BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

¿Son buenas las toallitas húmedas para los bebés? (para el medio ambiente no)

Hace pocos días una compañera de trabajo me hacía esa misma pregunta: ¿Son buenas las toallitas húmedas para los bebés?.

(GTRES)

No soy dermatóloga, tampoco una especialista en los componentes en los que puedan estar impregnadas. A poco que se busque por Internet se encuentra de todo, tanto noticias que recogen su seguridad como otras que hablan de una relación directa de la metilcloroisotiazolinona con la dermatitis alérgica y contenidos que explican todos los componentes que pueden tener y que habría que evitar (sí, incluyendo esos sospechosos habituales que son los parabenos) y cómo hacer toallitas caseras. Creo que voy a sugerir a Javi Yanes, mi compañero del blog Ciencias Mixtas, que eche un vistazo para hablarnos del tema con rigor y conocimiento de causa. De entrada, yo no me alertaría demasiado.

Sí sé que es difícil en estos tiempos vivir sin ellas cuando eres madre reciente. Y acabas usándolas para todo, no sólo para limpiar a tus hijos en el cambio de pañal.

Son un imprescindible en la bolsa del carro e innegablemente útiles. He visto estas toallitas limpiando culos, bocas, manos, (todo eso de bebés y también de adultos) hocicos caninos, retrovisores, pantalones vaqueros, gafas, iPads e incluso cristales de acuario.

Pueden crear dependencia, creedme. Deberían avisarlo en el paquete.

Pero os voy a decir una cosa, yo fui usándolas cada vez menos y me di cuenta de que podías vivir con un número muy limitado de ellas, porque puede que para los bebés no sean malas, pero para el medio ambiente no son precisamente buenas, entidades de todo tipo recuerdan el grave impacto que causan y recomiendan limitar su uso.

No debería ser necesario decir que no deben dejarse tiradas por cualquier sitio ni lanzarlas al inodoro. Pero lo voy a hacer porque me consta que en el tratamiento de aguas de nuestras ciudades son una pesadilla (ni siquiera las que dicen que son aptas para irse por ahí es recomendable tirarlas por el desagüe) y porque es demasiado frecuente verlas intentando ser biodegradables sin éxito en parques infantiles y demás zonas en las que abunden los niños pequeños.

Yo las fui usando cada vez menos con Jaime, que tenía piel atópica. Tras probar mucha crema descubrimos que lo mejor para que estuviera bien era prescindir en lo posible de cremas y jabones. Dejamos de bañarle a diario y a hacerlo la mayoría de las veces únicamente con agua, prescindimos de cremas y champús y tiramos de los jabones naturales de toda la vida y mejoró inmediatamente.

Las toallitas húmedas solo las empleábamos cuando tenía caca. Sobre todo si estábamos fuera de casa. Lo mejor para evitar escozores era cambiar el pañal en cuanto notabas que había pis, por mucho que llevase uno de esos Dodots con tal capacidad que parten crear airbags en el trasero de los bebés sin que se escape una gota.

Con Julia seguimos bailando al mismo ritmo: menos baños, sin cremas, jabones naturales, cambios de pañal frecuentes y toallitas las mínimas. Nunca tuvo el menor problema en la piel.

A partir del primer hijo nos pasa a casi todos que nos relajamos y nos damos cuenta de que menos es más.

Y si hubiera habido un tercero también habría procurado limitar en todo lo posible su uso. De hecho hace muchos años que ya no las uso con ellos. En cuanto Julia dejó el pañal con poco más de dos años dejé de emplearlas, aunque me consta que hay familias que las siguen usando con niños muy mayores, incluso de por vida.

Bueno, ahora que lo pienso últimamente han vuelto a casa. En número limitado y vinculadas a que a mi santo le ha dado por pintar maquetas.

Ya os dije que servían para todo… pero ya sabéis: con control y siempre a la basura.

5 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser DD

    El Medio Ambiente ha sido importante toda la vida, no se ha hecho caso de esto hasta ahora que se habla de que todo daña, o nos pasamos o no llegamos.

    20 Febrero 2017 | 08:49

  2. Dice ser Ermadi

    En una de las cosas que dices en el post, has dado en el clavo: no hace falta bañar a un bebé/niño pequeño todos los días. Bueno, no es que no haga falta, es que es contraproducente. Tengo dos hijas, con la pequeña cambiamos de pediatra y fue el que nos abrió a la luz (ante nuestra extrañeza inicial, todo hay que decirlo). Con bañarla cada 3-4 días, suficiente, los niños tan pequeños “no sudan” (entiéndaseme) ni huelen, ni tampoco cogen roña. Sí, pueden tener baño todos los días, pero que no sea baño propiamente dicho sino algo lúdico y para jugar. Si hablamos de baño-baño con champú, jabón, gel, esponjas, etc, 2 veces a la semana o 3 y palante. La gran mayoría de los champús, geles, etc, del emrcado, incluso los más artesanales y los teóricamente más naturales, alteran por completo el PH de la piel.

    Con la pequeña lo hicimos así y tuvo la piel mucho más sana, más tersa, más suave y más “de todo”, que la mayor. Y sin apenas irritaciones y ni un solo granito. Luego me enteré que en países del “primer mundo” como Alemania, Suecia, etc, es práctica habitual. La única pega es que algunos de ellos han seguido está práctica habitual también de adulto jejeje.

    20 Febrero 2017 | 10:22

  3. Dice ser uno que opina

    Hablas de lo malas que son las toallitas humedas, y despues dices con total serenidad que usas Dodot? Los pañales son INFINITAMENTE mas dañitos para el planeta pues duran hasta 700 años hasta que se descomponen, cuanto duran las toallitas? 2 años las no biodegradables?

    Si de verdad te importa el medio ambiente, usa mejor pañales de tela, como los de Pop-In, que por cierto, también son mas buenos para los bebes, y eso lo he comprobado de primera mano con mi hija.

    20 Febrero 2017 | 10:40

  4. Dice ser Antonio

    No entiendo que tiene de dañino para el planeta algo que acaba enterrado en un vertedero que en 50 años será un parque. No paro de oirlo y cada vez que lo pienso, menos sentido le encuentro.

    20 Febrero 2017 | 21:34

  5. Dice ser DescansoBebe.com

    Las toallitas se suponen que están dermatológicamente probadas, y que pasan ciertos controles antes de lanzar un producto al mercado. Mas cuando se trata de productos para bebés.
    Esta claro que son malas para el medio ambiente si las tiramos al WC, pero si las desechamos en una papelera o en el cubo de basura, pues serán recicladas correctamente. ¿no?
    Además creemos que son muy prácticas ya que las puedes llevar en el bolso y limpiar e higienizar cómodamente al bebé.
    Un saludo desde DescansoBebe.com

    21 Febrero 2017 | 15:53

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.