BLOGS

Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

Archivo de la categoría ‘General’

Hay que reír más

Ya han transcurrido varias horas del viernes, día en que comienza el alto el fuego permanente de ETA. Desde que se anunció, está la extrema derecha de los mismísimos nervios. Lo cual es un buen síntoma para este país. Empiezo a pensar que la salud de nuestra sociedad es fácilmente mensurable según sea la intensidad verdosa de la cara de vinagre que se le pone a la extrema derecha y los comentarios insultantes del fasciotroll en el blog de un tal Manuel Saco. Como sabemos que la paz es el peor escenario posible para los que viven de la venta al por mayor del miedo, más que sus mensajes de malos presagios son sus semblantes funerarios los más seguros indicadores de que la paz la tenemos al alcance de la punta de los dedos.

“Todos los partidos, menos el PP” han insistido estos dos días en que hay que administrar nuestra alegría, en ser felices con las debidas cautelas. Los economistas saben mucho del poder del efecto contagio. El ejemplo más cotidiano es la Bolsa de valores, donde lo único que se vende son futuribles, expectativas, buenos presagios. El pánico en la Bolsa puede hundir una economía saneada, y unas expectativas bien dosificadas consiguen inyectar entusiasmo inversor.

Las caras de la bancada del PP cuando Zapatero comunicaba solemnemente la nueva estrategia de ETA y las expectativas de paz, eran lo más parecido a la cara de la viuda en los funerales corpore insepulto. Se han retratado. Sus rostros viran al verde pardo queso de Cabrales según los demás vamos recibiendo las buenas noticias. Y eso es muy malo para su salud, y corremos el peligro de contagio de esa especie de gripe aviar de la crispación que padecen. Como ayer les decía Rubalcaba, hay que reír más. Por eso traigo aquí un folleto que me entregaron el otro día a la salida del Metro como terapia colectiva para los dirigentes populares. Es un método llamado “Risa y salud”, y dice tratarse de “La risa y el humor para prevenir y afrontar el estrés”. No se me agolpen, que hay cursos hasta el mes de junio. Los demás no los necesitamos porque nos reímos con las buenas noticias. Somos así de bobos y solemnes. Pero a ellos, si se aplican, les puede hacer mucho bien.

¡Ah!, me olvidaba: tienen, al parecer, el aval de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, lo que les confiere un toque de seriedad a la risa, por más que parezca una contradicción en sus términos.

—————————————————————————-

(Meditación para hoy (I): si recorréis los últimos post que me está dejando el facherío unido jamás será vencido, con insultos de lo más variado, os haréis una idea cabal del tamaño de la desesperación de la extrema derecha. Esto va bien.)

(Meditación para hoy (II): la cadena SER del rojo de Polanco……………………………….-dejo este espacio en blanco para que el facherío lo rellene con los insultos ad hoc- ha desvelado una encuesta sobre la intención de voto del electorado, realizada tras el comunicado de ETA: El PP baja dos puntos desde la última consulta, y el PSOE alcanza la mayoría absoluta. Por la salud de este país, sería deseable que nadie obtenga nunca más la mayoría absoluta. Ya sé que, con estos resultados, la medicina de la risa que antes recetaba a los enfermos de la extrema derecha es muy difícil de tragar. Pero, por favor, que no dejen la medicación. En los malos tragos se constata la estatura moral de los políticos. ¡Ánimo! ¡A ver esas risas, niños!)

Comienzo por el final porque no tengo principios

Hoy estreno mi blog, con el cobijo de 20 Minutos. Esto de los blogs es quizá el ámbito privado más público de cuantos conozco, un invento algo enfermizo, pues un tipo como yo cuelga un extraño diario en la red, y otros tipos, como vosotros, cotilleáis sus páginas como el que mira por el ojo de una cerradura, amparados en el anonimato.

Los que durante estos últimos años hayáis seguido mis columnas ya tenéis una idea aproximada de cómo soy: cínico, ateo y sentimental. Soy cínico como un acto defensivo, porque pretendo que el cinismo me proporcione la suficiente distancia para el análisis. Soy un sentimental porque en el fondo me gustaría creer como un niño. Y soy ateo porque dios no existe. De lo contrario ni se me pasaría por la cabeza ser ateo.

El aviso de entrada os lo cuelgo porque me gustaría que este espacio lo empleáramos para pensar en alto. Sé que será difícil, a tenor del numeroso grupo de talibanes dispuestos a suicidar sus neuronas por sus banderas y sus dioses.

Pensando en ellos os dejo con unos versos de Thomas W. Farmer:

… jaleaban a sus dioses

en el campo de batalla,

pidiendo venganza entre la tropa.

Dioses miserables.

Odiosas patrias y banderas.

Si algún día me arrastraran a su guerra,

si así fuera,

que nadie ose poner cuando me muera

ni una cruz sobre mi tumba

ni una bandera.

(The last day. Traducción de Leonardo Plácido)