BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Entradas etiquetadas como ‘pelicula’

‘La bella y la bestia’, un perfecto homenaje al clásico de animación de 1991

Imagino que el titular no es demasiado original, que muchos de los que hablemos de esta película durante estos días nos expresaremos en términos parecidos, pero es que es inevitable destacarlo. La película que nos ha traído Bill Condon es extremadamente semejante a la de Gary Trousdale y Kirk Wise que logró una nominación al Oscar a mejor película en 1991.

El diseño de los personajes es heredero directo, igual que la concepción del vestuario, gran parte del guión, los guiños, los diálogos, los planos… Pero no es una copia, transcurre como un homenaje. Hay diferencias sutiles que, en su gran mayoría, enriquecen y modernizan la película. Noté tal vez innecesario todo el asunto de la madre de Bella y la escueta referencia al padre de Bestia, pero no es nada que lastre.

El elenco es espectacular. Luke Evans brilla como Gaston. Kevin Kline da vida a un padre creíble. Emma Watson logra que no eches de menos al dibujo animado, que no es poca cosa, moviéndose por un castillo que en ocasiones recuerda más a Hogwarts que al clásico de Dianey. Tener a Ian McKellen y a Emma Thompson es un regalo. Dan Stevens lo clava como Bestia (tras esta elección y la de la protagonista de La Cenicienta, está claro que los directores de casting de Disney han visto bastante Downtown Abbey). Ewan McGregor es una gozada dotando de personalidad a su candelabro, que se convierte en un robaescenas. Igual que Josh Gad, el personaje de LeFou manifiestamente homosexual y que supone un (estupendo y de agradecer) paso más de Disney a favor de la diversidad (algo que también se aprecia en la abundancia de parejas interraciales de la película).

Julia la disfrutó. Y yo también. Y creo que lo hará cualquiera que recuerde con cariño la película en la que la inolvidable Ángela Lansbury era la voz de la sabiduría hecha tetera.
Lee el resto de la entrada »

Que nadie crea que ‘Ballerina’ es una película “solo para niñas”

Ballerina una es la primera película de animación infantil que Julia y yo vemos este año, una coproducción muy francesa que hace tiempo teníamos en el radar. Pues bien, hemos empezado 2017 con buen pie en este sentido.

La cinta de Eric Summer y Eric Warin es sin duda un buen entretenimiento familiar. A ambas se nos pasó la hora y media en un suspiro, entre piruetas, persecuciones, música e inventos de la mano de dos huérfanos con los sueños intactos y la ilusión propia de la juventud por llevarlos a cabo. Todo ello con la verde Bretaña y la monumental París como telón de fondo.

Sobre todo la ciudad de las luces, con la torre Eiffel en plena construcción, y también la amable región del norte del país vecino, son dos de las protagonistas de la película y conviene estar atentos a ellas.


Los otros dos son Felicia y Víctor. La primera es una pequeña pelirroja toda pasión y energía cuyo sueño es ser bailarina y que hará todo lo que esté en su mano para conseguirlo, no todo éticamente aceptable, todo hay que decirlo. Su fiel amigo aspira a ser un gran inventor y se mueve con éxito por la estrecha y peligrosa línea entre ser un personaje gracioso, necesario y entrañable o simplemente un payasete comparsa condenado a ser un ‘pagafantas’. Lee el resto de la entrada »

Las mejores películas de animación de 2016 según los #Oscars2017

imageEste martes se anunciaban las películas candidatas a los Oscars, y tenía especial curiosidad por conocer a los nominados en la categoría de animación.

A mi parecer, las mejores películas de animación del año han sido Zootrópolis y Kubo y las dos cuerdas mágicas. Dos cintas que son un disfrute para niños y adultos, que tienen un buen guion, que perduran en la memoria. La primera gana en puro entretenimiento, la segunda en su concepción artística.

Pues bien, las películas de animación nominadas a los Oscars este año han sido:

  • Kubo y las dos cuerdas mágicas
  • Moana (Vaiana)
  • La vida de Calabacín
  • La Tortuga Roja
  • Zootrópolis (Zootopia)

Estaba claro que el bombazo en taquilla de Mascotas (Pets) no iba a tener cabida aquí. Igual que otros estrenos infantiles que nos han acompañado en 2016 como Cigüeñas, Canta o Trolls.
Lee el resto de la entrada »

Este viernes se estrena ‘Canta’: mejor que ‘Mascotas’, no tan buena como ‘Zootrópolis’

En mi penúltimo post os contaba las películas de animación que más me han gustado recientemente. Mis favoritas del último año son, sin duda, Kubo y las dos cuerdas mágicas y Zootrópolis (Zootopía). Pues si tuviera que elegir una, sin duda sería esa segunda, que ya he podido comprobar que resiste varios visionados sin perder frescura. Kubo solo la he visto una vez en pantalla grande y, aunque me pareció una absoluta maravilla, sé que no es para todos los niños ni para todas las sensibilidades.

Era inevitable que recordase los animales humanizados de Zootrópolis cuando veía con mis hijos en casa los tráilers de Canta la nueva producción de Illumination Entertainment, responsable de Los Minions y el éxito del verano Mascotas, que llega a los cines este fin de semana. De nuevo estábamos ante animales antropomorfos, habitantes de un mundo paralelo y muy similar al nuestro. Si la cinta de Disney reconvertía las películas de una pareja de policías muy distintos condenados a entenderse, Canta hace lo propio con los talent shows. No me hubiera extrañado encontrar a la conejita Judy entre el público del teatro del koala protagonista.

El pasado sábado tuve la oportunidad de verla con Julia y lo cierto es que la disfrutamos. Es una película muy entretenida, que ya en sus avances prometía estar repleta de personajes carismáticos y canciones (todas en inglés, eso sí, con abundancia de pop de reciente factura) y es algo que cumple.

Y respecto a los personajes, resulta complicado elegir un favorito. El cerdo admirador de Lady Gaga Gunter, la cerdita ama de casa que esconde una estrella, la puercoespín adolescente que va de dura, el gorila que no quiere ser malo, el Koala que alberga sueños que multiplican su tamaño, la lagarta de provecta edad, la elefanta tímida de voz prodigiosa… Todos son muy distintos y todos tienen su encanto.
Lee el resto de la entrada »

¿Es Rogue One una película para ir con niños? ¿A partir de qué edad?

Recuerdo perfectamente el momento en el que las películas clásicas de Star Wars me deslumbraron. No tenía ni diez años, eran los ochenta, y mis padres acababan de comprarse un reproductor VHS. Los viernes tocaba visita casi obligada al único videoclub de la ciudad, que era enorme y que lleva muchísimo tiempo cerrado como podéis imaginar. Allí mis padres elegían una o dos películas mientras yo seleccionaba una infantil. Nuestra primera relación con un sistema de televisión a demanda algo arcaico. La única alternativa era tragarse lo que emitieran en los únicos dos canales que había disponibles. Y, ojo, aquello tenía algo bueno: todas las películas de vaqueros y todos los clásicos que tanto disfruté siendo una cría porque eran lentejas.

La película no está recomendada a menores de 7 años.


Pero me voy del tema. La cosa es que una noche de fin de semana me adentré por vez primera desde el sofá de mi salón y en una pantalla que ahora parecería ridículamente pequeña en las aventuras galácticas de Han Solo, Leia y Luke Skywalker. Siempre pensé en lo mucho que me hubiera gustado verlas de niña en cine, que claro que tiene una magia especial. Por eso he acudido a ver en pantalla grande todas las nuevas entregas, y seguiré haciéndolo pese a que de algunas salí horrorizada. Por eso me gusta llevar a mi hija al cine a verlas.

Este sábado dejamos a Jaime con su abuela, que a él el cine no le interesa, y acudimos con Julia a ver Rogue One. Igual que lo hicimos hace un año para ver el Episodio VII, una película que disfrutó mucho con un personaje femenino que le encantó.

Fuimos confiados en que a sus siete años ha visto mucha película compleja para su edad con éxito y que conoce bien el universo StarWars. Como nosotros debía haber muchos padres, porque abundaban los niños, bastantes disfrazados y algunos más pequeños.
Lee el resto de la entrada »

‘Vaiana’, la Mulan de los mares del sur: sobresaliente en calidad técnica

382483-944-866En casa teníamos muchas ganas de ver las aventuras de Vaiana (también Moana y Oceanía, que la película tiene más nombres que Prince). En los últimos años llevamos una racha de princesas Disney con muchas virtudes: la más reciente, carismática y exitosa Frozen, la deliciosa película de aventuras clásica que es Enredados y La princesa y el sapo, que también tiene su encanto y gana con cada visionado. Incluso es remarcable Brave, ésta última de Pixar, interesante pese a no haber sido el fenómeno de otras.

Elsa, Anna, Rapunzel, Tiana y Mérida. Un testigo difícil de coger para la exótica princesa de los mares del sur. Salva el reto a medias.

Este domingo estuve viéndola con Julia, a la que le gustó pero no fascinó. Y mi hija es público objetivo para la cinta, no sólo por sus siete años, también porque es una niña que huye del rosa y gusta de personajes femeninos peleones.

A mi pregunta de si le había gustado poco, mucho o normal, respondió con un normal. Y no volvió a acordarse de la película en todo el día. Algunos niños más pequeños, de unos cuatro años, se revolvían a nuestro lado inquietos en sus butacas e incluso hubo alguno que lloró en algún momento.

384795-940-450

Lo más destacable de Vaiana, lo que me dejó con la boca abierta, fue su calidad técnica. La melena rizada de la protagonista, el mar en todas sus manifestaciones, la textura de la piel… es tan so recogedor que te preguntas cual será el siguiente paso de la animación generada por ordenador, hasta donde puede llegar.

Lo más decepcionante, las canciones, pese a que hay muchas. De otras películas Disney podías salir tarareando algunos temas, aquí las canciones, salvo por pequeñas pinceladas, se escuchan y resbalan. Están lejos del buen musical que acompaña a las imágenes y emociona, que podrías imaginar perfectamente representado en Broadway. De Vaiana no saldrá un Let it go que todos aprendamos, ni de lejos.

Entre medias una princesita adorable tanto de niña pequeña como de adolescente, unos pocos buenos guiños, personajes bien diseñados, una abuela que es un acierto absoluto y que roba todas las escenas en cualquiera de sus formas, un mensaje que invita a no negarse a uno mismo, unas escenas maravillosas de los antepasados navegantes y un animalito de compañía atípico y por eso interesante.

¿Y la historia? Recuerda mucho a Mulan. No hay ningún interés romántico (algo que comparte también con Mérida y que se agradece). Tenemos una familia con padre, madre y abuela (también es de agradecer que no haya huérfanos, aunque no se resisten a mostrar una muerte), una cultura exótica, nuevas leyendas y tradiciones, un coprotagonista con el que se forma un relación casi de buddy movie, una protagonista que se rebela y adopta un papel que no le está permitido para encontrarse a sí misma y salvar a los suyos y un viaje repleto de aprendizajes. Y, al igual que Elsa tiene una relación especial con la nieve y el hielo, Vaiana la desarrolla con el mar.

¿Merece la pena? Sin duda, es uno de los grandes estrenos infantiles del año. ¿Se convertirá en un fenómeno como otras princesas Disney previas? No lo creo.

¿Es ‘Animales fantásticos y dónde encontrarlos’ una película para ir con niños?

Harry Potter y la piedra filosofal fue, sin la menor duda, una película a la que se podía acudir con niños de la edad que ahora tiene mi hija, siete años. Incluso con niños más pequeños, Julia lleva ya dos años enganchada a las primeras aventuras del joven mago.

Yo la vi en el cine en su momento siendo veinteañera y la disfruté, igual que había disfrutado con anterioridad los libros, pese a ser lecturas infantiles. Las novelas, igual que las primeras películas de la saga, conseguían atraer tanto a niños como a jóvenes adultos. Precisamente aquello conformaba gran parte de la magia que llevó al éxito las creaciones de J.K.Rowling.
20161119_152529
Animales fantásticos y dónde encontrarlos es el nuevo inicio de otra saga basada en el mismo mundo pero anterior en el tiempo y ubicada en Estados Unidos en lugar de en el muy británico Hogwarts y en Londres. Acaba de llegar a los cines y viene recomendada por la Motion Picture Association of America para mayores de trece años, pero también tenía la misma recomendación Harry Potter y el cáliz de fuego y en casa es nuestra película favorita de la saga. Las indicaciones de edad recomendada son fiables solo hasta cierto punto según mi experiencia.

¿Es también una película que disfrutarán y enganchará a niños pequeños?

No lo creo. Ni lo uno ni lo otro. Es una película que entretendrá e incluso emocionará (¡ay ese arranque en pantalla grande del logo de Warner y la banda sonora clásica!) a los que fueron niños con Harry Potter y ahora son adultos, pero a la que acudir con chavales que tengan a partir de diez años. tal vez los trece que esta vez recomienda, con razón, la MPAA.

Julia estaba como loca por ir, pese a la gripe que nos tiene a todos tumbados desde el jueves. Le gustó sin entusiasmarse. No la asustó, pero en momentos se perdió, el arranque se le hizo largo y encontró poco del mundo mágico ideado por Rowling y personajes que no la enamoraron.

La película tiene sus luces y sus sombras. Es un buen entretenimiento pero está lejos del sobresaliente. Si despojas a la película de la morriña de Potter, si la imaginas ajena al mundo de Rowling, los defectos afloran aún más.

Los animales fantásticos están muy bien hechos, pero ceden el protagonismo que merecerían frente a tramas paralelas y no demasiado bien hiladas entre sí. El elenco es magnífico, pero hay demasiados actores en papeles secundarios que no se aprovechan. De hecho, ni siquiera se aprovecha bien a los protagonistas; Newt Scamander no brilla, no tiene el carisma necesario y no hay química con su coprotagonista. La pareja más interesante es la del muggle (nomag para los magos yanquis, perdón), y la ingenua rubia explosiva que sabe leer la mente y no tiene un pelo de tonta. No hay un malvado claro y bien aprovechado y  la presentación del universo mágico estadounidense es atropellada.

Por cierto tiene un par de diálogos que, no sé si por culpa de la traducción, son de lo más vergonzante y despiertan risas a destiempo en la sala. Del nivel “cuanto más te miro, más me crece” que le dice Anakin a Amidala en un supuesto contexto romántico en la ignominiosa Star Wars Episodio II.

A ver cómo evolucionan los personajes y las tramas a lo largo de las próximas cuatro películas, porque el arranque no ha estado mal, pero tampoco bien del todo.

Películas que nos vienen esta Navidad y en 2017 para ir al cine con nuestros niños

Este post lo suelo hacer todos los años el mes de septiembre, en esta ocasión casi lo publico encima de las navidades, una época propicia para los estrenos infantiles potentes. Cosa del frío y las vacaciones escolares supongo.

El retraso ha hecho que ya no tenga mucho sentido hablar de Kubo y las dos cuerdas mágicas, Cigüeñas, Trolls y Ozzy, los estrenos que hemos tenido este otoño y del que yo destaco dos: Trolls, de Dreamworks, por el buen rollo que transmite y que ahora es ahora número 1 en taquilla y Kubo, una absoluta belleza, la mejor de todas ellas, que ha pasado discretamente por nuestros cines.

A continuación os voy a hablar de los próximos estrenos que más me llaman la atención. Algunas son películas que se pueden ver con niños más que películas infantiles, pero es que Julia va creciendo y disfrutando también de esos títulos. De hecho, este viernes iremos a ver la nueva entrega de Harry Potter, Animales fantásticos y dónde encontrarlos.

Hablo solo de Julia. Jaime, aunque le llevamos cuando era bastante más pequeño al cine, lo cierto es que no lo disfruta. No le gusta estar sentado a oscuras, pronto se aburre, protesta y quiere irse. El cine es uno de esos ejemplos en los que tener un hijo con autismo en la familia supone dividirse. No pasa nada. Nos parece lo lógico que Julia no tenga que renunciar a ciertos entretenimientos y que respetemos los deseos de Jaime.

Bueno, vayamos al lío.
Lee el resto de la entrada »

¿No estáis un poco cansados de tantos huérfanos en las películas infantiles?

frozenkingshd

Tras la publicación el viernes pasado de un artículo de mi compañero Isra Álvarez sobre la diversidad racial en las princesas Disney, heredero del próximo estreno de Moana (Vaiana en el resto del mundo), nació en redes sociales una conversación con @Zurine_UG sobre los padres de las princesas, que con pocas excepciones están criando malvas. Y la cosa es especialmente sangrante respecto a las madres.

No deja de ser curioso teniendo en cuenta que a los niños lo que mayor estabilidad les proporciona es saber que sus padres estarán siempre ahí, a su lado. Lo que más les angustia es imaginar que les pasa algo malo y se ven solos.

Para poner una madre así, casi mejor no poner ninguna.

Princesas con madres entre las clásicas solo tenemos a Aurora. Una madre que es un cero a la izquierda, un florero que entrega a su bebé a tres hadas madrinas y lo recupera ya para que se case con el príncipe. Y entre las más recientes solo están Rapunzel, que también crece lejos de sus padres como Aurora pero al final los recupera, y Mérida. La princesa pelirroja, la más atípica de Disney (ya, ya sé que en realidad es Pixar), parece querer resarcirse de la masacre maternal previa de todas las otras princesas Disney y coloca a la reina como coprotagonista y a la relación madre-hija como hilo conductor. Es una película que se considera menor dentro de Pixar, pero que según pasa el tiempo creo que va haciendo vale sus virtudes.

Fijaos en la cantidad de princesas con padre pero huérfanas de madre: Jasmine (Aladdin), Ariel (La Sirenita), Bella (La bella y la bestia), en Blancanieves y Cenicienta los padres también sobreviven a las madres el tiempo justo para liarla casándose con los peores bichos que encontraron.

Completamente huérfanas están Elsa y Anna (Frozen), que pierden a sus padres a la vez. Tiana es una rara avis que es huérfana, pero de padre.

Y en las películas que no tienen princesas por medio, lo de la horfandad también abunda: el caso de Bambi es mítico, pero también están ahí Tod y Toby, Dumbo, Mogli (El libro de la Selva), Simba (el Rey León), Tarzán, Nemo

Lo de tener abuelos o tíos que se ocupen de los huérfanos, ni planteárselo claro. Solo en Big Hero 6 recuerdo a una tía haciéndose cargo de sus sobrino huérfanos de nuevo. Y Mulán, princesa no era, pero tenía padres e incluso abuela (gracias por el apunte Ana). La estructura familiar de los protagonistas de películas infantiles es entre escasa e inexistente.

“Dickens ha hecho mucho daño”, bromeábamos, pero es verdad que va siendo siglo de que los guionistas sean algo más originales si quieren dotar de complejidad a sus protagonistas y el pasado que arrastran. Los huerfanitos que nos dan lástima, igual que las malvadas madrastras y los colofones románticos al uso, están ya demasiado gastados.

Tal vez se estén dando cuenta. Las películas Disney/Pixar que más nos han gustado últimamente son Zootrópolis (Zootopia) e Inside Out, cuya niña tiene unos padres estupendos. En ninguna de ellas hay nada de todos esos recursos manoseados.

Veremos que nos trae Moana.

‘Trolls’, la última película de animación de Dreamworks es todo color, música, buen rollo (y Justin Timberlake)

La semana pasada pude ver con Julia el nuevo estreno infantil de Dreamworks, una película dirigida por Walt Dohrn y Mike Mitchell rebosante de color, música, baile y buen rollo en general que este viernes llega a los cines.


Está inspirada en los muñecos creados en los años cincuenta en Dinamarca por Thomas Dam, que llegaron a nuestro país en los ochenta y noventa y que a mí, particularmente, me parecieron siempre más feos que el demonio. ¿Los recordáis?

Unos muñecos que, rediseñados para que resulten más monos, ya están presentes en los pasillos de las tiendas de juguetes y en los catálogos de Reyes (sí, ya empieza a haberlos, para que los niños ya vayan pensando qué se piden y para los adultos que quieren llenar las alforjas con tiempo).

En la película los trolls son pequeñas criaturas a las que sólo les preocupa cantar, bailar, darse abrazos cada hora y, en menor medida, hacer cupcakes y scrapbooks. Todo muy cuco e ideal. Pueden manejar su pelo a voluntad, que ya quisiera Rapunzel, y algunos tienen superpoderes como tirarse pedos de purpurina (sí, tal cual). Todo muy mono e ideal si no fuera porque hay unas criaturas enormes y desdichadas llamadas Bergens (nombre a medio camino entre la ciudad noruega y el apellido de uno de sus guionistas, Berger),  que descubren que comer un troll les proporciona un intenso fogonazo de felicidad.

Lee el resto de la entrada »