BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

El problema del fútbol que acapara los patios de los colegios

(GTRES)

Tenía que escribir de este tema por petición popular. Ayer una amiga me pidió que asomara este tema al blog, y es la cuarta persona que me lo comenta en pocos meses. Me lo pedía enviándome un enlace de una noticia de 2014 que contaba que 150 colegios en el País Vasco iban a reorganizar los juegos en el patio, apoyados en experiencias que indicaban que incorporar diabolos, frisbees, bates de béisbol, indiacas… había mejorado “la integración entre chicos y chicas y entre diferentes edades”.

“Estaría bien saber cómo ha resultado tres años después”, me decía. Sí que lo estaría. Cierto.

Es curioso que en esa misma noticia también apuntaban a que el equipamiento destinado al fútbol en los centros escolares era muy superior a cualquier otro. Lo de que en este país el fútbol sea el deporte rey alcanza todos los ámbitos, probablemente muchos con exceso.

También me han llegado iniciativas de limitar el fútbol a uno o dos días, y que el resto de la semana el patio esté dedicado a otros menesteres. Y me parece estupendo. A ver, que está genial jugar al fútbol, pero hay otros muchos juegos posibles. Probablemente más integradores como comentaban desde el País Vasco.

Parece que sí, que el problema de que los niños futboleros acaparen el patio e impidan otros juegos es muy frecuente, sobre todo en los centros que no cuentan con demasiado espacio para el esparcimiento infantil.

(GTRES)

La “dictadura del fútbol en los recreos” recuerdo que bautizó una de esas personas que me habló del tema a los conflictos que se generan, que van más allá del uso del patio para darle al balón impidiendo otros juegos y apartando con frecuencia a las niñas.

Es un hecho que incluso niños muy pequeños tienden a considerarlo un juego de chicos en el que las niñas no deberían meter las narices o que se toman poco en serio que quieran hacerlo. Mi hija de siete años, que es muy activa, coordina bien sus movimientos y gusta de correr y saltar, intentó uno y dos cursos atrás jugar con sus amigos al fútbol, pero la ponían únicamente de arbitra y portera. Claro, se cansó y se dedicó a otros juegos.

Pero también los niños varones tienen problemas. Conozco a madres cuyos hijos detestan el fútbol y están hartas de que los consideren los raros, que parezca obligado que tengan que disfrutar dando patadas a un balón. Conozco a otros niños que no sienten ningún entusiasmo especial por el fútbol pero que se sienten obligados a fingirlo y se empeñan en integrarse los partidillos que se organizan. Y los hay que disfrutan enormemente jugando al fútbol pero que no fueron dotados con las condiciones atléticas necesarias para hacerlo bien y se ven señalados como paquetes y relegados en el juego. Y hablo de niños muy pequeños, de entre cinco y ocho años que no se están jugando absolutamente nada.

Y luego están los niños con necesidades especiales, con autismo, para los que los juegos de equipo son uno de sus mayores hándicaps. Mirad lo que me contaba una mamá hace no mucho tiempo:

Yo tengo un nene con trastorno de espectro autista (Asperger). Lleva diagnosticado desde los 6 años y ahora tiene 9. Va a una escuela ordinaria y cada día lo pasamos peor y uno de los mayores problemas que le ocasiona muchísima ansiedad es el tema de fútbol. Mi hijo no entiende los juegos en equipo, por mucho que se le explique tiene una capa impermeable en su cabeza que por mucho que lo intente y le ponga ganas no capta las normas del juego. Él cada día esta más obsesionado en querer integrarse en los partidos de fútbol que juegan a la hora del patio, el problema es que esos niños llamados compañeros no le dan esa oportunidad… me viene llorando a casa diciendo a que es sus amigos no le dejan jugar a fútbol porque él es muy malo… Yo sé que a él no le gusta nada el fútbol (tiene otras habilidades) pero le gustaría integrarse con ellos y no se lo ponen fácil. A mí me rompe el corazón como madre porque gracias a toda la lucha que llevamos en estos 6 años hemos conseguido que dé muchísimos pasos adelante. Hace unos años pensaría que seria imposible, pero ahora me doy cuenta que muchas situaciones no dependen de él por ser diferente… dependen de la poca ética y poco respeto que tienen los otros niños. Y te das cuenta que ellos tampoco tienen culpa. La culpa la tienen sus progenitores y no hacen más que enseñarles con rivalidad sin importar a quien pisoteen.

No sé si los progenitores serán siempre los culpables. La competitividad es algo casi ambiental. Lo que sí tengo claro es que los maestros no pueden desentenderse de lo que pasa en el patio. Su responsabilidad en esos tiempos no se limita a vigilar que no se abran la cabeza. Si hay niños con necesidades especiales involucrados, con mucho más motivo.

¿En los colegios de vuestros hijos existe estos problemas? ¿Hay limitaciones para el uso del patio?

19 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser pablo

    Hace tiempo que no oigo una estupidez igual…bates de beisbol en el recreo, cuantos juegan al frisbee a la vez?, cuantos al beisbol? . Cuando los padres quieren mandar en el recreo mal vamos, si se preocuparan de defender a sus hijos cuando lo necesitan, mejor les iría.

    21 Abril 2017 | 09:51

  2. Dice ser mr.mcarra

    Para eso mejor suprimir los patios del recreo y cambiarlos por una asignatura sobre concenciación de la integridad de las chicas en los juegos de chicos en los recreos, muy seguro que los niños se lo agradecerian de mil amores, al fin y al cabo es por su propio bien no ?

    Lo siento mucho, pero si usted intenta imponer su autoridad sobre la organización de los niños y niñas en el recreo, les quitas a ello la unica libertad de facto que ellos poseén: La de libre elección. Pero que importa? Solo son ladrillos para satisfacer el muro que es mi ego.

    P.D: Meter bates de beisbol en los recreos acabaria probablemente con algo parecido a MAD MAX: La cupula del trueno.Podemos meter botellas rotas y cadenas para completar el cuadro. Sangre para el dios del patriarcado!

    21 Abril 2017 | 10:15

  3. Dice ser mr.mcarra

    P.D: Yo tambien sufro de asperger , y le diré señora, que yo también he pasado por lo que aquella pobre criatura está pasando, pero desplegar una capa de proteccionismo solo hará que ese chico crezca acomplejado y creyendo que es incapaz de procurarse una solucióna todos sus problemas.

    Tener asperger te hace especial, no peor. Quizás debas luchar mas que el resto en ciertos aspectos, pero no te convierte en un inutil. Lo mejor en mi opinión que pòdeis hacer es dejar que el niño aprenda por si solo en que es bueno, en que es malo para asi aprender a convivir con si mismo.

    Pero la solución no es capar al resto de muchachos porque el niño es algo mas lento que el resto en algunos aspectos, la vida es sacrificio y mas para alguien que como el hijo de tu amiga probablemente, piense mas rapido que el resto, haciendose inentendible para el resto de personas que siendo en mayoria niños, no tienen paciencia ni ganas de comprenderlo.

    Porque al fin de cuentas de eso hablamos, niños. Y nosotros los adultos no deberiamos influir en su forma de hacer.

    Atte suyo: Un pobre desgraciado

    21 Abril 2017 | 10:24

  4. Dice ser marian

    Sí, en el colegio de mi hijo existe la Dictadura del futbol, el mío es de los que juegan de vez en cuando y fingiendo cierto gusto por el tema.
    Se acapara totalmente el patio y a críos/as que no les entusiasma, se encuentran relegados a la pared.
    Lo bueno, por decirlo de alguna manera, es que el futbol suele provocar polémicas y gordas entre los jugadores, teniendo como consecuencia y castigo, se prohíba jugar durante una temporada.
    Es entonces cuando los “locos” por el futbol, juegan al baloncesto, hablan, dejan de discutir, etc…

    21 Abril 2017 | 10:35

  5. Dice ser Yon

    El recreo no es una actividad fuera de las horas lectivas, y como tal ha de hacerse dentro de un plan educativo (que no formativo). El futbol profesional que tanto idolatráis hoy en día defiende muy poco los valores deportivos y la integridad social e igualitaria entre hombres y mujeres. Se trata de un deporte idolatrado, y como todo lo idolatrado excede los parametros educativos aconsejados por cualquier profesional.
    Por lo tanto, opino que sí, debería estar regulado el tiempo dedicado a las actividades con el fín de fomentar una sociedad mejor para el futuro; que para eso llevamos a nuestros hijos al colegio; para que sigan la formación que los padres trabajan en sus hogares. Cuando salgan del colegio, y estén en su tiempo libre bajo la tutela de sus responsables, que haga cada uno lo que mejor le parezca. La libre elección de un niño, por mucho que lo defiendan en el comentario anterior, siempre está condicionada por sus responsables. Por lo que no seamos hipócritas, nadie permite hacer a sus hijos cosas con las que no están de acuerdo, y en mi caso, no estoy de acuerdo con que el futbol se implante como religión incuestionable; las mismas justificaciones absurdas se leen sobre otras religiones que algunos intolerantes deciden también que sean incuestionables. Fanatismo puro y desmedido.

    21 Abril 2017 | 10:37

  6. Dice ser María

    En el colegio al que va mi hija también ocurre. El patio no es grande y siempre está completamente copado por niños jugando al fútbol y luego, en las esquinas del patio, todas las niñas, los niños a los que no les gusta el fútbol o no se les da bien y todos los alumnos del aula TEA. Así todos los días, sistemáticamente: unos acaparando todo el espacio central y los demás apañándose como pueden.

    21 Abril 2017 | 11:02

  7. Dice ser Lunila

    En el cole de mis hijos pasa los mismo..tenemos la suerte que el patio es grande y se divide en dos, los que juegan a fútbol y los que no. Es cierto que mi hija ha intentado jugar alguna vez y no les dejan porque las chicas “son muy malas”. Este curso, un día a la semana han instaurado el “día sin balón” y les sacan un cajón con otros juegos, aros, tizas, combas…y todos están mucho más integrados y participativos, pero en fin..es lo que hay.

    21 Abril 2017 | 11:14

  8. Dice ser Linu

    Está claro que esto sucede porque se consiente.
    ¿Acaso se consentiría que cuatro niños se pusieran a jugar al tenis en mitad del patio arrinconando al resto a riesgo de recibir un pelotazo?
    ¿Se consentiría que se monopolizara el uso del patio para cualquier otro deporte que no fuera el fútbol? ¿Cuántos niños juegan entre los dos equipos? ¿La mitad? ¿La cuarta parte? No creo que sean tantos.
    No puedo comprender cómo se ha llegado a esta situación. Cuando yo iba al colegio los balones estaban totalmente prohibidos a la hora del recreo y creo que los motivos eran más que razonables.
    Ya no es problema de si dejan jugar a las niñas o a otros niños, es que adueñarse del patio pasando por encima de las necesidades del resto de alumnos es terriblemente injusto. Y no, no es culpa de los niños que juegan al fútbol, sino de quienes pudiendo poner remedio no lo hacen.

    21 Abril 2017 | 12:36

  9. Dice ser Agente Smith

    Lo suyo es darle más cancha al curling.

    21 Abril 2017 | 13:12

  10. Dice ser Mauro Picotto

    Hombre, pablete, bates de baseball con gomaespuma. En lugar de frisbee, voleyball, media cancha de baloncesto, hay muchas alternativas al fútbol. Yo lo veo un paso adelante. A mi siempre me gustó el fútbol, pero no entendía porqué las niñas no querían jugarlo cuando a nosotros nos apasionaba. Actualmente cada vez hay más niñas que juegan este deporte. En mi niñez, no había nadie vigilando el patio, y si lo había, solo miraban un rato, con lo que los cabecillas decidían el devenir de los juegos de todo el patio.

    21 Abril 2017 | 13:12

  11. Dice ser raquel

    Yo recuerdo que en primaria, la hora del recreo el patio parecía una selva,
    Estábamos 6 grupos, de 1 º a 6º de primaria, 6 balones a la vez, uno por clase para dos porterías. Y otros jugando a otras cosas, la comba, a familias.., me parece una tontería obligar a loos niños a jugar ciertos días a ciertas cosas

    21 Abril 2017 | 13:25

  12. Dice ser idolop

    Dice ser Linu

    “Cuando yo iba al colegio los balones estaban totalmente prohibidos a la hora del recreo”

    No sé el tiempo que hará de ello, pero desde luego cuando yo iba al colegio no erá así, y ya hace unos añitos de aquello.

    21 Abril 2017 | 13:26

  13. Dice ser lo de siempre

    Está claro que el problema es de espacio, solución : los colegios deben de tener un espacio mínimo para el ocio .

    Lo demás es lo de siempre , lo que les gusta a las masas es malo . y lo bueno y diferente los juegos más individuales.

    Que guay es ser rarito ahora en estos tiempos , que guay es ser friky , que guay es ser políticamente correcto y estar controlados.

    En fin mierda de sociedad hipócrita en la que nos estamos convirtiendo .

    El futbol deporte de equipo ( no individual ) , los niños que juegan al futbol aprenden valores de compañerismo, humildad , esfuerzo ( mi hija juega al futbol por que le gusta sin coacciones ) , prefiero este deporte a los frikys individualistas de la bicicleta y del triatlón , maratones , todo deportes individualistas , así va la sociedad : yo, yo , yo , yo más , y yo más , mi bici de 6.000 euros la mejor , mi tiempo el mejor …. en fin … es lo que teneis

    21 Abril 2017 | 13:29

  14. Dice ser Carlos

    El fútbol en sí mismo no es un problema. Que el fútbol, o cualquier otra actividad practicada en el tiempo del recreo implique que no se deje jugar a las niñas, no se pase la bola a los que son menos buenos o se ponga en la portería al que corre menos… sí es un problema.
    El colegio debe supervisar cómo se desarrolla esa actividad, al igual que cualquier otra que se desarrolle en el horario escolar.
    Si os gusta que vuestros chicos jueguen sólo con niños y de forma competitiva los podéis apuntar a algún equipo del barrio… aunque a lo mejor ahí no son de los mejores, no rascan bola y no se divierten.

    21 Abril 2017 | 14:06

  15. Dice ser Gon

    Sinceramente, creo que esto es buscar problemas donde no los hay. Intentamos imponer también a nuestros hijos lo que deben hacer durante el recreo, único momento de su día escolar en el que pueden hacer un poco lo que quieran.

    Dejad a los niños tranquilos, que a nosotros no nos controlaban así y no tenemos ningún trauma. Por cierto, a los niños se les educa en integración e igualdad en casa, no en el colegio.

    21 Abril 2017 | 15:03

  16. Dice ser Nemo

    Menuda estupidez.
    El recreo es un espacio de libertad completa para los niños después de pasarse horas sentado y (supuestamente) cumpliendo con sus tareas. Si la mayoría de los chicos juegan al fútbol se debe principalmente a la simplicidad: cualquier número de jugadores puede participar con tan sólo 1 balón y un espacio marcado como “portería”, cosa que no pasa con la gran mayoría de deportes. Y si no te gusta el fútbol juegas a otra cosa y/o con otros compañeros.
    La raíz de este supuesto problema se debe únicamente a que el fútbol gusta a la mayoría de los chicos, de los varones, y por tanto “fomenta el machismo y la desigualdad”. Parece que toda actividad que atraiga principalmente a público masculino es un problema pero toda actividad que atraiga principalmente a público femenino fomentaría la igualdad, lo que es absurdo y falso. ¿Para cuando una queja sobre un deporte mayoritariamente femenino en el que los varones estén discriminados? Pistas: netball, gimnasia rítmica, rollerderby (que por cierto es tan o más violento que cualquier deporte “masculino”).

    21 Abril 2017 | 15:21

  17. Dice ser Silvia

    Personalmente creo que estamos criando a una generación que no va a poder superar ningún problema ni afrontar frustraciones, por lo “buenas madres que somos”. Yo tengo una hija y un hijo y ambos juegan al futbol o a lo que quieren cuando quieran. Quizás deberíamos mirarnos el ombligo y ver si lo que está sucediendo es que queremos que todos se adapten a nuestros hijos y los nuestros a nada. Para dar el gusto a quienes no les gusta el fútbol, se lo quitamos a quienes si les gusta? Pues encima metamos bates de baseball, a ver que tal… dejad que vuestros hijos afronten sus circunstancias y elijan sus juegos!

    21 Abril 2017 | 15:31

  18. Dice ser Marisa

    El cole de mi hija es enorme, tiene un patio enorme a tres alturas, en una hay canastas de baloncesto y en otra un campo de fútbol sala, que se usan como tal para extraescolares únicamente.
    En la intermedia, en un sitio un poco aislado, les dejan jugar al fútbol, por edades, los lunes primero y segundo, los martes tercero y cuarto….
    No permiten pelotas más que ahí a los que les toca.
    Si permiten combas, o muñecos o juguetes similares si alguien quiere llevárselos

    22 Abril 2017 | 00:25

  19. Dice ser Carlos

    En mi colegio también se reparten los días de fútbol por clases, además hay un día sin balón y también hay una pequeña zona en la que nunca se puede jugar con balones. Con esto se ha resuelto que el fútbol acaparase todo el espacio del patio… y los niños lo han aceptado bien.
    Además, cuando se juega al fútbol, tienen que seguir unas normas mínimas de convivencia… las chicas pueden jugar si quieren, todos rotan por el puesto de portero cada vez que hay un gol, están prohibidas las burlas… Cuando alguien no sigue las normas es el grupo de niños el que se lo comenta a cualquiera de los profes que vigilan el patio.
    Algunos pensáis que estas medidas les restan libertad a los niños. Mi experiencia es que crean un marco para el desarrollo del juego en el que todos pueden disfrutar por igual del deporte… niño o niña, hábil o torpe, fuerte o débil…

    24 Abril 2017 | 12:08

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.