BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

La respuesta de una madre de un niño con autismo a una invitación de cumpleaños

En noviembre de 2011, hace casi cuatro años, Jaime llevaba tres años en clase con compañeros que no tenían autismo, en un colegio público con aula TGD, y escribí lo siguiente respecto a los cumpleaños:

A Jaime no le han invitado nunca. Algo que no me preocupa ni molesta, me parece lo más normal. Probablemente yo tampoco hubiera invitado a los cinco años a un niño de mi clase con autismo. Los hay más divertidos, no vamos a engañarnos. Además, como no vamos a llevarle ni a recogerle tampoco tengo una relación especialmente íntima con los padres de los niños que van co Jaime al cole. Y nosotros, dado que su cumpleaños es en agosto nunca hemos invitado a ningún compañero.

Pero siempre recuerdo un foro en el que participaba y eran varios los padres y madres de niños con autismo que llevaban fatal que a sus hijos jamás les invitasen, sobre todo si ellos estaban invitando a niños del cole. Me acuerdo de alguno que celebró la primera invitación recibida con una ilusión enorme.

Tengo curiosidad, sin perder el sueño por ello, por saber qué sucederá con Julia cuando comience en el cole al año que viene. Y lo que pasará con Jaime cuando pase a estar escolarizado en un centro específico para niños con autismo.

Pues lo que ha pasado es que Julia es invitada con frecuencia a cumpleaños, he perdido la cuenta de a los que ha acudido en estos tres años de Infantil. De hecho me han hecho reflexionar sobre la locura que suponen. Jaime sigue acudiendo únicamente a los cumpleaños de familiares y amigos íntimos. Nada ha cambiado.  Y sigo entendiéndolo, os aseguro que sí. No me hago mala sangre en absoluto (por la cuenta que me trae).

La semana pasada, gracias a la página TheMighty encontré la carta que Tricia, la madre de un niño con autismo llamado Timothy, publicó en su blog con el título ‘Hagámoslo funcionar’. He pedido su permiso para traducirla (aunque si manejáis el inglés os invito a leerla en su versión original) y mostrarla aquí.

Hagamos que funcione la inclusión. Solemos quejarnos de la falta de medios en los centros de enseñanza, de los diagnósticos tardíos, de las pocas plazas, de una Administración que apenas lo prioriza… Todo eso es cierto y hay que pelearlo, pero también es verdad que hay mucho que podemos hacer todos para hacer que funcione.

A veces cosas tan tontas como una nota acompañando una invitación de cumpleaños.

Querida Mamá Super Cool,

Tú no me conoces y yo no te conozco, pero mi hijo, Timothy, algunas veces se sienta junto al tuyo en el colegio.

Timothy tiene un severo desorden del espectro autista. El es también un niño de siete años que ama y juega con todo su corazón. Él necesita un montón de ayuda extra en el colegio y algunas veces parece simplemente ajeno a lo que está sucediendo justo bajo su nariz.

Él quiere amigos, pero algunas veces no sabe cómo hacerlos.

Él quiere jugar, pero algunas veces no sabe como pedirlo.

Él quiere ser incluido, pero algunas veces no sabe cómo.

Nosotros, los padres de niños con necesidades especiales, sabemos demasiado bien el dolor que sienten nuestros pequeños cuando les dejan fuera de las reuniones sociales.

Deportes organizados, citas para jugar, fiestas de pijamas y, sí, las temidas fiestas de cumpleaños.

Puedo decir,  de todo corazón, que mi hijo no ha acudido a uno solo. Hemos recibido muchas invitaciones los pasados años, pero la mayoría de niños que se limitan a invitar a la clase entera. No me malinterpretéis. Estoy agradecida.

Pero me pregunto si los padres saben que pasaría si llevase a Timothy. Las interrupciones, las rabietas. Como odiaría que fuéramos el centro de atención en lugar del niño que cumple años.

Así que declinamos educadamente la invitación. Todas ellas.

Hasta que tu invitación llegó al correo con una nota especial. Decía:

“Carter se sienta junto a Timothy en el colegio Timberky y siempre habla de él. Espero realmente que pueda venir. Hemos alquilado un castillo hinchable  que podemos unir a un pequeño tobogan inflable al final. Tendremos también globos y pistolas de agua. Tal vez Timothy pueda venir más temprano ese día si es demasiado estar con la clase entera. Hazme saber cómo podemos hacer que funcione”.

Tú escribiste exáctamente lo que necesitaba ver ese día y ni siquiera lo sabía.

Porque por tu hijo, él estaba siendo incluido.

Porque por tu hijo, el se sentía querido.

Porque por tu hijo, él tenía una voz.

Y quiero que lo sepas porque, por ti, yo pude superar un otro día más.

Por ti, pude superar otro reto.

Por ti,  puedo superar más miradas y más preguntas.

Por ti, tengo esperanza en el futuro de Timothy.

Simplemente quiero decirte el fantástico trabajo que estás haciendo con tu hijo.

Esta madre responderá un maldito sí a una invitación por primera vez en la historia. Y no puedo esperar.

Sinceramente,

La muy agradecida mamá de Timothy

 

 

32 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser a

    “Puedo decir, de todo corazón, que mi hijo no ha acudido a uno solo. Hemos recibido that my son has not attended a single one. We have received ncontables invitaciones los pasados años, […]
    Simplemente quiero decirte el fantástico trabajo que estás haciendo con tu hijo.
    I just wanted to tell you what a fantastic job you are doing with your son”

    Sra. que en el blog de Cova criticó el inglés de la Reina… en fin, repase ud. por favor antes de publicar.

    02 julio 2015 | 10:04

  2. Dice ser mari mar

    Creo que me estoy haciendo mayor, he perdido fuerza….últimamente, no opino….sólo me emociono.

    02 julio 2015 | 10:29

  3. Dice ser Asdf

    Precioso, cosas como esta me hacen recobrar la fe en el ser humano.

    02 julio 2015 | 11:55

  4. Dice ser Paz

    Es el niño que invita el que quiere que el otro niño vaya y su madre se molesta en que todo salga bien y eso es lo normal, independientemente del niño a que se refiera: blanco, negro, alto, bajo, autista o no.

    Si el niño que invita no le mencionara, si la madre no hubiera oído hablar de él, no creo que se hubiera preocupado, pero ojo, es porque a este niño le cae bien.

    No todos los niños son invitados a los cumples y no todos son igual de populares. No hace falta tener TEA para sufrirlo.
    Que lo sufren más los padres, de eso estoy segura.

    02 julio 2015 | 12:08

  5. Dice ser Por una vez

    Estoy de acuerdo con Paz en el ultimo parrafo:
    “No todos los niños son invitados a los cumples y no todos son igual de populares. No hace falta tener TEA para sufrirlo.
    Que lo sufren más los padres, de eso estoy segura.”
    Te lo digo porque mi hijo, con 5 años, ha terminado 3º de infaltil sin ser invitado a ni un solo cumple de compañeros de clase… y ha llegado el momento en el que me ha preguntado “¿por que?” Es muy duro… ¿que le dices? y nadie nos dice que sea confilctivo, simplemente es muy independiente… en fin… que te aseguro que no hace falta tener un niño con TEA para que no cuenten con el…. y duele mucho porque no hay excusas, simplemente crueldad????

    02 julio 2015 | 12:52

  6. Dice ser Paz

    Los niños no piensan, hablo de Infantil, en términos de crueldad.
    Piensan en términos de con qué niños quieren estar y con quién no.

    Una vez, hablando de su próximo cumpleaños con Elmayor, le dije que si lo celebraban varios niños que cumplen en su mismo mes, podíamos invitar a toda la clase y me dijo que no quería que viniera Fulanito.
    No creo que lo odie, simplemente no le caerá bien. Y eso hay que respetarlo…al mismo tiempo que, con la colaboración de los otros padres, intentemos que se vayan tratando fuera del cole y tengan la oportunidad de conocer a sus compañeros. Pero, ojo, tienen que colaborar los padres de los niños.
    Si en el contexto de la clase no quieren estar juntos y no les tratamos fuera de clase, no podemos pretender que encima sean superamigos.
    Si uno pone todo de su parte y al final no sale, pues habrá que buscar otra manera: apuntarle a alguna actividad y fomentar el trato,…Y si no, cada uno es como es y tampoco hay que forzar las cosas, ser más naturales y hacer que hagan cosas que les gusten, que no todo son cumpleaños!

    Es como cuando yo era pequeña y teníamos que jugar con los hijos de los amigos de nuestros padres. Pues bien, jugábamos, pero tampoco luego esas relaciones se convirtieron en amistades.

    02 julio 2015 | 13:22

  7. Dice ser Mamá

    A mi hija no le han invitado a ninguno desde que hizo un año y este va a hacer 4.
    Solo tiene un pequeño retraso en el lenguaje pero ya le tienen la cruz hecha.
    Es lo malo de vivir en un pueblo donde todos son familia.

    02 julio 2015 | 14:11

  8. Dice ser Jane

    Los padres de niños especiales sabemos lo que ellos sufren, porque sus compañeritos o amiguitos del barrio, no lo tienen en cuenta para jugar o no recibe invitaciones de cumpleaños. Mi hijo tiene retraso mental leve, y síntomas de TEA. Ya es adulto en edad. En la actualidad recibe periódicamente asistencia psicológica. Cursó la primaria en una Escuela Especial y nunca pudo relacionarse adecuadamente con maestros y compañeros. Le cuesta la integración y comunicación verbal. Tiene acompañantes terapéuticas que han podido hacer grandes logros con él. Se desenvuelve perfectamente en computación y lecto-escritura. Todos los días nos sorprende con sus logros y hace poco más de un año comenzó a viajar solo en ómnibus hasta el centro de la ciudad!!! Jamás pensamos que pudiera lograrlo… ! Pero sigue con la carencia de amigos o amigas, sólo se relaciona por internet o mensajes de texto a través del celular. Hay distintas clases de TEA, mi hijo lo posee a nivel emocional. ¡Y sigue diciendo “yo no tengo amigos”! Es una cuenta pendiente…

    02 julio 2015 | 15:03

  9. Dice ser Ana

    A los niños con TDAH tampoco les invitan, el P3-P4 sí, porque queda “disimulado” por el hecho de todos son infantiles, y el tuyo tiene más rabietas pero se nota menos. Luego te vas dando cuenta de que hace un par de años que no le invitan, luego ya son tres, cuatro… es lo que hay.

    Siempre le quedan los cumpleaños familiares, el mío también cumple en agosto y no invito a ningún compañero, además tengo poco en común con la mayoría de las madres… hablo con poquitas pero con esas me llevo muy bien, y nunca se me ocurrirá pedirles que si hacen fiesta inviten a mi hijo, porque en parte entiendo porqué lo hacen.

    02 julio 2015 | 15:15

  10. Dice ser marel

    Yo vivo en un pueblo pequeño desde hace seis años. Mi hijo ha sido integrado completamente en su salon de clases aun teniendo autismo. Desde que comenzaron a celebrarse los cumpleaños, hace tres años, la mayoria de los padres han optado por invitar a todos, incluyendo a mi hijo. Yo no hhe rechazado ninguna invitación. Lo llevo y me quedo para ayudar, observar su comportamiento y el de sus compañeros. Hemos trabajado duro, para que el socialice. Lo que hemos logrado ha sido para mi espectacular. Su maestra ha trabajado arduamente para sensibilizar a todos sus compañeros y lo adoran, lo protegen, lo ayudan. Y muchos de ellos han sensibilizado a sus padres. Obligue, sin hacerle mal a nadie, que le dieran su tiempo para saludar o agradecer, les pedia paciencia y la mayoria contribuia. El ahora toma la iniciativa a veces y saluda a los que conece y a los que no. Estoy agradecida por el cariño de todos hacia mi hijo y lo unico que puedo decir mas es que hay que arriesgarse un poco, a pesar de las rabietas, los miedos y las miradas de reproche o curiosidad, vale la pena ver que hemos ido ganando batallas. Veremos como continuará esta historia ahora en la primaria

    02 julio 2015 | 15:21

  11. Dice ser Pitusa.

    Me parece bochornoso. No sé qué decir. Creo que nunca te he comentado nada porque no tengo hijos, pero esta vez me has llegado al alma… Eso de que los niños son crueles es lo que tiene, son niños.. pero ahí los padres tienen que intervenir. Se les invita y punto….Demuestran tener muy poco corazón.

    02 julio 2015 | 15:38

  12. Dice ser mila

    hola tengo un niño de 12 años autista va a una escuela regular pero desde los tres años,habia cumpleaños en su clase y nunca le han invitado creo que es por culpa de los padres que le veian diferente ya que los niños le quieren mucho a anyelo, siempre e estado llevando y vuscandole como todas las mamas en la escuela y ninguna mama me hablaba, si lo hacian con otras mamas, pero mi niño era raro para ellas, anyelo no tiene lenguaje , por eso no puede espresar lo que siente pero, cuando habia cumpleaños las mamas les llevaban al chikipar, a celebrar el cumpleaaños con todos los niños, nosotros le llevavamos, tambien pero para que estuviese jugando con la piscina de volas, en los tovoganes todo lo que hay ayi, recuerdo que los niños del cumple , le miraban, se levantaban de la mesa y iban con anyelo a los juegos, creo que las mamas se daban cuenta, pero eso no importaba, porque los niños son mucho mas sociables y humanos que muchas de esas mamas bueno pues se lo pasaban de maravilla y ayi las mamas sentadas en la mesa sin los niños, solo es un ejemplo los niños no son crueles se lo hacen sus padres con su ejemplo desde pequeñitos, y cuando son adolescentes eso lo llevan dentro y si son muy crueles, pero yo le llevo hasta asta hoy a todos los sitios columbios, piscinas de todo donde estan todos los niños se a adaptado y ya no rabietas , ni empujones , es un niño muy simpatico y cariñoso, eso compensa toda la indiferencia y estupidez de muchas mamas porque se demuestra con mucha diferencia que sus hijos valen mucho mas que ellas si no les manupulan

    02 julio 2015 | 16:22

  13. Dice ser Sagrario

    Que difícil es para los padres que tenemos hijos discapacitados, en general, desgraciadamente en esta sociedad donde solo valen los triunfadores, lideres, ricos…., los personas diferentes no tienen cabida desde pequeños, hay veces que parece que si tienen un lugar, pero no, rápidamente nadie se acuerda de invitarles a un cumple ni habiendo pasado 3 años con los mismo compañeros, bueno Sandra y su hijo Andrés si se acordaron de mis hijos, solo uno de 26 por clase ….. y según se van haciendo mas mayores peor, porque ellos son mas conscientes, bueno dependiendo uno mas que otro. Me alegro por Timothy y su mamá.

    02 julio 2015 | 16:35

  14. Dice ser Alanna

    Durante cuatro años (desde los 7 a los 10) hemos invitado a los cumpleaños de mi hija asperger en torno a 15 niños muchos de los cuales venian con sus hermanos y padres que se quedaron todos a pasar la tarde. En esos cuatro años sólo 3 de ellos la han invitado a ella, otros de los que habían acudido celebraron los cumpleaños pero no quisieron que mi hija fuera y sus madres tampoco hicieron nada al respecto. Debo admitir que es algo que me ha sentado fatal, pero de todo se aprende. Con lo cual, este año su cumpleaños lo celebramos con su mejor amigo (el único que de verdad cuenta con ella) y haciéndole un regalo genial que nos costaba la mitad que la dichosa fiesta que ella misma nos dijo que no quería. Conclusión : no merece la pena hacerse mala sangre, simplemente que tu hijo se lo pase bien con quien realmente le aprecia. Curiosamente, sin celebración por nuestra parte otro amigo friki de los videojuegos la invitó, siendo ella la única niña en un grupo de apenas 6 niños…asi que paso a paso va haciendo su pequeño grupo.

    02 julio 2015 | 17:14

  15. Dice ser María

    Yo voy a contar mi experiencia, me mudo embarazada de una gran ciudad a un pueblo, no conozco a nadie ni tengo familia allí, nace mi hijo y pronto vemos que es diferente, empieza la escuela infantil, empiezo a conocer gente en el parque, en la puerta del cole, pasa casi un año hasta que me invitan a un cumple, por supuesto de compromiso, vamos, la experiencia es regular, mi hijo actúa como es él, hay gente que lo comprende y gente que no. Llega el primer cumple de mi hijo en el cole, invito a toda la clase, vienen aproximadamente la mitad. Siguen viendo el comportamiento de mi hijo, que no es el “normal” y a partir asistimos a todos los cumples y eventos a los que somos invitados, a veces mi hijo no aguanta hasta el final, pero todos aprenden a conocerlo, a quererlo y a integrarlo. En los siguientes cumples vinieron todos los niños de la clase y hasta ahora que mi hijo tiene 12 años, y no se pierde una fiesta, a las que por cierto ya casi va solo. Yo pienso que hay que darle normalidad al tema, desde los dos lados, desde los padres de los otros niños a los que le asusta lo que no conocen y desde la nuestra donde nos asusta el sufrimiento de nuestros hijos, que los rechacen.

    02 julio 2015 | 17:52

  16. Dice ser davinia

    Tengo dos hijos. El mayor tiene TDAH y jamás lo invitaron a un cumpleaños salvo cuando invitaban a toda la clase. Incluso en dos ocasiones invitaron a todos excepto a él. Lo dramático es ver la cara que se le queda cada vez que invitan al pequeño ( 4 años menor) practicamente a todos pues es bastante popular en su clase.Alguna vez el pequeño ha preferido no ir para que su hermano no llorase por no ir el.
    En todo caso cuando son pequeños la responsabilidad de enseñarles la solidaridad con el diferente es de los padres, que jamás tendrían que permitir marginar de esa manera a sus compañeros. ESO ES LA VERDADERA EDUCACION. Que lástima que no la enseñen en las casas, que los profes no tienen esa tarea.

    02 julio 2015 | 18:46

  17. Dice ser aroa

    Cómo se puede ser tan canalla de invitar a toda la clase menos a uno??? Me revuelve el estómago

    02 julio 2015 | 20:21

  18. Dice ser isa

    Emily tiene 11 años y tiene TGD, ella fue al jardin infantes de los 3 años hasta los 6 en esa edad emy le costaba mucho despegarse de mí, varias veces la invitaron a los cumples yo siempre les preguntaba a las mamás si me podia quedar y si aceptaban la llevaba y cuando era el cumple de Emy invitabamos a todos los compañeros y siempre venian la gran mayoria y hasta ahora hay un grupo de 5 amiguitos mas los hermanos de ellos que todabia siguen viendoce con frecuencia y se tratan como hermanos, a emy la tratan como una igual y sabiendo que no tienen la misma capacidad que ellos. Desde los 7 años va a la escuela especial y no ha sido invitada a ninguno de los cumples de sus compañeros en cambio nosotros si lo hemos hecho y siempre diciendole a los papás que si querian podian quedar muy pocos vinieron. Yo pienso que todo depende de los padres!

    03 julio 2015 | 01:31

  19. Dice ser sabrina

    la verdad yo tengo un hermano autista y sinceramente yo tambien tengo miedo sacarlo a fiestas o algo asi …pero es x q temo q le hagan daño …el es muy sociable a su manera y es muy dulce y trankilo no provoca rabietas , solo raras veces y mis amigas lo kieren much pero quisiera saber q el va a estar bien si sale solo a alguna parte porque me carcone la consiencia al saberq le pueden hacer daño y la vrdd no se como hacer para dejarlo solo …lo quiero mucho y el hecho d que lo lastimen hace que me duela el corazon …mis padres lo aman y ellos si lo kieren enviar al mundo talvesx q no sienten el mismo temor q yo pero no me van a negar que todos sentimos miedos por nuestros angelitos autistas ……….

    03 julio 2015 | 01:58

  20. Dice ser Eugenia

    Un verdadero ejemplo de inclusión, debo decir que me emocione al leer tu nota.
    Siempre es un tema difícil de afrontar cuando empieza la temporada de cumpleaños, sobre todo ellos son pequeños. Debo decir que en el caso de mi hijo Tadeo, quien sufre de autismo atípico y TDHA, siempre fue bien aceptado por la mayoría de sus compañeros de clase, aun cuando va acompañado siempre por una maestra integradora y en más de una ocasión tuvo más de una crisis en el aula, además de que tuve la fortuna de que los padres de sus compañeritos lo aceptaran y cuando lo invitaban a una fiesta de cumpleaños ellos trataran de comportarse como si fuera algo normal que un niño de 3,4 o 5 años se negara a cantar el Feliz Cumpleaños, por miedo a acercarse a las velas encendidas del pastel y cuando pasaba el momento lloraba a mares porque no participo del ritual o que prefería correr en círculos hasta caer agotado en lugar de sentarse a comer golosinas o jugar a la pelota como los demás nenes.

    03 julio 2015 | 03:17

  21. Dice ser Akasha

    Que bonito ver que esa mamà tiene en cuenta las necesidades del chico con TEA.

    No sè lo que es que no inviten a un cumple y a los otros sì.
    Donde yo vivo (extranjero) los profes de cada escuela tienen un sistema para evitar dejar de lado a nadie.
    Cuando mi hijo empiece el año que viene a primaria, en su clase los dividen en grupos de cumpleaños por zona. Los que caigan en su grupo los tiene que invitar, asi sabe que cuando esos niños cumplan, tambien sera invitado. Invitar a mas es opcional, pero al menos a los niños de su grupo (OJO! solo si la invitacion la da en el cole) es obligatoria. El cole incluso pone a disposicion un aula con juguetes y espacio para jugar, para que los padres no tengamos que gastar dinero en parque de bolas ni nada.
    Hay quien dice que eso esta mal, que es discriminar. Yo creo que eso es incluir… si en tu grupo hay 10 niños, pues por lo menos, tu hijo ira a 10 cumpleaños 🙂

    03 julio 2015 | 10:09

  22. Dice ser Almudena Fer

    Que la inclusión funcione es cosa de todos, eso lo tengo muy claro. Lo primero de lo que tenemos que ser conscientes y que quedá muy bien reflejado en la carta es qué entendemos por inclusión. Incluir no es dar a todos lo mismo, sino a cada uno lo que necesita. No es solo invitarle al cumpleaños como a uno más. Hay que ir un paso más allá, interesarse un poco, preguntar a los padres si hace falta algo para que el niño pueda ir y hacerles ver que queremos realmente que el niño vaya. Porque muchas veces, sobretodo cuando los niños son pequeños y todavía los padres estan asumiendo la situación, necesitan saber eso, necesitan oirlo para no dejarse llevar por el pensamiento de que al final el niño va a molestar y la situación va a ser complicada y total, si no tiene amigos. Necesitan saber que sus hijos son queridos, porque generalmente sus compañeros los quieren y los aprecian.
    Eso es exactamente lo que marca la diferencia en esta invitación.
    Creo que falta pedagogía en los conlegios inclusivos hacia los padres, muchas veces se actua por puro desconocimiento, por no saber como hacerlo. Pienso que habría que trabajar mucho con los padres, porque ahí está la dificultad. Los niños integran sin mayores problemas.

    No se realmente qué es lo que hace que los demás padres no acaben de aceptar a los niños que son diferentes. Leo los comentarios y todos son referidos a niños con autismo o TDHA, es decir a niños con conductas diferentes, con problemas de sociabilidad y parece que la causa es esa. Pero desde mi experiencia creo que no es del todo cierto. Que eso es sólo una disculpa. Como he contado ya varias veces aquí , mis hijos van a un colegio de integración de niños con discapacidad motórica. Y mi hija desde el primer curso se hizo muy amiga de Olivia, una niña con parálisis cerebral, una niña que no puede andar y que habla con mucha dificultad. Una niña con muy buen carácter, simpática, cariñosa y a la que todos los demás niños aprecian. Una cría que no da una molestia y que siempre ríe y está de buen humor. Los cumpleaños se hacen más o menos trimestralmente y se invita a todos los niños de la clase. Por supuesto siempre se la ha invitado y ella siempre ha celebrado el suyo con los demás cuando le toca. Pero muchos niños celebran además cumpleaños privados a los que invitan solo a algunos niños. Olivia también lo hace, tiene una casa con piscina en un pueblo de Madrid y como cumple al principio del verano, durante tres años invitó a un grupo de 5 o 6 niños a celebrarlo allí. Dos años fueron mis hijos y otro niño,. otro año se unió un tercer niño. Los demás se excusaron, o simplemente no aparecieron. Se puede argumentar, que verano y fuera de Madrid, es complicado o da pereza y es probable, que esa sea la razón. Pero resulta que el niño que siempre va también cumple años a principios de julio, también tiene una casa con piscina en un pueblo de Madrid y también celebra allí su cumple e invita más o menos a los mismos niños. Y !oh, sorpersa! , todos pueden ir. ¿curioso, no? Ningún niño más invita a Olivia a su cumpleaños privado, incluido el qué si que acudió al suyo. Por supuesto hace ya dos o tres años que Oli sólo invita a los dos niños que siempre vamos. Hace dos años pasó por una operación y tuvo que estar tres meses sin ir al colegio. Sólo mi hija y el otro niño fueron a visitarla en tres meses. Los niños le decían a mi hija que tenía mucho morro porque iba todas las semanas a pasar una tarde con ella. Pero sus padres… ninguno hizo el esfuerzo y se cuentan con los dedos de una mano los que siquieran llamaron por teléfono. Padres que si han salido corriendo a visitar a otros niños. Y no sé cual es la razón de esta actitud, ya que no es una niña difícil y los padres son sociables, encantadores y hacen todo lo posible por integrarse. No es una discriminación clara, no es algo sangrante como otras cosas que he leido por aquí. Pero haya una actidud diferente. Aceptan a la niña, si, pero hasta cierto punto,. Pienso que realmente no la quieren como amiga de sus hijos. Y tal cual se lo soltó una madre a la madre de Olivia, le dijo en una ocasión “mi hija jugaba mucho con Oli de más pequeñas, pero yo se la fuí quitando de la cabeza, poque me parece que es una niña y lo que tiene que hacer es disfrutar y no tienen porque estar cuidando de nadie”
    No se qué es. ¿falta de empatía? ¿pensar que una amistad así va ahacer sufrir asus hijos? No se lo qué es, pero si se lo que se pierden. Yo desde luego no creo que mi hija pueda tener una amiga mejor que Olivia.Creo que es lo mejor que le ha pasado en la vida, que le va a ayudar a crecer con menos prejuicios y a ser mejor persona. Y espero que sigan siendo amigas siempre, ojalá la vida no las separé.
    En resumen, después de todo este rollo, que las mayores barreras para la inclusión son las que estan en nuestra cabeza, y que todo es mucho más sencillo de lo que parece.

    03 julio 2015 | 12:40

  23. Dice ser Núria

    Yo tengo un hijp con TEA. Y si, es dificil hacer cualquier cosa con él. Al mismo tiempo es un angelito y te da apuro le hagan daño.
    Las barreras desde luego son patrones de los adultos. Los niños no vienen con estos recelos y problemas.

    03 julio 2015 | 18:08

  24. Dice ser Myrian Lamas

    Saben que yo creia que era la unica,siempre lloraba y decía porque siempre le dejan fuera de todas las invitaciones es un niño como cualquiera pero tiene autismo,hasta llegue a peleare con gente que yo he invitado a los cumpleaños de mi hijo y ellos no,ahora lo que hago es ignorar pero me duele y mucho yo le llamo látigos en el corazón ojalá que nadie sienta lo que se siente cuando tu hijo es despreciado por algo que no es su culpa es la culpa del autismo y de la gente ignorante que no entienden.

    03 julio 2015 | 22:16

  25. Dice ser Julia

    Sin duda alguna los inconvenientes los ponemos los adultos, pero también estoy segura que muchas veces es por falta de información. Piensas que puedes ofender a los padres si les planteas una situación diferente para sus hijos y no te atreves a hacerlo. Tengo que reconocer que como madre he podido meter la pata alguna vez, pero la vida da muchas vueltas y ahora trabajo con niños con problemas de aprendizaje, lenguaje, TDHA, S. Willians, Autismo, etc. y me da dolor de corazón la falta de información que hay sobre todos estos temas.

    03 julio 2015 | 23:55

  26. Dice ser Sus

    ¿de verdad os importa tanto que inviten o no a los niños a los cumpleaños? ¿no os importa más que sean felices y que se quieran a sí mismos? Los amigos de VERDAD vendrán cuando ellos tengan confianza en sí. Cuando les demos esa oportunidad. Hay que educar dando de corazón y sin esperar nada a cambio cosa que hoy en día es muy difícil porque los padres no damos ejemplo

    04 julio 2015 | 00:40

  27. Dice ser Marta

    La mayoría de las personas tienen miedo a lo diferente.Eso y también la maldad que también existe.

    05 julio 2015 | 12:50

  28. Dice ser Ines

    Me gusta el articulo. coincido con Almudena Fer

    06 julio 2015 | 11:49

  29. Dice ser suerte

    Hoy me habeis hecho una persona con mucha suerte, si es verdad que no todos la invitaban, no es menos cierto que los amogos del barrio si lo hacian. Mi hija padece un sindrome raro llamado sindrome de cri du chat, y ha tenido muchas dificultades para todo, especialmente en el lenguage, empezo a andar con casi 4 años y a pesar de ellos, sus amigos querian estar con ella.
    No ha ido a escuelas de integracion, siempre ha estado en centros de educacion especial, por que es donde mas podia aprender por sus necesidades, pero en el pueblo he procurado que todos la conozcan, en el parque, la piscina, el super, la iglesia, en fin que hoy que tiene 36 años, conoce a todo el pueblo y sigue siendo participe de todas las actividades sociales, fiestas, bailes, vervenas………… hay algo muy importante y es que si los padres no nos avergonzamos de que las miren o hagan el ridiculo ( segun pensamos por su forma de comportarse) los demas los aceptaran tal como son, y unos seguiran siendo sus amigos para siempre y otros solo conocidos, como nos pasa a todos
    No tengo ninguna duda que la integracion empieza por la familia, mucho ánimo a esos padres que no han tenido la suerte de vivir en un pueblo como Argamasilla de Alba en la provincia de Ciudad Real

    08 julio 2015 | 10:19

  30. Dice ser Ana

    Soy mamá de un niño con Síndrome de Asperger, sólo ha sido invitado a los cumpleaños cuando han invitado a toda la clase, pero no es eso lo que me preocupa. Es peor el ver que padres, o mejor dicho madres, e incluso maestros son los que excluyen y muchas veces sin motivo. Como algún comentario que he leído, lo importante no es el cumpleaños en sí, sino lo que ello conlleva, pues en el día a día nuestros hijos tambien sienten ese desprecio a lo desconocido y a lo diferente. Los maestros tienen un gran reto ante esto, que debería ser integrar a todos los niños por igual, no es algo que hemos elegido nadie, e intentar por medio de charlas o reuniones concienciar a esos padres.

    08 julio 2015 | 12:59

  31. Dice ser lluis

    Tengo una nieta con paràlisis cerebral. Va a una escuela normal y es muy querida por sus compañeros pero sólo uno le ha invitado a sus fiestas de cumpleaños y a su Primera Comunión. No es cosa de los niños, es cosa de los padres que se les invite a las fiestas

    08 julio 2015 | 17:17

  32. Dice ser Vero

    Hermoso mensaj. Sin tener hijos y con miedo al futuro de madre que sere…me agarro de estas palabras y ejemplos a seguir…
    Uno no entiende la importancia de las cosas, hasta que nos toca.

    18 julio 2015 | 06:31

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.