BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

¿Diríais que el parto es más una cuestión de esfuerzo que de dolor? ¿Lo contrario?

GTRES

GTRES

Mi matrona me contó que lo de “parirás con dolor” de la biblia es una mala traducción de “parirás con esfuerzo”, también nos insistía en la importancia de caminar, de no ganar demasiado peso, de estar en forma para afrontar mejor el trabajo del parto, que no se llama trabajo por nada.

Recordé todo esto cuando vi una noticia hace poco que decía que el esfuerzo muscular al que se somete una mujer en el parto es similar al de correr una maratón. No sé si tanto. Lo más que yo he corrido es la distancia de una media maratón y no me parece que tenga nada que ver el tipo de esfuerzo, cómo se afronta y dosifica, pero cansado es.

“Nos encontramos en muchas ocasiones con mujeres al límite de su resistencia física durante el parto”
, comentaba en esa noticia la matrona Natalia Costas, del Hospital QuirónSalud Sur en Alcorcón (Madrid), al tiempo que recomendaba también ejercicio moderado y adaptado durante el embarazo. Curiosa percepción esa de tomarse el embarazo como un entrenamiento para el parto, pero nada errónea.

Os digo la verdad, yo recuerdo dolor en el parto de Julia, pero sobre todo esfuerzo. Era una niña de cuatro kilos, con un percentil 90 de cabeza que es casi peor, la cosa comenzó a las por la mañana y terminó casi a las doce de la noche. Recuerdo que cuando la tenía ya en mis brazos me di cuenta de que tenía pequeños hematomas en la parte interior de las manos de agarrarme a las barras para empujar. Al día siguiente tenía agujetas. Tuve que empujar mucho, muy fuerte, hasta el límite de mis fuerzas, para evitar la cesárea con la que la matrona me amenazaba.

Pero esa es mi experiencia, con una niña grande, con un parto largo, con un umbral del dolor altísimo que me permite pasar por depilaciones y tatuajes sin enterarme y encontrarme golpes que no me dolieron. Sé que no es así para todo el mundo, así que pregunté en mi entorno y mis redes sociales la percepción de otras madres.

Los partos, el equivalente a las historias de la mili de las mujeres que hemos pasado por ello. Incluso mis abuelas se animaban a contar sus vivencias cuando salía el tema.

Os dejo con lo que ellas me contaron y os animo a que compartáis vuestra experiencia en los comentarios. La pregunta fue la que titula este post: ¿Diríais que el parto es más una cuestión de esfuerzo que de dolor? ¿Lo contrario?

Esther: No podemos negar que es doloroso, porque lo es pero es un dolor tan diferente a otros dolores… Este sabes que va a traer la mejor recompensa del mundo y en el momento que ves a tu hijo se te olvida todo lo que has pasado. Pero creo que tu matrona tenía razón y es más el esfuerzo, sacamos fuerzas de donde no las hay sobre todo después del cansancio y el agotamiento del proceso de dilatación. Gracias a la epidural, el dolor se puede llevar mucho mejor, pero el esfuerzo que tenemos que hacer para traer a un hijo al mundo ese no nos lo quita la epidural ni nada que puedan inventar… Yo me sorprendí de la fuerza que podemos llegar a tener y eso que en mi caso fue mucho más fácil, porque mi hijo era muy chiquitín….

Pilar: Pues en mi caso diría que dolor. El embarazo creo que es un esfuerzo (el mío fue muy bueno pero aun así requiere dejar de fumar, comer mejor, cuidarse en general…) y lo que viene después de parir también es un gran esfuerzo: la crianza. Pero el parto para mí fue doloroso hasta que me pusieron la epidural y deje de sufrir las contracciones. No creo que las contracciones sean una cuestión de esfuerzo porque no hay nada que puedas hacer con ellas para que no te duelan (hay gente que ni se entera pero eso ya son cuestiones fisiológicas que no se eligen). En mi caso lo que vino después de la epidural no fue nada difícil, a las dos horas de entrar en el hospital ya había nacido mi hijo así que…

Lola: Mi parto fue con epidural como tenía claro desde siempre. Soy una cobarde y admiro a quien se atreve a parir de forma natural. Por lo tanto, mi parto fue una experiencia espectacular y sin apenas dolor. Lo que vino después y de lo que nadie te advierte sí fue duro. Pero tampoco lo calificaría como doloroso. En mi opinión, prefiero la palabra esfuerzo para definir toda esta dura etapa que a la vez es una de las más increíbles de la vida (al menos para mí). Tengo que añadir que no entiendo a esas mujeres que se olvidan del parto y dicen que ya no se acuerdan de cómo eran las contracciones y si dolían o no… Ha pasado un año y yo, desde luego, no me he olvidado.

Mamá Sin Complejos. Yo diría que es una cuestión de esfuerzo por controlar el dolor. Porque realmente el dolor nos descontrola y ese descontrol nos debilita en ese importante momento. Por eso el esfuerzo, para mi, está en ser capaz de controlar el efecto del dolor en nuestro cuerpo.

Maria Jose P M: Parir no sé si duele, porque me hicieron cesárea, pero las 25 horas de contracciones y esperando a ver si dilataba fueron HORRIBLES. Y claro, cuando me dijeron de ponerme la epidural (después de 20 horas de dolores) dije que pa qué, que si estaba ya, y eran dos empujones adelante, pero nah, mal colocada y después de 5 horas en posturas indescriptibles (para ver si se giraba) cesárea. Así que creo que lo que realmente duele no es el parto en sí, sino todo lo que le acontece. Aunque como todas sabemos, se nos pasa en seguida!!

Verónica CM: Parir duele, es innegable. Pero toooodo el mundo insistía tanto en el tema del dolor… que al vivirlo concluí: duele, pero no se reduce solo al dolor. Me pareció una carrera de fondo. Una pérdida de la noción del tiempo para ir, sí, esforzándose a cada instante. Dolor físico y esfuerzo mental.

Maricarmen: A ver, doler, duele, aunque en mi caso no fue para tanto, y eso que el segundo parto fue a pelo. Peor las contracciones de dilatación que el parto en si mismo, que para mi fueron 30 o 40 minutos de un dolor salvaje pero soportable al mismo tiempo. La dilatación chunga, aunque pienso que esta relacionado con el hecho de que estas ahí como esperando, sin hacer gran cosa. Resumiendo: duele, pero en lo esencial estoy de acuerdo con tu matrona.

Covadonga: El periodo de dilatación de mi primer parto fue acompañado de un cólico nefrítico. Yo que quería un parto natural acabe suplicando la epidural. A comparación de este, el segundo fue un camino de rosas. Apenas dos horas, con dolor pero soportables. En ambos casos valió la pena el dolor, sin dudarlo.

Eva M: Creo que cuando preguntas si el parto duele, no te refieres solo al expulsivo, si no a todo el proceso que conlleva dar a luz, mi experiencia son 2 partos naturales, puedo decir que el primero muy largo y doloroso, borrar cuello me costó sudor y lágrimas nunca mejor dicho, cuando escucho a algunas decir “yo dilato sin enterarme” siento entre incredulidad y envidia, no es mi caso, y en el primer parto con una episiotomía grande para evitar la cesárea, de la que me salvé por algún ángel de la guarda que tengo por ahí. Tengo que reconocer que el segundo aunque me dolió porque claro que las contracciones duelen, fue mas corto y eso es de agradecer. Resumiendo en mi caso sí que duele, aunque ahora puedo decir que orgullosa estoy con mis 2 tesoros. Espero haberte ayudado en tu estudio. Saludos a todas las mamis que comentáis.

Manoli: Me dolió bastante. Creo que lo hubiese llevado mejor si mi marido no hubiese estado diciendo respira como en las películas fu fu, casi le crujo. Cuando me fueron a poner la epidural lo lleve mejor que al estar tumbada la próxima si es que hay próxima me siento , estoy súper segura que la postura importa mucho. Y si funciona nada de epidural. Aunque con este al final fue cesárea no quiso bajar por mucho que empujaba….

Cristina: Dilatar duele, aunque yo con el segundo me presente en el hospital de 8cm con dolores fuerte pero soportables si estaba de pie… el final horrible porque no bajaba y estaba sin epidural empujando y con unas contracciones brutales que si no es por el matrón no hubiese podido aguantar. …

Gemma: A mí me dolió no tanto parir sino dilatar. El expulsivo en sí y en los 3 casos fue hasta placentero. Pero vamos, que en conjunto sí puedo decir q el proceso duele.

Ana Isabel: El primero nada ya que fue con la epidural desde el momento cero y llegue al segundo sin saber lo que era el dolor. En el segundo mucho dolor pero fue muy rápido.

Érika: parir duele, más o menos pero duele, independientemente de la epidural, de lo preparada que estés, de lo rápido que sea.

Susana: Duele. Claro que duele. Lo del melón por el agujero del tamaño de un limón os suena? Sin casi dilatación y sin epidural… 😞 Lo que pasa es que, cosas de la naturaleza, se olvida rápido.

10 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Maribel

    El esfuerzo, no fue tanto, el dolor sí pero soportable. Llevé peor tanto intrusismo médico, agujas y manoseos no tan necesarios. Y por increíble que parezca, en mi caso más fácil parto gemelar que de uno solo. El gemelar a pelo…

    08 Junio 2016 | 14:42

  2. Dice ser Marga

    Yo en mi caso el dolor apenes le sentí en parte gracias a la epidural, aunque tengo que decir que cuando me dijeron que era mi ultima oportunidad para ponermela aun los dolores no eran fuertes y me la puse por miedo, pero el esfuerzo fue enorme en su momento no me dí cuenta con la emocion de tener al bebe en los brazos, pero al dia siguiente tenia agujetas en el abdomen y los brazos de sujetarme para empujar.
    Personalmente pienso que es muy importante la preparacion al parto, pero no hacia el dolor, si no hacia el esfuerzo fisico que conlleva

    08 Junio 2016 | 15:49

  3. Dice ser Segisworld

    Os olvidáis que en algunos casos todavía va mucho más allá del dolor y del sufrimiento, En algunos casos llega al fallecimiento de ambos

    08 Junio 2016 | 20:00

  4. Dice ser Jaione

    Yo dilaté en 12h 6.5cm en mi casa y fue, para mí, literalmente HORRIBLE. Una vez me pusieron la epidural ya todo lo que guardo es un recuerdo maravilloso. El niño nació en menos de 2h desde que ingresé y el esfuerzo, como he visto que comentaba alguien, fue el de controlarme con las contracciones. Ha sido la única vez en mi vida que no me he controlado y he gritado de dolor auténtico. Andé muchísimo el 3r trimestre del embarazo debido a la diabetes gestacional y me recuperé del parto rapidísimo, me dijeron que gracias a andar tanto estaba en forma y el niño bien colocado aunque muy alto. Para mí, parirás con dolor.

    08 Junio 2016 | 21:42

  5. Dice ser Guan

    Pues o teneis poca memoria o sois todas unas cabronas con suerte porque a mí dilatar me dolía como si me estuvieran apuñalando, me hubiera tirado por la ventana.

    08 Junio 2016 | 22:13

  6. Yo me pregunto cuánto dolería si no hubiese escuchado lo de parirás con dolor de la Biblia.

    Mi primer parto fue sin epidural, porque era un invento demasiado reciente, siin información y con oxitocina de bote. Dolor no, lo siguiente.
    El siguiente, sin epidural por decisión personal, con poca información, sin medicación, sin dolor, con poco esfuerzo

    09 Junio 2016 | 02:17

  7. Dice ser Diana

    Las dos cosas: un dolor terrible al final y un esfuerzo tremendo hasta conseguir que saliera la cabecita. Después del parto tenía hematomas en los brazos de sujetarme a la mesa del paritorio y me había mordido el labio inferior hasta hacerme sangre. No había notado ni una cosa ni la otra, ni siquiera me importaba el dolor. Recuerdo que debía quejarme algo y que mi doctor dijo “no quiero oir quejidos, sólo quiero verte empujar con fuerza cuanto te diga”. Ahora, eso fue hace muchos años y yo creo que los partos eran un poco “Esto es… Esparta!!” jaja. Ahora son más livianos con las epidurales.

    09 Junio 2016 | 09:30

  8. Dice ser lli

    En mi caso, parto gemelar.. las contracciones apenas me dolieron hasta los 6 cm, me dolían más las costillas que otra cosa. Todo fue muy rápido y me pusieron epidural por si había alguna complicación. El esfuerzo fue en el expulsivo, que tienes que empujar con todas tus fuerzas estando en una posición en la que la gravedad es opuesta y no te dejan ni beber agua. Por suerte, solo necesité tres pujos para el primero y cuatro para el segundo, aunque casi me desmayo del esfuerzo…
    De lo que nadie habla porque parece Tabú es del post parto. Eso sí que me dolió, lo peor de todo sin ninguna duda. Dolores tremendos de la episiotomía, la lactancia, depresión post parto y consecuencias que aún sufro año y medio después de suelo pélvico, diastasis, hernia, y endometriosis de regalo. Parece que tienes que parir y olvidar, pero es mucho más que eso… Eso si, por mis peques volvería a pasar por lo mismo las veces que hicieran falta.

    09 Junio 2016 | 10:03

  9. Dice ser Meiga

    Duele, claro q es algo normal….
    En mi caso os cuento del primero ya que estoy a 6 dias de salir de cuentas de la sevunda :-).
    Con el niño ingresé un sabado con contracciones soportables pero cada 7 minutos por dar estreptococo +, y cada vez fueron a mas, de las de riñones q son lompeor! Me pusieron suero, me duchaba, y sí que aliviaba pero desde sábado a martes que solamente dilaté 2cm si siiii solo 2! Me provocaron el martes a primera hora el parto con oxitocina, me rompieron la bolsa ellas y sin epidural porque asi lo quise… Si pude aguantar dos dias y medio contracciones podía con el expulsivo. Pues desde las 9 de la mañana en dilatacion hasta las 5 que nacio mi pequeño, con ventosa por venir la cabecita girada y no bajar el ultimo escalon… Estoy convencida(en mi caso) que si llego a poner la epidural no hubiera podido ayudar igual en los pujos por lo q seguramente acabaria en cesarea… Si es que ellas mismas (matronas y gine) me llevaron al paritorio literalmente me lo dijeron así a “intentarlo”…. Casi me da algo!!!
    Pero bueno…. Al dia siguiente no tenia ese mal recuerdo, tenia a mi niño sano y conmigo que es lo importante.

    23 Junio 2016 | 09:48

  10. Dice ser Joana

    Yo estuve 4 días con contracciones, fui tres veces a urgencias y las tres veces me mandaron a casa porque estaba muy poco dilatada. Al cuarto día de madrugada empecé con contracciones suaves cada 3 minutos, y por fin me ingresaron… eso sí, dilatada de 1.5 cm.
    Tras horas y horas con contracciones dolorosísimas (no sé si porque lo eran o porque llevaba más de 100 horas aguantándolas, me rompen las aguas, me ponen la epidural y oxitocina a saco, y por fin dilato… hasta 4.5.
    a las 5 de la tarde de un 24 de agosto deciden hacerme una cesárea. Llevaba desde la madrugada del 19 al 20 con contracciones.
    Eso sí, una vez me pusieron la epidural se me pasó todo, jajaja!

    23 Junio 2016 | 12:05

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.