BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Una mañana en Grefa, conociendo su labor de conservación y los animales que nos rodean

El pasado domingo estuvimos con unos amigos y sus dos hijos en Grefa, un poquito más de dos horas a lo largo de las cuales recorrimos las instalaciones en Majadahonda en las que esta ONG procura los cuidados necesarios a los ejemplares de fauna autóctona herida que les han ido llevando y a los que forman parte de sus programas de cría en cautividad.
27864597672_a459ae063b_k
De hecho, los amigos que nos acompañaron habían llevado poco antes un pollo de gorrión que encontraron. De aquel gorrioncillo nació esta visita.

Un buen plan con niños en Madrid con el que conocer la fauna que nos rodea, también la flora ya que a poco que uno se fije en el camino distinguirá distintos tipos de plantas autóctonas señaladas con su nombre. Allí los niños verán animales que están acostumbrados a ver en nuestros entornos urbanos: urracas, cornejas, gorriones, ranas, renacuajos… También otros que es posible ver en viajes y excursiones: cuervos, distintos tipos de rapaces, buitres, tortugas terrestres y acuáticas…

Un buen plan para comprender que la vida tiene valor, para ver cómo hay mucha gente que se esfuerza por preservarla, para ayudar a Grefa en su labor. La entrada de la visita guiada son cinco euros, menos que el cine, e interesa llamar y reservar la visita, ya que los grupos son reducidos.

La única pega que le puedo encontrar a la visita es que es posible que el guía que os toque no sea precisamente un experto en lo que está contando, capaz de resolver dudas y transmitir adecuadamente esa pasión necesaria por la conservación. Es lo que nos pasó a nosotros, nuestra guía era una voluntaria que ponía todo su empeño y era toda amabilidad, pero con unos conocimientos muy justos (al menos reconocía lo que no sabía y no desinformaba).

¿Qué es lo que vimos? En primer lugar la zona en la que conservan las tortugas autóctonas acuáticas. Y digo la zona y no las tortugas, porque ellas se escondieron. Allí las instalaciones buscan que los animales puedan tener privacidad, tranquilidad, si así los desean. No priman los deseos de los visitantes por encima de su bienestar. A las que sí pudimos ver bien son a los descarados galápagos de Florida que tienen en otro espacio. Allí solo tienen fauna autóctona, pero en este caso hicieron la excepción, tuvieron que quitar los galápagos de los lugares en los que querían reintroducir a los galápagos europeos.

Tras un nido de cigüeñas blancas, una zona con conejos que también estaban escondidos, la zona del hospital y las tortugas terrestres que sí se dejaron ver, llegamos a las charcas de las ranas, allí pudimos ver cómo se sumergían, oírlas cantar y ver dos tipos diferentes de renacuajos.

27966224075_2c7f2d0ec7_z

También había maquetas de los diferentes anfibios existentes y pude enseñarles que uno de los ojos más maravillosos del reino animal lo tienen los sapos, todo cobre y oro. Siempre hay belleza si se sabe mirar.

27352652493_f252074d53_k

De ahí pasamos a conocer a los córvidos. Inteligentes urracas, cornejas y cuervos que ya no pueden ser reintroducidos porque han perdido el miedo al ser humano. El equivalente a los loros de Europa. A mí me fascinan. Julia sabe bien que las urracas, junto con el modesto gorrión (ave del año, por cierto), es mi ave favorita.

27352631013_8ad1d02003_k

Y los buitres. Negros y leonados. Aprendimos a distinguirlos y supimos de su diferente situación, en España y Europa. Les veíamos sin levantar la voz, tras un cristal que para los animales es un espejo que impide que vean a los humanos que les observan.

También conocimos los peligros que corren. La mayoría acaban allí disparador pro cazadores. Vimos a una vieja buitre negra a la que soltaron en el Pirineo, en un programa de cría en cautividad, y volvió al hospital de Grefa llena de perdigones al poco tiempo. La curaron, la volvieron a liberar, y de nuevo la abatieron y regreso a Grefa, ya para quedarse como ejemplo viviente de lo mal controlará que está la caza en este país, de los muchos escopeteros sin respeto ninguno que pululan por ahí. Y no solo los disparos les cercan.

27353670974_f141b9c11b_z

Probablemente entre lo que más gustó a los niños estuvo el ver cómo alimentaban a los pollitos huérfanos. Emociona ver a los voluntarios entregados a saciar a esas vidas tan frágiles.

27352660853_6a1e2b4ed9_z

27352663283_9a8e22497e_o

Las instalaciones en las que se desarrolla el programa de cría en cautividad de los hermosos cernícalos primilla es una de las más bonitas, imitando los entornos rurales en los que gusta de vivir esta especie que fue diezmada por los pesticidas.

27353679194_c64b3f9163_z

Y los espectaculares búhos reales. Que tampoco nos ven, pero cuyo finísmo oído les hizo mirarme atentos cuando oyeron el disparo de la réflex.

27864694342_bff7554580_k

Búhos que, junto con otras aves, mantenían a raya las plagas de topillos. En la zona de los búhos había de nuevo maquetas de los roedores de la península ibérica que gustaron mucho a los niños.

27864683872_5bcd2fe45e_z

Para terminar, vimos a una hermosa cigüeña negra, irisada en realidad, y volvimos a la zona inicial en la que hay una tienda en la que dejarse algo de dinero es también ayudar a la ONG, una exposición de fotografía, de maquetas de aves en las que ver reproducciones de cepos de distintos tipos y aprovechamos para explicar a los niños que estaban prohibidos, que había que avisar a las autoridades pero no intentar inutilizarlos nosotros e información sobre la posibilidad de apadrinar a una de las aves que están curando y participar en su suelta en libertad.

27966176925_61a94e54b2_k

Os animo a visitar su página web, ver todo lo que hacen, los proyectos en los que están involucrados y la ayuda que necesitan. Yo me he quedado con ganas de saber más sobre su cuento del buitre negro y de hablar en el colegio de mis hijos de la posibilidad de acudir: durante el año 2015 pasaron por susinstalaciones en Majadahonda 11.000 visitantes, de los cuales 8.000 correspondieron a colegios e institutos.

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Alba

    Hola.

    Me encanta ver animales y conocer cosas de su hábitat y comportamientos. Hace mucho tiempo que rechacé seguir financiando zoológicos y me encanta visitar este tipo de centros donde hacen una labor valiosísima, no solo en la recuperación de especies, sino en concienciación y educación.

    Si te ha gustado Grefa, te recomiendo también Rainfer (en rainfer.com puedes ver toda la información). Un centro de rescate de primates que se encuentra en la Comunidad de Madrid. Donde hacen un trabajo fantástico y se aprende mucho sobre primates.

    Un saludo

    30 junio 2016 | 15:50

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.