BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Entradas etiquetadas como ‘blogs’

No es que no quiera jugar contigo, no es que no quiera ser tu amigo, es que tiene autismo

(Jorge París)

(Jorge París)

Sonia es madre, maestra y psicopedagoga, da charlas formativas en escuelas de padres y otras asociaciones educativas. Y corre, ¡vaya si corre!. No como yo que me limito a calzarme las zapatillas un par de días por semana mientras Julia está en la escuela de atletismo (y que algún día hago pellas, ejem). Sonia tiene además un blog fantástico llamado Equilibrium y que os quiero recomendar. No dejéis de leer su decálogo sobre cómo entiende la maternidad, no dejéis de leer cualquiera de sus posts.

Pero hoy vengo a hablar de otro de sus contenidos, que está relacionado con el autismo, porque como ella misma me dijo: “Tengo el privilegio de trabajar con niños fascinantes”.

En el post Un mundo fascinante en el que explicaba a su hijo porqué un niño con autismo no había querido jugar con él, casi ni mirarle. Así empiezan todos sus posts, escuchando a sus hijos, contestando y reflexionando:

Lee el resto de la entrada »

Tigriteando (y por tanto la crianza respetuosa) consigue dos galardones en los #Premios20Blogs

Eso que muchos llaman la blogosfera maternal, un universo de blogs variopintos hasta el extremo pero con la crianza o la maternidad como eje, goza de excelente salud. Ayer pude disfrutar de la fiesta de la novena edición de los Premios 20Blogs y quedó claro, viendo a los ganadores, que goza de una excelente salud.

En esta última edición hay tres blogs que han tenido dos premios. Uno es La huertina de Toni (Medio ambiente y Blogs más votado), otro es Una de cada mil (Salud y vida sana y también premio principal). Ambos muy recomendables y con unos fantásticos autores detrás.

El tercero ha sido Tigriteando (categoría Blogosfera y premio especial Madresfera), un sitio fantástico comandado por Bei, madre de Abril y Emma, que rebosa respeto por los niños, amor por los libros y que ahonda en el método montessori.


¿Qué no sabéis lo que es el método Montessori?
¿Habéis oído el término pero no tenéis claro lo que implica? ¿Ni siquiera lo habéis escuchado nunca?

Esa delicia de blog que es Tigriteando, a la que quiero felicitar especialmente por las dos estatuillas que se ha llevado merecidamente a casa, lo explica divinamente en este post: 10 dudas frecuentes sobre el método Montessori, un sistema con el que yo no comulgo por completo, os confieso, pero que me parece imprescindible conocer, que tiene mucho bueno sobre lo que reflexionar y aplicar y que me encanta lo respetuoso que es con los niños.

Ya podéis ir a leer el blog de Bei, que ya otro día hablaremos más despacio de Montessori.

Y, ya puestos, podéis echar un vistazo a los blogs finalistas y ganadores, veréis más blogs de temática maternal y seguro que descubriréis muchas lecturas interesantes. No dejéis pasar la oportunidad de descubrir joyas de la blogosfera, ese para mí es el verdadero sentido de estos premios.

Felicidades a todos los premiados.

¡Nos leemos!

Teresa Olivares, Cofundadora y Directora de Marketing y Ventas de TUTETE, y Mónica de la Fuente, fundadora de Madresfera, entregan uno de los premios al blog Tigriteando.  (JORGE PARÍS)

Teresa Olivares, Cofundadora y Directora de Marketing y Ventas de TUTETE, y Mónica de la Fuente, fundadora de Madresfera, entregan uno de los premios al blog Tigriteando.
(JORGE PARÍS)


‘Matrona online’ y ‘El parto es nuestro’, la blogosfera maternal presente en los Premios 20Blogs

matrona Ayer estuve en la octava gala de los Premios 20Blogs, en la que 20minutos premió a 20+2 blogs de los casi 7.000 participantes en los premios. Os hablo de eso porque uno de los finalistas (categoría Salud y vida sana, en la que ha ganado el muy recomendable blog sobre Alzheimer Serendipity Psicho) es un blog que merece la pena recorrer y que entra dentro de la temática de la blogosfera maternal, de hecho forma parte de Madresfera, ese rincón online repleto de blogs interesantes relacionados con nuestros peques.

Se trata de Matrona online, “un blog sobre todo lo relacionado con la salud sexual y reproductiva de la mujer en todas sus etapas, así como del cuidado del recién nacido y su crianza”. Es un blog muy informativo sobre embarazo, parto y puerperio que además admite consultas y propuestas de temas desde correomatronaonline@gmail.com. Os recomiendo todos sus posts. El último trata del sesgo de confirmación, un concepto que merece la pena conocer.

Enhorabuena matrona, por ese merecido puesto en la final.parto

Y en esa categoría el blog que obtuvo más votos, aunque luego no fuera seleccionado com finalista por el jurado, es El parto es nuestro: “actualidad de la atención al parto y nacimiento en España y en el mundo. Información, opinión, crítica, todo sobre la maternidad, el embarazo, parto y lactancia. El blog de la asociación sin ánimo de lucro El Parto es Nuestro es un gran proyecto en común, de todo el colectivo de socias y socios ubicados por España, el resto de Europa y Sudamérica, coordinado por un equipo de 3 socias. Un gran voluntariado, con más de 250.000 visitas mensuales”.

Y me consta que hay muchos más blogs por ahí, en nuestros premios, vinculados a la maternidad/paternidad. Todo es descubrirlos.

Por cierto, que si tenéis un blog, os animo a participar el próximo año.

Cómo y cuándo hablar de sexo con los niños (y las extrañas políticas de Facebook)

gtres_a00607911_2581Hoy os traigo un post que ha escrito Mamá también sabe, uno de los blogs de maternidad que consulto y más me gustan. Ya sabéis que me gusta recomendar de vez en cuando otros blogs de madres y padres recientes. Abundan en la blogosfera y muchos son realmente buenos.

Podría haber elegido muchos otros días y muchos otros posts de Mamá tambien sabe, pero he decidido (con petición de permiso previa), recoger uno que ha escrito sobre cómo y cuándo hablar de sexo con los niños por dos motivos. El primero es que es un buen post y merece difusión. El segundo es mi perplejidad (no soy la única, la primera ojiplática es la autora) tras recibir una petición de Facebook de retirarlo de su página por tener contenido sexual explícito.

Puede ser que los filtros de Facebook sean tan delicados cuando reconocen en el texto los conceptos sexo y niños juntos que se hayan columpiado en este caso. Podría ser también que alguien con muy poco criterio se haya quejado. Me da igual. Debería haber un ser humano que lo revisara, sobre todo cuando, como es este caso, la autora les ha escrito justificando que el post tiene toda la razón del mundo de ser.

Se cubre de gloria esa red social con sus políticas de contenidos. Aún sigue censurando imágenes de madres lactando y se niega a retirar imágenes claramente execrables. La última página que me enteré que mantenían pese a las quejas era una de peleas de perros en la que se veía a los animales destrozándose. Eso sí que es pornografía.

El cómo, yo diría por mi experiencia que con la mayor naturalidad posible y el cuándo, pues en el momento en que veamos que comienzan a inquietarse con el tema. Tan pronto y como se inicie lo mejor es ir abordando el tema para evitar que los pequeños se busquen respuestas a su modo, y vayan haciendo una “interpretación deformada y malformada” de su propia sexualidad.

Los pequeños comienzan a ser conscientes de su propia sexualidad a partir de los 4 años más o menos, que es cuando comienzan a identificar ciertas diferencias entre niños y niñas; es muy normal que también se inicie un proceso de exploración física para encontrar “mas diferencias” de las exteriores y visibles, y no deberíamos alertarnos ni alterarnos con ello. Es un proceso normal y, estoy convencida que el tono de “morbosidad” lo damos los adultos del modo en como reaccionamos ante esta situación meramente explorativa. Pregunten a sus pediatras y a cualquier sicólogo, la masturbación a esta edad, no tiene ninguna otra connotación, así que no hay motivos para que, nosotros como padres o madres, se la demos!.

En nuestro caso, cuando ElMayor (2004) pasó por esa etapa de autoexploración y demás, no le hicimos espavientos ni nada por el estilo, y le explicamos con gran naturalidad que los niños tienen pene o colita y las niñas vagina, y que por eso mamá hace la pis sentada y los niños de pie… el tema quedó superado en muy poco tiempo, a diferencia de algunos de sus amiguitos a los que se les convirtió en una obsesión que años después sigue estando presente y que ha conllevado a que ya con 9 años, se refieran a sus genitales y los de las niñas con un sentido más morboso y en ocasiones con asco y repulsión.

Veo que acá en España, este sigue siendo un tema tabú. En Colombia, en mi colegio, ya desde los 7 años comenzábamos a tener charlas sobre la educación sexual, entendiéndola como una parte más del proceso educativo. (A mi modo de ver, fundamental para una educación en igualdad que evita comportamientos denigrantes y permite una mejor aceptación de la propia sexualidad)

ElMayor desde hace poco más de un año ha comenzado con mas preguntas “incómodas”, y a medida que las ha ido haciendo, se las hemos ido respondiendo, adaptando siempre el discurso a su edad, como ya he dicho antes. Ya hemos pasado de preguntas sobre tamaños, formas y diferencias a preguntas sobre “funcionalidad”….

Y todo comenzó por el uso cada vez más difuso de “la palabra con la F” como dice mi niño. – Mamá, están todos con la palabrota con la “F”…por todo!. Resulta que si sacamos la punta al lápiz, es que estamos f***ando… Hasta que le pregunté si él sabía qué era eso de “Follar.” (por cierto, es que es una palabra que no me gusta nada, me suena tan feo… que denigra un acto que debería ser hermoso y placentero, como en Fuck en inglés). Y … su repuesta fue simple y directa: – Pues cuando le metes el pene a una niña por el hueco de abajo, por donde salen los bebés!. O_o…

Sí… así de claro como el agua. No mostramos ningún tipo de sorpresa, aunque por dentro si que me estaba temblando todo. Así que tuvimos una pequeña charla… sobre el amor, el respeto, y la edad para este tipo de actos. Intenté ser muy concisa para no aburrirle, así que recordé un libro que le había comprado en nuestro último viaje a Colombia, y supe que era el momento de comenzar a leerlo juntos…

No es un libro de educación sexual, sino un libro de educación emocional, que abarca todo el proceso de aceptación de los cambios en el desarrollo físico y emocional que se van dando a partir de la pre-adolescencia y la adolescencia. Ya les contaré en otro post.

Está siendo una lectura ocasional, y poco a poco vamos abordando temas mas profundos, ya vamos por el tercer capitulo en donde explican de forma directa y sencilla la funcionalidad de los órganos reproductores, y el acto sexual en sí. Y mi niño me dice anoche… -“Mami, no entiendo por qué a mis amigos les parece chistoso todo esto de hacer el amor? si es una cosa de mayores…” O_o….

Creo que de nosotros depende que las nuevas generaciones vivan una sexualidad plena, responsable y respetuosa, que fomente igualdad y equilibrio emocional… puede ser difícil de abordar, sobre todo, porque todos y cada uno de nosotros tiene su propia historia, su propia mochila emocional y sus propios tabúes… que son muy difíciles de cambiar.

Apoyar una educación sexual permanente y temprana es apostar por la igualdad, el respeto y el equilibrio emocional.

La princesa de las alas rosas, ganador al mejor blog solidario: “la sociedad debe dejar de asociar autismo con tristeza y aislamiento”

Ayer noche (hoy hace unas horas, depende de cómo se mire), celebramos la sexta edición de los Premios 20Blogs que organiza cada año 20minutos.es. Siempre es un evento muy especial, pero este año lo ha sido para mí un poco más.

En primer lugar porque el premio al mejor blog solidario de este año ha sido para La princesa de las alas rosas. Y esa princesa no es otra que Natalia, una preciosa niña con autismo. La autora del blog es Cristina, su madre.

Cristina no pudo venir a la fiesta a recoger el premio, así que ayer acudí yo en su lugar para recibir de manos de Jorge Lorenzo la preciosa estatuilla diseñada por Eneko y el diploma acreditativo del premio. Me hubiera encantado subir por segunda vez para recoger el premio del jurado al mejor blog de entre todos los premiados en las 20 categorías, pero no pudo ser y también me alegro por Mati y sus mateaventuras, el ganador global.

No hubo discurso de recepción de premios, pero si Cristina hubiera podido estar en los premios y hacerlo, ésto es lo que le hubiera gustado decir:

Somos muchas las familias que luchamos por terminar con los mitos que rodean el autismo. Uno de los objetivos de nuestra lucha es que la sociedad deje de asociar autismo con tristeza, aislamiento y pena. Los niños con autismo también son felices, disfrutan de las mismas cosas que todos los niños y que les encanta reir, bailar, jugar… solo que a ellos, por la falta de información que hay sobre el trastorno en la sociedad se les pone muchas barreras sociales y, desgraciadamente también, administrativas. Por eso las familias cada día debemos luchar por defender sus derechos y necesitamos la colaboración de toda la sociedad. En definitiva, luchamos por un futuro en el que las personas con autismo tengan las mismas oportunidades que todos.

Por último, aquí os dejo la explicación que ella da al nombre de su blog:

Cerca de la Luna hay una estrella preciosa en la que habitan miles de princesas, todas mágicas, muy lindas, buenas y divertidas. Unas rubias, otras morenas, delgadasy rellenitas, altas y bajas. Pero todas tienen las alas blancas, todas menos una, la más bonita, la más dulce, la de los sueños y el corazón más tierno: LA PRINCESA DE LAS ALAS ROSAS.

Así empezaba el cuento que inventé un día para Natalia antes de saber su diagnóstico, sin saber que ella se convertiría en esa princesa a la que dí vida en mi imaginación para contarle un cuento una noche de verano.

Adoptar en el Cuerno de África

Comparto espacio en 20minutos.es con muchos blogs, uno de mis preferidos es El blog solidario. Lo escriben diferentes ongs, es un blog con muchas voces, todas interesantes. Si no lo tenéis fichado, hacedlo.

Últimamente los posts que publican están protagonizados por Médicos sin Fronteras y por el Cuerno de África. Ese lugar remoto que nos está trayendo historias e imágenes que (al menos a mí) me encogen las tripas y me saltan las lágrimas.

Recuerdo mi parto, los días que siguieron, las atenciones que recibí y leo:

algunas de ellas llegan al parto tan desnutridas, tan debilitadas, que no tienen fuerza muscular suficiente como para empujar. Un parto natural requiere contracciones musculares, y si estas no se producen, el parto se complica y las hemorragias son frecuentes, así que tenemos que practicarles transfusiones. En cuanto a los bebés, si es que sobreviven al parto, nacen por debajo de su peso, extremadamente debilitados, y deben quedarse ingresados.

Recuerdo a mis hijos, que tienen todo lo que necesitan y aún mucho más y después leo:

Amina, una madre de 5 hijos, nos dijo que tuvo que abandonar a dos de ellos por el camino porque ya no podían acarrearlos consigo; su marido se quedó atrás para cuidarlos y ya no ha vuelto a saber de ellos. Ahora uno de sus niños se debate entre la vida y la muerte en nuestro centro terapéutico nutricional y ella se pregunta qué hacer para comer, para dormir, para cobijarse, para curarse, para sobrevivir.

Es todo tan injusto. La sensación de impotencia es terrible. Como leí en twitter, cada muerte de hambre en este mundo nuestro se puede considerar asesinato.

Y entiendo perfectamente que en estos momentos muchos se sientan conmovidos y se muevan para intentar adoptar o acoger temporalmente a uno o dos de estos niños, para darles todo lo que necesitan y aún más.

Pero no es posible.

Leo en en el blog nuestra adopción, un embarazo diferente este post, sacado de la web del gobierno de España.

En la actualidad no es posible adoptar en Somalia, ni es recomendable viajar al país, según la información actualizada a Junio de 2011 que se puede leer en la web del Gobierno de España.

Las imágenes en televisión han causado el mismo impacto que cuando hubo el terremoto en Haití. De repente a todo el mundo le entraron ganas de traerse a un pobre niño haitiano para España.

Se olvidaban de que esos niños, muchos tenían que encontrar a sus padres o algún familiar vivo. A veces las buenas intenciones se olvidan de las trabas burocráticas y legales de los países.

Ahora que no aparecen tanto en tv, la gente se ha olvidado de que sigue habiendo mucha miseria y hambre en Haití, y que de alimento diario muchas personas y niños sólo tienen unas galletas de barro.

En Etiopía es posible la adopción a través de una Entidad de Colaboración para la Adopción Internacional, o (ecai). Los tiempos de espera varian según la comunidad autónoma, la ecai elegida, la edad deseada del menor y su condición personal, pero son de 1 a 4 años de espera.

En Eritrea no existen casos de adopción por parte de Españoles, sólo algunas familias norteamericanas han podido adoptar en todo el 2010 a 4 menores. Para adoptar en Eritrea, las familias extranjeras, deben residir en el país al menos los seis meses anteriores a la adopción.

En Kenia, se puede adoptar a través de ECAI, y también se debe residir en el país antes de la adopción, unos 8 meses.

En Sudán, en estos momentos el ejército de Al Bashir está bombardeando a mujeres y a niños en las montañas de Nuba, mientras sus milicias van de puerta en puerta degollando a familias enteras.

En Djibouti la solidaridad familiar es muy fuerte y un niño que tiene vínculos familiares en el país no puede darse en adopción.

En Uganda hay muy pocos países que tengan autorización para trabajar. Las estancia en el país es de unos 3 años antes de completar el proceso de adopíón.

Si has decidido adoptar y no sabes que hacer, lo primero…

Acudir a los servicios de protección de menores de las CC.AA. que son los responsables de determinar la idoneidad de los adoptantes. Una vez determinada la idoneidad, existen dos posibles vías de tramitación de expedientes en los países de origen:

Por Entidades Colaboradoras de Adopción Internacional (ECAIs), acreditadas por las distintas Comunidades Autónomas y autorizadas por los países de origen.
Por Vía Pública, a través del Ministerio de Educación, Política Social y Deporte, que gestiona los expedientes procedentes de las Comunidades Autónomas.

Tienes mucha información de ECAIS en la sección Adopción en otros países además de trámites en la sección Webs interesantes, en la derecha de este Blog.

Lo leo y lo entiendo, pero yo que he acogido temporalmente animales abandonados, cachorros enfermos, hasta que han encontrado un buen hogar, me pregunto si no sería posible movilizar las adopciones en los casos en los que esté claro que esos niños no tienen a nadie, promover acogidas temporales, fletar algunos aviones al primer mundo y atender a esos niños en nuestros hospitales, acoger también a esas madres que entiendo que no quieran verse separadas de sus hijos y que también precisan ayuda con urgencia.

Seguro que me estoy poniendo ingenua y utópica y hay muchos buenos motivos para hacerlo más allá de la intendencia, las políticas migratorias idiotas y la falta de recursos. Tengo que preguntárselo a mis colegas de MSF.

Por cierto, que hoy se celebra por quinto año el Día del Cooperante “con el objetivo de reconocer la labor y el esfuerzo personal de centenares de españoles que trabajan en países en vías de desarrollo y para sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de esta actividad para lograr un mundo más justo”.

Papá conejo, mamá piojo

Tengo muy buenas noticias para una madre reciente: la autora de Papá conejo, mamá piojo ha sido la ganadora del I Premio Madres Blogueras y Felices y se va a llevar nada menos que un viaje a Eurodisney para cuatro personas con todos los gastos pagados.

Por la parte que me toca, como jurado que votó por tu blog, enhorabuena Claudia. Y si te apetece aquí tienes unos consejillos de cuando mi familia y yo estuvimos en Eurodisney.

Por otra parte Mi vida con hijos se lleva un lote de productos Suavinex.

Os dejo aquí con el último post del blog ganador Madres y madrecitas, que además lleva (en compañía) Entre mamás, una red online también muy recomendable de apoyo y acompañamiento en la lactancia, la crianza y la maternidad.

Antes de que se acabe el mes de las madres, quiero rendirles tributo.

Porque el día de las madres debería ser todos los días. Porque nunca como ahora estamos las mujeres tan obligadas por las circunstancias a ejercer de madres, de amigas, de trabajadoras, de mujeres…. Y no despeinarnos en el camino.

Porque no se reconocen los oficios domésticos; no se les da ningún valor al trabajo no remunerado, a las noches sin dormir, a la tarde de parque, a la organización al extremo que nos permite ir y venir, cocinar, leer cuentos, trabajar dentro y fuera de casa y que nos sobren minutos para hablar con alguien por teléfono. No se valora la creatividad de las madres para llegar a fin de mes con sueldos esmirriados. No se aprecian las sonrisas (aunque la procesión vaya por dentro) y el poder hacer cuatro cosas al mismo tiempo. No se tiene en cuenta nuestra capacidad de trabajo bajo presión.

Nos han tomado el pelo. Nos han contado que la liberación de la mujer empezaba por el poder salir a trabajar y resulta que yo conozco a muchas mujeres que, por lo menos durante los primeros meses de sus hijos, desearían poder quedarse en casa y cuidar de sus retoños; y cuidarse ellas mismas. Liberarse de los trabajos que las hacen mujeres liberadas.

Nos han vendido que ser súper mujer y súper mamá es compatible; que no hay que renunciar a nada, que no hay límites. Que podemos llegar a todo, que podemos hacerlo todo y que la que no lo consiga es una fracasada.

Nos han engañado. Porque para ser una gran ejecutiva, otra mujer tiene que ocupar nuestro lugar: la nana, la abuela, la tía. Y parece ser que si quieres ejercer tu maternidad al 100% no tienes nunca más el derecho de pensar ni de mostrar inteligencia. Qué lejos queda todavía la conciliación familiar y qué lejos está poder elegir lo que de verdad queremos hacer (trabajar – criar) sin culpabilidad y sin ser juzgadas por ello.

Mucha gente me pregunta cómo hago para realizar todas las tareas que me impongo a mí misma. Mis activismos, mis blogs, mis grupos de madres, mi profesión, mi maternidad… no hay secretos. No duermo. O duermo poco y mal.

Pero además, tengo que agradecer desde aquí a una persona que comparte mi tiempo, que se ocupa de Piojilla como una verdadera madrecita. Que la recoge cuando yo no puedo hacerlo, que está pendiente, que ama y se entrega como si fuera su responsabilidad. Una persona a la que tengo que agradecer todo lo que hace a diario y pedir disculpas por el tiempo que le quito, por su paciencia y por dejarme las cosas claras.

Yo también me desbordo. Yo también grito. Y a veces ella me da esas lecciones que tanta falta me hacen. El otro día, cansada y necesitada de un espacio “para mí”, intenté quitarme a mis hijas de encima: “¡¡basta ya, cuándo voy a poder estar sola un momento??” Y entonces ella, serena y segura me contesta: Nunca. Somos para siempre.

Lo sé. Pero necesito recordarlo y asumir que esto es ser madre. Estar siempre al límite; no esperar reconocimiento alguno.

Por eso desde aquí, quiero abrazar a mi hija mayor. Mi adolescente. Que ya es mejor madre que yo sin serlo y que en el futuro tendrá las cosas más claras de lo que las tuve yo. Te quiero hija. Gracias de todo corazón.

Y este verano “operación pañal” por partida doble

La “operación pañal” (prescindir de él se entiende) tiene normalmente dos partes: pañal diurno y pañal nocturno. Y poco tienen que ver la una con la otra salvo el hecho de que hay que respetar que se trata de un proceso fisiológico natural del niño, que hay que respetar sus tiempos y nunca jamás ridiculizarle por los accidentes o supuestos retrasos.

Con Jaime la operación pañal va a tener tres partes.

  1. La primera fue hace un año. Eliminamos el pañal diurno con más rapidez y éxito del que yo creía. Tenía tres años largos y claramente ya estaba preparado. Comprendió muy pronto que debía esperar a que le llevásemos al servicio y ha pasado casi un año sin apenas accidentes.
  2. La segunda a la que nos enfrentamos ahora viene de usa costumbre que me da a mí que es muy poco frecuente. Jaime hasta hace muy poco se hacía la caca dormido. Sí. Habéis oído bien. Completamente dormido y casi siempre de noche. Nosotros entrábamos antes de acostarnos a comprobar si  había que limpiarle y ni siquiera se despertaba en el proceso de cambio de pañal. En cualquier caso por lo que he hablado con otros padres de niños con autismo es bastante frecuente que la caca suponga especial problema.
  3. La tercera será la retirada de pañal nocturno. Tiene cuatro años y ya hay días que se levanta con el pañal seco, pero hasta que eso se repita con frecuencia aún no nos lo planteamos.

La cosa es que este verano nos tocan dos “operaciones pañal”.

En una ya estamos. Jaime ha dejado de hacer caca en sueños. Parece que comienza a ser consciente de ese proceso fisiológico. El problema es que se estaba aguantando tanto que se estreñía e incluso hacía sangre. Llevamos una semana ya sentándole un rato en el reductor tras las comidas. El segundo día tras la cena si no ha hecho caca de manera natural le introducimos un supositorio de glicerina para niños para ayudarle. Cada vez es más rápido y fácil. Me da la impresión de que es cuestión de relativamente poco tiempo que pille el concepto igual que pasó con el pis. Ya os contaré. Deseadnos suerte.

Y la otra “operación pañal” es la de su hermana. Julia tendrá dos años y tres o cuatro meses cuando venga el calor del verano y nos planteemos retirarle el pañal de día. Ya estamos sentándola a ratos en el orinal y algún que otro pis ha hecho. Ya os contaré también…

———-

Cambiando de tercio: ya han publicado en el club de las madres felices el post con las cinco finalistas del I Premio Madres Blogueras y Felices.

Los cinco blogs más votados han sido:

El 2 de junio publicarán el nombre de la bloguera ganadora que se lleva el viaje a Disneyland París y el de la bloguera galardonada con el accésit y un lote de productos.

Los blogs como motor de ilusión, como instrumento de terapia

Hace unos días gracias a una amiga llegué a este artículo de finanzas.com: Padres coraje 2.0 «Quiero que este blog sea un motor de ilusión»

Un día recibieron la noticia de que su hijo tenía cáncer, como guzmán, o autismo, como Erik, o síndrome de down, como Anna. Pero, lejos de rendirse, decidieron luchar y plasmar sus esperanzas en un blog. Con el tiempo, sus experiencias han aglutinado tantos seguidores que se han convertido en auténticas brújulas vitales de la red y en la mejor medicina para otros padres que atraviesan la misma situación

Cuando nos dieron el diagnóstico de Jaime o, dicho de otra manera, cuando nos confirmaron lo que ya sabíamos, una de las primeras cosas que hice fue crear un blog.

En mi caso no era un blog público. Era un blog que no indexaba en buscadores y cuya dirección facilité a muy poquitas personas.

No era un blog en el que desahogarme o despotricar sobre mi mala suerte, sino un sitio en el que me obligaba a mí misma a ver de manera positiva la lucha en la que nos encontrábamos inmersos.

Casi todos los días entraba allí y procuraba escribir unas líneas con las pequeñas mejoras, los destellos de esperanza que ese día habíamos cosechado.

Antes de dormir, con mi hijo dormido en su cama y mi hija poco más que recién nacida también dormida en mi pecho, hacía balance del día y me quedaba sólo con lo bueno.

Y funcionaba. Ser optimista, ver el vaso medio lleno, afrontar lo que te venga con ilusión de disfrutarlo (si es bueno) y ser capaz de afrontarlo (si no lo es), es una predisposición personal pero también algo que hay que trabajar, como un músculo más. En determinadas ocasiones hay que echarle mucha fuerza de voluntad.

Pasado un tiempo hubo una persona, madre de un niño ya mayor con autismo, terapeuta y muy implicada, a la que le pasé la dirección del blog creyó que los había comenzado por recomendación de algún experto.

No era así. Salió de mí. Escribir siempre me ha sido un buen medio de centrar el tiro.

Ese blog lleva más de un año abandonado. Ya no es necesario. Ya hemos asumido y normalizado la situación. Ha cumplido su función terapéutica.

Volviendo al artículo: estoy completamente de acuerdo en la labor terapéutica que puede tener escribir un blog, ya sea público o privado. Y es cierto que abundan por lnternet blogs maravillosos de padres y madres que se enfrentan con dificultades especiales. Blogs que les ayudan mucho a ellos y en algunos casos aún más a muchos otros

Os invito a planteároslo si sentís la necesidad. Escribir puede ser una terapia maravillosa, aunque nadie más que tú vaya a leerlo.

El mamaísmo y los diez mamandamientos

Hace mucho que no os recomiendo un blog relacionado con la maternidad. Hoy he decidido hacerlo a raiz de su divertido último post: Los diez mamandamientos. Y es que no sé vosotroas, pero yo también soy mamaísta.

Hablo de Lolou y Cía, el blog de una mamá primeriza sin pelos en la lengua.

Metedlo en vuestros favoritos, feeds, marcadores o lo que sea que useis, que de verdad merece la pena.

Cuando era pequeña, los domingos eran domingos de verdad. De los de antes. Vestido de los domingos, misa de doce, paga de 25 pesetas para comprarme tienda y media de chuches y dibujos animados después del Telediario. Tengo muy buenos recuerdos de esos años. Pero tanta eucaristía me dejó dos traumas:

Primer: soy capaz de recitarte la misa entera, de cabo a rabo, de carrerilla. Y no sólo los aleluyas y las réplicas de los fieles, que sería lo normal. No. También el discurso del cura. Entero.

Segun: cuando en 3° de B.U.P la profe de filosofía me descubrió los presocráticos me volví atea.

Y así sigo. Atea perdida.

Desde que dí a luz (benditos eufemismos, que nos garantizan la supervivencia de la especie) la cosa ha cambiado. Ahora soy mamaísta. Y no una mamaísta cualquiera, no. Una fanática. Una mamísta convencida, hasta las trancas. ¿Y eso del mamáeso qué es lo que es? Te preguntarás tú, ansiosa de saber todo lo que me pasa. Yo te lo explico, alma en pena, no agobiarse. Dícese de la que sigue a pies juntillas, sin quejarse ni rechistar, la religión (aunque yo lo llamaría secta) del Mamaísmo. Ser madre, vamos.

Como buena religión-secta que se precie, el Mamaísmo tiene su Dios (tu hijo o hijos), sus iconos (todos los cachibaches, fotos y demás chismes que te recuerdan a tu churumbel), sus pecadillos (¿preferir un billete sólo de ida a la Conchinchina a pasar la tarde en el arenero del parque te sirve como ejemplo?) y su credo.

El credo del Mamaísmo me chifla. Lo repito todas las mañanas (en voz alta y cantarina, como hacía con el Padre Nuestro Que Estas en los Cielos en las clases de Religión de Don Marcelino) y así me matraca bien las neuronas para que después, durante el día, no me vuelva oveja descarríada ni malamadre, que para el Mamáismo las dos cosas vienen a ser lo mismo.

El Mamaísmo se basa, pues, en 10 (¿diez?) mamandamientos. A respetar, venerar e idolatrar en cualquier, repito, cualquier circunstancia. A saber:

1. Amarás a tu niño sobre todas las cosas.
2. No tomarás el nombre de tu hijo en vano.
3. Santificarás las siestas.
4. Honrarás a Pampers y a Jané.
5. No pegarás.
6. No cometerás compras impulsivas de juguetes.
7. No olvidarás tu parto.
8. No dirás tacos ni mentiras.
9. No consentirás pensamientos ni sentimientos de culpa.
10. No codiciarás los petisuis ajenos.

Y ahora, hermanas, mamaístas todas, podeis ir en paz.

Post post (parecido a post data): recordad los padres y madres con blog que andáis por ahí sueltos que aún está abierto el plazo para presentarse al concurso para madres y padres con blog, con excursión a Eurodisney de premio.