BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

¿Cómo hablar con nuestros niños de esos accidentes terribles que rebosan de los medios?

imageEl accidente del Airbus que iba destino a Düsseldorf lleva tres días como protagonista de los medios y muchas conversaciones. Una tragedia del primer mundo como dijo otra madre reciente española que vive en Alemania en su blog recordando otras tragedias mayores y olvidadas en otras partes del mundo, pero una tragedia que por cercanía conmueve especialmente. Es inevitable.

Antes o después llega el momento en que nuestros niños perciben que algo dramático ha pasado, por alguna charla, algún fragmento de telediario, una noticia escrita si saben leer. La edad varía, pero puede llegar antes de lo que pensamos. Recuerdo a una madre contando que su hija de cuatro años la interrogó respecto a lo ocurrido en Japón, en Fukushima.

Nuestros niños no son impermeables al mundo, ni deben serlo. Y nosotros debemos estar preparados para darles respuestas adecuadas.

Hay un texto muy claro y bien estructurado de la Unidad de Trauma, Crisis y Conflictos de Barcelona (UTCCB) en la web del Observatorio FAROS (portal de promoción de la salud de la infancia y la adolescencia del Hospital Sant Joan de Déu), que quiero que recomendar que leáis entero si tenéis niños o trato con ellos y que trata precisamente de cómo abordar esas noticias.

El UTCCB es el centro de prevención y gestión de situaciones críticas de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), que ofrece intervención psicológica especializada a individuos, grupos y organizaciones en el antes, el durante y el después de un evento traumático. De hecho me dieron permiso para compartir aquí este fragmento tras volver de trabajar en El Prat con los afectados.

¿Cómo saber si es mejor hablar de lo ocurrido o no hacerlo?

Aunque improbable, puede ocurrir que nuestros hijos no hayan tenido contacto con las imágenes del accidente o no se hayan percatado de su gravedad. En esos casos, realmente sería contraproducente abordar el tema, porque podríamos generar una inquietud innecesaria.

Por tanto, aconsejamos preguntarles a los niños si últimamente han visto alguna cosa en la televisión o en los diarios que les ha llamado la atención. O, en el caso de niños de entre 6 y 8 años, si saben lo que ha ocurrido recientemente en el caso del accidente de avión. En caso afirmativo, continuaremos hablando con ellos sobre lo ocurrido.

De lo contrario, no lo abordaremos directamente. Les diremos que ha habido unos problemas (sin especificar) y que algunos adultos y niños más mayores han estado viendo la televisión e informándose. Pero que estas informaciones a veces confunden a niños de su edad. Y que por ello les aconsejamos que siempre que alguna noticia les llame la atención nos pregunten para que así lo podamos hablar entre todos.

¿Cómo abordar el tema?

Preguntas como las siguientes pueden ayudarnos a guiar la conversación con nuestros hijos:

  • ¿Qué has visto?
  • ¿Qué crees que ha pasado?
  • ¿Qué foto (imagen) te ha llamado la atención?
  • ¿Tú sabes lo que es un accidente?
  • ¿Y qué piensas por qué ocurren los accidentes?
  • ¿Sabes dónde ha ocurrido? ¿Eso está cerca o lejos de aquí?
  • ¿Conoces a alguien que haya tenido un accidente?

La idea que subyace a estas preguntas es evaluar qué información tiene el niño y cómo la ha interpretado. Sólo así podremos tranquilizarle y corregir o complementar su visión sin añadir preocupaciones o informaciones que aún no ha entendido o pensado.

¿Cuál es la mejor forma de responder a las preguntas que nos formulan nuestros hijos?

La mejor manera de dar respuesta  a las preguntas y a los comentarios de nuestros hijos supone respetar los siguientes principios:

  • Responder a todas las inquietudes y comentarios que nos hagan los niños, sin valorar su contenido y con máximo respeto por lo que han pensado y les inquieta.
  • Tratar, siempre que se pueda, de tranquilizar a nuestros hijos, haciéndoles ver que los accidentes no son frecuentes y mucho menos son siempre tan graves como el que nos ocupa. En este sentido, poder referenciar a alguien que tuvo un accidente y que ahora está bien ayuda mucho a reducir los miedos.
  • Subrayar siempre la disponibilidad de ayuda en nuestra sociedad: si nos ocurre algo hay muchas personas que nos ayudan (la policía, los bomberos, las ambulancias, etc.).
  • Ser absolutamente honestos con nuestras respuestas: si hacemos falsas promesas a nuestros hijos, éstos se van a sentir engañados. En el caso de los accidentes, esto supone explicar que los adultos que les llevan en coche van con mucho cuidado y que por eso también es importante llevar los sistemas de retención infantil y los cinturones siempre bien puestos. Pero no les podemos prometer que jamás tendremos un accidente. 
  • Responder sólo a lo que ha preguntado o comentado nuestro hijo, sin ir más allá, ya que con ello podríamos estar generando nuevas dudas o miedos. Pero jamás debemos de dejar preguntas sin contestar.
  • Hay una pregunta que suele presentar dificultades cuando las familias abordan estos temas con sus hijos. Es la referida a la culpa, a la responsabilidad del autor del accidente. Es aconsejable evitar profundizar en esta cuestión. A los niños les preocupa saber si podemos evitar tener un accidente o no podemos. Y tener conocimiento de que hay conductores negligentes e imprudentes es amenazador, incluso para los adultos. Por tanto, sugerimos comentar que para que se produzca un accidente tienen que ocurrir varios errores y todos a la vez y que por eso es complicado saber si se podría haber evitado.

* Foto: EFE

10 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Muchas gracias, muy importante esta información que compartes.
    Un abrazo

    26 marzo 2015 | 09:50

  2. Dice ser jmarc

    Mi problema con el asunto es bastante complicado. Mi ex mujer estuvo trabajando de azafata en Airberlin y hemos viajado muchisimo entre españa y alemania. Mis hijos que tienen 7 y 9 años saben mas de vuelos y aeropuertos que nadie. Ahora mi ex trabaja para Germania. Eso nos ha tocado de muy cerca ya que el tema de los vuelos hace parte de su vida. Estan haciendo muchas preguntas.Pero es importante que no pierdan miedo a volar

    26 marzo 2015 | 09:54

  3. Dice ser marian

    Yo suelo explicarle todo lo que me pregunta, tiene 11 años; cuando era más pequeño y me preguntaba sobre la muerte, le devolvía la pregunta y curiosamente él se buscaba “su” respuesta, por ahora y según su teoría, estamos muertos unos 300 años y luego volvemos a nacer; en cuanto al miedo a morirse siempre le he dicho que nadie se muere sin estar preparado aunque sea en un accidente.
    Cuando tenía 8 años me dijo que por qué nunca había visitado un cementerio que él quería ir y a los 9 le llevé a su primer entierro (no era de un familiar).
    Creo que son los propios niños quiénes nos indican la forma de actuar o explicarles, ellos son mucho más sencillos y directos y están mejor preparados de lo que creemos.

    26 marzo 2015 | 11:21

  4. Dice ser santiago

    Muchas gracias por este interesante e importante post. Mis hijos son pequeños (3 y 5 años) y la verdad es que no han visto nada. Solemos ser protectores y evitar las noticias… Hoy me planteo si no haremos esto más bien de un modo egoista, para evitar preguntas que no sabemos contestar. Yo suelo tener temporadas de viajes, y vuelo más de lo que me gustaría, y ahora empiezo a temer que si mi hijo mayor ha visto u oído algo, el hecho de no hablarlo con el puede crearle un estrés adicional cuando me vaya de viaje. Las recomendaciones que realizan los profesionales del observatorio FAROS ayudan por lo menos a saber afrontar situaciones incómodas.

    26 marzo 2015 | 12:12

  5. Dice ser Tia de SobrinoS

    Y yo añadiría que no por no poner el telediario en casa el niño no se va a enterar, en cuanto van al colegio ya vuelven informados de todo o simplemente oyendo conversaciones de otros en la panadería pero si ven que en casa se evita el tema puede que se quede solo con sus miedos y preguntas. Esta claro que si al niño por edad no le afecta o no se ha enterado pues no hay que decirle nada.

    Y otra cosa que yo me cuidaría mucho y que puede ocurrir con niños ya mas mayores por descuido, la pensar que ya lo digieren bien, es que esten sobreexpuestos. El otro dia yo misma tuve que apagar la radio porque me producia demasiada angustia que estuvieran todo el rato hablando de ello…imagino como se puede sentir un niño en segun que momento y que ademas quiza no puede decidir apagar la radio o la tele.

    Y otra cosa que yo intentaria mostrar de alguna manera porque me parece importante es que lo que es una desgracia es que esos accidentes se produzcan y gente inocente muera pero que no es MAS desgracia si son españoles y si no lo son importa menos. Eso es una cosa que a mi me chirria bastante. Entiendo que impresiona mas, si esta mas cerca, porque de alguna manera nos hace vulnerables y nos hace pensar que podria pasarnos a nosotros pero la desgracia es la misma y siempre hay familias, padres madres e hijos que pierden a un ser querido y sufren.

    26 marzo 2015 | 13:36

  6. Dice ser Tia de SobrinoS

    y muy bueno el enlace a SW que has puesto, suscribo todo lo que dice. Y ademas no sabia que tenia blog!

    26 marzo 2015 | 13:46

  7. Dice ser Almudena Fer

    Tía de sobrinos, pues no sabes lo que te estabas perdiendo. Yo hace poco que lo descubrí también gracias a madre reciente. De acuerdo con todo lo que dices, hace un momento he leido que el número de españoles afectados es finalmente de 51 y no 5o porque uno llevaba veinte años viviendo en España pero no tenía nacionalidad española y “el gobierno ha declarado que en cualquier caso trataran a los familiarea de esta víctima con el mismo cariño que al resto” ¿¿es que hay que tratarles mejor o peor según su nacionalidad?? . Muy importante dejarles eso muy claro.
    Santiago, yo creo que hacéis bien evitándoles las noticias, sobretodo la exposición directa a los medios, porque la forma en que se tratan muchas veces no es la más adecuada. Mucho mejor una explicación vuestra.

    26 marzo 2015 | 14:36

  8. Dice ser paulinac

    Creo que los propios niños son un manual exquisito para saber cómo, qué y cuándo.

    26 marzo 2015 | 17:11

  9. Dice ser Tenteralia

    Genial artículo y muy inspirador. La comunicación con nuestros pequeños es uno de los pilares básicos para su bienestar y el de toda la familia. Sin duda, ofrecerles la oportunidad de tener preguntas y ayudarles a comprender las respuestas es una tarea no siempre fácil, pero con grandes recompensas.
    Gracias por compartir esta información.
    Un saludo desde Tenteralia!

    26 marzo 2015 | 19:38

  10. Dice ser Sicólogo Astral

    Niño,ni se te ocurra subirte a un avión no sirve ¿no?

    26 marzo 2015 | 20:23

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.