Los niños merecen el mismo respeto que los adultos

03 diciembre 2012

Puede parecer una obviedad, pero no lo es. Estoy harta de ver como muchos adultos creen que pueden hablar y tratar a los niños sin ningún respeto. Es cierto que dependen de nosotros y que tenemos la responsabilidad de educarlos, pero antes que niños son seres humanos a los que jamás se debe insultar, menospreciar o ignorar.

Hoy traigo este tema por un post que he leído en el recomendable blog de Trastadas de mamá. Se titula La abuela mala. Os dejo un poquito:

Quiero hablaros de una abuela en concreto, de una que mi hijo ha bautizado como “la abuela mala”. Reconozco que la he cogido muchisima manía, que no puedo oírla hablar y que me cabrea y mucho todo lo que hace.

Lleva a su niet@ (mantendré la intriga) de la mano, pegando tirones, diciendo auténticas “lindezas” por su boquita:

– “deseando estoy que llegue el viernes y perderte de vista”
– “que harta me tienes”
– “eres insoportable”
– “tu madre tan contenta trabajando y yo aquí pringada contigo”

Grita, zarandea y menosprecia a su niet@.

Eric ha sido espectador de varias de estas situaciones y se ha puesto pálido. Me ha dicho entre sollozos “esa abuela es muy mala, mis abuelas son buenas ¿verdad mamá?”.

Su post, además de cabrearme, me ha recordado otros dos que escribí hace dos años: “¡Lo digo yo y punto, imbécil!” , sobre una experiencia parecida que tuve. Y A los niños no se les insulta, escrito a consecuencia del anterior. En ese segundo post decía:

A los niños no se les insulta. A los niños se les habla con cariño y respeto, incluso cuando tenemos que corregir un comportamiento.

No se les insulta porque no se lo merecen, porque debemos lograr que crezcan queriéndose a sí mismos que es el andamio para acabar siendo adultos equilibrados y felices y porque si les estamos insultando les estamos transmitiendo que eso es un comportamiento aceptable cuando crezcan. Tal vez les encontremos en el futuro insultándonos a nosotros y no tendremos autoridad para decir que no lo hagan.

Y educar creyendo que no se debe pegar ni insultar a un niño no es incompatible con educar con autoridad. Aquí no estoy hablando de que los padres sean colegas de sus hijos, sino de que los traten como seres humanos merecedores de un mínimo respeto.

Pero es que les debemos más que el no gritarles, pegarles o insultarles. Les debemos, como os decía, el respeto que merece cualquier otro adulto con el que nos crucemos. Creo firmemente que aquel que siembra vientos en forma de menosprecios a los niños, recoge tempestades inimaginables.

Por otra parte, siempre me queda la duda de qué hacer en esos casos en los que presencias violencia verbal hacia unos niños pequeños. Volviendo a la abuela mala, hablaba con Trastadas de mamá precisamente de si convendría hablar con los profesores del niño o la orientadora del colegio. ¿Vosotros qué opináis?

Por cierto, la imagen es del recomendable cuento El maltrato sutil.

19 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Click aquí

    No puedo estar mas de acuerdo http://adf.ly/EaLt1

    03 diciembre 2012 | 09:35

  2. Dice ser Gremlin

    Aunque estoy de acuerdo en líneas generales con tu forma de pensar, el tema a veces es más complejo de lo que pueda parecer. Si hay personas que después de más de 30 años siguen sin entender las palabras ni ningún tipo de razonamiento, imagínate cuando son niños. Y yo me pregunto, ¿cómo educas a un niño de este tipo, que no escucha, no obedece y se ríe (cuando no te ignora) de un padre y una madre al intentar razonar y explicarle algo? Con esto no justifico ni la violencia ni los insultos por supuesto, pero hay niños que, de la misma manera que existe en los adultos, son unos auténticos hijos de p*ta, hablando mal y pronto, sacando de sus casillas a sus desesperados padres.

    Respecto a tu pregunta, la respuesta es fácil. Si crees que está haciendo algo ilegal, llama a la policía. Si no, no te metas porque no es asunto tuyo. Cada casa es un mundo y algunas, hasta dos. Dicen que más sabe el loco en su casa que el cuerdo en la ajena. De la misma manera que tú crees que tu forma de educar es la más acertada para tu hijo en particular, eso mismo creen el resto de padres. Nadie tiene la verdad absoluta y todos estamos expuestos a equivocarnos con la misma probabilidad.

    03 diciembre 2012 | 09:52

  3. Dice ser Stefimola

    Estoy de acuerdo contigo en todo, deberian (deberíamos) evitar este tipo de comentarios, ya que fomentan la inseguridad en el menor y rebajan su autoestima, aunque quisiera añadir algo más.
    También es bastante normal que cuando un niño está hablando, un adulto interumpa al menor. Si les enseñamos que deben estar callados cuando los demás están hablando, no interrumpir una conversación y esperar su turno, ¿no sería lógico que actuaramos de la misma forma con ellos?. Escuchémosles, No tengamos ningun reparo en, si un adulto interrumpe, decir (igual que diriamos a nuestro hijo), “espera un momento, estoy hablando con el niño, ahora hablamos tu y yo”.
    Hay que predicar con el ejemplo, y el ejemplo de nuestros hijos, somos los `padres.
    Un saludo y feliz semana!

    03 diciembre 2012 | 10:09

  4. Dice ser Fernando

    Estoy totalmente de acuerdo y lo que más me gusta es lo bien que predicas tú con el ejemplo!. Así tienes los niños que tienes, que da gusto estar con ellos en cualquier parte!.

    03 diciembre 2012 | 10:21

  5. Dice ser Makuli!

    Totalmente de acuerdo con el post, y vale para cualquier adulto que participa en el entorno del crío. Yo recuerdo de un par de profesores de EGB… que en ocasiones, se pasaban el respeto por el forro…

    Aún me queda recuerdo de ello y si les veo por la calle, no les guardo cariño y respeto precisamente, eso si… me lo guardo, porque a pesar de ser joven, soy bastante más educado que lo fueron ellos y aunque ahora parecen tiernos abuelitos, alguno de ellos tenía que haberse llevado una buena reprimenda del director de turno.

    Saludos!

    03 diciembre 2012 | 10:27

  6. Dice ser Una

    Esa abuela me ha recordado a una persona, y sabes creo que es cosa de la educación. Los padres de ese niño saben que clase de abuela está con el niño, pero como tienen que ir a trabajar pues tienen que joderse y dejar al pobre con la buela mala.

    Menudo problema que tienen en casa. Eso es gente incívica y tenemos que soportarla.

    El primer paso yendo de buen rollo es que los padres hablen con la abuela, cosa que seguro ya han hecho, por la pinta. ¿Conoces a la madre? Coméntale algo en plan fino, ya sabes “Uy la abuela, le cuesta eh…”. Y pinta de ser una suegra que no veas, qué asco que haya gente así.

    03 diciembre 2012 | 10:31

  7. Dice ser Inés

    Lo primero, aquí hay dos víctimas:
    – El niño, cuidado por una persona que está claro que no desea cuidarle.
    – Y la abuela, desbordada por culpa de unos padres con mucha jeta.

    De las opciones que planteas, yo no hablaría ni con profesores, ni con la orientadora. Es más, no sé qué pintan en este caso estas figuras. Los responsables (como de casi todo) son los PADRES.

    Y dejando esto claro, ya podemos entrar a discutir en si la abuela debería o no emplear esas formas.

    03 diciembre 2012 | 11:01

  8. Dice ser PapisEnProyecto

    Efectivamente a los niños se les debe de tratar con respeto. Con el mismo respeto que tratarías a un adulto.
    Porque, pese a que muchos lo creen, faltar al respeto no es educar.
    Si educas a tus hijos faltandoles al respeto al final te quedarás solo.

    No estoy de acuerdo con Gremling en lo de que hay algunos niños, que como los adultos, son unos hijos de p**a. Un niño aún se está formando, puede ser un niño difícil, que tenga un carácter más fuerte, o simplemente que esté imitando como se comportan los de su entorno. Pero su intención no puede ser comparada con la de un adulto. Sobre todo teniendo en cuenta que en la infancia la imitación es la principal vía de aprendizaje. Si un niño te falta al respeto, reiteradamente, si pega, si tiene (verdaderos) problemas de comportamiento, probablemente sea un niño con problemas a la espalda. No se si me explico.
    Es más, con una abuela así pueden pasar dos cosas: Que el niño mimetice el comportamiento de esta, y por tanto se comporte como un energúmeno. O que el niño se anule ( osea que a ojos de la abuela se termine “portando bien”) Por cierto, es probable que en el futuro, cuando el niño anulado,de mayor, intente superar su situación de pasividad, utilice los recursos aprendidos de la abuela para intentarlo. Si es que no ha vivido situaciones positivas donde aprendiese otros mejores.

    Este es un tema que me enfada muchísimo… por que siendo niña tuve que soportar a adultos de ese tipo. De verdad ¡¡cuanta educación hace falta en este mundo!! Y cuando digo educación digo Educación (emocional, científica, social,..!!) Ojalá fuera algo que se pudiera solucionar en un plis… por desgracia, como dicen por ahí, el mundo solo se cambia con el ejemplo y muy poquito a poco.

    Bueno y tocando fibras sensibles con artículos como este creo yo. Gracias por compartirlo con nosotros :)

    03 diciembre 2012 | 11:13

  9. Dice ser calibra

    Debería sobrar este comentario; el respeto debe tener dos camino, hacia rriba y hacia abajo, con la misma intensidad, pero muchas personas no lo entienden, quizas porque en su momento no fueron respetadas.

    03 diciembre 2012 | 11:30

  10. Dice ser antonio larrosa

    Los adultos merecen el mismo respeto que los niños.

    Los adultos merecen el mismo respeto que los adultos.

    Los niños merecen el mismo respeto que los niños.

    Y el lenguaje no vale para nada.

    03 diciembre 2012 | 12:17

  11. Dice ser Mar71

    Sin ánimo de extenderme, me gustaría comentar varias cosas al respecto:

    1/ No estoy de acuerdo con Gremlin, un niño es una persona en formación. No es comparable a un adulto, así que desde nuestra perspectiva en casos de niños con personalidad más difícil, no nos queda más que desarrollar mucha paciencia y mucho amor (y a niveles más extremos ayuda profesional). Caer en el insulto es horrendo hasta entre adultos

    2/ Respecto a lo que comenta Stefimola. No sé si vas por ahí, pero trasladar la relación niño-adulto al mismo nivel que adulto-adulto, lo veo como un error (ojo que no hablo de superioridad!). Precisamente por lo que comento antes, que un niño se está formando.

    3/ No entiendo por qué Madre Reciente menciona que haya que comentar la situación en el colegio… La escena ocurrió/ocurre en el colegio…? e incluso así, tampoco le veo mucho el sentido. Todo lo más con sus padres, o incluso hablar con la abuela cuando se pudiera, claro. Preguntarle por qué actúa así, quizá si alguien la oye…, hacerle ver que su nieto/a no debería ni oir ni recibir tal comportamiento.

    La mía no es una fammilia modelo, pero jamás he oído tales comentarios, ni de cerca. Tampoco en el ambiente que me ha rodeado allá por donde he ido. Espero de verás que esto no sea tan común

    03 diciembre 2012 | 13:30

  12. Dice ser Cool Boy

    Pues a mi me parece que en este país los que tienen más derechos son los críos. Además de que están mimados y super consentidos, hacen lo que les da la gana y nunca reciben regañinas ni castigos, y después de mayores se hacen unos caprichosos que insultan a la gente y se comportan de lo peor. Yo creo que los padres y los profesores tendrían que tener más mano dura y enseñarles a respetar

    03 diciembre 2012 | 14:01

  13. Dice ser Marián

    Como todos cometemos fallos aunque nos parezca que somos perfectos, como lo que nos puede llamar la atención puede ser un momento puntual y como podemos hacer mucho daño por algo ocasional, lo mejor es que cada uno se preocupe de sus propios hijos y de su propia casa, en una palabra, que no meta las narices donde no le llaman si no se ha observado algo verdaderamente preocupante. De acuerdo en que esa abuela estaba siendo déspota con el niño, también habría que ver qué día ha dado el crío, que te sacan de las casillas muchas veces y, en un momento determinado, dices lo que no sientes, pero de ahí a alertar a colegios y profesores va un mundo. Mira si un día regañamos a nuestros hijos por la calle por algo que nos incumbe sólo a nosotros, alguien lo interpreta de otra manera y empieza a revolucionar a guardias o instituciones, en la que nos podemos ver metidos demostrando que somos buenos padres a unos extraños. Como si te sale un niño llorón, chillón y quejica y a tu vecino le da por pensar que le maltratas y te manda a los del defensor del menor a casa, menuda situación. Que nadie somos perfectos, no juzguemos por un día malo. Una regañina a un niño, un castigo o un chillido o un hartazón en un momento determinado no es para liarla por parte de ajenos.

    03 diciembre 2012 | 14:11

  14. Dice ser juli

    Yo me pregunto, de quien es la culpa…porque si a estos padres los educaron de esa forma (con faltas de respecto de todos los tipos) como se supone que seran unos “buenos” padres para sus hijos?. Yo he vivido ese tipo de trato y la verdad es que con el tiempo me he dado cuenta que a mis padres los trataron igual… si a ti te han educado asi, como se supone que no vas a hacer lo mismo con tus hijos. A mi, sinceramente, se me han quitado las ganas de ser madre, no puedo asegurar que no vaya a hacer lo mismo con mis hijos… No quiero traer al mundo a una persona a la q vaya hacer sentir-se como una m…. el resto de su vida! Ahora mismo tengo 25 años, y os puedo asegurar que esto no se va, el sentimiento de inferioridad es dificil de quitar, son muchos años escuchando lo mismo (y aun lo sigo escuchando).

    03 diciembre 2012 | 14:57

  15. Dice ser vivian

    Los niños merecen el mismo respeto q los adultos, por supuesto, pero no se les puede tratar igual q a los adultos porq no estamos en el mismo nivel de madurez ni de orden jerárquico. Yo, madre, dicto las normas y él, hijo, debe acatarlas. Yo le educo y él aprende. Yo le respeto y él me respeta. Si no lo hace, hay que enseñarle. Pero, de la misma manera que hay que respetar a los menores, ellos/as tb deben respetar a los adultos, cosa que parece que hemos olvidado.

    03 diciembre 2012 | 15:00

  16. Dice ser PapisEnProyecto

    Siempre que sale este tipo de temas noto cierto agobio por parte de quien lo lee y comenta. Como si se sintieran señalados o agredidos. No es la intención de quienes comentamos y dudo que sea intención de Madre reciente. Cada cual ha hecho en la vida lo que ha podido o sabido. Pero gracias a Dios tenemos la capacidad de seguir aprendiendo siempre, cualquier momento es bueno para pararnos a reflexionar.

    Defender que no se falte al respeto al niño no quiere decir defender que no se le regañe. Se puede regañar sin faltar al respeto. No quiere decir que no se les eduque, se puede educar sin faltar al respeto. No quiere decir que no se tenga un sistema de premios y castigos. Se puede tener tal sistema sin faltar al respeto al niño.

    Para ello por supuesto hace falta cierta formación, hacen falta ganas y hace falta tener una inteligencia emocional medianamente desarrollada, como para saber que haber tenido un mal día no es justificación para insultar, gritar ni pegar.

    Y yo si que creo que, en según que casos, se debe de poner en conocimiento de padres o profesores. Se puede tratar de un caso de maltrato psicológico. Nos podemos equivocar claro, pero una cara colorada vale la pena, si el objetivo ha sido el bien de un niño.

    03 diciembre 2012 | 15:13

  17. Dice ser PapisEnProyecto

    Por cierto, ni que decir tiene que uno de los objetivos de la educación es que los niños tengan respeto. No solo hacia los adultos, sino hacia otros niños también.
    Lo que está claro, es que no se enseña a respetar faltando al respeto. ;)

    03 diciembre 2012 | 15:22

  18. Dice ser mari mar

    Pues claro que sí……quién lo duda?.

    03 diciembre 2012 | 18:01

  19. Dice ser albitaguapa2

    que bien el comentario de vivian, hay poquitos tan buenos por aqui

    04 diciembre 2012 | 10:06

Los comentarios están cerrados.