BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

‘La colmena’ (Hive), un buen juego de mesa para que los niños muevan fichas con cabeza

imageSe acercan las navidades, se incrementan las campañas en grandes superficies y jugueterías para que vayamos comprando los regalos de nuestros niños y los padres, tíos y abuelos que rastreamos qué será lo mejor para cargar en las alforjas de los camellos. Por eso hoy os traigo otro juego de mesa que nos encanta: La colmena (Hive), de John Yianni y distribuido por Asmodee.

Dentro de una bolsita no mayor que un neceser de mano hay dos ejércitos de insectos, unos blancos y otros negros, al modo del ajedrez. E igual que el ajedrez solo admite dos jugadores. De hecho yo lo considero una especie de ajedrez más sencillo, sin tablero, aunque suficientemente complejo como para que haya diferentes opciones en la partida y tengamos que pensar bien en cómo movemos a nuestros bichos.

image

Las reglas son sencillas. Solo al poner los dos primeros o sector podrán entrar en contacto blancas y negras. A partir de ese momento, cada vez que añadamos un bicho a nuestra colmenas tendrá que entrar tocando solo a los de su mismo color. Luego, cuando se vayan moviendo, ya sí que podrán entrar en contacto blancas y negras.

Tenemos dos opciones: sacar ficha o moverlas, sin romper nunca la colmena, no puede quedar partida. Cada insecto tiene un movimiento distinto: las hormigas (tres por jugador) pueden recorrer todo el perímetro, los saltamontes (también tres) saltar en línea recta, las arañas (dos) moverse tres espacios, los escarabajos (dos) tienen solo un movimiento pero pueden escalar la colmena y bloquear la ficha sobre la que se coloquen y volverla de su color.

En la expansión que tenemos contamos además con una mariquita, que realiza tres movimientos pudiendo trasladarse por arriba, y el mosquito, que adquiere los movimientos del bicho al que pica. No es la única expansión disponible.
image
El objetivo es rodear a la abeja contraria. Si nuestra abeja queda atrapada, con fichas propias y ajenas, hemos perdido. Y la abeja tiene que entrar en juego obligatoriamente en cuarto lugar. O antes si estamos dispuestos a arriesgarnos.

Hay que moverse pensando en proteger a nuestra reina y en rodear a la contraria. No vale ir como un kamikaze a lo segundo o dedicarnos a huir con la primera.

Las partidas son rápidas, de unos quince minutos. Respecto a partir de qué edad está indicado, Julia con seis años ya lo domina, aunque como aquí el azar no cuenta tiene que concentrarse y esforzarse para superar a un adulto. Cuesta menos de 20 euros.

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Paco

    Interesante, y no solo para un niño. Este lo tengo que probar yo 😛

    05 noviembre 2015 | 13:06

  2. Dice ser Edgar

    La verdad es que las treglas del juego son sencillas, pero llegar a jugar con maestria al juego es bastante difícil. Tuve la suerte de jugar con el creador del juego en Essen y no había forma, siempre cogía vetaja en cada movimiento que hacía y eso que yo no me considero un principiante.

    Creo que este juego es bueno para peques como para adultos, para peques porque estimula su inteligencia espacial y lógica, para adultos porque es un gan reto y un gran juego.

    Un saludo

    03 diciembre 2015 | 17:38

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.