BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Gonzalo Añón: “El deporte del caballo es una actividad espectacular para los niños”

Me gusta la hípica. Es un deporte que he disfrutado, como espectadora, desde niña. Igual que lo hizo mi padre antes que yo. En Gijón, la ciudad de mis veranos, hay mucha afición, y es una afición que no está vinculada al poder adquisitivo o la clase social. Todo tipo de gente acude a divertirse pasando una tarde al aire libre, animando a los jinetes por los que han apostado, la gran mayoría unos pocos euros.

El pasado verano estuve con mi hija en Las Mestas y lo disfrutamos mucho. Es un buen plan en familia, un buen plan con niños. Si estáis por Asturias en agosto, cuando se celebra, os recomiendo que os acerquéis.

Pero no hay que esperar al verano. Este mismo fin de semana se celebra en Madrid un Concurso de Saltos Internacional en el que participan nueve jinetes de los diez mejores del mundo. Una competición que forma parte de la Longines Global Champions Tour, el circuito hípico más importante y de mayor dotación económica del mundo. Un espectáculo deportivo de primer nivel con 120 jinetes de 21 países, pero también un posible plan para ir con niños.

Puede que en Madrid no tengamos la emoción de las apuestas que hace que en Gijón se escuchen cientos de alientos contenidos cuando salta un favorito, pero no conozco el niño que no se maraville viendo caballos volar raudos sobre los obstáculos.

Y hay más para ellos, cuentan con una zona infantil llamada Little Riders Corner con un carrusel y un Pony Park, se les enseña el material hípico y cómo cuidarlo y hay talleres y juegos. Para comer: food trucks.

Tiene lugar en el Club de Campo Villa de Madrid, la entrada para un día cuesta 15 euros en el caso de los adultos y 7,5 para los niños.

Gonzalo Añón (Víctor Lerena/EFE)

Uno de los jinetes que compiten este fin de semana es Gonzalo Añón. 2016 fue el primer año de Añón en el circuito profesional. “Fue un año espectacular, pude rodearme de los mejores jinetes del mundo en los mejores lugares hípicos del mundo. Aprendí muchísimo, fue como otra carrera universitaria más. Y ese aprendizaje se está notando al principo de 2017”.

Con apenas 22 años es uno de los participantes más jóvenes del concurso, también uno de los deportistas españoles más prometedores en esta disciplina. Viendo su palmarés no es de extrañar que tenga la vista puesta en los campeonatos de Europa que se celebran este año y en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020: “Como todo deportista de alto nivel siempre tienes como objetivo los Juegos Olímpicos. Es un objetivo a largo plazo, pero lo tengo en mente”, me cuenta poco después de confesar que tiene “muchos frentes abiertos” y que el martes justo tras el concurso presenta el trabajo de fin de grado, porque además de competir, este joven gallego también estudia y trabaja.

Este jinete tuvo la cortesía de hablar brevemente conmigo sobre hípica y niños.

¿Le da la impresión de que cada vez hay más niños practicando este deporte?
Sí, cada vez está un poco más de moda. El deporte del caballo es un estilo de vida. Para los niños es una actividad espectacular. Tienes algo en la cabeza, te quitas de tiempo para hacer cosas que no debes, es un deporte muy sano. Y la relación con los animales te hace ser muy responsable. Un caballo no es como un balón de fútbol. A un balón tú lo dejas en casa y vuelves a los tres días y como mucho está deshinchado. Los caballos requieren de responsabilidad y esfuerzo y eso es bueno para todos.

Un caballo no es una moto.
No, no son de usar y tirar. Un caballo no es ninguna máquina.

¿Qué le diría a unos padres que no tienen nada que ver con el mundo del caballo y a los que sus hijos les dicen que quieren montar?
Yo recomiendo siempre que prueben. Es un deporte que enamora a los hijos y a los padres. La relación con el caballo es muy bonita. Yo no conozco a nadie que me haya dicho que haya llevado a sus hijos a montar y hayan quedado disgustados.

Bueno, salvo que haya habido un susto o una caída imagino.
Son gajes del oficio que hay que asumir. Es un deporte de riesgo. Pero no te vas a quedar en el sofá de casa. Los niños tienen que hacer actividades y estar en forma. Yo desde pequeño he practicado todos los deportes que te puedas imaginar y cada día agradezco más a mis padres que me hayan dejado hacer todas esas actividades deportivas. Es algo que voy a agradecerles toda la vida.

Volviendo a esos padres que buscan un sitio para que sus hijos monten sin tener mucha idea. ¿En qué deberían fijarse para elegir un picadero?
Creo que lo más importante es la gente con la que se relacionan, con la que los niños van a aprender. Si el sitio es más bonito o más feo es algo a lo que yo no doy tanta importancia, sobre todo para los niños pequeños que van a disfrutar y pasarlo bien.

Siempre me ha llamado la atención que sea el único deporte olímpico en el que hombres y mujeres compiten juntos.

Para el jinete la condición física es importante, pero importa más la del caballo. Por eso podemos competir hombres y mujeres juntos y que no haya desnivel. No hay nada que nos diferencie a caballo.

Y es bonito que los niños que lo practican crezcan viendo eso, que no llega una edad en la que tienen que separarse.
Claro. Es el respeto, la igualdad que todos merecemos, que es lo que necesita la sociedad.

De todas maneras es curioso que haya muchas más niñas aprendiendo a montar que niños, pero compitiendo en los primeros puestos veamos más hombres. ¿A qué cree que se debe?
No sé la razón. No sabría decirte porqué empiezan montando más y luego son menos. Ceo que cuando son madres pierden tiempo de competición, pierden puestos en el ranking que luego cuesta recuperar. En ese sentido tienen unos inconvenientes que nosotros no tenemos; nosotros no tenemos que parar.

La práctica de este deporte parece estar vinculada a un alto poder adquisitivo, al menos a la hora de competir. ¿Es así?
Más o menos. Los caballos de alta competición son animales muy caros, pero el que es bueno de verdad no tiene problema normalmente para encontrar patrocinadores. El 80% de los jinetes del Global Champions Tour que estarán en Madrid este fin de semana no son propietarios de los caballos y no les cuesta dinero el deporte, sino que viven de ello. Pero a nivel amateur y asumiendo todos los costes es un deporte caro no, muy caro.

¿En España es tal vez incluso un poco más difícil?

Es un poco más complicado. Sí, hay caballo español, pero no es un país de caballos de deportes como puede ser el salto de obstáculos. La gente no tiene esa mentalidad. No hay cría de caballos, aunque ahora está empezando. Hay que ir fuera a comprarlos y es un coste mayor. En Bélgica, en Francia, en Alemania, en Holanda… la situación es totalmente diferente.

De hecho muchos jinetes españoles se tienen que ir fuera. ¿Se lo plantea?
Yo tengo la suerte de contar desde joven con el apoyo de patrocinadores y de mis padres; estudio y trabajo aquí y no tengo pensado irme. Si no tuviera ese apoyo y quisiera dedicarme de manera profesional a los caballos, probablemente lo haría.

Gonzalo Añón. (Stefano Grasso/LGCT)

6 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Danli

    Dios! me encantas…es muy difícil encontrar un “periodista” que meta la pata más que tú. De manera que en unos artículos eres firme defensora de los derechos de los animales…y luego vas y sueltas que disfrutas mucho viendo el resultado de un proceso previo de tortura y humillación (“adiestramiento”, lo llamarás tú) sobre un pobre animal que desde luego no nació para llevar un imbécil sobre el lomo ni para “bailar” (de todo menos bailar, es esa aberración) levantando la patita y andando de lado.
    Eres tremenda, de verdad. Haztelo mirar, no se puede uno equivocar cada vez que emborrona una cuartilla…y sin embargo tú lo consigues.

    20 Mayo 2017 | 18:52

  2. Dice ser Danli

    Y por si fuera poco, aplaudes la ludopatía…lo tuyo no tiene nombre, de verdad. Qué ganas tengo de que te rescindan el contrato, aunque con cómo ha degenerado este periódico desde que los noruegos lo vendieron al Heraldo, seguramente me iré yo antes.

    20 Mayo 2017 | 18:54

  3. Dice ser caballos sí pero no siempre

    Lo que he oíd es que los caballos son buenos para mejorar algunos padecimientos en niños, cabalgarlos despacio, tocarlos, etc.
    La equitación ya es otra cosa que también ha sido catalogada por algunos como maltrato animal, aunque no sé cómo harán para trabajar con ellos, así que ni idea.
    https://www.youtube.com/watch?v=G5l8IPbSi9U

    20 Mayo 2017 | 19:38

  4. Dice ser Susana

    La hípica es MALTRATO ANIMAL, pregunta a un caballo a ver que dice, y pregunta por lo que sucede en las cuadras y de espaldas a la galería.
    Pero como eres una animalista de salón lo negarás a muerte y emplearás toda la demagogia de manual en negarlo.

    20 Mayo 2017 | 20:48

  5. Dice ser Ignotis parentibus

    Y las de perros no lo son?

    22 Mayo 2017 | 13:40

  6. Me ha encantado el artículo, bueno consejos. Lástima que este deporte no tenga tanta aceptación como otros en este país.

    Gracias por tus lecturas tan interesantes!

    Besos!

    Anabel

    23 Mayo 2017 | 19:01

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.