BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Lo que sí es inclusión, a lo que habría que aspirar siempre

Por una vez me gustaría poder dibujar, hacerlo lo suficientemente bien para poder mostraros lo que ayer vi y me emocionó hasta el punto de tener que contener las lágrimas durante la función de Navidad de Julia.

Os pintaría a muchos niños de cuatro años, unos sentados y otros de pie, vestidos de vivos colores y bailando sin moverse del sitio un villancico bastante marchoso. Entre ellos había un niño con autismo, TGD, TEA… como queráis llamarlo. Un niños sonriente, feliz y un poco abrumado por las circunstancias entre niños sonrientes, felices y un poco abrumadoa por las circunstancias.

Tras el niño había un adulto, una mujer joven vestida de negro que le sujetaba las manos y se las movía imitando los gestos de sus compañeros al ritmo de la música, también sonriente.

Normal que se la viera feliz. Ser profesora terapeuta (PT), maestra de audición y lenguaje (AyL) o auxiliar de niños con necesidades especiales en un colegio a veces será un trabajo duro, estará mal pagado, te comprometerá emocionalmente, rabiarás por los recortes y reportará algunos disgustos. Pero es un buen trabajo, un trabajo que merece la pena y es necesario y que te permite pasar por la vida dejando huella, una huella positiva en muchos niños y en sus familias.

Y yo les veía desde mi asiento, feliz también, recordando que Jaime estuvo igual en ese mismo colegio y en ese mismo escenario varios años antes, también con un adulto ayudándole a participar con todos sus compañeros. Les veía con los ojos cristalizados de lágrimas y pensando que eso sí es inclusión, que tenía delante de mí la estampa perfecta de a lo que hay que aspirar para todos los niños con discapacidad.

Jaime está ahora en un colegio específico para niños con autismo, sólo estuvo los años de infantil con ese modelo inclusivo. Y está mejor ahí que sí me hubiera empeñado en que siguiera en ese mismo colegio en el que ahora está Julia. Igual que muchos otros niños están mejor atendidos en colegios especiales o específicos en los que todos sus compañeros tienen discapacidad, son cinco por clase y les rodean profesionales que también tienen una labor que realmente merece la pena.

Pero están mejor ahí porque no hay una verdadera apuesta institucional por la inclusión, que debería ser la meta a conseguir. No hay voluntad de dotar de recursos a los colegios e institutos convencionales.

Muchos niños con discapacidad comienzan así, en la vía inclusiva. Muy pocos jóvenes con discapacidad acaban en esa vía. La mayoría se van descolgando poco a poco de un sistema que les exige una evolución curricular que no pueden ofrecer (algo absurdo, van a estar inmersos en un mundo, no en un ghetto, en el que tampoco tendrán esa evolución), que se la exige además sin facilitarles los apoyos necesarios.

Ojalá supiera dibujaros lo que ayer vi.

inclusion

Os tendréis que conformar con lo poco que soy capaz de hacer.

7 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Cops

    La principal cualidad que debe tener una expresion artistica… es la capacidad de transmitir a traves de esas imagenes unos valores, unos sentimientos, una expresion, plasmar un sueño que se hace realidad, cualquier cosa que tenga un significado independientemente del talento de la persona y de su edad.
    Un saludo (tu dibujo expresa bien su significado)

    18 diciembre 2014 | 09:15

  2. Pues no dibujas mal!
    El tema de la inclusión creo que va en pañales, aún nos falta mucho como sociedad para ser realmente inclusivos, para dar ese gran paso, y no creo que sea cosa solo de las instituciones, sino de nosotros, las personas de a pie. Tu como madre de un niño autista lo has debido vivir muchas veces, y lo has tratado en este espacio otras tantas, pero nosotros, los que estamos al lado no sabemos (o no queremos saber – bueno no mi caso, pero si en la gran mayoría) cómo facilitar la inclusión para que sea parte el entramado, y no dejar niños descolgados por el camino.

    Ya te he contado que en la clase de ElMayor hay un niño con Síndrome de Asperger y aunque la madre ofreció al colegio dar una charla a los niños para explicarles de qué se trataba, el colegio no la dejó por las políticas de privacidad que hay …. no lo entiendo la verdad, yo creo que el primer paso para incluir es educar, enseñar, explicar y dar herramientas para que la sociedad se sensibilice, entienda, acepte y asuma como parte de la vida que existe la diversidad tanto en el desarrollo y como en la capacidad.

    Haces un grandísimo trabajo desde tu blog en éste sentido, pero aún nos falta tanto por avanzar.

    Gracias por este post.

    18 diciembre 2014 | 09:39

  3. Dice ser miriampi

    No son guetos, son colegios de niños con necesidades específicas donde les enseñan y disfrutan de un entorno parejo, donde consiguen desarrollarse a su ritmo y según sus características, y ser más fuertes y estar mejor preparados para vivir la inclusión en su día a día fuera del aula especial.
    No nos engañemos, un niño con autismo, síndrome de down, etc… en un colegio normalizado, a ciertas edades termina encontrándose mayoritariamente marginado a la hora de empezar a salir en grupo o emparejarse.
    En esas franjas de la adolescencia las relaciones dentro del colegio cambian y lo que era maravilloso de contemplar en infantil, se convierte en una soledad hiriente que se da por sí sola y en la que no se admite acompañante.

    18 diciembre 2014 | 10:44

  4. Dice ser PAR67

    ¿Qué entendemos por “inclusión”?, muy subjetivo resulta el término, ya que nos pasamos la vida intentando “incluirnos” , en distintos grupos, clases, estamentos, otras veces somos nosotros mismos los que nos “incluimos” en aquellos grupos que reúnen individuos con intereses o características parecidas a las nuestras (afinidad); por contra siempre hay grupos de los que nos encontraremos excluidos (bien por falta de dinero, de conocimientos o de un pérfil físico determinado).
    La vida es así con todas las personas, no veo por qué ha de ser distinta con los diferentes estereotipos, lo imprudente es intentar “incluir” o “incluirse” a la fuerza porque no suele salir bien.

    18 diciembre 2014 | 12:03

  5. Dice ser mari mar

    El título, precioso……..y deacuerdo en casi todo.

    “… tenía delante de mí, la estampa perfercta,a lo que hay que aspirar a todos los niños con discapacidad”.

    No, madre reciente, es a lo que deberían de aspirar todos los niños.

    18 diciembre 2014 | 12:47

  6. Dice ser nestor

    Mi hijo tiene síndrome de west y tres años y nueve meses este es su primer año de colegio en un
    colegio especial, y Asier fue su primer festival de Navidad, y de la emoción de ver exactamente
    La misma escena que tu describes tenía que hacer mucho esfuerzo para que no se me faltaran las
    Lágrimas, luego pusieron un vídeo de lo que habían estado preparando con los más pequeños
    Entre ellos mi hijo, fue precioso, y que lastima por el tema de la privacidad no poder tener ese
    Vídeo y poder enseñarlo a mis amigos y familiares. Yo tampoco voy a entrar en ese
    Tema tan arduo y complicado que es la inclusión , pero conmigo ahora mismo si que consiguen normalizar
    Mi vida, gracias cole por darle una festival de Navidad como el de su hermano.

    20 diciembre 2014 | 08:37

  7. Dice ser Peluche

    Muy bien para los profesionales de la educacion que trabajan con la inclusion es mas que un trabajo es una vocacion

    22 diciembre 2014 | 07:02

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.