BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Las personas con asperger no están enfermas, no son todos genios ni son agresivos (y no son Sheldon Cooper)

Cuando buscas en los bancos de imágenes de los medios fotos con las que ilustrar contenidos sobre el autismo o el asperger, te encuentras a modelos así de contentos:

Yo prefiero utilizar este tipo de fotografías.

Que sí, que ni unas ni otras son verdad verdadera, que en la vida de cualquiera hay risas y tristeza, independientemente de si tienen o no autismo o asperger, pero a mí me gusta más esta visión positiva, que falta hace para desterrar falsos mitos. Y nuevos mitos también, que nunca dejamos de afianzar creencias erróneas. Y los medios tenemos mucho que ver. Si nosotros transmitimos ideas equivocadas, imágenes que condicionan en determinado sentido, eso cala a toda la población.

Lo mismo pasa con las películas y series de televisión. Lo siento mucho, aunque os hayáis visto dos veces todos los episodios de The Big Bang Theory y conozcáis bien a Sheldon Cooper, no por eso podéis deducir que ya sabéis cómo son las personas con asperger. Dicho de otra manera: no conocéis a las personas con asperger, conocéis a un personaje. Igual que si conocéis a una persona con asperger, solo conocéis a esa persona con asperger.

via GIPHY

Por eso en un día como hoy, Día Internacional del Síndrome de Asperger, os recomiendo la información publicada por la Federación Asperger España en cuanto a las ideas erróneas que existen sobre el Síndrome de Asperger. Malentendidos que conviene erradicar.

Os los dejo completos más abajo, pero os voy a hacer un resumen: el asperger no es autismo, no es una enfermedad ni una psicopatía, no aparece a una determinada edad (se nace siéndolo y se diagnostica a todo tipo de edades), por supuesto que pueden ser empáticos, no supone tener un tipo de personalidad concreto, no hay problemas de lenguaje (sí es frecuente un uso demasiado formal del mismo), no son todos genios (hay genios con asperger, pero su inteligencia es como la de cualquier otro) y no son agresivos, lo que suele pasar es que se modulan peor socialmente.

Respecto a este último punto, quiero destacar que con demasiada frecuencia son objeto de acoso en centros escolares, también en el entorno laboral. Y al derrapar en habilidades sociales sus reacciones no se comprenden bien.

Y ahora así, todo ello explicado pormenorizadamente:

* “El síndrome de Asperger es un tipo leve de autismo o es un autismo leve”

Aclaración: El Autismo y el Síndrome de Asperger son dos Trastornos diferentes. El síndrome de Asperger NO es un tipo leve de autismo, sino que está clasificado como un trastorno generalizado del desarrollo que tiene un curso o trayectoria de desarrollo diferente al autismo (incluidos una alta proporción de casos de personas con Autismo de Alto Funcionamiento). Diferente, pero no más leve en cuanto que no puede ser comparado. En la actualidad se ha incluido dentro de los Trastornos del Espectro del Autismo (DSM-V).

* “Los niños con síndrome de Asperger son agresivos”

Aclaración: Los niños con síndrome de Asperger no son en absoluto agresivos, mas bien al contrario, son los alumnos menos agresivos del aula. Las conductas disruptivas de los alumnos con síndrome de Asperger tienen siempre una causa y motivo justificado dada su diferencia. Los escasos estallidos de agresividad en las aulas suelen responder a la presión continua, acoso escolar y conductas de exclusión social que sufren los alumnos con Asperger en un porcentaje muy elevado. El acoso escolar y la exclusión no suelen ser percibidos por el profesorado pues se manifiesta de forma a veces muy sutil. Sin embargo, lamentablemente cuando el alumno con Asperger llega al límite de lo que puede aguantar, su respuesta no es sutil y el alumno no suele tener en cuenta el contexto social, por lo que si es violenta es rápidamente percibida, y es más, suele ser la excusa perfecta para hacerle responsable a él de su situación de exclusión y justificar la misma.

* “El síndrome de Asperger es una enfermedad, una dolencia, etc”

Aclaración: El síndrome de Asperger no es una enfermedad, no se transmite ni se cura, los afectados no son enfermos mentales, es un trastorno del desarrollo, es decir, el desarrollo se produce de un modo alternativo al de la población estadísticamente normal o neurotípica. Supone una neurodiversidad.

* “El síndrome de Asperger es un trastorno infantil”

Aclaración: El síndrome de Asperger se manifiesta por primera vez en los primeros años de la infancia, de ahí su asociación con un trastorno infantil, pero es sin duda un trastorno crónico del desarrollo y del procesamiento de la información que persiste a lo largo de la vida del individuo. En muchos casos, el Síndrome de Asperger no se diagnostica hasta la edad adulta.

* “El síndrome de Asperger es una psicopatía”

Aclaración: La palabra psicopatía implica hoy en día connotaciones diferentes a su definición literal “patología mental”. Una persona con Asperger no es un psicópata.

* “El síndrome de Asperger aparece a los 4 – 5 años”

Aclaración: El síndrome de Asperger está presente en toda la historia del desarrollo del individuo, pero no puede diagnosticarse correctamente hasta la edad en que aparecen en todos los niños las competencias sociales que están alteradas en los afectados, esto es a la edad de 4- 5 años aproximadamente.

* “El síndrome de Asperger es un trastorno de la empatía”

Aclaración: Las personas con Asperger pueden ser empáticas, pero sólo cuando son conscientes de las emociones ajenas; por otro lado, en esos casos la expresión de las emociones en ellos no se suele ajustar a los patrones sociales mayoritarios y esta expresión no suele ser percibida como empática por la mayoría de las personas. La diferencia de la persona con Asperger es eminentemente social. Esto es; la empatía puede estar afectada como parte del déficit general y profundo de la cognición social.

* “El síndrome de Asperger es un perfil especial de personalidad”

Aclaración: El Síndrome de Asperger es ante todo un trastorno del neurodesarrollo, y supone una permanente alteración en el procesamiento de la información, evidentemente esto da origen a uno o varios tipos de personalidad con perfiles comunes pero básicamente es una alteración del desarrollo determinada neurobiológicamente.

* “Los afectados son todos muy inteligentes”

Aclaración: Suelen serlo en algunos casos, pero en éstos, su inteligencia es de tipo lógico o impersonal. La alteración en el procesamiento de los estímulos sociales y las dificultades para entender el mundo social y sus relaciones están siempre presentes. Normalmente las personas con Asperger suelen estar en los rangos normales de inteligencia.

* “Los afectados tienen problemas de lenguaje”

Aclaración: Tienen un lenguaje formal correcto; lo que tienen alterado es el uso social del mismo, a veces la entonación, volumen de voz u otras características propias de la función pragmática del lenguaje. Normalmente son literales en la interpretación del mismo con dificultades para entender dobles significados o ironías. Algunas veces se produce retraso leve en la adquisición de lenguaje. En estos casos se alcanzan los niveles normales de lenguaje rápidamente a la edad de 5-6 años.

Aquí tenéis la información sobre asperger publicada en Autismo Diario y algunos contenidos relacionados que he publicado en este blog en el pasado:

* Fotos: GTRES

25 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Antares

    Buen artículo. Yo tengo un amigo que tiene asperger y es una magnífica persona. Por desgracia, ha pasado una mala infancia por los motivos que aquí muy bien se explican (percibe el mundo de manera diferente, expresa sus emociones de manera distinta al resto y no sabe diferenciar un broma de lo que no lo es, entre otras cosas que han hecho que los de su alrededor lo vean como alguien rarito), y eso le está provocando aun hoy depreseiones y dificultades para desarrollar su vida social. Una pena, ya que es una persona muy simpática y de serio como muestran las fotos estereotipadas, nada. Yo me río mucho con él.

    18 febrero 2016 | 08:17

  2. Dice ser AnaMG

    Buen artículo. Hoy toca hacer un poco de difusión (o mejor, mucha!) de este trastorno, a veces tan invisible.

    Todavía recuerdo cuando colgabas artículos con las señales de alerta de autismo y yo seguía pensando que lo de mi hijo era retraso inicial de lenguaje y quizá algo de hiperactividad…

    Tiene síndrome de asperger pero como cada asperger, el tiene el suyo propio. Es totalmente espontáneo y extrovertido pero su diálogo es más bien monologo. “Nos va bien” porque en general no puedo quejarme, ya que tiene ocho años y es autónomo como corresponde a su edad, saca buenas notas y tiene amigos.

    ¿Dónde está el problema entonces?. Pues en que AHORA es así porque aún vive en una etapa menos social y no puedo saber que pasará cuando tenga 12 o 15 años. Ahora está bien pero su lenguaje amplio y rico se limita a sus obsesiones. No expresa bien sus emociones y niega las negativas, con lo que se frustra mucho cuando no se siente “bien”.

    Es un chico inteligente pero se distrae porque tiene un mundo interior mucho más interesante que el real.

    Y sí, está bien pero llevamos más de cinco años coordinando nuestro esfuerzo desde los centros donde ha recibido terapia, su colegio (ordinario, aula ordinaria y plaza ordinaria pero profes muy sensibles al tema y que han hecho una grandísima labor) y la casa, pues en casa cualquier situación acababa siendo aprovechada para “enseñar” o modificar conductas. Y porque te conviertes en su primer terapeuta.

    Yo solo soy un “caso afortunado” pero ahí fuera, cada día, hay miles de familias que no han tenido el mismo recorrido que yo y son verdaderas historias de lucha diaria.

    18 febrero 2016 | 08:24

  3. Dice ser Avestruz

    Es Sheldon Cooper, con N al final 😉

    Saludos!

    18 febrero 2016 | 08:27

  4. Dice ser W0lf

    Sheldon es con N no con M 😉

    Muchas Gracias por el artículo, casi debería ser lectura obligada para mucha gente.

    Fdo. Persona con Síndrome de Asperger

    18 febrero 2016 | 08:36

  5. Dice ser Bern

    Pues no estarán enfermas, pero padecen los mismos problemas y limitaciones que si lo estuvieran, Pasa lo mismo que con la fibromialgia, que según el Medlineplus no es una enfermedad, pero ello no impide que quien lo padece las pase canutas.

    18 febrero 2016 | 08:38

  6. Dice ser ElT

    Gracias por este articulo. Realmente ayuda a divulgar que es el Síndrome de Asperger. Yo tengo un niño Asperger, y hay mucho desconocimiento incluso entre ciertas ramas profesionales que deberían estar mas informadas. Parece q todos deban carecer de empatia, no poder sonreír, gritar al hablar,etc… o no se creen q sean Asperger….Son “raritos”…y luego pasa lo que pasa…..
    Por eso, artículos como este, ayudan a divulgar que es el SA.
    Gracias.

    18 febrero 2016 | 08:45

  7. Dice ser Madre Reciente

    Muchas gracias W0lf y Avestruz, corregido el desliz 🙂

    18 febrero 2016 | 08:45

  8. Dice ser Wogmimgu

    A ver… podríamos discutir muy y mucho que es y que no es una “enfermedad” y según mires es un poco chocante que se diagnostique por un médico especialista y no sea una enfermedad. Hay muchas enfermedades que no se transmiten, ni se curan y siguen siendo enfermedades.

    Dejando eso a un lado, ya que no aporta nada al asunto, Sheldon Cooper en ningún momento de la serie se dice que tenga Asperger y sus creadores tampoco han dicho que lo tenga cuando han sido preguntados al respecto y sus carencias emotivas son autoimpuestas según el capítulo 9×07 al intentar parecerse a su ídolo Spock.

    18 febrero 2016 | 09:10

  9. Dice ser Lino Fernández Rico

    El síndrome de asperger no será una enfermedad, pero lo que no se puede decir que es algo normal o incluso bueno. Conozco alguna persona en el trabajo que tiene un puesto de responsabilidad y su comportamiento deja mucho que desear: trata mal a mucha gente y empatía tiene muy poca.

    18 febrero 2016 | 09:44

  10. Dice ser Ermadi

    Este sí me parece un post interesante e instructivo, y no si las niñas deben llevar pantalones o faldas o disfrazarse de lagarteranas.

    Buen artículo.

    18 febrero 2016 | 10:19

  11. Dice ser marian

    Los artículos de Madre Reciente, son siempre interesantes, tanto éste como el de los uniformes, hacen pensar, informan y sobre todo abren puertas a multitud de opiniones, auténtica función de un buen artículo.
    Gracias.

    18 febrero 2016 | 11:56

  12. Dice ser Pedro Pico

    Por supuesto que no es una enfermedad, es simplemente una forma de ser, ni mejor ni peor que la de una persona normal. Soy asperger y mi hijo mayor es asperger, y no me siento enfermo, simplemente distinto a la mayoría de la población, y por supuesto no quiero ser “normal” porque no sería yo.

    18 febrero 2016 | 12:11

  13. Dice ser TBBT

    Sólo por puntualizar. En la serie The Big Bang Theory, en ningún momento se dice que Sheldon Cooper sea Asperger.

    18 febrero 2016 | 12:41

  14. Dice ser Esla

    Estupendo articulo, muchas gracias por desmitificar lo que lo erróneamente trasmiten a la población los medios de comunicación. Enhorabuena por abordar el tema de forma tan profesional…hoy muchas personas sentimos que no estamos solas en nuestra lucha diaria .
    Gracias de corazón por darnos voz

    18 febrero 2016 | 13:55

  15. Dice ser Candy

    Yo estoy viendo ahora The Big Bang Theory y tampoco tengo entendido que Sheldon sea Asperger. Tiene un coeficiente elevadísimo y veo su comportamiento “habitual” en las altas capacidades. No entiendo mucho de Asperger pero ni se dice que lo sea, ni lo creo tampoco.

    18 febrero 2016 | 15:58

  16. Dice ser Fran

    No sé si catalogar de “bueno” el artículo como han hecho las personas anteriores. Lo que veo es que está desmitificando una serie de creencias generales, está diciendo qué NO es el Asperger, pero no está diciendo QUÉ es el Asperger. Me he tenido que ir a la Wikipedia para averiguarlo, y mucha gente no lo va a hacer.

    Por lo tanto, no presuponer que el gran público sabe de qué se está hablando en todo momento. Pasa igual con el otro blog que habla sobre el ELA, presuponiendo su autor (que obviamente vive inmerso en su mundo) que el resto de la gente sabe de qué demonios habla, y que su público objetivo lo vive igual… pero que olvida que esta publicación está destinada a todo el público en general.

    18 febrero 2016 | 17:12

  17. Dice ser EPC

    Estoy totalmente de acuerdo con este articulo, tengo una hija con asperger y es una persona estupenda, con un corazón enorme, leal, no soporta las injusticias que por desgracia hay en este mundo, y si por ella fuera se pondría ahora mismo manos a la obra para intentar solucionar muchos problemas.
    Perciben el mundo de otra manera, socialmente tienen ciertos problemas, no tanto a la hora de hacer amigos, sino al poder mantenerlos,ya que no controlan perfectamente los tonos de voz, como por no intuir cuando les hacen bromas o se ríen de ellos entre otras cosas. Por desgracia si no entras en el cliché predeterminado de esta sociedad, se tiende a aislarte, a hacerte de menos ante los demás, a ridiculizarte. Pero estos rasgos que acabo de comentar por desgracia no tienen tratamiento y por el contrario son muy dañinos, no es difícil verlo en cualquier aula de cualquier centro docente. Sería estupendo que se entendiese mejor el asperger, más que entenderlo, conocerlo, y creo que en los centros docentes debería haber más información, sino para los alumnos, por lo menos para los profesores. Aunque claro que hay muchos profesores que saben perfectamente de lo que se trata, por desgracia hay muchísimos más que lo desconocen.
    Es más fácil criticarles, hablar mal de ellos, meterse con su educación como acabo de ver en un comentario del señor Lino Fernández Rico donde no solo cree que el síndrome debería ser tratado como enfermedad, sino que va más allá pensando que no son personas normales y se atreve a decir que no es bueno, menos mal que no existe la inquisición hoy en día , si no , según personas como estas que se debería hacer con nuestros hijos, meterles en una nave y mandarlos al espacio, meterles en confinamientos como harían los nazis. Pues debe usted saber una cosa señor Lino, estoy tremendamente orgullosa de mi hija, tiene una percepción del mundo mucho más bonita que la suya, ojalá hubiesen muchas más personas con esa percepción, donde lo que prima es la bondad, el hacer el bien a los demás, en tener esa inocencia donde piensan que gente con estas miras como las suyas no son lo normal,donde la honradez y darse a los demás sin esperar y menos exigir nada a cambio es su día a día, donde en cambio se encuentran con muchos obstáculos por gente como usted, En definitiva muchas gracias por hacer articulos donde se pueda entender mejor este sindrome.

    18 febrero 2016 | 18:06

  18. Dice ser mari mar

    Pues sí que somos ignorantes.

    Sólo puntualizar, que a mí no me gusta la expresión: “asperger, se es o no se es”…prefiero: “asperger, se tiene o no se tiene”.
    SER, describe algo muchísimo más amplio de cada ser humano, algo anexo a cada cual y que abarca un sentido muy importante de la personalidad de cada uno.
    TIENE, implica que está….pero denota no ocupar todo nuestro espacio.

    Por último, solo quiero dedicar un trozito de espacio a Andrea que se lo merece en este blog de hoy, por ser una tremenda luchadora, además de una magnífica persona.
    Andrea, elabora tu duelo, recupérate y celebra la vida….que aún la tienes entera por vivir.

    18 febrero 2016 | 19:19

  19. Dice ser Mia

    Hay de todo, es verdad, lo de agresivos…………..según como se mire yo conozco varios y no se, a veces si lo son, aunque no agradan físicamente, que tb a veces se les escapa como a cualquier niño.

    18 febrero 2016 | 20:51

  20. Dice ser Mia

    quería decir agredan

    18 febrero 2016 | 20:52

  21. Dice ser Dudas

    Entonces, para que nos entendamos… ¿Qué diferencia a un Asperger de un no-Asperger? Porque alguna diferencia habrá para que se le llame Asperger.

    18 febrero 2016 | 22:59

  22. Dice ser infmad

    Interesante articulo, ya me puedo acostar sabiendo que hoy he aprendido algo nuevo.
    Gracias por compartirlo.

    18 febrero 2016 | 23:09

  23. Dice ser LuzZz

    La verdad es que sólo conocí a un niño autista y no estoy muy puesto en la materia, pero por si sirve de algo, y a un nivel muy general, creo que sería bueno crearle juegos para que aprendiese a comunicar mejor los sentimientos. Se podría empezar por las fotos con las 6 emociones básicas para que las vaya distinguiendo y sea capaz de interpretar lo que ve, y así definirlas y entenderlas. Por otro lado, ver las cosas de forma diferente no es propiedad exclusiva de los asperger, de hecho, yo mismo, como miles de otras personas con una vida parecida, nos tuvimos que acostumbrar a un infancia sin juguetes, en plan solitario y sin que nadie nos tuviese en cuenta para nada, y además con maltrato familiar.

    Así, si tiene la suerte de ser bastante inteligente, sabe leer y puede aprender por su cuenta, y entonces tiene una forma distinta de pensar porque tiene pensamiento original, creado por sí mismo (aunque luego descubra que otros lo han inventado ya, entonces se puede aprender el nombre qe define a ése concepto de pensamiento y uno no se siente tan fuera de lugar ni diferente al resto).

    El problema es que por ejemplo, sí veo lo que entienden los demás por “”broma”, pero en realidad, no es broma, es una burla, y entonces me cabreo porque me parece que el inicio del mal en este mundo es el burlarse porque se humilla a otro sin necesidad, se le falta el respeto, y se le daña, bien físicamente o de forma mental. Y esto crea traumas, que la gran mayoría de las veces, marcan a las personas de por vida, aunque con el tiempo se las olvide. Y por eso las bromas de este estilo me cabrean muchísimo, soy discapacitado físico, no psíquico.

    Por eso pregunto: ¿un autista o asperguer no nota la broma, o se da cuenta más tarde o cómo reacciona?

    Por cierto, hay gente supuestamente “normal” que es mejor no llegar nunca a conocer porque son malvadas, y entre ellas, están ésas personas que se burlan de los demás…

    saludos y que consigas gestionar bien el tema con tu hijo, desarrollar los posibles talentos que tenga seguro que será una tarea ardua, pero enriquecedora también para ti…

    19 febrero 2016 | 01:57

  24. Dice ser Soy Asperger

    Y como tal, creo que mi opinión es bastante pesada. A pesar de todos los halagos, la parte en que das tu opinión y te lías con Sheldon Cooper da lugar a equívocos, ni se entiende y es penosa. Y la foto que mejor ilustra nuestro síndrome es precisamente la niña de la silla, que podría ser yo misma (se podría substituir el globo o lo que sea por cualquier objeto). Además, da dolor leerte, ya sé que enfermedades como diabetes, celiaquía, tendinitis, yo qué sé, se escriben con minúscula, pero pareces ignorar que cualquier enfermedad/síndrome, etc que lleve el nombre de su descubridor va en MAYÚSCULAS, como han escrito correctamente algunos comentaristas. Supongo que serás de las que escriben alzeimer (ya no te pido que lo escribas correctamente porque no lo espero), enfermedad de lyme, de crohn, de behçet, hodgkins, etc.

    El tener un hijo autista no te convierte ni en informadora ni en divulgadora, ni siquiera tu opinión tiene validez alguna, porque la relación entre autismo y Asperger es tan dispersa que incluso últimos estudios dudan de su conexión. Cuando dices que “es que se modulan peor socialmente” , ni la pedantería disfrazada de buenismo que destila tu artículo coñazo te dan la razón y encima induces a condición. Es lo malo de intentar sentar cátedra cuando no se tiene ni idea y una se cree que sabe de todo. Pues, no, no “modulamos”, yo no sé si tú modulas socialmente, con tu marido o con tu perro, pero lo que deberías haber escrito es que algunos de nosotros (porque no es mi caso) carecemos o tenemos pocas habilidades sociales y sus herramientas. En mi caso, nunca me relacioné con los otros, pero no porque no tuviera habilidades sociales, sino porque me interesaba más la Antigua Roma. Cuando era pequeña cayó en mis manos un libro sobre ese tema (de esos adaptados para niños) y como regalos empecé a pedir a mis padres libros sobre la Antigua Roma. Como me pasaba los recreos leyendo, cuando tenía unos 8 años una profesora alertó a mis padres de que siempre andaba sola, leyendo, y de que los otros no me hacían caso. Mi madre, que había estudiado psicología pero nunca pudo ejercer, ya andaba con una mosca tras la oreja, porque al principio me invitaban a los cumpleaños de esos que invitan a toda la clase (donde, por cierto, no sabía qué hacer porque me aburría), pero luego dejaron de hacerlo. En el primero que me celebraron lo pasé sentada en una esquina, los demás jugando y yo haciendo origamis, que era mi otra obsesión. Les pedí que no me hicieran más cumpleaños. Al llegar a casa del cole, mi madre siempre me preguntaba, no tanto por la clase (ya lo veía reflejado en mis notas, excelentes) sino por los compañeros y nunca fui capaz de darle ningún nombre, pero podía recitarle la lista entera de los emperadores romanos y por qué unos siguieron a otros. Total, que un día cogió y se fue a la salida del cole (sin que yo lo supiera, ya que iba en bus), se presentó (una incluso le dijo, sin mala intención: “ah, sí, la niña rara que lee a los romanos”) y se puso a hablar con las madres/padres que esperaban por sus hijos y nadie le podía decir nada sobre mí puesto que sus hijos no jugaban ni hablaban (salvo en clase, cuando había que hacer trabajos comunes, etc) conmigo.

    Había una niña que a veces se me acercaba, más por curiosidad que por otra cosa, cuando leía en el patio del recreo.Yo tenía más interés en la dinastía Flavia que en hablar con ella, por tanto no es que no tuviese capacidad de relacionarme, puesto que si ella me preguntaba: “¿qué lees?” yo le respondía, pero mi respuesta llevaba implicado prácticamente el resumen del libro. Yo no iba voluntariamente a hablar con la gente, pero si me preguntaban cualquier cosa contestaba, al final acababa llevándolos a mi terreno y, obviamente, se aburrían. Así que en lo que mi madre sospechaba, habiendo estado observándome y evaluando mi conducta durante bastante tiempo, había acertado. Y para confirmarlo me llevaron a un psicólogo, no a ninguno que ella conociese; es más, ella no le dijo que era psicóloga y entre mi padre y ella le explicaron el caso, fui a sesiones, pasé test y fui diagnosticada como Asperger. El problema es que algunos profesores no sabían (ni menos identificaban qué era aquello), otra “pasaba” porque yo no daba problemas en clase y con otro tenía fama de “vaga” porque siempre andaba tirada leyendo.

    Mis padres decidieron no medicarme. Es una decisión personal. Hoy día estoy cursando el doctorado en Historia Antigua y soy Asperger. He informado desde mi experiencia.

    19 febrero 2016 | 22:09

  25. Dice ser David

    Para ser tan buenrollera estas muy preocupada por decir y afirmar q el síndrome de asperger no es autismo, como si fuera un estigma. Mirate lo de los prejuicios porque creo q te están adelantando por la derecha y tu estas muy preocupada por ver quien te pasa por el otro lado.

    Por lo demás y obviando el ansia de segregación infundada, como padre de un nene autista te digo q comparto totalmente tu punto de vista y agradezco la visibilidad q quieres darle al tema.

    20 febrero 2016 | 00:16

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.