BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

¿Cuál es el objeto que con más cariño asociáis a vuestra maternidad?

1No soy yo de encariñarme  con las cosas. Las cosas son cosas, puede que útiles, bonitas, pero inertes, incapaces de sentir . “No llores por eso cariño, es solo una cosa, no llores por algo que nunca lloraría por ti”, es algo que he dicho a veces a mi hija. Ni ella ni su hermano tienen un apego excesivo a los objetos, regalan y prestan con toda la facilidad del mundo y eso me complace. Pero es inevitable que algunos objetos sean especiales, en mi caso aquellos que quedan asociados a buenos recuerdos.

Ayer tocó zafarrancho en el cuarto de mi hija, estuve vaciando cajones y baldas, decidiendo que cosas regalar, que cosas colocar de otra manera (cuentos que antes le quedaban grandes ahora ocupan el lugar de otros que le han quedado pequeños) y que cosas directamente mandar al contenedor de reciclaje. Entre tanto trajín de cosas apareció, hecho un ovillo en una bolsa de plástico al fondo del armario, algo que creía perdido. Una de esas cosas que son especiales.

“Póntela, a ver si quepo”, me pidió Julia cuando vio desplegarse nuestra vieja mochila de porteo. “Imposible mi amor, tienes ya siete años, la última vez que estuviste dentro tenías dos y medio”.

Ella dice que se acuerda de ir sujeta a mi cuerpo, yo no tengo claro si de verdad conserva vagos recuerdos o si son solo reflejos de las fotos que ha visto. Yo sí que conservo la sensación de llevar su cuerpecito cálido contra mi pecho, de sentirla dormirse, de pasear con su hermano de la mano y la correa de mi perro en la otra… Usamos esa mochila mucho más que el carrito, con ella no había que plegar nada, teníamos las manos libres, cualquier terreno era apto y a ambas nos gustaba más. Ni carro, que casi todos los días parecía tener pinchos, ni bolsa de carro, que con lactancia materna y con la experiencia que da el segundo hijo descubres que tiende a llenarse de archiperres rara vez necesarios que arrastras como una tortuga desestructurada de un lado a otro.

Si hay un objeto que asocio a mi maternidad que aunase disfrute y utilidad, sin duda sería esa mochila, esa cosa que también ha pasado por otros tres bebés y a la que no voy a conservar, porque no hay mejor lugar para guardar las cosas que tu memoria y alguna que otra foto y dónde mejor estará es resultando útil a otros padres recientes.

¿Cuál es el vuestro?

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Jenesis

    Tu hija dice la verdad, se acuerda de esa mochila.
    Yo aún mantengo un recuerdo de cuando iba en el carrito cruzando un puente de mi ciudad natal y voy a cumplir ¡58! No tengo fotos de aquellos años, así que queda claro que a pesar de ser un recuerdo rememorado una y otra vez para no ser olvidado, sí hubo un momento en que lo recordaba claramente, más o menos a la edad de tu hija.
    Mantengo otros de aquella primera edad, de mi casa, de la guardería con poco más de dos años. No es tan raro como pueda parecer.
    Eres generosa donando cosas a la que estás unida sentimentalmente. No todo el mundo es capaz de hacer eso.

    22 septiembre 2016 | 11:08

  2. Dice ser marian

    Yo recuerdo con mucho cariño el calienta biberones, era de plástico, pequeño y lo calentaba a su temperatura ideal enseguida, lo tengo guardado con mucho cariño al igual que dos chupetas y un babero muy especial, (también alguna ropita)

    22 septiembre 2016 | 11:11

  3. Dice ser SUSANA

    Yo no soy de guardar cosas. Hago zafarrancho cada temporada, pero una vez que en el cole de mi hija les pidieron llevar ropita de cuando eran bebés para hacer una actividad, lo pasé tan mal por no tener ninguna, que empecé a guardarla. En aquella ocasión hice trampa y fui a una tienda a comprar un pelele chiquitito.

    He pensado y no recuerdo ningún objeto particularmente que asocie de forma placentera a la maternidad. Recuerdo a mis bebés, el momento de darles el pecho, sus achuchones, su respiración mientras dormian, son momentos , no objetos.

    Yo también tengo recuerdos de mi tierna infancia que no aparecen en las fotos, recuerdo, por ejemplo el estampado de las sabanas de mi cuna, unas amarillas con pollitos. Las recuerdo, perfectamente. También te puedo describir mi cuna de madera verde con un corazon en el cabecero.

    22 septiembre 2016 | 14:11

  4. Dice ser la teta

    El pezón. Un agran teta sobre mi cara.

    22 septiembre 2016 | 14:31

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.