BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Las películas de anime son país para niños

Me gusta la animación japonesa, me gusta mucho. No soy ninguna experta, pero procuro ver todo lo que sé que tiene éxito y buenas críticas y no dejo que se me escape nada de los estudios Ghibli. Esa forma sutil de narrar, la estética, los personajes reflexivos incluso en la épica, el romanticismo sosegado, los desenlaces abiertos… me encantan.

No por nada a mi hija la llamamos desde que era bebé “princesa Mononoke”.

Julia tiene siete años, así que aún es pronto para ver con ella La princesa Mononoke. Tampoco le queda mucho para disfrutarla, es una niña que no se asusta fácilmente ni tiene pesadillas, que está acostumbrada que organicemos en casa noches de cine en familia en las que hemos visto desde clásicos como Dentro del laberinto, Cristal oscuro o Los Goonies hasta estrenos que no están pensados para niños como El marciano cuando el proyecto de su cole iba del espacio.

Y también largometrajes animación japonesa, claro. Este fin de semana estuve viendo con ella un estreno reciente que tuvo mucho éxito en su país de origen, El niño y la bestia, de los mismos creadores de otra belleza que ya había visto con ella: Los niños lobo. Ambas, es cierto, para niños a partir de la edad de mi hija y que digieran bien el cine. A partir de los diez años ya las puede ver cualquiera.

Con frecuencia me he encontrado a otros padres recientes sorprendidos cuando lo cuento. Hay una creencia muy extendida por ahí de que la animación que viene de ese país es apta solo para adultos, por compleja, por su alto contenido en violencia y/o sexo.

Hay mucho de eso, claro que sí, Akira o Ghost in the shell no las veremos hasta dentro de muchos años. Pero también hay auténticas obras de arte que podemos disfrutar junto a nuestros hijos. Incalculablemente mejores que la enésima versión de Ice Age o Kung fu panda.

Si tenemos dudas sobre si se trata de una película indicada para nuestros niños, la solución es tan sencilla como verla nosotros antes a solas.

Pero cuidado, que engancha.

Os voy a dejar aquí las favoritas de Julia, todas aptas para todos los públicos. Si tenéis más sugerencias, aquí me tenéis.

Arriety y el mundo de los diminutos. Probablemente la que hemos visto en mayor número de ocasiones. Con una protagonista valiente, sensible, inteligente y que mide unos pocos centímetros. También un niño humano al que le duele el corazón. De los estudios Ghibli, pero no del genio Miyazaki sino de Hirosama Yonebayashi, que se estrenó en la dirección con esta película de 2010.

image

Mi vecino Totoro. Esta sí es de Miyazaki y más antigua, de 1988. Solo con escribir esa primera línea ya tengo la cancioncilla de Totoro sonando en mi cabeza, y es probable que me acompañe media mañana en la redacción. Dos niñas, el entorno rural japonés y un mundo mágico y amigable. Deliciosa.

image

Nicky, la aprendiz de bruja. Nicky y su gato buscando su independencia, entendiendo lo que es la amistad y viviendo un montón de aventuras al meterse a mensajeros. Miyazaki, 1989.

image

Ponyo en el acantilado.Un niño pequeño (ve acabo de dar cuenta de que es el único varón protagonista del listado), que encuentra un pez que es mucho más de lo que parece. Una cinta marcada por el mar. Miyazaki, 2008.

PONYO

Nausicaa del valle del viento. De nuevo una protagonista femenina decidida y con recursos, piloto y exploradora. Un canto al entendimiento con la conservación del entorno muy presente. Tal vez requiera niños más mayores que las anteriores. Miyazaki, 1984.

image

Hay otras películas que hemos visto juntas, no solo de Ghibli, pero estas son las que más le han gustado y las que creo que mejor pueden servir para iniciar a los niños. Y hay otras que me reservo para descubrírselas más adelante, como la terrible y hermosa La tumba de las luciérnagas, el último (y romántico) éxito Your name.

Creedme, la animación japonesa no es un nicho para frikis, también es país para niños.

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Lico

    Grandes elecciones. La de los niños lobo la vi hace ya un par de años y la de El niño y la Bestia la vi hará un mes. Acabé llorando en las dos y eso que igual soy mayor que tú. Pero me emocionan, están muy bien hechas y si le acaba gustando a tu hija intenta colar alguna en VO con sub que es como las veo yo. Nausicaa un clasicazo que te hace una crítica y una llamada a proteger lo que tenemos y ser más tolerantes con lo diferente.
    Me gustan mucho más que las opciones americanas que has puesto que son más divertidas pero muy simplonas a mi gusto.

    20 Octubre 2016 | 12:51

  2. Dice ser KAKIMAN

    Podrías ponerle también El Verano de Coo, que aunque tiene un final muy triste, está muy bien para niños.

    20 Octubre 2016 | 18:34

  3. Todas las películas que mencionas (a excepción de Nausicaa que no la conocía, pero caerá rápido en mis manos) y muchas más que tengo en casa grabadas, se encuentran entre las preferidas de mi hijo Dídac, también autista. Podría añadir Porco Rosso, El castillo volante, El castillo en el cielo, Susurros del corazón, esta última es encantadora. Desde luego se lleva la palma Mi vecino Totoroy su música la llevamos grabada en la mente todos los de casa porque la escucha una y otra vez desde la tablet.

    20 Octubre 2016 | 23:37

  4. Dice ser Madre Reciente

    Gracias Kakiman, también la hemos visto y le gustó, pero menos que la que menciono que fue con las que nos iniciamos en el anime 🙂

    Verónica. Nos falta por ver El castillo ambulante, pero la tengo en la recámara ;). El resto sí las conocemos.

    Por Twitter me han recomendado La espada del extranjero y El recuerdo de Marnie y, más cinéfila, El cuento de la princesa Kaguya.

    21 Octubre 2016 | 08:32

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.