BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Las primeras mentiras de nuestros niños

Un comic que recopila las viñetas de mi compañero Eneko.

Un comic que recopila las viñetas de mi compañero Eneko.

Julia tiene cuatro años y ya ha comenzado hace algún tiempo a soltar algunas mentirijillas. Normalmente para justificarse o para ‘enriquecer’ el mundo que le rodea o su mundo interior. Algunas son adorables, como cuando cuenta que algún muñeco le habla por la noche, otras completamente inocentes o comprensibles y a las que no hay que darles mayor importancia.

Solo una vez, en una única ocasión, la regañamos severamente por mentir. Pasó cuando quiso echar la culpa de algo que había hecho ella a su hermano, a Jaime. La dejamos muy claro que estaba muy mal acusar a su hermano, que no puede hablar para defenderse. Lo entendió, le entró una llantina muy sentida y muy típica suya de cuando realmente sabe que no ha obrado bien, y no ha vuelto a suceder.

Las mentiras sí, claro. De hecho creo que son incluso sanas. Os confieso que yo era bastante mentirosilla de pequeña. No culpando a otros ni intentando escabullirme, sino en esa vertiente ‘enriquecedora’ de la realidad.  Imaginación desbordante tal vez… Y lo cierto es que ahora, de adulta, no me gusta mentir y rara vez lo hago. Tal vez por eso no me preocupa demasiado esa etapa de las mentiras.

Os quiero dejar aquí un post sobre las mentiras que me ha gustado mucho. Hay una bloguera que me encanta, de las muchas existentes que tratan temas de maternidad (cómo me alegra que haya una comunidad tan grande e interesante para poder recomendaros algunas aquí con ). Hablo de la autora del blog, madre de dos niños pequeños, Mi mamá es psicóloga infantil.

Un buen día, sin saber cómo nuestro hijo nos salta con una “mentirijilla”. Nada importante ni nada grave, algo intrascendente y totalmente inocente, porqué las primeras mentiras juegan un importante papel experimental y exploratorio y nada tienen que ver con un supuesto signo de maldad.

Cuando nos intentan engañar o juegan a mantener un secreto, nuestros niños están comprobando que su mundo interno y el nuestro son diferentes. Están constatando que sus pensamientos son suyos y que si quieren los comparten o no. Es aquí cuando descubren que el engaño es posible, que cuando se habla hay que tener en cuenta lo que el otro sabe y lo que no. Esto supone un hito muy importante en el desarrollo cognitivo, ya que constituye un primer paso hacia la superación del egocentrismo infantil y la comprensión del mundo interpersonal.

De los 3 a los 5 años deberíamos evitar llamarles mentirosos o ponerlos en ridículo, debemos tener cierta tolerancia y algo de complicidad con algunas “mentirijillas” como cuando nos dicen que su peluche preferido les ha dicho que hoy cenaríamos “chuches” y que luego dormiría con mamá. Este tipo de mentiras son parte de la fantasía del niño de esta edad.

En cambio, las mentiras que tienen por objetivo evitar ser regañado, el típico “yo no he sido, ha sido él” han de ser tratadas también sin ponernos nerviosos y llamarle mentiroso pero hemos de hacerle saber claramente que no aprobamos las mentiras, que hay que ser sincero y que es importante explicar siempre la verdad. Si nosotros no utilizamos nunca la mentira con nuestros hijos ellos aprenderán más rápido la importancia de este concepto.

Los padres, abuelos también, debemos evitar mentir o engañar a nuestros hijos ya que generan desconfianza e imitación, a parte de proporcionar una visión deformada de la realidad y del mundo en el que viven. Esto no significa que algunas informaciones no puedan darse de un modo diferente en función de la edad y que obviamente no siempre será posible explicarles todo, en algunas ocasiones tendremos que callar o ocultarles algunas informaciones.

Cuando el niño nos miente ocasionalmente no tiene excesiva importancia, es cuando estas mentiras se repiten una y otra vez. En estos casos los padres debemos preguntarnos el motivo, la causa, el porqué. ¿Utilizamos las mentiras o somos poco sinceros con nuestros hijos dándoles mal ejemplo? ¿Basamos su educación en el castigo, las reprimendas y la culpa? Ante estas preguntas debemos tener en cuenta que es muy difícil exigirle a un niño sinceridad si está creciendo en un ambiente que le genera temor o culpa, y le engañan frecuentemente.

14 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser mari mar

    Verdad es que es muy fácil mentir, y que por algo que cuesta tan poquito trabajo, si sale bien, tenemos aveces una gran ventaja sobre los demás.
    Yo no miento casi nunca ,a mis hijos, creo que es fundamental , entre otras cosas, para que no lo hagan éllos.
    Cuando me he ido a trabajar, me he despedido, aún sabiendo que seguramente llorarían.Cuando mi padre enfermó, los hice cómplice de una larga enfermedad y al fallecer, se les explicó , entre otras cosas que el abuelo se había ido y que se va, no vuelve. Cuando he salido de casa de noche, les he explicado donde voy…….Todo ésto, lógicamente dulcificado y en función de las edades.

    Cuando éllos nos mienten en cosas importantes, pues éso, muy típico lo de culpar a otros o cosas por el estilo, insistimos en que si mienten, no sabremos cuando nos dicen la verdad y cuando no.
    Les pongo como ejemplo el cuento de : “que viene el loboooooooo…..”

    05 junio 2013 | 19:27

  2. Dice ser laistas...

    “La dejamos muy claro”…..

    05 junio 2013 | 19:32

  3. Dice ser auroras

    Hay niños que empiezan por mentirijillas y si no se les corrige, con ocho años sigue mintiendo, la ultima decia que no tenia deberes y así se pasó una semana y tenia exámenes, los padres se tiraron al cuello del niño que era hijo único y lo devoraron.
    Moraleja si con ocho años el niño es capaz de darte esquinazo, y no te enteras hasta que los profes te llaman, piensa en que momento tú le fallaste y luego le acusaste de traer notas normalitas despues de que te tiras todos los dias detras de él corrigiendole los ejercicios y haciendo deberes y no dejandole ni respirar, tú madre quieres que tu hijo sea de sobresaliente cuando el niño no da mas de si y es que de donde no hay no se puede sacar.

    05 junio 2013 | 21:41

  4. Dice ser Más laísmo

    ¿¿”la regañamos”???
    Se supone que sois profesionales de las letras y cuidar la redacción también es dar buen ejemplo a hijos propios y ajenos.

    05 junio 2013 | 21:48

  5. Dice ser Yo mismo

    ”la regañamos” es totalmente correcto…

    06 junio 2013 | 08:32

  6. Dice ser NadaNuevo

    Desgraciadamente he entrado esperando encontrar un articulo interesante o tierno sobre peques. No ha sido así, espero que alguna otra persona no opine lo mismo.

    06 junio 2013 | 09:41

  7. Dice ser mama

    Diria que la primera mentira de mi pequeñajo, que tiene dos años, es decirme que no lleva caca cuando esta jugando, para que no le interrumpa cambiandole el pañal, El pobre me mira muy serio, con los ojos muy abiertos, la mano en el culete, y diciendo no mama, caca no, y la verdad es que me resulta muy interesante ver como el lo intenta, a ver que pasa….

    06 junio 2013 | 09:45

  8. Dice ser mari mar

    Me alucina la gente que invierte tiempo y energía en buscar faltas de ortografía , sólo para desprestigiar a los demás.
    Es absolutamente correcto utilizar el pronombre personal “la” o “las”, para el género femenino, en vez de “le” o “les”…….por favor……..empleemos esta energía en construir.

    06 junio 2013 | 10:04

  9. Dice ser XKrude

    Si le mientes a un niño ya sabrás
    qué es lo que aprenderá.
    Un sistema perfecto de anulación mental -personal
    que desde la niñez crece bajo su piel.
    No sé.
    (…)

    XKRUDE – No sé
    http://www.youtube.com/watch?v=gCH582ggGjg

    06 junio 2013 | 10:12

  10. Dice ser Manuel

    Qué momento más malo es aquél en el que descubres que tu hijo o tu hija miente descaradamente y, además, lo hace con pleno conocimiento de causa. En ese momento sientes que no conoces a tu hijo y que se abre ante ti un nuevo mundo de problemas que hay que resolver lo antes posible.

    06 junio 2013 | 11:08

  11. Dice ser Así es

    No es completamente correcto utilizar “la” o “le” para el géreno femenino sin distinción, depende de si el “le” o “la” se refiere a complemento directo o indirecto. Informarse antes de hablar si es correcto, no defender lo indefendible. Saber escribir con ortografía correcta es construir y construir bien, también es algo bueno a transmitir a nuestros hijos.

    06 junio 2013 | 14:25

  12. Dice ser Sugeriendo

    Para Así es

    Por curiosidad, a que te refieres con “el géreno femenino”

    06 junio 2013 | 14:38

  13. Dice ser petunia

    Y comentando si hay laísmo o no…. os podéis tirar toooodo el día.

    Mi pregunta es, ¿os habéis enterado realmente del contenido del mensaje? Si este es un blog sobre las nuevas experiencias de una madre reciente, ¿por qué no opináis sobre eso? Esto no es un blog escrito por un miembro de la RAE, sino por una señora a la que han dado un espacio en este periódico para contar sus experiencias…

    Somos más papistas que el Papa…

    06 junio 2013 | 16:49

  14. Dice ser mari mar

    Para Así es:…. “informarse antes de hablar si es correcto”………..imagino que has querido decir: “informaros antes de hablar si es correcto”…o quizás has querido decir: “infórmate antes de hablar si es correcto”…..o quizás: “informémosnos antes de hablar si es correcto”………o…..etc. etc.

    E insisto en mi comentario, “la regañamos severamente por mentir”, es absolutamente correcto.

    06 junio 2013 | 17:52

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.