BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Archivo de Diciembre, 2016

Ideas de maquillaje para despedir el año

Seamos sinceras, el maquillaje de Nochevieja es esa criatura en peligro de extinción que luce perfecta desde que te sientas a cenar a la mesa hasta que llegas al garito de turno en el que vas a empezar incumpliendo tus propósitos de Año Nuevo (aunque todos sabemos que el día 1 de enero no comienza hasta que te despiertas después de la noche toledana por lo menos).

Sudor, las copas en las que vas dejando las marcas de pintalabios, el cansancio… Sales de casa como para presentar la gala de los Óscar y vuelves como un personaje de Tim Burton después de un año en galeras. Pero que te quiten lo bailao y lo mona que sales en las fotos familiares junto a los langostinos y el jamón.

Para inspirarte, aquí tienes algunas ideas para partirlo con tu maquillaje.

Menos es más o el maquillaje para esas que no quieren maquillarse pero tampoco cubrir los canapés con sus ojeras de panda:

Get ready with #BobbiRemedies

A photo posted by Bobbi Brown Cosmetics (@bobbibrown) on

we can't wait for tomorrow 🎅🎄🎁 #essencelove

A photo posted by essence cosmetics (@essence_cosmetics) on

Verde aterciopelado, una tendencia que he visto recientemente y me APASIONA. No tengo pintalabios verde pero sí una sombra que con un poco de vaselina puede hacerme el apaño:

Es una de nuestras Glitter Queens favoritas. @alessaberry con un #lotd 🔝 usando nuestros Face &a Body Glitter 👌 #nyxcosmetics_es

A photo posted by NYX Professional Makeup España (@nyxcosmetics_es) on

Elegante, ojos discretamente ahumados en negro o en marrón acompañados de un pintalabios que se lleve el protagonismo será posiblemente mi elección para esa noche:

Dorados, para las más atrevidas, porque…¡qué narices! Solo se vive una vez:

Line it up with Bobbi's Long-Wear Liquid Liner, available at @Sephora #TrendingAtSephora #Metallic

A photo posted by Bobbi Brown Cosmetics (@bobbibrown) on

Los estereotipos que nos venden los anuncios de colonia

Si el mundo fuera como un anuncio de colonias, íbamos jodidos. Bueno, “íbamos” no, íbamos jodidas nosotras.

YOUTUBE

Ejemplo: Una pareja está a punto de besarse cuando el chico se detiene mientras se suceden flashbacks en los que se le ve conduciendo un deportivo marcha atrás en dirección contraria (algo muy irresponsable dicho sea de paso), asistiendo a un combate de boxeo o yendo en moto. Al mismo tiempo su voz en off ilustra las escenas: “Unas veces me amarás. Otras me odiarás. Nunca sabrás dónde estoy o dónde vivo. No seré un ángel. Ahora lo sabes”. La chica, totalmente seducida por todo esto, porque claro, quién va a resistirse a un hombre que nos dice que no se va a portar bien y que va a hacer lo que le salga de los cojones, no puede resistirse y cae rendida a sus encantos fundiéndose en un beso.

Me viene a mí un tío que me gusta y suelta eso y “Chao pescao. Ahí tienes la puerta”.

Pero claro, no es el mundo real. Es el mundo de las colonias. El mundo en el que los perfumes son sinónimo de cosas diferentes ya seas hombre o mujer.

Una colonia masculina se traduce en seducción. Pero no seducción romántica de esa de regalar rosas o una cena con velitas, seducción de llevar al huerto, de pasar por la piedra, de cepillar, chuscar, pillar cacho y luego irte a toda ostia en tu moto porque eres un indomable de la vida y a ti una noche de sexo no te ata habiendo más presas que cazar. Además con cualquier mujer, porque si algo venden estos anuncios es que literalmente toda fémina en un radio de cinco kilómetros a la redonda no va a poder resistirse a tus feromonas masculinas. No, ni siquiera un ángel de Victoria´s Secret como Gisele Bündchen o Lily Aldridge.

Según One Million chasqueas los dedos y tienes dinero en efectivo, un deportivo y las bragas de la chica que quieras en el suelo. La realidad es que, aunque sea la fantasía de muchos, solo tengo un conocido que encaje en esa utopía, porque, por mucho que os duela, no está al alcance de todos. Y (¡hola, espabila, wake up!) una colonia no va a cambiarlo.

Pero pasemos ahora a los perfumes femeninos. Siguiendo el ejemplo de One Million (es que es tan TAN sexista que le provoca urticaria a mi feminista interior) nosotras chasqueamos los dedos y tenemos millones de zapatos de tacón y un anillo de compromiso con un diamante absurdamente grande nivel “Vas a acabar necesitando una muñequera porque pesa tanto que a corto plazo se va a cargar tu túnel carpiano”.

YOUTUBE

Porque lo que las colonias femeninas nos venden es seducción en cuanto a amor. Y no amor de una noche de ese que surge en Kapital con dos copas encima, no, amor del bueno del de toda la vida, del de ver gotas de pis en el suelo y seguir queriendo a la otra persona con todo tu corazón.

Entre tanta flor, nube, color pastel y música de violines nunca sé si me encuentro ante un anuncio de perfume o de compresas. Cuando veo que los protagonistas se besan, cogen a la mujer de la mano o le regalan flores ya me queda claro ante cuál estoy.

Entonces ¿a qué viene este arrebato contra los anuncios de colonias? Pues a que estoy saturada. Y no solo de esta publicidad de perfumes constante (¡que parece que no se puede regalar otra cosa!) sino de que a través de los anuncios se sigan perpetuando roles sexistas y nos sigan vendiendo una y otra y otra y otra vez que lo “normal” es que las mujeres quieran relaciones a largo plazo y los hombres solo mojar.

Más que nada porque formamos parte de una sociedad lo bastante variada como para que las estrategias de marketing se amplíen un poco de miras. Tengo amigas que después de los fuegos artificiales de la noche invitan a su acompañante a marcharse sin tan siguiera darle tiempo a ponerse los calzoncillos de nuevo y amigos que, al contrario, ya están agobiados pensando que como no tengan hijos pronto, no van a poder seguirles el ritmo cuando salgan a hacer running juntos.

Pero a fin de cuentas, quién me va a hacer caso a mí que compro las colonias por cómo huelen y no por la idea de feminidad y romanticismo con el que no me siento particularmente identificada que se empeñan en venderme.

Kendall Jenner, el estilo de la Kardashian modelo

Lo sé, lo sé, aunque Kendall es solo Kardashian por parte de las otras hijas que tuvo su madre Kris Jenner, la considero parte de la familia de la gran K. Y es que hemos visto a la modelo desde dándole ‘colos’ a sus sobrinas hasta apoyando a Kanye West en la presentación de su nueva colección.

La modelo del ‘Klan’ divide su tiempo entre familia, amigos, trabajo y, por supuesto, gimnasio. Lo mismo te la puedes cruzar por Los Ángeles en chándal oliendo a sudor (aunque seguramente su sudor olerá a Calvin Klein, no como el del resto de los mortales) que de paseo con amigas con los piercings de sus pezones transparentándose.

Kendall Jenner, una de las más fieles seguidoras del mod (model off duty o en otras palabra “Me visto con lo primero que encuentro que me da pereza currarme el conjunto”), no renuncia a las zapatillas ni a los botines, sus dos calzados fetiche, aunque bien es cierto que para eventos y alfombras opta por sandalias de tiras.

Aunque no les unen lazos de sangre, Kendall comparte con sus hermanas el gusto por la transparencia, los escotazos y el ‘enseñar chicha’ en general, algo que la mayoría de sus outfits tienen en común.

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

Cómo vestirte de fiesta si eres hombre

Muchos me comentáis que solo hago temas de moda femenina y no os falta razón porque en lo que a moda de hombre se refiere me siento como Ariel fuera del agua (en la parte del principio, cuando no sabe cómo caminar con las piernas y se esnafra contra el suelo).

La cosa es que después de que varios amigos me hayan pedido consejos e ideas para vestir estas fiestas he decidido lanzarme con la primera guía de “Qué narices me pongo yo para los eventos familiares de Navidad 2016 by MaraVisteyCalza”.

Un conjunto de looks que espero que os inspiren para rebuscar en el armario y acudir a las cenas con las mejores galas para hacer sentir orgullosas a las abuelas de lo guapete que se le ha puesto el nieto (no me responsabilizo de si luego os preguntan que por qué aún no tenéis novia).

Si te da pereza arreglarte pero te obligan a ir con camisa:

SPRINGFIELD Y ZARA

Si quieres aprovechar el jersey que te regalaron el año pasado:

H&M Y ZARA

Si pese a todo tienes alma de rockero:

ZARA

Si eres un clásico y del negro no te sacan ni con agua hirviendo:

H&M Y ZARA

Si quieres darle un toque diferente:

ZARA

Si quieres ser el centro de atención:

ZARA

Bulgari también se enamoró

Las formas de mostrar amor son incontables: desde una caricia, un gesto, dedicar una canción por la mañana hasta aquellos que compran un pedazo de gas ardiente en el cielo y le hacen llegar el certificado a la persona querida.

Innumerables, más o menos originales, pero siempre nacidas del sentimiento de querer homenajear a otra persona, animal, cosa o… ciudad. Hoy os hablo de una historia de amor atípica pero no por ello menos mágica, la que se dio entre Bulgari y Roma.

La firma de joyería no solo quiso celebrar la propia ciudad en sus colecciones sino su historia, su cultura, su arquitectura y todo aquello que forma el carácter de majestuosidad grandiosa que reposa sobre los milenarios cimientos de Roma.

Aprovechando los abundantes descubrimientos arqueológicos que tuvieron lugar en el siglo XX, Bulgari bebió ávida de todo aquello que constituía la fuerza simbólica del Imperio romano. El mejor ejemplo es el propio logo de la marca en los relojes, anillos y en cualquier pieza redondeada, que emula las letras que giraban en torno a las efigies de los emperadores romanos de las monedas.

Aquella calderilla (y hablamos de efectivo que data del siglo I hasta el siglo VII d.C.) se convirtió en las piezas principales de pulseras y collares de la colección Monete en las que iban engarzadas,

Bulgari convirtió en anillo el Coliseo, la Piazza Campidoglio y las alas de las esculturas de los ángeles de Bernini en pendientes, el Castel Sant’Angelo y la florida escalinata de Piazza di Spagna en collares de diamantes, las fuentes de la Piazza Navona y San Pedro en broches y la via Appia, la primera autopista del mundo (del 312 a. C. ni más ni menos) en un brazalete que combina piedras preciosas y semipreciosas imitando la irregular calzada.

La exposición, que se puede visitar hasta el 26 de febrero en el museo Thyssen, está compuesta de más de cien piezas, fotografías, grabados, cuadros… Es decir, ya seas un amante de la historia, de la moda, del cine, de la publicidad o del arte, vas a disfrutar la muestra. Y sino, siempre te quedará la representación de un mirador para ver el castillo de Sant’Angelo y escuchar las campanadas de San Pedro sin tener que pasar por Barajas.

Las cuestiones de moda más preguntadas a Google este 2016

Tú preguntas y Google y yo te contestamos:

1-¿ Cómo cortar las mangas de una camisa?
Con tijeras, sin duda. Hablando en serio, este corte depende de la altura a la que queramos dejar la nueva manga. Yo todavía no he cortado ninguna, pero buceando en tutoriales de Yotube ganas me están entrando de asaltar el armario de mi hermano y reciclar alguna camisa suya (las mías son demasiado preciadas).

2-¿Cómo ser modelo?
Sencillo. Deja el móvil y busca un espejo. ¿Tienes más de una talla 36? ¿Pesas menos de 40 kilos? Ya puedes ser modelo. Si cumples los requisitos, solo te queda hacer algo cotidiano como trabajar de cajera/dependienta/camarera y esperar a que un cazador de modelos te fiche. Recuerdo una vez que estando con un amigo comiendo McFlurrys nos convocaron para estar de dependientes en Abercrombie. La otra opción es que te presentes en agencias de modelos e imagen. Para todas las demás:

3-¿Qué es la Alta Costura?
Encontramos dos tipos de colecciones de moda: la prêt-à-porter, es decir, las colecciones ‘convencionales’ de prendas que se producen en serie y la Alta Costura que son prendas de mayor calidad que no realizan todos los diseñadores ya que se tratan de algo más exclusivo.

4-¿Cómo combinar botines con vaqueros skinny?
Fácil, te pones unos vaqueros y seguidamente los botines. Importante que el vaquero no “monte” sobre el zapato (ejemplo de cómo queda en la foto) ya que la gracia de combinar estas prendas es precisamente marcar el tobillo gracias al corte de los botines.

5-¿Cuándo puedes empezar a usar blanco?
Siempre pero con precaución. Aunque yo soy de las que piensan que es mejor en verano con un poco de color en la piel (aquí la presente tiene una complexión como el yeso) me ha sorprendido las interpretaciones invernales que he visto este año.

INSTAGRAM

6-¿Cómo parecerse a una modelo de fitness?
Como aficionada al fitness puedo afirmar que el único modo de parecerse a una modelo de este estilo es:

-romper con el azúcar, las grasas, la comida procesada, los refrescos, el alcohol…es decir, con todo aquello que convierte la vida en algo interesante que merece la pena.

-comprometerse con el ejercicio (y no hablo de ir a zumba dos veces a la semana, sino meterse a la zona de peso libre y trabajar con pesas)

7-¿Qué es el boho?
El boho viene a ser a partir del 2000 lo que fue el kitsch en los ochenta. Es un estilo que oscila entre lo bohemio y lo hippie, lo que se traduce en ropa suelta, colorida, con encajes… Son el tipo de conjuntos que te encuentras en un festival que no acabas de saber si es disfraz o si la gente viste así realmente.

(La pandereta es opcional)

8-¿Qué usaba la gente en los años 90?
Para responder a esta pregunta solo he tenido que remontarme a mis álbumes familiares. En los años 90 vestíamos regular, las cosas como son. Para más información e inspiración, son recomendables los videoclips de Britney Spears, Spice Girls y Backstreet Boys.

9-¿Cómo vestirse como un hippie?
¿Pero por qué alguien quiere vestirse así ahora que ya han terminado los 70 si no es para una fiesta de disfraces? ¿No es para lo que se supone que sirve el boho?

10-¿Cómo convertirte en diseñador de moda?
Parece bastante obvio, pero una base de estudios de diseño y patronaje son el punto de partida de cualquier diseñador que se precie. Como ha demostrado la historia de la moda en el caso de grandes directores creativos como Lagerfeld o Galliano, lo mejor es empezar de ‘becario’ en alguna casa potente de la que poder aprender y después poder acabar como un Olliver Rousteing de la vida, que si ya con veinte años lleva Balmain, esperemos a ver qué nos tiene preparado cuando tenga 20 más.

Bodas invernales: cómo ir guapa sin pasar frío

Aunque poco habituales y escasas, las bodas invernales son un hecho. Puede que no sean el santo de devoción de las frioleras, pero el encanto de la estación les convierte en un evento digno al que acudir al menos una vez en la vida.

A diferencia del resto del año, las bodas que caen por estas fechas no tienen garantizadas lluvias al 100% pero sí el frío, por lo que más vale elegir una prenda de abrigo que vaya con el resto del conjunto ya que, por muy fuerte que esté la calefacción, si sales del recinto en algún momento/la boda es en una carpa/alguien deja una puerta abierta vas a pasar frío.

Así que si tu idea es casarte en invierno o tienes una boda de estas características, toma nota de las tendencias:

1-Pieles para los hombros, en chaqueta o en abrigo (preferibles las sintéticas)

INSTAGRAM

2-Terciopelo: agradecido, favorecedor y calentito

BIOMBO13

3-Tul

ASOS Y GREENWEDDINGSHOES

4-Sombreros y tocados invernales

INSTAGRAM Y GREENWEDDINGSHOES

5-Coronas de inspiración navideña o de reina de las nieves

GREENWEDDINGSHOES

6-Falso pijama: perfecto si privarte durante la comida no entra en tus planes

7-Ramos

8-Postres

GREENWEDDINGSHOES

¿Y si él es más bajito que tú?

En ocasiones me considero torpe, inapropiada, brusca, poco ortodoxa o políticamente incorrecta… pero nunca me había considerado una persona prejuiciosa. Con amigos de diversas orientaciones sexuales, de diferentes creencias y distintas procedencias pensaba que era una persona de mente abierta.

TWITTER

¿Qué es lo que tiene que tener imprescindiblemente un hombre para que me fije en él? En lo que concierne a su personalidad, nada concreto, pero sí había una cosa que debía cumplir, más de 173 cm de altura. Es decir, todo aquel que fuera más bajito que yo era descartado directamente. Sin vaselina ni nada.

Cuando la conversación daba pie (o sino, lo metía entre líneas) lanzaba la pregunta: “Oye, ¿pero tú cuánto mides? Que en las fotos pareces muy alto”. Si la respuesta no pasaba “la criba” ya podía ser el chico más simpático del mundo que no cambiaba de idea. Hay que ser superficial, ¿eh? (Sé que en estos momentos os caigo muy mal).

Cuento esto medio avergonzada medio arrepentida de toda la gente especial a la que he podido “descartar” por este motivo. Creo que el tema de la altura es algo que hemos heredado de nuestras antecesoras, ya que la mayoría de las mujeres relacionamos los hombres altos con seguridad. Lo cual podía tener una justificación hace millones de años, cuando corrías el riesgo de que un animal salvaje te atacara (algo un poco más difícil en 2016) y necesitabas que defendieran a tus crías. Pero, a la hora de la verdad, he estado con chicos altos que no tenían “ni media ostia” así como tengo amigos más bajitos que, como les pilles de malas, te echan abajo una puerta.

“Es que si me pongo tacones no quedamos bien juntos” era otra de mis excusas. Si me quiero poner tacones me los voy a poner igual, porque en primer lugar, visto como quiero y no por los demás y, en segundo lugar, que yo sea más alta que mi acompañante no significa que quede mal. Hay hombres fantásticos con los que me he reído como en mi vida, con los que he encontrado cosas en común y además me han llegado a atraer físicamente. He caminado por primera vez siendo yo la que llevaba el brazo por encima de sus hombros y no han disminuido mis ganas de llevarle a la cama, otro de mis grandes miedos cuando de pensar en bajitos se trataba.

Lo que no sabía era que la cama no entiende de centímetros (o quizás sí, pero no precisamente de la altura), entiende de pieles, de feromonas, de química… y sobre todo que, cuando hablamos de placer, las barreras están en la cabeza de uno mismo y no en quién nos encontramos bajo las sábanas.

Así que si eres de esas o de esos (de esas que era yo hace un tiempo) déjate de tonterías y céntrate un poquito más en la persona que tienes delante, que más alta, baja, gorda o delgada, si te hace feliz, lo tiene todo. Y pobres de los que no sepan verlo.

El estilo del excesivo y genial Tino Casal

Puede que lo bailaras, que agitaras la melena que aunque no estuviera lavada con champú de huevo, la habías aliñado con tres kilos de laca que hacían que se mantuviera totalmente estática sobre tus hombreras.

img_4285

Exposición de Tino Casal en el Museo del Traje. MARA MARIÑO

Puede que le vieras en un concierto o que la noche que actuaba en la televisión, esperaras inmóvil delante de la pantalla. Pero 20 años después, cualquiera que pasara por mi salón podría jurar que Tino Casal seguía vivo. Yo misma lo juraba cuando mi madre ponía el CD de Eloise algún fin de semana por las mañanas.

img_3315

Exposición de Tino Casal en el Museo del Traje. MARA MARIÑO

Cuando ya de adolescente me contó que había fallecido en un accidente de tráfico, recuerdo que me quedaba embobada memorizando la cara que me devolvía la mirada de su disco mientras me preguntaba hasta dónde habría llegado en el panorama musical. Tenía la voz, el carisma, el show, la letra y el estilo. No lo sabía en ese momento, pero años más tarde descubriría que su relación con la moda llegaba a límites insospechados.

Fue este invierno concretamente en la exposición del Museo del Traje dedicada a él de título El arte por exceso. Y es que así era el armario del cantante, excesivo en el sentido de que derrochaba su esencia por donde quiera que lo miraras. “Fui encontrando mi persona a medida que me soltaba la melena y me crecía el tacón” rezaba una de las paredes de la exposición.

En sus chaquetas, camisas y pantalones encontré brillos, mezclas de estampados, de cebra, de leopardo, de serpiente, mezclas de tejidos, encajes, cinturones, correas, tachuelas, lentejuelas, anillos, pieles… e incluso elementos totalmente ajenos a la ropa como insectos de plástico.

img_4283

Exposición de Tino Casal en el Museo del Traje. MARA MARIÑO

Su estilo único oscilaba entre un pimp (‘chulo’, aunque me refiero a la personalidad estética llamativa que llevaban a partir de 1970), un vaquero del Medio Oeste y Sandokán. Una especie de mezcla de armarios de los Village People concentrados en uno solo.

Pero para el cantante asturiano, su gusto “es la única forma de ser consecutivo con mi forma de pensar, con mi mundo interior y con el ambiente en que me muevo”.

Todo inspiraba a Casal y fue a partir de los viajes que realizó en 1970 a Londres que se introdujo en el mundo del diseño. Además de una línea de bolsos y de la decoración de pubs o boutiques,  se lanza a customizar sus propias prendas que luego eran lucidas en programas y conciertos, básicas para apoyar su carrera musical: “Si yo quiero vender mis discos, tengo que tener una imagen que responda a lo que está sonando“.

MARA MARIÑO

Exposición de Tino Casal en el Museo del Traje. MARA MARIÑO

Van ya 25 años sin Tino Casal y sigue teniéndome embrujada.

Las tendencias de 2016 que deberían irse (y no volver nunca)

En mi lista de ‘moscorrofios’ que fueron tendencia en 2016, y deberían arder en el infierno de la moda por el resto de la eternidad, está compuesta por:

1-Zapatos abiertos con pelo, que son posiblemente el zapato más feo que existe después de los Crocs. No, no intentéis convencerme de que son bonitos porque son el equivalente a Sharknado. Zapatos bien, pelo bien, unidos mal.

2-Anillos para llevar por todo el dedo. Yo pequé con estos y no me salió cara la jugada (más que nada porque los compré por Ebay de China) pero sí me arrepentí. Salía de casa con mis 20 anillos perfectamente colocados y daba gracias si volvía con seis. Era o pagar la factura del móvil o pagarme la bisutería, así que elegí vivir comunicada.

adjustable ring. fit all size, even the smallest finger. AUD 10 #sellring #bohoring #stackring #smallring

A photo posted by Bohostores wholesale (@bohostores) on

3-Los bañadores. Son geniales, y repito, geniales, cuando nadas en serio (chapotear al lado de las escaleras con el cuello estirado para que no se te moje el pelo NO cuenta), para todo lo demás terminas el verano luciendo una bella tripa blanca.

4-Tintes pastel, pelos de sirena o colores que brillen en la oscuridad. Parecen muy buena idea cuando los ves en Instagram, cuando tienes que ir a la peluquería cada dos semanas y tu pelo cada vez se parece más a los mechones de Gollum te lo piensas.

INSTAGRAM

INSTAGRAM

5-Tatuajes de mandalas. Vaya obsesión le ha dado ahora a las mujeres por los mandalas, que si en el brazo, en el escote, en la espalda, en el muslo… Veréis qué risa cuando ya no estén de moda y sea el equivalente a las que se tatuaron en los 90 la mariposa.

6-Chochorts o los pantalones vaqueros cortos. A este ritmo de descenso en el nivel de la tela, el verano que viene conoceremos las bragas vaqueras.

Damn that's sexy! Oh and so is @jimifilen #seaquatix #missy #waterproofcase 😂😉

A photo posted by SEAQUATIX HQ (@seaquatix) on

7-Camiseta de manga corta debajo de los tirantes. Otra en la que también piqué brevemente. Cuando vi que se doblaba la cantidad de prendas en la lavadora empezó a gustarme menos.

8-El half bun o moñito de toda la vida. Pocas aplicaciones prácticas fuera de contextos informales. Y si tienes pelo fino, como yo, queda muy poco resultón.

Half bun&detox juice 🍏 ¿A quién le ha pillado un año más el verano por sorpresa? Si la operación bikini ha podido contigo, ten cuidado con los remedios milagrosos como las pastillas o los zumos detox de frutas y verduras. Estos, en concreto, se pueden convertir en un peligro. Si quieres saber por qué, no te pierdas mi último post en el blog de moda, belleza y tendencias del diario 20 Minutos Mara Viste y Calza. Hoy hablo de belleza pero sobre todo de salud. Link en la bio 😊 #fashiondiaries #lookbook #lookoftheday #ootd #detoxjuice #bun #detox #casual #streetfashion #streetstyle #madrid #igersmadrid #fashionblogger #beautiful #cute #love #urban #style #glamour #fashion #moda #estilo #ootd #denim #outfit #maravisteycalza #halfbun #hairstyles

A photo posted by MARA MARIÑO (@maravisteycalza) on

9-Las Adidas Superstar. En el 2016 han caído hasta en la sopa. Seamos originales y adoremos otra zapatilla para 2017 que estas están muy vistas.

10-Flatforms de suela mezclada. Otro esperpento donde los haya. Si ya de por sí soy poco partidaria de las plataformas rectas, lo de que combinen diferentes texturas me parece el culmen del horterismo.