BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

¿La #conciliación existe o son los padres?

Portada_MamiConciliaConciliación e inclusión tienen mucho que ver, Cuando oigo hablar de conciliación, de la necesidad de compaginar sana e inteligentemente vida personal y laboral, siempre me acuerdo de la inclusión, la necesidad de incluir a las personas con discapacidad en todas las facetas de la vida.

Inclusión. Conciliación. Palabras y conceptos hermosos
, justos y necesarios por los que merece la pena luchar, que raramente se cumplen en su plena expresión, que en muchos casos se aplican de manera insatisfactoria, incompleta, por falta de recursos o voluntad, que con frecuencia generan batallas internas y externas.

Mucho por andar, aunque simplemente que hablemos de ellos, que aspiremos a ellos, ya es un gran paso.

Cuatro de cada diez mujeres han renunciado a trabajos o ascensos para conciliar. Es una noticia que ha salido a la luz hace muy poco basada en una encuesta a 1.500 mujeres ralizada por la Fundación Pzifer y que también dice que un tercio de la población activa española afirma que tiene problemas para conciliar su vida laboral y personal

No necesito ver el muestreo o buscarle las cosquillas al estudio. Me lo creo. Es la realidad que nos rodea. Una realidad muy obvia de la que nació el libro cooperativo, el proyecto de la madre reciente Usue Madinaveitia. #MamiConcilia. Hace mucho que quería hablaros de MamiConcilia. Si queréis leer el libro, que es completamente gratuito, solo tenéis que entrar aquí. Os lo recomiendo. Os aseguro que os conmoverá.

En él se recogen las experiencias personales de conciliación de 28 mujeres directivas, experiencias de todo tipo, en todos los tonos, que generan distintas reflexiones y que muestran lo lejos que estamos de vivir en una sociedad en la que se pueda conciliar trabajo y vida personal y laboral. Entendiendo siempre la conciliación como algo necesario más allá de que se tengan niños o no, aunque la necesidad de adaptar por fuerza nuestros horarios para atender las demandas y horarios de nuestros hijos sea lo que más pone de manifiesto las carencias existentes.

Estuve hace un par de semanas en la presentación del libro, hablando de techos de cristal y de cemento, de cómo la cultura empresarial existente coloca a las mujeres con cargos de responsabilidad en un brete cuando quieren dedicarse a sus hijos, conociendo distintas experiencias. Me llamó la atención ese día cómo todas las madres estamos deseosas de compartir, de explicar nuestras batallitas conciliadoras. Todas tenemos una historia que contar sobre cómo nos organizamos, a qué tuvimos que renunciar laboral o personalmente, los cambios que tuvimos que afrontar de horarios, funciones, ambiciones o empleo, sobre a qué le damos importancia o a qué hemos dejado de dársela. Como las batallitas de la mili, pero en femenino.

Hubo otro factor que no me sorprendió en absoluto, pero que también es reseñable. Parece que hablar y exigir conciliación es una lucha eminentemente femenina. Entiendo que en este momento sea así, pero no debería serlo.

Y volviendo al título del post. La plena conciliación aún no existe, la conciliación a día de hoy son los abuelos, las renuncias y los sacrificios. Y eso cuando hay suerte de tener un trabajo que nos obligue a conciliar.

Algunas microreflexiones extraídas de twitter. Si queréis sumaros el hashtag es #MamiConcilia.


//

34 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser mari mar

    Con todo lo que hemos evolucionado, por que creo que sí, que en general, lo hemos hecho,la conciliación
    es LA GRAN CUENTA PENDIENTE.

    Se ha evolucionado poco: no existe proporción entre la evolución laboral acontecida y la realidad social y familiar.
    Se ha evolucionado mal: seguimos viviendo en una sociedad que dista de ser igualitaria.
    Hemos sufrido regresión: en lo poquito avanzado, hemos perdido mucho con la precariedad laboral y ésto afecta muchísimo a la conciliación.

    13 Junio 2014 | 10:23

  2. Dice ser Marian

    Es que todo no puede ser, o cómo sería: ¿que los padres tuviéramos cuatro meses de vacaciones como los críos?, ¿nuestros horarios como los de los colegios pero entrando media hora más tarde (para que nos de tiempo a llevarlos al cole) y saliendo media hora antes (para llegar a tiempo a por ellos)? o ¿poner más horas de colegio a los niños, según nuestros propios horarios?.
    Nos quejamos de vicio porque hace 40 años no existía este problema, entre otras cosas porque la mayoría de madres no trabajaban, ahora sí tenemos la opción de trabajar ambos miembros de la pareja (el que lo encuentre o mantenga el trabajo, claro), solo hay que compaginar.
    Pienso que la conciliación está en trabajar media jornada uno de los padres y/o guarderías, programas de verano de los Ayuntamientos, campamentos, abuelos, etc…. es que repito, todo no puede ser en esta vida.

    13 Junio 2014 | 10:30

  3. Dice ser Manuel

    En la vida “teta y sopa no cabe en la boca”. La mujer tiene el don de poder ser madre y eso es un gran privilegio pero tiene unas consecuencias que, hoy día, parece que las propias mujeres no asumen. La naturaleza es sabia y cada uno debe aceptar su rol dentro de esa naturaleza http://goo.gl/7ZCouf

    13 Junio 2014 | 10:38

  4. Dice ser nen

    Conciliación, es una palabra-timo.
    No existe, no es real, no es posible.
    Nos han enchufado un rollo consumista-laboral en el que la familia ha perdido uno de sus soportes mas importantes: Que uno de los progenitores (me da igual el que ella) dedique una parte importante de su tiempo y esfuerzo al día a día, a la casa, a engrasar la convivencia entre los miembros de la familia y generar con su trabajo bienestar en el hogar.
    Al final resulta que con dos sueldos no somos mas ricos, solo lo pagamos todo el doble de caro y pasa la vida entre carreras para intentar llegar a todas partes, sentimiento de culpa por no dedicar el tiempo que se desea a la familia y sufrimiento ante la idea de que si falta uno de los sueldos la economía doméstica se va al traste.

    13 Junio 2014 | 10:41

  5. Dice ser albitaguapa2

    conciliacion no puede ser trabajar menos, cobrar igual y luego irse a un parque a reirse de loss que curramos de verdad

    13 Junio 2014 | 10:51

  6. Dice ser antihielo

    @nen

    exactamente, eso es. Literalmente lo has clavado, coincido 100% con tu comentario.

    Señores! (y señoras)… que nos han timado! antes con un sueldo vivía una familia de mayor o menor tamaño, y ahorrando y con cabeza podías aspirar a una casa en propiedad pagada poco a poco, año a año… lo que estaba mal es que siempre era la mujer la que quedaba económicamente dependiente de su marido… ahora podemos esperar a lo mismo (o menos!) pero con dos sueldos, con uno ya no llega para nada!

    nos han tomado el pelo pero bien tomado, en tan sólo unas pocas décadas. Los peor parados? los hijos.

    13 Junio 2014 | 11:06

  7. Dice ser Paz

    Varias cosas:
    1. No se puede pretender tener hijos y que tu vida sea exactamente IGUAL a cuando no los tenías.
    2. Estar en el trabajo más horas no implica trabajar más. Cuando eso esté dentro de la cultura laboral, al igual que el trabajo por objetivos y demás, será todo bastante más sencillo.
    3. Si cada uno tuviera vida además del trabajo, empezando por los jefes, también todo sería más sencillo.

    13 Junio 2014 | 11:17

  8. Dice ser Jean

    Cuando el marido tiene un buen sueldo, no hace falta que sea un supersueldo, la conciliación queda resuelta ipso facto. A la mujer, el feminismo le ha llevado a una huida hacia delante y sin freno, el resultado ha sido que la familia, hoy día, está herida de muerte.

    13 Junio 2014 | 11:17

  9. Dice ser rofi

    Dentro de poco y para poder tener piso y pagar gastos, los matrimonios, parejas o similares, van a tener que estar constituidos por cuatro miembros, así si uno queda en paro, los otros tres arrean.

    13 Junio 2014 | 11:22

  10. Dice ser mari mar

    …..sólo hay que leer los comentarios, para ver que no existe ni siquiera la más mínima concienciación sobre conciliación familiar.
    Lo dicho, no se ha evolucinado nada.

    13 Junio 2014 | 11:51

  11. Dice ser camila

    Otra parte de la conciliación es tener uno o dos hijos, no ocho como hace años.
    Los tiempos cambian, hay que adaptarse y dejar de quejarse, sino es fácil, uno deja de trabajar y a cuidar hijos, y a quitar gastos superfluos como se hacía antes, o simplemente en lugar de tener hijos, tienes perro.

    13 Junio 2014 | 12:20

  12. Dice ser ferman32

    ¿Qué propones Mari Mar para conciliar?

    13 Junio 2014 | 12:21

  13. Dice ser Almudena

    Mari Mar, me has quitado las palabaras de la boca. Pero no me sorprende. Yo soy funcionaria, tengo una jornada de siete horas y media a realizar entre las 7:30 y las 16 h. No es mal horario, pero aun asi tengo pedida una reducción de hora y media para cuidado de hijos CON REDUCCION PROPORCIONAL DE SUELDO (lo pongo en mayúsculas para que les quede claro a algunos) y lo que percibo en mi entorno es la consideración de que no me se organizar, que soy poco sacrificada y varias veces me han preguntado que hasta cuando pienso seguir con la reducción. ¡pues hasta que quiera y legalmente pueda! y . Y en el mes de julio la amplio, para amoldarme al horario de los campamentos. Porque es mi derecho y lo ejerzo. Y esto parece que a muchos les molesta.
    En cuanto a la iniciativa pues me parece muy bien, pero… #mamiconcilia . Vale. ¿y papi? ¿él sólo tiene que traer el sueldo a casa y a disfrutar del reposo del guerrero? Ya se que no es la intención. Vale que la realidad es la que es, y que en la mayoría de los casos la que concilia es la madre. Pero es que al estar planteando la conciliación como algo que beneficia a la mujer porque es la realidad, se acaba dando por hecho que la responsabilidad del hogar y los hijos es de ella. En la linea del post de Revenga, Madres diéteticamente ineptas, con este desafortunadísimo título está dando la responsabilidad de la alimentación de los hijos en exclusiva a las madres. Lo que me da que no es ni de lejos lo que él piensa. Pero se nos escapa sin darnos cuenta

    Madre reciente ¿¿ellos lo tienen más difícil?? si, seguro, si a las madres que intentamos conciliar nos ponen pegas, seguro que a ellos más y los miran peor. Pero ¿eso es una justificación para que la mayoría ni lo intente? ¿es que nosotras no hemos tenido casi siempre las cosas más difíciles? ¿es que nos han regalado alglo? Lo tienen difícil, pero si lo quieren, que luchen por ello. Que muchas vamos a estar ahí, apoyándoles..
    En lo de la conciliación mental, totalmente de acuerdo. Y ahí si que las madres lo tenemos aún más difícl. Son muchos siglos caragando nosotras con la responsabilidad, entre otras cosas por razones biológicas de peso, no lo vamos a negar. Pero todo se puede cambiar, los últimos avances en neurociencia demuestran la plasticidad del cerebro, lleva tiempo, pero seguro que se puede conseguir.

    13 Junio 2014 | 12:35

  14. Dice ser marcia

    Almudena, que tu puedas racionarte las horas de trabajo como te convenga legalmente, no es que moleste, es que en la empresa privada esos privilegios no existen, antes de pedir conciliación (que a ciencia cierta no se muy bien qué es lo que se quiere), habrá que pedir igualdad de las condiciones laborales digo yo.
    Lo tuyo sí es una conciliación=poder elegir, no se qué más quieres francamente.

    13 Junio 2014 | 12:46

  15. masquemedios

    Muchas gracias, Madre reciente.
    En muchos de los comentarios se ve que el problema es grave, porque ni siquiera se ve la necesidad de esa conciliación…y algunos lo ven como un privilegio que sólo provoca envidias.
    #mamiconcilia en un título pero, como saben los que han leído el libro, también hay casos diferentes (una abuela, una hija con madre enferma, un padre que se queda en casa para que su mujer triunfe en su profesión,…) pero refleja un fenómeno que, por el momento, afecta más a las madres.
    Con post como éste y con libros como mamiconcilia puede que acabe siendo un tema de todos porque todos estemos concienciados.

    13 Junio 2014 | 13:05

  16. Dice ser Inés

    Mas que avanzar, hemos ido para atrás.
    Ahora las mujeres no trabajan para realizarse o ser millonarias, trabajan PARA COMER porque el sueldo del marido no llega. El problema es que nosotras hemos salido de casa para trabajar (por necesidad) y ellos no han entrado, así que nosotras tenemos 2 trabajos y ellos siguen igual que los hombres de generaciones anteriores. Y sí, habrá casos de maridos muy apañados, pero yo no conozco ninguno, y digo bien, NINGUNO que haga lo mismo que su mujer en casa y con los niños.

    Por si esto fuera poco, cuando se habla de conciliación, reducciones de jornada, guarderías,…., siempre se alude a las madres. Los hombres también se pueden reducir la jornada, pero, ay amigo, es que el trabajo en casa es mucho más duro. No les interesa.

    Y para rematar, la sociedad recrimina actitudes a las mujeres, pero no a los hombres. Vease el caso Casillas-Carbonero. Sara ha tenido que aguantar comentarios tipo “pero como dejas a tu bebé de 5 meses para ir al Mundial!!!!” y eso nadie se lo ha dicho a Iker.

    Eso sí, luego en los divorcios todOs quieren custodia compartida… cuando no la ha habido antes del divorcio.

    13 Junio 2014 | 13:05

  17. Dice ser luoe

    Si queremos trabajar los dos y tener hijos, habrá que amoldarse y sacrificar algo, no queda otra se mire como se mire, hay excedencias, reducción de jornadas….

    13 Junio 2014 | 13:19

  18. Dice ser Almudena

    Marcia ¿que que más quiero? Que todos tengan los mismos derechos y puedan ejercerlos. Que no se les llame privilegios. Que no se mire mal a quien los ejerce. Que los hombres concilien igual que las mujeres. Que los horarios sean más racionales. . Que nos demos cuenta de que podemos vivir con menos dinero y menos cosas. Que todos tengamos un sueldo digno. Que no nos aprovechemos de los abuelos. Que no se eche la mayor parte de la carga de los hijos, los dependientes, los mayores, sobre las mujeres.
    Que nos estresemos menos. Que disfrutemos mas de las cosas.

    Y seguro que se me ocurriran más cosas, de momento aquí lo dejo. Por querer….

    Inés, para ser justas, yo conozco alguno que hace lo mismo e incluso más. Y de buen grado y por voluntad propia. Y hasta alguno que se podría decir que la mujer le explota. Hay muy pocos, pero haberlos haylos.

    13 Junio 2014 | 13:29

  19. Dice ser Marcia

    Almudena es que las utopías son sólo eso, muy flower-power pero muy poco realistas; yo considero que tu a título personal lo tienes muy pero que muy bien para conciliar, yo no, y sin embargo no gasto fuerzas en imposibles (porque si quiero seguir trabajando, tengo que trabajar un horario y no puedo hacer cambalaches) y me apaño, sino fuera posible, dejaría de currar para cuidar a mi hijo y punto pelota.

    13 Junio 2014 | 13:47

  20. Dice ser Almudena

    Pues si las utopias son utopías, y no hay que gastar fuerzas en imposibles. Y con esa teoria y es espíritu, las mujeres seguiriamos sin derecho al voto, en realidad nadie terndría derecho a voto, los negros serían esclavos, trabajariamos 16 horas diarias sin derecho a huelga, etc, etc. Los derechos del presente son las utopías del pasado.

    Efectivamente yo lo tengo más fácil que tu para conciliar. Tu por lo que dices lo tienes más fácil que otras porque puedes plantearte dejar de currar. Los que por la circunstancia que sea lo tenemos más fácil tenemos la obligación moral de luchar por los que no pueden hacerlo por si mismos. Al menos esa es mi forma de pensar. E intento hacerlo en la medida de mis posibilidades.

    13 Junio 2014 | 14:02

  21. Dice ser Diana

    Pues no sé cómo lo veis vosotros pero yo crié a mis tres hijos sin dejar de trabajar y hace 20 años, que no se le llenaba a la gente tanto la boca hablando de conciliación, era bastante más fácil conciliar. Hoy en día hay una obsesión por los horarios (¡esos absurdos horarios españoles con un parón de 2 horas en mitad del día!) que impide cualquier conciliación. Si te limitas a hacer un horario de 9 a 5 ya te miran mal directamente, ni se plantea controlar si el que está 12 horas en su trabajo de verdad tiene un rendimiento acorde con ello. Esta sociedad nos ha llevado al workalcoholismo y no hay posibilidad de conciliar nada. Lo siento por las madres de hoy en día. A mí me bastaba llevar mi trabajo al día, no tenía que justificar que había completado una jornada de ocho millones de horas al día. Y trabajábamos con bastante más motivación sabiendo que si éramos productivos podíamos salir pronto.

    13 Junio 2014 | 15:14

  22. Dice ser nen

    Siempre se cae en lo mismo: ¿Los hombres? todos (o casi) malos malosos, vagos, insolidarios, cargando sobre las espaldas de la mujer toda la carga del universo familiar y hasta he leído por aquí arriba que cuando piden la custodia compartida es por egoísmo…. cágate lorito…..

    Pues no: Los hay vagos y trabajadores, responsables e irresponsables que asumen una carga mayor en la casa o en el cuidado de los niños o mayores.

    Ni la mujer que queda en casa haciendo las tareas del hogar ni el hombre que asume ese rol (si, los hay, si no es vuestra pareja quizás no escogisteis bien el día de la boda) es menos valioso que su pareja integrada en el mundo laboral, quizás para hijos y familia incluso sea el elemento más importante.

    Que conciliar la vida laboral es una mierda está clarísimo, seas quien seas, hombre mujer, funcionario, autónomo, asalariado. No es una cuestión de sexo, es la sociedad que nos ha engañado y nos roba el tiempo que compartíamos en familia.

    13 Junio 2014 | 17:12

  23. Dice ser mari mar

    @ferman32: que qué propongo?…pues en principio, sólo lo que en principio es necesario para resolver o cambiar las cosas…CONCIENCIACIÓN.

    Concienciación de que es importante y necesario, concienciación de verdad de querer cambiar las cosas, concienciación de que tod@s tenemos derecho a una vida mejor, concienciación de la importantancia de la iguadad para todo lo anterior, concienciación de que ésto nos compite a tod@s por igual….a funcionarios, autónomos, trabajadores por cuenta ajena, hombres, mujeres,empleados, jefes…..

    Por éso comentaba de que no hemos avanzado nada.

    13 Junio 2014 | 18:16

  24. Dice ser Jean

    Los cantos de siren@ propagados por el feminismo a la mujer, han resultado ser lo contrario de lo que prometían. A ver quién es el guap@ que arregla ahora esto de la conciliación familiar. Habría que replantearse qué es mejor, diez horas en el centro de trabajo más los desplazamientos diarios, o poder dedicarse a la familia y la casa, esto último es deseado por muchas mujeres, las cuales no pueden dejar el mundo laboral por necesidades obvias.

    13 Junio 2014 | 18:20

  25. Dice ser carminitas

    La conciliación diaria podría hacerse uno de los dos entrando a trabajar a las 7 y saliendo a las 4; y el otro entrando a las 10 y saliendo a las 7 de la tarde.. Y compartiendo tareas, claro ¿pero que hacemos con los infinitos días de vacaciones de los hijos? Eso no hay economía que lo soporte si tienes 2 ó más hijos, ni abuelos lo suficientemente sanos para aguantar con chavales hasta los 12-13 años (cuando más o menos solos sin quemar la casa)
    Para eso no tiene respuesta nadie.

    13 Junio 2014 | 19:36

  26. Dice ser Victoria

    Buff, veo aqui un@s cuantos que no tienen ni idea de lo que conciliacion significa, ni les importa. Claro no tienen hijos, lo entiendo, entonces lo de conciliar no va con ellos porque eso es solo cosa de los horteras que se meten en proyectos de familia (aunque en cualquier momento puedan necesitar hacerse cargo de una persona dependiente, un padre o una madre, por ejemplo). O como Diana que viven de viejas glorias diciendo que criaron a 3 hijos hace 20 años sin conciliacion ni nada (pues ole tus huevos, mi abuela crio 9 mientras trabajaba hace 60 años, en plena posguerra, con cartillas de racionamiento, y no me gustaria ser ella, pero si tu te sientes mas feliz pues consuelate asi. Si es que mal de muchos…). Por otro lado, estoy deacuerdo con una lectora, la conciliacion deberia ser cuestion de padres y madres y no solo de ellas. Es una pena que se le de ese enfoque la mayor parte del tiempo y sin embargo se hable tan poco de lo duro que es conciliar la vida familiar y laboral para un hombre. Porque mientras no se normalice esto ultimo, una vision mas global y aceptada de la conciliacion como un problema de dos y no de ellas, me temo que la verdadera conciliacion sera improbable.

    13 Junio 2014 | 21:08

  27. Dice ser ferman32

    Mari Mar, me refiero a qué propones en concreto, con concienciación no me dices nada.

    16 Junio 2014 | 11:58

  28. Dice ser Susana

    Suscribo todo lo que dice Almudena. De acuerdo con ella al 100 por 100.
    Yo también soy una afortunada a la que en su trabajo (primero en la privada y ahora en la pública) le permiten hacer su trabajo de forma flexible. Eso no quiere decir que trabajemos menos, eso significa que si tengo una tutoría a las 10 de la mañana puedo organizarme y salir, pero también significa que si en el parque o fuera de mi supuesto horario, o de vacaciones surge un problema, me pueden llamar y tengo que atenderlo.

    Además tengo una madre sana y jubilada con una predisposición exagerada para cuidar de mis hijos .

    Además tengo un marido en casa, prejubilado por una lesión de espalda.

    Pues todo esto no me exime de opinar y luchar por la conciliación real. Porque tus compañeros no te pongan mala cara cuando sales o entras o te retrasas porque tu pequeño está enfermo, cuando pides las vacaciones en agosto, cuando libras el día de la fiesta de fin de curso. Que tenga gente que se ocupe de ellos no quiere decir que yo me desocupe. Sigo siendo su madre y su responsable.

    En cuanto a la responsabilidad de los hombres en esto de conciliar, tengo un caso muy cercano en el que la madre ha decidido irse a vivir una nueva vida con un nuevo compañero. Nada que añadir a esto. El que se ha quedado en casa con dos niñas de 8 y 3 años es él. Ni que decir tiene que independientemente de que sea él o ella, la vida de las familias monoparentales es aun mas complicada. Por supuesto, en el trabajo, cuando ha pedido entrar un poco mas tarde o salir algo mas temprano, le ha dicho un NO ROTUNDO. Ni siquiera le permiten una reducción de jornada con reducción de sueldo. Le ayudan los abuelos, tanto maternos como paternos, pero sus hijas le necesitan ahora mas que nunca a su lado todo el tiempo.

    Puff conciliación!, una utopia por la que TODOS deberíamos pelear hasta con rabia. TODOS. mientras haya gente que opine que es una tonteria , una manera que tienen los vagos de quitarse de enmedio, mal vamos.

    16 Junio 2014 | 13:26

  29. Dice ser EVA

    Os paso el link de un video que han hecho en el cole de una amiga para buscar financiación ahora con los recortes la inclusion es la primera perjudicada, una pena.

    http://youtu.be/fA-HwbxPJUg

    16 Junio 2014 | 15:06

  30. Dice ser Diana

    Pues querida Victoria, no es que me consuele haber podido criar a mis hijos, es que me duele que en una época como la actual en la que el buenismo es la tónica y mola mucho hablar de “es cosa de los dos, hay que compartir” y todo tipo de tonterías, la cruda realidad es que es mucho más difícil conciliar ahora -que en España el presentismo laboral es una epidemia- que hace 20 años, cuando parece que lo que primaba era la la productividad real. Y no, no tiene nada que ver con tu abuela de la posguerra, eso eran otra época y otras circunstancias, hace 20 años eran los años 90 y las cosas estaban bastante mejor para criar un hijo, eso sí, no había ayuditas, ni muchos meses de maternidad ni nada de eso, pero lo quieras ver o no, la conciliación era más sencilla y además no había que cargar a los abuelos con los nietos como se hace ahora.

    16 Junio 2014 | 15:12

  31. Dice ser E.Pérez

    A lo que vosotros decís conciliar yo lo llamo “trabajar una horita y con vino”, total no teneís cara. Cuando se tienen hijos se lo piensa uno y si no, no se tienen. Como teneis hijos entrais con su horario, salís también a elegir, vacaciones de medio año, días de fiesta, días de actuaciones de Navidad, de la primavera, del día del abuelo y del vecino, por supuesto si tienen la varicela o hay que hablar con el tutor, ni que decir tiene que cobrareis lo mismo, ningún compañero tendrá derecho a quejarse, sólo a admiraros, haceros la ola y currar por vosotros. Por mi parte os podeis ir a hacer gárgaras con vuestros niños colgados del brazo. Si no podeis compatibilizar las dos cosas pues ya sabeis, a elegir, vuestros casos particulares son vuestros, no de la sociedad entera, todos tenemos hijos y lo hemos sido y nos hemos organizado sin necesidad de jorobar a los demás, el tener hiijos no es una distinción especial, es algo que se viene dando desde que el mundo es mundo. Ni que decir tiene que también querreis todos gratis, la educación, los libros, los transportes escolares, las actividades, y las diversiones de fines de semana también, museos, cines, etc. Y todo esto con padres que quieren sueldos por no trabajar, ande y que os ondulen, que nos sois más que unas moscas cojoneras que sólo abogais por derechos a costa del resto. Me niego a cobrar lo mismo que un padre o madre que “concilie”, o sea, que haga el vago, si no puede permitirse tener niños que se compre un canario pero estos abusos son ilógicos, menos mal que no lo van a conseguir nunca.

    2

    16 Junio 2014 | 17:46

  32. Dice ser nen

    E. Pérez
    Yo no se que comentarios has leído pero: o te has equivocado de página o tienes un muy grave problema de comprensión lectora.
    Nadie pide lo que tú afirmas, solo se comenta la dificultad de llegar a cubrir el día a día en la sociedad actual.

    17 Junio 2014 | 09:23

  33. Dice ser ferman32

    ¿Pero cómo se cubriría el día a día?, es que nadie da la respuesta a qué es lo que queremos como “conciliación”.
    Para conciliar habría que tener horario flexible siempre, contar con enfermedades infantiles y vacaciones, más menos lo que comenta E. Pérez ¿es eso lo que entendemos por conciliación? ¿trabajar en función de… al mismo sueldo? o ¿qué es lo que se pide?, es que no lo se, sinceramente sigo opinando que con medias jornadas, e instituciones como centros abiertos y campamentos urbanos vacacionales, guarderías…. debería ser suficiente, amén de que el funcionariado puede decidir cuándo y cómo hacer sus horas laborales…¿qué más…?
    ¿Alguien se anima a poner el decálogo de la conciliación y así me entero?

    17 Junio 2014 | 10:33

  34. Dice ser else

    siempre pensé que la conciliacion se acabó cuando nosotras nos incorporamos al mundo laboral. No digo que nosotras en exclusiva tengamos que dedicarnos a la casa solamente, pero creo que la conciliación yo la veo así: o bien uno de los dos padres se queda en casa mientras el otro trae el dinero (sea él o sea ella y por acuerdo mutuo) o bien que hayan horarios mejores y que nos permitan hacer determidadas cosas con los niños (ejemplo, llevarlos al colegio, recogerlos, o ir al parque o lo que sea), que trabajar 12 horas no es igual a producir 12 h de trabajo, y luego… ¿pagando a alguien que te cuide al niño, porque el curro no te lo permite? ¿Dónde esta eso que decian de los tres ochos? 8 h currando, 8 h libres y 8 para dormir?? Y los niños? A nadie le han preguntado a ellos?
    Tb veo que antes con un sueldo podias hacer mil cosas, y ahora con el mismo sueldo se te caen las facturas encima… a que clase de vida hemos llegado???

    18 Junio 2014 | 12:03

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.