BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Archivo de la categoría ‘famosos’

El colorido armario de Priyanka Chopra

Empezó como modelo, y pasó de ganadora de Miss Mundo 2000 a ser una de las actrices más cotizadas de Bollywood. Priyanka Chopra salió de la industria de cine más musical y colorida del mundo para lanzarse al mercado americano como protagonista de la serie Quantico. Ahora la podemos encontrar también en Los vigilantes de la playa, su último trabajo.

Cuando empecé a ver la serie he de admitir que la actriz me encantó. Interpretaba un papel de futura agente del FBI, es decir, una mujer fuerte, inteligente, independiente y, como se puede apreciar, guapísima. En Quantico, que pasaba el 90% del tiempo con “pantalones de combate”, camisetas de tirantes, botas y coleta ya me parecía una actriz glamurosa así que imaginad cuando me la encontré en la alfombra roja.

A la actriz le encanta experimentar con colores y sus apuestas favoritas son los brillos en dorado y los escotes. Escoge modelos que se acoplan a su figura y su maquillaje suele centrarse en acentuar la mirada.

Aunque su mejor truco de belleza es que “he aprendido a ir siempre con confianza porque así es como das la mejor impresión a las personas” afirma la actriz.

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

El ‘boho chic’ australiano de Elsa Pataky

De Madrid a Byron Bay, Australia, hay más de 17.000 kilómetros, distancia que nos separa de Elsa Pataky, una de las actrices de nuestro país más conocida mundialmente.

Con el estreno de la última entrega de Fast and Furious, el lanzamiento de su nuevo libro de fitness Desafío Max y su blog en Glamour no es que se aburra precisamente lejos de casa.

La ‘Sienna Miller española’ es una gran seguidora del estilo boho chic, que encaja totalmente con su vida en la pequeña ciudad de la costa australiana. Faldas largas, calzado cómodo y un sinfín de collares combinados con sombreros y bolsos bandolera le dan a la actriz, junto a su bronceado, un look estivo todo el año.

GTRES

Para las ocasiones más formales, Elsa Pataky opta o bien por marcas sus trabajadas curvas con vestidos y monos con un toque sexy o por potenciar su lado más romántico con flores y encajes.

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

Gala Met 2017 o cuando el ‘dress code’ te importa un bledo

Un año, un año entero es el tiempo que pasa entre gala y gala del Met, que da el pistoletazo de salida a la exposición del “The Costume Institute” la institución dedicada a vestuario dentro del museo. Este año expondrán la obra de Rei Kawakubo, la excéntrica figura que se encuentra tras Comme des Garçons.

Para los que estéis fuera del sector (yo no sabía quién era esta señora hasta que la dimos en clase la semana pasada), Kawakubo, empezó trabajando de estilista en Japón para terminar diseñando sus propias prendas que presenta cada temporada en la pasarela francesa. Su trabajo es de particular, extraño, y no todos somos capaces de entenderlo: ropa suelta, consciencia corporal al revés, desligamiento total de la sexualidad, androginia… Kawakubo rechaza toda la moda convencional y transmite a través de las colecciones un mundo de género intercambiable que se aleja de lo superficial.

Teniendo esto en cuenta, es la primera vez que no podemos juzgar los estilismos de los invitados, que se supone que deben ir vestidos inspirados en la temática de la exposición que se inaugura, como en las galas anteriores.

De esta manera, las mejores vestidas (por surrealista que parece) fueron Katy Perry, Michele Lamy, Solange Knowles y la mujer del co-anfitrión, Helen Lasichanh. Volúmenes irreverentes, formas indefinidas… Raro, sí, pero concuerda con la filosofía de la diseñadora japonesa.

GTRES

En toda fiesta tenemos siempre a las que van vestidas de sí mismas, que les da lo mismo alfombra de premios Óscar que Grammy que Gala Met. Son fieles a su estilo pase lo que pase. Gisele Bündchen y Blake Lively, una vez más, fueron para mi gusto de las mejor vestidas de la noche con sus diseños ceñidos. Anna Wintour, directora de Vogue y anfitriona de la gala (o como me gusta llamarla “She God“) apostó un año más por un vestido de corte recto mientras que su co-anfitriona, Selena Gómez, tiró por un diseño más veraniego que entre tanto brillo no luce prácticamente.

GTRES

Nicki Minaj fue fiel a su concepto estilístico de “Menos es más” solo que el menos para ella suele referirse al tejido y no a los complementos. Kendall y Jenner fueron vestidas de Kardashians mientras que Adriana Lima dio una lección de cómo con un poco más de tela te cuelas en el ranking de mejor vestidas.

GTRES

Debo aplaudir el esfuerzo que hicieron algunas de las invitadas para tratar de salir del paso con el dress code. Me las imagino buscando quién es Rei Kawakubo en Google desde sus mansiones en Los Ángeles: “He visto que es japonesa así que voy a llevar un vestido inspirado en la papiroflexia” “¿Estás segura de que la papiroflexia es japonesa?” “Sí, sí, hazte caso, este año lo voy a petar“.

De esta manera, Doutzen Kroes, Daisy Ridley y Lena Dunham llevaron vestidos con pliegues cuyo tejido recordaba la forma que hace el papel cuando se pliega (o en el caso de la actriz de Girls, cuando se arruga).

GTRES

Otras como Dakota Johnson, Ashley Graham o Katie Holmes apostaron por volúmenes:

GTRES

Muchos de los asistentes oyeron campanas, pero como no sabían exactamente de dónde se presentaron con unas interpretaciones del estilo de la diseñadora un poco peculiares:

Allison Williams. Salma Hayek y lily Aldridge. GTRES

Sean Combs, Hailey Baldwin y Nick Jonas. GTRES

Las que no se enteraron del tema, o pasaron directamente de seguirlo, se pusieron, ante la duda, un vestido de gala y fuera:

Jennifer López, Halle Berry y Jessica Chastain. GTRES

Serena Williams, Emma Roberts y Emily Ratajkowski. GTRES

Y por último tenemos a las invitadas que directamente, y con perdón, fueron mal. Kerry Washington se pensó que estábamos en la gala de 2016 por lo que escogió un diseño futurista. Priyanka Chopra debió de sufrir un ataque que dejó a su sentido del gusto (estilístico) en coma ya que no encuentro ninguna justificación a su elección de vestuario. Esa gabardina tipo “no llevo nada debajo porque voy a casa de mi novio a darle una sorpresa” me parece bastante difícil de encajar en una alfombra roja. Sophie Turner me deja helada con esa cosa indescriptible que lleva, que parece salida de una cortina de un palacete del siglo XVIII mal cortada mientras que el vestido de Zoe Kravitz tendría un pase si el escote fuera en realidad la espalda.

GTRES

El armario de Blanca Suárez, la chica del cable

Tenemos la gran suerte de vivir en un país con denominación de origen en vinos, aceites, espárragos, y, en mi opinión, actores. Si a eso le sumas la cantidad de eventos y alfombras que les hacemos pisar, el resultado de sus apariciones es una mezcla entre sus gustos personales, su estilo y lo que les recomiendan los especialistas en estilismo para sacarse partido.

 

GTRES

Una de ellas, y además de mis actrices favoritas desde El Barco, es Blanca Suárez. Lo mejor de la madrileña es que se atreve con todo, desde un largo hasta los pies hasta el corte más mínimo luciendo piernas con aplomo.

Ha sido una de las primeras en llevar la tendencia del long bob (media melena) y en cada aparición pública demuestra la versatilidad del corte: ondas estilo años 50, recogido, trenzas, rizos desechos, liso…

A la hora de quedarme con las claves de sus estilismos (algo complicado por lo que os decía de que prueba todo) el color negro es uno de sus aciertos en cualquiera de sus conjuntos. Para ocasiones más formales apuesta por escotes en pico luciendo el pecho natural (¡hurra!) y anchuras que marcan su silueta, mientras que para eventos y promociones durante el día apuesta por cortos midi. Aunque para mí uno de los complementos que más me gusta es que a diferencia de otras celebrities, Blanca Suárez siempre posa con la sonrisa.

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

Yezzy Supply, la colección de joyería de Kanye West que le encantaría a tu abuela

Inspirada en el arte florentino del siglo XIV, Kanye West, el productor, rapero, diseñador y quién sabe qué otra profesión podré añadir el próximo mes, ha lanzado una línea de joyería que bien podría haberse copiado de las medallas de oro de Primera Comunión que te regala tu abuela.

La diferencia es que en vez de llevar a la familiar Virgen o a un Jesusito, las joyas de Kanye West muestran los bajorrelieves de Donatello.

El diseñador, en colaboración con Jacob Arabo (joyero fundador de Jacob&Co, una marca de joyería conocida dentro del mundillo del hip hop), declaró a la revista Vogue que esta colección nacía de su deseo de “crear algo que representara el amor atemporal“.

Un amor que por lo visto para el rapero está representado por 12 piezas, collares, brazaletes y anillos en oro puro de 18 kilates para que casi puedas sentir como que llevas la dote puesta.

Si a eso le sumas el peso de la cadena y que las medallitas no son precisamente pequeñas (échale un vistazo a la foto a Kim Kardashian luciéndolas), te quedas con una colección muy poco discreta, pesada y no para todos los gustos:

YEEZYSUPPLY

YEEZYSUPPLY

YEEZYSUPPLY

Pero no te preocupes, si no tienes entre 4.000 y 10.000 dólares (que es lo que cuestan las piezas de la colección) no vas a tener que lucirlas nunca.

Katy Perry ya no es la ‘choni’ de la alfombra roja

Años han pasado desde que vimos por primera vez a esa Katy Perry embutida en un corsé disparando nata por las tetas en su videoclip de California Girls. Su estilo llamativo inspirado en las pin up de 1950 hacia que en cada aparición pública nos sorprendiera con lo que fuera que llevara puesto.

Sin embargo el tiempo pasa y la cantante no es la misma que con unos brackets (falsos) entonaba Thank God It’s Friday. Katy Perry esta viviendo lo que se conoce como la madurez estilistica, y no solo en sus elecciones de vestuario sino en lo que a maquillaje y peinado se refiere.

La cantante ha pasado de maquillajes con colores llamativos en los labios junto a unos ojos ahumados impactantes, a colores tierra y pastel con los ojos menos contrastados. Ademas ha cortado por lo sano con su melena y su último cambio estilistico es el pelo corto y rubio al que también se han unido otras celebrities como Scarlet Johansson o Kaley Cuoco.

Ademas, en la alfombra roja ha decidido prescindir de modelos ceñidos y esta reformandose hacia un estilo mas ladylike, moderno y urbano. En otras palabras, ya no es la ‘choni’ de la alfombra roja.

Estos son algunos vestidos que lució durante 2016:

GTRES

GTRES

El corte de la melena empezó a ser una declaración de intenciones de la búsqueda de un estilo mas refinado:

GTRES

GTRES

Su último cambio de look es el corte pixie asimétrico, con uno de sus lados mas largos que el otro y teñida de rubio:

GTRES

Y por mucho que he intentado contenerme no he podido evitar incluir algunos de los patinazos mas sonados de la cantante:

GTRES

Luces y sombras (estilísticas) de Paula Echevarría

Si me preguntas por una fashion blogger a nivel internacional en seguida te diré Chiara Ferragni u Olivia Palermo. Pero si me preguntas por una bloguera famosa por su estilo barriendo para casa, sin duda debo hablar de Paula Echevarría.

La actriz oriunda de Asturias es fiel seguidora de las tendencias como lleva demostrando en su blog Tras la pista de Paula desde el año 2010 en la revista Elle.

Un estilo cómodo y desenfadado para el día y otro elegante y atrevido para la noche (o para las alfombras rojas en su caso): desde tejidos denim, zapatillas de cordones y chaquetas de cuero hasta stilettos con escote palabra de honor.

Estar bajo el foco mediático no hace que la actriz desentone con elecciones estridentes, su armario da una importante lección de cómo la sencillez y la discreción no pasan desapercibidas:

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

Selena Gómez, no sin sus tacones

La cantante Selena Gómez es el perfecto ejemplo (junto a mi madre) de mujer renacentista. Empezó como actriz, ha desarrollado una exitosa carrera musical, es la embajadora más joven de UNICEF y saca tiempo para hacer sus pinitos como diseñadora.

Aunque ha revelado en numerosas ocasiones que no lo ha tenido fácil (sus declaraciones sobre el acoso que sufrió en Disney son el ejemplo más reciente) es una de las estrellas que componen el panorama de nuestra generación y la persona con más seguidores de Instagram.

GTRES

Eventos, alfombras rojas, firmas de discos, actos sociales… Con esa agenda, Selena Gómez debe tener un armario que supera al Primak de cinco pisos de Gran Vía. Si algo deja claro con sus estilismos es que los tacones no son una opción, ya que se los pone hasta con el chándal.

El cuero, el color negro y los vestidos muy ceñidos componen gran parte de sus outfits enmarcados en un estilo rockero:

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

Gigi Hadid, el armario de un ángel (de Victoria´s Secret)

Se que me tocará esperar cincuenta años para ver si esta afirmación se confirma pero estoy convencida de que Gigi Hadid  se convertirá en uno de los iconos de la moda como otras maniquíes anteriormente. Va a ser la Linda Evangelista de la segunda década de los 2000 pero con redes sociales.

Muchas modelos fuera de la pasarela viven en chándal todo el día, pero no es el caso de la supermodelo. Gigi adora la moda y solo hay que echarle un vistazo a sus streetstyles. Además de estar al día con todas las tendencias (vivir rodeada de ellas imagino que tiene que ayudar) tiene un fetichismo especial por las gafas de sol. Nunca la verás peinada de la misma forma ni repitiendo combinación de accesorios.

Entre sus prendas favoritas se encuentran los botines y los pantalones vaqueros. Para las ocasiones más formales la modelo escoge diseños que le resaltan piernas y escotes de vértigo. Aunque también es cierto que de un tiempo a esta parte ha perdido un poco de esas curvas que la convertían en la rara avis (dentro de lo que es la pasarela) de sus compañeras.

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

El nuevo escote con el que enseñarás el pecho

…O también conocido como underboob. Apareció de manera sutil por primera vez en la pasarela milanesa, en concreto en el desfile de la nueva colección primavera verano de Fendi.

INSTAGRAM

Una tendencia que, como tantas otras que se ven en los desfiles, podría haber pasado desapercibida de no ser poque Chiara Ferragni, Kim Kardashian o Gigi Hadid se unieron a la moda en sus relativas redes sociales. El underboob es otro ejemplo de cómo nos afectan los contenidos que comparten las personas más seguidas, por lo que se ha convertido en la nueva tendencia de escotes.

Pero analicemos la tendencia más detalladamente solo desde el punto de vista funcional. Estamos hablando de un corte que deja a la visa la parte inferior del pecho, lo que se traduce en que debes ir sin sujetador por narices.

Si bien soy partidaria de, en mi caso, no llevarlo más que en situaciones imprescindibles, entiendo que no es una moda a la que se pueda unir todo el mundo. Las que tenemos poco pecho podemos llevarlo sin problemas en el caso de que queramos, pero no veo luciendo este tipo de escote a una mujer que tenga más de una copa B. Principalmente porque todo lo que vaya más allá de esa talla resulta bastante difícil de sujetar sin un armazón.

Desde el punto de vista estético, me choca de primeras, aunque también lo achaco a que no estoy acostumbrada a ver en un streetstyle este tipo de escote. Por muy tendencia que sea me parece poco práctico y no me resulta atrayente sumarme a esta nueva moda. El tiempo dirá su recorrido pero por lo pronto, no sé vosotros, yo aún no he visto ningún underboob por la calle.

2017 Grammy's

A post shared by xoxo, Joanne (@ladygaga) on