BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Los niños transexuales no tienen un problema de salud mental #LimpiandoPrejuicios

El 17 de mayo se celebra el día contra la LGTBIfobia, un día para recordar que el estigma y la discriminación social es aún una realidad cotidiana para personas trans, lesbianas, gais, bisexuales e intersexuales.

La sociedad avanza, pero aún está lejos de poder presumir de una igualdad de derechos real, de una mirada generalizada libre de prejuicios. A lo largo de estos días se oirán muchos gritos clamando en muchas direcciones diferentes, todas en busca del fin de las fobias.

Por desgracia, con frecuencia esa discriminación, esa falta de comprensión y de ayuda se la encuentran menores, nuestros niños. Y la encuentran en aquellos que más y mejor deberían apoyarles: su propia familia.

Yo no concibo hacer infelices a mis hijos negándoles ser quiénes realmente son. Lo que ellos se sientan únicamente es merecedor de respeto. También de todo el apoyo posible para que no haya dolor, para que lo que encuentren en su camino sea aceptación.

Los niños que más obstáculos se encuentran,
incluso aunque cuenten con familias y amigos rebosantes de amor y aceptación, son los transexuales. Niños que para poder ser lo que realmente son necesitan un diagnóstico de salud mental, algo que a lo que otros colectivos LGTBI (por suerte) no tienen que enfrentarse.

Desde la Fundación Daniela, con el apoyo de Lush, están luchando para que la transexualidad deje de considerarse un problema de salud mental con una campaña llamada Limpiando Prejuicios que emplea el hashtag #LimpiandoPrejuicios.

Os dejo con su manifiesto:

Su diagnóstico es un requisito previo para poder acceder a derechos fundamentales como el reconocimiento legal de nombre y género o los tratamientos médicos especializados que algunas personas trans precisan. Esto supone dejar desprotegidas a muchxs menores y adolescentes trans que necesitan estos procesos, pero no pueden acceder a ellos por ser menores de 18 años.

Las personas trans sufren además la mayor tasa de discriminación social y médica de todas las realidades de la diversidad sexual y de género. Los prejuicios, estereotipos negativos y violencia en su vida diaria les impiden participar en igualdad de condiciones en nuestra sociedad. Pero es especialmente grave por su impacto en la salud física y mental de lxs niñxs, adolescentes y jóvenes trans.

¿Cómo vamos a lograr la erradicación del estigma y la discriminación que sufren estos niñxs y adultxs si todavía son considerados enfermos mentales?

Debemos dejar de patologizar la diversidad humana y comprender que las personas somos dispares y únicas por muchos motivos. Necesitamos tu firma para que los menores de 18 años trans puedan modificar la mención al sexo y al nombre en su DNI y tengan así el reconocimiento y la protección que se merecen. Unámonos en la defensa de los derechos humanos.

Os invitamos a todas las personas trans y sus aliadxs a seguir este manifiesto por la liberación y visibilidad de la T*, letra que representa las identidades trans:
– ConóceT*, sé fiel a ti mismx.
– LibéraT*, escapa de las ideas patologizantes sobre la realidad trans.
– AcéptaT* tal y como eres, todas tus diversidades te hacen únicx.
– QuiéreT*, será el motor que te impulse para tomar tu propio camino.
– VisibilízaT*, sé un agente activo para el cambio social.
– InfórmaT* sobre la realidad trans y limpia tu mente de prejuicios.
– ¡AlíaT* con nosotrxs, únete a nuestra campaña, ayúdanos #LimpiandoPrejuicios!

lush

26 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Ignacio

    Has malgastado todo el espacio. Aparte de decir que hay que respetar no se que… no das ABSOLUTAMENTE NINGUNA RAZÓN por la que una persona en la que su mente le “dice” que su cuerpo no es el “adecuado” no esté enferma mentalmente.

    Y no la das porque no la hay, de la misma manera que a un adulto que se cree un niño de pecho no se le acortan las extremidades y se le alimenta con leche y al que se cree una planta no se le echa abono.

    17 Mayo 2016 | 08:34

  2. Dice ser claraboya

    Ignacio, estoy de acuerdo contigo. No comprendo por qué no se puede hablar de este tema. Parece que lo normal es que si tu cabeza no percibe bien como es tu cuerpo, lo normal es hormonar el cuerpo y operarlo para que todo esté acorde.

    ¿Por qué no se estudia qué provoca que el cerebro perciba que el cuerpo es algo que no es? Quizá se podría tratar y se evitarían operaciones y procesos que son muy dolorosos para el que los sufre y para los que lo acompañan.

    Pero decir esto no es políticamente correcto y además seguro que me van a tratar de todo

    17 Mayo 2016 | 09:12

  3. Dice ser Pablo

    Los niños no son el problema. El problema son los padres.

    17 Mayo 2016 | 09:53

  4. Dice ser yavembar

    Lo cierto es que la disforia de sexo, o transexualidad como prefieren llamarla, es la única patología mental basada en una percepción errónea del cuerpo que parece que debe respetarse. Por mucho que insistan, mutilarse parte del cuerpo y hormonarse toda la vida no es normal ni natural ni bueno. Igual que los que sufren un trastorno que les hace sentir que son lisiados y que, por tanto les sobra una parte de su cuerpo (una extremidad, normalmente) no deben ser mutilados para que su percepción de sí mismos coincida con la realidad.

    Estos niños necesitan el apoyo de sus familias y su amor, pero eso no quiere decir que deban apoyarles en algo que,claramente es erróneo. Se le puede apoyar para que aprenda aceptar su cuerpo y su sexo, el real, el biológico. Lo que no entiendo es que nos pasemos la vida diciendo a los niños que tienen que aceptarse como son, que no tienen que cambiar nada, que son perfectos con sus características físicas pero que, ante algio tan grave como esto se les diga que modifiquen sus cuerpos de forma salvaje para adaptarse a lo que sienten.

    17 Mayo 2016 | 10:20

  5. Dice ser Currante

    Yo tengo un cuerpo de currante dela construcción pero mi mente me dice que soy registrador de la propiedad

    17 Mayo 2016 | 10:23

  6. Dice ser Ignacio E

    Vaya, resulta que la autora (y esa fundación) quiere una mirada libre de prejuicios para los niños transexuales, y parece que los tiene un poquito sobre los enfermos mentales. No soy psiquiatra ni psicólogo, y por lo tanto no tengo la menor idea de si la transexualidad es una enfermedad mental o no…… ¿pero qué problema hay en que lo sea? ¿es que los enfermos mentales merecen menos respeto que alguien “sano”?? qué pasa, los enfermos mentales, a una leprosería o como los negros en la época del apartheid, no?

    La autora ha caído en el mismo prejuicio que critica (el titular más desafortunado no puede ser), aunque realmente tampoco la culpo. En la sociedad actual sigue habiendo muchos miedos y muchos prejuicios (en realidad es todo lo mismo: ignorancia) sobre las enfermedades mentales, y sé de lo que me hablo porque me toca muy de cerca. Sé leer, no le veo la mala intención porque me parece muy bien defender los derechos de los transexuales, bisexuales, LGTB en general, etc, etc, yo también me apunto, pero queriendo vestir un santo ha desvestido a otro. Lo cual me extraña doblemente viniendo de usted, que tiene un hijo con autismo, lo cual no es un camino de rosas (qué me va a decir)

    Le invito, dicho con todo el cariño, con el mejor tono y sin ninguna acritud, a investigar un poco sobre los niños que padecen estas patologías y a que haga un post sobre ello. Lo leeré con mucha atención.

    17 Mayo 2016 | 10:24

  7. Dice ser Antonio

    Se ponen los pelos de punta leyéndoos. ¿En la Edad Media ya había foros? Allí pegais que ni pintados :-)))))))

    17 Mayo 2016 | 10:39

  8. Dice ser Bea

    Y la x en vez de la o que se utiliza en los plurales era necesaria? Enserio? Eso es el colmo de lo absurdo , no es sexista ni mierdas varias, el lenguaje es asi, que creais palabras inpronunciables en español leñe

    17 Mayo 2016 | 10:51

  9. Dice ser FRANCISCO

    Hay gente que confunde ser transexual con ser homosexual, pero no tiene nada que ver, hay transexuales que su orientación sexual es hetero y trnasexuales que su orientación sexual es homosexual.El sentirse hombre o mujer no tiene nada que ver con la orientación sexual.

    17 Mayo 2016 | 11:21

  10. Dice ser Remi

    Por supuesto que tienen un problema de salud mental, su cuerpo y su mente no se ponen de acuerdo, no podemos valorar este problema como algo normal.

    Igualmente por supuesto que necesitan apoyo, ayuda, no sufrir acoso por esta causa y deben tener los mismos derechos que los demás. Del mismo modo que lo necesita una persona invidente, sorda o discapacitada.

    Hasta que se encuentre la causa que produce la disforia de género ( si se encuentra) pues al menos tienen la posibilidad de las hormonas y las operaciones. Pobre de la gente que vivió en otros siglos con el mismo problema y no podían hacer nada.

    17 Mayo 2016 | 11:29

  11. Dice ser ClaudineHoss

    Yo como médico tengo otra opinión. El hecho de aceptar la transexualidad como “nacer en un cuerpo equivocado” es aceptar el género mujer- hombre, algo impuesto socialmente, como algo biológico. En mi caso no creo que esto sea así, y el colegio americano de pediatras hicieron unas declaraciones similares sobre el tema hace poco, en bebesymas hablaron sobre ello. Resumiendo, nacemos con un sexo biológico según nuestros cromosomas que determina unas características físicas, pero no con un género hombre-mujer, que se adquiere con la educación en la sociedad. Por lo tanto, esto contradice la transexualidad, no se puede nacer con un cuerpo equivocado, no se puede sentir uno del género contrario al ser el género algo impuesto socialmente. Por lo tanto, un rechazo patológico a los propios genitales y roles de género aprendidos no tiene una base neurológica, tendría una base psiquiátrica del tipo dismorfia corporal. Y no creo que afirmar esto sea intentar denigrar ni marginar a nadie, sigue siendo un problema totalmente respetable que hay que solucionar y que ocasiona mucho sufrimiento al paciente. Es un tema muy complicado del que no se debe hablar a la ligera. Es muy grave hormonar y mutilar a pacientes, especialmente niños, para que se adecuen a un género que la sociedad ha inventado. Pese a todo pienso que lo primordial es la felicidad de cada paciente. Si fuera el caso de un hijo mío, le intentaría inculcar desde pequeño que el ser hombre o mujer solo determina, con perdón, mear de pie o sentado, pero que puede vestirse, pintarse, peinarse, comportarse y enamorarse como le parezca y de quien le parezca, sin necesidad de cortar o pegar nada ni con tratamientos hormonales tan peligrosos, le explicaría que puede ser el ser humano que el o ella elija. Quiero pensar que con esa idea y ayuda psiquiátrica para el trastorno dismórfico que le hace rechazar una parte de su cuerpo que no es más que un cacho de carne más o menos, conseguiría que fuera feliz. Pero como siempre, yo no tengo la verdad absoluta, y lo primordial es que cada uno sea feliz y respetado con lo que decida, solo que para mí no está claro que la solución real sea mutilar y hormonar, creo que queda mucho por estudiar sobre el tema. Como ves nada tiene que ver mi opinión con la homofobia o cualquier barbaridad semejante, yo respeto y defiendo hasta el final la libertad de cada uno de vivir como quiera sin hacer daño a nadie y su derecho a ser aceptado, pero creo que se debería separar un simple concepto de atracción sexual con la que se nace y es completamente natural como es la homosexualidad o bisexualidad, de algo tan complicado como la transexualidad. Un saludo Melisa 🙂

    17 Mayo 2016 | 11:40

  12. Dice ser ClaudineHoss

    http://m.bebesymas.com/educacion-infantil/la-polemica-postura-del-colegio-americano-de-pediatras-la-ideologia-de-genero-hace-dano-a-los-ninos Aquí te dejo el artículo por si quieres echarle un vistazo. Recalco, creo que la transexualidad es algo de lo que no se deben hacer afirmaciones rotundas sobre su naturaleza, sino que se debe estudiar mucho más y descubrir la mejor manera de tratarlo posible, sea la actual u otra diferente. Afirmar con rotundidad que no tiene base psiquiátrica es adelantarse a neurólogos, pediatras y psiquiatras que están investigandolo constantemente. El hecho de negar la base psiquiátrica de un problema como una especie de defensa a los que lo sufren, además de ser erróneo porque en este caso (a diferencia de la homosexualidad por ejemplo) no se sabe ni se puede afirmar que no lo sea, discrimina a los enfermos mentales. Y si se prueba que los niños transexuales tienen un trastorno psiquiátrico, qué? No merecen el mismo respeto y tolerancia? Sigue sin ser algo por lo que denigrar a alguien. No sé Melisa, creo que el post necesita de bastante, bastante más profundización. Yo por mi parte ya no me enrollo más!! Jajaja

    17 Mayo 2016 | 11:57

  13. Dice ser Bern

    Siguiendo el planteamiento de este artículo, habría que concluir que ninguna tendencia sexual, orientación, etc., sería un trastorno mental, ni siquiera la pederastia. Todo serían meras preferencias o tendencias, unas aceptadas jurídica y socialmente, y otras rechazadas, pero a nivel psicológico todas serían tendencias, no patologías.

    17 Mayo 2016 | 12:30

  14. Dice ser Daniel L.

    no a la ingeniería social. no al nwo.
    qué pasa, hoy no hay un nuevo famoso que se cambie de sexo?
    aun no ha calado pero en breve veremos gente de a pie haciendo lo mismo, que para eso lo promocionan, igual que la moda, la música, el cine o los bancos.
    resulta que de la noche a la mañana salen un montón de “famosos” deseando cambiarse de sexo…
    pufazoooooooo

    17 Mayo 2016 | 12:52

  15. Dice ser Pejo Teca

    Uy que bebé tan mono has tenido!! Es niño o niña?
    No sé. Aun no habla.

    17 Mayo 2016 | 13:02

  16. Dice ser Y los transfortunales, qué?

    Yo soy transfortunal: nací rico en un cuerpo de pobre. Y no, no es un problema de salud mental. Lo que no sé es por qué la seguridad social no me paga el tratamiento…

    17 Mayo 2016 | 13:59

  17. Dice ser objetiva

    Me parece horrible decirle a un niño que su cuerpo está mal y que va a pasar toda su vida luchando contra él.
    Yo trabajo en el ámbito sanitario y no sabéis las barbaridades físicas y emocionales que suponen un cambio de sexo físico.
    Además de por vida, porque una vez iniciado no hay vuelta atrás.
    A una edad en que los niños no saben si van a ser futbolistas, astronautas o actores de cine queremos que sepan decidir que tienen un género diferente al que biológicamente les corresponde.
    Protegemos a nuestros niños obligándoles a aceptar que tienen que ir a la escuela, comer lo que no les gusta, seguir unas normas sociales de relación con los demás niños. No porque eso sea lo que quieren hacer, sino porque es lo que les conviene para llegar a ser adultos responsables.
    Debería también protegerse a los niños, hoy llamados disfóricos, ayudándoles a aceptarse a sí mismos con lo que son, no con lo que dicen que creen ser.

    17 Mayo 2016 | 17:02

  18. Dice ser Nosolomon

    Vamos a ver. Leo muchos comentarios de la gente sobre si, en su humilde opinión, un “niño transexual” es un enfermo o no. Voy a dar mi humilde opinión también.

    Lo cierto es que todos hemos visto algún caso (no son muy frecuentes). Son personas que, dado que no son entendidas en su entorno (yo francamente no entiendo que un niño esté cómodo con ropa de niña) históricamente han sido repudiados de sus familias.

    Pero esos niñxs, aunque sean pocos, están ahora aquí. Siguen siendo niñxs. No podemos volver a cometer los mismos errores, repudiarlos, echarlos a la calle.

    Supongo que me chocaría muchísimo que mi médico fuese un transexual (posiblemente pediría una segunda opinión para ese tacto rectal) pero prefiero pensar que vivimos en una sociedad humana que prefiere transexuales con vidas normales (que cumplen sus sueños y estudian y trabajan en lo que quieren, aunque yo lo vea o aunque yo no lo vea) a transexuales que solo pueden ejercer la prostitución. Quienes solo saben hacer eso es porque no les hemos dejado otro remedio. Les hemos echado de casa, repudiado, nadie se hizo cargo de ellos. Nadie quería contratarlos. Nadie los quería. Qué mas da, eran pocos.

    La cuestión es que esos niñxs, aunque sean pocos, de nuevo están aquí.

    ¿Qué clase de país queremos para el futuro? ¿Qué clase de personas seremos?

    17 Mayo 2016 | 18:40

  19. Dice ser anónimo

    Impresionante los comentarios transfóbicos que hay aquí a raíz del artículo de este blog, lo que demuestra o que 20 minutos y sus blogs se han llenado de pperos neonazis religiosos tradicionales o del estilo, porque no es normal.

    transexuales ha habido en todas las épocas, e incluso hay leyendas musulmanas de un califa que sólo tuvo un descendiente, que era una niña, le educó como a un hombre, y al final por un milagro de alá se convirtió en todo un macho, dejando preñada a su primera esposa. O sea que no hay nada nuevo con ello, y en otras sociedades también hubo transexuales femeninas. En la naturaleza, también existe la transexualidad natural y espontánea, de peces y otros animales. Que recuerde, precisamente el mero, que es un pez que casi todo el mundo ha oído hablar porque es más o menos habitual (aunque sólo por el famoso dicho de “de la tierra el cordero y de la mar el mero” o algo así que dice), que nace hembra y se vuelve macho (¿o era al revés?)

    lo que sí creo es que ser transexual no es tener una enfermedad mental, si no que más bien tendría que ver con algún problema de contaminación ambiental, como en los plásticos con bisfenol-a o algo así. debería de estudiarse esto más para profundizar mejor, pero creo que tiene una causa biológica difícil de explicar. Sin embargo, en los transexuales que no se consideran realmente transexuales, sino como un “tercer” género, sí que creo que están un poco tocados de la mollera, porque cuando alguien se siente hombre es que es un hombre, y cuando alguien se siente mujer es que es una mujer, pero eso de sentir que no se pertenece a ningún género, está claro que esa persona no está definida, o tiene problemas con la sociedad porque quiere ejercer un rol asociado a un género que en principio no le corresponde, pero eso es un problema legal de derechos, o un problema social o un problema religioso, como en las sociedades musulmanas e hindúes, por ejemplo, que asocian de forma muy definida el rol que debe hacer un género determinado. Pero eso es otro tema distinto, porque estamos hablando de guerra de géneros, y de alguna forma, de luchar contra la sociedad, la religión o el pensamiento tradicional sobre las actividades que quiera alguien hacer, pero eso ya no es transexualidad, sino simplemente el luchar por el derecho a tener el rol que uno quiera, independientemente del género, y en estos casos la persona no es realmente del género contrario al supuestamente biológico, sino que son más bien oportunistas en el sentido de que desean pertenecer a un determinado género para realizar determinadas actividades, y eso no es realmente un transexual.

    Un transexual verdadero nada tiene que ver con sus gustos sexuales, ni con las actividades que le guste hacer, ni nada, es un sentimiento interno, una sensación, que tiene una base biológica, con lo cual sería buena cosa que se controlara la contaminación ambiental y los productos que causan disrupciones hormonales en el medio ambiente y en las personas ya más concretamente, y las futuras madres se controlaran en su dieta para que sea más natural. Pero curiosamente, eso de que educar a alguien en un sexo determinado obliga a que la gente se comporte de determinada manera no es cierta, porque al final, siempre sale ganando la fuerza de la naturaleza de las cosas… ahora recuerdo que en el caso de los homosexuales, la iglesia pretendía reeducarlos, pero eso no sirve, y al final la naturaleza de cada cual vence y siempre, pero es que siempre sale por alguna parte, lo mismo que en los transexuales, con lo cual lo ideal es respetar la personalidad de cada cual mientras no afecte a los demás, que cada uno se meta en su vida, y que viva y deje vivir.

    17 Mayo 2016 | 22:28

  20. Dice ser inflames

    Cierto lo que tienen es una falta de buena educación de una más que dudosa tutela y en algún caso una buena hostia.
    por cierto no soy ni del pp ni religioso…

    17 Mayo 2016 | 23:09

  21. Dice ser Es la verdad

    Estoy completamente seguro de que si mi madre y mi padre me hubieran educado como una niña, ahora sería transexual. Pero esta es mi opinión, la que al parecer no es “respetable” porque dista mucho de reconocer un derecho a una minoría desfavorecida.

    Sin embargo, existe un organismo del estado que está reventado de denuncias de casos de sustracción de menores, que son llevados por sus madres fuera del país evitando que puedan ver a sus padres. En este caso, la minoría desfavorecida es EL MENOR y sin embargo hay que apoyar a la mayoría aplastante: las mujeres que imponen las relaciones paternofiliales a golpe de decreto moral.

    ¿que clase de sociedad es esta que tiene cuatrocientas varas de medir, torcidas todas ellas?

    18 Mayo 2016 | 08:41

  22. Dice ser pase

    No sé, pero aquí se mezclan muchas cosas. Todo en el fondo es una cuestión sexual de los géneros masculino y femenino. De poder llevar a cabo en un futuro el verdadero motivo de la especie: copular y multiplicarse.

    A ver, en todo transexual hay una homosexualidad ya que te atrae tu mismo género. Por mucho que se operen
    Si se nace niña morfológicamente pero su mente le dictamina que es un niño, le gustarán las niñas y en un futuro, las mujeres. Y viceversa exactamente lo mismo. Esto es así.
    Los homosexuales no son transexuales, los transexuales son siempre homosexuales. (ahora es cuando me matáis)

    El matiz serio entre ser homosexual o transexual es que los primeros nunca van a sufrir una mutilación o reconstrucción genital ; aceptan su género y les atrae su género sin necesidad de cambios.

    El transexual no acepta su género y es significativo que se manifieste ya en la infancia. Los niños no comprenden de normas sociales, prejuicios ni enfermedades mentales. Nacieron así y así se mantienen tambien cuando son adultos. Es triste alargar la agonía de la no aceptación o hacer diagnósticos prematuros sobre algo que se desconoce.
    Yo no sé si con medicación o cualquier otro tratamiento podría poner fín a esta “enfermedad mental”, personalmente opino que no, y me voy hacia atrás en el tiempo cuando se ensayaron tratamientos clínicos para “curar” la homosexualidad con resultados nulos y con la frustración del afectado, que se creía verdaderamente enfermo, aumentando así sus paranoias.
    Pero si sé que es vital para una sociedad llamada “progresista y moderna” aceptar y velar por el bienestar de su propio futuro y no poner impedimentos para que las personas puedan realizar sus vidas sin miedos, depresiones o sentimiento de desubicación; porque ser de un género u otro física o mentalmente no resta aptitudes ni capacidades para desarrollar tu vida en condiciones óptimas tanto personal como socialmente.
    Y es que este tema es más viejo que la tos; siempre ha existido. pero hoy no se aborda igual que antes y nadie puede sentirse apestado eternamente.

    Asi que aquí hay dos problemas. Aceptar y facilitar medios para no violar los derechos fundamentales de las personas y/o esperar mientras a que se “diagnostique” algo que los “enfermos” consideran de vital importancia; porque no es que tengas una agorafobia o una bipolaridad, es que te imposibilita una función vital y natural.

    En cuanto a que cada vez hay más gente que se cambia de sexo, este es otro cantar que aborda temas más complejos y con menos luz y que aquí no se van a debatir.
    Quizá cuando haya más gente con los ojos abiertos.

    18 Mayo 2016 | 13:12

  23. Dice ser pase

    Aclaro lo de la bipolaridad y agorafobia, dos trastornos serios que con medicación se controlan.
    La medicación para la transexualidad no existe.

    18 Mayo 2016 | 13:19

  24. Dice ser Joan

    Yo siento que dentro de mi cuerpo tengo el alma de Napoleón, me siento el mismísimo Napoleón redivivo. Y tengo un amigo que se siente vaca, ¿ahora qué hacemos??

    18 Mayo 2016 | 14:05

  25. Dice ser Ana

    Valiente tontería. Así que una adolescente que se ve gorda y vomita es una enferma mental, y otra que se ve un tío y quiere convertir su vagina en pene y cortarse las tetas es perfectamente sana y cuerda y es la sociedad la que se equivoca.

    Por supuesto que es una enfermedad mental y de las gordas, una desgracia en toda regla tener un hijo así.

    28 Mayo 2016 | 21:32

  26. Dice ser Yomisma

    Yo estoy cada vez más gorda pero mi mente me dice que soy Claudia Schiffer, ¿por qué la seguridad social no me paga el tratamiento?

    03 Marzo 2017 | 21:55

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.