BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Los niños pequeños y las olas de calor

¿Habéis visto los parques infantiles madrileños estos días de verano intenso? Ni un alma. Creo que en el desierto de Almería hay más gente. Lógico por supuesto, a ver quién aguanta con niños pequeños y más de treinta grados. Y a ver quien está tan loco como para permitir que sus hijos pequeños están tirándose por el tobogán y corriendo del columpio al balancín con semejante chicharrera.

En cambio en lo más crudo del invierno sí que pueden verse niños en los parques. Yo misma he tenido a mis peques, bien abrigados eso sí, en los parques en supuestas olas de frío. Y si llueve, pero no diluvia, también se lo puede pasar uno bien en el columpio cantando aquello de que llueva, que llueva, los pajaritos cantan, las nubes se levantan…

Por la calle paseando, montando en bici, patines o patinetes veréis unos pocos, sí. Muy pocos comparados con cualquier otra época del año.

¿Dónde están los niños pequeños (y los bebés)
en las grandes ciudades que están en alerta amarilla y naranja? Muy fácil: paseándose por los centros comerciales, en los parques de bolas, en el cine (no es casualidad que estrenen bastantes películas infantiles en verano), en las piscinas, en las playas (los afortunados que pueden) y en casita con el aire acondicionado tirando de juguetes, tele, consolas, juegos de mesa, pinturas… o de visita en casa de otros amigos con o sin niños. Con los bebés puede ser una buena oportunidad de recorrer museos.

¿Qué hacéis vosotros con vuestros niños con estos calores?

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Gema

    Nosotros, casi todo el día en casa con el aire acondicionado, también es verdad que la peque tiene 5 meses y no se queja, tenemos dos split, uno en cada punta de la casa, y ponemos los dos al mínimo de potencia y a unos 25-26 grados, con todas las puertas abiertas, y las ventanas cerradas y las persianas casi bajadas, y así conseguimos una temperatura bastante agradable, y no estamos encerrados en el salón, que también agobia, los paseos, por la noche, después de cenar o por la tarde en el centro comercial. Y en casa, para entretenerse, le hemos inflado su piscina hinchable en el salón y ahí se pasa los ratos cuando vemos que suda mucho. Hay que adaptarse a lo que toca.

    20 agosto 2012 | 22:29

  2. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Mis hijos todos están por los cuarenta años y ya se las apañan solitos, en cambio los nietos … a esos hay que llevarlos a la piscina o a la playa diariamente o se ponen muy rabiosillos.

    Clica sobre mi nombre

    20 agosto 2012 | 23:03

  3. Dice ser cross

    Eso de que con bebés se puede pasear por museos… según el bebé, claro. Con la mía, no tardaría ni un minuto en querer bajarse del carrito y que le acercase a los cuadros para sobarlos… En mi urbanización, ni a la piscina están saliendo estos días.

    21 agosto 2012 | 09:32

  4. Dice ser ¡Qué calor!

    De pura lógica y sentido común, no creo que hayas descubierto nada y lo de montar en los columpios lloviendo…me parece absurdísimo, en verano hay olas de calor y en invierno bajo la lluvia puedes coger una buen resfriado con fiebre que se podría haber evitado. Es mejor cantar “que llueva, que llueva” detrás de la ventana con la calefacción o la chimena encendida, todos calentitos y secos. Lo de los museos dependiendo de la edad, para un niño de un año, dos o tres no creo que sea el sitio ideal, ellos no se enteran de nada ,por mucho que les parezca a algunos padres que tienen en su casa pequeños Severos Ochoas o Mozarts, todos los papis dicen lo mismo, mi niño/a es una ardilla, espabiladísimo, lo capta todo a la primera, me sorprende, es inteligentísimo, esperad a los doce, ahí es donde se ve la “genialidad” y se ve que casi todos son mediocres, por mucho que hagan carrea universitaria, casi todo el mundo desarrolla los conocimientos en la mediocridad. Pues eso, que a esas edades tan tempranas lo único que hacen en los museos es aburrirse, dar la lata y molestar a los demás. No querais correr tanto, no por mucho madrugar amanece más temprano, cada cosa tiene su edad y los niños muy pequeños en los museos no pintan nada, a los tres años les llevas y pregúntales a los cinco qué vieron, ni se acuerdan, pasa igual con los viajes.

    21 agosto 2012 | 13:26

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.