BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

¿Hasta qué punto es bueno coger a los bebés en brazos?

Mi hija ha cumplido ocho años la pasada semana. Mi hijo cumplirá once años este verano.

Con Jaime hace mucho que lo de cogerle en brazos se acabó y, en menos tiempo del que yo quisiera, será él el que podrá cogerme a mí. Siguen los abrazos, los besos y los ratitos acurrucados juntos en el sofá bajo la manta, pero sostenerle en mis brazos, sentir su olor y su calor, consolarle cantando y hacerle reír haciéndole alcanzar el cielo, son ya únicamente buenos recuerdos en lo que anclarse.

A Julia aún la cojo a veces, para lanzarla a su cama por las noches entre risas, para darnos un abrazo de mono araña o si se queda dormida en algún sitio. No podré hacerlo mucho más tiempo. Muy pronto me faltarán las fuerzas para levantar su peso y la sensación de sostenerla, entre mimos, canciones o carcajadas de cristal solo quedarán en nuestra memoria.

Me preguntan hasta qué punto es bueno coger a los bebés en brazos y recuerdo que cuando comencé este blog Jaime no tenía ni dos años y Julia no estaba aún en este mundo, me acuerdo de lo mucho que ellos querían estar sobre mí, conmigo, y que fue una etapa maravillosa que ha podido ser larga pero ha pasado en un suspiro.

Me lo preguntan y no puedo evitar pensar en darle la vuelta a la pregunta. ¿Hasta qué punto puede ser malo no hacerlo? ¿Hasta qué punto puede ser perjudicial dejar a un bebé o un niño pequeño llorar reclamando los brazos, el consuelo, la protección, la atención, el amor… y no dárselo?.

Yo siempre he preferido equivocarme por exceso de cariño. Siempre he optado por reforzar el vínculo, no por quebrarlo.

Claro que hay momentos en los que nos podemos sentir abrumados, con mucho que hacer, poco tiempo disponible y un bebé o un niño pequeño que nos frena. Pero es que tal vez debamos frenarnos. Tal vez debamos parar y reconsiderar nuestras prioridades. No son pequeños tiranos. En absoluto. Son nuestros cachorros que nos necesitan.

Y crecen tan deprisa, que antes de lo que creemos habremos olvidado los momentos en los que nos sentimos superados y solo atesoraremos con nostalgia los instantes en los que nuestros brazos encerraban para ellos el mundo entero.

(GTRES)

13 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser marian

    Cierto que es una maravilla achucharlos, besarlos y olerlos y que el tiempo pasa volando y más, como también es cierto que cuando era bebé y reclamaba no siempre lo cogía, no siempre se puede y sobre todo (no es que sean tiranos), pero sí aprenden rápido a reclamar cada vez más si no les enseñas a esperar, y eso también es tarea paterna.

    14 Marzo 2017 | 10:12

  2. Dice ser Marisa

    A los 5 días de nacer mi primera hija fuimos a hacerle la prueba del talón y cuando terminamos nos ibamos con ella en brazos, llorando lógicamente, porque acababan de pincharle. Pues esperando el ascensor una señora de unos cincuenta años nos dice “uy, cómo llora, no la acostumbres a los brazos que es peor”. Mi marido y yo nos quedamos muertos y menos mal que nos dio por reirnos por lo absurdo de la situación. Estuvimos debatiendo si dejar que la niña de 5 días fuera caminando ella solita para no echarla a perder jejejeje

    Pero siempre me ha resultado curioso que precisamente sean las personas más mayores (y mujeres) las que aconsejan -aunque no te conozcan de nada- que no cojas a los niños en brazos para que no se acostumbren.

    La verdad es que siempre digo que con el parto perdí toda la vergüenza y siempre he respondido a quien me lo ha dicho, lo conociera o no, que lo cojo ahora porque a los 15 no se va a dejar. Si no los cogemos ahora, ¿cuándo los vamos a coger?

    A veces piden brazos pero basta con unos segundos para que se reconforten y sigan jugando, y como tú dices, a lo mejor deberíamos ir más despacio.

    Corroboro que el tiempo se pasa volando (frase típica maternal de la que te ríes hasta que eres madre ) 🙂

    14 Marzo 2017 | 11:02

  3. Dice ser Irene

    No puedo estar más de acuerdo con el post. Mi hija ha cumplido ya 12 años y nunca le negué unos “bracitos” ¿para qué? ¿por qué? Se crió de manera normal, nunca ha sido una niña tirana y ahora que es una preadolescente no es insegura, ni mimada.

    Hacen falta más escritos como este y menos diciendo lo horrible es que tener bebés.

    14 Marzo 2017 | 11:16

  4. Dice ser Mamá nada reciente

    Cogerles en brazos o atenderles cuando te reclaman, además de ser un placer, es una forma de enseñarles que hay que atender a los demás cuando te necesitan, yo creo más en la enseñanza por imitación que en la disciplina. Yo les cogía siempre que he podido, les metía en mi cama si no podían dormir, y más cosas que se suponen que no hay que hacer porque “se acostumbran”, y creo que ahora son preadolescentes muy seguros de ellos mismos, cariñosos y tranquilos. Yo pienso que hay que huir de esos consejos arcaicos que nunca han dado buen resultado…

    14 Marzo 2017 | 11:27

  5. Dice ser Rosa

    Pues yo estoy a favor de los brazos. A mi hijo le he achuchado cada noche, en el sillón, después de la cena hasta que ya no ha cabido. Tenía al menos 12 años. Hoy con 19 años es él el que me coge a mi diciéndome “ay, mi chiquitita”. Pero que nos quiten lo bailao y ojalá pudiera seguir haciéndolo

    14 Marzo 2017 | 11:29

  6. Dice ser marian

    Hay que atender cuando te necesitan pero también hay tiempos.
    Si tienes tres hijos o estás en la ducha, tendrán que esperar, no se acaba el mundo porque sepan desde chiquitos que no son el ombligo del mundo.
    El mío ya tiene 13 y es maduro, cariñoso y responsable.
    Todavía nos achuchamos y nos reímos a carcajadas, pero además es una persona paciente, nada egoista y con un alto nivel de frustración, quién sabe, a lo mejor por que le enseñamos a esperar al igual que le enseñamos que era único pero no “el único”.

    14 Marzo 2017 | 11:52

  7. Dice ser Mamá nada reciente

    Por supuesto, Marian, lo uno no quita a lo otro. Los mío son gemelos, y claro que han tenido que esperar, pero siempre viendo la causa y teniendo muy claro que no se puede exigir cuando no se puede dar algo. Es una enseñanza que cuando se tienen varios hijos les damos sin querer, pero les entrena para la vida.

    14 Marzo 2017 | 12:04

  8. Dice ser marian

    Me refiero a que no siempre que lo ha pedido le he cogido. Por supuesto que me encantaba tenerlo en brazos, pero es cierto que cuanto más les coges, más lo piden (real como la vida misma) y no puedes pasarte la vida con él en brazos, yo al menos no.
    Cuando no le cogía y reclamaba, le acariciaba y hablaba.
    A la pregunta de “hasta qué punto es bueno cogerlos”, ni bueno ni malo, cada uno sabe porque sí y porque no, pero ni una cosa ni la otra implican beneficio futuro ni lo contrario.

    14 Marzo 2017 | 13:14

  9. Dice ser Mamá nada reciente

    Yo a la pregunta contestaría que es bueno, por lo que ya hemos dicho antes, y por el contacto físico, es bueno fisicológicamente y para su desarrollo. Otra pregunta sería si es bueno cogerles siempre y cada vez que lo pidan, la respuesta por supuesto sería no, no es bueno, igual que no es bueno que obtengan en general todo lo que quieran, si es al momento mucho peor.

    14 Marzo 2017 | 13:51

  10. Dice ser MANUEL LIQUIDANO

    El contacto fisico que tenemos con nuestros hijos es muy importante en su desarrollo y formacion. Los tiempos cambian, y para poder vivir “mejor“, los padres de nuestros ninos tienen que trabajar los dos,eso trae como consecuencia,que tengamos menos relacion directa con ellos. Esos primeros anos de formacion pasan la mayor parte de su dia en guarderias., dando como resultado un alejamiento a ese precioso y necesario contacto fisico con nuestros hijos. Por lo tanto necesitamos que el “ mayor tiempo “`que convivamos con nuestros hijos sean de mas calidad y afecto.

    14 Marzo 2017 | 15:21

  11. Dice ser DescansoBebe.com

    El abrazarlos achucharlos acurrucarse a su lado hacerles ver que los queremos y que igual que ellos nos necesitan nosotros los necesitamos más… el amor infinito de madre, ese amor incondicional… no debemos cansarnos jamas de abrazarlos y cogerlos en brazos aunque sean mayores.

    14 Marzo 2017 | 16:35

  12. Dice ser Bola de gluones

    Como padre de dos niñas mellizas de once años, a las que jamás he escatimado abrazos ni besos, puedo garantizar que coger en brazos a los niños refuerza extremadamente la relación entre padres e hijos. El bebe, o el niño ya mayorcito, entiende perfectamente así que los padres les quieren sin condiciones y son alguien con quien siempre pueden contar. Cualquier teoría en contra es pura majadería.

    14 Marzo 2017 | 17:29

  13. Dice ser plim

    ¿Hasta qué punto es bueno coger a los bebés en brazos?

    -Es una pregunta que retrata a la perfección la deriva de esta sociedad hacia la más absoluta decadencia.

    14 Marzo 2017 | 20:18

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.