BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Marco y Heidi, menudos culebrones

Lo he comentado con mi padre en varias ocasiones: los dibujos que ven ahora nuestros niños intentan (que lo consigan o no ya es otra historia) enseñarles matemáticas y geometría (equipo umi zoomi), inglés (Diego y Dora), a vestirse o bailar (Jim Jam y Sunny), arte y música clásica (Little Einstein), a improvisar canciones (Wonder Petz) y hasta chino (Nihao Keilan).

Cuando yo era niña los dos dibujos que tiunfaban por encima de todos los demás eran Heidi y Marco que eran dos culebrones en toda regla sin propósito educativo alguno.

En uno una niña acaba huérfana y la mandan a vivir con su abuelo, entre las cabras y con un único amigo. No recuerdo que la criatura estuviera escolarizada. Acaba siendo la niña de compañía (explotación laboral infantil claramente) de una niña en silla de ruedas a la que cae en gracia. La ama de llaves de los ricachones le hace la vida imposible de mil y un maneras. Al final la niña discapacitada acaba andando y ella vuelve a sus cabras, su abuelo raro y su amigo el cabrero (otro caso de explotación infantil).

¿Qué contar de Marco? Un niño que va como alma en pena con la única compañía de un mono en busca de su madre, que ha emigrado en busca de mejores pastos.

Qué no me digan que no era la versión infantil de Dallas, Los ricos también lloran o Dinastía.

Heidi me gustaba a medias, lo reconozco, pero detestaba cordialmente a Marco. Hablando con otros padres recientes muchos me han dicho lo mismo: no les gustaban especialmente e incluso les tenían tiña a uno de los dos o incluso a ambos. Pero sólo había un canal de televisión y poca oferta. Muchas veces era eso o nada, lo que tampoco estaba mal.

Menos mal que también teníamos cosas como Barrio Sésamo y La bola de cristal.

* Por favor, leed el post (al menos la descripción de Heidi y Marco) con el sentido del humor “encendido”. Pensad que yo también escribo a veces para sonreir un poco tomándome poco en serio a mí misma. Que esto no es el telediario. No imaginaba que Heidi despertara tantas pasiones en España como mentar a la bandera en EE UU.

Por cierto, he eliminado lo de “pobres como ratas”. Nada más lejos de mi intención que usarlo como algo despectivo, pero he pensado que podía perfectamente malinterpretarse el tono.

55 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser madre de dos

    Heidi iba al colegio… Y yo creo que sí son educativos desde el punto de vista que ayuda a los niños a conocer valores tales como amistad, solidaridad, respeto a nuestros mayores… cosa por cierto muy perdidas en nuestra sociedad. Y los niños tienen que formarse en estos temas y no solo en inglés, matemáticas ( que está bien, pero tiene que existir variedad)
    A mi particularmente Heidi me gustó y guardo un grato recuerdo de la misma y mi hijo de cinco años también… Marco por el contrario no…
    Para gusto los colores, no??

    17 Enero 2012 | 22:49

  2. Dice ser -.-

    Todos los cuentos tienen valores e intentan enseñar “algo”. Estan creados especialmente para eso…

    17 Enero 2012 | 22:55

  3. Dice ser popeye

    me caia gorda Heidi, los episodios eran muy aburridos: haciendo quesos, corriendo detrás de un pájaro, hablando con las cabras … dioooos que toston de dibujos

    Marco ni te cuento … daba depresión verlo, tan triste en busca de su madre, soportando lluvias, frio, trabajando como pescador, robando pan, durmiendo en la calle…. que dibujos mas amargantes, solo vi 2 o 3 episodios, lo suficiente como para no querer saber ni como termina.

    con mi sobrina pequeña he tenido que ver varias veces Doraemon…está lleno de clichés y estereotipos, muy predecibles, pero por otro lado graciosos y entretenidos …. si le pusiera ahora a mi sobrina a ver Heidi, se revela y me da de hostias

    17 Enero 2012 | 23:13

  4. Dice ser Mario

    Marco???
    Querrán decir, Remi? http://es.wikipedia.org/wiki/Remi

    17 Enero 2012 | 23:13

  5. Dice ser mrt

    Pues hija mía, muchos de los dibujos que había antes, eran más educativos, que los de hoy en día. Heidi a muchos les enseñó valores como el respeto por los animales, el valor de la amistad o incluso se podría leer entre líneas el hecho de que no hay clases superiores o inferiores que valgan, véase Clara la niña rica en silla de ruedas y Heidi, huérfana pero más feliz que ella con menos que Clara.
    Y en el caso de Marco otro que tal. Hoy en día para mí los dibujos dejan muchísimo que desear, pero claro a gustos, colores.
    Buenas noches.

    17 Enero 2012 | 23:14

  6. Dice ser Carolina

    Y qué decir de Bola de Drac entonces? Todo peleas y peleas. Eso es lo que enseñaban, peor era ésto que no Haidi o Marco, pero sí! A gustos, los colores 😉

    17 Enero 2012 | 23:19

  7. Dice ser Eirene

    Yo era escuchar la sintonía de Marco y ponerme a llorar, inexplicable porque creo que nunca debí ver más de 2 minutos seguidos…..
    Sin embargo Heidi me gustaba. La verdad es que a la hora de comer no había muchas opciones más….

    17 Enero 2012 | 23:20

  8. Dice ser ¿Se me nota que era fan de Heidi??????????

    Oye, ¿Qué Heidi no es educativo???????? Vamos, como se nota que no tienes ni idea de lo que hablas. Heidi es una obra literaria suiza y cuenta la vida de los niños en ese país en ESA EPOCA, donde el trabajo infantil como dices era lo más normal, por que TODOS en una familia tenían que aportar algo, sobre todo cuando no quedaba ninguna otra salida. El argumento lo has tergiversado como una bellaca vamos, Heidi iba al colegio, vivía en el pueblo durante el invierno, que es cuando se impartían las clases e iba a la montaña en verano… Cuando llegó donde el abuelo tenía cinco años y a esa edad no se escolarizaba en Suiza a ningún niño ni entonces NI AHORA, al menos no de forma obligatoria, en fin que ni me molesto en explicártelo más, me parece una vergüenza que hables así de lo que no conoces… Tal vez prefieras la basura de la esponja Bob esa, pero desde luego, Heidi enseña valores y mucho más valiosos que los de muchos dibujos de hoy día.

    Y Marco lo mismo, muchos niños de su edad tenían que vagar por el mundo para subsistir, conozco a muchos padres y abuelos de hoy día que emigraron en su día con poca más edad que Marco. Y si no te parece noble el que lo hiciera por amor a su madre, es que vamos, apaga y vámonos… por no mencionar todas las historias que se narran capítulo tras capítulo enseñando valores, pasados de moda hoy día, según parece por tu carta…

    17 Enero 2012 | 23:22

  9. Dice ser A. G.

    Es que todo lo que es animado no tiene por qué ser infantil. Esos dibujos eran para un público adulto, pero en España si está animado es que es para niños, y así ponen en horario infantil dibujos que no son adecuados para niños pequeños.

    De todas formas esos dos no me parece que sean precisamente nocivos para los niños, he visto capítulos de otros dibujos animados o series en canales infantiles, sobre todo series americanas, que dan vergüenza ajena fomentando la intolerancia y burlándose de problemas serios que comienzan a edad muy temprana, como el bullying o los desórdenes alimenticios.

    Heidi y Marco eran series con una historia dura, pero fomentaban valores como la amistad, el respeto, el afán de superación…

    17 Enero 2012 | 23:23

  10. Dice ser Pedro Moreno

    “Tenemos la mala manía,” de extrapolar la vida de antaño, en toda su amplitud, con la que tenemos hoy. Para mí, creo que es un lamentable error. Cada época de la vida tiene su tiempo y momento, cuanto más en la educación, respeto y honestidad, entre otros valores. Siempre refiriéndose a los niños. Ya que son el germen del futuro de nuestra sociedad. Y si no conseguimos inculcarles esas ideas como principio de valores y entendimiento con los demás, mal vamos. Precisamente la serie de Heidi, encierra dentro de su inocencia infantil, muchos valores de los apuntados más arriba.

    17 Enero 2012 | 23:32

  11. Dice ser CSKA

    Carolina, Dragon Ball era una serie pensada para adolescentes, publicada en una revista en la que se editaban cosas tan bestias como El puño de la estrella del norte; así que es absurdo juzgarla como si fuera una serie infantil. Otra cosa es que tuviera tirón entre la chiquillería, a la que no nos hizo ningún daño.

    Heidi y Marco podían gustar o no, pero de lo que no cabe duda es que artísticamente le daban mil vueltas a Dora la exploradora, que por cierto no es que tenga mucha profundidad en sus mensajes.

    17 Enero 2012 | 23:38

  12. Dice ser yolanda

    pues yo creo que estaban mucho mejor los dibujos de antes que los de ahora, y ademas si te quejas de que no habia nada educativo….barrio sesamo!!!
    a mi me gustaban los dos y muchos mas dibujos que habia cuando yo era pequeña, no como ahora q segun tu son educativos y yo aparte de los que nombras no veo mas q ostias en todos.

    18 Enero 2012 | 00:12

  13. Dice ser Consal

    sin ánimo de ofender (pero tu lo has hecho a varios)…te has lucido con el post…
    qué fácil es manipular…yo, sinceramente no conozco ninguno de esos supuestos dibujos educativos de los que hablas pero vamos, que no hay que ser muy listo para saber que has escogido 4 entre infinito. seguramente sean educativos esos que anotas pero y el resto? Pokemon, Digimon y esas cosas…pues no se en qué saco lo meterás…

    en fin…yo he crecido muy feliz con Heidi y Marco…

    18 Enero 2012 | 00:21

  14. Dice ser Ana

    Vamos, que los dibujos de ahora enseñan cosas que deberían enseñar el colegio y los padres… Lo dicho, a poner al nene frente a la caja tonta y cada uno a lo suyo.
    No conozco muchos de los dibujos de hoy en día, pero los pocos que he visto me parece que tienen la profundidad de un alfiler. No es que un niño de 5 años tenga que comprender un argumento complejo, pero tampoco hace falta tratar a uno de 8 como a un retrasado. A mí Marco no me gustaba (me parecía demasiado llorón y todo muy deprimente), pero Heidi sí, e igual y como han dicho más arriba, ambas enseñaban valores y que no todo era un simple “2+2 = 4”. Está bien que los niños a veces reflexionen un poquito, que a veces parece que hoy en día se los protege demasiado y se los trata como si fueran de algodón y porcelana (claro que así salen luego, que vaya clase adolescente tenemos ya…). No sé dónde lei una vez un debate sobre que Toy Story 3 era “demasiado adulta” por la escena del basurero, juas.

    Saludos

    18 Enero 2012 | 01:00

  15. Dice ser CSKA

    Pokémon y Digimon ya tienen sus años…

    Por lo general, a mí me encantan las series de dibujos de los 70 y 80, pero no siento ninguna nostalgia, el panorama actual (en toda su diversidad, tened en cuenta que lo que se emite en la televisión es la punta del iceberg) me parece muy atractivo. El problema de la animación infantil es que se ha convertido en un vehículo para el marketing, pero aún así siguen habiendo series didácticas frescas, divertidas y de mucha calidad. Por ejemplo, la nueva serie de Mi pequeño pony está muy, pero que muy bien; si la serie de los 80 tuviera estos guiones y caracterizaciones la tendríamos en un pedestal.

    18 Enero 2012 | 01:28

  16. Dice ser Cerecito.

    Jodo, hay que ver lo que hace la ignorancia ¿Y de verdad tu pretendes transmitir algún tipo de cultura a tus hijos? Pues apaga y vámonos ….

    Heidi y Marco “dos culebrones en toda regla sin propósito educativo alguno”

    -Heidi y Marco están basados en sendas novelas, así que por consiguiente a partir de ellos están adaptados sus argumentos.
    -Dichas novelas se escribieron en 1880 y 1886 respectivamente, así que es de completos ignorantes intentar extrapolar aquella época a la actual, haciendo mención a una supuesta “explotación infantil”, amparándose para ello en que si Heidi era una chica de compañía o si Marco era pastor. Hija mía, entre cabras te tendrías que haber criado para haber tenido que trabajar de esto, encima de ignorante, clasista.
    -Heidi si iba al colegio, y en casa de Clara recibía clases.
    -Que vivas en el campo no quiere decir que seas pobre como una rata. Tu si que eres pobre, de cerebro.
    -En ambos se enseñaban valores como la amistad, el respeto, la educación, la convivencia con la naturaleza… No solo educación es saber sumar. Si es así como tu pretendes educar a tus hijos, eso ya es otro cantar, pero visto que no sabes distinguir, ni reconocer, esto en una simple serie animada infantil, los pobres van listos.
    -En la Bola de Cristal, por ejemplo, emitían videoclips como el de “Mi agüita amarilla”, que elogiaba las virtudes de ese maravilloso liquido que todos segregamos al miccionar. Ante tu afirmación de que “Menos mal que también teníamos cosas como Barrio Sésamo y La bola de cristal” y atendiendo a lo anteriormente mencionado, entiendo que bajo tu particular percepción de la realidad, tal vez quepa recomendarte para el educativo visualizado de tu prole el vídeo de 2girls1cup, del que seguro aprenden bastante más que de Heidi y Marco.

    Oye, ahora en serio, ¿te has fumado algo antes de escribir este artículo o en verdad eres así de inculta?

    Un abrazo y suerte.

    18 Enero 2012 | 02:38

  17. Dice ser Una sorda con audífonos

    Jajaja, vaya entrada… Parece que te apetecía crear polémica (y lo conseguiste, desde luego).

    Hace tiempo, opiné que todo juguete era educativo, puesto que cada uno estimulaba aspectos diferentes de la personalidad o del organismo. En cuanto a los dibujos animados, opino parecido. Cada estilo estimula cosas diferentes: como mencionaron antes, Marco y Heidi inculcan valores morales importantes para convivir en sociedad.

    Recientemente, dos amigos míos me contaron su estrecha relación con la serie Dragon Ball: de niño, no se perdían ni un episodio, y confesaron que les marcó tanto que gran parte de los rasgos positivos de sus personalidades, como la fuerza de voluntad, la confianza en sí mismo, la entereza, etc… se desarrollaron gracias a dicha serie. Así que no es moco de pavo el asunto, precisamente.

    Siempre es mejor no infravalorar nada, a menos que sea claramente pernicioso para según qué cosas (que siempre hay límites, desde luego).

    Saludos.

    18 Enero 2012 | 04:55

  18. Dice ser Litrón

    Pues no se con cuantos padres habrás hablado, pero a mi a mis amigos nos ENCANTABAN Heidi y Marco, yo lo que creo es que tienes empaño de Nick Junior, que es donde echan todas esas series, y mi hija de 3 años, despues de ver “Nihao Keilan” mil veces, aún no sabe chino ni papa.

    18 Enero 2012 | 07:43

  19. Dice ser cyruse

    Se te ha olvidado Candy candy, que a mi entender era todavía mas lacrimógena. En cuanto a la preferencia de los dibujos, en fin, ¿Todo tiempo pasado fué mejor?. Yo creo que Dora, La casa de Micky,…etc., cuando son dibujos para niños, no para adolescentes ni para adultos, son mucho mas que aceptables. Yo si los veo con mis dos hijos.

    18 Enero 2012 | 08:03

  20. Dice ser yo mismo

    Heidi fumaba porros y su abuelo era aparentemente su proveedor……según se desprende de la sintonia de tan famosa serie infantil. Analicemos esta bonita melodía.
    “Abuelito, dime tu, que sonidos son los que oigo yo”
    Bien. Heidi es un personaje supuesta mente joven, mientras que su Abuelito es, consecuente y visiblemente, mayor.
    El hecho de que Heidi pida información a su abuelo sobre los sonidos, cuando lo lógico seria que ella oyera bastante mejor que su pariente, puede implicar, basicamente, una de kas dos circunstancias siguientes:
    A) Que Heidi padeciera una enfermedad congénita en el odio o bien hubiera sufrido un accidente de limitara su capacidad auditiva, que hacia que oyera peor que su abuelo, quien probablemente tenia una edd 10 veces mayor.
    B) Que sus sentidos, así como sus reflejos, estuvieran alterados por alguna razón.
    “Abuelito dime tu, por que en una nube voy”
    Esta segunda frase de la canción confirma una y solo una de las posibilidades anteriores. En efecto, se confirma que el estado mental de Heidi estaba de algún modo alterado, hasta el punto que la pequeña Heidi podía tener alucinaciones, ver o sentir cosas no reales.
    “Dime porque huele el aire asi”
    Nuestro argumento adquiere mas fuerza a medida que se avanza en la letra de esta cancion. Heidi nota un extraño olor en el aire, pero, debido a su estado, no acierta a identificarlo, aun siendo evidente el origen de este hedor, como veremos mas adelante.
    “Dime porque yo soy tan feliz”
    El estado de euforia injustificada de nuestra protagonista es evidente. El hecho de preguntar a una persona externa sobre su felicidad (cuando lo razonable seria que ella misma supiera el origen de tal alergia), refuerza la teoría de que Heidi estaba mentalmente excitada.
    Y por fin:
    “Abuelito, nunca yo de ti me alejare”
    Viendo cuan feliz estaba la niña, afirma que quiere mantenerse en ese estado, y, para ello, es necesario permanecer cerca del abuelo.
    Concluciones:
    Heidi se encuentra en un estado de conciencia alterada.
    El aire huele raro
    Siente una felicidad absurda.
    Manifiesta su dependencia de otro personaje.

    Luego, la conclusion global es la siguiente:
    Heidi era una consumidora habitual de estuperfacientes, mas concretamente, fumadora de derivados del cannabis (marihuana, hachis), lo que le proporcionaba un estado artificial de alegria euforica.
    Ademas, puede deducirse que su Abuelo, contrario a cualquier sentido de la proteccion por su nieta, le proporcionaba tales sustancias, ya fuera de manera gratuita u obteniendo con ello un beneficio de cualquier tipo.

    18 Enero 2012 | 08:47

  21. Dice ser Ana

    Yo era una fan de Heidi, como medio país por entonces 🙂
    Sí que eran educativos. Se enseñaba el valor de la amistad, de la infancia, de la naturaleza.
    ¿No queremos volver ahora a que los niños disfruten de la naturaleza? pues ahí tenemos a Heidi.

    De explotación infantil nada, no hay que tergiversar. En esa época, donde tb había mucha hambre, si no se arrimaba el hombro no había que comer. Cuántas y cuántas personas (niños) han ayudado en casa a sus familias para poder comer? y no por ello se han traumatizado ni nada por el estilo. Mi madre empezó a trabajar con 9 años, y como ella sé de muchos casos. Evidentemente no es lo ideal pero vamos, los niños ayudaban en casa en la medida de lo posible. Ahora a los niños los queremos a veces “mal”, y así andan, que no tienen valores para nada.

    Heidi iba al colegio en invierno y en verano a disfrutar de sus montañas, porque en ningún momento se ve que Pedro o Heidi estuviesen malhumorados por tener que “trabajar”.

    Ahora parece como si tuviésemos que pedir perdón por ver una serie “lacrimógena”; pues yo digo que no está nada mal el llorar un poquito de vez en cuando y que las emociones son humanas y no hay que ocultarlas.

    Mi hija ha vuelto a ver la serie de Heidi y le ha encantado.
    Marco no la soportaba. Eso sí que me parecía… no sé cómo llamarlo. Primero poco creíble: un niño pequeño embarcándose solo a las américas y atravesando medio mundo. Pero el delito lo tenía el padre por haber dejado irse a la madre y luego al hijo en busca de ella. El hermano de Marco tampoco ponía mucho empeño en nada que no fuese comprar una botella de vino..

    18 Enero 2012 | 08:52

  22. Dice ser Mar71

    Madre Reciente, supongo que tue entrada tenía la intención de provocar, si no, no se entiende semejante patinazo. Poco más que añadir respecto a los orígenes literarios de Heidi y Marco que te han expuesto ya otros comentarios. Mi suegro es suizo y nació y se crió en las faldas del monte Pizol muy cerquita de Marienfeld, el pueblo de Heidi. Obviamente, dejando de lado el tamiz japonés de este dibujo animado, según nos cuenta muy la historia es muy real, puede que dura, pero así eran las cosas antaño y no por ello de deben ocultar a los niños ni tildarla de culebrón. Detesto ese afán por ocultar a los niños que existe el dolor y es natural llorar por ello, que existen los fracasos, que se existe la pena por echar de menos a un ser querido, que existe la frustración, pero también la alegría, la risa y el esfuerzo recompensado. Todo esto tienen a mi entender tanto Marco como Heidi.

    Alabas los dibujos de hoy en día porque intentan enseñar inglés y geometría. Yo sin embargo, los veo de un prepotente increíble (si hablas inglés eres ‘cool’) y tienen escasos valores (por qué nunca aparecen padres que pasen tiempo con sus hijos, por qué ninguno llora ni siente pena, porque los malos son tan evidentes y los buenos tan tontos…? ).

    En fin, como empecé escribiendo, quiero creer que el post de hoy no tenía más intención que la de provocar.

    18 Enero 2012 | 09:00

  23. Dice ser Generación de los 80

    Con respecto a Marco, poco puedo decir porque me parecía tremendamente triste.
    Pero de Heidi puedo hacer hasta una tesis.
    Eran pobres? Bueno, no del todo. Tenían lo necesario para vivir, y ser muy felices.
    Descalza sí, en verano.
    Sin escolarizar? No, el abuelo decide pasar los inviernos en el pueblo para que Heidi vaya como los demás niños a la escuela.
    Explotación infantil? A Heidi no se la explotaba, tenía los mismos privilegios que Clara (vestía bien, estudiaba, tenía una habitación que ya la quisiera yo para mi…) Pero ella teniéndolo todo, echaba de menos sus montañas, su cabaña, estar descalza y jugar en el monte…

    Creo que es una buena lección. Además de la amistad, la solidaridad con los desfavorecidos (Clara y la abuelita de Pedro, que era ciega y ella iba a leerla libros para hacerle compañía) el amor por la naturaleza…

    No sé, la verdad es que a esta serie poco o nada le veo de mala.
    Los dibujos de antes sí que eran instructivos (Heidi, David el Gnomo, Erase una vez – en todas sus facetas-, Barrio Sésamo, etc…) no como los de ahora, tipo Dora, la “explotadora” que no hacen más que mandar a los niños que hagan cosas (decid mapa, vamos, cantad…) y sin pedirlo por favor…no sé…me estaré haciendo vieja? 

    18 Enero 2012 | 09:07

  24. Dice ser Elena

    Supongo que a estas conclusiones tan rebuscadas has llegado de adulta, porque si pensabas así de niña, qué repelencia. Son dibujos que sí eran educativos y formativos, la formación en la vida no sólo consiste en inglés y matemáticas, función que no veo exclusiva de la programación de televisión. ¿Que hay de ver la tele para pasarlo bien y entretenerse, llevar el hilo de una serie (y de paso ejercitar la memoria) o simplemente que un pequeño vea colores?, ¿a todo hay que verle el lado trauma o aprendizaje?, creo que lo que es poco didáctico y educativo es el poner verdes a los gustos de una generación por el simple hecho de que a uno no le gusta algo. Una opinión o una preferencia es sólo eso, ni se está en posesión de la verdad ni se sienta cátedra. Creo que cada cosa tiene su lugar y su momento y los idiomas y la trigonometría se aprende estupendamente y mejor en los colegios.
    Por cierto, Heidi si iba al colegio y tenía más educación que muchos niños bilingües y sabihondos de hoy en día. Y me río yo de las series de ahora, malas malísimas en su amplia mayoría. No hay que caer en despreciar lo de antes sólo por quererse hacer el actual, el moderno y que lo de atrás no vale y estamos descubriendo el mundo. Dejad pasar unos años y veries cómo vuetro hijos, los de Doraimon, etc., os digan que sois unos antiguos y que menudas porquerías les poniais a ver en la tele, que lo de dentro de quince años va a ser mejor, esto es lo de siempre, el simple rodar de la vida, ni estais en la cresta de la ola ni lo estariais eternamente.

    18 Enero 2012 | 09:12

  25. Dice ser nmp

    Sólo decir que NO me puedo creer que alguien de mi generación piense que Heidi y Marco no eran educativos. Me parece que a los niños de hoy la educación se les ha ido por el retrete. Entre otras cosas, gracias a la telebasura que ven hoy en día. No creo que ningún dibujo animado para crios que exista hoy en día de valores sociales. Hoy en día, donde los padres creen que los valores sociales se los tienen que dar los profesores, y que como que los padres llegan cansados a casa les enchufan a los hijos a ver cualquier basurilla televisiva o, peor aún, les dan la consola. Me crié sin consola, y viendo en mis tiempos barrio sésamo, heidi y marco, sí. Y gracias a eso creo que tengo muchísimos más valores sociales que cualquiera de los críos de ahora. En parte, creo que esos dibujos animados que crees poco “educativos” fueron un pilar importante, ya que a los crios se les tiene que hacer sensibles desde pequeños. Puedes aprender historia, matemáticas o lengua en cualquier momento de tu vida, sólo necesitas ser un loro. Desgraciadamente los valores sociales tienen que venir a lo largo de la vida de los pequeños….en fin, una pena tu opinión.

    18 Enero 2012 | 09:14

  26. Dice ser PACO

    Por Diós Mario, no compares a Marco con Remi.¡¡¡ acabo de leer en el enlace que pones eel argumento de la serie-película de Remi y es triste triste triste pero vamos….TRISTE¡
    Joder Marco tenía su puntito gracioso y tierno pero Remi….pobrecillo.
    Por cierto de niño gané dos consursos de canto en un club social al que acudíamos por cantar la canción de Marco: me regalaron un dominó y un parchís MAGNÉTICO¡¡

    Ahora estoy tarareando la canción….

    18 Enero 2012 | 09:15

  27. Dice ser Carpe-diem

    @ yo mismo:

    XD,XD,XD…tu tb fumas porros, no ???

    Bueno de Heidi: k decir ? Ya hay muchos comments alabando tan magníficos dibujos…me encantaban y, sobretodo, me encantó k mi padre nos hiciera la colección de 40 cuentos basados en la serie…me los leía con tanto gusto k casi me los sabía por completo…me gusta la naturaleza y veraneaba todos los veranos en un pueblo de Badajoz con las cabras de mis abuelos, los cerdos, los burros, etc …cuando volvía a BCN mis compañeras decían k parecía Heidi…y yo tan feliz 🙂 Intentamos transmitir mi marido y yo a nuestros hijos ese amor por la naturaleza…he sido muy feliz llevando a mis hijos al mismo pueblo dónde yo tb lo fuí…

    No hablas de Candy-Candy ??? Tb eran magníficos y esa SI era una historia dura…k tb transmitía valores…

    Te los actuales k citas sólo usé con mis hijos cuando eran bebés los videos de Little Einstein…y por la música más bien…

    Dora la exploradora me parecen CARGANTES a más no poder y k enseña ???? A recitar como loros…

    18 Enero 2012 | 09:25

  28. Dice ser Una

    Erase una vez tampoco estaba mal.

    18 Enero 2012 | 09:30

  29. A mi me parece que es un poco exagerado el post de hoy. Yo veia esos dibujos y otros mas, por supuesto y no recuerdo una infancia traumatica, no me paraba a pensar en todo lo que has escrito. Me parece que ambas series enseñaban muchos valores a los niños, y valores buenos.
    Respecto a las series que has nombrado, he de decirte que en mi casa no se ve ninguna de ellas, hay infinidad de dibujos animados para los peques.
    Y tambien decirte que las series de hoy en dia, tambien algunas de esa epoca son de peleas, de pocos valores, es decir muy poco recomendables para un publico infantil.
    Pero para eso estamos los padres para saber que deben ver con una edad determinada y que no, y los valores no se enseñan a los niños en la tele sino en casa de cada uno. Porque si en casa los valores no los ven y no toman de ejemplo a los padres por mucha serie que vean dara igual

    http://mismellizosprematuros.blogspot.com

    18 Enero 2012 | 09:31

  30. Dice ser Perico

    Vaya tela…. no me extraña que ciertos niños hoy en día sean como son…. Los verdaderos valores se mostraban en los dibujos de antes, como ya han dicho algunos con el tema de amistad, respeto a animales, a las personas, al mundo… vivir feliz con lo que se tiene. Os parecen pocos valores??? Para que aprendan matemáticas, música, arte, cultura… los llevo al colegio, que para eso está. El “vestirse”, bailar, lavarse los dientes y un largo etc… se lo enseño en casa. Esto no se trata de gustos… sino de sentido común.

    18 Enero 2012 | 09:33

  31. Dice ser Daniel

    Creci en un apartamento frio y humedo,no solo no teniamos movil ni internet sino que ni siquiera teniamos telefono.Con un sueldo para 4 personas y una television en blanco y negro que le habia que dar golpes para que funcionases y por supuesto si querias cambiar el canal te levantabas.
    Veiamos no solo Heidi y Marco sino Erase una vez…Misha,Dartacan y un larguisimo etc,jugabamos con Airgamboys y si no habia,esos soldaditos que venian en sobres o con pinzas de colgar la ropa.Nunca nos falto de comer ni el cariño de nuestros padres y sin tantos trastos inutiles como ahora,eramos asquerosamente felices.

    18 Enero 2012 | 10:04

  32. Dice ser mari mar

    YO mismo: te olvidistes de que el abuelito era pederasta………….lo que hay que leer¡………. y a ver dónde te dejas “la abeja Maya” y sus tripis con lo de: “en un pais multicoloooorrrrrr……..”

    A mí me encantaban estos dibujitos, como la mayoría de vosotros, crecí con éllos.
    Teniendo en cuenta que era lo que había, y me refiero a sólo 2 cadenas, sin ordenadores, ni vídeos, ni internet…….en fin, lo que había………..
    Hoy por hoy, no se los pondría a mis hijos……deacuerdo con MR.
    Nada que ver con “érase una vez el hombre” o , no sé si os acordáis “mim, (mi inteligente muñeco)”…..me gustaban entonces y se los pondría a mis hijos.

    Actualmente me gusta “pequeño bill”, no sé si lo conocéis.

    18 Enero 2012 | 10:24

  33. Dice ser Una madre

    MR, cuando te pones a darle vueltas de tuerca a las cosas se te va un poco la mano…
    Las cosas hay que ponerlas en su contexto, eso para empezar. Y además, si nos dedicamos a buscar y rebuscar los “verdaderos” mensajes “subliminales” de prácticamente la totalidad de los dibujos animados seguro que los encontraremos! Por esa regla de tres no se libraría NI UNO SOLO, de antes y de ahora!
    Perdóname, pero en mi opinión hoy no has estado especialmente sembrada… Supongo que a veces también buscas generar polémica a propósito para darle vidilla al blog, pero creo que en ocasiones atentas contra la inteligencia de quienes te leemos, te lo digo sin acritud…
    Y conste que jamás me gustó ni Heidi ni Marco… Me parecían cursis y aburridos…
    Saludos

    18 Enero 2012 | 10:39

  34. Dice ser Maria

    No estoy de acuerdo contigo, que no enseñaban nada esos dibujos???
    claro que si, enseñaba lo más importante, a ser buenas personas!!!
    No como las porquerías que hay ahora.
    Saludos

    18 Enero 2012 | 10:51

  35. Dice ser INDIGNADISIMA Y SOBRECOGIDA ANTE SEMEJANTE DESFACHATEZ

    Eh aquí a la estupidez que estamos llegando hoy en día, con estos padres que van, o se creen, modernos y progres.
    Que si solo permito que mis hijos vean dibujos educativos, que si no les voy a llevar al circo porque hay animales y los payasos no tienen gracia, que si ahora le voy a comprar a mi hija una especie de engendro extraño ortopédico de plástico que haría las delicias del Dr. Frankestein para que mee de pie (http://blogs.20minutos.es/madrereciente/2011/05/29/las-ninas-tambien-pueden-mear-de-pie/), que si no le voy a dar zumos, que si no se llaman guarderías, sino “escuelas infantiles”……
    ¡¡Vengaaaaaaa, tira a cascarla!!!!
    Tanta gilipollez, que te crees en pos de no se que nueva corriente neo pedagógica de crianza y educación de los hijos, y en realidad lo que haces es criarlos como verdaderos inutiles, dejando de lado cosas tan o mas importantes como que los valores y el respeto TAMBIEN SON EDUCATIVOS.

    Culebrones si que son los que nos cuentas en el blog este cada día, pero culebrones malos y visto lo de hoy, que parecen salidos de una mente enfermiza.

    Pobre como una rata dice de una niña que vive en el campo, y eso que tan solo son unos dibujos, pero cuantos se podrán ver identificados con esas declaraciones. Ays, perdona, es que no todo el mundo vive en ciudad y se compra artilugios de silicona para mear de pie, tal vez esta niña “de campo”, que no pobre como una rata, no se le caían los anillos por mear detrás de un arbusto. Tu si que eres rata, una rata de dos patas.

    18 Enero 2012 | 11:05

  36. Dice ser Yo prefiero...

    Yo prefiero mil veces las series “antiguas” y con valores como antes comentados por ejemplo por “madre de dos” que ver tanta serie infantil violenta que pasa ahora en la TV o por ejemplo los juegos videos que atrofian a los niño porque no pueden tener una vida social normal, ni salen a jugar con sus amigos, como lo haciamos cuando éramos pequeños. Porque estos videos absorven el cerebro de los pobres niños. Es como una droga para ellos, pasan horas de horas frente a estas cosas.

    Que mejor que la lectura o compartir con nuestros niños juegos. Pero lo mejor de todo, es poder controlar lo que ven porque a través de la TV y la internet, nuestros niños estan expuestos a un mundo de violencia y de malos ejemplos, por no decir que son vulnerables a los depravados que andan seduciendo a nuestros inocentes.

    Yo pienso que lo mejor seria ver las series con ellos y poder explicar lo bueno y lo malo de todo esto. Pero gracias a estos horarios de trabajo que tenemos, comprendo que muchos padres no tendrán el privilegio de ver sus hijos en casa durante la semana ni compartir nada,porque estarán cansados de sus faenas.

    Padres seamos concientes y saquemos tiempo para nuestros peques.

    18 Enero 2012 | 11:13

  37. Dice ser toritoesp

    NO quiero entrar a valorar en concreto ninguna de las series de dibujos animados de hace 20 o 30 años, porque como ya habéis repetido algun@ de vosotr@s … para gustos … los colores.

    Lo que si quiero añadir es que OBVIAMENTE y SIN PROFUNDIZAR en el aprendizaje que podíamos extraer de cada uno de ellos, es que ESTA CLARO que los dibujos de ANTES eran MUCHO MÁS INOCENTES y SIN LA VIOLENCIA que existe en la MAYORIA (NO TODOS, obviamente) de AHORA (Bob Esponja, Fan Boy y Chan-Chan, Ben 10 … etc) …

    ALOMEJOR la falta de TRANSMISIÓN de VALORES en los dibujos animados de un tiempo a esta parte (Respeto, Educación …etc.) y que es lo que MAS CONSUMEN NUESTROS HIJOS (se quiera o no), esta DANDO FORMA A LA SOCIEDAD QUE NOS ESTÁ TOCANDO VIVIR!!!

    18 Enero 2012 | 11:17

  38. Dice ser nucarra

    Vaya tela, yo no se que se habrá fumado el que haya escrito el articulito, pero es como para mear y no echar gota; se le ha olvidado decir que los payasos de la tele en las letras de sus canciones tenían mensajes subliminales sobre drogas, relaciones homosexuales, …..,
    Anda y vete por ahí, querer hacernos comulgar con ruedas de molinos; que los dibujos de ahora son mas educativos!!!!, hay que fastidiarse, lo que hay que leer, ….

    18 Enero 2012 | 11:46

  39. Dice ser mari mar

    A YO PREFIERO………. tener vida laboral activa, no te deja exent@ de ejercer una paternidad o maternidad responsable.

    18 Enero 2012 | 11:50

  40. Dice ser Heidi

    Hola,
    soy Heidi y escribo este mensaje de manera cordial para notificar mi deseo de que sean retiradas las informaciones que considero difamatorias, injuriosas y que agreden directamente el derecho al honor tanto de mi persona como el de mis amigos y familia (mi fallecido abuelo y su memoria, mi ex marido y padre de mis hijos Pedro, y mi actual esposa Clara.

    De no ser atendida mi petición, pondré en asunto en manos de mis abogados, y eh de indicar que como pequeña estrella infantil que fui, amasé una gran fortuna, siendo conocida como la Hannah Montana de los Alpes, informando de que el proceso, para la parte implicada puede resultar extremadamente costoso, cosa que, en comparación, a mi no me ocasiona más que si de una propina de un restaurante se tratase.

    Sin más que añadir por el momento y esperando pronta respuesta o pronunciamiento, no cabe más que despedirme.

    Un cordial saludo.

    Adelaida.

    18 Enero 2012 | 11:54

  41. Dice ser Casmesí

    ¡He aquí esta señora y su cultura! ¡Aplaudidle, apludidle!

    18 Enero 2012 | 12:38

  42. Dice ser Robin

    Me has tocado la fibra sensible. Llevo varios años leyéndote, y nunca hasta ahora había sentido rechazo hacia alguno de tus posts (el de las madres trabajadoras=supermadres, tengo que reconocer que tampoco me hizo ni pizca de gracia).
    Ahora resulta que la educación en valores, no es educación.
    Me parece estupendo que no te gustara Heidi, pero otra cosa es que lo llames un culebrón y poco educativo. Es una serie, sí, pq está basada en una obra literaria. Lo de educativa o no, perdona que cuestione la cantidad de inglés que puedes aprender viendo Dora Exploradora, y que conste que aunque sea poco, me parece positivo. El inglés y las matemáticas lo aprenden en el colegio y en las clases particulares, pero siempre he pensado que no hay clase particular que te enseñe a respetar y escuchar a tus mayores, a ser feliz con lo que se tiene, a asombrarse con la belleza de la naturaleza, y a tantos otros valores positivos que aparecen en series de otra época como Heidi.
    Explotación infantil… sinceramente, me parece estúpido que uses ese término tan a la ligera y que no tiene nada que ver con lo que era la norma hasta la generación de nuestros padres. Los niños iban al colegio y, después, ayudaban en las tareas del campo a sus familias. Y eso hacía que pudieran comer todos, que se sintieran felices ayudando a sus padres, aunque a veces la tarea fuera dura, y que no fueran unos niñatos caprichosos que no saben de dónde salen las cosas. Todo esto dentro de lo razonable, y no del abuso y maltrato infantil, que existe y es terrible, pero que es otra cosa y que no aparece en Heidi por ningún lado.
    Pobres como ratas… y aún así, Heidi prefiere el cariño de su abuelo y su entorno rural a la abundancia de la ciudad. No es ese un mensaje positivo contra el materialismo de la sociedad actual?

    En tu post anterior hablabas de si los padres inculcábamos nuestros gustos a nuestros hijos, y yo creo que soy de las que intentaré que, cuando mi niño crezca, vea Heidi (Marco me parece demasiado triste hasta para un adulto) y, si puedo, La vuelta al Mundo en 80 días (que además le enseñará geografía), y D’artacan. Lo de las matemáticas y el chino, también, por qué no.

    18 Enero 2012 | 12:39

  43. Dice ser Jaimito.

    Heidi está muy bien, enseña valores como el respeto por la naturaleza, por los mayores, así la generosidad, la innecesariedad de lo material, etc.. El tempo es pausado, y el sol sale y se pone en cada capítulo y los personajes son humanos y animales reales. A los niños (míos) les gusta. El drama Marco es otra historia.
    Por poner un ejemplo de serie actual, Pocoyó, tan de moda y tan didáctica que es, me parece una solemne tontería.

    18 Enero 2012 | 13:06

  44. Dice ser Carmesí

    Ver Heidi está mal.

    Hacerles ver programas que tratan al espectador como si fuera ESTÚPIDO está bien.

    Comprar un trasto inútil por 400 y pico está genial.

    Inculcar a los niños la dependencia a los trastos inútiles, maravilloso.

    La gente “pobre como ratas”… ¿de verdad tengo que comentar esto?

    Señora, permítame que me ría de su moderna tecnología y su moderna mentalidad. Para usted toda, yo me quedo con mi “anticuado” ordenador genérico de hace 2 años, mi “anticuada” casita en el campo, mis “anticuados” conocimientos sobre la manipulación de las grandes empresas hacia el consumidor, mi “anticuado” aprecio de la naturaleza sobre la tecnología y mi “anticuado” sentido común que me hace tratar cada cosa como lo que es, y darles el respeto y la importancia que tienen realmente.

    Ains, qué antigua y tecnofóbica soy…

    18 Enero 2012 | 13:32

  45. Dice ser Marc

    Qué voy a decirte que no te haya dicho ya #Cerecito y otras personas ya por aquí…
    Que te han hecho un buen ZAAAAAS y merecido…

    Vaya por delante que nunca he sido fan de Heidi y Marco (me aburrían bastante la verdad) pero vamos la cantidad de tonterías que llegas a decir en una lineas es digna de admiración…
    Y lo más preocupante.. no quiero ni pensar cómo vas a educar a tus hijos si los valores que inculcaban Heidi y Marco te parecen eso…

    Te has lucido 😉

    18 Enero 2012 | 14:01

  46. Pues sí, viéndolo con perspectiva te das cuenta de que eran unos culebrones con musiquita amable y dibujitos. Pero también eran para niños de 5-8 años.
    Los culebrones de ahora son para gente de 5-8 años (al menos en cuanto a desarrollo intelectual), con ciertas escenas soeces que hacen que el producto no sea apto para niños.

    Todos los trucos para ligar mujeres clickando sobre mi nombre.

    18 Enero 2012 | 16:13

  47. Dice ser Bea

    De lo que más me acuerdo de “Heidi” es el último episodio en el que la niña vuelve a casa con su abuelito y Niebla y no hacía más que correr y correr y cada vez alejaban más el reencuentro. También recuerdo con cariño la serie de dibujos “Candy”, “Los Diminutos” y “Dragones y Mazmorras”, pero sobre todo me encantaba mi querido Espinete de “Barrio Sésamo”.

    18 Enero 2012 | 17:13

  48. Dice ser Manfredi

    Para que luego, en caso de divorcio, den casi siempre la custodia a las madres.
    ¡Si es que hay algunas que pondrian a ver a sus hijos Holocausto Canibal! Y se quedarian tan anchas.

    18 Enero 2012 | 17:15

  49. Dice ser Joaquina

    Prefiero 200 veces que mis hijos vean antes cualquiera de estas dos series a que se crien medio lelos viendo Dora la Exploradora, que parece hecho para retrones.
    Pensar que eso que sale ahi es explotacion infantil si que tiene delito si, tu debistes de tomar muchos acidos en la juventud pra llegar a tener esa percepcion de las cosas ¿no?

    18 Enero 2012 | 19:12

  50. Dice ser Zaragozana

    Pues sí, vaya porquería de series que teníamos que tragarnos de pequeños. Las de ahora, algunas, son mucho más pedagógicas y positivas, por decir algo, no hay color…

    18 Enero 2012 | 22:23

  51. Dice ser Laura

    Para aprender matematicas, o ingles, o musica ya esta el colegio. El objetivo de los dibujos como el de cualquier otra ficcion deberia ser el de entretener.
    Porque todo lo que es para niños tiene que ser educativo o sino ya no sirve? Esque los niños no pueden simplemente divertirse viendo unos dibujos, disfrutar de la trama y del argumento, identificarse con los personajes, llorar o reir con lo que les sucede?
    Ademas es que no se aprende tambien viendo otras vidas, otros mundos, identificandose con los sentimientos de los personajes? llorando con ellos?eso no hace a los niños mas empaticos, mas humanos, les aporta imaginacion?les enseña valores?

    Me alegro de haber nacido en una epoca donde no se preocupaban tanto de que los niños aprendiesen ingles y mas porque disfrutasen.

    19 Enero 2012 | 01:30

  52. Dice ser Avg

    Creo que antes de postear esto deberías estar más informada sobre el término “educación”. Muchas personas creen que este término se basa en que aprendan inglés, matemáticas, lectoescritura, conocimiento del medio, etc; no son todo asignaturas, por mucho que el sistema educativo tristemente se empeñe en hacerlo ver de esta manera y sólo se enfoque en que los niños desarrollen sólo este tipo de inteligencia, cuando hay bastantes más. La educación también implica la adquisición de valores y por supuesto tiene un alto componente afectivo entre otras muchas cosas y estos dibujos a mí me gustaran más o menos pero transmitían valores, eran dibujos en los que los personajes eran afectivos y mostraban sus emociones (que por cierto, existe la inteligencia emocional que también se educa). Los niños aprenden jugando y de manera inconsciente, no necesitan que cuatro marionetas estén constantemente haciendo sumas y restas, y de verdad que me parecen tristes muchos de los dibujos de ahora que pretenden que los niños crezcan antes de tiempo y suelten el chupete para coger el cuadernillo Rubio.
    Particularmente yo era más de Dragon Ball, Oliver y Benji, Juana y Sergio, Belfy y Lilibit…y vamos, que prefiero que mis hijos el día de mañana vean a Goku que a cuatro marionetas que no paran de repetir que “2+2=4”.
    Me asombra que tengas un niño pequeño y estés tan desinformada sobre la educación en valores, es la primera vez que me da por leerte y vaya tela.

    Una educadora infantil 🙂

    19 Enero 2012 | 04:15

  53. Dice ser RomanoBV

    Los creadores de Heidi y Marco en su versión animada son Isao Takahata y Hayao Miyazaki, que en el mundo del anime japonés son poco menos que Excelentísimos Señores. En el caso de Miyazaki, quizá a los más modernos os suene “Ana de las tejas verdes”, “Porco Rosso”, “La princesa Mononoke”, “El viaje de Chihiro” (Oscar y Oso de Oro de Berlín en 2002), “El castillo ambulante “(nominada al Oscar en 2005)…

    Unos indocumentados, vamos.

    19 Enero 2012 | 09:48

  54. Dice ser Cerecito.

    Que razón tienes Avg
    Ahora explícale a esta señora de donde viene etimológicamente el termino “educar”. De “educare” y “educere”, ambivaléntemente, o lo que es lo mismo, criar, dar de mamar, y, por la segunda, sacar afuera, mas o menos y para que nos entendamos.

    De lo que se interpreta, primero, dotar de los recursos necesarios para poder vivir, lo que también implica los valores, el respeto, el saber sobreponerse (no solo el saber bailar o hablar en inglés, ya que hay gente que no sabe hacerlo y vive perfectamente) y por la otra parte desarrollar las capacidades de las que es capaz la persona, que nos lleva a lo mismo.
    Luego nos quejamos de que la sociedad actual esta perdiendo los valores, pero con cosas como estas en las que solo parece interesarnos el conocimiento “técnico” y, ya no solo no le sabemos dar la importancia a la parte emocional, sino que ni tan siquiera sabemos reconocerla cuando la vemos… así nos va.
    Y esto en una persona mayor, pues tira que te va, porque al fin y al cabo hemos podido recibir estímulos como estos y aun, en mayor o menor medida, sabemos reconocerlos, pero en niños, si ya se los estamos negando desde pequeños ¿en que los estamos convirtiendo? Solo cabe esperar para poder verlo y luego llevarnos las manos a las cabeza.

    Por otra parte tampoco le tendríamos que dar tanta importancia si no dejásemos tan en mano de la educación de nuestros hijos a la televisión y similares, cosa en la que deberían hacerse mas responsables los padres, y que mira, curiosamente, también puede apreciarse, y aprenderse, en estas series (hasta un adulto puede sacar un mensaje positivo, y no olvidemos que están basadas en novelas del S.XIX, reflejando los valores y hechos de dicha época). Aunque parezcan “pobres como ratas” y “explotados infantílmente”, ahí estaban sus abuelos, la Srta. Rottenmeyer (de mejor o peor manera), los titiriteros… enseñando a sus respectivos, y aunque tuviesen que salir a cuidar de las cabras, y sin televisión que les enseñase a bailar Batuka, a buen recaudo estaban mejor criados y educados que muchos de los niños consentidos que puedes ver hoy en día y que si no tienen para reyes una Monster High pillan una rabieta de Dios es Cristo.

    Que la educación informal (televisión, mensajes del entorno, etc…) forma un papel importante en nuestras vidas, pues si, pero no por ello debe de suplir el papel que nos corresponde a los papás o mamás, y hacerla a ella responsable de si es o no educativa, para eso estamos nosotros, y ya el colmo es cuando no sabemos comprender ni identificar los conceptos que en ella se envuelven.

    Eahhhh, un saludete!!!

    19 Enero 2012 | 12:58

  55. Dice ser yo creci en los 80 y sobreviví haciendo la grulla de karate kid

    Nada, antes te seguia mas pero ahora poco y ya leyendo esto me has matado. justo Heidi se la he comprado adrede a mi hija de dos años y le encanta. yo crecí con esta serie y sus valores me parece una de las mejores series infantiles de los 80.

    23 Enero 2012 | 18:02

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.