BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Las profecías sobre el colecho que no se cumplieron

colechoEn un post de 2008 recogía las profecías que recibíamos periódicamente cuando contaba que Jaime no tenía cuna y dormíamos con él:

Es curioso que cuando lo reconoces los tres comentarios más habituales son: “Pues a ver cómo consigues sacarlo de la cama”. “¿No te da miedo aplastarlo?” o “Claro, yo así también dormiría”, como si estuvieras haciendo trampas a las cartas.

Cuando quedé embarazada de Julia teniendo Jaime poco más de año y medio me auguraron que acabaría con los dos en la cama, que dieron a entender que ahí me iba a arrepentir de haberle malcriado, de no haberle enseñado a dormir solo.

A punto de cumplir los dos años y medio, Jaime tenía su propia cama y dormía solito y del tirón. Dejar nuestra cama fue decisión nuestra para preparar el camino a su hermana, pero quedó claro que estaba preparado. En cualquier caso fue algo gradual, algunas noches seguíamos durmiendo a su lado, disfrutando de su cuerpo cálido y su respiración suave. También compartíamos siestas durante mucho más tiempo.

Jaime tenía dos años y medio cuando nació Julia. Con ella sucedió igual, compartió nuestra cama, descansamos todos, tomó pecho a demanda cono su hermano y también cerca de los tres años pasó a dormir a su cama. De nuevo de forma gradual.

Nos sigue gustando dormir juntos a veces. Si uno de los dos no estamos alguna noche, aprovechamos para compartir sueños.

Los agoreros se equivocaron. La transición fue tranquila, respetuosa y satisfactoria. No hubo lloros ni traumas. Tampoco apegos o dependencias excesivas.

Hace ya bastantes años de aquello. Jaime cumplirá diez años en agosto y Julia siete el mes que viene. En estos años se ha hablado más del colecho y ya se conoce por su nombre, aún con esas me consta que esas profecías (“le estás malcriando”, “a ver cómo le sacas luego de tu cama”, “tanto apego no es bueno”) siguen cayendo sobre muchos padres que lo practican. Al menos sobre aquellos que confiesan dormir con sus hijos, que también son muchos los que no se complican la vida y no dan explicaciones.

Ni caso. Si dormís juntos, disfrutadlo haciendo oídos sordos. Si sois de los que por el motivo que sea habéis descartado el colecho, pues ni caso tampoco.

Criamos a nuestros hijos como mejor sabemos o podemos y merecemos respeto y apoyo, también de aquellos que no comparten nuestros métodos.

(GTRES)

En la primera foto está Jaime, la segunda es de la agencia GTRES.

Otras entradas que te pueden interesar:

17 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser carlos

    Si, es cojonudo, la releche, una pasada….

    Pero nosotros llevamos así ya 7 años camino de ocho, con la teta obligada por que si no, no es capaz de dormirse y “durmiendo” (ojalá) todas las noches con nosotros. Una maravilla.

    10 febrero 2016 | 09:16

  2. Dice ser marian

    El mío durmió en su cuna desde el primer día y en su cuarto (en cuna) a los tres meses sin problema alguno.
    A los 8 años empezó con las preguntas sobre la muerte y a tener los miedillos típicos de su edad, por lo que me metía con él en su cama a repasar el día y a hablar de todo un poco, lo cierto es que al final nos quedábamos groguis ambos y yo me volvía a mi cama cuando habría el ojo sobre la una de la madrugada.
    Ahora tiene once años y seguimos haciéndolo de vez en cuando (la charla y las risas de antes de dormirnos no tienen precio), es él el que ya no quiere y soy yo la que me he mal acostumbrado.
    Exacto, que cada uno haga lo que le apetezca, cuándo y cómo le plazca, es una opción como dar el pecho, llevarlo a guardería o dejarlo ir solo al cole.

    10 febrero 2016 | 09:50

  3. Dice ser Nina

    Mis hijos son ya muy mayores, incluso uno de ellos ya tiene hijos. Cuando nacieron, me hubiera encantado que durmieran con nosotros, pero mi marido se negaba. Claro que, en cuanto él se levantaba me los llevaba conmigo. Es cierto que había días que amanecíamos los cinco juntos y, eso era un poco incomodo, pero muy divertido.

    10 febrero 2016 | 10:02

  4. Dice ser perez

    Ole ole y oleee, que gusto da que alguien escriba que hagamos lo que nos parezca bien y que no hagamos caso a comentarios de la gente. La verdad es que todo el mundo lo sabe todo en relación a criar un hijo, pero creo que cada niño es un mundo, lo que a ti te ha funcionado puede que conmigo no valga. Así que, como tu dices, hagámoslo lo mejor que podamos y disfrutemos del momento porque crecerán y echaremos de menos los momentos de bebés. Yo lo intento con la mía, que tiene ahora dos añitos.

    10 febrero 2016 | 11:24

  5. Dice ser UnnamedLady

    Está bien hacer lo que a cada uno le parece bien. ¿Pero porque entonces justificarse?

    Tengo una amiga, que hace con su hija, todo lo que en la época en la que yo nací, no recomendaban a las madres. Mucha gente se lo dice, y ella no hace mas que subir o compartir artículos en face a modo justificativo de lo que hace.

    Cada uno que actúe como le parezca, yo personalmente el día que se madre, intentaré evitar ciertas cosas, como es el colecho, cogerlo al primer llanto, pasarme el día con el en brazos, pecho a todas horas hasta que te pida la paga, etc etc pero que cada cual haga lo que quiera, sin intentar justificarse de nada.

    10 febrero 2016 | 12:40

  6. Dice ser gogol

    Me gustan los contradicciones de aquellos que te señalan con el dedo conque tu hijo no deja los pañales…y sus niños los dejaron…solo durante el día (y están hasta no sé que edad usándolos de noche)

    10 febrero 2016 | 12:51

  7. Dice ser Ermadi

    Como diría un gallego, pues depende…….. si tienes hijos/as demasiado dependientes con padres/madres “suaves” (por decirlo de alguna manera) estás dando de comer a la bestia.

    En mi caso a mis dos niñas sí les mola lo del colecho, por ellas lo harían todos los días, pero ya saben que entre semana está estrictamente prohibido (artículo 1 de la Constitución, es decir, yo) y lo asumen y (más o menos) lo entienden. El fin de semana, sin problema, vienen a nuestra cama cuando les da la gana (normalmente a primera hora de la mañana, las jodías jejeje) y nosotros encantados. A mi personalmente (si es fin de semana, repito) me da absolutamente igual lo del colecho y de hecho me gusta, no creo que sea algo ni malo ni bueno sino todo lo contrario, y de paso nos echamos toda la famila unas risas juntos jejeje. Entre semana, ya sí que no me da igual, que al día siguiente hay cole/oficina y esas cosas que nos dan de comer. Innegociable,

    Un matrimonio amigos nuestros sí que tienen un gran problema con esto, hasta el punto de que ya han acudido a especialistas. Por eso decía que lo del “colecho sí, colecho no” depende de cada caso. Diles a estos dos que es bueno el colecho que posiblemente no salgas con vida, y con razón.

    10 febrero 2016 | 13:17

  8. Dice ser Pilimc

    La teoría antes de ser madre: nunca lo haré ( por qué además todo lo que cuentan ponen los pelos de punta ). Realidad un bebé llorón y que no dormía nada, nada. Pues dormir no dormíamos, pero al menos me evitaba hacer ” pasillos” toda la noche. A los 18 meses se fue a su cuarto sin problema ( siguió sin dormir hasta los 5 años, ya tiene 18 y duerme poquísimo ), eso sí le encantaba venir y de vez en cuando y dejó de hacerlo cuando su hermano se fué a dormir con él.

    Segundo bebé con problemas de asma y espasmos de laringe, la verdad prefería tenerlo cerca que al final del pasillo. Como me salió muy independiente y él veía a su hermano en su cama de mayor, la realidad es que él quería irse y yo lo obligaba a quedarse, cosa que aprovecha a el mayor para intentarlo y de vez en cuando lo conseguía ( mi marido viajaba mucho y no estaba, así cabíamos todos ).

    Cada maternidad es diferente y creo que cada uno ha de adaptarse a sus ” necesidades” y sus gustos. En mi caso fué por ” necesidad ” pero siempre digo que no le vi el problema y me gustó y a mi hijo mayor más.

    10 febrero 2016 | 14:55

  9. Dice ser Jaime

    La doctora nos dijo sobre cuando dar el pecho a nuestro hijo “Cuando quiera, lo que quiera y las veces que quiera”
    Asi de simple, el solo se regulaba. Y las abuelas venga que venga conque “no puede ser, si ha comido hace una hora, se va a poner malo…” o “despiertalo que ya le toca…” , “que si cada 4 horas…”y realmente por mucho que no podian dejar de ver que todo iva bien, nunca aceptaron lo que haciamos.
    Con el colecho nos pasó igual pero nosotros lo hablamos y nos pareció lo mejor y no hicimos caso a nadie.
    Nos compramos una cama 2×2, pero ya os digo que si os vais a dormir con un bebe en la cama y con lo hipersensibilizados que esta los padres con los recien nacidos, de alguna manera dormimos y sabemos que esta ahi y nunca nunca nos moviamos hacia el centro de la cama.
    La diferencia entre que se duerma tomando en pecho en la cama y no moverlo mas y tenerlo que acostar en la cuna con mucho cuidadisimo para que no se despierte se notaba sobretodo cuando estaba malo, porque en un dia normal no es dificil dejarlo suavemente en la cuna, pero cuando estan resfriados, dolor de barriga y las mil cosillas que les pasan a los bebes, podias llegar a hacer 3, 4, 5 intentos y la tension aumentaba, y no es porque los padres no estemos dispuestos a aguantar lo que haga falta, las noches y mas noches que haga falta, es que somos lo que somos y la tension, el stress se perciben y los bebes mas que nadie, asi que ¿porque no hacer lo mas natural, lo mismo que con las comidas?.

    Recomiendo ser sensatos y de mente abierta, y hacer lo que vuestro instinto os guíe, que lo dar consejos para criar los niños de los demas es mas deporte nacional que el futbol.

    10 febrero 2016 | 16:24

  10. Dice ser Ana

    Yo quise hacer colecho,pero el que no quiso fue mi hijo,desde el primer día estaba incomodo no dormía y lloraba,cuando lo poníamos en su cuna se calmaba,eso si la cuna estuvo en nuestro cuarto hasta los 3 años,cada niño es mundo y como bien dices cada quien críe a sus hijos como quiera

    10 febrero 2016 | 18:52

  11. Dice ser Cuidadín

    El colecho aumenta el riesgo de muerte súbita del lactante.

    https://www.aepap.org/previnfad/pdfs/previnfad_smsl.pdf

    “Compartir la cama (colecho): varios estudios han mostrado una asociación entre el
    riesgo de SMSL y el compartir cama con los padres (14, 15). Hay situaciones en las que el
    riesgo al compartir la cama aumenta, como compartir cama con personas que consuman
    habitualmente tabaco, alcohol, drogas o ciertos medicamentos (antidepresivos, ansiolíticos);
    compartir cama con uno o dos progenitores en situación de extremo cansancio, o que sean
    menores de 20 años o con personas distintas de la madre (hermanos, por ejemplo).

    Carpenter (16) concluye en su revisión que el colecho tiene un riesgo promedio elevado
    durante los primeros 3 meses, con una AOR (OR ajustada) de 5,1 (IC 95%: 2,3-11,4) en
    bebés alimentados con leche materna, colocados sobre su espalda para dormir en la cama de
    padres no fumadores y que no tienen otros factores de riesgo. Cuando la madre o el padre
    fuman, la AOR es de 21,8 (IC 95%: 11,2-42,6); el riesgo se eleva más de 150 veces cuando
    la madre consume alcohol (AOR 151, IC 95%: 50,6-450,7) y aumenta 250 veces para los
    progenitores que fuman y beben alcohol (AOR 243, IC 95%: 76,1-781,3). Este estudio es el
    resultado de un reanálisis de artículos antiguos (el más moderno fue publicado hace 10 años
    y el más antiguo hace 27 años). La antigüedad de los mismos hace que ni siquiera el uso de
    un complejo análisis estadístico pueda compensar las importantes deficiencias que tienen en
    su diseño los artículos originales.

    La Academia Americana de Pediatría (5) no recomienda compartir la cama y aconseja que
    los bebés puedan ser llevados a la cama para alimentarlos o confortarlos, pero deben volver
    a su propia cuna cuando los padres se dispongan a dormir.

    Un comunicado de la IHAN-España (17), emitido en 2013, manifiesta que el colecho es un
    fenómeno cultural y correspondería a los profesionales de la salud asesorar e informar para
    evitar situaciones de riesgo conocidas, basándose en la evidencia disponible, mientras que
    la decisión última sobre su práctica corresponde a las madres y los padres.

    Sin embargo, Blair (2014) en un análisis individual combinado de dos estudios de casos y
    controles (1386 controles y 400 casos), muestra que el riesgo asociado al colecho, en
    ausencia de factores de riesgo, no fue significativo globalmente (OR: 1,1 [IC 95%: 0,6-2]) ni
    para niños menores de 3 meses (OR: 1,6 [IC 95%: 0,96-2,7]) y fue un factor protector (FP)
    en los mayores de 3 meses (OR 0,1 [IC 95%: 0,01-0,5]); es decir, el colecho sin otros
    factores agravantes asociados no aumenta el riesgo de SMSL (18).

    Concluimos, que la relación del colecho con el SMSL permanece poco clara dada la
    variabilidad e inconsistencia de los trabajos. No existe certeza suficiente para determinar el
    balance entre los beneficios y los riesgos del colecho en bebés alimentados con lactancia
    materna.

    Recomendaciones: Se recomendará no practicar colecho si cualquiera de los padres son
    fumadores, han consumido alcohol, medicamentos ansiolíticos, antidepresivos o hipnóticos y
    en situaciones de cansancio extremo. Tampoco se debe hacer colecho en sofás o sillones o
    cualquier otro sitio que no sea la cama. Recomendación de grado B.

    En los casos de lactancia materna se informará de que no existe evidencia suficiente para
    desaconsejar el colecho, ya que no hay pruebas suficientes de que esté asociado a un
    aumento en el riesgo de SML cuando la madre amamanta y no hay otros factores de riesgo.
    Recomendación de grado I.

    10 febrero 2016 | 18:52

  12. Dice ser Alex

    Hola,
    Varias cosas sobre los comentarios aquí publicados.
    Los que compartimos nuestras experiencias de este tipo, no es (al menos en mi caso) por justificación, si no para mostrar que hay otras maneras de hacer las cosas.
    Evidentemente cada uno puede hacer lo que quiera, pero cro que la mejor manera de vivir es siguiendo tu propio instinto, ignorando las publicaciones que hay sobre como ser un buen padre (y si tu hijo llora y no lo atiendes porque lo dice un libro -o la sociedad-, creo que algo falla).
    Estas publicaciones (manuales de educación) tienen la base en tratados de los años 60 y buscan criar personas más egoistas, materialistas y menos emocionales, en resumen, buena mano de obra, manipulable y aceptando las directrices de una autoridad (Estado, jefe, etc.)
    Ah, y los niños no salen, se hacen.

    10 febrero 2016 | 22:06

  13. Dice ser marian

    Si tu hijo llora y no lo atiendes, porque dice un libro (es que no hace falta que lo diga un libro), que no has de atenderle de inmediato para que aprenda a esperar y a no frustrase por no ser el centro y ombligo del mundo, para mi es lo más lógico y no tiene nada que ver con el jefe, el Estado y el Susuncorde, sino con la esencia del respeto y la educación en los cachorros humanos.

    11 febrero 2016 | 10:40

  14. Dice ser Law

    Cuidadin, el 80% de los niños de todo el planeta dormirá esta noche en la cama de sus padres. Otro dato, en Japón, donde se practica el colecho desde hace muchos años, es el país con la tasa más baja de muerte súbita del mundo. Saludines.

    11 febrero 2016 | 15:40

  15. Dice ser Laura

    Y yo que siempte he hecho lo que me ha parecido? Soy un monstruo a ojos de unas y de otras… cuando nació mi hijo le di la teta a demanda hasta que a los 8 mese me puse a trabajar y le enchufaba biberones mañaneros llenos de cereales. Por la noche seguis chupando teta en mi cama porrque hasta que cumplió los 2 años no se emancipó a du cuarto. Yo no le obligué, él no me obligó. Se fué a su cama porque si. Porque le apetecía o porque le hacía gracia. A dia de hoy al borde de los 4 jamás le rechazo un “mamá hoy quiero dormir contigo”. Los lloros y los llantos los atendí, los atiendo y los atenderé en función de las circunstancias. Jamás atiendo un llanto caprichoso pero nunca ignoro un lloro sentido. Creo que como madre tengo la oblugación de educar, criar y subir a mi hijo de la mejor forma. Pero mi mejor forma. Yo no soy ella o esa. Yo soy Laura, mi hijo es Pablo y estas son mis decisiones. Ni libros, ni corrientes, ni blogs, ni abuelas me van a decir que lo que hago está bien o mal. Lo hago lo mejor que sé. Os lo aseguro.

    11 febrero 2016 | 23:29

  16. Dice ser Laura

    Hola!!!
    mi hija tiene 7 recientes. A los 2 me separé de mi marido y fuimls a casa d mis padres. Hasta ese momento había dormido en su cuna, y en mis brazos xq nunca quería dormir cn nosotros. Cuandp se despertaba llorando solo quería q la tuviera en brazos en el comedor.
    Ella y yo siempre hemos estado juntas las 24h xq no trabajaba y en echo d q fuera prematura y mis intentos de lactancia fueran un fracaso, reforzaron q jamas lla hiciera llorar o la obligara.
    En casa d mis padres dormimos juntas y encantadas. A los 5 pudimos hacerle una habitación pero nunca he conseguido q duerma sola. Durante meses la dormi leyéndole cuentos, hablándole y explicándole q era su espacio y q no pasaba nada, pero nada, cada noche a las 3 d la madrugada m llamaba y o la dormía otra vez o m la llevaba a mi cama. Desistí,,, al final era traumático. A la tarde ya se ponía nerviosa y m preguntaba cuantas horas faltaban xa irse a dormir. Su papa y yo hablamos y pensamos q era innecesario todo aquello, ya q es una niña encantadora, buena y sensible.
    A los 6 montamos juntas otra vez la cama nido, y sus cositas y ahora dormimos cada una n una cama. Aún así no s duerme sola, y muchas noches m alcanza la mano para q le de la mía. Tampoco va sola x la noche al lavabo.
    Imagino q es x no vivir sola cn ella. No m preocupa pq para mi no es una molestia pero… con 7 años…no conozco ningún caso más.
    No hay que dejarlos llorar…obligarlos ni presionarlos…yo lo hice alguna vez y sllo empeora las cosas y m siento fatal de haberlo hecho aunq fuera de mayor.

    11 febrero 2016 | 23:44

  17. Dice ser Pierino Bebé

    En primer lugar enhorabuena por tu blog y por tratar la maternidad de forma sincera y directa.
    Totalmente de acuerdo con que cada quién haga con su bebé lo que considere. ¿Qué se considera que lo mejor para él es el colecho? BIEN. ¿Qué se considera que lo mejor es que tenga su propia cunita? BIEN TAMBIÉN. Sin juzgar ni prejuzgar.

    24 febrero 2016 | 14:56

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.