alejada de su esencia) optando por un corsé futurista en plateados y Jourdan Dunn que llevó el tono del vestido hasta en la melena.

mejores

GTRES

 

De los metalizados que pasaron por las escaleras del Met, fue el plata el que más triunfó entre las invitadas: desde un estilo más bohemio como el de Poppy Delevingne hasta la armadura quijotesca con la que se presentó Kim Kardashian (que por cierto, está casi irreconocible con tanta ropa puesta. Sin las tetas al aire he tardado un rato en darme cuenta de que era ella). Aunque no todos las elecciones de las invitadas son santo de mi devoción, y esto va por ti, Rita Ora y por tu naked dress de hace ya dos temporadas, los diseños plateados pasaron el corte.

GTRES

GTRES

 

Los vestidos en dorado que llevaron Lily Aldridge, Rachel McAdams, Jemima Kirke o Zendaya brillaron algo menos ante los flashes. Sí, me estoy refiriendo en concreto al de Rachel McAdams, que parece alta costura de Desigual y no me lo pondría ni para destrozarlo en una carrera de barro. Aunque el vestido dorado de Zendaya con un brazo al aire es para mí el mejor de esta categoría, no sé en qué andaba pensando la cantante cuando se le ocurrió la idea de combinarlo con la melena que llevaba Ringo Starr en 1960.

GTRES

GTRES

 

¿Conoces a la típica novia que se compra el vestido para la boda pensando “Seguro que en alguna fiesta me lo puedo volver a poner”? Pues así debieron de pensar Jennifer Hudson o Lorde, aunque la cantante se puso en el último momento una especie de escayola en el brazo para darle un toque más informal.

GTRES

GTRES

 

El color favorito por excelencia de las alfombras rojas también tuvo varias adeptas. Bella Hadid, Alexa Chung, Chloë Grace Moretz, Nicole Kidman, Brie Larson o Naomi Campbell apostaron por el color de la elegancia con un toque estelar. Mientras que Bella Hadid fue la más clásica con el rollo Hollywood de su vestido, las demás optaron por brillos plateados que le dieran algo de vidilla al negro.

GTRES

GTRES

 

Beyoncé, Gigi Hadid, la princesa Charlotte de Monaco, Demi Lovato, Jessica Chastain y Lupita-apellido impronunciable-Nyong’o fueron las encargadas de ponerle un toque de color a la gala. Bueno, la princesa Charlotte, en concreto se los puso todos, no fuera a ser que pecara de ir poco colorida. Un puntazo también fue el recogido de la actriz de 12 años de esclavitud que parece salido de una película de ciencia ficción. No sé cuántas horas de peluquería hay detrás pero, después de ver el pelo de Zendaya, solo puedo decir que merecieron la pena.

GTRES

GTRES

 

En toda fiesta siempre encontramos a la típica persona que pasa del tema, en el caso de anoche fueron Blake Lively, Katy Perry, Dakota Johnson y Emma Roberts las que decidieron que eran “Too cool for school” y que independientemente de la temática, se iban a poner el vestido que quisieran. Por sus vestidos podría parecer que nos encontramos en la gala Met de la primavera, la de Asia, la espacial o la geométrica, pero de moda y tecnología como que no tienen mucha pinta. Pertenecerían al grupo de, como lo definió una amiga, “Yo solo vengo por la fiesta de después”.

GTRES

GTRES

 

Aunque centradas en el tema de la gala, muchas de las invitadas pasaron sin pena ni gloria por las prestigiosa fiesta de la Wintour. La espalda del vestido de Emily Ratajkowski (conocida por ser la modelo que sale en topless junto a Kim Kardashian en una de sus fotos de Instagram) queda como cuando sales de la ducha y te enrollas la toalla en la cintura. Lo bien que está la chica y el flaco favor que le hace la falda. Sarah Jessica Parker, que el año pasado llevó uno de los diseños más comentados, optó por americana y piratas. PIRATAS en la Gala Met. Aún no me explico como Anna Wintour no se desmayó. Bueno sí, porque iba en un Chanel y como que desmayarte en un Chanel de alta costura no es plan, no vaya a ser que se quede con alguna arruga. El futurismo dominatrix de la co-anfitriona Taylor Swift (que tiene narices que encima eres la co-anfitriona, que es como ser la madrina en una boda) me parece que no hay por dónde cogerlo mientras que su amiguísima Selena Gómez apañó con un vestido veraniego al que le puso una especie de sujetador-yelmo por encima. A ver, sí, por poder, puedes combinarlo, otra cosa es que tenga el más mínimo sentido y quede bien la mezcla. Adriana Lima me parece que se despistó de camino a su fiesta de disfraces de Criadas y Señoras mientras que la elección de Emma Watson me ha hecho replantearme seriamente si su estilista es una persona con ojos en la cara o si la han vestido a oscuras en el showroom.

GTRES

GTRES

Y para acabar, las que se han caído con todo el equipo y han conseguido entrar a la fiesta porque tenían invitación o estarían en listas, que sino los ‘puertas’ las habrían mandado a la calle. Para compensar la cantidad de ropa sobre el cuerpo de Kim Kardashian, Madonna fue medio desnuda (no desnuda del todo porque sino nos escandalizaríamos, así que se puso una gasilla negra de encaje que cubría su ropa interior). Irina Shayk se enfundó un extraño vestido azul que no sé qué perturbada mente se atrevió a diseñar. En esta vida hay que tener valor para subirse a una montaña rusa o para hacer puenting, pero nada comparado al que hay que tener para hacer ese vestido y dormir tranquilo por las noches. Zoe Kravitz, que no tenía mala pinta con su tocado de Catwoman, fracasa estrepitosamente con los pliegues de la espalda de su vestido, que le hacen parecer la versión chic de una mosca. Por último, Nicki Minaj, que, como Lady Gaga, fue vestida de sí misma, se puso un vestido con más hebillas que una película porno de bondage.

GTRES

GTRES

Dime cómo vistes (en la gala de los Óscar) y te diré cómo eres

Cuando llega el sarao ‘hollywoodiense’ por excelencia, las celebrities movilizan tantos estilistas, peluqueros y maquilladores que los salones tienen más movimiento que la cocina de Los Serrano.

También dicen que es la alfombra del año en la que se revela el estilo de cada actriz. Si esto es cierto, de la 88ª gala de los Oscars podemos averiguar la personalidad de las invitadas según la elección que lucieron en la red carpet.

Clásicas. GTRES

Clásicas. Alfombra roja+clásico= acierto seguro. GTRES

Clásicas: Algunas con más tablas que otras en esto de las alfombras tienen en cuenta que hay vestidos y diseños con los que se aciertan seguro. Whoopi Goldberg y Jennifer Garner tienen claro que el negro con el rojo siempre es un acierto. Daisy Ridley, que lleva menos tapices que ellas a la espalda, pero empieza a apuntar maneras, escogió un diseño sencillo con pedrería. Ojo con la futura ‘jedi’ que va camino a convertirse en un acierto a la hora de apostar por sus estilismos.

 

Cuando menos es más. GTRES

Discretas. Cuando menos es más. GTRES

Discretas: “Porque la sencillez es elegante”, que te diría tu abuela. Y bien llena de razón que estaría. Las actrices Sophie Turner y Rachel McAdams se presentaron con sus vestidos lisos en raso sin más complemento que una raja en la falda. “Menos es más”, como también pensaría Brie Larson. En azul cobalto con un cinturón como único complemento fue el vestido que escogió la ganadora del Óscar a la Mejor Actriz Principal.

 

Hemos venido a jugar. GTRES

Originales. “No controles mi forma de vestir porque es total”. GTRES

Originales: No importa si hablan bien o hablan mal porque lo importante es QUE HABLEN. Y las K/Cate´s dieron mucho de que hablar. Mientras en la alfombra paseaban tranquilas, en Twitter estallaba la tercera guerra mundial que si “el vestido de Kate Winslet parece una bolsa de basura” que si chistes de mal gusto con Titanic “lo que esta noche hace aguas es el vestido de Kate”. La otra Cate llevó un diseño que parecía el típico de la Barbie con flores pegadas. Otras que le dieron un toque original fue el diseño con escamas de Naomi Watts y el de Kerry Washington, que sigo pensando que me gustaba más su armario de Brunilda en Django Desencajado, porque el rollo dominatrix en los Oscars no acabo de verlo.

 

elegantes

Elegantes. Ese momento en el que Lady Gaga va más elegante que la mitad de las invitadas. GTRES

Elegantes: Sofía Vergara es la prueba de que con una copa de pecho 85H puedes ir tan elegante. Lady Gaga, con un mono blanco palabra de honor continúa en su línea de salir siempre en los rankings de ‘mejor vestidas’ en toda gala a la que acude. Julianne Moore, (¡a un padre le vas a enseñar a hacer hijos!) que tiene más alfombras que un telar persa, acierta con su vestido negro.

 

Si con estos vestidos no pillas te devuelven el dinero. GTRES

Seductoras. Si con estos vestidos no pillas te devuelven el dinero. GTRES

Seductoras: el equivalente al vestido ‘pillacacho’ que te pones para salir de fiesta cuando estás soltera son los diseños elegidos por Olivia Wilde y Charlize Teron. Ambas actrices llevan unos vestidos con un escote que llega a la línea 6 de metro. Priyanka Chopra por otro lado, apuesta por las transparencias a la hora de insinuar con su modelo al igual que Jennifer Lawrence.

 

Porque el que no arriesga no gana. GTRES

Atrevidas. Porque el que no arriesga no gana. GTRES

Atrevidas: ¿Que da mala suerte ir de algún color a una entrega de premios? Pues hacedme dos vestidos, un sujetador y las bragas. Alicia Vikander apostó por el color prohibido y, como la que no arriesga no gana, arriesgó y se llevó la estatuilla a Mejor Actriz de Reparto. Heidi Klum es otra que sorprende con un diseño que es medio de princesa medio de Mad Max con ese escote asimétrico. Rooney Mara fiel a su estilo, eligió un vestido con aperturas y transparencias, en definitiva, un modelo con un gran sistema de ventilación.

Premios Goya 2016: piernas al aire y vestidos de flores

A diferencia de las alfombras rojas estadounidenses, que me cuesta decidir a qué mal vestidas saco de todas las que hay, con las españolas me pasa lo contrario. Y aunque me hacen más difícil mi trabajo porque encuentro pocas cosas que señalar, me enorgullece que demos la talla a la hora de sacar los tiros largos. ¿Queréis una prueba? Así fueron vestidos los invitados a los Premios Goya 2016.

Hasta cuando la pillan de improvisto, Igartiburu sale guapa. GTRES

Hasta cuando la pillan desprevenida, Igartiburu sale guapa. GTRES

Durante el trigésimo aniversario de los premios, habituales como Blanca Suárez brillaron por su ausencia, mientras que, algunas tendencias, hicieron acto de presencia en la alfombra roja. Mi favorita es sin duda el estampado de flores. No sé si en El Corte Inglés ya es primavera, pero anoche lo era sin duda en el Marriott Auditorium. Ya fuera en tonos rojizos, con verdes o azulados, las flores vendrán para llenar los vestidos claros. El primero en concreto, dejando los costados al aire, viene a ser una adaptación floral de la tendencia de enseñar laterales (solo si estamos en forma, claro).

Mariam Bachir, Natalia de Molina y Goya Toledo. GTRES

Mariam Bachir, Natalia de Molina y Goya Toledo. GTRES

No sé que andarían haciendo los de Estopa en ese momento, pero tengo por seguro que más de un Seat Panda se habría metido un piñazo en los alrededores del hotel viendo estos vestidazos. España es el país del jamón serrano, nos gusta la pierna y a Clara Lago, a Juana Acosta y a Ursula Corberó, les queda estupendo enseñarla. Ya sea en el lateral o en el centro, la alfombra roja de los Goya 2016 tuvo más patas que un nido de cigüeñas.

Por la raja de sus faldas. GTRES

Por la raja de sus faldas. GTRES

Sobresaliente a la elegancia sencilla de Barbara Lennie con un vestido que tenía a todas las madres de España en vilo (“Se le va a enfriar la tripa con este frío”). Nieves Álvarez se convirtió en la Katniss Everdeen de los Goya 2016 con un modelo que recordaba al de ‘la chica en llamas’. Por otro lado, (una muy bronceada) Amaia Salamanca, presumía de espalda. La actriz Macarena Gómez, que siempre es de mis favoritas (photocall que pisa, photocall que arrasa) eligió un vestido de mangas largas abiertas con apenas complementos que me compraría sin pensar si diera la casualidad de que apareciera en Wallapop.

Mejor vestidas. GTES

¿La única pega de estos vestidos? Que ninguno está en mi armario. GTRES

Otras que también cumplieron fueron Silvia Abascal, Anne Igartiburu, Manuela Vellés y Marta Hazas. Quiero destacar especialmente el vestido que llevó Anne en el que se notaba la barriga de su embarazo, porque sí, puedes tener barriga y que te siente estupendamente un vestido y sí, puedes tener poco pecho y ponerte un escotazo como Manuela Vellés. Porque nosotras lo valemos y punto.

Ni frío ni caliente. GTRES

Cuando las famosas se ponen de acuerdo en ir bien vestidas y no tienes nada que criticar. GTRES

‘Ni chicha ni limoná’ me parecen los vestidos de Paz Vega, Penélope Cruz, Inma Cuesta y Alaska. Aunque Paz Vega siempre acierta en toda red carpet que pisa el vestido blanco ramplón me deja con ganas de más, como cuando tu madre te pone ensalada para cenar. Por muy a medida que hayan diseñado el Versace de Penélope Cruz falla en lo mismo que el de Paz. Que sí, que coincido en que es bonito, pero vamos a ver…si Versace (VERSACE!) te va a hacer A TI, un vestido, ¿no le pedirías algo un poco más especial? Aunque la protagonista de La Novia va con un modelo muy acorde a la promoción de la película, el cuello camisero ese que le han puesto me parece muy innecesario. Respecto a Alaska, por muy fan suya que me considero, lo mismo va vestida a una alfombra roja igual que a un cumpleaños o a un botellón.

Ni frío ni calor. GTRES

Ni frío ni calor. GTRES

Victoria Abril se presentó con un vestido abombado a juego con una americana de solapas amarillas. Muy apropiado si te llamas Lady Gaga y estás  en pleno concierto de la gira Born like this, pero para los Goya parece un poco excesivo. El bajo plateado del vestido de Juliette Binoche me recuerda a las pelucas de cotillón que se usan en navidades (esas que van perdiendo los flecos y no los encuentras hasta meses más tarde). Aunque el modelo de Yolanda Ramos ha estado a punto de no entrar en esta categoría, el forro le ha traicionado. O se le ha subido o lo hicieron demasiado corto. Y por último, mención especial a Cuca Escribano que, por lo visto, faltó a clase el día que explicaron que los cuadros no son para la alfombra roja.

Peor vestidas. GTRES

Estilistas despedidos en 3…2…1… GTRES

Y para que no digáis que solo pongo vestidos de chicas, os dejo mi selección de tendencias masculinas ‘alfombrirrojiles’. Mi detalle favorito fue la original cinta de la pajarita que llevaba el actor Dani Rovira, que iba a juego con el forro de su americana. Miguel Ángel Muñoz, al igual que Goya, Natalia y  Mariam optó por las flores (en la chaqueta) y Hugo Silva, a diferencia del 90% de los hombres que se visten de gala, escogió y acertó con el azul (aunque es Hugo Silva, podría haber acertado con cualquier color…de hecho, podría haber acertado hasta yendo con el chándal de pasear al perro).

Ellos también aciertan. GTRES

Ellos también aciertan. GTRES

¿Cuáles han sido vuestros favoritos?

Los MTV EMA: no sin mi canalillo

La alfombra roja de los MTV EMA (Europe Music Awards) no ha decepcionado. “Señora, los tenemos de todos los gustos y colores” como dirían en mi mercadillo favorito. Fue una noche en la que los escotes fueron los protagonistas sin duda alguna. Me pregunto si lo especificaba la invitación o es que simplemente querían ir a la ceremonia cómodas (y es que, seamos sinceras, el sujetador debería estar clasificado como instrumento de tortura de nivel 3). Francamente, con el tamaño de busto que tienen algunas, si hubieran llevado puesta una alfombrilla de ducha no creo que nadie se hubiera dado cuenta. Hay más de un canalillo hipnótico, y sino, juzgad vosotros mismos:

 

negro

Ruby Rose, Ellie Goulding y Vicky Pattison en “Black is the New Black”. GTRES

La actriz, la cantante y la ex Geordie Shore optaron por el color de la elegancia y…les salió el tiro por la culata. El outfit directora de circo gótico/maga en terciopelo de Ruby habría estado bien en un videoclip de Britney Spears o en una presentación de Tim Burton. Ellie Goulding quizás debería haberse quedado con una talla más grande. Y Ellie, cielo, podías haberle metido algún complemento, que el vestido casi pide a gritos que se le dé algo de vidilla. Por otro lado, Vicky sorprende positivamente con su elección tanto de peinado como de vestido. Qué bien viste esta chica cuando no bebe.

 

nifunifa

Shay Mitchell, Anna Dello Ruso y Jess Gline, salvadas por la campana. GTRES

Bueno, podría haber sido peor. Lo que más me llama la atención de Shay Mitchell es que salga mirando a la cámara, ya que, si yo llevara su vestido, posiblemente no me quitaría ojo del escote no fuera que se me escapara algún pezón rebelde. La directora creativa Anna Dello Russo luce un atuendo muy halloweenesco, un poco a lo momia egipcia chic que se va de copas por Serrano, mientras que Jess Gline se declara vencedora del grupito de las “ni fu ni fa“.

 

indefinible

Charli XCX, Hailey Baldwin y Tallia Storm, aún tratamos de entender sus vestidos. GTRES

Y en la categoría de “Gracias por participar, ya le llamaremos” la cantante Charli XCX se lleva la medalla de bronce por su modelito inspirado en un Wrap envuelto en papel albal. La plata es para Hailey Baldwin cuyo vestido parece que sufrió un ataque de un demente con tijeras (con un poco más de tela habríamos seguido pensando que está buena) y el oro para Tallia Storm, que por mucho que lleve un bolso de Chanel, su modelito Dominatrix/Cruella de Vil coronado con un arbusto en la cabeza, me ha reactivado el tic nervioso del ojo.

 

Jason Derulo, Justin Bieber y Ed Sheeran

Jason Derulo, Justin Bieber y Ed Sheeran, que no enseñaron canalillo (desgraciadamente)

Por último, no podíamos dejar fuera a los chicos. Jason Derulo, siguiendo la estrategia que solemos hacer todos cuando hay barra libre (primero me pillo una copa y luego ya me voy donde mis amigos)  decidió amortizar la barra de la gala desde el minuto uno. Justin Bieber por otro lado, debió de seguir el consejo de su abuela “Ayyy con lo bien que te queda el rojo y lo poco que te lo pones”. Lo que la buena mujer debió de especificarle es que no hacía falta llevar todo de ese color ya que parece un tampón en un buen día de regla (y no el último día, cuando ya se está yendo, sino el segundo, que es cuando tienes que ir al baño a cambiarte cada hora). Y en el extremo contrario, la sobria formalidad de Ed Sheeran, que entre tanta horterada, copa y puro o teta casi al aire, casi parece que ha acabado en la alfombra roja por equivocación.