BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Deberes para casa: ¿sí o no?

Pedro, amigo y profe, me manda una reflexión que quiero compartir con vosotros ahora que ya ha arrancado el curso y los deberes están a la vuelta de la esquina:

a00481549 085

¿Qué objetivo cumplen las tareas para casa? ¿son buenas o malas? Pues dependiendo de a quién preguntes esta respuesta variará y en la mayoría de los casos estará soportada por juicios de valor o tradiciones.

Si perteneces a determinadas Asociaciones de Padres la finalidad de los trabajos para casa van desde el refuerzo de conocimientos adquiridos (¿o no?) en el centro educativo, hasta controlar el trabajo diario de sus hijos. Es curioso también que indiquen que les permiten a los propios padres actualizar sus conocimientos o adquirir otros nuevos.

En el caso de pertenencia a otras Asociaciones de Padres estarás totalmente en contra de cualquier tarea para casa. Incluso apoyarás la huelga contra las tareas de las asociaciones de padres francesas en el año 2012, y probablemente defenderás que promueven la creación de futuros trabajadores dóciles que se saltarán sus horas de trabajo para realizar extraordinarias por la patilla.

Si eres finlandés las tareas para casa serán pocas y tendrán como resultado el aprendizaje…si además luego eres de los primeros en resultado PISA pues genial.

Y si eres coreano…bueno pues allí tendrás un montón de tareas que realizar, tendrás que superar a tus compañeros de clase y si al final eres el primero del mundo en PISA…de nuevo genial. En este caso no importa que el número de suicidios entre personal menor de 24 años sea alarmantemente alto, siempre y cuando te hayas convertido en un coreano de pro (signifique lo que signifique)…pero no me voy a meter por ahí.

Si eres de la universidad de Duke y te llamas Harris Cooper serás citado por los detractores aunque defiendas que lo interesante es la regla de los 10 minutos: empezar con 10 minutos de tarea el primer año para terminar, al final de la secundaria, con 150-160 minutos. Aunque tampoco confíes mucho en ello.

¿Y si me preguntas a mí? Pues te diré que un poco de tarea al día (no más de 15-20 minutos) para repasar lo visto en clase el día anterior, poder preguntar dudas al profesor y reforzar algún aspecto no lo veo mal. Pero si estas son excesivas, repetitivas, impiden que el alumno se socialice con otras personas ajenas a sus estudios; si les hace imposible leer los libros, ver películas, escuchar la música o practicar la actividad física que más les guste estaré totalmente en contra.

No sé vosotros, pero yo estoy de acuerdo con Pedro. Al final el sentido común debería dictar la norma también aquí. Es bueno reforzar algo en casa, sobre todo según se van haciendo mayores, pero no es lógico tener a niños hasta arriba de deberes, incapaces casi de jugar o tener otras actividades como he visto que tienden a hacer en algunos centros.

Y respecto a la etapa que me toca, tener deberes en infantil no es algo que vea mal, pero no me parece necesario. Jugar es los un toca, y se puede aprender mucho jugando. Una partida de parchís en familia me parece mucho más razonable a esa edad que tener que contar y dibujar puntos de dados en una ficha.

Hay muchas formas de aprender a cualquier edad.

34 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Cristina

    Tengo ahora 43 años, y pasé por parvulario, EGB, BUP y COU y Universidad. De una manera u otra, siempre había deberes que hacer. Y no estoy traumatizada (ni ninguno de mis compañer@s, que yo sepa). Y tenía tiempo para ver la tele, socializar y jugar tranquilamente. Y sacaba muy buenas notas. Y dormía estupendamente y sin depresiones. ¿Cuál es el problema con los deberes? Es la única obligación de los niños (y no tan niños) y de paso acostumbrarse a tener pequeñas responsabilidades. Parece que los niños ahora son pequeños tiranitos que se traumatizan con cualquier CHORRADA. Nadie está pidiendo cinco horas de deberes al día, pero un par de horitas jamás hicieron daño a nadie. Menudo cuento que tienen ahora los niños, ja. Y los adultos que están totalmente sometidos a sus caprichos, haciendo el ridículo totalmente. Patético.

    15 septiembre 2014 | 09:21

  2. Dice ser Stwwart Cops

    Dependiendo de la edad del niño, y segun van avanzando pero de una forma progresiva, pienso que es adecuado dedicar un tiempo en casa para actualizar o comprender esas clases en el dia a dia.

    15 septiembre 2014 | 09:50

  3. Dice ser Jeanra

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Cristina.

    15 septiembre 2014 | 10:15

  4. Dice ser marian

    Repasar algo y punto, pero donde han de trabajar es en el aula.
    Yo no me llevo trabajo de la oficina a casa, a no ser muy esporadicamente.
    Francamente Cristina, dos horas diarias de deberes me parecen una barbaridad, yo hasta BUP y con exámenes de por medio no las empleaba en ello y tengo 47.

    15 septiembre 2014 | 10:31

  5. Dice ser Elvira

    Cristina. El problema, en mi caso, no son dos horas de deberes al día. Son cinco o más un día y al día siguiente ninguno. De esta manera, el alumno no es capaz de tener una rutina.
    Me parece genial que tu no tuvieras traumas en tu etapa escolar, pero la educación a día de hoy no tiene nada que ver con nuestra querida EGB. No sé si tendrás hijos donde puedas comprobarlo.

    También que casualidad que en los paises que la educación es mejor que la nuestra, no tienen apenas deberes para hacer en casa.

    Yo no estoy en contra de los deberes en casa. Estoy en contra de que esos deberes sean un trauma para los niños y ojo! yo no tengo hijos que se traumaticen con cualquier chorrada como dices.

    15 septiembre 2014 | 10:38

  6. Dice ser Almudena Fer

    Cristina, ¿un par de horitas al día? ¿es la única obligación? Vamos a ver, mis hijos se pasan en el colegio en clase de 9 a 16 h. y luego en extraescolar hasta las cinco porque no los puedo recoger antes. Y esa es la tónica general. ¿y todavía quieres que despues tengan 2 horitas de deberes? No se trata de que se traumaticen, sino de que tengan tiempo para ser niños y para cosas tan educativas y necesarias como jugar un rato con sus amigos en el parque.
    Yo no soy completamente antideberes, tampoco es que esté a favor. Quince o veinte minutos está bien, y depende de en que consistan. En infantil creo que no debería haber . Leerles cuentos y jugar con ellos deberían ser los deberes para los padres. Y en primer ciclo también los mejores deberes es que lean. Aunque tampoco me convence mucho que se lo pongan como obligación, lo de “15 minutos de lectura diaria”, no me gusta nada. Hay que animar al niño a leer, si, pero no creo que la mejor manera sea obligarle.
    En el cole de mis hijos mandan bastante deberes, sobretodo según dicen a partir de tercero. Este año mi hija hace tercero, ya veremos, de momento este fin de semana ya ha traido bastantes sólo de inglés.

    15 septiembre 2014 | 10:54

  7. Dice ser D Oferta

    El yema deberes si ó no es largo. Yo creo que si, pero siempre en una medida mínima simplemente para crear hábitos de estudio, no por “poner”

    salu2

    http://deoferta.hol.es/blog/22-blog/865-libros-de-texto-gratis.html

    15 septiembre 2014 | 11:00

  8. Dice ser Luisa

    Yo no soy partidaria que traigan deberes a casa. Entre otras cosas, porque la mayoría de veces el niño se da cuenta que su madre no tiene ni pajolera idea de casi nada, buf http://goo.gl/yKIzJJ

    15 septiembre 2014 | 11:53

  9. Dice ser KKK

    Vamos por partes, la respuesta a este tipo de preguntas siempre es “depende”. Depende de la edad, depende la actitud, depende de la aptitud,…
    Los deberes no se pueden medir en tiempo, sino en cantidad, diez multiplicaciones pueden llevar a un crío 3 minutos y a otro 20 siendo del mismo curso, hay quien necesita refuerzo para llegar del 4 al 5 y hay quien necesita afianzar para llegar del 9 al 10.
    Lo que está claro es que el niño no puede aprender en casa, la comunicación entre padres y profesores es primordial sea cual sea el caso del alumno para atender sus necesidades, las clases particulares deberían ser siempre el último recurso.
    Los deberes en casa de un día para otro están bien para crear una rutina de esfuerzo, para controlar como se desenvuelve por sus propios medios el alumno y como usa las fuentes de información, sean un diccionario o Google.
    Igual que no se puede pretender repasar toda una asignatura el día antes del examen, en cursos superiores también hay trabajos más densos, individuales o en grupo, que si el alumno no tiene esa capacidad de esfuerzo supondran un quebradero de cabeza.
    Ya el día que sean adultos en el mundo laboral ellos decidirán si quieren llevarse trabajo a casa o ayudar a sus hijos con los deberes.

    15 septiembre 2014 | 12:17

  10. Dice ser alotofbeercans

    En general me parecen mal. Estoy con la idea de que enseñar a las personas a prescindir de su tiempo libre para “rendir” más es malo por sí mismo. Pero lo peor es cuando hay varios profesores que asumen que su asignatura merece toda la atención de sus alumnos (lo cual es imposible cumplir). Si se van a poner deberes, al menos alguien debería supervisarlos desde la fuente y coordinar.

    15 septiembre 2014 | 12:31

  11. Dice ser Nava

    Pienso que un poco de trabajo en casa refuerza, sobretodo teniendo en cuenta las clases saturadas de niños en las que los profesores no pueden dedicar tanto tiempo a cada niño como seria necesario. Pero como decís, teniendo como objetivo el aprendizaje y que tomen conciencia que a medida que crezcan se tienen que hacer responsables del estudiar para exámenes y trabajos. Esta forma de evaluación no es que emocione demasiado, pero así es el sistema educativo. Es interesante estas reflexiones e iniciativas para ir metiendo en la mollera de los padres, profesores e instituciones que los niños son niños y ademas de sobrecargarles de trabajo deben de jugar y ser niños.

    15 septiembre 2014 | 12:40

  12. Dice ser josemanuel

    Los deberes en casa son completamente discriminatorios, poner a los niños a aprender fuera del entorno escolar implica que la igualdad de oportunidades se rompe, porque no tendrá las mismas condiciones ni el mismo apoyo quien vive con padres universitarios que universitarios, quien vive amenazado por un deshaucio que el que tiene todo tipo de lujos en casa, etc.. Los deberes en casa lo único que producen es que se aumente la brecha entre los que tienen más recursos humanos y materiales y los que tienen menos. Los deberes en casa deberían estar prohibidos por ley, y eso sin contar con que muchos niños tienen horarios escolares más amplios que sus padres trabajadores, especialmente los que tiene jornada partida. Para mí debería ser de carcel mandar deberes extraescolares a los niños.

    15 septiembre 2014 | 13:07

  13. Dice ser cand

    Mi hijo tiene horario partido, se queda a comer en el cole porque sino sería inviable hacerlo a un ritmo saludable sin miedo al atragantamiento, tiene extra escolar de inglés una hora diaria y luego dos veces por semana kenpo, si encima tiene que hacer dos horas de tarea diarias, la me que traumo soy yo directamente

    15 septiembre 2014 | 13:43

  14. Dice ser Cristina

    Almudena Fer: si tener hijos en casos como el tuyo significa machacarlos a actividades extraescolares porque no sabéis qué hacer con ellos… pues no los haber tenido. ¿Para qué los quieres? ¿Para cumplir con la sociedad? Qué padres más guays: harto a los niños de extraescolares pero eso sí, me escandalizo con los deberes. No me fastidies, qué hipocresía, la verdad. ¿Cuántos años tienes? Poquitos, supongo, seguro que tú apenas tenías deberes. Insisto, ningún trauma por haberlos tenido. Ahora los niños son de mantequilla. Por dios, ¿qué adultos van a ser si ni siquiera podemos ponerles UN POCO de rutina para que, a su nivel y para su edad, sepan acostumbrarse a sus pequeñas responsabilidades. Déjame adivinar. ¿a que eres de las que ya sólo ve películas infantiles con ellos? Ja,ja,ja, me encanta cómo se es padre ahora. Mis padres además de padres seguían siendo personas, con vida propia, y tiempo para ellos mismos, no sólo para sus hijos. Pero por supuesto en gustos (y educación de los hijos) no hay nada escrito. Eso sí, luego no nos quejemos.

    15 septiembre 2014 | 13:45

  15. Dice ser Cristina

    Luisa, sin comentarios sobre tu razonamiento, hija. Los deberes son para los niños, no para sus padres. Y si no sabes ayudarles, pues que se apañen sólos, que así aprenden también a hacer las cosas mal.

    15 septiembre 2014 | 13:46

  16. Dice ser Cristina

    Huy, me borran los comentarios! Parece que no gusta todo lo que no sea babear con la pa/maternidad. Censura pura y dura.

    15 septiembre 2014 | 13:50

  17. Dice ser salva

    solo hay que ver que españa esta a la cabeza en cuanto a fracaso escolar durante muchos años, en el resto de Europa son inexistentes en casi todos los paises, hoy en dia la educación sigue siendo una criba de elementos utiles para el sistema capitalista…..la prueba la teneis en todos esos amigos que tenemos parados con grandes titulos, arquitectos, aparejadores, delineantes, ingenieros, etc..etc….

    haber si despertamos…..

    15 septiembre 2014 | 14:04

  18. Dice ser Almudena

    Cristina, primero, tengo casi cincuenta años, los cumplo en unos días, así que primera equivocación. He sido madre a los 41, fíjate. No sólo he tenido deberes, sino que además sino los llevaba hechos no es que me castigaran, es que me caía un tortazo o un reglazo, a pesar de lo cual no me he traumatizado. Aún así, hasta BUP jamás tuve dos horas diarias de deberes.
    Mis hijos se quedan a extraescolares porque su padre y yo trabajamos y o los dejo a desayuno o a extraescolar. No me parece que una hora diaria de extraescolares sea machacarles, la verdad. Me parece mucho mejor que pàsen una hora practicando deporte y/o bailes, que son las extraescolares que hacen, que dos horas haciendo deberes. Y fijate, hasta tienen más extraescolares fuera del cole. El niño va un día a la semana a clases de teatro que le encanta ¡dos horas! y soy tan mala madre que si ese día tiene deberes ¡no los hace! Y la niña a pintura, los viernes, eso no le interfiere en los deberes. Lo que no van, te lo aseguro, es a chino, inglés o kumon. Y las de fuera del cole, cuando no quieran ir, pues no iran.
    ¿en que quedamos? ¿los llevo a extraexcolares porque no sé qué hacer con ellos o sólo veo películas infantiles y no tengo vida? Veo películas infantiles y no infantiles con ellos, veo películas no infantiles sin ellos, salgo de vez en cuando sin ellos, poco en pareja , porque los abuelos son mayores y no se los puedo dejar mucho y no me apetece dejarlos con un canguro, y otras veces los dejo con su padre y salgo con amigas. Me he apañado para hacer amistad con otros padres y así podemos salir, los niños juegan y nosotros charlamos. Y son unos años, en cuanto tengan 12 o 13 podré hacer más cosas sin ellos. Y además ¿sabes? es que disfruto haciendo cosas con ellos. De todas formas, no se porque te estoy dando tantas explicaciones, la verdad
    Y por último ¿de qué me he quejado?

    Un saludo

    15 septiembre 2014 | 14:15

  19. Dice ser Umm

    Me da que Cristina no tiene hijos. De acuerdo contigo Almudena.

    15 septiembre 2014 | 14:49

  20. Dice ser freedom

    Los deberes son necesarios, sobre todo en ciertas asignaturas como matemáticas que requieren práctica. Todos los hemos hecho. Y sí , lo malo es que quitan mucho tiempo para otras cosas como vida social, jugar etc… Seguramente muchos padres españoles consideran, puede que acertadamente, que no vale la pena el sacrificio.
    Luego se preocupan de que no tengamos tan buenos resultados en pisa como Finlandia y Corea. Al final lo que pasa es que (y esto es algo que la gente no quiere admitir) para obtener buenos resultados eso implica meter más presión a los alumnos. Tanto en la escuela, como en la familia como a nivel de valoración social. Y eso también tiene un coste. No es cierto que en Finlandia no manden deberes, claro que los mandan y de hecho no llevarlos hecho supone una vergüenza gravísima. Aparte es uno de los países del mundo con mayor tasa de suicidios. Nada que ver con España. Veo a los padres españoles exigiendo mejores resultados de los alumnos, pero eso sí sin esfuerzo. Eso es imposible. Además en cuanto vieran que se les empieza a meter presión a sus chavales, pondrían el grito en el cielo.
    Pero ya digo que al final en el fondo puede que los españoles tengamos mejor filosofía de vida, pues al final lo que te abre realmente puertas en la vida es estar bien psicológicamente y saber relacionarte y entenderte con la gente, compañeros o clientes. Y no tanto hacer una raíz cuadrada.

    15 septiembre 2014 | 15:35

  21. Dice ser albitaguapa2

    a ver si despertamos. Deberes sí, pero con moderación, y en fin los padres que se quejan de lo que trabaja su hijo en clase ya es recochineo, si no hacen nada y el nivel es de risa, lo que no quieren es que les den la lata

    15 septiembre 2014 | 17:03

  22. Dice ser mari mar

    Pues yo estoy por el equilibrio y el sentido común.

    Y a ver si nos dejamos de hacer juicios de valor sobre los demás ni de cuestionar si ejercemos responsablemente de madres…….faltaba más!!!!!!!

    15 septiembre 2014 | 18:53

  23. Dice ser Tia de SobrinoS

    Pues yo creo que los deberes deberían ser voluntarios…es decir, que los maestros los manden y los niños que lo necesiten o quieran que los hagan y los que no, pues no. Se debe premiar el aprendizaje no importa como este se produzca…si hay niños que necesitan deberes para aprender tendran que hacerlos pero si otros no los necesitan no tendran que hacerlos…

    Y que mania con lo de coger una rutina de estudio…tu puedes crear esa rutina de que el niños se siente a hacer los deberes y luego en el instituto se sentara a estudiar por rutina, pero no quiere decir ni que vaya a aprobar, ni que vaya a aprender.

    Hay que crear un gusto por el aprendizaje, no una rutina de hacer deberes….

    15 septiembre 2014 | 23:45

  24. Dice ser Trigolimpio

    DEBERES=MALOS MAESTROS
    .
    …No creo que sea aconsejable tener a un niño secuestrado toda la mañana en el colegio para después prolongar su agonía con más tareas. Los deberes están asociados al castigo, a la esclavitud, a la falta de tiempo libre, a épocas represivas. Y, por supuesto, a la incapacidad del maestro para aprovechar correctamente su horario lectivo. Si nuestros maestros fueran buenos profesionales tendrían bastante con las horas de la mañana y relacionarían la formación a la diversión. Pero no es así.
    .
    …Los deberes coartan la libertad del niño, su ocio por las tardes y, con ello, su desarrollo natural cognitivo. Con los deberes nuestros hijos comienzan a formar parte de un sistema diseñado por el Estado para crear futuros currantes. No alumnos deseosos de recibir formación, de aprender, sino individuos insertados en una educación masificada, con sistemas de aprendizaje globales y en centros formativos diseñados para el futuro trabajo rutinario.
    .
    …Los deberes generan animadversión al estudio, al colegio y, por supuesto, al maestro (la única pieza perenne dentro de nuestro sistema educativo. ¿Para cuándo el reciclaje formativo de nuestros maestros públicos? ¿Para cuándo los exámenes anuales y los cursos pedagógicos a nuestros profesionales para actualizarlos en los avances tecnológicos y los nuevos sistemas didácticos? No todo puede ser aprobar unas oposiciones de memoria, cobrar 3000 euros al mes y echarse a dormir). El maestro odiado por sus alumnos debería de ser sancionado por la Administración y él mismo considerarse un cretino y un sinvergüenza. Muchos de nosotros abandonamos en su día los estudios a causa de estos vividores de la Educación pública.
    .
    …Los maestros son los responsables directos del fracaso escolar de nuestros críos. Imponen deberes a los alumnos, que luego sufren a partes iguales padres e hijos. Desarrollan sistemas de aprendizaje caducos basados en la memorización y los trabajos forzosos. Sus deberes no permiten a los padres conciliar su vida profesional con la familiar. Sin embargo, ellos sólo se dedican a engordar y a echar papada. No les importa la idiosincrasia de cada alumno, los distintos ritmos de aprendizaje, los entornos familiares, el nivel de aprobados o suspensos.
    .
    …Todos los informes PISA ponen a nuestro país de vuelta y media. Nos sitúan a la cola educativa respecto a nuestros vecinos europeos. Eso ya nos debe de dar una pista de por dónde han de meterse los maestros sus deberes.

    16 septiembre 2014 | 00:48

  25. Dice ser Cristina

    Vamos, que según Trigolimpio y otras opiniones, los niños deberían estar todo el día triscando por el campo tan felices. A mí también me parecería perfecto, si no fuera porque cuando yo (y los que opinan eso) nos jubilemos, esos niños serán los adultos que tendrán que “mantener” el sistema. Y venga dios y lo vea, como sigan las cosas tal cual, de los últimos en PISA con el cuento de “se me traumatiza mi niño”. Si ya ni siquiera les puede reñir en la escuela cuando insultan al docente de turno o cosas similares. Yo NO he dicho que haya que machacar al niño con deberes, pero de ahí a que no haga nada de nada en casa… Si no fuera porque ahora aprueba cualquiera y nadie repite curso (es un decir), porque, de nuevo, se me traumatiza mi niño… ¿Nadie se pregunta por qué ahora estamos de los últimos en PISA (con deberes o no) y hace 30 años éramos estupendos? Pero oye, por dios, lo más importante en esta sociedad: que no se traumatice mi niño.
    Y, por cierto, tengo una hija de 15 años. Pero por descontado nunca he consentido ni que domine mi vida, ni que haga lo que le dé la gana ahora que todavía no le corresponde. Pero es cuestión de maneras.

    16 septiembre 2014 | 07:52

  26. Dice ser mari mar

    @TÍA DE SOBRINOS: Muy deacuerdo (a rasgos generales) con tu comentario.

    Se nos olvida que lo importante no son las notas, si no aprender.

    16 septiembre 2014 | 10:08

  27. Dice ser Almudena Fer

    Cristina, por favor, ¿me puedes pasar los datos en que te basas para decir que hace 30 años eramos estupendos en educación? Porque yo la única referencia que tengo es el estudio PISA de adultos, y salimos aún peor que en los PISA de 15 años. Nunca hemos tenido buenos resultados.
    Trigolimpio ¿3.000 euros al mes? ¿los maestros? ¿estas seguro?
    Tía de sobrinos, excelente comentario, como de costumbre. Efectivamente, lo que importa es fomentar el gusto por aprender.

    16 septiembre 2014 | 10:35

  28. Dice ser marian

    Mi hijo va a un colegio concertado, por lo que tiene ciertas horas lectivas en las que da la asignatura de religión, a partir de segundo de primaria tuvo que ir dos años a la catequesis para poder hacer la comunción, pues aún así, el Párroco nos “acusó” de que los niños no se sabían ciertas oraciones….¿mande?, ¿entonces que hacen en clase y en catequesis?… por lo visto se las teníamos que enseñar nosotros en casa (deberes), aún estoy perpleja, ¿enserio se pasan las horas que se pasan en el colegio para no aprender la mitad de la mitad y dejar para casa el resto?.
    Yo no creo que mejoremos en el mencionado informe porque se manden deberes, lo que hay que hacer es enseñar y evaluar en condiciones, tanto en forma, como en cantidad como en contenido y dejarse de pamplinas, de esa forma los padres sabrán cuándo y cómo reforzar si es preciso.

    16 septiembre 2014 | 10:37

  29. Dice ser Cristina

    Almudena Fer, te contesto rapidísimo: como yo opino que no todo son las notas, éramos estupendos porque éramos e-du-ca-dos, no teníamos problemas con la “autoridad” (jamás vi a nadie insultar al docente en clase, y jamás vi a ningún docente castigar físicamente a nadie, con lo cual la “autoridad” se presuponía sin castigos corporales). Echa un vistacito (por ejemplo) a los conocimientos medios que tenía un nene de hace 30 años y los que tienen ahora. Cultura general, me refiero. Me baso en cómo somos los adultos que éramos niños hace 30 años, en cómo éramos esos niños/adolescentes, y en cómo son los adolescentes ahora, que dan grima. ¿Acaso la mayoría conocen las expresiones “por favor” y “gracias”? ¿has visto a muchos que cedan el asiento a una persona mayor/mujer embarazada/similar? No hablo sólo de conocimientos (que también) sino de educación como persona. Y, sinceramente, la mayoría dan ganas de llorar (y sí, desgraciadamente tengo que soportarlos de forma habitual).

    16 septiembre 2014 | 10:50

  30. Dice ser Almudena Fer

    ¿Nunca viste a un docente castigar físicamente a nadie? Enhorabuena. Efectivamente por tu edad, ya se estaba dejando de pegar cuando tú empezaste el colegio. Aunque tengo amigos de 40/41 años que todavía han recibido algún que otro castigo físico. Desde luego, muy pocos años antes, la autoridad estaba muy relacionada con los castigos corporales. La autoridad entendida como no rechistar en clase, claro. La autoridad moral la tenían otros maestros, que también los había, y que no necesitaban poner la mano encima a nadie.

    Las apreciaciones generales sobre como son los jovenes/niños ahora, pues no me sirven. Según mi padre, mi generación es medio analfabeta y no se puede comparar el plan de estudios de su bachillerato con el BUP. Claro, se refiere al aproximadamente 10% que estudió bachillerato en su generación. Y mi abuelo decía que no teníamos urbanidad, que había que ceder la derecha cuando se andaba por la calle y sujetar las puertas a las señoras. Y textos de escritores clásicos griegos criticando “la mala educación de la juventud actual” También hablando sobre la crisis del teatro, esto no tiene nada que ver aquí, pero es una muestra más de que no hay nada nuevo bajo el sol. A todos nos parece que nuestra generación era más culta, más educada y con más valores que la siguiente. Sin ir más lejos, y no lo tomes cómo un ataque personal, por la edad de mis hijos me relaciono mucho con los nacidos en los 70, tengo grandes amigos entre ellos, pero en general cómo generación me gustan menos que los de los 60, qué es la mía.
    Un saludo

    16 septiembre 2014 | 11:18

  31. Dice ser Cristina

    Supongo que en lo que dices en tu último comentario tienes razón. Almudena Fer, yo también he oído contar a generaciones anteriores que eran mejores que las de después. Además me doy cuenta de que con la edad cambia el punto de vista de la gente (lo digo por mí). Sinceramente opino que los adolescentes de ahora son mucho peor educados que los de entonces, y creo que me baso en hechos objetivos. Pero también pienso que tienes parte de razón en lo que dices. Gracias por el debate!
    Un cordial saludo.

    16 septiembre 2014 | 11:40

  32. Dice ser maluenda

    Es cierto que se han perdido valores, hemos pasado de un extremo al otro y hoy hay una juventud con cultura de botellón (no toda, claro está).
    El sistema educativo resulta penoso, no se empieza a leer hasta los 6 años, se da un curso en dos (al menos en primaria), por lo que están repitiendo los mismos conceptos sin ampliar en 2º, 4º y 6º, se fijan tanto tantísimo en su propia Comunidad Autónoma, que los de Cadiz no solo piensan que Teruel no exite, sino que Burgos es nombre de queso (es un ejemplo sin ánimo de ofender).
    Cuando salen de su brillante carrera universitaria, no saben lo que es un cargo, un abonare, una letra…eso por no decir que los que van más allá y tienen varios masters e idiomas incluido chino (pero de aquella manera), no saben descifrar la factura de la luz (real, no me lo invento, no se ni yo).
    Tenemos además del nivel intelectual por los suelos, una cultura de sacrificio y nivel de frustración bajo mínimos.
    El principio del cambio: ¿dos horas diarias de deberes en casa? ya…. merendando queso Burgos.

    16 septiembre 2014 | 11:42

  33. Dice ser Almudena Fer

    Gracias a ti, Cristina. Empezamos con mal pié, pero bien está lo que bien acaba.
    Un cordial sludo

    16 septiembre 2014 | 11:52

  34. Dice ser Inés

    Aquí una de finales de los 70 que ha visto castigos físicos en las clases y una sensación de miedo al profesor enmascarada de respeto a la autoridad. No estoy traumatizada, pero tendría mejor recuerdo de mis profesores si la relación hubiera sido como la que tienen mis hijos con los suyos.

    Me hace gracia la guerra “generacional”. Cada uno piensa/pensamos que nuestra generación es la mejor, pero, ¿quién ha educado a nuestra generación NINI? Pues los estupendos y bien educados niños de los 60, que se han preocupado más de su posición que de sus hijos. Así que el “mi generación es la mejor” y “los niños de ahora no saben nada” no me vale.

    Y entono el mea culpa con mi propia generación. Veremos cómo salen los niños nacidos a partir del 2000 con tanta bobada de traumas, extraescolares a diario, chino, kumon y demás historias,…., pero si salen mal será por nuestra culpa.

    Por otra parte, con respecto al tema de los deberes, en el medio está la virtud. Y aún reconociendo que es muy difícil establecer un criterio común para todos los alumnos de una clase, yo estoy a favor de los deberes siempre que sean los alumnos los que se responsabilicen de ellos y no los padres los destinatarios de los mismos (los deberes en Infantil son deberes para los padres y no para los hijos) y siempre que tengan relación con la materia (que una ha visto pedir muchas cosas raras).

    17 septiembre 2014 | 22:30

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.