BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Archivo de Noviembre, 2016

¿Qué opinas sobre llevar a niños de a partir de siete años en moto?

Siempre me había preguntado cómo era lo de que los niños fueran en moto, a partir de qué edad podían hacerlo y en qué circunstancias. Y no porque me plantee que viajen de semejante manera, que ni tenemos moto ni me agrada especialmente la idea de que vayan de paquete en una. Simplemente ha sido mucho tiempo una curiosidad latente que no he tenido necesidad real de satisfacer.

Un tema de Lucía Carmona titulado Así deben ir los niños en bicicleta y en moto, que va acompañado de la infografía que ilustra este post, me ha aclarado todas las dudas. Habla también de cómo deben ir en bici, os animo a leerlo entero si el tema os interesa, pero os traigo un fragmento aclaratorio:

“Un niño tiene permitido viajar de pasajero en ciclomotores y motocicletas siempre que sea mayor de 12 años, utilice casco protector y vaya sentado a horcajadas en el asiento detrás del conductor -nunca en el lugar intermedio entre la persona que conduce y el manillar de dirección del ciclomotor o motocicleta- con los pies apoyados en los reposapiés laterales.

Como excepción, la norma permite a los mayores de siete años viajar en motocicletas y ciclomotores, siempre que vayan conducidos por su padre, madre, tutor o por una persona mayor de edad autorizada”.

moto

Os confieso que me ha sorprendido mucho encontrarme con que a partir de siete años ya puedan ir en moto. Porque vamos, el requisito de que conduzca la moto alguno de sus padres, sus tutores o un mayor de edad autorizado por ellos amplia demasiado el campo a una edad en la que, en el coche, aún deben ir sujetos en una sillita homologada. En la moto van sujetos con la fuerza, la responsabilidad y la concentración de sus siete años. Me parece insuficiente.

Lee el resto de la entrada »

¿Cómo es HBO para niños? ¿Qué contenidos infantiles y control parental tiene? ¿Y Netflix?

HBO ya ha llegado a España, las tres letras que identificamos todos con series de televisión convertidas en fenómenos que acumulan premios, buenas críticas y telespectadores, como Juego de tronos, True Detective o Girls, llega al fin tras un acuerdo con Vodafone. No voy a ponerme a analizarlo en profundidad o a entrar en comparativas genéricas, que ya hay muchos haciendo eso y este blog va de cosas de niños.

Niños… Ahí sí que tenía ganas de echarle un ojo. ¿Qué trae HBO para los niños? Muchos de los que tenemos infantería en casa valoramos mucho los contenidos infantiles que ofrecen los servicios de streaming antes de lanzarnos a la piscina y teclear los números de la tarjeta, incluso teniendo un mes de prueba gratuito.

En mi casa apenas se han visto los canales convencionales de televisión infantiles, esos en los que la programación cambia, ponen y añaden entre series y películas que aprobamos otras que no son apropiadas y (algo sobre todo sangrante en esta fechas prenavideñas) que bombardean de publicidad a nuestros hijos a una edad en la que son especialmente sensibles. Nosotros al principio optamos por los DVDs y, sobre todo, por tener un disco duro en el que teníamos las películas, series de televisión y música infantil que nos parecía adecuado que vieran. Por eso nos lanzamos entusiasmados el año pasado a Netflix, que es prácticamente lo único que vemos ahora en casa. Por eso tenía mucha curiosidad por la oferta infantil de HBO.

Por lo que he podido ver, el plato fuerte de HBO es Disney. Ya incluso desde la división de contenidos que ofrecen, Disney aparece como uno de los tres destacados. hbo2hbo5Mientras en Netflix al principio no había nada de Disney y poco a poco van aumentando los contenidos de esta factoría gigante del entretenimiento infantil y juvenil (en casa celebramos mucho la llegada de Big Hero 6 recientemente), HBO desembarca ya de entrada con muchas películas y series. Muchos clásicos como La Bella y la bestia, Dumbo, Peter Pan, El Rey León, Alicia en el país de las maravillas…  también éxitos recientes como CarsFrozen. ¡Qué cosas! Big Hero 6 no está… De hecho no está todo ni mucho menos. Estrenos más recientes que han salido hace poco en Blue-ray y DVD tampoco se encuentran. Pero sin duda en tema Disney, HBO gana la partida.


Dejando de lado Disney hay mucha franquicia conocida entre las series para los más pequeños, como Dora, la exploradora, La patrulla canina, Caillou, Ben&Holly, Pocoyo o Peppa Pig, pero en cantidad y variedad Netflix se lleva esta baza. La oferta es limitada. Algo semejante pasa con la opción para niños más mayores, el catálogo es escueto y tirando a manoseado. Al menos de momento. Entiendo que en ambos casos irán creciendo con el tiempo.


Aquí cada uno deberá valorar en función de los gustos que predominen en casa qué plataforma interesa. Aunque dependiendo del presupuesto que manejen, lo mismo interesan ambas. En absoluto son excluyentes. Tienen precios similares, 7,99 al mes HBO con ofertas para clientes de Vodafone y entre 7,99 y 11,99 Netflix. Ambos con un mes de prueba en cualquier caso.

Lee el resto de la entrada »

‘Un amigo diferente’, un cuento de dragones, unicornios y respeto al que es distinto

imageHe tenido la suerte de ser una de las pocas personas en poder leer antes de que aparezca impreso Un amigo diferente, el tercer cuento autoeditado de la científica, madre reciente y escritora María José Rodríguez.

Tras Chiquitina y Galgui, este tercer trabajo sigue la misma línea de inculcar valores desde un discurso positivo, pero gana en complejidad en muchos sentidos. En primer lugar, la historia es más extensa y requiere un mayor esfuerzo que eleva la edad recomendada a partir de los cinco años. En segundo lugar las llamativas ilustraciones de Fernando Cascales sorprenden por su riqueza, muy lejos del dibujo más sencillo y colorista de los cuentos anteriores, los pocos ejemplos que veis en este post no hacen justicia al nivel de detalle y atractivo que desarrollan según pasas las páginas. Por último, este cuento no viene solo, lo acompaña una guía didáctica y un audiocuento a varias voces con banda sonora compuesta originalmente para la historia.

Se notan los diez años de trabajo e ilusiones que hay detrás.

Pero es un cuento aun nonato. Justo en estos momentos se encuentra recabando fondos en Verkami para poder ver la luz y llegar a tiempo a las alforjas de los Reyes Magos. Yo ya he contribuido, porque es un proyecto que merece la pena respaldar y que ocupe un lugar permanente en la librería de nuestros hijos, esa que alberga sueños, risas y aprendizajes.

Cuándo y por qué nació la idea del cuento de Un amigo diferente?
Nació hace una década y ha ido creciendo poco a poco. El germen inicial era muy simple: yo quería escribir un cuento infantil sobre unicornios y dragones, me parecían personajes potentes que a mí, como amante de la fantasía, me inspiraban. Sol de Invierno y Nubes en los Ojos nacieron por un telediario, en el que hablaban de un conflicto antiguo en el que los niños son las grandes víctimas. Hace casi 10 años, cuando yo buscaba una historia para mi unicornio y mi dragón, comenzó el bloqueo de la población palestina de Gaza por parte del ejército israelí. Entonces imaginaba- y ahora que tengo hijos lo sé a ciencia cierta- que si un niño se encuentra en la calle con otro niño, no va a percibir sus diferencias con el otro, (patria, religión, color de la piel, tipo de familia, idioma, partido político de sus padres…). Iba a ver simplemente a otro niño y el primer impulso de ambos sería sentir curiosidad y jugar. Las diferencias no están en ellos, las diferencias están en los ojos de sus padres.

Era eso lo que necesitaba contar.

Lee el resto de la entrada »

¿Cuántos juguetes debería recibir un niño al año? ¿Y en Reyes?

(Jorge París)

(Jorge París)

El suplemento económico de 20minutos Mi Bolsillo publicó este jueves una entrevista muy interesante con José Antonio Pastor, Presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), juguetero de tercera generación y, desde hace casi un año, al frente de la patronal de jugueteros de Europa . Resulta interesante sobre todo para aquellos que somos padres y vamos a diario recogiendo juguetes por casa, aunque ya os aviso que al señor Pastor le asoma demasiado la patita a la hora de defender de los intereses de su sector: ampliar el consumo a todo el año, defender que los niños deberían recibir mas juguetes, la pullita al entretenimiento digital…

A mí me ha chirriado especialmente en este momento.

¿Diría que persiste el sexismo en los juguetes?
No. Hay sexismo en el comportamiento de los adultos y por tanto en el reflejo que los niños tienen de ellos y a su vez en el juego, pero los productos no son sexistas de por sí. Los juguetes son los que son, los niños eligen a qué jugar. La comunicación es otra cosa y en esto sí se ha avanzado, pero tampoco se le puede pedir a un sector industrial que vaya por delante de la sociedad y que haga campañas de educación, para eso están los ministerios. Nosotros tenemos que ser todo lo socialmente sensibles que podamos, claro, pero sin llegar a hacer campañas educativas y que al final no vendas nada y tengas que cerrar, cada uno tiene que hacer su papel.

Claro que aún hay juguetes que por su concepción, publicidad o embalaje son sexistas.

(Jorge París)

Esta imagen es de la presentación en la que se hizo la entrevista. (Jorge París)

Y claro que existe la responsabilidad social de las empresas, es algo cada vez más compañías que intentan llevar a cabo, cada vez más tienen fundaciones e incluso se embarcan en programas de voluntariado corporativo. Puede que no haya obligación, pero lo que resulta interesante deducir de su respuesta es que no parece haber voluntad de contribuir a un mundo mejor. En plata, que pasan de dedicar recursos para hacerlo.

(Jorge París)

(Jorge París)

No obstante, no es de eso de lo que yo quería hablar, sino de este momento de la entrevista realizada por mi compañera Verónica Vicente, después de que lamentará la estacionalidad de las ventas de juguetes en España, que los niños solo reciban ocho juguetes al año y concentrados en Navidad y mencionara que en el Reino Unido los niños obtienen cuarenta de media.

¿Pero 40 juguetes al año para un niño no le parece excesivo?
¿Para 365 días al año? me parece poco, de hecho. Lo que me parece una animalada es que los ocho se entreguen en un solo día.

A mí lo de que un niño reciba cuarenta juguetes repartidos a lo largo de todo el año sí que me parece una barbaridad. Estamos hablando de casi 3,5 juguetes al mes. No creo que haya niño capaz de sacar partido a tanto cacharro. No sé qué opináis vosotros, pero yo me inclino más por el número de ocho al año que por el de cuatro decenas. Conozco bastantes padres, entre los que me encuentro, que pese a intentar limitar el número de juguetes que entran en casa, vemos un exceso que los niños son incapaces de manejar.

Claro que los niños necesitan jugar, por supuesto que es algo imprescindible en su desarrollo, pero el juego no está necesariamente vinculado a los juguetes. De hecho, según mi experiencia, el mejor juguete para nuestros hijos somos nosotros.

Lee el resto de la entrada »

En el embarazo, cómo saber si es niño o niña

El otro día me quedé francamente sorprendida cuando descubrí que una de las búsquedas más habituales en Google relacionadas con el embarazo era esa pregunta: ¿cómo saber si es niño o niña?. Y hablo de España, no de La India.

(GTRES)

(GTRES)

Me quedé sorprendida por la que respuesta es única: mediante una ecografía. A veces al final del primer trimestre ya se puede ver si hay suerte. Y determinadas pruebas diagnósticas que se hacen (no siempre y no por ese motivo) durante el embarazo, como la amniocentesis, también pueden dar esa información. No hay más opciones. Bueno, también está la solución de esperar a que nazca la criatura, claro.

Todo esto me recordó uno de los primeros posts que escribí en este blog, hace mas de ocho años, sobre los cuentos chinos que circulaban por ahí para poder quedarse embarazada de un niño o una niña. Hay por Internet calendarios que te dicen cuando concebir para que sea niño o niña, listas de alimentos prohibidos en función del sexo que se desee engendrar e incluso trucos mágicos como poner una piedra bajo la almohada.

Tontadas todos ellos.

También en ese post recogía otras boberías que circulan por ahí relacionadas con esa búsqueda que tanta gente hace para saber si esperan un niño o una niña, como que que las tripas altas traen niñas y las bajas niños o que las barrigas redondas son tripas de niña y las picudas de niños. También que si la embarazada se pone guapa, con la cara redonda y la piel lustrosa, es niña, y si la piel se le estropea niño. Aunque hay versiones contradictoria, una lectora me dijo hace tiempo que: “mi abuela se dice que las niñas te roban la belleza y por eso las embarazadas de niña están más feas”.

Incluso a mi matrona, reconociendo que no era había ninguna base científica, le gustaba intentar adivinarlo a partir de los latidos del feto. Afirmaba que solía acertar, pero conmigo falló.

Lee el resto de la entrada »

¿Qué demonios hacen los niños viendo ‘Sálvame’?

Por las mañanas, en el largo trayecto en coche en hora punta desde la periferia obrera madrileña hasta la redacción, voy escribiendo en la tablet. Que nadie se asuste antes de tiempo, ni tengo un coche autónomo ni voy infringiendo ninguna norma. Voy ocupando el asiento de copiloto. De esos atascos nacen muchos posts, a veces boicoteados por el corrector automático que sabe que le odio.

Nos acompaña la radio, a veces los informativos de La Ser (era RNE cuando estaba Juan Ramón Lucas), a veces Javi Nieves y Mar Amate en Cadena Cien. Cogimos esa costumbre durante los años que llevábamos a Jaime al colegio, un centro que estaba a veinte kilómetros de casa porque hay muy poquitos centros específicos para niños con autismo en Madrid y solo uno está en la zona sur, aunque ese es otro tema. La cuestión es que él prefiere la música a las noticias.

En uno de los espacios del programa de Javi y Mar un colaborador acude a la puerta de un colegio a preguntar cualquier cosa a los niños pequeños. Lo de menos es la cuestión, lo divertido son las respuestas que sueltan los críos, muchas desternillantes.

Esta mañana les ha preguntado por lo que les aburre viendo la tele. La verdad es que no me he enterado mucho porque andaba concentrada escribiendo, pero se me ha activado el radar cuando he escuchado a varios responder con sus vocecitas infantiles que “el Sálvame. ¿Por qué les aburría? Pues uno decía que porque hablaba mucha gente a la vez y no se entendía nada, otro porque te estaban intentando vender cosas de mayores todo el rato.

Bastante más listos esos niños que los adultos que se tragan esa basura y obligan a que los pequeños tengan que aguantarla. ¿No tendrán nada mejor a lo que dedicar su tiempo que a sentarse a ver ese circo absurdo y alienante? Horas desperdiciadas que yo les compraría si pudiera sin dudarlo. El transmisor de tiempo sobrante sería un gran invento, tanto como la cabina de teletransportación y el reductor de materia.

Lee el resto de la entrada »

Nadie lleva pañales a menos que los necesite, a menos que sea una persona dependiente

Tricicle en pañales (GTRES)

Tricicle (GTRES)

Ese lunes es noticia que la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) ha presentado 182.152 firmas en el Congreso para pedir la rebaja del IVA de los pañales al 4%.

Actualmente, los pañales en España tienen un IVA del 21%, el de los productos considerados de lujo. No son los únicos productos que andan ahí de manera equivocada, también se considera un lujo  los servicios veterinarios o las compresas y tampones.

Los pañales son un producto de necesidad básica y es fácil comprobarlo: solo los usa aquel que los necesita. Y el que los necesita no puede vivir sin ellos (o sería francamente complicado que lo hiciera). Un ejemplo, cuando nos vamos de viaje con mi hijo es algo que no podemos dejar de llevar en la maleta y que cuidamos mucho que no se nos acabe sin tener repuesto.

Y ahora vamos un poco más allá.

Los pañales son un producto imprescindible no solo para los bebés y los niños más pequeños aunque solamos relacionarlos con ellos. Un ejemplo es que al buscar pañales en los bancos de imágenes del periódico solo aparecen fotos de bebés, los únicos adultos ‘empañalados’ son los humoristas de Tricicle emulando ser niños. Se nos da muy bien maquillar la realidad a golpe de recurso gráfico.

Mi hijo, del que os hablaba antes, no es un bebé; mi hijo tiene autismo y diez años. Es una persona con discapacidad y dependiente que de día se apaña perfectamente para ir al baño pero que por las noches sigue necesitando pañales. Normalmente lo único que necesitan contener es pis, pero aún hay una o dos noches al mes que se hace caca durmiendo. No pretendo ser escatológica, pero tampoco disfrazar la realidad: limpiar a un niño de diez años no es cómo hacerlo con un bebé, os lo aseguro. Si no hay pañal o el pañal falla, limpiarle (a él y su cama) es un marrón considerable, literalmente.

Es una de nuestras muchas tareas pendientes con él. Estoy convencida de que acabaremos logrando que prescinda de los pañales, pero pueden pasar años. Hay muchos chavales con autismo que llevan pañal día y noche, o solo de noche, durante muchísimo tiempo, incluso durante toda su vida.

En este país hay una gran cantidad adultos que precisan pañales y empapadores. ¿Cuántos? No existen datos oficiales me temo. Son adultos que tienen diferentes tipos de discapacidad, que están enfermos o que son muy ancianos. Ninguno de ellos llevaría pañales si no los necesitara imperiosamente, os lo aseguro. Y en el colectivo anciano y con discapacidad todo cuesta más, todo supone más gastos, hay mayor incidencia de paro y pobreza.

Lee el resto de la entrada »

¿Es ‘Animales fantásticos y dónde encontrarlos’ una película para ir con niños?

Harry Potter y la piedra filosofal fue, sin la menor duda, una película a la que se podía acudir con niños de la edad que ahora tiene mi hija, siete años. Incluso con niños más pequeños, Julia lleva ya dos años enganchada a las primeras aventuras del joven mago.

Yo la vi en el cine en su momento siendo veinteañera y la disfruté, igual que había disfrutado con anterioridad los libros, pese a ser lecturas infantiles. Las novelas, igual que las primeras películas de la saga, conseguían atraer tanto a niños como a jóvenes adultos. Precisamente aquello conformaba gran parte de la magia que llevó al éxito las creaciones de J.K.Rowling.
20161119_152529
Animales fantásticos y dónde encontrarlos es el nuevo inicio de otra saga basada en el mismo mundo pero anterior en el tiempo y ubicada en Estados Unidos en lugar de en el muy británico Hogwarts y en Londres. Acaba de llegar a los cines y viene recomendada por la Motion Picture Association of America para mayores de trece años, pero también tenía la misma recomendación Harry Potter y el cáliz de fuego y en casa es nuestra película favorita de la saga. Las indicaciones de edad recomendada son fiables solo hasta cierto punto según mi experiencia.

¿Es también una película que disfrutarán y enganchará a niños pequeños?

No lo creo. Ni lo uno ni lo otro. Es una película que entretendrá e incluso emocionará (¡ay ese arranque en pantalla grande del logo de Warner y la banda sonora clásica!) a los que fueron niños con Harry Potter y ahora son adultos, pero a la que acudir con chavales que tengan a partir de diez años. tal vez los trece que esta vez recomienda, con razón, la MPAA.

Julia estaba como loca por ir, pese a la gripe que nos tiene a todos tumbados desde el jueves. Le gustó sin entusiasmarse. No la asustó, pero en momentos se perdió, el arranque se le hizo largo y encontró poco del mundo mágico ideado por Rowling y personajes que no la enamoraron.

La película tiene sus luces y sus sombras. Es un buen entretenimiento pero está lejos del sobresaliente. Si despojas a la película de la morriña de Potter, si la imaginas ajena al mundo de Rowling, los defectos afloran aún más.

Los animales fantásticos están muy bien hechos, pero ceden el protagonismo que merecerían frente a tramas paralelas y no demasiado bien hiladas entre sí. El elenco es magnífico, pero hay demasiados actores en papeles secundarios que no se aprovechan. De hecho, ni siquiera se aprovecha bien a los protagonistas; Newt Scamander no brilla, no tiene el carisma necesario y no hay química con su coprotagonista. La pareja más interesante es la del muggle (nomag para los magos yanquis, perdón), y la ingenua rubia explosiva que sabe leer la mente y no tiene un pelo de tonta. No hay un malvado claro y bien aprovechado y  la presentación del universo mágico estadounidense es atropellada.

Por cierto tiene un par de diálogos que, no sé si por culpa de la traducción, son de lo más vergonzante y despiertan risas a destiempo en la sala. Del nivel “cuanto más te miro, más me crece” que le dice Anakin a Amidala en un supuesto contexto romántico en la ignominiosa Star Wars Episodio II.

A ver cómo evolucionan los personajes y las tramas a lo largo de las próximas cuatro películas, porque el arranque no ha estado mal, pero tampoco bien del todo.

Cuando los planes no salen como habías pensado, cuando tienes un hijo prematuro

Las cosas no tenían que haber salido así, pero es que la vida nos suele demostrar que nuestros planes no son más que castillos en el aire, ensoñaciones frágiles, tan frágiles como el hijo que vemos y apenas podemos tocar, con su piel transparente, sus párpados azules.

Cuando estás embarazada o lo está tu pareja no te atreves a pensar que pueda salir nada mal. Por supuesto que no. En la mayoría de los casos que conoces todo ha ido como la seda. Más o menos nauseas, más o menos horas de parto, más o menos puntos con los que bregar durante el puerperio y bebés más o menos guerreros después con lo del comer, el llorar y el dormir. Todo eso es lo que nos encaja, ante lo que estamos preparados, la foto que nos hemos creado en nuestra cabeza cuando planificamos ser padres.

Tal vez conoces casos de niños que han nacido prematuros, cuyos padres tuvieron que pelear mucho hasta tenerlos en casa, en sus brazos. Pero probablemente tú ya conociste a esos niños cuando les habían dado el alta y todo volvían a ser sonrisas.

Y claro que no, claro que eso no te puede pasar a ti. Te estás cuidando, a tu niño precioso no le puede pasar nada malo, estarás en la mayoría a la que los planes les han salido bien, lo apartas de tu mente. Tú tendrás a tu hijo, que tendrá un peso normal, y después de un par de días en el hospital, en los que no se separará de tu lado, os iréis a casa felices y nerviosos.

¿Y si no es así? 1 de cada 13 bebés nacen bastante antes de los nueve meses. En España se dan unos 38.000 nacimientos de niños prematuros al año. 38.000 historias de lucha, de superación, donde la ayuda médica y familiar es clave para que salgan adelante. 38.000 casos al año en los que nada es como habías imaginado, en los que descubrir la fuerza que atesoras y lo mucho de lo que eres capaz.

“No sé cómo lo haces” puede que te digan a veces, cuando te vuelves a casa sin tu bebé, cuando vas y vienes del hospital para ver a tu hijo, cuando te extraes leche para darle, cuando hay pruebas médicas o complicaciones en ese cuerpecito tan pequeño que duele.

Claro que puedes. Puedes porque no hay otra opción, porque es lo que tienes que hacer, igual que podría esa personas que te pregunta, o lo piensa, si se viera en esa situación.

Puedes porque tu bebé también está pudiendo, también está luchando. Y deberías poder sin culpas, porque a veces las cosas simplemente suceden y nada ni nadie podría haberlo evitado. Encallarse en los “si yo”, “ojalá que”, “podría haber”… no lleva más que a callejones sin salida. Hay que mirar adelante. Pronto todos los malos ratos no serán más que un mal sueño.

Europa Press

Europa Press

Este jueves es el Día Internacional de los Niños Prematuros. Un día para recordar que las UCI neonatales de los hospitales deben ser suficientes y bien equipadas, con lugares adecuados para la lactancia y el reposo de unos padres que pasan allí horas y horas, que los niños deben recibir una atención integral y especializada, que no olvide la Atención Temprana y todos los cuidados de fisioterapia o estimulación necesarios y que laboralmente estos padres tienen también que estar apoyados y sus derechos protegidos.

Salvador es uno de ellos: nació junto a su melliza, a los 6 meses de gestación. La mala suerte quiso que su hermana muriese a los dos meses de vida, mientras que él sobrevivió. Su madre cree que Salvador fue “salvado” por su hermana.

Películas que nos vienen esta Navidad y en 2017 para ir al cine con nuestros niños

Este post lo suelo hacer todos los años el mes de septiembre, en esta ocasión casi lo publico encima de las navidades, una época propicia para los estrenos infantiles potentes. Cosa del frío y las vacaciones escolares supongo.

El retraso ha hecho que ya no tenga mucho sentido hablar de Kubo y las dos cuerdas mágicas, Cigüeñas, Trolls y Ozzy, los estrenos que hemos tenido este otoño y del que yo destaco dos: Trolls, de Dreamworks, por el buen rollo que transmite y que ahora es ahora número 1 en taquilla y Kubo, una absoluta belleza, la mejor de todas ellas, que ha pasado discretamente por nuestros cines.

A continuación os voy a hablar de los próximos estrenos que más me llaman la atención. Algunas son películas que se pueden ver con niños más que películas infantiles, pero es que Julia va creciendo y disfrutando también de esos títulos. De hecho, este viernes iremos a ver la nueva entrega de Harry Potter, Animales fantásticos y dónde encontrarlos.

Hablo solo de Julia. Jaime, aunque le llevamos cuando era bastante más pequeño al cine, lo cierto es que no lo disfruta. No le gusta estar sentado a oscuras, pronto se aburre, protesta y quiere irse. El cine es uno de esos ejemplos en los que tener un hijo con autismo en la familia supone dividirse. No pasa nada. Nos parece lo lógico que Julia no tenga que renunciar a ciertos entretenimientos y que respetemos los deseos de Jaime.

Bueno, vayamos al lío.
Lee el resto de la entrada »