BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Los niños ensucian, los perros también

Los niños ensucian, los perros también. No lo digo como una crítica, es solo una observación. De hecho vivir ensucia, la vida mancha. Simplemente es así.

Pero cuando en una casa hay perros y niños, hay al menos un tipo de limpieza muy determinada que no hay que hacer.

Los niños manchan de variadas maneras, pero una de las más frecuentes es la alimentaria: se les caen trocitos de comida, a veces los pisan, derraman yogures, desmigajan el pan… Y a los perros de la casa se les da extremadamente bien estar siempre en el sitio indicado y en el momento oportuno para aprovecharlo. Se convierten en unas eficaces aspiradoras biológicas de restos de galletas, jamón york, salchicha, quesitos y postres lácteos. Y eso que nos ahorran a los padres recientes de barrer.

Y es bonito, es simpático. A los niños les gusta y a los perros también. Yo lo vivo a diario en mi casa y en mi coche (otro lugar propicio para acumular restos de comida). Pero hay que tener cuidado, tanto por los niños como por los perros.

Por la parte que le toca a los niños, hay que tener claro que se trata de un perro sumiso, que jamás disputará con el niño por la comida ni se aventurará a quitársela de las manos. Por la parte del perro, a ningún can le viene bien alimentarse con comida humana, por apetitosa que sea. Los perros no pueden convertirse en los basureros de las sobras de nuestros hogares. Un perro de tamaño grande tolerará mejor comer esos restos infantiles, que uno pequeño, pero en cualquier caso hay que tener cuidado. Apurar un yogur, aprovechar media rodaja de chorizo o algo de queso o salchicha, no tiene porqué suponerle ningún problema de salud a nuestro cuadrúpedo, pero el chocolate, los dulces… no son buena idea. Nuestra comida les puede hacer enfermar.

Os dejo con un vídeo que he visto en Srperro.com y que me parece de lo más apropiado para ilustrar este post. Mi hija también se tronchaba de la risa dando de comer a mi perra con apenas siete meses.

10 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Gem

    Qué gracioso.
    La verdad es que yo no puedo evitar darle un trozo de fruta o verdura cuando estoy comiéndola a mi perro, me pone una cara… Menos mal que no me gusta la fruta madura sino más bien verde.

    15 Noviembre 2012 | 09:28

  2. Dice ser mari mar

    No me puedo creer, que por tener un perro en casa, ahorremos trabajo. O quizás no he entendido bien lo de “si tenemos perros y niños, hay un tipo de limpieza determinada que no tenemos que hacer”.
    No entiendo bien el post.

    15 Noviembre 2012 | 11:25

  3. Dice ser Sara

    A mí me parece que no es que no haya que hacer un tipo de limpieza, sino que con niños y, encima perros, hay que extremarla más. No quiero ni pensar en esos restos de alimentos que quedan tirados y el perro chupa pero no come y va el niño detrás y se lo come él. Por no mencionar los pelos de los canes y sus babas, el niño revolcándose por todo ello. Habría que aspirar más a menudo y fregar más, precisamente por esta razón. Ya no entro en si es normal, bueno para el niño, educativo y toda esa perorata que sale cuando se habla de la convivencia de los perros con las personas, no dudo que haya beneficios, pero la higiene me parece que se merma, igual es por el asco que a mí personalmente me puede producir. Mucho esterilizar biberones, chupetes y demás artilugios del bebé, lavarles la ropa aparte de la de los adultos, etc. y luego a meter la mano en la boca de los perros, rebozarse en sus pelos y hasta compartir algún bocado chupado. Es una opinión más, está claro que cada uno hace lo que le da la gana, pero no me parece bien que se presente como una ventaja excelente.

    15 Noviembre 2012 | 11:51

  4. Dice ser Susana

    A mi personalmente me da muchisimo asco tener animales en la casa. Se que es muy habitual, pero yo no puedo evitarlo. Cuando voy de visita a casas donde hay perros o gatos, huele de una manera especial. Y no digo que no esté limpio. Mi abuela tiene gato y es la mas limpia del mundo, pero su casa huele. Cuando hay niños ya me parece peor. por mucho que se limpie, hay pelos por todos lados, los animales chupan todo y luego va el bebe y lo toca o toca al animal. Yo no puedo soportarlo.
    Y no estoy dicendo que los que tienen animales no sean limpios, es que, para mi, no son compatibles casa-niños-animales.

    15 Noviembre 2012 | 14:27

  5. Dice ser Natalia

    Desde luego hay gente que vive revolcada en la mugre. Vaya panorama de casas, no se barre, se tienen bichos malolientes y en el medio de todo ese cisco de desperdicios desperdigados, pelos de animal y babosidades, las pobres criaturas. ¡¡Puagg!!

    15 Noviembre 2012 | 19:36

  6. Dice ser Cyruse

    Tranquila MR, yo tengo perro, gato y dos niños y he entendido perfectamente lo que querias decir en este post. Me parece que la gente que habla es porque o bien no les gustan los bichos, o no han convivido con ellos. Por cierto, me alegro mucho por tu gato.

    15 Noviembre 2012 | 22:21

  7. Dice ser eliza

    yo tambien he entendido perfectamente lo que quiere decir MR! es que hay gente de un tikismikis…
    yo soy creo ciegamente que para un niño es sanisimo convivir con animales! y los perros y gatos caseros estan limpios, desparasitados, vamos, que no suponen ningun riesgo para la salud de los niños!
    me parece genial que haya gente que no les gusten los animales, no tenemos por que ser todos iguales, pero noto un poquitin de intolerancia en ciertos comentarios de gente a la que no le gustan los animales…o es idea mia?

    15 Noviembre 2012 | 22:49

  8. Dice ser vanessa

    Pero bueno! Parece ser que las personas que elegimos convivir con animales vivimos ahora en una cuadra, o casi!! El que es un poco guarro lo es con animales o sin ellos, no digamos ahora que es por tener animales en casa…. En la mía se puede encontrar algún pelo de gato que otro y bolitas hechas con papel de aluminio que mis enanas usan a modo de pelotas, pero no se verá cocina sucia, baño sin limpiar o suelo con churretes, que es lo que algunos suelen dejar más en la casa y de ésto precisamente no tienen culpa los animales. Mi hijo duerme abrazado a una gata, su mejor amiga, y que?? Cuando era bebé aprendió a andar sujeto del rabo de nuestra perra, se sentaban juntos en el sofá y ella esperaba pacientemente (con 40 kg de peso) a que mi hijo le diera alguna que otra galleta. Y jamás de los jamases mi hijo ha contraído alguna infección o enfermedad por culpa de los animales. Vamos hombre! Por un agujerillo me gustaría a mí ver la casa de más de uno que se rasga aquí las vestiduras!!! Lo siento MR, pero ésta intransigencia me enerva.

    16 Noviembre 2012 | 08:19

  9. Dice ser Rebe

    Lo cierto es que desde que tenemos perro no he tenido que volver a barrer la cocina ;D

    Saludos

    Rebe
    http://www.disfrutandojuntos.blogspot.com

    25 Noviembre 2012 | 21:50

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.