BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Los regalos a padres recientes, que se puedan devolver

El otro día me pidieron consejo sobre qué regalar a unos padres recientes. Es el típico regalo en el que se junta mucha gente y al final hay bastante dinero para comprar. Mi respuesta inmediata fue “algo que venga con ticket regalo”.

Me parece imprescindible que se puedan devolver con facilidad, en un lugar en el que reembolsen el dinero o al menos haya muchas bastantes posibilidades de compra. Y con el ticket regalo por delante, que no se vean en la tesitura de tener que pedirlo. Hay personas a las que les da apuro. Y luego hay gente que se molesta cuando le dices amablemente que no ha acertado y que quieres cambiarlo. No soy capaz de entenderlo. Siempre gusta acertar, pero si lo que quieres es entregar algo útil y agasajar al que regalas, no deberías torcer el morro.

En esa fase hay muchos regalos, muchas cosas que se heredan y tantos estilos diferentes (estéticos y de crianza), que es muy fácil no acertar.

Yo recuerdo aún una cesta llena de pololos, bodys con puntillas y trajecitos tipo tirolés que nunca vistieron mis niños. Tengo por casa dos pinzas para chupetes de plata a estrenar dado que mis hijos jamás usaron chupete. También una cajita de plata para guardar los dientes que se caen (ejem) y una especie de tubo muy decorado y aparatoso para guardar la partida de nacimiento.

Nada de eso lo pude devolver. También tuve gimnasios infantiles (¡cómo le gusta a la gente regalar eso!) que no necesitaba a menos que hubiera querido poner un parque de atracciones para mis gatos, alguna ropita y accesorio de puericultura que pude devolver sin problemas. Mucho mejor.

En algunos comercios tienen incluso listas de nacimiento, al estilo de las listas de bodas, que hacen los padres para poder así obtener lo que necesitan. Lo que pasa es que te limita a una única tienda y mucha gente no le gusta financiar dos ruedas de un carrito y prefiere el detalle que se recuerde.

A mí me gusta regalar ciertas cosas concretas cuando hay confianza y conozco lo suficiente a los padres como para intuir que les puede gustar.

La mochila Ergo Baby.

La mochila Ergo Baby.

Están los libros de Carlos González, la rana croki (un juguete que fascinó a Jaime y que usaban en su centro de atención temprana), y la mochila ergobaby (similar a la manduca, nada que ver con la mayoría de mochilas que llevan a tanta gente a odiar el porteo). Disfruté mucho llevando a Julia en mochila desde que era recién nacida hasta que tuvo dos años. La usé más que que el carrito, ya ha pasado por más madres recientes y me trae muchos buenos recuerdos.

Pero por mucho que a mí me gustase, todo va siempre con ticket regalo. Tenedlo en cuenta que os lo agradecerán.

21 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser albitaguapa2

    a mi me regalan un libro de carlos gonzalez y lo tiro a la basura

    12 febrero 2014 | 09:05

  2. Dice ser Paz

    El regalo se ha desvirtuado por completo.
    Es ante todo un acto de comunicación, en el que otra persona se ha tomado la molestia de pensar qué comprar, comprarlo y entregarlo. Es un diálogo. A mí y a mis hijos nos han regalado cosas que yo no hubiera comprado y por eso mismo me parece que enriquece mi vida. Recibir un regalo es escuchar.
    Es como si uno sólo hablara con alguien que tiene exactamente el mismo punto de vista. No se aprenderían cosas, sería una especie de pensamiento circular.

    Por este motivo se dan ‘sobres’ en las bodas, hay listas de cumpleaños, nacimientos, bodas, etc, etc, tarjetas regalo del establecimiento tal o cual, regalos impersonales y materialistas a gusto de los que los reciben.

    Personalmente, valoro más el detalle que el regalo en sí.

    12 febrero 2014 | 09:28

  3. Dice ser Mónica

    Quizás sería mejor hacer como en las bodas, una lista de nacimiento, y así seguro que acertamos http://xurl.es/9ik46

    12 febrero 2014 | 10:38

  4. Dice ser Lola

    Mi hija está esperando su primer hijo, le preguntamos qué quería y nos dijo que el cochecito pues eso fue lo que le compraremos, eso sí será el que ella considere más conveniente.
    Es cierto que a veces se reciben regalos “inútiles” yo guardo un aro para servilleta, de plata, que nunca he utilizado pero como la persona que me lo regaló lo hizo con la mejor de las intenciones ahí se quedó.
    Creo que si no hay la suficiente confianza para pedir directamente la clase de regalo que se prefiere es mejor callarse. Pero en esto,como en todo en la vida, hay diferentes opiniones.

    12 febrero 2014 | 10:50

  5. Dice ser marian

    Me resuta harto patético que alguien te regale un libro para que aprendas a criar a tu propio hijo y máxime cuando está escrito por un señor cuya consigna es “Paz y amor hare hareee”.

    Lo de que hay que aprender a ser padres me rechina los dientes, que te lo tengan que explicar a través de un manual, indescriptible.

    Se aprende a cambiar pañales y en su caso a preparar biberones.

    Me regalan un libro de este tipo y me parecería un insulto, tanto como si me regalan otro que me diga cuándo y cómo dormir, comer y mear.

    12 febrero 2014 | 11:13

  6. Dice ser Ver para creer

    Me parece por completo desagradecido esta entrada al blog …

    Un regalo es algo de todas todas NO OBLIGATORIO. Alguien lo hace por que quiere y con toda su buena fe o intención. Razón mas que suficiente para valorarlo mas, te guste o no lo que te regalan.

    12 febrero 2014 | 11:18

  7. Dice ser Ya

    Claro, va en gustos. A mí me regalan cualquiera de las cosas que has mencionado y corro rauda y veloz a cambiarlo o a arrinconarlo. El libro de Carlos González, lo tiro directamente para quitar uno del medio y que no lo lea otro.

    12 febrero 2014 | 11:30

  8. Dice ser La de antes

    Por cierto como lean esto quienes te hicieron los regalos que criticas, estarán encantados. Es feísimo, nada educado y desagradecido criticar un regalo de la manera pública que tu lo haces. Cambiarlo y callarse es normal, lo que has dicho es ofensivo. Nadie tiene obligación de regalar. Un regalo es una muestra de cariño y lleva implícitas las ganas de agasajar y agradar. Por el simple hecho de que alguien se haya acordado de ti o de tus hijos, se haya molestado en salir a comprar algo, haya pensado qué es lo mejor o lo que más te puede gustar y te lo entregue con cariño, es más que suficiente y se agradece.Un regalo jamás se mira por su valor económico ni por si me gusta más o menos. Las cosas prácticas, comunes o lo que te apetezca ya te lo compras tu. Sólo se mira que te solucionen el bolsillo, qué pena, todo lo que se ha perdido.

    12 febrero 2014 | 11:39

  9. Dice ser Umm

    No entiendo esa manía de regalar por regalar. Si no hay suficiente confianza, si no conocen tus gustos, vamos que no son familia ni amigos ni nada ¿porqué regalar? En mi caso, me regalaron la familia y amigos más íntimos diciéndoles las cosas que necesitaba. De los regalos por cumplir, bodas, bautizos, comuniones y demás eventos por cumplir ¡paso!

    12 febrero 2014 | 11:42

  10. Dice ser rosmary

    Es cierto que hay cosas que francamente no te gustan o no son de tu estilo, pero el cariño y la ilusión con que te lo regalan es indescambiable; lo guardas y ya llegará el día que lo pueda heredar algún sobrino afín.

    Regalar un libro que es para la madre y que pretende además enseñar a la madre a ser madre, personalmente no me parece de buen gusto.

    12 febrero 2014 | 11:48

  11. Dice ser Morgana

    No me gusta la idea de hacer un regalo para cambiar, a nadie…me esfuerzo por intentar acertar…Del mismo modo nunca he cambiado un regalo que me han hecho (alguna vez la talla)
    Aun así en circunstancias en que se puede repetir, como los nacimientos, siempre doy la opción de cambiarlo si quieren…sale de mí…por qué? porque no todo el mundo funciona como yo…

    Feliz día!

    12 febrero 2014 | 12:14

  12. Dice ser marcia

    Para regalar a un recién nacido, los familiares suelen preguntar, los amigos suelen regalar acorde con tu forma de ser, se supone que te conocen y conocen tus gustos, vecinos y demás personal, no tendrían por qué regalar nada, si lo hacen, suele ser un detallito con o sin puntillas, usable o guardable pero nunca cambiable.

    12 febrero 2014 | 12:31

  13. Dice ser mac

    Yo siempre he regalado un pijamita para tres meses más o menos, teniendo en cuenta la temperatura que va a hacer cuando el niño tenga ese tiempo, de algodón, cómodo y sin puntillas. Siempre con ticket regalo.

    Cuando es algo como lo que comentas, para lo que se junta mucho dinero siempre es mejor preguntar a los padres, si es algo caro es mejor saber qué es lo que necesitan de verdad.

    12 febrero 2014 | 12:39

  14. Dice ser Ali

    Para empezar no entiendo tantos comentarios negativos a Madre Reciente, no creo que haya dicho nada negativo.

    Muchos habláis que hay que valorar el regalo que te han hecho te guste o no te guste, yo lo valoro, he recibido regalos varios como unos cubiertos de plata para mi hijo que no usará nunca y que no me gustan pero ahí los tengo bien guardados en su cajita porque se que la persona que se los regaló lo hizo con todo su cariño. Pero también me disgusta la gente que cuando hace un regalo piensa más en lo que les gusta a ellos mismos que a quien va dirigido el regalo.

    Yo siempre intento hacer regalos pensando a quien van dirigidos, y si no lo tengo claro pues les llamo y le pregunto si necesitan algo en concreto.

    Y lo de los tickets regalo me parece adecuado por el motivo que ella comenta. A veces te encuentras con 3 regalos iguales, para que quieres 4 cajas musicales? o bien te hacen un regalo de precio elevado como una silla de coche y resulta que ya te han prestado una, no será mejor cambiar ese regalo? y si hay que devolverlos a mi se me hace incómodo pedir el tíquet de compra.

    12 febrero 2014 | 13:00

  15. Dice ser Soraya

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que es mejor regalar alguna cosa que tenga ticket regalo, o darles el ticket por si quieren descambiarlo discretamente. Es absurdo pensar que siempre acertamos con los regalos y más absurdo me parece guardar cosas en un cajón y no usarlas nunca sólo por no ofender a quien te las regaló. Las personas que piensan que hacen regalos siempre acertados y se ofenden cuando quieres descambiarlos se tienen en demasiada estima a sí mismos. Hay que ser más humildes.

    Por supuesto, aquel que recibe un regalo que no le gusta siempre debe agradecer el gesto de la persona y no decir ningún comentario ofensivo, tipo “madre mía, qué cosa más horrible”. Yo no creo que esto sea una cuestión de materialismo, sino de educación, utilidad y de ser prácticos. Gastar por gastar sin que vaya a ser usado sí que me parece materialismo y algo absolutamente irracional.

    Ahora bien, he de decirte Madre Reciente, que tampoco tú aciertas con esos regalos que dices que harías. El libro de González y la mochila de porteo indican ya una tendencia en la crianza que quizás esos padres a quienes se lo regalas no sigan. Creo que cuando has puesto eso sólo pensaste en lo que a ti te hubiera gustado recibir y no en lo que otras personas querrían recibir. Un comentario más arriba indicaba esto y estoy totalmente de acuerdo: regalos personalizados y no pensados para nosotros mismos.

    12 febrero 2014 | 13:39

  16. Dice ser jaul

    A mi me regalaron una mochila de esas, la usé un día para dar un paseo campo a través y se quedó guardada para los restos, a Dios gracias, libros de crianza y adoctrinamiento no; por eso creo que para hacer un regalo a alguien, has de conocerlo lo suficiente como para dar minimamente en el clavo, y sino preguntar a su entorno para que te aconsejen

    12 febrero 2014 | 13:47

  17. Dice ser Alex

    Estoy con Paz, lo ha explicado de maravilla.
    Muchas veces me han regalado cosas que yo no me hubiera comprado, las acepto y nos e me ocurriria pedir que las cambien porque eso es un regalo, algo que alguien quiere aportarme. Lo que necesito o quiero ya me lo compro yo. Por el mismo motivo no me gusta nada que me regalen dinero, prefiero que no me den nada.

    12 febrero 2014 | 14:02

  18. Dice ser almudena

    La comprensión lectora es algo que falla mucho por aquí.

    “A mí me gusta regalar ciertas cosas concretas cuando hay confianza y conozco lo suficiente a los padres como para intuir que les puede gustar.” Yo de aquí deduzco que los regalos de que habla Madre reciente se los regala a quien piensa que les puede gustar.

    El tema de los regalos es muy personal. Yo pienso que si es un regalo caro siempre, siempre se debe preguntar que necesitan. Cuando es un detalle, pues comprarlo pensando en quien lo va a recibir, y con ticket regalo, por mucho que agradezcas el regalo, si es repetido o la talla no es adecuada no tiene sentido guardarlo.

    En los regalos a recien nacidos, hay que tener en cuenta que las personas que te regalan suelen ser no solo tus allegados, también los allegados de los abuelos, personas que muchas veces no te conocen lo suficiente y que son de otra generación. Hay que agradecerlo y si no te gusta y/o vale, si puedes lo cambias . Y a veces lo usas, por dar gusto a los abuelos, que tampoco pasa nada por llevar un dia al niño con el “trajecito tan mono” que te regaló la prima de tu madre si a ella le hace ilusión…

    12 febrero 2014 | 14:26

  19. Dice ser madre reciente

    Muchas gracias Ali y Almudena 🙂

    13 febrero 2014 | 08:34

  20. Dice ser Vanne

    Hay tiendas donde puedes poner a la venta los truños recibidos y sacar un dinerín para unas bravas y un refresco.

    Vale que hay que valorar el detalle, pero a ver donde planto un gato chino de la fortuna dorado y moviendo la pata.

    P.D. Mira que me cuesta acertar el código de seguridad para comentar.

    13 febrero 2014 | 09:33

  21. Dice ser Gema

    Estoy de acuerdo con madre reciente en cuanto a lo del ticket regalo, yo lo pongo siempre, a ver, está claro que si te molestas en pensar un regalo, ir a por el, envolverlo, vamos, preparar todo, lo haces con todo el corazón y esperando que les guste, pero tienes que aceptar que a veces puedes no acertar, por que no sea la talla, porque ya lo tengan o tengan algo parecido, porque directamente no les guste, y darles el ticket regalo significa que les das libertad con ese regalo, porque yo prefiero que lo cambien por algo que van a utilizar a que tengan mi regalo tal como se lo dí en un cajón.
    Yo, personalmente, intento no cambiar nada, porque pienso que si se han tomado las molestias por mí lo menos es agradecerlo, así que excepto cuando es tema de talla no cambio nada, además, me gusta cuando lo estrena, sea ropa, un juguete o lo que sea, hacer una foto a la peque con el regalo para enviarselo a quien nos lo regaló, y la verdad es que la gente lo agradece muchísimo, es un detalle que no cuesta nada, y más si es gente joven que le puedes mandar la foto directamente al movil.
    No me gusta nada la gente que por el contrario cambia todo, tengo un familiar que cambia absolutamente todo, por sistema, le guste o no, sin mirar talla ni nada, regalo que le hacen para la niña (o para ella) directamente a la tienda y lo cambia, y si no tiene ticket regalo a un cajón o a la basura, eso si me parece una falta de respeto, porque puede no gustarte algo, pero nada…. al final lo que consigue es que le des una tarjeta regalo, o lo que es peor, que cojas lo primero que veas de la tienda del importe que te quieras gastar, sin ni siquiera mirar si puede gustarle o no.

    13 febrero 2014 | 09:58

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.