BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Archivo de la categoría ‘chismes’

Juguetes diferentes para niños (no solo) con discapacidad

Jaime tiene diez años y sigue sin entender la magia de los Reyes Magos, esa que disfrutamos con frecuencia más los padres que los niños. Pero eso es lo de menos, se trata de un par de días al año en el que contrasta su asunción de que es un día como cualquier otro comparado con la ilusión de su hermana o sus primas. A él ni siquiera le gusta abrir los paquetes a su nombre.

Lo de más es que se trata de un niño con muy pocos intereses, algo habitual cuando se tiene autismo. Los juguetes no llaman su atención, le gustan los juegos motores con nosotros, la música, columpiarse, la piscina… Poco más. Y tener pocos intereses dificulta el aprendizaje. Como le gusta tener cosas en las manos con forma alargada, las serpientes de goma son habituales en su carta a los Reyes. También tambores y bongos. Lo demás son pijamas, zapatos… Cosas útiles. Sobre todo los primeros años intentamos distintos juguetes que creíamos que le encajarían sin éxito, recorríamos las jugueterías de los pasillos rosas, de las zonas de puzzles y muñecos de acción, con poco rédito.

Lo de que los juguetes no llamen la atención y en Reyes le regalen un abrigo o un albornoz para ir con el cole a la piscina y se quede tan contento (es decir, igual que estaba) puede parecer un chollo para muchos padres agobiados por él aluvión de juguetes y peticiones más o menos imposibles de estas fechas.

Ojalá yo tuviera a Jaime pidiéndoselo todo del catálogo de turno y a mí planeando el siguiente reciclaje de juguetes.

En fin… Bien sé después de tantos años que los ‘ojalás’ no llevan a ningún sitio. O sí que llevan mejor dicho, pero a ninguno bueno.
Lee el resto de la entrada »

¿Valen lo que cuestan la mayoría de juguetes que vemos en los catálogos?

(Jorge París)

(Jorge París)

Tengo la sensación, acumulada tras varios años de charlas que refuerzan mi propia percepción del asunto, de que muchos padres consideran la mayoría de los juguetes que se ve en los catálogos que abundan por estas fechas para inspirar a los niños en la elaboración de sus cartas a los Reyes Magos como mierdecilla de plástico que cuesta mucho más de lo que vale.

La semana pasada, visitando de nuevo los cientos de páginas llenas en su mayor parte de cacharrero de colorines, volvía a pensarlo. La mayoría de las cosas que veía no me parece que valgan lo que cuestan. Al menos si se mide en horas de juego infantil.

Hace unos días decidí preguntar por mis redes sociales a otros padres cómo veían ellos la relación calidad/precio/horas de juego de todos esos juguetes que meten por los ojos a nuestros hijos en la publicidad con la que anegan los espacios de televisión infantiles por estas fechas. Me sorprendió que participó muchísima gente y que la opinión era unánime: efectivamente, no valen lo que cuestan y suelen pasar pronto al olvido.

No sé qué opináis vosotros, y me encantaría saberlo.

Tanta unanimidad me hace pensar que, si lo creemos así, algo deberíamos hacer por evitar tirar el dinero, que cuesta mucho ganarlo. Evitar que los niños estén expuestos al bombardeo de publicidad televisiva ayuda mucho, lo digo por experiencia. Razonar con ellos ante el catalogo si con eso de verdad van a jugar tanto es una opción. Otra consiste en prescindir de esos catálogos y buscar y presentarles en Internet otras opciones: experiencias, viajes, productos distintos… Incluso conozco a una madre que elabora su propio catálogo con todo eso, ya os hablaré más despacio de esa opción.

Aquí tenéis algunas opiniones que he recibido:

Victoria: Puf.. Casi todo carísimo. Nos quedamos flipados cuando vimos un camión de la Patrulla Canina por más de 100 €. ¿Están locos?

Ata. Tal cual. Hay muchos juguetes que son “injugables”, que no pueden responder a estudios sobre jugabilidad, sino para despertar una ansiedad de compra instantánea. Por ejemplo, un personaje de Disney que habla y se mueve no sirve para jugar. Sirve para verlo 5 minutos y ya está. Y de eso están los catálogos y los anuncios llenos. Son ganchos, no juguetes.

Lee el resto de la entrada »

¿Cuántos juguetes debería recibir un niño al año? ¿Y en Reyes?

(Jorge París)

(Jorge París)

El suplemento económico de 20minutos Mi Bolsillo publicó este jueves una entrevista muy interesante con José Antonio Pastor, Presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), juguetero de tercera generación y, desde hace casi un año, al frente de la patronal de jugueteros de Europa . Resulta interesante sobre todo para aquellos que somos padres y vamos a diario recogiendo juguetes por casa, aunque ya os aviso que al señor Pastor le asoma demasiado la patita a la hora de defender de los intereses de su sector: ampliar el consumo a todo el año, defender que los niños deberían recibir mas juguetes, la pullita al entretenimiento digital…

A mí me ha chirriado especialmente en este momento.

¿Diría que persiste el sexismo en los juguetes?
No. Hay sexismo en el comportamiento de los adultos y por tanto en el reflejo que los niños tienen de ellos y a su vez en el juego, pero los productos no son sexistas de por sí. Los juguetes son los que son, los niños eligen a qué jugar. La comunicación es otra cosa y en esto sí se ha avanzado, pero tampoco se le puede pedir a un sector industrial que vaya por delante de la sociedad y que haga campañas de educación, para eso están los ministerios. Nosotros tenemos que ser todo lo socialmente sensibles que podamos, claro, pero sin llegar a hacer campañas educativas y que al final no vendas nada y tengas que cerrar, cada uno tiene que hacer su papel.

Claro que aún hay juguetes que por su concepción, publicidad o embalaje son sexistas.

(Jorge París)

Esta imagen es de la presentación en la que se hizo la entrevista. (Jorge París)

Y claro que existe la responsabilidad social de las empresas, es algo cada vez más compañías que intentan llevar a cabo, cada vez más tienen fundaciones e incluso se embarcan en programas de voluntariado corporativo. Puede que no haya obligación, pero lo que resulta interesante deducir de su respuesta es que no parece haber voluntad de contribuir a un mundo mejor. En plata, que pasan de dedicar recursos para hacerlo.

(Jorge París)

(Jorge París)

No obstante, no es de eso de lo que yo quería hablar, sino de este momento de la entrevista realizada por mi compañera Verónica Vicente, después de que lamentará la estacionalidad de las ventas de juguetes en España, que los niños solo reciban ocho juguetes al año y concentrados en Navidad y mencionara que en el Reino Unido los niños obtienen cuarenta de media.

¿Pero 40 juguetes al año para un niño no le parece excesivo?
¿Para 365 días al año? me parece poco, de hecho. Lo que me parece una animalada es que los ocho se entreguen en un solo día.

A mí lo de que un niño reciba cuarenta juguetes repartidos a lo largo de todo el año sí que me parece una barbaridad. Estamos hablando de casi 3,5 juguetes al mes. No creo que haya niño capaz de sacar partido a tanto cacharro. No sé qué opináis vosotros, pero yo me inclino más por el número de ocho al año que por el de cuatro decenas. Conozco bastantes padres, entre los que me encuentro, que pese a intentar limitar el número de juguetes que entran en casa, vemos un exceso que los niños son incapaces de manejar.

Claro que los niños necesitan jugar, por supuesto que es algo imprescindible en su desarrollo, pero el juego no está necesariamente vinculado a los juguetes. De hecho, según mi experiencia, el mejor juguete para nuestros hijos somos nosotros.

Lee el resto de la entrada »

¿Saltamos a la goma?

gomaMe contaba mi compañero de redacción y bloguerío Edu Casado, que es también padre (ya no tan) reciente, que había vuelto  la moda de saltar a la goma entre los niños. Bueno, sobre todo entre las niñas, no nos vamos a engañar.

No estoy segura de que sea así. Pregunté por Facebook y Twitter y no encontré consenso. La verdad es que no es algo que haya percibido en mi entorno. Tampoco me extrañaría que en determinados sitios sí que causara furor y que la imagen que ilustra este post, del exitoso grupo infantil Pica Pica, fuese un reflejo de ello. Tal vez no. Yo qué sé. Lo que sí sé es que, según indagaba, me crecían las ganas de ir a la mercería y comprar varios metros de goma, como hacía mi madre conmigo, para jugar con los niños de mi familia.

Quedan menos mercerías, pero aún quedan. No se me ocurriría comprar la goma en otro sitio. Aunque vengan en colores más bonitos y con envoltorios infantiles.

En casa iba a ser difícil jugar. En la calle no veo a niños que lo hagan. Los patios de los unifamiliares y las terrazas no invitan a estos juegos que requieren de varios niños, salvo que se sea familia numerosa y con edades similares.
Lee el resto de la entrada »

Los mejores juguetes de 2016 según los premios de la industria juguetera (y mi opinión al respecto)

La tarde del miércoles estuve en la entrega del equivalente a los Goya de los juguetes. ¿Cómo funcionan estos premios que distinguen los mejores juguetes del año 2016, únicos galardones de nuestro país que reconocen a esta categoría de productos? Pues participan las empresas que forman parte de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, cada una propone los juguetes que considera mejores, con más posibilidades para ganar, en las diferentes categorías. Un jurado independiente compuesto por expertos en pedagogía, psicología, distribución, educación, diseño, medios de comunicación y asociaciones de usuarios, decide los ganadores salvo en un caso, en el que el juguete ganador lo designa una votación popular.

Respecto a los trece mejores juguetes de 2016, (once en diferentes categorías de juego, el mejor valorado por el público, que no entiendo y más abajo veréis mis razones, y el mejor juguete elegido por la distribución), os voy a destacar los que más llamaron mi atención, pero aquí tenéis el listado completo con opción a que vosotros votéis, a ver cuál de esos trece productos acaba siendo el que más votos cosecha entre los lectores de 20minutos.

Los pude ver y toquetear, y con algunos me quedé con las ganas de jugar, como con Simon Air de Hasbro, revisión del clásico Simon que tenían mis primas mayores y me encantaba, o Ido 3D vertical delux design studio de Giochi Preziosi. Tengo un amigo con un bolígrafo 3D así que a Julia le fascinó cuando lo vio, a falta de comprobar su durabilidad y resistencia, tiene una pinta fantástica.

Otro juguete que me llamó la atención pero reservo mi opinión definitiva a poder probarlo en casa con la infantería es Skitbot Animation Studio de Goliath Games, que viene equipado con cromas verdes y azules para que los niños creen sus escenas de acción desde una app gratuita. La idea mola.

En juguetes conectados ganó Zowi, del que ya os hablé (muy bien) en su día. Smart Anatomy de Diset, fue el mejor juguete electrónico de aprendizaje y también me gustaría probarlo para comprobar si han logrado hacer ameno y divertido el aprendizaje del cuerpo humano y sus sistemas y funciones.

Skip It de Bizak me trasladó a mi infancia. ¡Es mi vieja boti bota! Juguete de moda cuando tenía más o menos la edad de Julia. Me encantaba el 1, 2, 3 de Mayra Gómez Kemp y me encantaba avanzar por la calle saltando con Botilde en el tobillo pese a que mis padres me lo prohibieran por ser un peligro público. La tuve hasta que la destrocé y no me la repusieron.

Hubo otros premiados de cuyos méritos no dudo, pero que, como iba buscando originalidad, me impactaron poco. Por ejemplo el premio a mejor juguete para la primera infancia, que era un andador, o el vehículo de gran tamaño que no dudo que sea fantástico pero que (cuando llevan motor y se limitan a tener al niño sentado y ocupar espacio) nunca han sido santo de mi devoción.

Incomprensible para mí el ganador en la categoría al más votado por el público, a menos que toda Córdoba se lanzara como loca a votar junto a todos los fans de Antonio José (ganador La voz 2015), que apoya a la muñeca con una canción. Se trata de una muñeca llamada Patia inspirada en los patios cordobeses que viene con un sobre de semillas de geranios y que jamás he visto en ninguna juguetería ni de la que había oído hablar.

Pero más incomprensible todavía es la imagen que ilustra la trasera de la caja en un producto infantil. ¿En qué demonios estaban pensando? Lo único bueno de la foto es que así ni te fijas casi en que la muñequita va pintada como una puerta.

Como os decía antes, aquí los tenéis todos y podéis votar los que más os gusten.

Lee el resto de la entrada »

¿Habéis probado la arena mágica, la de la fórmula secreta?

¿Arena o nieve mágica?

¿Arena o nieve mágica?

Julia descubrió el verano pasado la existencia de la arena mágica, un material moldeable, disponible en varios colores, que no huele ni mancha y que se desparrama de forma más educada por la alfombra, aunque se desparrama también, que la magia no llega a tanto.

Probablemente muchos la conocéis, lleva ya un tiempo siendo un producto infantil de éxito. Arena a precio de haberla traído del Caribe para construir y destrozar luego en plan Godzilla, que al menos en nuestra casa es siempre la parte más divertida. Las pasadas navidades estaba en todas las jugueterías y en muchas cartas a lo Reyes Magos.

Nosotros la hemos logrado probar al fin, comprobando que es agradable al tacto, muy (y extrañamente) moldeable y efectivamente más limpia, práctica y controlable que cualquier otra arena, aunque recomiendo la supervisión paterna y utilizarla dentro de una caja grande para evitar que caiga al suelo y vaya encaminándose a su extinción, que ya os dije que no era barata.

Por cierto, cuesta barrerla. Tiene querencia a la engarzarse en las cerdas de la escoba. Mejor paciencia, manos y un folio o directamente darla por perdida y tirar de aspiradora.

Lee el resto de la entrada »

‘Los pilares de la tierra’, un juego de gestión de recursos apto para niños basado en la novela de Ken Follett

Devoré el súper ventas de Ken Follett justo cuando estalló. Debía tener unos quince años y me recuerdo comiendo con el libro sujeto entre el plato de lentejas y el vaso, incapaz de detener su lectura.  En aquel momento lo disfruté mucho, aunque no dejó más poso que el relacionar a ese escritor con el gusto por las mujeres de grandes pechos y el acordarme de él cada vez que oigo que hablar de Andrés Iniesta, que como adjetivo con ‘h’ intercalada era uno de sus términos favoritos (o del traductor). Y vamos a dejarlo ahí, que este es un blog de maternidad (no el de Lilih Blue) y de lo que quería hablar era del juego de mesa inspirado en el libro. Ya le preguntaré a mi compañero David Yagüe, que lo suyo es la novela histórica, lo que le parece.

imageHace mucho que no os recomendaba un juego de mesa, ya toca recuperar viejas costumbres. Los pilares de la tierra es un juego creado por Michael Rieneck & Stefan Stadler editado por Devir ya bastante antiguo, va a cumplir la década. Si os lo recomiendo es porque en estos momentos es uno de los favoritos (si no el que más gusta) a mi pequeña testeadora  de juegos de siete años. Ya sabéis que en mis recomendaciones prima el corazón antes que la cabeza. Perdonadme si eso supone que os costará un poco más encontrarlos a veces.

“El juego de la iglesia” lo llama ella, que no tiene ni idea de la historia de amor medieval de Jack y Aliena. Poco le importa que haya una novela o una serie de televisión. A ella lo que le gusta es este juego de gestión de recursos que probablemente adolece de complejidad para los jugones de pro, pero que resulta ideal para niños aunque ese no fuera el público objetivo con el que se lanzó, estoy segura.

image¿A partir de que edad se le puede hincar el diente? Julia lo maneja con solvencia desde los seis años, pero ella tiene ya mucha trayectoria, disfruta de los tableros y aguanta largo rato en la mesa. Pero a partir de ocho años creo que la mayoría de los niños lo disfrutarían.

En la caja se exigen bastantes más años. Depende de dónde se mire se verá a partir de diez o de catorce años. Lo que siempre sucede. Desconozco el criterio que se aplica cuando se pone ese dato, pero empiezo a pensar que la edad recomendada es más una cuestión de ‘ojímetro’ o de marketing para evitar que el juego parezca demasiado sencillo a los potenciales compradores adultos, que un dato realmente útil para los que tenemos niños y ganas de jugar con ellos. Lo ideal sería que pusieran a niños a jugar para comprobar a partir de qué edad se puede recomendar.

Vamos al grano. Es un juego para cuatro jugadores, aunque hay una expansión que amplía ese número. El objetivo es acumular puntos de victoria, el que más tenga, gana. El número de turnos va marcado por la construcción de la catedral, que viene en piezas. Cada vez que concluye una ronda, se añade una parte.

Lee el resto de la entrada »

Cuando la tecnología ayuda a trabajar el suelo pélvico

Nos dan mucho por saco a las mujeres con el suelo pélvico. Y a muchas mujeres les da mucho por saco el suelo pélvico.

Nos dan mucho por saco sobre todo cuando nos adentramos en la maternidad. No hay curso de preparación al parto en el que no recomienden realizar los ejercicios de Kegel, consistentes en contraer los músculos de la vagina, para conservar nuestro suelo pélvico. Con frecuencia las matronas comprueban el estado en el que se ha quedado el suelo pélvico tras el parto. Los manuales que recogen la maternidad y el puerperio (esa etapa tan poco glamourosa y demasiado obviada que se da justo tras tener al niño) suelen hablar del suelo pélvico y de Kegel.

Y a muchas mujeres les da mucho por saco porque por culpa de no tenerlo bien tienen pérdidas de orina, relaciones sexuales menos placenteras, peores menopausias y menstruaciones…

¿Qué es el suelo pélvico? El conjunto de músculos y ligamentos que cierran el suelo del abdomen manteniendo la vejiga en su sitio y la vagina con buen tono.

¿Quién era el famoso Kegel? El Doctor Arnold Kegel fue un ginecólogo nacido el siglo XIX que en la década de los 40 inventó el perineómetro, con el que se mide la presión del aire vaginal, y además desarrolló estos ejercicios de fortalecimiento de los músculos pélvicos con los que se mejora la incontinencia urinaria, sobre todo tras el parto, pueden facilitar el parto y mejoran las relaciones sexuales.

¿Qué músculos son los que hay que apretar?. La mejor manera de identificarlos es probar a detener la orina. Esos son. Pero lo de ir cortando el pis no es bueno y no conviene hacerlo con frecuencia, es importante recalcarlo.

Seamos sinceras, por muy bueno que sea ¿muy pocas nos acordamos de andar haciendo gimnasia vaginal mientras estamos sentadas en el trabajo, por la noche en el sofá viendo la tele o conduciendo. “Es algo muy discreto, nadie lo va a notar”, nos dicen a menudo para animarnos a hacerlo. Pero es que el problema no es ese. La cosa es que no te acuerdas o andas un poco perdida con la duración o series (por ponernos en plan clase de gimnasia) que hay que hacer.

Por cierto, que con conos vaginales o bolas chinas también se pueden trabajar de manera más efectiva. Y no, la cosa no va tampoco de salir de casa con los chismes puestos. Con cinco minutillos de ejercicio antes de acostarse vale.

Hace poco me enviaron el siguiente paso evolutivo a los conos o las bolas: un cacharro de la marca sueca Intimima llamado KegelSmart (lo describen como el primer ejercitador inteligente del suelo pélvico) la mar de ergonómico que tiene programada una secuencia de vibraciones para poder trabajarlo de manera más efectiva. Cuando notas la vibración, aprietas.

KegelSmart utiliza una tecnología de sensores táctiles para reconocer la fuerza del suelo pélvico. De este modo, adecúa al estado de cada mujer una rutina Kegel personalizada, permitiendo controlar el progreso en todo momento ya que KegelSmart selecciona automáticamente el nivel de ejercicio adecuado a cada mujer entre 5 niveles, basándose en su fuerza de contracción y resistencia en la última sesión de entrenamiento y guiándola con suaves vibraciones en los momentos de contraer y relajar su musculatura pélvica. Desde Intimina creemos que KegelSmart podría ser la respuesta óptima para muchas españolas que sufren diversos problemas de la musculatura pélvica, como podrían ser las pérdidas de orina que afectan a 1 de cada 4 mujeres en nuestro país. Lo primero que pensé al verlo es que me estaban enviando un vibrador solo un poco tuneado para poder venderlo más y mejor. Me equivocaba, es tan suave y ergonómico que no es precisamente ideal como juguete sexual. Apenas notas tenerlo dentro.

La idea es comenzar usándolo a diario cinco minutos, el mismo chisme va subiendo la intensidad gradualmente. Luego con unas tres veces semanales es bastante.

No es barato. Lo venden en farmacias y parafarmacias por 79 euros, pero su uso puede estar justificado si realmente es más efectivo que apretar sin nada, si te enseña a hacerlo mejor y se te ayuda a que no se te olvide.

Tras probarlo tengo claro que sí que te enseña, creo que sí que puede ayudarte a que no se te olvide. Y respecto a la primera cuestión, si es realmente más efectivo que no usar nada, he acudido a una profesional: Ana Belén Carmona, psicóloga y sexóloga que, entre otros sitios, ejerce en Lasexología.com

Lo que se ha demostrado verdaderamente eficaz para la tonificación genital es la realización de los ejercicios de Kegel (contracción-relajación voluntaria y sistemática del músculo Pubococcígeo). Como sabes, desde su descubrimiento hace ya bastante tiempo (años 40 del siglo pasado), estos ejercicios son reconocidos por sus propiedades para la tonificación de la musculatura del suelo pélvico. Pero los ejercicios de kegel se pueden realizar sin bolas chinas ni conos ni juguetes. No hay estudios ni evidencias claras que indiquen que la realización de los kegel simultáneamente al uso de bolas chinas u otros juguetes resulten más eficaces para el fortalecimiento del suelo pélvico que la realización de dichos ejercicios sin bolas chinas, ni conos ni juguetes. Por mi experiencia recomendando estos ejercicios con carácter terapéutico, he observado que uno de los aspectos claves para conseguir resultados es la motivación para realizarlos. Cuanto más sistemáticamente se realizan, mayores son sus resultados. Y en este sentido, para muchas mujeres el uso de bolas u otros juguetes, puede ser un facilitador, un elemento motivante, algo que les ayude a recordar que tienen que realizarlos, etc. Pero en sí, lo importante es realizarlos correctamente, y de forma periódica. Del mismo modo, las bolas chinas o juguetes no siempre son una opción, pues hay mujeres que no pueden o no quieren usarlas.

Según he visto el KegelSmart lo que hace es emitir una serie de vibraciones que indican a la mujer cuando hay que contraer y cuando relajar la musculatura. Al igual que en el caso de las bolas chinas, este juguete puede ser un elemento facilitador, aunque más sofisticado (y caro), pero lo efectivo es el ejercicio voluntario de contracción y relajación del músculo pubococcigeo, y esto se puede realizar con o sin juguetes o artilugios.

En resumidas cuentas, el uso de juguetes para la realización de los ejercicios de Kegel pueden ser un complemento beneficioso para muchas mujeres pues pueden ser un elemento motivador y facilitador, pero estos ejercicios se pueden realizar por si solos con la misma eficacia. Lo verdaderamente importante es la constancia.

Y para acabar, como estoy intuyendo las risitas típicas de clase de educación sexual en el instituto, que nadie se líe pensando que este chisme es un vibrador o dildo. No está concebido como juguete sexual, igual que un tampón tampoco lo está. De hecho por su forma y el material del que está hecho apenas notas tener algo dentro.

Pero como bien explica Ana Belén Carmona, puede mejorar las relaciones sexuales.

La realización de los ejercicios de Kegel, por si mismos, no suele resultar estimulante a nivel erótico. Pero sin embargo, su ejercicio sistemático puede favorecer la toma de consciencia de la zona genital, mejorar la propiocepción y el autoconocimento, e intensificar las sensaciones genitales de la mujer durante la excitación y el orgasmo.

La moraleja está clara: hay que trabajar el suelo pélvico sí o sí, ya sea con cacharros como el KegelSmart o a pelo. Y no sólo por ahorrarnos en el futuro las Tena Lady.
Press_kegelsmart_animation_ES_2_600x310_RGB

Un buen compendio de consejos a la hora de elegir los regalos de Navidad para los niños

Esta semana he recibido dos tandas de consejos de dos empresas de juguetes con una oferta muy diferente a las de las grandes superficies (esas que siempre cuentan con un pasillo completamente rosa) para acertar con los regalos navideños infantiles.

(GTRES)

(GTRES)

Por un lado ocho recomendaciones de CuCuToys, una tienda decomercio electrónico dedicada en exclusiva al juguete responsable (juguetes que aúnan ecología, seguridad, trazabilidad, comercio justo, no sexismo y durabilidad) y que incluye una reflexión de sus socios fundadores ante las que pocos se mostrarían en desacuerdo: “Analicemos el mensaje que traslada a nuestros hijos un juguete que se rompe a la primera de cambio. Comprar, romper, tirar y volver a comprar. Una espiral de consumismo en la que no hace falta cuidar los juguetes ni responsabilizarse de ellos”.

Por otra parte, otra tienda online llamada Ludomecum especializada en juguetes didácticos y educativos supervisados por pedagogos, avisa de la importancia de tener en cuenta la etapa en la que se encuentra el niño y ofrece un decálogo más centrado en la seguridad.

Todo lo que cuentan es cuestión de sentido común la verdad, la gran mayoría muy obvias, nada que no podamos imaginar por nosotros mismos, pero no sobra recordarlo en estas fechas.

Es cierto que en todos ellos parecen ignorar que los niños empiezan a elegir muy pronto lo que desean recibir en el saco de Santa Claus o en las alforjas de los Reyes Magos, pero también es cierto que los padres podemos (y debemos) influir bastante en sus decisiones.

Por cierto, con los cuentos siempre se acierta. Con la mayoría de juegos de mesa también. Actividades al aire libre, obras de teatro, musicales, visitas a museos… también son una excelente opción teniendo en cuenta que en muchos hogares ya desbordan juguetes hasta un punto vergonzante. Y siempre está la opción de hacer regalos solidarios, de hecho no quiero dejar de traer aquí la recomendación del blog vecino En busca de una segunda oportunidad de regalar el apadrinamiento de un animal para inculcarles el amor y respeto por otros seres vivo:

Aquí las ocho primeras recomendaciones:

  1. Compra en pleno uso de tus facultades mentales. Escoger juguetes es una cosa muy seria. Planificar las compras y buscar previamente información sobre los juguetes es mejor idea que lanzarse a la vorágine del centro de la ciudad en plena víspera de fiestas. Las prisas y las hordas de gente nos aturden demasiado como para hacer una elección racional. Huye de uno y otro para comprar en pleno uso de tus facultades mentales.
  2. La seguridad es lo primero. Aunque la legislación vigente es cada vez más restrictiva, debemos estar alerta, ya que año tras año somos testigos de la retirada masiva de juguetes que no garantizan la seguridad mínima y que incluso han provocado accidentes. Evita comprar en típicos comercios con productos de procedencia dudosa, y confía en las tiendas especializadas.
  3. Juguetes a prueba de niños. No están los tiempos para ir tirando el dinero en juguetes que se rompen con solo mirarlos. Aunque suene a obviedad, los juguetes han de estar pensados por y para los niños, soportando sus envites sin alterarse. Los juguetes duraderos pueden tener muchas vidas a través de varios niños y transmiten una importante lección. El futuro es reutilizar y cuidar de las cosas para prolongar su vida útil.
  4. Lee con atención las instrucciones de uso. ¿Qué no te has enterado en condiciones de la dinámica del juego? Vuelve a leer. Si al segundo intento sigues sin tener una idea bien definida, éste no es definitivamente el juguete que buscas. El uso del juguete no está claro para ti y probablemente tampoco lo estará para el niño al que vas a regalárselo.
  5. Elige juguetes adecuados a su edad y nivel de desarrollo. Es fundamental que el juguete sea adecuado a la edad y al nivel de desarrollo del niño. Si el juguete es muy adelantado para su nivel de desarrollo, es posible que creemos una frustración innecesaria al pequeño, que no tendrá las capacidades necesarias para entenderlo y aprovecharlo. Si por el contrario el juguete es demasiado básico, se aburrirá, desmotivará y lo dejará rápidamente de lado.
  6. ¿Qué valores transmite? Los juegos tienen una enorme incidencia en el desarrollo del niño y en sus actitudes futuras. Los expertos recomiendan identificar cuáles son los valores que transmiten los juguetes elegidos en función de lo que queramos potenciar en nuestro niño. Solo hace falta dar una pensada al uso que le dará a ese juguete y asociar ese uso a una serie de valores. Los juguetes pueden ser sexistas, racistas, violentos… pero también pueden fomentar la igualdad, la tolerancia, la solidaridad… que cada cual decida.
  7. Diversidad de materiales. La gran mayoría de los juguetes infantiles de hoy están elaborados con plásticos y materiales sintéticos, que pueden ser atractivos visualmente pero que también pueden tener serias limitaciones en cuanto a tacto u olfato. La diversidad de materiales y, especialmente, el acceso a materiales naturales, permite al niño ver, oler y sentir, todos ellos elementos básicos para su desarrollo.
  8. Que sea para jugar. La principal función de un juguete es que se pueda jugar con él. Sí, es una obviedad, pero a menudo se nos olvida y nos dejamos engatusar por juguetes deslumbrantes llenos de luces, sonidos y movimientos autónomos, que relegan al niño a la posición de simple espectador. Y cuando se acaban las pilas, se acaba el juego. El juguete debe hacer al niño protagonista, y debe ser un apoyo, soporte o herramienta para su juego.

La conclusión es obvia, comprar con cabeza y evitar las compras impulsivas.

Vamos con la segunda tanda de consejos, en la que se hace hincapié en la edad del niño y en seguridad de los juguetes:

Lo más importante es elegir un juguete teniendo en cuenta la edad del niño, ya que en cada etapa desarrollan distintas habilidades:

  • En el primer año los juguetes más adecuados son aquellos que les hacen moverse y que son agradables para el tacto y la vista.
  • Entre uno y tres años el entorno familiar tiene un papel muy importante y destacan los juguetes que fomenten la relación entre los miembros de la familia, como juegos de mesa sencillos.
  • Entre los seis y diez años comienzan a jugar de manera más individualizada y autónoma. El interés se centra en las nuevas tecnologías y el deporte; y por ello, destacan los juegos electrónicos, de estrategia y reflexión, las maquetas y otras manualidades, y el material deportivo.

Además de la edad hay que considerar los gustos, la personalidad y el entorno de cada niño. El valor lúdico y el carácter educativo, teniendo en cuenta los valores que se quieren transmitir, también toman gran relevancia. El diseño tiene que ser atractivo, ya que provocará curiosidad y motivación en los niños por el juego.

Sin perder de vista las consideraciones anteriores, sin duda la seguridad debe ser el principal objetivo. Para ello, se debe tener en cuenta las siguientes recomendaciones para escoger un juguete que no comporte riesgos:

  1. Comprar juguetes en comercios, tiendas online o marcas de confianza, ya que, normalmente mantienen unos niveles de seguridad más estrictos.
  2. Elegir el juguete adecuado para la edad, habilidades y capacidades del niño. Si esto no se respeta es muy peligroso, ya que puede lesionar al niño, sobre todo si es menor de tres años.
  3. Comprar con las máximas garantías de seguridad. Para ello hay que comprar juguetes que lleven la marca CE (Conformidad Europea), y tener en cuenta las recomendaciones de seguridad del fabricante que indique en el etiquetado.
  4. Seguir las instrucciones de montaje y uso en compañía de un adulto. Guardar siempre las instrucciones y la información del juguete en un lugar seguro.
  5. Revisar periódicamente el estado de los juguetes. Se debe comprobar si se encuentran desgastados o rotos ya que pueden ser un riesgo para la salud y seguridad del niño.
  6. Supervisar el juego del niño. El juguete tiene que ser utilizado de la manera indicada y ser adecuado a su edad y habilidades.
  7. Enseñar a los niños a mantener los juguetes recogidos y ordenados para evitar cualquier accidente. Nunca dejar juguetes en zonas de tránsito o en escaleras.
  8. No dejar a niños menores de 3 años con juguetes con piezas pequeñas y controlar los juguetes de hermanos mayores ya que en caso de entrar en contacto podrían sufrir asfixia debido a la tendencia de ponerse los juguetes en la boca.
  9. Deseche todos los envases, pero conserve las instrucciones. Las bolsas podrían ser un riesgo de asfixia. También recicle las pilas y baterías correctamente.
  10. Ponerse en contacto con el fabricante y autoridades públicas correspondientes, en caso de descubrir algún problema de seguridad en el juguete.

Apps para trabajar con niños con autismo o trastornos del lenguaje… y con todos los niños

Nuestros desarrolladores de apps infantiles favoritas.

Nuestros desarrolladores de apps infantiles favoritas.

Cuando se tiene un niño con autismo, si el idioma de referencia es el español, pronto se acaba atracando en Autismo Diario. Creado por dos padres de un niño con autismo que tengo la suerte de conocer, tuvo como germen un foro llamado Isis en el que yo encontré mucha buena información cuando me acababan de dar el diagnóstico de Jaime.

Aún recuerdo la tarde en la que Daniel Comin me llamó y estuvimos hablando sobre el cierre del foro y la nueva página que estaba preparando. Yo estaba esperando que Jaime saliera de sus terapias en su centro de atención temprana. Ha sido un salto de calidad importante que lleva ya varios años de andadura.

Obviamente es un lugar altamente recomendable para padres de niños con autismo o con cualquier tipo de discapacidad que afecte lenguaje, manera de relacionarse o comunicarse. Pero a veces también hay información útil para cualquier padre.

Hace ya tiempo publicaron un tema sobre apps, sobre lo útiles que piden ser tabletas y iPads para los niños con autismo que es un buen ejemplo de lo que digo.

Yo tengo un par de posts escritos al respecto, contando nuestras apps favoritas. A Jaime le gusta sobre todo ver música, Julia tiene ya cinturón negro en su manejo.

Hoy os dejo parte de un texto de Autismo Diario escrito en 2012 por José Ramón Alonso que sigue vigente y que espero que también os resulte interesante. En el original se enlaza a información semejante en inglés para ampliar horizontes. Muchos de los desarrolladores de los que habla son también nuestros favoritos en casa.

Las nuevas tecnologías pueden ser un apoyo excelente para un niño con autismo y para sus padres. El iPad de Apple, en particular, ha sido considerado especialmente útil para los niños con necesidades especiales y ha ido llegando a los hogares, las consultas y las clases. Desde que salió al mercado en abril de 2010 han surgido más y más posibilidades para utilizarlo como una herramienta de apoyo en la educación especial. Profesores, padres y terapeutas describen que las aplicaciones (Apps) de Apple y los productos para Android ayudan a desarrollar distintas habilidades a los niños con autismo.

Para algunos niños que no pueden hablar o que tienen retraso en el lenguaje, los programas del iPad pueden ser un sistema de apoyo para la comunicación. Otras aplicaciones y programas ayudan a los niños a manejar situaciones sociales que pueden ser muy estresantes, como esas que hemos hablado de las aglomeraciones en el hipermercado. Muchos otros programas pueden ayudar a ejercitar habilidades motoras finas, el control de calidad de los movimientos de la mano y los dedos. Estos programas facilitan el aprendizaje de la escritura o la manipulación de objetos delicados o de pequeño tamaño.

La ventaja de estos aparatos es que su manejo es muy sencillo: los tocas y sucede algo. Son muy intuitivos y atractivos y los niños aprenden con rapidez a hacer buen uso de ellos.

Para muchos padres y profesionales el problema empieza a ser el propio éxito de esos aparatos. Uno no sabe donde empezar cuando existen miles de esas pequeñas aplicaciones disponibles. Evidentemente hay algunas que están muy bien, otras muy mal y todos los niveles entre medias. Entre las características que deben tener las mejores aplicaciones están:

  • Que sean divertidas
  • Que fomenten el aprendizaje
  • Que sean sencillas de usar
  • Que estén diseñadas con flexibilidad pero dirigidas a una única función
  • Que tengan un interfaz claramente distinguible
  • Que permitan modificar el tempo de la actividad
  • Que los contenidos sean adaptables y flexibles

Afortunadamente se han ido creando lugares web, muchos de ellos de los propios padres de niños con necesidades especiales que revisan, critican y recomiendan estas aplicaciones. La inmensa mayoría no contienen publicidad ni reciben ningún tipo de ayuda económica por recomendar una aplicación determinada, por lo que a pesar del grado inevitable de subjetividad, pueden ser muy recomendables.

iPad Apps for Autism Este portal web fue creado por la Sra. Rosa (¡me encanta!), anteriormente mencionada, como un producto nacido de un proyecto desarrollado para la Fundación Hollyrod. En vez de hacer desfilar a los interesados por un enorme listado de posts, lo que van haciendo es colocar sus aplicaciones en una hoja de cálculo, una enorme tabla. Las aplicaciones que han revisado y recomiendan están ordenadas en categorías como Arte, Juegos, Historia, Aprendizaje Temprano y muchas otras. Un grupo de personas, incluyendo padres, terapeutas y Corina Becker, una adulta con autismo, son las personas que más colaboran para revisar las apps.

Entre los desarrolladores de programas que recomiendan están Injini, Toca Boca, Duck Duck Moose y Oceanhouse Media.

En Autismo Diario siguen de cerca las novedades tecnológicas que pueden ayudar a nuestros niños. Por poner algunos ejemplos también han hablado en el momento de su lanzamiento de Aba Planet, de Happy Geese desarrollada por la compañía española Appically o del desarrollo de los investigadores de la Universitat de València en colaboración con universidades y centros norteamericanos, asiáticos y europeos de una nueva aplicación para Iphone que permitirá aumentar el conocimiento sobre una de las habilidades humanas más importantes y complejas como es la capacidad de leer.

Por cierto, os recomiendo también su decálogo sobre el uso de comunicadores digitales para niños con autismo, escrito por Jorge García Caballero.