BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

¿Extrema susceptibilidad de una gente o extrema insensibilidad de otra?

Andan mis redes sociales, que están  llenas de personas que aman a otras con autismo,  algo revolucionadas con la columna Narcisismo, del escritor Javier Marías en el último semanal de El País. Probablemente también esté molesta y con más motivo mucha gente con una relación íntima y no deseada con el cáncer, que también han recibido lo suyo de manos del escritor, pero yo me voy a limitar a hablar de lo que conozco.

Cuenta  Javier Marías:

La Real Academia Española recibe protestas y presiones para que suprima la siguiente acepción de “autista” (como adjetivo y como sustantivo): “Dicho de una persona: Encerrada en su mundo, conscientemente alejada de la realidad”. Los quejosos no tienen en cuenta que, como he explicado mil veces –y no he sido el único–, la RAE carece de potestad para enmendarles la plana a los hablantes. Si a ellos se les antoja emplear “autista” en sentido figurado, para referirse a alguien ensimismado, impermeable al exterior y a sus semejantes, a la Academia no le queda sino recoger ese uso. Pertenece a la lengua porque así lo han decidido los hablantes.

(…)

Esta institución, en contra de lo que muchos quisieran, no prohíbe ni impone nada; tampoco juzga; a lo sumo advierte, mediante las marcas “Vulgar” o “Negativo”, que tal o cual vocablo pueden resultar malsonantes o denigratorios.

Olvida o quiere olvidar el señor Marías que la RAE no tiene recogidos todos los usos de todos los términos, también que ha tenido acepciones erróneas, basadas en teorías desfasadas, sabiendo que estaban mal y accesibles en Internet durante años y sin cambiarlas.

Algo que pocos saben: nuestro principal referente lingüistico online tarda un total de cuatro años en modificar incorrecciones porque en la versión online no se aplican actualizaciones parciales del diccionario. Sí, habéis oído bien. Aun sabiendo que una acepción es errónea tardan años en solventarlo. Esos plazos no se pueden justificar de ninguna manera y es algo que yo tengo muy en cuenta cada vez que realizo una consulta.

Eso pasó con la definición de autismo. Cinco años hubo que esperar hasta que cambió algo que haría que cualquier conocedor del autismo, y me refiero a los profesionales que los diagnostican y no a padres hipersensibles.

Tienen la velocidad de crucero de un brontosauro nadando en mermelada y eso lo van a a acabar pagando.

Esto es lo que (mal) decía hasta hace dos años el término autismo. Todo equivocado:

Obvia también el señor Marías, tal vez no la conociera, toda esa vieja historia de desencuentro entre asociaciones y particulares que defienden los derechos de las personas con discapacidad y la RAE.  Una ‘guerra’ que podría haber terminado si la acepción de 2014 hubiera sido otra, pero autismo mantenía el “repliegue patológico de la personalidad sobre sí misma” y también en autista: “encerrada en su mundo, conscientemente alejada de la realidad”.

Dejar de usar autismo como insulto, de manera negativa o despectiva, es una manera de intentar que las personas que lo tienen no se encuentren con prejuicios, ideas preconcebidas, falsedades, impresiones negativas que conducen al rechazo y la incomprensión. Está pasando a diario, la gente lo sufre y por eso se pide. Ni más ni menos.

El fallecido y recordado periodista José Luis Fernández Iglesias, en la guía de estilo sobre discapacidad para profesionales de los medios de comunicación que elaboró en el año 2006 por encargo del Real Patronato sobre Discapacidad, decía:

…el lenguaje no es neutral, ni se agota en las definiciones que se contienen en las páginas de un diccionario, por amplio y completo que sea. El uso y la intencionalidad que se le dé pueden modificar el significado de muchas palabras. Con el lenguaje se integra o margina. Es la traducción de nuestra forma de pensar y concebir las realidades que nos rodean. El lenguaje es una construcción social e histórica que influye en nuestra percepción de la realidad, condiciona nuestro pensamiento y determina nuestra visión del mundo.Todos los grupos sociales que han salido o están en proceso de salir de situaciones de desventaja social han tenido que empezar por modificar el lenguaje que les perjudicaba, como por ejemplo hizo la mujer hace unas décadas. Por eso es tan importante utilizarlo bien, usar en cada caso los términos adecuados.

¿Así que de qué estamos hablando? ¿De extrema susceptibilidad de la gente o extrema insensibilidad de otra?

Javier Marías en su columna además hila reivindicaciones muy razonables a la RAE de colectivos que saben de primera mano de lo que hablan, que van de la mano de recomendaciones ministeriales que nos llegan a  los medios de cómo tratar el término, con el caso de una pareja de sordomudas (término elegido por el señor Marías, no por mí) que querían que sus hijos también lo fueran. Es como estar bordando una bufanda de seda, quedarse a medias y terminarla con la madeja de lana que tenía más a mano, así sin pensar mucho. Independientemente del mensaje, no es una columna precisamente brillante.

EL NARCISISMO de nuestra época está alcanzando cotas inimaginables. Hay un creciente número de individuos tan enamorados de sí mismos que dan por sentado que lo que ellos hagan, opinen, tengan o incluso padezcan es bueno o está dignificado.

Así comienza su texto el escritor antes de repartir estopa a los que pedimos que se nos ayude a eliminar estigmas, prejuicios, que afectan diariamente a a la realidad de las personas con autismo y a sus familias. Falsas creencias que al estar en textos prestigiosos como los de la RAE es más complicado desarraigar.

En realidad, el narcisismo en cotas inimaginables es capaz de convertirse en un boomerang (bumerán según la RAE) de letra impresa.

 

rae2Para terminar le voy a recordar al señor Marías y a todo aquel que quiera darse por aludido que en una (ha habido varias) guía de estilo para el uso adecuado en los medios de comunicación elaborada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se desaconsejaba el uso peyorativo o con connotaciones negativas del término. Imagino que la RAE se considera al margen las recomendaciones que recibimos los medios.

Con frecuencia se dan a menudo titulares y noticias donde el término «autista» es utilizado en el ámbito de la política o similar para indicar aisla­miento o cerrazón, ya sea de personas o instituciones. Esta terminología se da tanto en toda Latinoamérica como en España, es decir, no hay país que parezca librarse de este segundo uso «no deseado» del vocablo autismo.

Con respecto a este último significado, «autismo» se utiliza en ocasio­nes para indicar una conducta intencionada de alguien, generalmente un político, relativa al cierre sobre sí mismo (enrocamiento, cabezonería, el ig­norar algo o a alguien); puede indicar también una conducta de incapacidad propia (una tara) que impide ver algo o puede finalmente significar una mezcla de ambos fenómenos según la cual, el ignorar algo o a alguien haría imposible ver lo que sucede: «ojos que no ven, corazón que no siente». En cualquiera de los casos, el símil «autista» se ofrece en forma de crí­tica negativa que puede calificarse directamente de insultante.

Aquí algunos ejemplos:

 

autismo

23 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser AGA

    Pesados, es lo que sois. Marias se limita a exponer un hecho, repetido hasta la saciedad: la RAE recoge los usos del lenguaje, no tiene potestad para cambiarlo ni para imponerlo. Te puede parecer bien o mal la acepcion de autismo como insulto (a mi no me gusta y no lo uso) pero va a seguir usandose diga la RAE lo que diga, y por eso se recoge, igual que lo de gitano. (Esa utilizacion de los ninios si te gusta, por cierto?)
    Yo entendi la columna como una queja a todas esas personas que se la cogen con papel de fumar, que se ofenden con dos de pipas y que pretenden que el mundo cambie para adecuarse a lo que ellos consideran aceptable.

    07 Junio 2016 | 10:34

  2. Dice ser Fran

    ¿Sugieres entonces los términos “desinterés”, “ausente”, “indiferente”, “desapego”, “indiferencia” e “impasible” para evitar usar el concepto que todo el mundo tiene? Pues te digo que directamente eres IMBÉCIL. Búscalo en la RAE si no sabes lo que significa, que la mayoría de la gente no lo sabe.

    07 Junio 2016 | 10:52

  3. Dice ser Raimon

    No tienes razón.
    Las cosas hay que llamarlas por su nombre. Si yo soy moreno, aunque me apetezca que me denominen como rubio, pues no lo soy y me tengo que aguantar con la realidad, soy moreno.
    Pues con el autismo, lo mismo. Qué pesadez, la leche…

    Deseo la mejor de tus suertes a tus hijos, a ti, que todos los problemas sean los mínimos, que la enfermedad de tu hijo sea leve en todos los sentidos, para él y para ti. Pero dejaros de debates absurdos.

    Por más que a un bajito, le llames alto, no va a crecer un sólo centímetro.

    07 Junio 2016 | 12:27

  4. Dice ser Mehagolasueca

    La leo de vez en cuando porque publica cosas interesantes. Pero cada vez que habla de este tema se lleva Usted un zasca por parte de los lectores. Seguiremos explicándole que la RAE sólo recoge el uso cotidiano que se le da a una palabra. Por mucho que Usted desee cambiar el uso de una o mil palabras, y por mucho que consiga eliminar dichas acepciones de la RAE (incluso recogiendo firmas, por ejemplo), no va a conseguir que de forma banal se siga utilizando dicho término.

    Dicho esto, y aunque Usted parece no darse cuenta (porque reescribe sobre este mismo tema en el que parece no darse cuenta de que no tiene razón), sólo me queda decirle que, efectivamente, es Usted una persona hipersensible.

    Siento mucho si se siente ofendida cada vez que alguien pronuncia la súper normal frase «ya está en modo autista». Pero no hacemos daño a nadie. Y si Usted siente punzadas de daño, dolor, indignación o qué sé yo, por favor, no sea tan hipersensible, que no va por Usted ni por los que son autistas.

    Si cambian esa acepción imagine la cantidad que tendrían que cambiar, que si «eres más vago que la chaqueta de un guardia» (ay mi madre, pobres guardias civiles), que si «eres un gitano» (no explico el porqué, pero esto existe)….

    En definitiva, más tolerancia, y menos hipersensibilidad (no entiendo que se sienta ofendida), que no estamos insultando a nadie. Un saludo.

    07 Junio 2016 | 12:38

  5. Dice ser por supuesto

    Hay que politizar correctivamente todas las instituciones publicas para eliminar toda desviación de la norma acordada entre aquellos que saben que destino tiene que tomar toda la sociedad. Así se lograra la autentica libertad (Y si no, te jodes, herodes)

    07 Junio 2016 | 12:44

  6. Dice ser Iggy

    Suscribo lo dicho hasta ahora (genial el comentario 4), si ahora la RAE empieza a suprimir todas las palabras y todas las acepciones que no nos gustan (a nosotros o a change.org, manda eggs……), pues es que nos hemos vuelto locos o no hemos entendido nada. A ver, que yo soy el primero que intenta no decir determinadas cosas según qué situaciones para no ofender a nadie gratuitamente, pero coño (uy, perdón por la interjección machista) soy humano. Si veo las noticias por la tele y tengo que llamar “subnormal” o “tonto de los cojones” a un político, o directamente cagarme en su puta madre, lo siento mucho pero se lo digo.

    No se crea la autora de este que no simpatizo con su dilema, no soy autista ni conozco a nadie pero mi abuelo paterno era ecuatoguineano, y por lo tanto un 25% de mi genética es de raza negra…… así que imagínese las expresiones que hay para la gente negra (“de color” lo será usted, gracias) que he tenido y tengo que oir. Así que un poco menos de pejiguerismo (ni idea de si la RAE recoge esta palabra o no) y un poco más de tolerancia y de buen rollo.

    Problemas del primer mundo, supongo.

    07 Junio 2016 | 13:12

  7. Dice ser Javier

    ¿Javier Marías criticando el narcisismo? ¡Ah! ,el de los demás.

    Y no creo que la autora sea “hipersensible”, salvo que se le compare con la “delicadeza” y la “dulzura” de algunos comentaristas.

    07 Junio 2016 | 13:14

  8. Dice ser mmmmm...summer is here

    6. iggyyyyy pop poropóp…muy bien escrito. La última frase hay que enmarcarla, hacer camisetas , helados…lo que sea.

    problemas del primer mundo, supongo ..genial , como la presentación del doctor en Àfrica.
    Me pregunto si en los batussi hay vegetarianos. Y autistas , hay?…seguro que si. Esto no lo digo para ofender a nadie.

    07 Junio 2016 | 13:44

  9. Dice ser mmmmm...summer is here

    Me pongo con las camisetas…me parece la frase. en un año la veréis por todos lados.
    La acabo de registrar.

    07 Junio 2016 | 13:47

  10. Dice ser Cristian

    Personalmente, me ha gustado tu artículo.

    Se llama respeto entre personas, señores, algo que en la actualidad cada vez va a menos.

    Espero que toda la gente que hace cierto tipo de comentarios, no se tengan que ver algún día en situaciones “especialmente sensibles” y que al cabo de los años recuerden todo esto que estaban diciendo…

    Como véis, si, yo también tengo cierta sensibilidad y empatía.

    Y eso es algo bueno, por lo que me alegro de ello.

    Hay mucha gente ciertamente “insensible”. Pero ya se encontrarán con lo suyo.

    07 Junio 2016 | 13:49

  11. Dice ser Ángel

    Últimamente la gente parece que se cree mejor que la RAE, más capacitada para decidir lo que debe o no debe estar en los diccionarios que aquellos que han estudiado toda su vida la lengua española. Vamos a ver:

    “Olvida o quiere olvidar el señor Marías que la RAE no tiene recogidos todos los usos de todos los términos, también que ha tenido acepciones erróneas, basadas en teorías desfasadas, sabiendo que estaban mal y accesibles en Internet durante años y sin cambiarlas.”

    Efectivamente, la RAE no tiene recogidos todos los términos, y en ocasiones se equivocan, no son perfectos y yo no estoy de acuerdo con todo lo que dicen. Por otro lado me he encontrado con gente que se queja de definiciones erróneas cuando simplemente son escuetas. Es un diccionario, no una enciclopedia. Asimismo, que una acepción haya caído en desuso no significa que deba retirarse del diccionario, pues pueden servir para el estudio de textos escritos cuando esa acepción estaba en uso, por ejemplo.

    “Algo que pocos saben: nuestro principal referente lingüístico online tarda un total de cuatro años en modificar incorrecciones porque en la versión online no se aplican actualizaciones parciales del diccionario. Sí, habéis oído bien. Aun sabiendo que una acepción es errónea tardan años en solventarlo. Esos plazos no se pueden justificar de ninguna manera y es algo que yo tengo muy en cuenta cada vez que realizo una consulta.”

    Supongo que es consciente de todos los procesos necesarios para cambiar una acepción, ni yo mismo lo sé del todo, pero sí sé que requiere de consenso con otras academias de la lengua española y un estudio pormenorizado de sus usos para constatar que se necesite un cambio, y probablemente eso sólo sea la punta del iceberg.

    “Obvia también el señor Marías, tal vez no la conociera, toda esa vieja historia de desencuentro entre asociaciones y particulares que defienden los derechos de las personas con discapacidad y la RAE. Una ‘guerra’ que podría haber terminado si la acepción de 2014 hubiera sido otra, pero autismo mantenía el “repliegue patológico de la personalidad sobre sí misma” y también en autista: “encerrada en su mundo, conscientemente alejada de la realidad”.

    Dejar de usar autismo como insulto, de manera negativa o despectiva, es una manera de intentar que las personas que lo tienen no se encuentren con prejuicios, ideas preconcebidas, falsedades, impresiones negativas que conducen al rechazo y la comprensión. Está pasando a diario, la gente lo sufre y por eso se pide. Ni más ni menos.”

    La “guerra” también podría haber terminado si estas asociaciones no se hubieran puesto en pie de guerra. Ni habría empezado, de hecho, porque la RAE no ha atacado a nadie. Me parece bien que no se quiera el uso de términos despectivos, y que haya asociaciones que quieran cambiarlo, pero la RAE tiene la obligación de incluirlos mientras se sigan usando, al igual que sucede con tacos del tipo “gilipollas” o “hijodeputa”. Por otro lado, incluso si cediera y quitara esas acepciones eso no iba a cambiar su uso mágicamente, la RAE no afecta a los hablantes, sino al contrario.

    No voy a citar a José Luis Fernández Iglesias, sólo decir que, aunque el lenguaje no es neutral por su propio ser, la RAE sí debe serlo a la hora de regularlo, si fuera parcial sería un perjucio hacia el hablante.

    “Así comienza su texto el escritor antes de repartir estopa a los que pedimos que se nos ayude a eliminar estigmas, prejuicios, que afectan diariamente a a la realidad de las personas con autismo y a sus familias. Falsas creencias que al estar en textos prestigiosos como los de la RAE es más complicado desarraigar.

    En realidad, el narcisismo en cotas inimaginables es capaz de convertirse en un boomerang (bumerán según la RAE) de letra impresa.”

    Una vez más, la RAE ni pincha ni corta, sino que refleja lo que el hablante dice. La misión de la RAE no es erradicar lo que se considere políticamente incorrecto. Y por cierto, bumerán es una palabra que lleva adaptada al español del inglés desde hace mucho (al menos desde los años 80), usar la palabra inglesa es ridículo y pedante, como usar “football” en lugar de fútbol.

    “Para terminar le voy a recordar al señor Marías y a todo aquel que quiera darse por aludido que en una (ha habido varias) guía de estilo para el uso adecuado en los medios de comunicación elaborada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se desaconsejaba el uso peyorativo o con connotaciones negativas del término. Imagino que la RAE se considera al margen las recomendaciones que recibimos los medios.”

    Efectivamente, la RAE está al margen de las recomendaciones que reciben los medios, porque su diccionario ni es un manual de estilo, ni una guía del español correcto, ni una enciclopedia, sino un diccionario, en el que deben recogerse todas las palabras o expresiones y sus definiciones, todas ellas, desde los usos más recatados y políticamente correctos hasta los más barriobajeros de callejón, le guste a la gente o no le guste. Comparar recomendaciones para la prensa con un diccionario es de risa.

    Para acabar mi parrafada, pido disculpas por si el tono de mi comentario pueda parecer muy duro, es que estoy cansado de que se tilde a la RAE de anticuada y errónea, cuando las quejas muchas veces son infundadas como ésta o directamente incorrectas (como en el famoso caso de “cocreta”, que la RAE sólo incluye como término en desuso, al contrario de lo que se comentó en muchos medios, y la RAE se pronunció por las redes sociales en numerosas ocasiones para desmentir las acusaciones, en vano). Un saludo.

    07 Junio 2016 | 13:52

  12. Dice ser Almudenafer

    A mi no me parece mal que la Academia recoja el uso de autista como “encerrada en su mundo, conscientemente alejada de la realidad”. pero podría advertir que es un uso figurado, por ejemplo. Y así al menos se quedaba en un término medio. En cualquier caso en mi opinión el artículo de Marías es un despropósito de principio a fin.
    Por aquí está claro que abunda la extrema insensibilidad. Para no variar.

    07 Junio 2016 | 14:32

  13. Dice ser Antonio

    Talmente parece que el mencionado artículo “Narcisimo” (que en realidad se titula “Narcisismo hasta la enfermedad”, sea usted un poco realista) se lo ha dedicado D. Javier Marías a usted, Madre reciente. Intentar enmendarle la plana no ya a la RAE sino a un escritor de semejante talla es de… vamos a dejarlo en dos adjetivos, inconscientes o insensatos, y con mayor motivo cuando usted les ataca de semejante forma y sin aportar ningún argumento para ello.

    Esta parte del artículo, que usted misma ha copiado, se le puede aplicar perfectamente a usted:

    “EL NARCISISMO de nuestra época está alcanzando cotas inimaginables. Hay un creciente número de individuos tan enamorados de sí mismos que dan por sentado que lo que ellos hagan, opinen, tengan o incluso padezcan es bueno o está dignificado.”

    Créame, le leo muy de vez en cuando, no ya porque me haya censurado comentarios escritos con educación y sin insultar como éste, sino porque usted cansa y aburre con su afán de dar lecciones a todos, con su afán de protagonismo, con el de su hija, que según usted debe ser no ya superdotada sino lo siguiente, y como si el autismo fuese propiedad exclusiva de su hijo, aunque luego lo disfraza de “solidaridad” y “divulgación científica” y por eso tiene usted algún que otro admirador que debería leer otra cosa que no sean sus escritos blogueros e informarse más.

    No critico su post por criticar, sino porque, aunque lo he leído de cabo a rabo varias veces, me he quedado como si no hubiese leído nada, pues nada me aporta ni puedo sacar ninguna conclusión válida. El único “argumento” que usted utiliza es “porque lo digo yo (y luego las asociaciones)”. Su “gran solución”, que propone este párrafo, es ya el colmo de los colmos:

    “Dejar de usar autismo como insulto, de manera negativa o despectiva, es una manera de intentar que las personas que lo tienen no se encuentren con prejuicios, ideas preconcebidas, falsedades, impresiones negativas que conducen al rechazo y la comprensión. Está pasando a diario, la gente lo sufre y por eso se pide. Ni más ni menos.”

    Sí, señora, está diciendo que las personas con autismo, sólo por mencionar el nombre (ya que en la columna final que ha colgado de expresiones “políticamente incorrectas/correctas no se utiliza el término como insulto ni peyorativamente, sino figuradamente) se enteran de todo lo que usted dice. Pues mire, creo que usted sabrá en carne propia que les da exactamente igual. Una persona con autismo no tiene prejuicios, ni ideas preconcebidas, ni impresiones negativas ni positivas. Aunque se considere usted “periodista y escritora”, desde luego no lo está demostrando. Tiene usted un concepto muy equivocado, y sobrevalorado de sí misma, probablemente debido a un presunto complejo de inferioridad. Baje por favor un poco del pedestal en el que usted misma se ha subido, con el apoyo de sus fans, misteriosamente desaparecidos en este post (al menos al momento de escribir y enviar este comentario), porque usted es sólo una de tantas blogueras. Si pretende escribir un post, y encima en la manera que usted lo ha hecho, entrando en tromba como un elefante en una cacharrería, atacando a la RAE y al sr. Marías, empiece por no contradecirse a usted misma. No invente ni utilice falacias para inclinar la balanza a su favor; nunca le ha salido bien.

    Pone usted una captura de la acepción online de la RAE de la palabra “autismo”, y la precede de la frase:

    “Esto es lo que (mal) decía hasta hace dos años el término autismo. Todo equivocado:”

    ¿Me puede argumentar por qué está equivocado? ¿Acaso es usted médico? ¿Ha dado usted alguna razón de sus afirmaciones? ¿O es sólo “porque sí”, “porque lo digo yo”, “porque tengo un berrinche” o “porque no tenía tema sobre el que escribir? Al menos serían razones, no de peso evidentemente, pero razones. Y usted no da ni una, por tanto su afirmación queda automáticamente invalidada.

    Como bien le han dicho en un comentario de arriba, cada vez que se pone en este plan quijotesco se lleva un “zasca”, y ya lo habrá visto en los comentarios que hoy ha dejado sin censurar. Usted no es la única madre de un hijo autista, su hijo no es el único autista del mundo, y el autismo no el el único síndrome del mundo, ni siquiera el más grave ni el más importante en número, y dé gracias porque su hijo no padece una de esas enfermedades raras que no tienen tratamiento, como la de la pequeña Idaira, fallecida hace unos días. No se dé tanta importancia, deje de creerse el ombligo del mundo, haga un poco de autocrítica y esta noche tome un baño de humildad, le vendrá bien.

    Por último, ¿qué tiene de malo “bumerán”? ¿Acaso usted escribe “dollar” en lugar de “dólar”, “meeting” en vez del “mitin” de toda la vida o, lo que sería el colmo, dice “pianoforte” en lugar de “piano” (sí, el término español es una acotación de la palabra italiana original)? Viendo lo mal que le sienta que el bumerán le venga de vuelta debe ser que sí; la RAE está equivocada y es un demonio al que hay que combatir.

    07 Junio 2016 | 18:32

  14. Dice ser Secretaria

    De acuerdo con los comentarios 1, 2, 3, 4, 5 (genial), 11 (muy aclaratorio) y 13, de AGA, Fran, Raimon, Mehagolasueca, porsupuesto, Ángel y Antonio. Y si la pregunta es ¿Extrema susceptibilidad de una gente o extrema insensibilidad de otra?, digo que extrema susceptibilidad.

    Me parece que no has entendido el artículo de Julián Marías, no va para nada de lo que tu dices y menos contra el autismo. No te sientas atacada y no veas fantasmas donde no los hay.

    El articulo habla también del cáncer y te comento que mi mejor amiga tiene cáncer de mama, y hablamos normalmente de que, yo que se, la delincuencia es un cáncer (o una peste, o lo que sea) y no pensamos para nada en su enfermedad porque es una forma de hablar. Si ella y mucha mas gente lo ve normal y no se ofende y además usa la palabra como hacía antes de tenerlo, no veo porque hay que corregir las expresiones figuradas como estas, pues.

    07 Junio 2016 | 18:59

  15. Dice ser Karmen

    melisa tiene razon xk komentarios como el d angel o antonio dan berguenza i lo d ese tio es d berguenza. ay k ser politikamente korrekto y no decir burradas komo dice ese tio o komo dice la rae esa k no se pueden meter kon los autistas ni con los de kancer por la geta, a ver kienes son ellos pa ofender xk komo nadie les dice nada, pero menos mal k melisa lo a dicho publikamente asin k propongo k denunciemos todas a ese tio i a la rae, k les agan pagar bien i los leuros k los den pa las madres solteras k somos muxas. k melisa ponga la denuncia xk escribe mui bien i a recojer firmas k nosotras le apoyamos kontra la rae esa i kontra el gilipoyas k insulta a los autistas k seguro k es un machista. al truyo kon el!

    07 Junio 2016 | 20:15

  16. Dice ser Marina

    Cuanto listo y erudito, qué pena que no utilicéis vuestras privilegiadas mentes en informaros sobre el autismo, para saber si la acepción que recoge de autista es correcta o errónea. Que si, que ya lo habéis dicho, que la RAE se limita a recoger los usos cotidianos del lenguaje, pues que se esfuercen por recoger usos adecuados del lenguaje, así no entraremos en un círculo vicioso, pues al recoger esta acepción avala su uso peyorativo, lo que nunca debería hacer una Institución. Limpia, fija y da esplendor no? Pues que cumpla con su función.

    07 Junio 2016 | 22:24

  17. Dice ser Ana

    La RAE son personas y recogen el uso aceptado actual, buena disculpa… Como personas, tambien opinan y aunque no quieran impregnan su trabajo de sus creencias y su punto de vista. No son completamente objetivos y si lo que hacen es un reflejo de la sociedad española, es la realidad. Vale, lo asumo. Eso nos da indicativos de como andamos culturalmente en terminos de TEA en España. Mi hija tiene autismo, a mi me da igual si la llaman autista o dicen que tiene autismo. Lo que no me da igual es que alguien haga un uso peyorativo de termino. Usando ese mal ejemplo de Javier Marias, comparando el autismo con el cancer, es como si llamasemos canceroso a alguien y encima pretendieramos que no estuviera ofendido, cuando la intencionalidad es la de ofender… España tiene que avanzar en la tolerancia y el respeto a la diversidad. Esto se refleja en el lenguaje: lo que pensamos es lo que hablamos y lo que hacemos, y esto no tiene nada que ver con la libertad de expresion, tiene que ver con los limites del respeto y de la tolerancia. Ningun derecho de expresion esta por encima de la normalizacion y la aceptacion a la diversidad. Como madre, dentro de mis prioridades para que mi hija disfrute de sus derechos prefiero pelear por si educacion antes que por un termino, pero siempre cuando lo que hagamos demuestre tolerancia, en este caso en España hay mucho intolerante, y la RAE lo refleja… Ahi tiene para reflexionar Javier Marias, sobre donde estan sus limites de la tolerancia.

    07 Junio 2016 | 22:24

  18. Dice ser RaulRosa

    Si ya es desagradable y de muy mala educación que un escritor como Javier Marías venga a decirme que el autismo que padecen mis hijos es “una desgracia” y “sufren un defecto” peores son las criticas que estoy leyendo aquí por parte de estos catedráticos, doctores en neurología que le ríen la gracia al escritor demostrando una falta de empatía digna de unas piedras.
    Una cosa es que la RAE mantenga esa afección porque los señores que la corrigen no les de la gana enterarse de lo que consiste y no quieran molestarse en ayudar a utilizarla correctamente para que no se ofenda a nadie y otra cosa que el académico se ensañe con las dificultades que tienen nuestros hijos justificando los abusos y las ofensas que nos provocan utilizado el termino de forma peyorativa.
    Solo pedimos RESPETO

    07 Junio 2016 | 23:14

  19. Dice ser Graciela Aless Perez

    Es increíble la falta de sensibilidad de varios comentaristas ,y por extrapolación, la falta de sensibilidad en la población general…

    Sólo una cosa: Nadie se siente superior a la RAE, tan sólo está mal su definición y lo dicen los médicos, no nosotras las madres…es sencillo y simple….
    El resto: tratar de sacarse el fantasma de encima de tener un hijo o pariente con algo desconocido para la población general….no vaya a ser que sea contagioso (por las dudas, no lo es)

    08 Junio 2016 | 01:04

  20. Dice ser Ignacio

    Bueno, es que el cáncer ya ni se menciona por tabú. Cuando un famoso muere de cáncer se suele decir “de una larga enfermedad”.

    Actualmente:

    “larga enfermedad” = cáncer

    “neumonía” = sida

    “adicción a fármacos” = drogadicción.

    Igual a las personas muertas no le importasen que se supiese la causa de muerte, pero son los medios los que ridículamente se autocensuran. El mundo está lleno de hipócritas.

    08 Junio 2016 | 02:04

  21. Dice ser Cristina

    Ja,ja,ja, Madre Reciente, chica, podrías ser un poco más sutil: en cuanto un comentario (brillante, acertadísimo y que suscribo 100%) te ha dicho que tus fans hoy están ausentes, de repente misteriosamente aparecen varios comentarios a favor de tu absurdo post. Lo repetido hoy hasta el cansancio: ni tú eres especial por tener un hijo autista, ni tu hijo es algo supermegaguay por tener autismo, ni eres el ombligo del mundo. Y sí, SÍ, el término autista se usa tal y como recoge la RAE, porque a nosotros nos da la gana de usarlo así. Y si te molesta te aguantas.

    09 Junio 2016 | 10:30

  22. Dice ser WOW!

    Madre Reciente, sin acritú ¿eh?, no te molestes en invocar a los espíritus de tus fans, que no tardarán en aparecer después de lo dicho por Cristina (pues sí Cristina, yo también he leído el comentario de Antonio y estoy 100% de acuerdo con él y contigo)

    Además, estimada MR, yo también soy fan desde que leí esto que has escrito:

    “Para terminar le voy a recordar al señor Marías y a todo aquel que quiera darse por aludido que …”

    ¡Cuidadín, que tenemos aquí una pistolera del Far West y no nos hemos enterao!

    Madre Reciente ya se lo ha recordado al señor Marías, y desde entonces ese señor cría malvas. Es de las que primero dispara y después “recuerda”.

    WOW! OMG! LOL!

    10 Junio 2016 | 16:49

  23. Dice ser Bego

    Debería alucinar con los comentarios de ciertas personas de por aquí, si no fuera porque a estas alturas de vida ya no me asombro de casi nada. No voy a perder el tiempo descalificando a nadie ni poniéndome al bajo nivel de algunas personas. Simplemente diré que creo que el artículo está escrito desde una soberbia absoluta y que Javier Marías parece que se cree por encima del bien y del mal. Creo que las personas que tenemos familiares con cáncer o con autismo ya tenemos bastantes guerras con las que luchar como para encima tener que aguantar la insensibilidad de esta persona. Me parece a mí que el que denuncia el narcisismo debería hacerselo mirar porque él es el vivo reflejo.

    17 Junio 2016 | 18:41

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.