BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

El complejo de madre (o de padre) taxista

89789-767-542Eres madre (o padre) y trabajas. O no. Da igual. Tienes un hijo, o dos, o tres. No importa. La cuestión es que, de lunes a viernes, por las tardes estás más tiempo llevando a tus hijos de una actividad a otra: piscina, inglés, música, baloncesto, el cumpleaños de algún amiguito… que jugando con ellos.

Parece que pasas tiempo con ellos, porque estás ahí para cuando salen del cole, pero no es del todo cierto. Es tiempo invertido en verles por el retrovisor, darles la merienda, cambiarles de ropa, preparar mochilas o llevarles de vuelta a casa para preparar la cena, tal vez comprar si da tiempo, hacer que se pongan el pijama, se laven los dientes, leer un cuento (bendito momento el del cuento en la cama) y a dormir.

Y así el lunes, que Jaime tiene piscina. Y el martes, que Julia va a inglés. Y el miércoles, que Jaime vuelve a tener piscina. Y el jueves, que la piscina es de Julia. Y el viernes, que Jaime tiene baile. Y algunos sábados por la mañana, que Julia tiene cocina para niños también en inglés.

Que sí, que estamos así porque queremos.
Que no es obligatorio tanta actividad. Pero a ellos les gusta mucho y les viene bien. En el caso de niños con autismo como es el caso de Jaime, es incluso imprescindible ocupar su tiempo de esa manera. Las horas muertas no les benefician en absoluto.

Y si mañana Julia quiere aprender a tocar la guitarra, o Jaime tiene la oportunidad de acudir a una clase de escalada que le encanta. ¿Cómo no intentarlo? ¿Y si es su pasión, o su don? Quiero que prueben, que experimenten, que encuentren lo que les hace felices.

Y a los niños no hay que sobrecargarles de actividades, lo sé y lo creo. Pero es que, si os fijáis, Jaime tiene martes y jueves libres y Julia los miércoles y los viernes. Los que no tenemos esos días libres somos nosotros, con nuestro creciente complejo de madre o de padre taxista.

A veces tienes que llevarte a uno de los hermanos a la actividad del otro. En otras ocasiones repartirse con la familia como se pueda. Porque algunas tardes también tienes tus propios compromisos de adulto. Yo tengo suerte, mi santo también está por las tardes y podemos repartirnos las tareas.

Exagero. Lo sé. Pero hay días que, creedme, me siento como mi compañero Daniel (@Simpulso) de Ni libre ni ocupado.

Seguro que a alguno por ahí os sucede…

15 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Mar71

    Pues mi hijo no va a ninguna actividad extra durante la semana, tampoco conozco a nadie en Suiza que lo haga. La natación el sábado e inglés en el colegio.
    No estoy de acuerdo con eso de “a ellos les viene bien” (salvo en el tema del autismo, que lo desconozco). Mi experiencia es que lo que le viene bien a mi hijo es tenernos a su lado y cuanto menos estresados mejor.

    11 junio 2013 | 08:52

  2. Dice ser Inés

    Mis hijos tampoco van a ninguna extraescolar. Hacen piscina e inglés en el colegio.
    E incluso sin actividades extras, a veces las tardes (de 17:00 a 20:00) se nos quedan cortas.

    Da la sensación de que hay que apuntar a los niños a todo, ¡¡no vaya a ser que no nos salgan premio Nobel por no haber ido a cerámica con 3 años!!!

    Pero como se suele decir, sarna con gusto no pica.

    11 junio 2013 | 09:16

  3. Dice ser albitaguapa2

    a los niños les viene bien tener alguna actividad extraescolar, por ejemplo un deporte, no se que problema tiene y por ejemplo reforzar ingles o algo de musica, es verdad que depende del horario del cole por esta zona muchos tienen jornada continua y terminan a las 14 h hay pueden descansarsi los padres no curran o hacer las actividad de 14 a 17 h y luego estar con los padres

    11 junio 2013 | 09:46

  4. Dice ser NadaNuevo

    Pues si a ti te parece que el tiempo se te queda corto, imaginatelo a tus niños. Y si a ti te parece que es una obligación… a saber ellos. Son niños, fase de aprendizaje, lo importante en esta época es que sean felices. Nunca olvideis eso. Cuando eres un niño, lo que necesitas es felicidad y que te quieran. porque la infancia dura muy poco. Por suerte mis niños irán a las actividades que ellos quieran o a las que sean necesarias (extra de inglés, por ejemplo)

    11 junio 2013 | 10:31

  5. Dice ser albitaguapa2

    lo importante es que sean felices y que aprendan, el cerebro pierde plasticidad y lo que no aprendan en la infancia, por quea los adultos nos cuesta tanto aprender idiomas, por ejemplo?
    un deportista, un buen musico si no se ha empezado en la infancia ni existirían

    11 junio 2013 | 10:43

  6. Tranquila, que todavía te espera el periodo en el que siendo adolescentes haya que llevarlos a fiestas y quieran salir en Nochevieja o alguna verbena y entonces tendréis que hacerles de taxista nocturno a las tantas de la madrugada 😉
    Afortunadamente ese periodo ya lo he pasado y mis hijas ya son autosuficientes en sus traslados (19 y 23 años)

    11 junio 2013 | 12:19

  7. Dice ser Umm

    Pues no! La tarde, normalmente, para ella, para nosotras. Mi niña, tiene 4 años, 1º de infantil, como la tuya. En el cole no hay extraescolares el primer año, la apuntamos a natación los domingos por la mañana, pero ya nos ha dicho que tururú, que no va más. Este curso hará un par de extraescolares, las que ella elija, aún tenemos que hablarlo, pero son en el rato del comedor, así que a las 5 para casita que ya está bien de cole. Pienso que depende de la edad de los niños y de los horarios del cole, si sólo van por la mañana es otra historia.

    11 junio 2013 | 13:21

  8. Dice ser Yo pispa

    Alucino. Pensaba que la única actividad extraescolar que debería exisitir, es…jugar! Pregúntale a tu hijo si le gusta aprender inglés después de estar sentado en el cole todo el santo día. Pregúntale si lo que quiere es seguir sentado para seguir aprendiendo. Hombre, por favor…que los niños tienen que correr, jugar, divertirse! Por suerte, jamás dejaré de ser una niña. Creí que al ser madre cambiaría, me olvidaría de lo que era serlo…por suerte no ha sido así.

    11 junio 2013 | 13:38

  9. Dice ser pandeayer

    Yo creo que los niños ya tienen suficiente con 6 horas de clase al dia, mas los deberes, prepararse los examenes ( los hijos de la bloguera no se si ya tendran pero bueno, hablo en general)… Si los sobrecargas con tantas actividades lo unico que conseguiras esque crezcan tristes y no tengan una infancia plena, y eso les pasara factura el resto de sus vidas. Porque eso de que “les viene bien” si es un chico con algun problema como el niño autista de la bloguera pues vale, pero un niño aparte de la logica formacion que necesitara en un futuro lo que mejor le viene es jugar con sus amigos y pasarlo bien, que tambien es sanisimo: aprendes valores el compañerismo, compartir etc (si se hace bien y con la compañia adecuada). Y eso de que “les gusta”, en fin, sin comentarios, todos hemos sido niños xd…

    Tengo 30 años y soy de un pueblo no muy grande donde todos mas o menos nos hemos podido seguir la pista, y recuerdo cuando iba al colegio compañeros que tenian ingles, musica, clases de “refuerzo” de varias asignaturas etc despues del colegio y con el paso de los años viendo donde estan ellos y donde estoy yo, no creo que fuera tan importante todas esas actividades extras (por no decir nada importantes)…

    En resumen, exceso de proteccion-preocupacion de los padres… y niños menos felices.

    11 junio 2013 | 14:24

  10. Dice ser Una opinión

    Esto es una maenra estupenda de estresar a los niños y estresar a los padres. Yo creo que lo suyo es que un niño con cuatro años o incluso más tenga tiempo libre, juegue todo el tiempo que quiera, meriende con tranquiliad y no deprisa y corriendo, salga a dar una vuelta por la tarde y ya llegará el día siguiente e irá al colegio, más que suficiente el tiempo que allí pasa.Os entra prisa porque prueben, porque aprendan, vaya a ser que si no lo hacen a los tres años perdamos la oportunidad, el niño que tiene verdadera vocación por algo se le nota, él lo reclama y si empieza a los siete u ocho años, llegará igualmente a lo que tenga que llegar, puede ser a mucho o a nada, no por mucho madrugar amanece más temprano.
    ¿Que los niños van contentos?, tengo mis dudas, algunos se niegan en redondeo y otros se muestran contentos simplemente porque es lo que hay y se han acostumbrado a ello. Creo que se les sacrifica su infancia a lo tonto, qué pena de esas tardes sin preocupaciones, sin horario, comiendo un bocata y jugando en tu casa enseñándole a mamá o a papá tus progresos construyendo o dibujando, pero jugando, sin afán de ser Moneo o Dalí.
    Una duda, ¿es útil o necesario que un niño con cuatro años vaya a clases de cocina?, yo ya no entiendo nada, está claro que cada uno con sus hijos hace lo que quiere, pero creo que algunos papis pierden el norte, se obsesionan por tener un hijo y se crean ellos mismos ansiedad por prepararles y no viven la infancia de sus hijos ni con tranquilidad ni con naturalidad.
    Nada que objetar en el tema del autismo, ignoro qué es mejor o peor.

    11 junio 2013 | 14:42

  11. Dice ser Gema

    Mi peque va a natación desde que tiene 7 meses, todavía no se puede calificar de actividad extraescolar porque tiene solo 15 meses, pero ella lo disfruta, y de momento yo también, porque entro con ella al agua. Considero que es importante hacer cosas, no quedarse parado, pero también creo que tienen que ser del gusto del niño, así que en cuanto sea lo bastante mayor como para decidir lo que le gusta o no, será ella la que diga que quiere hacer. Y si decide que está harta de piscina, la borrare, con todo el dolor de mi corazón, pero la borraré.

    11 junio 2013 | 15:49

  12. Dice ser anonimo

    Me parece absurdo llevar a los niños a tantas actividades. Mi hijo (retraso madurativo) no PUEDEdar clases de inglés, hace natación sábados por la mañana, kárate en su mismo cole, una vez por semana y punto.
    Creo que lo de dar clases de cocina en inglés es la CHORRADA más grande que he oído en mi vida.
    Si a un niño lo quieres apuntar a inglés extraescolar no me parece mal, o a fútbol, si le gusta, pero teniendo dos hijos, como es mi caso, hay que saber organizarse.y no ir como una loca y además presumir de ello. Yo he reducido kárate a una vez por semana porque hace logopedia,, y no lo quiero estresar. Hay que decir que todo esto lo hacemos en nuestro barrio, a menos de 15 minutos de nuestra casa.
    Y lo del inglés, parece que es la obsesión del momento. Ah, yo soy adulto y estoy aprendiendo inglés, y se me da bastante bien.
    Menos tonterías, por favor

    12 junio 2013 | 07:16

  13. Dice ser Marta

    Tengo 26 años y todavía no soy madre, pero he leído algunas de las opiniones y no estoy muy de acuerdo. Entiendo que un niño después de 6 horas de colegio, lo último que quiere es sentarse otra hora delante de un profesor para aprender inglés; de hecho, yo era la primera que le decía a mis padres que no quería ir a la academia. Por suerte, y hablo por mi experiencia, mis padres no me hicieron ni caso y las clases de inglés continuaron hasta los 17 años. A día de hoy, agradezco a mis padres que me “obligaran” a ir a clases de inglés ya que con el del colegio no hubiese sido suficiente para alcanzar el nivel que tengo y conseguir un trabajo porque, ahora, es imprescindible en muchas áreas conocer dos idiomas. Estoy de acuerdo en que los niños deben elegir u opinar sobre sus actividades extraescolares (yo iba a la piscina porque me encantaba) pero en algunos casos, los padres deben imponerse por el bien del niño.

    13 junio 2013 | 10:52

  14. Dice ser Inés

    Marta, el sistema educativo ha cambiado mucho desde que tú y yo estudiamos.
    Ahora, los niños “deberían” salir con un nivel aceptable de inglés porque empiezan desde los 3 años a aprenderlo una o dos horas al día y con profesores nativos en muchos casos.
    Se viaja más, se dobla menos (o al menos existe la posibilidad de escuchar versiones originales),…, en fin, una serie de cosas que hace que hablemos de dos realidades diferentes.

    Creo que en la mayoría de los comentarios, incluso los más reacios, distinguen las extraescolares “importantes”. Mis hijos, por ejemplo, dan más horas de inglés de las oficiales en el colegio y también piscina.

    El tema es que ahora hay una obsesión enfermiza por apuntar a los niños a “patinaje acuático en chino mandarín” martes y jueves y a “astronomía de última generación” lunes miércoles y viernes, y encima quejarse de que no te da la vida para llevarlos y traerlos.

    13 junio 2013 | 14:24

  15. Dice ser Susana

    Yo tengo 2 hijas, de 8 y 10 años, la peque va a clases de ballet y circo y la mayor de música (toca el clariente) y circo, por la tardes estoy sola y realmente acabo agotada, lo más fácil para mi sería decirles que no hiciesen extraescolares pero para ellas sería un disgusto importante ya que a ellas les encanta, de hecho yo nunca les he propuesto ninguna actividad, han sido ellas las que las me lo han pedido.

    Mis hijas son incapaces de estarse quietas y si, en verano, muy bien en el parque pero en invierno se aburren de solemnidad en casa, nunca han jugado con juguetes. Para ellas las extraescolares que hacen es como jugar, se lo pasan pipa.

    14 junio 2013 | 10:03

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.