BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

¿Tienen los padres hijos favoritos? ¿Se atreverían a admitirlo si fuera así?

a00705462 012Era abril de 2008 y solo tenía un hijo cuando escribí aquí mismo lo siguiente:

Estábamos hablando de perros. Mi amiga acaba de adoptar una perrita. De ahí pasamos a hablar de amores y preferencias. Y se me ocurrió preguntar: “¿Tú crees que los padres tienen un hijo favorito?”

“Pues claro” soltó “mi padre siempre me ha preferido a mí. Y si preguntas a mis hermanos te lo reconocerán”.

Y dijo que preguntase a sus hermanos. No a su padre, que probablemente mentiría.

Es un tema tabú. Es lógico que lo sea. Pero yo siempre lo he sospechado. Siempre he creído que muchos padres aman más a un hijo que a otro.

O tal vez no. Tal vez aman por igual a todos pero unos les caen mejor que otros.

He de confesar que soy hija única. Mi padre es hijo único. Yo sólo tengo un hijo. No tengo pruebas. Todos los padres que conozco afirman que quieren a todos sus hijos por igual, muchos hijos afirman haber visto preferencias.

Tal vez esa preferencia (aderezada por las herencias, los cuñados, las conversaciones de sobremesa y el cuidado de los padres ancianos) sea origen más tarde de luchas fratricidas que todos conocemos.

Entonces preguntaba desde lo siguiente: “¿Creéis que si tienes varios hijos siempre hay uno al que se quiere más que a los otros?”.

En los comentarios muchos apuntaban a que sí, a que los padres tienen con frecuencia preferencia por uno u otro hijo, que aquello del hijo preferido, del más amado, existía.

Como os contaba en el arranque del post, cuando lo escribí solo tenía un hijo: Jaime, que rondaba el año y medio. Ahora tengo dos, Jaime este verano cumplirá diez años y Julia ha celebrado hace poco su séptimo cumpleaños. Creo que me toca responder a esa pregunta que os lancé.

Soy sincera si os digo que no quiero más a uno que a otro, que he constatado aquello tan cursi de que el amor no tiene medida ni límites. Tal vez el hecho de que Jaime tenga autismo y vaya a ser dependiente toda su vida facilita las cosas. Son tan distintos…

Tal vez simplemente me estoy frenando a mí misma para no reconocer lo que no quiero que exista.

Admitir siendo padres que pondríamos a uno de nuestros hijos por delante del resto es uno de los mayores tabúes existentes. Tabú autoinfligido. Es curioso (y lógico) cómo somos mucho más libres de reconocer que tenemos un hermano favorito, un progenitor, un abuelo predilecto, pero nos negamos a elegir un hijo por delante de los demás.

Aunque los seres humanos somos tantos, tan diferentes y complejos, que seguro que sí, seguro que muchos padres albergan, si no más amor, más afinidad por uno de sus hijos. Y me da la impresión de que es más fácil que esas preferencias tengan lugar cuando los niños van creciendo y convirtiéndose en hombres, que es más fácil que cuando son muy pequeños no se aprecien.

Os repito la pregunta que hice entonces: ¿Creéis que si tienes varios hijos siempre hay uno al que se quiere más que a los otros?.

 

a00689912 007

  • Fotos: GTRES

23 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Brizna

    Yo tengo dos hijos, de 6 y 2 años, y sinceramente no puedo decir que quiera más a uno que a otro. Aunque he de admitir que hay momentos, cuando estoy con uno de ellos, que ese es mi “preferido” pero al rato, cuando estoy con el otro , es ese el que es mi “preferido”. Así que podría decir que tengo alternancia de preferidos 😉

    06 abril 2016 | 09:14

  2. Dice ser DSA

    Claro que sucede en muchos casos, el mio por ejemplo; somos tres hermanos y soy el menor, mi padre admiraba a mi hermano mayor y nos criticaba a los demás, y fué precisamente ese hermano el que le dejó tirado en su lecho de muerte pues ni fué a visitarle estando enfermo ni a su entierro. Ya lo veis, a veces los sentimientos no son mutuos.

    06 abril 2016 | 09:54

  3. Dice ser Cata

    Pues no sé qué decirte… Yo no tengo hijos, pero sé (porque se nota una barbaridad) que yo soy la favorita de mi padre y mi hermana la de mi madre. Lo más curioso es que yo a mi padre lo aborrezco (y no, no es ningún problema adolescente, porque los cuarenta ya no los cumplo) y en cambio a mi madre la adoro. Así que por mi experiencia creo que sí hay favoritos de los padres. Lo que me parece aberrante es que lo dejen ver de alguna manera. Mi madre es tan sutil que sólo me he dado cuenta por pequeños detalles en los últimos años. Mi padre es tan estúpido que lo muestra sin pudor, lo que me provoca más rechazo todavía.

    06 abril 2016 | 10:30

  4. Dice ser creo...

    Creo que no. Lo que se generan son afinidades . Y es perfectamente lógico. No somos perfectos , y el día a día no perdona. Con el tiempo es uno mismo quien se coloca en una posición u otra.
    En cualquier caso digo que: familia y trastos viejos , pocos y lejos.
    Madre reciente deberías cambiarte ya el nick. Ha pasado un tiempo prudencial.

    06 abril 2016 | 10:42

  5. Dice ser creo...

    Por otro lado a mí siempre me decía mi madre una frase que no me gustaba un pelo.
    Los hijos de mis hijas mis nietos son, los hijos de mis hijos, dios lo sabe.

    06 abril 2016 | 10:43

  6. Dice ser mari mar

    No entiendo bien si finalmente has respondido.

    Pues mi opinión es que si nos referimos a la humanidad en general, sí…..sin duda, se prefiere a un hijo más que a otro, se quiere a un hijo más que a otro, y también se trata, educa y responde de forma diferente a cada uno de los hijos…(aunque se duro descubrirlo y más aún reconocerlo).

    Cuando decimos que tenemos 4 hijos y todos son diferentes, del mismo padre y de la misma madre…..que se supone educados de la misma manera, solo estamos reconociendo la importancia de lo “educacional”, pero esto no es del todo fiderigno.

    Aparte de la innegable influencia de la carga genética, y de cada persona es única, no educamos igual ni respondemos igual a cada uno de nuestros hijos.

    No los tenemos en el mismo momento de pareja, ni en las mismas circunstancias económicas, como padres y madres y entre hijo e hijos, se supone que hemos evolucionado y aprendido.

    Nunca nacen o nacemos en las mismas circunstancias….y sin duda, todo esto condiciona a la hora de educar.
    Incluso el puesto que se ocupa entre los hijos, influye.
    Yo soy la quinta de 6 hermanos, con mi misma carga genética, si hubiera sido por ejemplo la primera….seguro
    que lo “educacional”, no hubiera sido igual, siendo del mismo padre y la misma madre.
    Y con ésto, no digo que hubiera sido peor o mejor….sólo digo, que es un condicionante.

    Y ahora me toca contestar no genéricamente, si no personalmente.
    YO AMO A MIS HIJOS POR IGUAL…daría mi vida sin dudarlo,por cualquiera de ellos…..pero si es verdad, que en momentos concretos, si es verdad que he sido más a fin con unos que con otros.
    EA!!!!….Ya me desnudé.

    06 abril 2016 | 11:46

  7. Dice ser una que va

    Yo no tengo hijos, pero no creo que se quiera más a uno que a los otros, sino que, simplemente, cuando creces, encuentras que eres más afín a uno de ellos.

    En mi caso sí he notado diferencias de trato, pero entiendo que también se trata de un problema de afinidad, ya que cariño hemos tenido todos y por igual, pero de diferente manera.

    06 abril 2016 | 11:47

  8. Dice ser sugar

    Yo no creo que tengamos hijos favoritos o más queridos, simplemente que hay hijos a los que siempre tiendes a proteger más (los ves más indefensos)

    06 abril 2016 | 12:18

  9. Dice ser Jeanra

    Dice ser sugar

    ¿que crees que pensarán el resto de los hijos sobre ello ?

    06 abril 2016 | 13:05

  10. Dice ser ramsanje

    No sé si serán favoritos o no, pero que los tratan diferente si.

    06 abril 2016 | 13:08

  11. Dice ser Ermadi

    Más que favoritismos entre uno y otro, hay diferencias en el trato, que no es lo mismo. Mis hijas de 5 y 7 años son cada una de su padre y de su madre, aunque suene paradójico jejeje: una es más rebelde y más “trasto” que la otra, que es mucho más seria y mucho más responsable, lo que implican más broncas, más riñas y más malos rollos, así que en este caso se podría pensar que mi favorita es la otra. Sin embargo es más simpática, tiene más don de gentes y mucha más gracia que la otra, nosotros nos partimos de risa con ella y da mucho más juego, así que cuando está “de buenas” podría pensarse que es nuestra favorita.

    Así que como dicen los gallegos, depende.

    Si hablamos de cariño y de amor verdadero, las quiero a ambas por igual (o eso creo) y con locura. Y lo digo sin demasiado temor a equivocarme.

    06 abril 2016 | 13:12

  12. Dice ser MAria

    Tengo dos hijos. Querer les quiero por igual, pero…me cae algo mejor uno que otro. Y me atrevo a decir que los padres que nieguen que eso pasa, mienten.

    Eso sí, procuro que no se me note claro. De hecho el que me cae peor me preocupa más y estoy más pendiente de él.

    06 abril 2016 | 13:19

  13. Dice ser Edu

    Creo que los padres querer, en el mas puro sentudo de la palabra amar, quieren por igual o al menos quieren a todos sus hijos a un nivel que no ha diferencias sustancialmente practicas en el dia a día.
    Si tienen mas afinidad x uno o por otro? Es inevitable… Y cuanto mas adulto es el hijo mas patente. Igual que sienten mas afinidad por un amigo que por otro, por un hermano, por un abuelo…
    En mi caso somos tres.
    Las afinidades estan claras, todos somos conscientes.
    Mi hermana mayor es la “preferida” de mi padre, yo lo soy de mi madre y mi hermana pequeña, por aquello de ser la pequeña, lo es de toda la familia jajajajajaja.
    A ninguno de los tres hermanos nos supone ningun problema esta situacion, supongo que mis padres tienen tarea porque igual que nosotros somos conscientes, ellos tambien y ya se cuidan mucho de gestionar sus filias de manera que no alcancen niveles que se salgan de madre (y creo que ahi esta el quid de la cuestion… Q hay quienes no saben/sabemos gestionar correctamente esas filias y se nos van de las manos)

    06 abril 2016 | 13:40

  14. Dice ser Florecilla

    Nunca pensé que diría esto pero… sí . Cuando tuve a mi primera hija derrochaba amor y orgullo por ella. Era tan bonita y perfecta! A los 3 años nació la segunda (y última) y curiosamente, al principio, sentía cierto desapego hacia ella. Pero conforme han ido creciendo y mostrando su personalidadad he de reconocer que siento preferencia por la pequeña. Las quiero a las dos pero de diferente manera. Obviamente intento que no se note en mi trato hacia ellas pero siempre me queda la duda de si la mayor se dará cuenta

    06 abril 2016 | 13:43

  15. Dice ser ramsanje

    Dice ser Florecilla

    Ten casí por seguro que si se da cuenta.

    06 abril 2016 | 14:34

  16. Dice ser Ángel

    Cuando era pequeño muchos me preguntaban si quería más a mi padre o a mi padre. Yo les respondía que los quería a los dos, y que no es cuestión de más o menos, sino de sí o no. Y que con qué derecho me preguntaba algo tan impertinente. Sí, de pequeño era muy así.

    El concepto es el mismo, responder a una pregunta así no va a beneficiar a nadie y puede hacer mucho daño.

    06 abril 2016 | 15:33

  17. Dice ser Silvia

    Yo tengo dos hijas, aun pequeñas 11 y 7 años, y ambas a menudo me reprochan que quiero más a la otra. Así que deduzco que en realidad estoy queriendo muchísimo a las dos. Cada una tiene su momento especial, según lo necesitan.
    Estoy totalmente de acuerdo con Dice ser Brizna, yo me siento locamente enamorada en unos momentos de una y en otros momentos de la otra. Estoy convencida de que las quiero por igual.
    Pero creo que cuando los hijos son mayores las cosas cambias, ya no son tus bebés, y se trata de una relación más madura y por tanto la personalidad de cada hijo ha de influir de alguna manera en la relación y que se produzca más afinidad con unos que con otros, aunque, por supuesto sigas queriendo enormemente a todos.

    06 abril 2016 | 16:28

  18. Dice ser Aupa

    Con los años me he dado cuenta que mi padre al que menos le importo soy yo, el mayor, quizás por que por mi “culpa” se quedó atado a una situación que después desembocó en el divorcio. Ya siendo mayores se le ha ido notando más y más, hasta el punto que no le interesa nada de lo mío y no pregunta ni llama. Somo 3, dos viven cerca de él y yo…tuve que irme

    06 abril 2016 | 16:53

  19. Dice ser D-black

    Pues yo creo que en ocasiones sí se quiere más a unos hijos que a otros, algo que he podido ver con mis propios ojos… Yo he conocido a una familia con tres hijas, y claramente la mayor ha sido siempre la favorita y la intermedia a la que han tratado peor. Claro, esto nadie que tenga hijos está dispuesto a admitirlo salvo cuando se mira a familias ajenas, pero así son las cosas. En esta familia que menciono, la mayor le ha arruinado la vida a sus padres y hermanas, y a pesar de eso, los padres la siguen defendiendo y justificando cuando hace cosas injustificables (es una persona para darle de comer a parte), algo que no hacen con las otras dos. A la intermedia nunca la toman en serio y jamás la apoyan incluso cuando la mayor (ambas no se pueden ver) le hace putadas a ella con sus padres delante. Los padres le quitan la razón a la intermedia y se la dan a la mayor (no teniéndola y haciendo cosas que son realmente ruines). Este que cuento es un caso más o menos extremo, pero deja claro que las preferencias existen.

    06 abril 2016 | 19:24

  20. Dice ser Pueblo llano

    No soy madre y este es uno de mis mayores miedos. Yo sé lo que es no ser el hijo favorito, que no se preocupen tanto por ti, que tengas que apañarte solo, que te tengan menos en cuenta, que tus problemas a sus ojos sean menos importantes que los del otro (se ve que yo era muy trasto de pequeña, supongo que para llamar la atención, y mi madre siempre me repetía que hubiera preferido tener otro hijo como mi hermano a tenerme a mí). En resumen, me da miedo hacer sentir algún día eso a mis hijos, así que quiero suponer que como yo sé lo que se siente, no les haré lo mismo.

    Conclusión: padres del mundo, es evidente que podéis tener más afinidad por un hijo que por otro, pero por dios, disimulad un poco, que luego los problemas de autoestima no te los quita nadie.

    07 abril 2016 | 09:58

  21. Dice ser Madre e hija

    Yo quiero a mis dos hijos por igual. Daría la vida por ambos sin dudarlo ni un solo segundo en este mismo momento. Creo que como cualquier madre.

    Pero he de reconocer que no conecto igual con uno y con otro. El mayor es… complicado. Y muy vulnerable. Creo que estoy mucho más pendiente de él, porque soy consciente de que es mucho más débil.

    El pequeño es el ser más adorable y divertido del mundo. Me hace tan feliz que me siento culpable… Porque no quiero que mi hijo mayor sienta que yo no lo quiero, o que me llevo mejor con su hermano. De hecho me esfuerzo mucho en buscar afinidades con él… porque lo quiero con todo mi corazón… aunque tantas veces no llegue a comprenderlo, ni él a mi…

    Por otro lado, desde mi perspectiva como hija, soy consciente también de estas afinidades, más aún ahora que soy adulta. Y aunque las acepto con naturalidad, reconozco que en el fondo de mi corazón desearía ser yo la preferida de ambos, sobre todo de mi padre… Jamás me he sentido no querida, y tengo unos padres maravillosos que me regalaron una infancia muy feliz, pero me doy cuenta de que no soy la favorita de ninguno de ellos (somos 4 hermanos).

    Por eso, como al final hace daño, supongo que lo mejor es no ahondar en estas cosas demasiado… Tratar de vivir la vida día a día de la mejor manera posible, entregándote a los demás, aceptando cómo son ellos, y como eres tú misma. Defectos y virtudes. Rachas mejores y peores. No se ha de exigir la perfección a los padres, ni a los hijos. Esto es lo esencial: quererlos como son.

    Saludos

    08 abril 2016 | 14:40

  22. Dice ser Ana

    Mi hermana tiene dos hijas. La pequeña nació con síndrome de Down, a mi hermana eso la pilló totalmente por sorpresa y nunca lo ha aceptado, pasó varios días que no quería ni cogerla en brazos y desde entonces tiene una depresión de caballo y está medicada. Ella reconoce abiertamente que quiere más a su hija mayor, dice que la felicidad que le dio su nacimiento y las alegrías que le da son lo único que le compensa los disgustos que le da la pequeña. Incluso admite que si hubiera un incendio o una emergencia salvaría a la mayor sin dudarlo un segundo porque para ella su vida es más valiosa. De hecho una de las cosas que la preocupan más no es lo que será de su hija cuando ellos falten, sino la carga que le va a tocar a la mayor si tiene que ocuparse de su hermana.

    Tampoco es que ella lo vaya contando por ahí, pero yo soy su hermana y conmigo habla abiertamente. Mi cuñado y ella siempre habían sido la pareja perfecta, guapos, buen trabajo, buena situación, la niña mayor preciosa y muy inteligente. El nacimiento de la pequeña fue un palo enorme para ellos. Mi cuñado lo lleva mejor, pero mi hermana no es capaz de superarlo. La niña tiene 7 años y mi hermana sigue en el psiquiatra y medicada. Yo en este caso sí creo que es normal que prefiera a la mayor, la llegada de la otra le dio un disgusto tan grande que no puede verla del mismo modo.

    09 abril 2016 | 12:19

  23. Dice ser Raquel

    Hola
    Yo tengo dos hijos, un niño de 6 y una niña de 5. Nos costo mucho quedarnos embarazados, tuvimos un aborto, dos fecundaciones, pero al final, tuvimos a nuestro niño en los brazos y para nosotros la felicidad no tenia limite. Un año despues, sin buscarlo, ni poner remedio, nos enteramos de que esperabamos un nuevo hermanito. Al principio fue un palo y yo no hacia mas que plantearme que iba a ser imposible querer a esa niña como queria a su hermano.
    Cuando la niña tenia cuatro meses se nos perdio el niño en un mercadillo y mi primer impulso fue soltar el carro de la niña y salir corriendo a buscar a mi niño del alma.
    Aquello me hizo pasar un mal rato porque pense lo mala madre que habia sido al pensar mas en uno que en otro y al no darle a mi niña el mismo amor que al otro
    Hoy por hoy, 5 años despues, he de decir que adoro a esa niña y que me tiene enganchado el corazon. Si tuviera que elegir entre los dos, no podria decidirme porque les quiero a los dos con locura, pero mi niña es tan adorable, tan cariñosa, te achucha, te piropea…. Vamos,que la enana se ha ganado mi corazon.
    Yo tengo claro que aunque nos duela reconocerlo, siempre tenemos un hijo “favorito”, con el que tenemos mas afinidad…. lo que no quita para que les queramos a todos. Ahora, ojala nunca nos tengamos que ver en la situacion de tener que elegir entre ellos.

    12 abril 2016 | 15:00

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.